lunes, 14 de noviembre de 2016

Domingo a las 19 h en San Odón

En los últimos años han venido cayendo en desuso, muchas veces por pura desidia, las misas vespertinas del domingo, habiendo sido suprimidas en un buen número de parroquias barcelonesas, cuando hasta hace unos años eran absolutamente habituales. Tampoco en aquellas en que se siguen manteniendo resulta muy nutrida la concurrencia, seguramente llevados por la inercia de un culto que quiere desterrarse de esas horas tardías. Repito que ignoro el concreto porqué, aunque me malicio que algo de indolencia sacerdotal debe haber en tan absurda decisión. Pero, como en todo, siempre hay excepciones y la que comprobé este domingo resultó francamente admirable y reconfortante. 

Se trata de la parroquia de San Odón, sita en Paseo Manuel Girona, en los límites de la parte de baja de los barrios de Sarrià y Pedralbes. Una misa vespertina a las 19 horas (luego había otra a las 20 h) a la que acude una media de 400 personas. Una misa en la que estuve de pie (¡cuánto tiempo hacía que no me quedaba sin sentarme en una celebración normal!), en la que se ha tenido que habilitar el coro de la iglesia para colocar unos bancos y pueda haber más gente sentada. Una misa con ocho monaguillos, muchas familias jóvenes o de mediana edad con sus hijos y mucha juventud de entre 20 y 30 años. Se trata de un barrio acomodado, por lo cual tampoco se hallaba presente la cantera latinoamericana, que tanto destaca en otras parroquias. Por consiguiente, una feligresía muy diferente a la común en nuestras parroquias, ya sean urbanas o rurales.

Sí, es un barrio acomodado, pero es un barrio al que no le faltan iglesias. Aparte del Santuario de Santa Gema de los Padres Pasionistas, que congrega tanta gente o más que San Odón, tiene muy cerca el Oratorio del Opus de la Bonaigua y los Capuchinos de Sarrià o las parroquias vecinas de Maria Auxiliadora y San Vicente. Ninguna de estas se acerca, ni por asomo, a la afluencia que se congrega en San Odón. Ya sea por la tarde o por la mañana, en la que me cuentan que no cabe un alfiler y hay más gente de pie que sentada.
Mn. Fernando Perales Madueño, párroco de San Odón
Como ya he repetido en varias ocasiones, resulta paradójico comparar comunidades situadas en el mismo barrio, con el mismo nivel cultural y económico, y observar que en unas se llena cada domingo y en otras no se pasa de media entrada, en el mejor de los casos. Alguien debe ser el artífice. En San Odón lo es Mn. Fernando Perales Madueño, párroco desde el año 2003 y anterior vicario en la época de Mn. Pere Campanyà. Estamos ante un sacerdote ya mayor (nacido en 1940), pero para el que parece que no pasa el tiempo. Aparte de gozar de un aspecto envidiable, sigue siendo fiscal del Tribunal Eclesiástico, compaginando dicha labor con una incesante actividad parroquial. Los domingos suele celebrar cuatro misas y nunca falta al confesionario, antes de empezar cada una de ellas. Porque sí, en Santa Gema se celebran ocho misas los domingos y se mantiene abierta todo el día, pero allí residen diez padres pasionistas, mientras que en San Odón está Mn. Perales solo, sin otra ayuda que la del diácono permanente, Mn. Alfonso Caracuel, coronel de intendencia retirado.

Mn. Perales es también conocido por la brevedad de sus misas. Nunca llegan a los 25 minutos. Este domingo, a las 19,23 h ya estábamos en la calle y eso que comulgarían unas 300 personas. Cierto es que habla rápido y le infringe un ritmo de capellán castrense, pero nadie le podrá acusar de saltarse una rúbrica. Ni tan siquiera un salmo. Es verdad también que es una liturgia sin grasa, por lo que las morcillas se hallan absolutamente vetadas. Pero algo debe tener esa misa de veinte minutos que concita tanta afluencia y por el perfil de los concurrentes no creo que sea por un simple motivo de salir pronto a la calle. Más bien creo que la ortodoxia en la celebración resulta más del agrado de los feligreses que la creatividad litúrgica y que también muchas veces la creatividad viene acompañada de un inaguantable tostón. Una vez más se confirma con Perales aquello de lo bueno, si breve, dos veces bueno. Vayan a San Odón, pero eso sí, cuando vayan no lleguen tarde, porque pueden encontrarse con la misa a punto de acabar. La puntualidad de Perales es británica.

Oriolt

36 comentarios:

  1. En mi opinión, aquí está un defecto, la misa del cohete... ventilando que es gerundio.

    En otros, está la misa de la morcilla, la de los rellenos.

    Y finalmente, la misa progre, la misa Le Cordon Bleu, la creativa, con innovaciones a tutiplén.

    Personalmente, una misa del cohete puede estar bien para ciertas ocasiones excepcionales, pero desde luego, no es una misa con unción.

    Una 25 minutos y parece que dando la comunión sólo o con una ayuda, me parece demasiado rápido.

    Ahora bien, viendo las circunstancias de edad, horas previas trabajadas y otras circunstancias, parece plenamente justificada... pero una misa del cohete, para el fiel, que es su destinatario natural, si es habitual, no es nada buena espiritualmente hablando, ni que sea ortodoxa y dicha con claridad.

    ResponderEliminar
  2. Sin restar méritos a Mn. Perales, quizá en el último párrafo esté la explicación de la nutrida asistencia de fieles a las Misas de esta parroquia: su brevedad.

    Por lo demás, no sólo en Barcelona se da la tendencia a cerrar las parroquias los domingos por la tarde; así los sacerdotes disponen de toda la tarde para ellos, que muchos unen a la jornada del lunes, considerada de "descanso del personal" en no pocas parroquias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La misa más rápida que he podido escuchar, con todas las rúbricas y sin homilía, y si no me lío, fue una misa de unos 12 minutos 30 segundos, realizada por un franciscano en Barcelona, la misa del plis plas, vuelta y vuelta, poco hecha.

      La comida rápida y el comer rápido, pueden ser buenos en algunos momentos, pero siempre siempre, no va bien.

      Eliminar
    2. Las misa tendria que durar como mínimo tres HORAS,como hacen los ortodoxos RUMANOS,ahí te queria ver CRISTIANO!!!

      Eliminar
    3. Anónimo de las 11.58. Parece que desconoces que en la Ortodoxia los fieles no tienen obligación de asistir a la Divina Liturgia los domingos de forma completa. No tienen definido el cumplimiento dominical. Muchos fieles asisten a la veneración de los iconos, y siempre en domingo hay un pope que distribuye la Eucaristía consagrada en la Divina Liturgia. También, y por las tardes de los domingos, tienen una Divina Liturgia breve, como mucho 3/4 de hora, y por un solo pope con la ayuda de un diácono. Aunque nosotros no ponemos ninguna objeción a que un ortodoxo comulgue en una misa católica, ellos nunca admitirán a un católico que haga lo mismo en sus eucaristías, pues tienen muchas objeciones, como es el ayuno eucarístico y otras circunstancias. Son muy recelosos con los católicos, incluso la forma de santiguarnos para ellos es casi un sacrilegio. En la Ortodoxia no hay unidad entre ellos mismos; y aunque veamos al Patriarca de Constantinopla tanta amistad con Roma, ello, no quiere decir que los demás patriarcas y obispos piensen lo mismo. Prueba de ello que el Patrarcado de Constantinopla está enemistado con el de Moscú.

      Eliminar
    4. Anonimo 12:58, muchas gracias por la informacion,la verdad es que me informaron MAL.

      Eliminar
    5. Impresiones de la ortodoxia15 de noviembre de 2016, 15:51

      La Ortodoxia tiene liturgias muy largas, por lo que he visto, en algunas iglesias ortodoxas sale lo que me parece un monje recorriendo alrededor del templo dando avisos con dos palos parecidos a una matraca, y me parece que es el momento de la consagración.

      En las misas ortodoxas, veo que entra y sale gente durante la misa, pues son largas, largísimas, algunas de hasta 5 horas. Hay asientos por los laterales para enfermos y ancianos. El resto, de pie, y sus templos son pequeños, en comparación con los protestantes y católicos.

      El icono parece que le tienen una unción especialísima, parece un sacramental-reliquia quasicrística, incluso con virtudes milagrosas de sanación, curación y liberación. Su equivalente sería "casi" como la Adoración Eucarística.

      La Ortodoxia es muy nacionalista, diría ultranacionalista, una fusión Nación-Iglesia (cohesionada por la persecución otomana), como el luteranismo, que una fusión Estado-Iglesia (para expulsar católicos del poder político, al igual que la masonería).

      Los ortodoxos son muy anticatólicos aún. Un papista católico, un horror para ortodoxos y protestantes.

      Todavía conservan muy mal genio con los católicos (más los griegos)... y entre ellos mismos. Cada Patriarcado es muy orgulloso de sí mismo, y el primer Gran y Sagrado Concilio Panortodoxo, el primero en 1.140 años, fracasó estrepitosamente: no fueron Rusia, Bulgaria, Georgia y Antioquía. No me extraña, era lógico. Son Iglesias-Nación-Estado.

      Dos cosas buenas tienen los ortodoxos: conservan su tradición (aunque fosilizada), y no han recibido los desastres causados por la hermenéutica de la ruptura del Concilio Vaticano II: el modernismo y el progresismo no tienen cabida en la ortodoxia, un progre sería despeñado y sin parapente.

      Que Dios les libre del Concilio Vaticano II. Les recomiendo a la espera de un Concilio Vaticano III, más moralista y tradicionalista.

      Eliminar
    6. Desde los tiempos de Bizancio la ortodoxia ha estado, para bien o para mal (mejor diría lo último), muy ligada al poder político. Es a la vez su fuerza y su debilidad. El catolicismo siguió el camino opuesto.
      Lo que ocurre hoy es que demasiada gente dentro de la Iglesia católica que parece querer rectificar eso por su cuenta, pero no nos desviemos del tema.
      Los ritos ortodoxos han cambiado muy poco a lo largo de la historia y la falta de cambio ha llevado a que éstos se fueran apartando de la realidad que viven los fieles. Es que pretendió evitar el Concilio Vaticano II, pero lo único que consiguió es la ruptura por la ruptura. Todos los extremos son malos.

      Eliminar
    7. Los palos que dice nuestro amigo que golpea un monje lo hacen sólo en los monasterios para llamar a la oración de maitines o vísperas. Este sistema que sustituye a las campanas se, originó durante el dominio otomano que prohibía el teñir y replique de campanas, pues molestaba a los fieles musulmanes. Pero actualmente los templos ortodoxos tienen su estilo propio en tocar las campanas con un replique continuo. Aunque guarden la reserva del pan eucaristizado solamente lo usan para el viático, pues fuera de la Divina Liturgia no tienen adoración eucarística.

      Al margen de no reconocer la supremacía del Obispo de Roma diferimos en la doctrina del pecado Original, el sacramento del matrimonio, en que otorgan hasta 3 oportunidades, ello originado por la transgresión de los emperadores bizantinos al matrimonio, explicarlo es salirme del tema, porque hay más diferencias respecto a las doctrinas católicas; pero debemos estar bien enterados.

      Eliminar
  3. No te engañes... Son las rebajas del cumplimiento dominical. Cuando venga un cura que diga la misa en 40 minutos, desaparecerán la mayoría....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le estás dando la razón, no irían. Por eso tienen que ser breves, para que vayan. VAle más esto que no que no vayan. Viva mossèn Perales y que cunda el ejemplo. San Pablo lo diría, hay que darles leche, no sólidos...todavía.

      Eliminar
  4. Un cura inteligente Mn. Perales! Lo bueno si breve... Iremos a estas celebraciones!

    ResponderEliminar
  5. 23 minutos: Es la parroquia de la oferta del 2x1. El sacerdote hace dos misas en el tiempo que llevaría realizar una. El feligrés se lleva una misa fast-food y a otra cosa, que el descanso dominical hay que llenarlo de muchas cosas no vaya a ser que con tanta acción contemplativa y oración nos demos cuenta de nuestro vacío existencial. La calidad necesita de tiempo y, ya se sabe, que el tiempo es el bien más preciado en nuestra sociedad ya que es finito. La salud se puede perder y recuperar, el dinero se puede ganar o perder, el amor se puede alcanzar o desvanecer, pero el tiempo mal aprovechado nunca se vuelve a recuperar.

    Es por eso, que en nuestra sociedad postmoderna vamos revoloteando de una cosa a otra sin priorizar ni dedicar el tiempo que precisa cada actividad. No sea que nos perdamos algo interesante, cuando lo verdaderamente interesante está pasando delante de nuestras narices sin que nos demos apenas cuentas. Ese aroma que flota en el aire, ese humo que apenas se distingue a no ser que te pares y prestes un poco de atención es el que denota que la solidez de antaño sustentada por una fe firme y sin fisuras no sólo se ha licuado para poder ocupar todo el recipiente que lo contiene, sino que ya se está evaporando dejando tras de sí apenas unas gotas de lo que antaño fue.

    Pregunten a los feligreses a la salida de ese acto exprés que es lo que han comido y bebido. No se asombren si, desconcertados, lo único que recuerdan es el ambiente cargado del recinto que compartían debido al elevado número de la concurrencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha interesado leer los comentarios de una noticia que parece que es la única parroquia de Barcelona que se llena.
      Y ahora parece que lo importante es el tiempo. He estado en bastantes misas con jóvenes donde el tiempo no pasa y no hace falta que sea ortodoxa para que dure 3 horas, puede que sepan que en otros continentes se vive y participa y baila, porque no es una celebración, no me extraña que mucha gente, los jóvenes incluidos no asistan a según qué misas.

      Eliminar
  6. A ver si aprenden otros que nos tienen casi una hora y luego no da tiempo ni de aperitivos

    ResponderEliminar
  7. Tu tienes la respuesta Oriolt. Está llena porque dura poco. Yo fui una vez y no vuelvo más. Es la ley del cumplimiento: cumplo y miento. Esto no es la fe católica, por mucha rúbrica que se obedezca. La liturgia no debe celebrarse con un petardo en el... o con el reloj en la mano. Es absurdo. Recuerdo con estupor como muchos comulgaban y se iban tal cual por la puerta, sin bendición final ni nada. Para mi es escandaloso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene doda la raón, el respetable anónimo de las 11.13. Misas 2 a preu fet" ¡No, por favor! No creo que estas misas sean " turbo" o " cohete" pero también es necesaria la pausa,el silencio,no correr...no kurar el reloj. Tampoco alargarse: hay homilías que duran más que la parte más " sacramental"; es como si se diseñara un dibujo de amplia cabeza y tronco y piernecitas y piececitos.Cierta compensació y equilibrio.Es verdad que hay gente ( tengo un poco de experiencia) que la gente qyiere " brevedad". No cuestionará las largas horas de fútbol, cine, fiestas, pero si el creyente en este tema urge la brevedad...no convence su marchamo religioso, con todo respeto. La liturgia no debe medirse; si vivirse.

      Eliminar
    2. Tiene toda la razón.

      Nadie se queja de los 120 minutos o 160 si hay prórroga con penaltis.

      Se van a ver películas de dos horas. Lo mismo en el teatro.

      Bailoteando hasta el amanecer y gastando euros y euros en alcohol...

      Y la misa, breve, rápido... mmm... algo no va bien.

      La misa brebe puede tener sus motivos válidos, pero tomada habitualmente, me parece empobrecedora.

      Eliminar
    3. MARPN
      Estoy totalmente de acuerdo con los anónimos que dicen que una Santa Misa, de domingo, que dure menos de 0.45 minutos con su sermón correspondiente, no debería considerarse como un cumplimiento de lo que manda nuestra IC. A mí, tengo la suerte de disfrutar de la liturgia bien hecha y vivida por todos, no me importa lo más mínimo que dure incluso una hora o más, ya que estoy llenando mi alma pecadora de la gracia de Dios Padre. Recuerdo con estupor la misa más breve
      a la que he asistido y fue en el camino de Santiago. Si no recuerdo mal, duró unos quince minutos bien contados. La excusa era que debía celebrar varias más. Pues vale más una cada quince días, si no se puede cada domingo, y llenarse de la gracia de la liturgia bien celebrada. Actuando de esta manera, lo que se consigue es desvirtuar el significado y contenido de la Santa Misa. La liturgia hay que mimarla, amarla y participar de ella con la máxima atención y cariño. Es lo más importante que tenemos los católicos. Hay que celebrarla con la mayor dignidad posible y huir de todos estos inventos con guitarras, apalusos, bailes, etc. Da la impresión de que estos curas innovadores quieren una Misa para pasarlo bien y distraernos.La Santa Misa es para alabar a Dios , darle gracias y pedirle los favores que necesitemos. Todo con recogimiento. Virgen María Auxiliadora ruega por tu Iglesia y por los que queremos seguir a Jesucristo, nuestro Maestro y Salvador.

      Eliminar
  8. Entre POCO y DEMASIADO tendría que HABER UN TERMINO MEDIO,NO?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego. La misa rápida tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

      Yo la veo como una misa para ir esporádicamente, pues habitualmente y ante la falta de tiempo.

      Para para mí, es a la larga un perjuicio espiritual, pues le falta la unción espiritual de una homilía reposada y de la meditación litúrgica por parte de todos.

      Para muchos católicos, la homilía es el único momento de contacto con la doctrina católica.

      Este hecho obliga al sacerdote el esmerar sus homilías, pues mucha gente sólo viene a iglesia para esta misa.

      No se exige la unción del Padre Pío, pero si hay misa sin homilía o ésta es rápida, fracasa la evangelización.

      La homilía es el mejor momento para recordar las enseñanzas doctrinales del Catecismo de Juan Pablo II.

      Muchos católicos hacen una vida religiosa de mínimos: misa dominical. Ésta debe ser aprovechada.

      Eliminar
  9. La fe católica en Cataluña se apagará como la llama de una vela azotada por un huracán de cambios sociales.

    Les rogaría a los obispos una serie de medidas:

    1. Recordar el Catecismo y la Biblia

    2. Carismáticos: oraciones de sanación y curación

    3. Adoración Eucarística y rosario

    4. Culto al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María


    La fe irá apagándose en Cataluña empujada por la fe idolátrica a la cultura de la muerte, del relativismo y de género, al eje nacionalista-independentista y al eje social redistribuidor, junto con el clima populista de agitación.

    Les pediría rapidez en las acciones espirituales. Son muchas, incluso pueden ejercer exorcismos solemnes para con su diócesis, oraciones, misas, rogativas, procesiones...

    Pero les ruego rapidez...

    ResponderEliminar
  10. A Mn. Perales se le conoce como Mn. Fitipaldi por esta brevedad en sus misas. Creo que es una lástima que una parroquia como San Odón sea una fábrica de misas, esta parroquia fue todo un ejemplo innovador y alegre siguiendo la ortodoxia en sus comienzos, lo cual ha hecho que generaciones posteriores sigan yendo

    ResponderEliminar
  11. Ya que habla de la influencia de barrios acomodados y de nivel cultural y económico en la asistencia de fieles, quizás haya que tener en cuenta circunstancias que rompen todos los esquemas.

    Antoni Pujals, vicario del Opus en Cataluña hasta hace unos días:

    “La mayoría (de los socios del Opus) son de clase media y diría, sobre todo, diría baja”

    Alrededor del minuto 4:30.

    https://www.youtube.com/watch?v=4F4PeDQvq5M

    Seguimos sin saber los motivos de la inesperada destitución de Antoni Pujals, impulsor del "prusés", fechada el mismo día de la extraordinaria e importantísima visita a España del Secretario de Estado del Vaticano Pietro Parolin. ¿Rectificación o enroque, o el clásico conceder sin ceder con ánimo de recuperar?

    Prat de la Riba sigue en su puesto de vicario en España.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo de las 17:08
      A qué fin pedir "motivos", tanto te importa la "destitución" (que no lo es) de Mn. Antoni Pujals?
      Siempre buscando los 5 pies al gato...
      Que no anónimo que no .... que es un traslado para trabajar en otro sitio y nada mas.

      Eliminar
    2. Anonimo 1:58,cuando el río suena AGUA LLEVA.

      Eliminar
    3. Anónimo 1:58, su explicación del cese de Pujals suena como la de este: "“La mayoría (de los socios del Opus) son de clase media y diría, sobre todo, diría baja”

      Yo creo que es muy importante para la Iglesia y para España saber porqué le han cesado. Como ha sido importantísima la visita a España el mismo día de Pietro Parolin. ¿Qué relación guardan?



      Eliminar
  12. Una misa de domingo con una corta homilía tendría que estar en torno a los 35-40 minutos (dependerá de los cantos o de lo que alargue el predicador). Yo suelo ir los domingos por la tarde a los Padres Mínimos del Guinardó y el Padre que celebra (no sé cómo se llama) suele empezar bastante puntual (eso es de agradecer) y como mucho puede llegar a 45 minutos, normalmente menos. Una misa de 25 minutos puede estar bien para los días feriales, pero el domingo...

    ResponderEliminar
  13. Se comprenderá fácilmente si digo que en el Opus no hay carrerismo. Y es un fenómeno raro. En el Opus, los cargos son cargas, y la gente circula y se renueva.

    Para apoyar mi tesis recordaré que Pujals ha sido llamado al Consejo del Prelado. Salvando las distancias, es como si a un gobernador, imaginemos, de California, es llamado sin pedirlo ni hacer campaña al Consejo de Seguridad del Departamento de Estado de los EEUU O un caballero es nobrado miembro de la Tabla Redonda de Arturo, o Lord Canciller del Reino.

    ¿Alguien ha dicho demodée?

    http://opusdei.cat/ca-es/article/ignasi-font-boix-nou-vicari-de-lopus-dei-per-a-catalunya/

    El Consejo General es donde estará Pujals. Gobierna la Prelatura pero a los hombres. las mujeres se gobiernan ellas en la Asesoría Central, ambos Consejos bajo la autoridad del Prelado, e independientes. Hay alguna institución más que se gobiernen las mujeres solas, y laicas?

    http://opusdei.es/es-es/article/organizacion-de-la-prelatura/

    Es curioso que tenga que decir esto yo, que no soy del Opus. Y es bueno, significa que los del Opus no leen GG. ¿O tal vez deberían?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesis y antítesis!

      Eliminar
    2. Jordi, no serás de la Opus... pero tienes toda la pinta. Vamos, como si lo fueras.

      La tía de un amigo mío, que no es monja, tiene una pinta de monja brutal... Bueno, pues usted la tiene del Opus... aún concretaría más: la tiene de agregado.

      Un saludo fraternal y lleno de "paz" :-)

      Eliminar
  14. Hombre,en que quedamos,es usted del OPUS O NO LO ES?,para saber todo esto es porque es de la OBRA o es un INFILTRADO y esto está muy MAL.

    ResponderEliminar
  15. ¿Inesperada la sustitución del Dr. Pujals?, que yo sepa llevaba 13 años de delegado para Catalunya, dentro de la Región de España, demasiado tiempo a mi entender. Si no me falla la memoria ha sido nombrado consiliario para Croacia y Eslovenia, pero con residencia en Roma. ¿Aclarado tanto misterio...?

    ResponderEliminar
  16. An'onimo1644. No. Primero porque no sabemos qui'en seas t'u.

    Segundo porque no das ning'un link a informaci'on que podamos tomar como veraz.

    La palabra consiliario, ha dejado hace muchísimo tiempo de utilizarse. Por tanto no sabemos si te refieres a Vicario Regional de esos dos países, o a Delegado del Prelado para esos dos países aparte del Vicario regional que tuvieran y simultáneamente con él/ellos.

    Si aportas información y no opinión, nos valdrá. por si te falla la memoria (aunque nos remitimos a muy pocas semanas atrás, y precismente por eso).

    ResponderEliminar
  17. Podéis decir lo que queráis, pero la misa de Mn. Perales se agradece por su buen ritmo, en el que respeta escrupulosamente las rubricas, habla con claridad y se puede seguir con gran piedad. Prefiero mil veces esto, que los mossens gagás que se tiran, incluso los días laborables más de 50 minutos, con sermones indigestos, diciendo generalidades que son papel mojado, con morcillas infumables, con improvisaciones propias de analfabetos teológicos, en fin yo desconecto y rezo el rosario. >Los que van a misa casi o a diario, no necesitan de estas homilías plúmbeas que duermen hasta las oveja. Que vayan a predicar. si tienen ingenio para ello, a los que nunca pisan la iglesia.

    ResponderEliminar