lunes, 19 de septiembre de 2016

La verdadera historia de las tres parroquias del barrio de Pubilla Casas de Hospitalet

Los jesuitas Xavier Alegre (izquierda) y Josep Miralles (Derecha)
En el año 1955, cuando en el barrio de Pubilla Casas de Hospitalet solo vivían 5.600 personas, se erigió la parroquia de Santa Gema Galgani. Esa población se multiplicó por siete en los años 60, lo que contribuyó, a principios de los 70, a desgajar dos parroquias nuevas de la primitiva, creándose la de San Antonio de Padua (en el municipio de Esplugues, pero limítrofe con Hospitalet) y la de Sant Enric d’Ossó. A pesar de esa división, las tres comunidades pasaron a colaborar de forma muy estrecha, bajo la influencia de los jesuitas, que tenían una residencia muy cercana a la parroquia de Esplugues, destacando entre ellos a los padres Lluis Tuñí, Carles Riera, Xavier Alegre, Josep Miralles y Rafael García Mora. 

Estos jesuitas fueron los que en el año 1979 se negaron a albergar y reconocer a la procesión, llamada del 15 +1, al considerarla folklórica y contraria a la iglesia pobre y comprometida por la que ellos abogaban. Ese rechazo propició que fuese la primera procesión laica y así se la ha venido conociendo desde entonces. 37 años después, congrega a un millón de personas en las calles de Hospitalet.

Los jesuitas se hicieron con las tres parroquias, si bien, salvo algunas excepciones, jamás quisieron tener la responsabilidad de dirigirlas como párrocos. Ellos mandaban desde la sombra y el arzobispado les designaba un rector, convertido en un simple firmón. Este sistema fue más o menos pacífico hasta mediados de 2007, en que Mn. Josep Soler Llopart, que era párroco desde 1993, fue trasladado a Sant Andreu, designándose en su lugar a nuestro amigo Xavier Moretó. A pesar de hallarse muy diezmados, los jesuitas seguían queriendo llevar las riendas de las parroquias, a lo que Moretó se negó, durando tan solo dos años al frente de las mismas. Le sustituyó Oriol Garreta, que parecía contar con el beneplácito de esos discípulos de San Ignacio, pero tampoco llegó a cuajar, jubilándose a los cinco años. Nadie quería ir a esas parroquias, nadie quería hacer de testaferro de unos jesuitas, cada vez más mayores, pero con las mismas ínfulas. La última solución de Sistach fue designar un administrador parroquial, en la persona de un misionero del Sagrado Corazón por plazo de un año. Cuando se cumplió el año, el religioso apretó a correr y volvió al colegio de San Miguel y al santuario anexo.
Los 150 jesuítas que quedan en toda Cataluña.
Mientras tanto, la actividad de las parroquias ha ido languideciendo. La de San Antonio sólo se abre los domingos para una única celebración; las otras dos abren entre semana, pero en días alternos. El barrio cuenta actualmente con 50.000 habitantes, con un porcentaje de inmigración del 35 %, de los cuales 2/3 son latinoamericanos. Una feligresía potencial de 5.000 personas, los cuales no suelen aparecer en esas parroquias, mientras, por el contrario, llenan la de Santa Eulalia de Provençana en la misma población. El desprecio con el que se trató a los andaluces en los 70, lo recogen los latinos de principios de siglo XXI. Los consideran pietistas y encarnados en una religiosidad simple e infantil. Aparte, hablan castellano.

Esta web adelantó como primicia, el pasado mes de abril, que se iba a conferir una parroquia barcelonesa a la Hermandad de Hijos de Nuestra señora del Sagrado Corazón , destinando a esta diócesis a un par de sacerdotes catalanes, hasta aquel momento diocesanos de Toledo. El arzobispo Omella decidió otorgarles aquellas tres parroquias de Pubilla Casas, que nadie quería. Alertados de esa posibilidad, los dos jesuitas que viven y regentan en la práctica San Antonio de Padua, los padres Xavier Alegre y Josep Miralles, empezaron dar las voces de alarma. Se juntaron a ellos las cinco teresianas que residen en la parroquia de Sant Enric d’Ossó. Con todo, no lograron unir a las otras religiosas que residen en la demarcación parroquial: las Sirvientas del Sagrado Corazón, que poseen el colegio de San José Obrero.

Durante todo el verano, los miembros de la Compañía de Jesús estuvieron presionando con la esperanza de echar para atrás los nombramientos. A tal fin, consiguieron una reunión con el arzobispo Omella, a la que pusieron el máximo empeño para que fuese concurrida, tocando a rebato a jesuitas, teresianas y adeptos, aunque no fuesen del barrio. Estaban convencidos de que iban a doblegar al obispo. Una vez que vieron que no iba a ser posible y que la decisión estaba tomada, llamaron al equipo médico habitual: Nació Digital, El Pais, El Periódico y Esglèsia Plural (hoy en día, más bien Josep y Torrens) e iniciaron la presión mediática. Con los magros resultados conocidos.

De todo ello deben extraerse las siguientes conclusiones irrefutables: a) Estas parroquias estaban abandonadas y solo servían de lugar de reunión de jesuitas y teresianas y b) ya no quedan sacerdotes progres que renueven aquellas parroquias que venían regentando. Ni uno solo entre los ordenados en los últimos diez años. La cantera actual es absolutamente ortodoxa. Y una última precisión que me vino a la mente tras leer la información de El Periódico, concretamente este párrafo que se les escapó: “La presencia de muchas familias católicas de América Latina en estos vecindarios los convierte, apuntan los más suspicaces, en una oportunidad dorada para empezar a "reconquistar" las "instituciones eclesiásticas" catalanas.” Ahí está el miedo de nuestros supremacistas eclesiales.

Oriolt

34 comentarios:

  1. Excelente análisis, Oriolt, muy acertado en sus conclusiones. Los progresaurios toman de su propia medicina viendo que el engrendro de heterodoxia que crearon tras ese falso 'aggiornamiento' Conciliar muere sin remedio.

    ResponderEliminar
  2. Adeptos que no fuesen del barrio? Soy del barrio y conocía a todos y cada uno de los presentes. Esta y otras mentiras encarnadas en un espacio seco y con olor rancio.

    ResponderEliminar
  3. De los tres sacerdotes, conozco personalmente a uno. Con exactitud conocí personalmente a su abuelo, introductor de la ciencia de la genética en Barcelona, conocido internacionalmente por sus trabajos sobre evolución de Drosophila, organismo como se sabe que es modelo en los trabajos de genética y evolución. Con el máximo cariño le dediqué un trabajillo sobre la introducción de la genética en España, que publicó el CSIC. Falleció hace unos años y celebró la misa funeral el de los tres sacerdotes puestos en la picota que conozco personalmente. Con mayor rigor también, conozco al padre del cura, profesor de filosofía de la naturaleza, con una tesis doctoral imprescindible sobre Aristóteles y, si no estoy mal orientado, uno de los pocos expertos en filosofía china, cuyo idioma (entre muchos) domina. La tesis y otros escritos suyos están en catalán. Preside organismos de orientación tomista. Fue compañero mío de carrera. A don Francesc Xavier, el hijo y mosén, lo conocí personalmente en la misa aludida. Iba yo con mi mujer, que había sido profesora suya en el colegio extranjero donde se formó. Nos invitó amablemente a visitarle en Talavera. Mi mujer lo recordaba como uno de los alumnos más brillantes de los que habían pasado por aquellas aulas. En un acto de generosidad de la familia y de los hijos en particular, perdió un hermano en su primera juventud, siendo alumno todavía. Todo el colegio, padres y profesores incluidos, lloraron aquella pérdida y asistieron al funeral, quizá la primera vez que pisaban una igleskia católica. Don Frances Xavier no tiene nada que aprender. Nadie tiene que enseñarle nada, por muy jesuita y viejo que se sea. Es un hombre de Dios, como lo fue su abuelo, como lo es su padre. Asc profundo, desprecio infinito me producen esos que van contra el evangelio para correr tras la estelada. Porque esa es la madre del cordero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me extrañaba que no saliera la estelada.

      Eliminar
    2. Mi buen amigo Valderas, en lugar de la edición científica, tendría que haberse dedicado Vd. a escribir cuentos. Hilvana recuerdos con soltura y elegancia. Lo tengo escrito innúmeras veces. La última ocasión que estuve viendo a su hijo en Inglaterra comentábamos alborozados que seguiremos presionándole para que acometa, de una vez, sus memorias. Sería lástima que se perdiesen esos jugosos recuerdos, que narra con esa prosa ríspida tan suya. Recuerde que yo mismo me ofrecí para comentárselo a Andrés Jaume, de Penguin, para una más que segura edición... solo le puse la condición que no entrase en diatribas antisecesionistas. Me contestó con una media sonrisa.

      Suyo,

      M.A.M.

      Eliminar
  4. ¿Ha estado usted alguna vez en nuestras parroquias? Le aseguro que la historia de nuestra parroquia es bastante diferente si pregunta a las personas que llevan más de 50 años dedicándose a la parroquia y al barrio.
    Supongo que es lo que interesa, o lo que no interesa... religiosos y laicos dedicados a la sociedad (lo que verdaderamente importa) ofreciendo su tiempo en la escuela social, jóvenes dedicándose gratuitamente a grupos de jóvenes,...
    No es una cuestión de catalanizar la iglesia o no, como también se dice en otros medios de comunicación. Es cuestión de que las personas no se dediquen al prójimo y solo se miren el ombligo día tras día. Es cuestión de callar las masas y los movimientos sociales. Es cuestión de volver a una religión de hace más de 50 años, donde nadie tenía nada que decir exceptuando a los curas, ni laicos ni mujeres religiosas.
    Por cierto, para su información San Antonio no solo abre los domingos para una única celebración como usted dice, San Antonio abre también todos los sábados para que los jóvenes puedan venir a conocer los valores cristianos que los monitores (también pertenecientes a la parroquia) les enseñan con muchas ganas. Abre los viernes para que los niños realicen la catequesis y está disponible todos los días de la semana para que los diferentes grupos de solidaridad y revisión de vida puedan reunirse.
    Si usted cree que es una parroquia sin vida, es que no la conoce, o que pertenece a esa iglesia de hace más de 50 años pre-conciliar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno señora ánimo.
      Gracias a Dios, Él vela por su Iglesia y por fin vuelven las aguas a su cauce. El árbol malo no da frutos y así lo comprobamos.
      Rezo por los nuevos párrocos. Qué alegría!

      Eliminar
    2. Entonces, dado su análisis Sra. Lourdes. Los valores que enseñan en la parroquia es juzgar sin dar la oportunidad a conocer?. Realmente enseñan la doctrina de la Iglesia como la misma dice?. He leído su comentario y la verdad me sorprende que el comentario "volver a una religión de hace más de 50 años", ya sabe que va a suceder esto?. Ha mantenido alguna reunión con los nuevos curas para hablar con ellos y acogerlos con Misericordia?.
      Reflexione Sra Lourdes, porque este no es el camino.

      Eliminar
    3. Está claro que no hablamos desde el mismo punto de vista.
      Tenga por seguro que estamos más que informados.

      Eliminar
    4. A Lourdes le queman los prejuicios y la ideología. La pobre todavía no ha entendido que la Iglesia la fundó Jesucristo, y se cree que ella es la que manda en este pedazito encarnado en parroquia. Es el típico perfil que confunde la oración con la palabrería y piensa que ellos son la verdad....patético

      Eliminar
  5. Mateo 3:10
    Y el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.

    Mateo 7:18
    Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos.

    Lucas 13:7
    Y dijo al viñador: ``Mira, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo. Córtala. ¿Por qué ha de cansar la tierra?

    ResponderEliminar
  6. "Es cuestión de volver a una religión de hace más de 50 años... ".

    Y TANTO, MÁS... COMO QUE ES DE MÁS DE 2000.

    ResponderEliminar
  7. Los jesuitas son como el perro del hortelano, ni comen ni dejan comer. Soy de Hospitalet y conozco bien lo que se denomina "realidad eclesial". Estas tres parroquias deberían dar saltos de alegría porque les ha tocado la lotería. ¡ojalá pudiera yo decir lo mismo de mi parroquia!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermano, ignoro qué es lo que no funciona en su parroquia, pero, sea lo que sea, no olvide que como católico tiene usted derecho a recibir los sacramentos, a una liturgia reverente y a ser instruido en el Magisterio perenne de la Iglesia. Si algo de esto falla en su parroquia, no lo dude, vote con los pies (como suele decirse) y diríjase a alguna de las parroquias que han sido encomendadas a la Hermandad de Hijos de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, y así también apoya la labor de unos sacerdotes que, por lo visto, merecen el afecto del pueblo cristiano. Un saludo en Cristo.

      Eliminar
    2. pues mire usted, yo soy de una de esas parroquias y no doy saltos de alegria y estoy seguro que usted no ha puesto un pie en esta parroquia. Sabe cual es el problema, que eso que era tan común hace 50 años (HAZ LO QUE YO DIGA PERO NO LO QUE YO HAGA), no cuela, Y que sepamos pensar y cuestionar , es muy peligroso, el pueblo contra más igonarente sea, mejor para adoctrinar, haber si evolucionamos hermano, que la paz sea contigo

      Eliminar
    3. La ignorancia del pueblo se la debemos a la clase política, gracias a ellos, dando supuestamente libertad e igualdad, nos han aborregado para no ser molestados en sus poltronas y nos han dejado sin dignidad.

      Eliminar
    4. Debería usted haber escrito "a ver si evolucionamos hermano".
      Sobre el asunto que nos ocupa, ustedes los progres son grandes expertos en adoctrinar al pueblo y no llevan bien que les cuestionen.
      La Iglesia tiene un mensaje que comunicar a quien desee libremente escuchar, y ustedes, queridos progres, no deberían tergiversarlo aprovechándose de los templos e instituciones de la Iglesia.
      Ustedes pueden, si quieren, fundar una religión progre y autoproclamarse papas y obispos. Seguro que los Wyoming, los zapateros y demás hermanos mártires correrán para entrar en sus iglesias y edificarse moralmente con sus homilías.
      O tal vez, mucho más probablemente, se queden ustedes solos, porque quienes les apoyan mientras carcomen por dentro a la Iglesia, desprecian y odian a la religión católica y solo quieren que ustedes les ayuden a destruirla. Y tienen claro que si ustedes se salen de la Iglesia Católica, ya no sirven a sus planes y dejan de serles útiles.

      Eliminar
  8. Querido Oriolt, el post de hoy es suyo. No tiene desperdicio, ni conviene que las gente se distraiga con ataques personales que uno reciba. Ya ve que hay gente que sigue mi curriculum, trayectoria que he procurado avergonzase a mis hijos. Hace tiempo que uno perdió el miedo a la gentuza. Esos que, con tal de sacar el foco de atención del blog, intentan desviarlo con artes de germanías. No quiero dejar pasar la ocasión de señalar a los que se quejan de la estelada de que ésta es la madre del cordero. Una madre que no deja de parir cabestros sin solución de continuidad, como el cura que ha reseñado lo siguiente: Celebro les misses del diumenge a Anglès i a Sant Martí. Les pregàries inclouen intencions per la nostra pàtria. A Sant Martí, en Joan fa un petit muntatge amb llantions que representen l’estelada. I, quan acaba la missa, llegeix un poema
    La coral Ipso Lauro acompanya la celebració i la presideixen l’alcalde i els regidors. Quan acabem la celebració, la regidora de cultura i l’alcalde feliciten els assistents i acaben amb una “Visca Catalunya” que la gent arrodoneix dient “Lliure!”. Que cada uno saque sus conclusiones. Quizá quieren que en las parroquias presidan la celebración (sic) el alcalde y los concejales, que en vez de cirios de adviento haya una estelada en el altar, que desde el ara se proclame no sé que utopía cainita.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo con el comentario del Sr. J. Mª Valdeperas. No es de recibo que haya quien se dedica a desviar el foco de atención del artículo. Quien hace eso es un miserable. El post de de hoy de Orilt pone el acento en el flojo papel de los jesuitas en Barcelona, ¿y qué pasa? Pues que no falta el zoquete de turno que quiere desviarlo a cuestiones políticas. Muy triste, sr. Valdeperas, muy triste!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone,se apellida VALDERAS,no VALDEPERAS!,no empecemos con CACHONDEO EH?

      Eliminar
    2. No se preocupe, anónimo de las 19.04. Son gentuza. Apestan de lejos. Enlodan cada frase. Si uno habla de moral, la llaman política, hasta ahí llega su miseria intelectual. Al estilo nazi más puro, intentan degradar la persona para que la idea pierda valor. Sin descanso, como si hubiera retener de guardia. Qué pena que esa tenacidad no sea para bien. En alguna ocasión he ponderado la impresión que en mi adolescencia me produjo la parroquia pionera de san Juan bautista de Santa Coloma y sus sacerdotes obreros. Cuando se acabó la mística comunista, se pasaron con armas y bagajes a otra causa, hoy la causa (procès lo llaman también). Y se me cayó la venda. Ese patrón se repitió en las que cita Oriolt y en alguna otra parroquia que conocí. El Cristo roto de Cué se sustituyó por lo que ese trabucaire del arciprestazgo del Bajo Ter relata con ufanía sobre la misa presidida por símbolos y personajes curiosos con discursos a modo de idos en paz. Hablo siempre de moral, o de inmoralidad objetiva, para ser exactos. De profanación tout court. Moral. Bienvenidos esos curas de Toledo, benvingut Francesc Xavier, que el Señor os acompañe y os dé fuerza la Virgen bajo cuya advocación solicitáis amparo.

      Eliminar
    3. Este sr. Anónimo que le llama BUEN AMIGO,es un HIPOCRITA DONDE LOS HAYA,yo estoy con usted señor JMVG,USTED DA LA CARA,EL EN EL ANONIMATO DA LA ESPALDA INSULTANDOLE,TRANQUILO,YA CAERA SU BREVA,YAA!

      Eliminar
    4. Buenos días, soy el anónimo de ayer a las 15:27.

      Pido disculpas por la confusión sobre el apellido del Sr. Valderas. Fue un simple lapsus, lo que ocurre es que tengo un conocido que se llama Valdeperas. No tenía ninguna intención de cachondeo como diec el anónimo de las 19:04.

      Eliminar
    5. MUY AGUDO, anónimo 14:34, MUY AGUDO!!!

      Eliminar
  10. A estos Jesuitas, Xavier Alegre, Josep Miralles, Carles Riera... les debemos el hacerse cargo de una parroquia en un barrio obrero por el que nadie daba nada y muy pocos querían intentar levantar algo allí, un barrio que en esos años tenía problemas de droga, de jóvenes perdidos sin saber qué hacer con su vida. Les debemos el que se hubieran implicado al máximo en la vida del barrio, que creyeran en él, les debemos la valentía que demostraron al intentar mejorar las condiciones de los habitantes, de jóvenes y mayores. Tarea difícil en un barrio superpoblado, con pocas zonas verdes y pocas infraestructuras. Y yo, como muchos otros, les debo mucho, les debo todo lo que me han enseñado, les debo la empatía y la solidaridad, la humildad y la crítica, siempre pensé que esos eran los preceptos del cristianismo y no creo que sea justo justo culparles solo a ellos, ellos eran uno más dentro de un grupo muy numeroso de gente y quiero creer que yo, con mi granito de arena, también haya tenido mi parte de culpa de todo lo que a ellos se les acusa. Destacan, eso si, porque siempre han tenido un defecto y es su falta de egoísmo, eso ha hecho que cada vez que necesitamos algo o a alguien, a quien siempre se acudía y todavía acudimos es a ellos, porque siempre están ahí, 24 horas al día, 7 días a la semana. Así que creo que yo, el barrio y la parroquia, tienen mucho que agradecerles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. totalmente de acuerdo con Nuria. No cometan el error de atacar ad hominem, ataquen las ideas. Un poquito de coherencia.

      Eliminar
    2. Con personas como Nuria es con quien vale la pena discutir, o mejor dicho, debatir. Evidentemente no no hay nada enteramente negativo y nada sólo positivo, en todo lo humano siempre encontramos mezcla de pecado y virtud.

      "¿Ves a esta mujer? Al entrar en tu casa, no me diste agua para lavarme los pies, pero ella me los ha lavado con sus lágrimas y me los ha enjugado con sus cabellos. Tú no me diste el beso de paz; en cambio ella no ha cesado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza y ella me ha ungido los pies. Por ello, te digo que se le han perdonado muchos pecados, pues ha amado mucho. En cambio, aquél a quien se perdona menos, ama menos". Y volviéndose a la mujer, le dijo: "Perdonados te son tus pecados. Tu fe te ha salvado. Vete en paz". (Lc. 7)

      Mi trato con sacerdotes y religiosos "progres", que no vestían como tales ni enseñaban reverencia o devoción por lo sagrado ni doctrina, no puede haber sido mejor. Hablo de personalidades cálidas, acogedoras, amables, simpáticas...

      La orientación que de ellos recibí en mi infancia y juventud, fue buenísima. Cualquier psicólogo, o cualquier coach de estos modernos de hoy, se admiraría antes lo fundamentadas que estaban esas orientaciones. Igual que usted con esos jesuitas, yo me siento deudor de esos curas y religiosos.

      Sin embargo, hubo algo, una dimensión, que esos consagrados y catequistas, no me dieron a conocer: la dimensión de la fe, fe en Dios Todopoderoso. Hablaban en nombre de la fe, pero hablaban de otras cosas, algunas muy buenas pero no de las verdades de nuestra fe. No me enseñaron a rezar ni me animaron a ello como medio, junto al esfuerzo, para conseguir mis legítimos propósitos en cualquier orden. Es decir, ni sacramentos ni devociones.

      Todo esto me lo tuve que buscar yo paralelamente y más tarde en el tiempo. Aprendí a rezar el rosario por ejemplo, con 26 o 27 años.

      En fin. También los pobres, la gente más humilde y trabajadora, tienen derecho a creer en Dios y a practicar su religión. Tienen derecho a templos bellos y cuidados, que inviten al recogimiento y a la oración. Está muy bien que desde la parroquia se desarrollen programas sociales en respuesta a las necesidades del barrio pero eso no es obstáculo para que los sacerdotes atiendan espiritualmente a los vecinos en el sacramento de la confesión y celebren dignamente y con arreglo a las normas de la Iglesia la santa misa...

      Eliminar
    3. Me sumo al comentario de anónimo 8:39. Es muy lamentable que muchos religiosos, como buena parte de los jesuitas, que ponen en primer lugar la atención a los pobres, ignoren que la mayor pobreza de una persona es no conocer a Dios. Lo digo por propia experiencia al haber sufrido los dos tipos de pobreza.

      Eliminar
  11. Pues si son tan buenos como usted dice ahora que reciban a los nuevos sacerdotes con el mismo trato de caridad que han tenido con todo el mundo. La Caridad no es Caridad si es "exclusiva"

    ResponderEliminar
  12. Y así lo estamos haciendo... :)

    ResponderEliminar
  13. Vaaaya, ya pasó lo mismo que el año pasado cuando empecé a trabajar en esas parroquias: hablar sin conocer. Querido hermano, no sé a qué te refieres exactamente con eso de "rompió a correr". Te informo: en todo caso "rompo a correr" hacia nuestra misión en Paraguay que es de donde salí hace 4 años para atender a mis padres que estaban enfermos. Ya fallecieron los dos (mi padre a principios de marzo de este año) y por eso regreso a la Misión que es a donde me siento llamado y la gente de aquí, lamenta mi corta estancia entre ellos, pero que entiende y me apoya. Te aseguro que si mi padre siguiera vivo, seguiría en esas parroquias en donde he tenido una experiencia inolvidable y no me voy todavía porque tengo ciertos compromisos familiares con los que he de cumplir. Por eso regreso a mi comunidad de Barcelona, porque soy religioso y vivimos en comunidad, esperando el día de mi regreso a Paraguay en donde he estado 14 años de misionero. Si Dios quiere, el 27 de febrero del 2017 viajaré para reincorporarme a la Misión. Te aseguro que lo compartido en nuestras conversaciones y el trabajo pastoral realizado con los laicos, las religiosas, el anterior rector (Oriol Garreta) y los demás sacerdotes (jesuitas y diocesanos)..., ha sido muy enriquecedor, constructivo y dialogante. Me he sentido muy libre a la hora de hablar, proponer y cambiar alguna cosa, que en este poco tiempo hemos podido hacer con el consentimiento y el apoyo de todos (consejo pastoral, religiosas y jesuitas). Te lo pido, por favor, sin reproches, hermano, a la hora de publicar algo infórmate más de lo que lo haces, por el bien de todos. No dejes frases a medias, no es correcta. Vamos, creo yo.

    ResponderEliminar
  14. Me produce una enorme tristeza ver a una iglesia con tantos pecados humanos pero sin pudor.
    La soberbia de una generación que ha matado a la iglesia ha creado a dos generaciones, ya no descreidas, sino ignorantes de los valores cristianos propios.
    Se ha despistado con el marxismo, la lucha de clases y de sexos.
    Es hora de dejar espacio a una nueva juventud a la que le han vendido unos "valres" que solo han producido daño en sus padres.

    ResponderEliminar
  15. Es curioso que se titule "La verdad" cuando simplemente es un punto de vista.
    El punto de vista de los que estuvimos en ella es que llamaba mucho la atención a los superiores nuestra forma de celebrar la misa, donde se podía expresar, opinar lo que te transmitía la escritura escogida, la implicación en el barrio donde se denunciaba al ayuntamiento diferentes situaciones, que en los cursos de catecismo en vez de enseñarles solamente las oraciones que debían decir en la comunión, les explicábamos esa religión que iban a aceptar y sus valores. En definitiva, allí se opinaba, reflexionaba... algo bastante diferente de lo que se hace en otras parroquias, iglesias, donde se cumple cada domingo y poco mas.
    Por eso cada cierto tiempo recibíamos la visita de un "inspector" para ver que se hacía allí y mas de una vez estuvimos "amenazados" porque que era eso de pensar por si mismos, ya que uno de los peligros era ver de forma crítica a la Iglesia y su forma de actuar, y claro eso no interesa.
    La persona que lo ha escrito seguro que lo sabe, pero le ha delatado el comentario del 15+1, así que me pregunto hasta que punto esta reflexión es una "venganza"?

    ResponderEliminar