miércoles, 16 de noviembre de 2016

Giménez Valls ordena al primer sacerdote leridano después de cinco años

Ordenación sacerdotal de Josep Solé, en la fotografía junto al obispo Salvador Giménez Valls
El pasado  domingo, día 13 de noviembre, en la celebración de clausura del Jubileo de la Misericordia, a nivel diocesano de Lérida, se produjo la primera ordenación sacerdotal del actual prelado Don Salvador Giménez Valls, en la persona de Josep Solé Sans, que a la vez es el primer sacerdote nacido en las comarcas leridanas después de cinco años de sequía.

El nuevo sacerdote nació en Les Borges Blanques, hace 49 años, por lo que no es ningún jovencito, hay sacerdotes que con esta edad están a punto de celebrar sus bodas de plata ministeriales, pero en una diócesis como la leridana, que desde hace unos cuantos años está en caída libre, sin duda que es una buena noticia.

Si miramos para atrás nos daremos cuenta de que el último ordenado leridano fue Mn. Jaume Melcior el año 2011, con 32 años, y su antecesor fue Mn. Josep Maria Novell, el año 2006, que además ya tenía 62 años (ahora tiene 72), es decir que en una década se han ordenado sólo tres sacerdotes locales, los otros siete son de fuera de la diócesis y destaca un grupo de tres africanos.

Para suplir la crisis de vocaciones, que hace inviable la substitución de los sacerdotes que se van jubilando o van falleciendo, se han firmado convenios de colaboración con una diócesis de Colombia y otra de Rumania, dónde se llega a acuerdos con sacerdotes de allí para que puedan incorporarse a la diócesis leridana al menos durante cinco años.

El nuevo sacerdote, Josep Solé Sans
El panorama pastoral y vocacional de muchas diócesis catalanas es verdaderamente un poema, aunque en algunas más que en otras. Lérida es una de las diócesis más golpeadas por la secularización, y a ello también ha contribuido y mucho el desastroso tándem de gobierno que ha habido hasta ahora, formado por Don Juan Piris y por su vicario general Mn. Ramon Prat i Pons. Como ya se comentó en un artículo de Germinans, mientras Piris iba haciendo el payaso (literal), la diócesis moría de pena.

Gracias a la inmigración, y a los acuerdos con otras diócesis extranjeras se consigue minimizar algo la crisis, que es muy aguda, porque deja en evidencia que la feligresía catalana autóctona tiene muy poco futuro y vocacionalmente es prácticamente estéril. Por mucho que algunos de sus párrocos pongan banderas esteladas en sus campanarios no van a aparecer vocaciones de debajo de las piedras, todo lo contrario, esa actitud de sacerdotes tan preocupados por la independencia de Cataluña y tan poco por el futuro de sus parroquias y de su diócesis, está haciendo un daño irreparable.

Esperemos que Don Salvador haga las cosas de otra manera, su diócesis tiene problemas muy importantes, y no estoy hablando precisamente de las obras en litigio del museo diocesano, me refiero a una diócesis desnortada que necesita cambios importantes olvidándose de los fracasados métodos pastorales de los años 80, en los que tanto cree su actual vicario general. De entrada parece el nuevo obispo no lo está haciendo tan mal, pero la enfermedad de la "valencianitis", muy común en los obispos de aquella región que vienen a Cataluña con Síndrome de Estocolmo y "dejando hacer" para no complicarse la vida, siempre está ahí presente, esperemos que Don Salvador sea capaz de superar tan peligrosa gripe.

Francesco Della Rovere

16 comentarios:

  1. ¿En Rumanía hay muchos sacerdotes católicos de rito latino?

    ResponderEliminar
  2. Falta de vocaciones, pero también de carismas del Espíritu Santo y, sobre todo, de unción espiritual.

    En Lérida y Gerona ya ha muerto el nacional-progresismo.

    Quien eligió la muerte espiritual del modernismo teológico, que muera si es su decisión.

    Lérida sobrevivirá, pero por milagro.

    ResponderEliminar
  3. Si no me informaron MAL hay bastantes,pero son de origen HUNGARO.

    ResponderEliminar
  4. Es evidente qué allí donde el catalanismo se instala, la fe católica desaparece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que afirmación más gratuita y sin ningún fundamento teológico.
      Es la sociedad amigo, sin familias no hay hijos, y sin hijos no hay vocaciones.
      Aparte del ambiente consumista, hedonista, no hay sacrificio, ni donación,...
      Ni el españolismo, ni el catalanismo esta vez no son culpables.
      Y sino vayan a pueblos de España, sacerdotes con varios pueblos a su cargo.

      Eliminar
    2. Sin hijos no hay vocaciones? Sabes usted cuantos miles de jovenes pasan cada año por colegios regentados por ordenes religiosa? Y cuantos por Casales parroquiales ?
      Los enemigos de la Iglesia, no hay que buscarlos fuera de ella

      Eliminar
  5. Felicidades un sacerdote de les Borges Blancas, territorio de TERRA LLIURE, lleno de cubanas por doquier, incluso dentro de las aulas de los colegios, que a cada paso recuerda que allí nació el genocida Companys (mes de 8.000 asesinatos, muchos solo por ser católicos) es todo un pequeño milagro que nos recuerda que JESÚS no nos abandona a pesar que nosotros si le abandonamos.
    Recemos por el nuevo presbítero paraque con su ejemplo empiece a llenar los vacios y abandonados seminarios catalanes.
    Cataluña sera cristiana O NO SERA (Torres y Bages).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Companys va néixer a Les Borges Blanques?
      No ho sabia ...

      Eliminar
    2. Companys no nació en Les Borges Blanques.

      Eliminar
    3. Nació en el pueblecito de El Tarrós

      Eliminar
    4. Nació en el pueblecito de El Tarrós

      Eliminar
    5. Efectivamente nació el EL TARROS,donde estaba la "casa pairal", de familia muy rica y aristocrática, su madre tenía título nobiliario.
      Su familia tenía casa en LES BORGES donde paso largo tiempo en su infancia, pasen por este pueblo, esta lleno de carteles que lo recuerdan.

      Eliminar
  6. Jordi Llisterri realizó una entrevista en La Vanguardia de este último domindo, "La Iglesia se mantiene gracias a las mujeres", a Núria Calduch-Benages, Doctora en Ciencias Bíblicas.

    En ella, se realizan una afirmación que, según cómo se interprete, es cuestionable: "... que los católicos hemos aprendido mucho de los protestantes en la difusión y en la investigación bíblica..."

    Hay son dos mitos y leyendas luteranas:


    1. Lutero tradujo la Biblia a las lenguas vernáculas y las difundió al Pueblo.

    Falso. Aquí está la realidad, según Luis Fernando, de Infocatólica, quien fue protestante:

    infocatolica.com/blog/coradcor.php/1610291234-mentiras-protestantes-sobre-l


    2. Lutero investigó la Biblia

    Falso. Lutero destruyó totalmente la Palabra de Dios.

    En efecto, la Palabra de Dios se compone de dos elementos:

    1. La Sagrada Escritura
    2. La Sagrada Tradición Apostólica

    Lutero destruyó la Sagrada Tradición Apostólica por entero, como se demuestra que Lutero eliminó del canon de las Escrituras del Antiguo Testamento los libros deuterocanónicos, dejando para la posteridad una Biblia minimalista SIN Tradición Apostólica, libremente interpretada por quien quiera como quiera.

    Además, destruyó todas la Sagrada Liturgia, que procedía de la Tradición apostólica, junto con las oraciones y plegarias católicas tradicionales.

    Lutero eliminó tanto a la Madre de Jesús, la Virgen María, y a la Esposa de Jesús, la Santa Madre Iglesia Católica. Al destruir los Sacramentos, destruyes a la Iglesia Católica, pues el catolicismo depende de la Santísima Trinidad y de los Sacramentos: eliminado uno de ellos, no hay Iglesia.

    Lutero destruyó todo el Magisterio vivo de la Iglesia, el único legítimo intérprete de la Biblia, ejercitado en nombre de Jesucristo a los obispos en comunión con el sucesor de Pedro, el obispo de Roma, el Papa.

    Evidentemente, el Papa y los obispos hacían la competencia a Lutero, el cual es el intérprete muerto de la Palabra de Dios, carece de ninguna autoridad autoridad.

    Finalmente, Lutero destruyó toda la Patrística griega y latina, todos los Doctores de la Iglesia, todos los grandes teólogos, místicos, santos, las revelaciones privadas, el Derecho Canónico...

    ¿Qué nos puede dar la investigación bíblica? Desde luego, nunca cumple la función del Magisterio, dar la interpretación viva de la Palabra de Dios, eso nunca jamás.

    Nos dejan buenas investigaciones científicas, que es su único campo legítimo: los campos semánticos de las palabras, los objetos fácticos susceptibles de análisis de laboratorio (vestidos, piedras). Nada más.

    Y diferenciar claramente una cosa: el judaismo (de los fariseos, saduceos y esenios) de los tiempos de Jesús nada tiene que ver con el judaismo talmúdico posterior a Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARPN
      A pesar de todo lo expuesto "sobre Lutero", va el Papa y se hace cómplice de esta manera de pensar. Yo no puedo creer que Francisco lo haya meditado y reflexionado antes de actuar de esa manera. Me da la impresión, tristemente, de que el Papa Francisco hoy dice una cosa y mañana le han de rectificar. Cuando supe que era jesuita, me temí lo peor. (También hay algunos jesuitas buenos cristianos y comprometidos). Que Dios nos ayude.

      Eliminar
  7. MARN
    La importación de sacerdotes de otras latitudes, con todo mi respeto hacia ellos, no puede ser la solución a una falta de vocaciones sacerdotales tan profunda. Si los pocos que aún sirven a la Iglesia se preocuparan realmente de dar testimonio de su fe y estuvieran entregados a su ministerio sacerdotal y a buscar jóvenes, y no tan jóvenes, que respondan con generosidad a la llamada de Dios en el sacerdocio, en vez de entregarse a ideologías que están bien pero fuera de la Iglesia que ha de ser apartidista, no nos encontraríamos en esta situación tan triste y lamentable. ¿Por qué se sientan de una vez, los que pueden hacerlo, y buscan soluciones aunque estas sean drásticas. Lo más importante es el ejemplo que demos a los no creyentes y defendamos con rotundidad lo que nosotros creemos tener, la Fe. ¿Hasta cuando, Sr. arzobispo Omella habremos de aguantar a estos sacerdotes-políticos que tanto daño han hecho, hacen y seguirán haciendo a nuestra querida IC ?. NO tingueu por ens diu el Senyor. Sigueu valents. L'Esperit del Senyor és amb nosaltres. San José ayuda a los sacerdotes fieles a tu Iglesia.

    ResponderEliminar
  8. El problema de la falta de vocaciones no es el nacionalismo, porque Dios està muy por encima de las naciones y de los diversos idiomas. La gran dificultad está en la cultura materialista, que ha convertido a casi toda Europa en un herial.-

    ResponderEliminar