martes, 13 de septiembre de 2016

Las cartas dominicales de los diez obispos catalanes con motivo de "La Diada"

Omella sin hacer referencia a la fecha pide acogimiento en las parroquias a aquellos que han venido de fuera.
Hoja Dominical de Tarragona, con la carta del arzobispo Pujol sin ninguna referencia al 11-S
Este año el 11 de septiembre ha caído en domingo, el día en que se hacen públicas las cartas semanales de los obispos en las Hojas Dominicales, aunque los escritos siempre son anteriores. He decidido leerlas todas para ver si en ellas se hacía referencia a esta fecha, y en que tono y con que implicación política. Es decir, he querido hacer una pequeña prospección sociológica sobre si el tema preocupa mucho o poco a nuestros actuales pastores.

He quedado gratamente sorprendido al ver la poca mención de la Diada en sus cartas, en otros tiempos prácticamente todos los obispos catalanes hablaban del tema y eso que el ambiente identitario era mucho más suave que en los momentos actuales. Probablemente contribuye mucho a ello el hecho de que prácticamente la mitad de nuestros prelados no son nacidos en Cataluña y más de la mitad han sido ordenados sacerdotes fuera de nuestras tierras.

Nuestro arzobispo barcelonés,  Don Juan José Omella, que como todo el mundo sabe es aragonés, no ha hecho ninguna referencia a la Diada en su carta semanal, titulada "El espíritu integrador de las parroquias". Nuestro pastor habla de acoger a los inmigrantes en las parroquias, se refiere a los que vinieron desde otros puntos de España, con una mención personal al obispo Joan Carrera y su trabajo incansable para que las parroquias de las periferias acogieran a esos cristianos que no hablaban catalán, y la nueva inmigración más plural pero con una buena dosis de presencia latinoamericana y de creyentes de muchos rincones de nuestro mundo globalizado. Me parece genial esa mención, precisamente en un día en que se habla mucho de identidad, independencia, derechos de los catalanes, pero que se tiene muy poco en cuenta ese 50% de población que no es estrictamente autóctona. 
Omella no presidió la Misa por los patriotas catalanes, como anteriormente lo había hecho Sistach
Por otra parte Omella no ha presidido la tradicional celebración de la Misa por los patriotas catalanes que tiene lugar en la basílica de Santa María del Mar y que estos últimos años había presidido el cardenal Sistach. Aunque se haya excusado por problemas de agenda, ese desplante ha sentado muy mal en medios nacionalistas y entre el sector más nacionalista del clero local, que empieza a desenterrar el hacha de guerra, no sólo por el manifiesto poco nacionalismo del prelado, sino también por algunos previsibles nombramientos parroquiales que sentarían muy mal entre el progresismo.

De los tres obispos valencianos en Cataluña, ninguna referencia en Don Agustín Cortés, obispo de Sant Feliu que titula su carta: "Lo que quiere Dios", o en Don Salvador Giménez Valls, obispo de Lérida que dedica su carta a un tema estrictamente local como es "El IREL cumple 25 años". En cambio me ha sorprendido que Don Enrique Benavent, obispo de Tortosa, con una diócesis a caballo entre Cataluña y la Comunidad Valenciana toque el tema con su carta: "Iglesia, Estado y sociedad", eso sí, recordando que el 11 de septiembre es para los catalanes como el 9 de octubre para los valencianos, algo que no se si a algunos nacionalistas les habrá sentado demasiado bien. El prelado valenciano deja claro que no es a los obispos a los que les corresponde valorar la historia, y recuerda que nuestra historia y nuestra cultura están umpregnados de la fe cristiana.

Don José Ángel Saiz, actual obispo de Terrassa, nacido en Cuenca y formado en Toledo, habla de "La parábola de la misericordia" muy propicio teniendo en cuenta el Evangelio dominical y el Año de la Misericordia. Por su parte el arzobispo  metropolitano Don Jaume Pujol, nacido en Cataluña, pero con muchos años fuera de la tierra, por sus actividades en el Opus Dei, titula su piadosísima carta "La solidaridad de las almas", para recordarnos que es una obra de misericordia rezar por las almas de nuestros difuntos. Don Romà Casanovas, obispo de Vic, y catalán por los cuatro costados, pero siempre alejado de hacer política partidista, titula esta semana: "¿Es para mi esto? Pues si". que es una invitación al Jubileo de las familias que se celebrará en Vic el próximo fin de semana.
Y ahora vamos por los que sí se han pronunciado claramente. Los tres catalanes y los tres claramente nacionalistas. Por orden de menos a más, según mi criterio, el primero Don Francesc Pardo, obispo de Gerona, con su carta, "Diada Nacional de Cataluña, fiesta, celebración, identidad y plegaria". En la que escamado con la que ha pasado otros años ya anticipa: "Ya sé que, escriba lo que escriba, puede ser interpretado ideológicamente desde un extremo o desde el contrario". Y yo me pregunto: Si ya lo sabes ¿Porqué escribes sobre este tema?. La carta es bastante prudente con muchas citas del Magisterio para cubrirse las espaldas, dejando muchas preguntas en el aire, pero sin mojarse demasiado.

En el siguiente escalón está el copríncipe Joan Enric Vives, nacionalista donde los haya, pero algo más prudente últimamente, sin olvidar que su cargo de Jefe de Estado andorrano, le pide diplomacia en este complicado tema. Su carta se titula: "Amor al propio país", donde recuerda que el Catecismo de la Iglesia católica nos pide el amor hacia nuestra patria.  Pero hay alguna frase que me ha sorprendido, ya que la podía haber escrito yo mismo: "Porque los enemigos del verdadero patriotismo son el chovinismo o exaltación de la propia nación como si fuera el bien supremo, que puede terminar en la xenofobia o la discriminación racial".  

En el más alto escalón de nacionalismo, está el obispo de Solsona, Don Xavier Novell, con una impresentable carta titulada "Som-hi tots" (Vamos todos), en la lamentable linea en la que ha caído este imprudente obispo y que ya ha sido comentada por diversos medios de comunicación.  El joven prelado anima a participar a los católicos en el proceso de secesión y en su nueva constitución republicana, aunque sólo cuente con el 51% de adhesiones. Y no tiene en cuenta para nada que todo este proceso es ilegal y que conlleva un peligroso conflicto con el resto de España de imprevisibles consecuencias. Un detalle, en toda la carta de un obispo, ni una sola referencia a Dios o a Jesucristo. ¿Será por aquello que dicen, que algunos independentistas no tienen más Dios que "la Nació"?

Francesco Della Rovere

14 comentarios:

  1. Dolor por un país que salta al vacío14 de septiembre de 2016, 0:06

    "Me parece genial esa mención, precisamente en un día en que se habla mucho de identidad, independencia, derechos de los catalanes, pero que se tiene muy poco en cuenta ese 50% de población que no es estrictamente autóctona."

    Yo me cuento entre el 50% de la población que sí es indígena-autóctona, y no con 8 apellidos sólo, sino con más de 200 apellidos "de la terra".

    Como San Pablo, digo esto no por soberbia, sino para poner un título, que no vale para nada, pero que es significativo para según quién.

    Mi proavus-besavi fue el que creó el acta de fundación de la sardana, Miquel Pardas Roure, y almenos yo y mi familia, consideramos el castellano como lengua propia, propísima y propisimérrima.

    Por cierto, lo mismo dijo Pasqual Maragall cuando prometió que en el Estatut del 2006, figuraría el castellano como lengua patrimonial de Cataluña, porque es una lengua que tiene notorio (y secular) arraigo en Cataluña.

    En el año 2003, Mas y Maragall fijaron sus programas electorales:

    1. Mas dijo que todos los catalanes tienen deber de conocer y el derecho a usar CATALÁN Y CASTELLANO.

    2. Maragall manifestó que el CATALÁN es LENGUA PROPIA, y el CASTELLANO es LENGUA PATRIMONIAL [formidable]: "el castellano es patrimonio catalán de presente y de futuro".


    Pero en el 2015, un grupo de unos 170 lingüístas, Grup Koiné, quiere imponer el catalán como única lengua de Cataluña, menospreciando la historia, la cultura, la sociología, ¡la economía! y la utilidad de la riqueza lingüística:

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/03/29/catalunya/1459276372_040957.html

    http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/grup-koine-manifiesto-catalan-unica-lengua-oficial-5018986


    La verdad nos hace libres, y recordar lo que se prometió por parte de Mas y Maragall y no se cumplió, porque así lo quiere un grupo ultraminoritario, es un derecho y un deber.

    Si quieren ver lo que Maragall-Mas prometieron el 2003, aquí lo tienen:

    hemeroteca.lavanguardia.es/preview/2003/03/26/pagina-25/34006049/pdf.html?search=maragall mas castellano lengua patrimonio

    elpais.com/diario/2003/10/14/catalunya/1066093648_850215.html


    ¡Qué dolor, qué pena, ver un país destruido por la mala política!

    Lo siento, perdón... pero no es éste el país que quise.

    ResponderEliminar
  2. Preguntas sobre la separación14 de septiembre de 2016, 1:01

    "El joven prelado anima a participar a los católicos en el proceso de secesión y en su nueva constitución republicana, aunque sólo cuente con el 51% de adhesiones. Y no tiene en cuenta para nada que todo este proceso es ilegal y que conlleva un peligroso conflicto con el resto de España de imprevisibles consecuencias."

    Para tomar una decisión transcendente como es la separación definitiva de un territorio de su Estado, son necesarias mayorías cualificadas importantes y repetidas.

    En cualquier consulta, elección o referéndum, como mínimo, debería de participar el 75% (3/4 partes) del censo, y conseguir el voto favorable del 66,66% (2/3) de los votos emitidos. Con lo cual, se obtiene el 50% del censo favorable a la secesión.

    Pero luego hay que mantener dicha proporción constante en las sucesivas elecciones y referéndums, lo cual implica que el proceso durará años.

    Las Diadas de Zapatero (2004-2011) nunca fueron independentistas: estaba el Tripartito, y en el último año, el Gobierno de Mas, el cual negoció con Zapatero algunos temas del Estatuto.

    Las Diadas de Rajoy (2012-2016) sí fueron independentistas, y el responsable fue Mas, movido presumiblemente por tres factores:

    1. La bancarrota y quiebra de la Generalidad y su dependencia de Madrid

    2. Mas hizo el mayor recorte social de la historia de Cataluña: 6.000 millones de euros (1 billón de pesetas)

    3. La total destrucción del sistema de cajas de ahorro de Cataluña


    Hoy veo la destrucción del sistema de partidos políticos catalanes, y sobre todo CiU: UDC, CDC, CiU...

    Cuando Mas se hizo el Moisés en medio de la marea de esteladas en el 2012, lo único que ha conseguido hasta hoy es la desestabilización de todo un país, pues hay dos preguntas básicas que aún no ha respondido ni él ni los del proceso:

    1. Por qué hay que destruir un país unido durante siglos

    2. Por qué no se explican las consecuencias negativas de la separación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 5 ejes del mal en Cataluña... y muchos más14 de septiembre de 2016, 14:28

      Hay que mencionar las cinco grandes consecuencias negativas de la independencia:


      1. Eje nacional: PANCATALANISMO

      2. Eje social: COMUNISMO

      3. Eje lingüístico-cultural: SÓLO CATALÁN

      4. Eje antropológico (vida, familia y matrimonio): Cultura de la MUERTE y del RELATIVISMO e ideología de GÉNERO

      5. Eje religioso: LAICISMO DE EXCLUSIÓN


      Todos ellos implican una política de irredentismo beligerante, confrontacional y de trinchera.

      - El pancatalanismo supone la lucha contra España y Francia por Valencia, Baleares, Aragón y Rosellón.

      - El comunismo, mejor dicho, neocomunismo, representa el máximo intervencionismo del Estado en la vida económica, con impuestos y regulaciones.

      - En la normalización, se impondrá la obligatoriedad exclusiva del catalán y la eliminación del castellano y de la cultura española.

      - El eje antropológico y religioso van juntos. Significa la elevación a derecho humano protegido por normas penales, del aborto, la eutanasia, la eugenesia de la reproducción humana, el divorcismo, el género y transgénero, la polisexualidad, la eliminación de todo lo religioso en el espacio público (religión en las escuelas, festividades, procesiones...), el sometimiento de la religión a lo políticamente correcto...

      .....

      Hay otras consecuencias negativas, entre ellas, la económica, la social, la política internacional, la militar, el derecho laboral y mercantil, enseñanza primaria, secundaria y universitaria, turismo, la administración, lo judicial y registral, la policia, la ecología, la energía, el transporte viario, ferroviario y aéreo, la estabilidad económica, los precios... y muchas más.

      Eliminar
  3. En general las diócesis catalanas carecen de obispos inteligentes, cultos, universales, patrióticos, sencillos...
    Son una especie de "rara avis" que para nuestro bien deben irse pronto. Todos sin excepción!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oiga,al de TORTOSA,dejelo TRANQUILO poe favor!

      Eliminar
  4. salvador (nombre de pila)14 de septiembre de 2016, 7:18

    A Catalunya sa perdut el SENY

    ResponderEliminar
  5. Mi general (por lo de Della Rovere, !qué magnífica película!), algo está cambiando en el mundillo canalla del separatismo clerical. Adelanto que voy a ser muy duro porque la experiencia de alejamiento de la fe por culpa del nacionalismo eclesiástico está haciendo estragos entre gentes por mí muy queridas, sobre todo universitarios y jóvenes.

    Digo que algo está cambiando porque hasta los mentirosos más contumaces, como Raguer y otros monjes, empiezan ya a apelar al derecho natural para reclamar legitimidad para sus desvaríos. No apelan tanto a la historia falseada, que cada día que pasa se ve más degradada (léanse por ejemplo los trabajos recientes del catedrático Tortella), ni siquiera a la lengua o el estúpido taranná con monsergas seudoidentificadoras. Buscan anclarse en el derecho natural, que en realidad debería ser una derivación del mismo, el derecho de gentes. Algo es algo.

    Pero queda mucho camino por recorrer. No hay clero separatista capaz de enfrentarse a un dilema moral primario: es ético o no es ético para un cristiano optar por semejante derrotero. Siguen mareando la perdiz, como el sermón espantoso de Pié en santa María del Mar, enfatizando el disparate como si fuera doctrina aceptada, cuando es doctrina damnata. O el no menos glorioso escrito de Pardo, incapaz de mirar la realidad oisnaturalista para aferrarse a un populismo de vía estrecha. Lo de Novell, no por esperado, ha defraudado en sus oaranoicos retorcimientos de la verdad.

    Algo está cambiando. Aunque remiten a modo de pilar al bodrio histórico-doctrinal que redactó Carreras, ya matizan que ha de leerse con los retoques del documento posterior sobre el mismo tema. Como he recordado en alguna ocasión ninguno de los firmantes tenía tampoco capacitación intelectual en el tema.

    El otro día iba Omella por la plaza de la catedral, a paso ligero, acompañado por un clérigo con mando en el Ateneo. la nueva entidad eclesiástica que entero cabría perfectamente en una facultad de humanidades, y una señorita o señora avanzada en años. La estampa era una buena parábola de la situación: pretenciosa y falsa doctrina en una comunidad sin futuro. Nadie parecía conocerlos. Ninguno por desgracia de cuantos acompañaba un servidor en el café de sobremesa.


    ResponderEliminar
  6. Jo no vull la independència, la considero una quimera basada en una lectura esbiaxada dels fets i la història i una deriva que farà més inhabitable el nostre país no només per als catòlics sinó també als "homes de bona voluntat". I hem de fer tot el possible per a què això no passi. Però si ho aconsegueixen, què hem de fer? Jo tinc clar que per a mi seria una mala jugada la independència per què com a català em quedaria -es pot fer una altra cosa?- mHe de pensar aleshores quina influència podríem exercir per intentar una constitución el més humana i cristiana possible. I el moment possible és en la redacció inicial, abans que quatlli, perquè després ja ho hi res a fer.
    Jo, sincerament crec que el titular del que diu el bisbe recolza més en aquest punt que en la voluntat independendista.
    Em sembla, de debò, que la indignació que expresseu és una mica reduccionista... Amb tot respecte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pienso lo mismo, aunque cuando el joven obispo habla de este tema me echo a temblar.

      Creo que es un obispo valiente y piadoso, aunque con este tema no ha resistido la presión ambiental de la diócesis seguramente más nacionalista de todas las catalanas. Nadie le pedía al obispo -al menos yo no- erigirse allí en un profeta del constitucionalismo español pero sí, mantenerse al margen, neutral, ocuparse de su cometido pastoral que buena falta hace a la Cataluña interior.

      Eliminar
    2. De todas maneras, si Cataluña se independiza su constitución será como mínimo laica. Laica no como sinónimo de neutral, sino como sinónimo práctico de anticatólica.

      Desde la recuperación de la democracia, el episcopado catalán ha renunciado a ejercer su influencia sobre la sociedad catalana y músculo que no se usa, músculo que se atrofia.

      Ya no llegaríamos a tiempo de hacer nada, ni aunque la Iglesia en pleno se sumara entusiasta al proceso.

      De todas maneras, si en España se abre el melón constitucional pasará lo mismo en relación al factor católico. Y mucho más, con los que hoy ocupan las cátedras apostólicas de Roma y de España.

      Eliminar
    3. Soy católico y tampoco soy independentista. Catalán de nacimiento y con raíces de varias generaciones, mi sentimiento de pertenencia es a España. Tan simple y tan claro. Barcelona es mi ciudad, Cataluña mi región y España mi país. Sin buscar más complicaciones.
      La carta del obispo Novell me parece inaceptable a la luz del Evangelio.
      Es vergonzoso por no decir repugnante que un obispo apoye un descomunal movimiento de ingeniería social. Este fue creado en 2005 por 17 personas (pueden ver la autoinculpación de Cucurull en DolçaCatalunya o en Youtube) y que a base de manipular la historia y la realidad actual, invertir ingentes cantidades de dinero en crear un estado de opinión social contrario a España y como consecuencia favorable a la independencia, han conseguido movilizar a una parte de la población catalana, haciéndole creer que la independencia no solo es posible sino que conllevaría una mejora en su vida diaria.
      La falsedad es de tal envergadura, y tanto el odio generado primero entre catalanes, y segundo entre resto de españoles y catalanes independentistas, que hacen gravísima desde mi punto de vista la carta de NOVELL.
      Y es que además, lo que está diciendo lisa y llanamente, es que NO PASA NADA POR SALTARSE LA LEGALIDAD VIGENTE. ¿Y la Constitución aprobada? ¿Cómo puede un prelado defender que se intervenga en un acto de sedición de este calado?
      No solo es antiEvangelico, sino que es demoniaco.
      Por último decir que es un vano esfuerzo, porque como ocurriría en cualquier país del mundo, España, los españoles, defenderemos la ley y nuestra integridad territorial, con toda la legitimidad tanto del ordenamiento jurídico actual, como de la moral Evangélica.

      Eliminar
  7. En un divorcio quién pierde y quién gana (Tanto el hombre como la mujer).
    En la separación de Catalunya de España (si llega a producirse) pasa lo mismo que en un divorcio.
    También sabemos que hay divorcios y/o separaciones civilizadas y pactadas y otras que acaban muy mal después de años de convivencia.
    La semana pasada en Bruselas (UE) en los pasillos (no en el portavoz oficial de la UE)antes del 11-S decian:
    a) Octubre-Noviembre-Diciembre 2016 habra mucha tensión España - Catalunya.
    b) Aquí estamos pendientes de los pasos que haga el Parlamento de Catalunya.
    c) 2017 tendra que realizarse un Referendum.
    d) España sigue perdiendo poder en cargos de la UE (ganados con Felipe González, y con José María Aznar).
    e) España tiene un problema con Catalunya, y no creo que la política de la avestruz del Sr. Rajoy se la adecuada.
    Hay estadistas con altas miras para solucionar, hablar, pactar, buscar soluciones ingeniosas, para preservar la convivencia entre españoles.
    Hay mala pieza en el telar.
    Veremos como acaba todo.

    ResponderEliminar
  8. Yo no deseo la independencia de Cataluña. Y estoy de acuerdo con el comentarista Giorgios y el anónimo de las 9:27. Creo que lo que plantean es el enfoque adecuado. El problema está ahí, y vámos a ver como lo solucionamos.

    En cambio, me parecen obtusas y contraproducentes las respuestas de otro comentarista, el sr. JMGV de las 8:25. Con insultos y exabruptos difícilmente arreglemos algo. Lo veo una torpeza, con todos mis respetos. ¡Así no hace más que aumentar la división!

    ¡Solo con inteligencia y amplitud de miras arreglaremos esto!

    ResponderEliminar
  9. ROMANCE HISTÓRICO ANÓNIMO
    Por su fiesta regional
    de una histórica derrota
    los nazi catalibanes
    ritos muy rancios adoptan.
    Hacen hasta el cementerio
    una procesión de antorchas
    llevando camisas negras
    y muy relucientes botas.
    Con paños cuatribarrados
    que lucen estrellas solas
    alrededor de las tumbas
    viejas figuras evocan.
    Unos con ritos paganos
    el sepulcral suelo mojan,
    otros piden al mitrado
    ceremonias religiosas.
    Por todos los que cayeron
    por su región en la historia,
    aun cuando el significado
    de tales muertes se ignora.
    Pues entre dos dinastías
    disputaban la Corona,
    sin que nadie cuestionara
    la integridad española.
    La fiesta de los caídos
    instituída por norma,
    para del régimen que buscan
    coartada mitológica.
    Nazi catalibán plagio
    que en el error se desploma,
    porque sobran mitos donde
    sólo valen las personas.


    (Por la transcripción:
    José de La Roda).

    ResponderEliminar