martes, 11 de octubre de 2016

Dieudonné Nzapalainga, un buen ejemplo para el futuro cardenal Omella

El arzobispo centroafricano, al que algunos llaman "el león con sotana", con 49 años, será el cardenal más joven de la Iglesia
El pasado domingo, Su Santidad el Papa Francisco hacía público el nombre de los 17 nuevos cardenales de nuestra Santa Madre Iglesia, aunque lógicamente los ojos hispanos se han ido hacía el actual arzobispo de Madrid, Don Carlos Osoro, hay otros electos que son muy interesantes y que hay que tener en cuenta, entre ellos el arzobispo de Bangui (República Centroafricana), Dieudonné Nzapalainga, que con tan sólo 49 años, se convertirá en el cardenal más joven del Colegio cardenalicio.

A nuestro actual arzobispo, Don Juan José Omella, aún no le ha tocado el turno, al igual que Osoro tuvo que esperarse a que Don Antonio María Rouco cumpliera los 80 años y perdiera sus derechos de cardenal elector, también nuestro prelado deberá esperar a que n.s.b.a... y jubilado cardenal Martínez Sistach cumpla los 80 el próximo mes de abril de 2017, entonces tendrá muchas posibilidades de entrar en el siguiente consistorio.

Volviendo al arzobispo centroafricano, muchos se preguntarán que méritos ha hecho un obispo tan joven para llegar tan prematuramente al cardenalato. Sin duda que encontraríamos muchos méritos, reconocidos por todos los sectores de la Iglesia (tanto los más progresistas, como los más conservadores), pero para mi el más importante es la valentía, lo que le ha valido el sobrenombre de "el león con sotana", ya que en un país muy inseguro y en continuos conflictos, nunca se ha escondido y ha dado siempre la cara, arriesgando su propia vida.

Por eso, S. S. el  Papa Benedicto XVI lo eligió para una dificilísima misión, y era la de poner orden a una diócesis que estaba patas arriba, con un clero que dejaba mucho que desear, por su falta de moralidad, y donde el amancebamiento e incluso la bigamia, era demasiado  habitual entre los sacerdotes. El entonces pontífice alemán, había cesado a su antecesor en 2009 (bajo la habitual fórmula de supuesta dimisión) el arzobispo Paulin Pomodimo, de tan sólo 54 años, después de una comisión de investigación que confirmó todas las sospechas.

El informe de la comisión concluía que Pomodimo adoptó "una actitud moral que no siempre está de acuerdo con sus compromisos de seguir a Cristo en castidad, pobreza y obediencia", el responsable de esa investigación fue uno de los mejores cardenales que actualmente tenemos en la Iglesia, S.E.R. Robert Sarah, también africano, y en él se detallaba como muchos sacerdotes convivían con mujeres y tenían hijos con ellas.

En el año 2012 y después de tres años de sede vacante, Benedicto XVI nombra a Nzapalainga, para tan difícil misión, con el informe vaticano en sus manos, tiene que revertir la situación, enfrentándose a parte de su clero que apoyaba a Pomodimo, que consentía y hacía la vista gorda a todos los desmanes morales que allí sucedían.

Y el ya electo cardenal cumplió a la perfección con la misión encomendada, y no le tembló el pulso a la hora de tomar decisiones. Unos cuarenta sacerdotes dejaron de ejercer como tales, en una de las limpiezas de clero más contundentes que se han dado en la historia de la Iglesia. Su decisión fue firme y acabó con el desprestigio que tristemente el sacerdocio local había adquirido, demostrando que nada iba a ser igual, y que ningún clérigo podía saltarse las normas canónicas.

Nada tiene que ver Africa con Europa, nada tiene que ver un cardenal de 49 años con uno que probablemente tendrá 71 o 72  (Omella) cuando sea creado cardenal. Nada tiene que ver la corrupción moral con la doctrinal. Pero cuando eres destinado a una diócesis que necesita una urgente reconversión, hay que ser muy valiente y tener claro  hacia donde vas y hasta donde quieres llegar.

Don Juan José ha demostrado  que es fuerte y valiente, no ha dudado ante las campañas insidiosas que querían echar para atrás los nombramientos de Hospitalet o de Santa María de Gracia. Aún así le queda mucha tela que cortar y mucho orden que poner, pero está claro que no ha venido como su antecesor Sistach a verlas venir y a tener sólamente contento al clero progresista (pax sistachiana). Ahora es muy importante que elija bien a sus colaboradores más inmediatos, porqué si se equivoca, éstos le venderán una foto de la situación diocesana que nada tiene que ver con la real, y así será muy difícil actuar, y tomar las decisiones adecuadas para curar las múltiples carencias que tiene nuestra castigada diócesis.

Antoninus Pius

14 comentarios:

  1. Cinturón de hierro curial11 de octubre de 2016, 23:49

    "Ahora es muy importante que elija bien a sus colaboradores más inmediatos, porqué si se equivoca, éstos le venderán una foto de la situación diocesana que nada tiene que ver con la real, y así será muy difícil actuar, y tomar las decisiones adecuadas para curar las múltiples carencias que tiene nuestra castigada diócesis."

    Oriolt definió ayer a la perfección (diría que genial), el cinturón de hierro curial, que son las gafas de Omella, y es el que le hará ver los Pueblos Potemkin al nuevo Zar Omella.

    Solzhenitsyn lo denominó también "el primer círculo", aunque con una connotación propia de Dante. Todo, en definitiva, acaba dando al gobernante una falsa-falsa impresión de que vive en "Un mundo feliz" huxleyano.

    El Pueblo Potemkin es "cuando se quiere describir una cosa muy bien presentada para disimular su desastroso estado real. A primera vista parece muy bien acabado y deja a todos impresionados, sin embargo le falta la substancia principal". Es un pueblo inexistente, de ficción, hecho de fachadas ficticias con flores, que construyó el duque Potemkin durante la visita de Catalina II por la conquistada Crimea, la cual los miraba convenientemente "de lejos" (Wikipedia).

    El problema de Omella, durante los pocos años que deberá gobernar, es sin duda este primer círculo-cinturón de hierro curial. Y luego, la voluntad de acabar con 50 años de decadencia consentida.

    ResponderEliminar
  2. Dieudonné Nzapalainga y otros obispos africanos, no sólo deben de luchar contra una poligamia "natural", sino además contra el mundo de la brujería africana. Brujería y poligamia son dos peligrosas pendientes resbaladizas africanas para todo consagrado católico, sea cura o religioso.


    "Unos cuarenta sacerdotes dejaron de ejercer como tales, en una de las limpiezas de clero más contundentes que se han dado en la historia de la Iglesia."

    Lo veo lógico, tal como es aún la sociología sexual de África en muchos lugares, y me parecen pocos, sinceramente. Como un iceberg, Nzapalainga debió cortar las barbas de los "cuarenta principales" más prominentes, para escarmiento de muchos más.

    En algunas zonas, es costumbre natural inveterada que la mujer, para demostrar su fertilidad, tenga un primer hijo de padre desconocido, que la mujer no va a delatar jamás si quiere casarse y luego no ser repudiada. Y por lo que me han dicho, algunos curas participan de estas costumbres.

    Alguien dijo que África va a las espaldas de la mujer. Y es cierto.

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué méritos han reconocido los sectores progresistas al neocardenal Nzapalainga?

    Otro mérito suyo fue que en el Sínodo extraordinario de la Familia en 2014, aunque no de forma muy abierta o prominente, formó parte del bloque africano de prelados que resistieron resueltamente innovaciones en la doctrina moral:

    http://rorate-caeli.blogspot.com/2016/10/new-cardinals-created-by-francis.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El León de Münster12 de octubre de 2016, 11:57

      El mejor ejemplo para Omella es el León de Münster, el beato Clemens August Graf von Galen, obispo-cardenal de Münster durante Hitler.

      Le sería un ejemplo de lucha abierta y sin miedo alguno, de plantar cara con firmeza, cara a cara, contra el poder político catalán y español, en especial en la lucha directa contra la cultura de la muerte (aborto, eutanasia, reproducción asistida) y del relativismo moral (Juan Pablo II y Benedicto XVI), la ideología de género y transgénero (polisexualidad, sexodiversidad), la nacionalización de la Iglesia, la desobediencia y rebelión de los consagrados al dogma, a la verdad de fe, moral y costumbres y a los ritos litúrgicos y sacramentales.

      A Omella le sugeriría que tomara las dos capas del León de Münster y el León con sotana de África: así lucharía contra todos los males de la Iglesia catalana. Y tendría dos ejemplos referenciales y arquetípicos en la lucha contra el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalidad de Cataluña y el Gobierno de España, en su implantación del diseño satánico de sociedad que quieren implantar. Menos misericordina y más mordidina.


      Durante Hitler, antes y durante la guerra, y durante la ocupación británica, protestó sobre todo esto:

      - las técnicas de la Gestapo

      - desapariciones sin juicio

      - cierre y confiscación de organizaciones católicas, conventos y monasterios sin causa justificada

      - privación de los padres al derecho a la educación de sus hijos según sus convicciones

      - profanación de iglesias

      - consagrados deportados y encarcelados

      - imposición del miedo generalizado en la sociedad civil

      - las prisiones políticas y campos de concentración

      - En plena guerra dijo: "Como alemán y como ciudadano decente, exijo justicia para el indefenso" [¿les suena al aborto de hoy?]

      - Un discurso suyo inspiró la creación de la Rosa Blanca

      - Contra la eutanasia de enfermos mentales. Dijo que era un asesinato según la Ley de Dios y de Alemania, y afirmó:

      "Ellos son personas, nuestros hermanos y hermanas, tal vez su vida no sea productiva, pero la productividad no es una justificación para matar.” Si así lo fuera, todo el mundo temería inclusive acudir al doctor. El tejido social se vería afectado. Un régimen que puede salirse con la suya rompiendo el quinto mandamiento, puede destruir asimismo los otros mandamientos."

      - Atacó también las graves injusticias del ocupante británico en territorio alemán durante la postguerra

      Eliminar
  4. MARPN
    Cardenales, obispos y sacerdotes así, son los que necesita urgentemente nuestra querida Iglesia Católica. Los que tengan miedo o prefieran nadar entre dos aguas, que se bajen de la barca de San Pedro. Cuánto bien harían a sus almas todos los "salvadores" que se echaran a nadar y dejaran a la IC seguir el camino que nos marca su Magisterio. Sr. Arzobispo "no tema", "no tenga miedo". Emplee la mano justa, pero dura, con todos los que nos quieren sacar del camino de la verdadera salvación. Que no se amparen en la misericordia. La Misericordia Divina es otra cosa y requiere arrepentimiento y propósito de no volver a cometer el mismo pecado y a Ella todos debemos acudir porque somos pecadores. Verge del Pilar pregueu per Espanya.

    ResponderEliminar
  5. Aquí en Cataluña no somos tontos los fieles. Se ha dado el caso de un párroco de Hospitalet, que todos sabíamos de su concubinato con una ex monja, pero muchos clérigos lo escondían, incluso algunos lo defendían. El Sr. Cardenal sabía muy bien de esta situación irregular, pero hacía la vista gorda. El colmo fue cuando hace un año se destapó voluntariamente su situación, porque entre esta gente da igual que sea escándalo o no. Una prueba es la llamada a la desobediencia en nuestra Tierra, o Casa nostre, donde las leyes no hay porqué acatarlas; sinó la voluntad, según ellos popular, que aunque no les guste no es mayoritaria.

    ResponderEliminar
  6. ¡Arriba la Hispanidad!

    Día de la Fiesta Nacional de España, la Virgen del Pilar, patrona de la nación española y patrona de la Hispanidad mestiza: una sola fe en Cristo, una sola lengua, una sola raza.

    ¡¡¡¡Juntos volveremos a ser lo que fuimos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quan jo era petit i anava a escola (en única i exclusiva llengua castellana, "of course") m'havien ensenyat que la patrona d'Espanya era la Immaculada Concepció (patrona també de la gloriosa infanteria espanyola).

      De la "Virgen del Pilar" el que em deien és que era la patrona de Saragossa i de la no menys gloriosa Guàrdia Civil.

      Però potser tot això ja ha canviat molt des d'aleshores.

      Eliminar
    2. Si que és gran Sr. Morrós!

      Eliminar
    3. La patrona de la hispanidad es Nuestra Señora de Guadalupe, reina de la Españas.

      Eliminar
    4. JPII reconoció a la Virgen del Pilar, patrona de la Hispanidad en 1984.
      https://www.aciprensa.com/noticias/hoy-celebramos-a-nuestra-senora-del-pilar-99128/

      Eliminar
    5. Totalmente de acuerdo con ud.LAURA S.VIVA LA VIRGEN DEL PILAR Y VIVA ESPAÑA,AHORA Y SIEMPRE,AMEN!

      Eliminar
  7. ¿Nada tiene que ver la corrupción doctrinal con la corrupción moral?
    Esto idea es errónea, aunque sea la habitual presentación en la prensa católica.

    Así se presenta la clásica separación dualista del cuerpo y el espíritu que es una herejía. Es la herejía de los primeros tiempos del cristianismo, que bajo diferentes formas ha resurgido en la historia de la Iglesia. Una de ellas es el protestantismo y ahora es el progresismo.
    La antropología cristiana precisamente llama a la “unión” de esa dualidad. Esa frase contiene el divorcio que indicó el CVII entre la fe tomada como un proceso intelectual y lo que hacemos con nuestras vidas.

    Doctrina y moralidad se retroalimentan.
    Se tiende a creer que el cuerpo doctrinal son solo conceptos abstractos para guardar en algún rincón de nuestra mente y que pueden no tener repercusión en nuestra persona.
    No es así. Profundizar en el cuerpo doctrinal nos presenta la Verdad intelectualmente en un primer paso. Esta Verdad nos guiará para que se produzca el “cambio en el corazón” y cambiado el corazón nuestras vidas “serán transformadas” por las acciones. Así caminamos hacía la santidad, no solo pensaremos como católicos, sino que “seremos” católicos asemejándonos cada vez más a Cristo.

    Si tienes una concepción equivocada de la fe, por ejemplo, en el progresismo teológico que tiende a identificarse con el utilitarismo del mundo, terminarás actuando mal.
    Aquí tenemos una corrupción moral que es ese “supremacismo blanco” que desde hace más de 60 años ha intoxicado al clero. Para muchos, no entra dentro de la moralidad, pero ese supremacismo es más grave que romper el celibato. Esto orienta hacía una mala formación de la persona.
    Por otra parte, si actúas mal, aunque hubieras estado bien formado no controlando tu afectividad, terminaras pensando como actúas.

    La persona es “una” en su psicología, afectividad, espiritualidad y corporeidad. Todos estos componentes se interrelacionan.

    ResponderEliminar
  8. VÌVÁ !!!!!,ARRIBA!!!!!.

    ResponderEliminar