domingo, 11 de septiembre de 2016

El imposible diálogo con el Islam

¡Combatid contra quienes, habiendo recibido la Escritura, no creen en Alá ni en el último Día, ni prohíben lo que Alá y Su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, humillados, paguen el tributo directamente! (Mahoma. El Corán. Sura 9:29)
No creo que monseñor Juan José Omella estuviese demasiado bien inspirado cuando escribió su carta dominical titulada El necesario diálogo con el islam. Esa nueva reactivación del diálogo cristiano-musulmán, paralizado por las supuestas “imprudencias” del añorado Benedicto XVI, está muy lejos de hacerse realidad. Y es que el islam no admite diálogo. O crees, o eres un infiel que debe ser sometido de una manera o de otra. 

Es igual que afirmar, con toda la buena voluntad del mundo, que los católicos hemos de mantener un diálogo abierto y conciliador con los abortistas, los eutanasistas y los promotores de la ideología de género. Pues no, no es eso. Una cosa es que no despreciemos a las personas por lo que creen y piensan y no las persigamos por ello, y otra bien distinta que tengamos que poner a hibernar nuestra fe para que no choque con el dogma progre y con la ideología que le ha declarado la guerra a nuestra fe. Con el gravísimo inconveniente añadido de que se la han declarado también a las personas. En los países donde los musulmanes tienen el poder, los cristianos son brutalmente perseguidos y asesinados. ¿De qué diálogo hablamos pues? Y ya el colmo es que puestos a ser dialogantes, además de silenciar “por prudencia” nuestra fe, tengamos que hacerle reverencias a la suya. Es el nuevo estilo de la nueva época: diálogo no sólo con el islam (con la fe islámica), sino también con la nueva ingeniería social y moral y con sus aberraciones. ¡Es lo que se lleva!

Cuando en enero del 2011 un coche bomba, detonado por islamistas en las puertas de la catedral copta de Alejandría, dejó 21 muertos y más de 70 heridos entre los fieles que asistían a la Misa de Fin de Año, el Papa Benedicto XVI alzó su voz para denunciar lo que tantos entonces y ahora quieren callar o maquillar: la feroz persecución de los cristianos en los países musulmanes. 
 
Benedicto XVI en Ratisbona
Este acto –afirmó Benedicto- ofende a Dios y a toda la humanidadEste vil gesto de muerte, como colocar bombas ahora cerca de las casas de los cristianos en Irak para obligarlos a irse, ofende a Dios y toda la humanidad, que justamente ayer oró por la paz e inició con esperanza un nuevo año. 

La respuesta islámica no se hizo esperar: el gran imán de la universidad de Al-Azhar consideró estas palabras como una injerencia inaceptable: No estoy de acuerdo con el punto de vista del Papa -afirmó-, y me pregunto por qué el Papa no ha llamado a proteger a los musulmanes cuando les matan en Irak. Se refería al líder máximo de los cristianos, y le parecía fatal que los defendiese cuando los mataban los musulmanes… 

Y es que hay que meterse en la cabezota de los moros para entenderlos. Los cristianos en territorio musulmán son tolerados y “protegidos”, son dhimmi, es decir, si tributan al poder islámico pagando la Jizya, un impuesto especial que pagan sólo los cristianos para poder practicar su fe sin que se les persiga y se les condene por ello. Las minorías cristianas de países con mayoría musulmana como Siria o Irak son obligados a pagar la Jizya para evitar ser asesinados o esclavizados. Y ésta, por supuesto, es una situación especial de gracia que puede terminarse cuando el poder religioso o el político lo crean conveniente. Por eso consideran que es una injerencia intolerable de Benedicto XVI meterse en los asuntos internos de un país musulmán por muchos dhimmi –cristianos- que asesinen. Los infieles son propiedad del Estado, que puede disponer de ellos como le convenga: o cobrándoles el impuesto de los infieles o exterminándolos. ¡Qué se habrá creído el Papa pretendiendo imponerles normas de conducta a los países musulmanes! 
 
Luego vendrá el gran imán de la Universidad de Al-Azhar (el mismo que criticó duramente a Benedicto XVI), Ahmad Al-Tayeb y abrazará al papa Francisco. Pero eso no cambiará la naturaleza de un islam fundamentado en una revelación directa e inmediata que se hace libro -el Corán- indiscutible e ininterpretable. Tal cual está escrito, hay que creerlo. La oración, la limosna, la peregrinación a la Meca y… ¡también la yihad y el exterminio de los infieles!

¿Fueron proféticas las palabras de Benedicto XVI?
Y es que el encuentro mismo no es el mensaje. El encuentro entre Francisco y el gran imán no transforma por sí mismo una realidad de cientos de años, ni la historia de Mahoma: el profeta que se pasó toda la vida de razzia en razzia sometiendo a sangre y fuego a los que le llevaban la contraria. El encuentro no puede ser el mensaje: un abrazo y una foto no significan nada, si no se tiene el valor de decir que el Islam tiene evidentes elementos de violencia en el Corán y en la vida de Mahoma. Si se continúa diciendo que «el islam es una religión de paz» solamente creamos confusión y perplejidad. Y sobre todo si no se tiene el coraje de poner, frente a la figura de Mahoma el guerrero, la imagen del Crucificado, el Señor del Universo. Buena diferencia, ¿no? ¿O es una imprudencia recordarles a los musulmanes la distinta naturaleza de la religión cristiana?

Y que no me venga nadie con la cantinela de que en el cristianismo también hay violencia porque hay cristianos que matan a la suegra, pues la violación de los mandamientos no ha estado avalada nunca por la Sagrada Escritura ni ahora ni nunca. Y que no nos cuenten hoy lo que fue el cristianismo ayer (que muchos episodios cuenta en que también se impuso por la espada), condenándolo ferozmente, por supuesto: ¿para argumentar que lo del cristianismo estuvo muy mal, pero lo del islam es pura paz? No nos engañemos, el Islam de hoy y de siempre, que es lo que estamos intentando cohonestar con el cristianismo, con una mano impulsa las obras de caridad, mientras arma la otra mano para aniquilar a todos aquellos que se niegan a reconocer a Alá, y a Mahoma como el último y definitivo profeta de Dios. 

Custodio Ballester Bielsa, pbro.
www.sacerdotesporlavida.es

22 comentarios:

  1. Estoy completamente de acuerdo con lo que se expone en el artículo. A las cosas hay que llamarlas por su nombre. Con los islámicos el único diálogo que fructifica, es el cual en el que aceptemos sus normas. Ellos jamás las nuestras. ¿Mezquitas en España? Las que pidan. Iglesias católicas en territorio islamita, cero. Esa es la realidad. Quieren dominarnos y acallarnos y le estamos abriendo las puertas y sonriéndoles para facilitárselo. ¿Ha reflexionado el Papa y estos obispos nuevos sobre esto ?

    ResponderEliminar
  2. Vuelvo a decir por enésima vez que nuestros políticos y la mayoría de las élites intelectuales de nuestro país desconocen la esencia del Islam: nació violento y sigue siéndolo. De paz nada. Al comienzo del Corán las suras hablan de paz y misericordia, pero a medida que se avanza en las suras se descubre su intolerancia y violencia, teniendo en cuenta que una sura anula a la anterior. El "profeta" extendió la nueva religión con la espada. Si alguno de vosotros ha visitado el Museo Topkapi de Estambul podrá ver las espadas del "profeta" que utilizó en sus batallas, muy diferente de lo que usó Jesús en su predicación del Reino de los Cielos. Solamente decir que el "profeta" posiblemente fue cristiano nestoriano, ya que Hadicha, su primera esposa era sobrina del gran sacerdote nestoriano de La Meca llamado Barahah, hombre erudito, y convivió con él 15 años, en los que lógicamente le instruiría en las Escrituras y en la herejía Nestoriana que defendía que en Cristo hay 2 personas: divina y humana. De ahí la negación posterior en el Corán de la divinidad de Jesús, ateniéndose a la persona humana, no a la naturaleza divina y humana unidas hipostáticamente; es decir indivisibles.

    El "profeta" tuvo 10 esposas, la tercera Yashira la tomó como esposa cuando tenía 6 años, y la desfloró a los 9, también a una judía la cual antes de unirse a él mató a su marido y a sus propios hijos. Se valió de la calumnia para tomar como esposa a la mujer de su hijo adoptivo. Tuvo también 2 concuvinas

    Más que una religión el Islam es un movimiento socio-político, donde el califa es la máxima autoridad. En Europa se encuentran con una identidad cristiana muy tenue, ellos la tienen muy fuerte, lo que juega a su favor. Y una cesión ante el Islam no tiene marcha atrás, de esta manera van copando en espacios que han sido cristianos.

    Aluciné un día cuando un rector de una parroquia del Raval de Barcelona al final de la misa de la tarde, dijo que al día siguiente no habría misa ya que había sido invitado por el imán de la mezquita a la fiesta del Cordero y coíncidía con la hora de la misa. En fin , hasta aquí hemos llegado.
    Los terroristas islámicos no hacen más que cumplir el Corán. La mayoría de musulmanes no toman esa opción pero son conscientes de ese cumplimiento, y los apoyan con sus donativos.
    Podría hablar mucho más con citas coránicas y su forma de ver a Dios, que no es el mismo que el de los cristianos, aunque muchos se empeñen en decir que es el mismo.
    En primer lugar niegan la Trinidad de Dios, y la diferencia es que para los cristianos Dios nos ha visitado y ha vivido como nosotros, pero sin pecado. Para ellos Alá está ausente del mundo negando el libre abeldrío; sinó la sumisión a Alá quien todo lo ordena.

    ResponderEliminar
  3. Decir que el Islam es una religión de paz, es del mismo cinismo que decir, que el nazismo es la ideología de la igualdad racial. Los nazis propugnaban una igualdad racial, eliminando a las otras razas y a los "defetuosos" y el Islam llega a la paz, solo por la eliminación de las otras religiones. El que ha estudiado un mínimo de historia del Islam, no puede llegar a otra conclusión que no sea esta.

    Y no nos engañemos, en decir que hay musulmanes que no son violentos, porque a la hora de la verdad, estos no cuentan porque no alzan la voz contra los violentos.

    ResponderEliminar
  4. Sí, ciertamente, verdaderamente, hay que saber la afirmación absoluta pronunciada en el libro que se lee (cf. Coran) que no fue crucificado, el Señor de la gloria, que fue sustituido por otro. Sí, San Juan Damasceno, considera que el islam es un monofisismo, y así és. Nosotros conocemos y predicamos que Jesús, el Cristo, fue muerto, crucificado y está resucitado.

    ResponderEliminar
  5. ... e imposible diálogo con la Falsa Iglesia12 de septiembre de 2016, 1:19

    1. Entrevista de Òscar Bardají i Martín a Victòria Molins, religiosa catalana de la Compañía de Santa Teresa de Jesús, Full Dominical 11 de septiembre:

    www.esglesiabarcelona.cat/node/9073

    - Pregunta: Què és el que més li preocupa?

    - Viqui: La pèrdua progressiva de valors tradicionals, culturals, morals, lingüístics, espirituals i religiosos en veure polítiques més interessades en els partits que en el país. Si recordem la frase del bisbe Torres i Bages: “Catalunya serà cristiana o no serà”, potser avui es pot considerar el seu tarannà de dretes molt lluny de la nostra catalanitat, però hem de reconèixer que els valors evangèlics -cristians- són més d'esquerres que de dretes.

    Suscribo la respuesta de Mn. Custodio Ballester:

    - "Es igual que afirmar, con toda la buena voluntad del mundo, que los católicos hemos de mantener un diálogo abierto y conciliador con los abortistas, los eutanasistas y los promotores de la ideología de género. Pues no, no es eso."

    Ello es así porque los valores de la izquierda pasan ineludiblemente por la cultura de la muerte, del relativismo y de la ideología de género.


    2. La Nueva Era, dentro de la Iglesia. Entrevista a Robert Porta Roigé como director del Monasterio de las Avellanas, página 32, Catalunya Cristiana, 11 septiembre, afirma en portada que "Somo un monasterio vivo, un conjunto monumental con comunidad religiosa activa".

    No vayan en absoluto a la casa de espiritualidad de este monasterio marista, en absoluto. Dan eneagrama, condenado explícita por el documento vaticano JESUCRISTO PORTADOR DEL AGUA DE LA VIDA. Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era” (en los apartados 1.4 y 7.2).

    Dichos cursos eneagrámicos, además, están dado por el hermano marista Lluís Serra i Llansana, el cual tiene estas responsabilidades de dirigencia y docencia católicas:

    - Unió de Religiosos de Catalunya URC, Secretario General
    - Psicologia, Doctor (Universitat Ramon Llull de Barcelona)
    - Teologia, Licenciado (Pontificia Università Gregoriana de Roma)
    - Filosofia, Licenciado (Universitat de Barcelona)
    - Centre de Vida Religiosa i Espiritualitat CEVRE, director
    - Facultat de Teologia de Catalunya, profesor
    - ISCREB, profesor
    - Espailúdic, profesor
    - Grup d’Investigació Psicolologia, Persona i Context PSICOPERSONA, ámbito Psicologia i l’Espiritualitat, Universitat Ramon Llull Barcelona, colaborador y exdirectivo
    - Eneagrama de Claudio Naranjo, especialista
    - L'enneagrama, un camí d'interioritat i transformació espiritual; El enegrama de las pasiones; Códigos del despertar interior, libros
    - Catalunya Cristiana, articulista
    - Ràdio Estel, tertuliano

    Pregunta a los obispos catalanes: Cuándo ejercitarán sus deberes de gobierno, enseñanza y santificación.

    ResponderEliminar
  6. Cómo el carácter, los valores, la moral, la ética, la religión y los principios afectan a los líderes de Occidente12 de septiembre de 2016, 1:45

    "...No nos engañemos, el Islam de hoy y de siempre, que es lo que estamos intentando cohonestar con el cristianismo, con una mano impulsa las obras de caridad, mientras arma la otra mano para aniquilar a todos aquellos que se niegan a reconocer a Alá, y a Mahoma como el último y definitivo profeta de Dios."

    El Occidente cristiano debería de haber ido a la guerra para defender al débil, para evitar que se atropellaran de esta manera los derechos de los indefensos en Irak, en Siria. Son lugares donde se está masacrando a cristianos, y no se debería de consentir. Se habrían evitado los refugiados, la extensión de la guerra en los estados vecinos, y la propagación mundial (África, Europa) del terrorismo yihadista islámico.

    Se debería de rechazar al invasor genocida, cruel y sanguinario, como reconocería cualquier Tribunal de Nuremberg.

    Pero todo Occidente cristiano está quieto-parado, como en la guerra de Bosnia, porque las vidas de sus hermanos carecen de cualquier tipo de valor. Existe el deber de defenderlos con las armas del Ejército, puesto que con las armas atacan sin motivo, con brutales e inauditos crímenes contra la humanidad.

    Ningún progresista-izquierdista ha instado la apertura de un Tribunal Internacional sobre el genocidio del Estado Islámico: eso sí, mucho preocuparse por Pinochet.

    Además, Occidente también se ha abstenido en la guerra contra el hambre, la enfermedad, la pobreza y la corrupción, ha dejado que se mueran niños pequeños e inocentes. Cada día mueren muchos de hambre, dentro de los pueblos hermanos pobres.

    Pero todo es inactividad en el Occidente, mientras estamos con los estómagos llenos, sin importar la muerte de hambre de nuestros hermanos.

    ¿Razón? Porque se ha hecho un cálculo pérfido: protegiendo la vida de uno de Occidente, vale la muerte de miles de hermanos de Oriente. Un occidental vale cientos de miles de pobres.

    En el siglo XVI, toda la Cristiandad se unió militarmente para derrotar al enemigo invasor otomano en tiempos de Don Juan de Austria, con la ayuda, además, del rosario.

    Pero no hoy ya no hay ningún Don Juan de Austria, ni se ve un Vaticano firme, no hay soldados con valor, no hay ideales superiores. La gente prefiere los bienes de mercado, e incluso muere por una droga, y no quiere morir por su Nación, por sus hermanos de religión, o simplemente por todos los pobres y desamparados del mundo frente al hambre, enfermedad, guerra, pobreza...

    ResponderEliminar
  7. Cuando La Meca tenga CATEDRAL CATÓLICA, circulen Nuevos TESTAMENTOS en ÁRABE por Arabia, Yemen, Indonesia, Pakistán, Sudan, etc, etc, no expulsen Marruecos a los sacerdotes católicos..... dejen de ASESINAR CRISTIANOS..... se podrá empezar a dialogar, mientras solo prepararse para ser MÁRTIR CATÓLICO.
    No olvidemos Dante coloca muy bien el último circulo de infierno a Mahoma, pederasta y asesino. (Ss "caso" con niñas de 7 años y extermino a todos los judíos de La Meca y Medina).

    ResponderEliminar
  8. En occidente TODO es muy CONFUSO!

    ResponderEliminar
  9. Lo que más me duele de todo esto es la falta de solidaridad del Papa y los obispos con los cristianos en países musulmanes.

    Esta falta de solidaridad, de empatía, no sólo habla de su talla humana sino de su fe en la Iglesia de Jesucristo. ¿Se sienten católicos, hermanados con todos los cristianos del mundo entero en virtud del bautismo? ¿Sienten como hermanos a esos cristianos perseguidos en las violentas tierras islámicas? Si la respuesta a estas preguntas es negativa por la vía de los hechos ya mejor ni entro en valorar la condición de pastores o padres espirituales.

    El sentido fraternal aplicado a todo el género humano, además de no ser cristiano, es un maximalismo que actúa como coartada para no comportarse con el que de verdad si es, o tendría que ser, tu hermano.

    Si lo aplicamos a la familia carnal, la hipocresía resultaría evidente: mis hermanos son todos los hombres, soy ciudadano del mundo, etc.

    Al final, los progre-liberales de la Iglesia, los que rabiaban y conspiraban bajo los pontificados de Juan Pablo II y Ratzinger, se han salido con la suya y han logrado confundir e identificar cristianismo con buenismo.

    ResponderEliminar
  10. el único dialogo seria que se repetaran en PAZ, por parte de las dos religiones ,Porque radicales hay por todos lados y hay que combatirlos

    ResponderEliminar
  11. No me hace falta tantos rollos como vosotros para deciros que para poder tratar con el Islam, lo primero que hay que hacer es predicar con el ejemplo, sobre todo con su gente de buena voluntad, que la hay.

    Si adoptamos la postura que en realidad se predica aquí, de " Si ellos no se ponen antes las pilas pues nosotros tampoco". Creo que nunca haremos nada. Alguien ha de empezar y ha de dar ejemplo y tender la mano.

    Por supuesto que no hay que darle las perlas a los cerdos, pero me parece que no siempre es el caso y que musulmanes con ganas de paz y con ganas de intercambiar pareceres de forma digna, los hay y con buena voluntad.

    ResponderEliminar
  12. PARCE DOMINE,PARCE POPULO TUO.

    ResponderEliminar
  13. ¿Acomodamiento de Omella?12 de septiembre de 2016, 15:34

    Visto en el congreso de Doctrina Social de la Iglesia, organizado por la Fundación Pablo VI, en:

    www.periodistadigital.com/religion/espana/2016/09/12/omella-religion-iglesia-congreso-pablo-vi-sectarismo-cristianos-evangelicos-doctrina-social-espana.shtml

    Omella, entre otras afirmaciones, dijo:

    - Lo peor de todo es el sectarismo y la confrontación: tú no eres de los míos. Eso no es evangélico... construir una sociedad en paz, en libertad y para todos

    - Debemos hacer todo lo que podamos por acoger, por converger todos en una misma dirección, por el bien de todos, especialmente de los más desfavorecidos

    .....

    Bonitas afirmaciones, pero ¿cómo las va a aplicar?

    En efecto, una de las cuestiones es saber quién entra dentro de la categoría de desfavorecido, es decir, el hacer una descripción extensiva y jerárquica.

    1. ABORTO, DIVORCIO Y GÉNERO. Según la Evangelium vitae de San Juan Pablo II, el primer y preferente desfavorecido es el NIÑO NO NACIDO, al cual se le desfavorece con la muerte, se le quita el derecho a la vida.

    Y dice Juan Pablo II, en Evangelium vitae 19, que el aborto, la eutanasia y la eugenesia de la reproducción asistida (congelación y destrucción de embriones), deslizan a las democracias por la pendiente resbaladiza del totalitarismo despótico porque eliminan de forma injusta e inicua el derecho a la vida, la justicia, la dignida y la igualdad.

    De otro lado, el aborto, la eutanasia y la eugenesia de la reproducción asistida, son:

    a) un crimen de homicidio grave,

    b) contrario a la doctrina católica o verdad definitiva (cometerlo implica separación de la comunión católica),

    c) al matar al inocente e indefenso, por tanto, constituyen un pecado personal muy grave,

    d) y también un pecado social gravísimo,

    e) un pecado que clama al Cielo (el crimen de Caín contra Abel el inocente),

    f) un acto intrínsecamente perverso,

    g) y un pecado imperdonable contra el Espíritu Santo (presunción de hacer un bien y salvarse).


    Junto con los atentados contra la vida naciente, están todos los actos políticos y sociales que justifican la disolución del matrimonio y familia naturales, realizado por la ideología divorcista y de género, convenientemente legisladas.


    2. CISMA Y HEREJÍA, FALSA IGLESIA. Tenemos muchos consagrados que han adaptado los dogmas al nacional-progresismo eclesial. En consecuencia, están cometiendo herejías, negaciones de la doctrina católica (verdad definitiva) y juicios temerarios, peligrosos y erróneos (verdades seguras).

    Además, el ámbito de todos estos graves errores se da en todos los campos: espiritualidad, teología, Bíblia, dogmas, moral, costumbres, liturgia, devociones, eclesiología, vida religiosa y laical...

    Por ello, no hay verdadera enseñanza, no hay verdadera celebración de los sacramentos, no hay confesión, no hay eucaristía, no hay nada, sólo un cascarón vacío y muerto de aparente Iglesia que mata el alma.


    3. POLITIZACIÓN. En la Iglesia existe la doble politización nacional-progresista: izquierdismo y nacionalismo.


    .....


    Evidentemente, interpreto las palabras de Omella en un sentido interesado, pero me preocupa mucho este "buenrrollismo" kumbayanáutico del "todos juntos amándonos como hermanos en la misma barca bajo el mismo sol".

    Estas canciones y discursos kumbayá, propios de los 1960, son muy peligrosos a los efectos prácticos, más allá de lo discursivo "para quedar bien" cara a la galería mediática, porque al final, en la práctica, en la praxis eclesial, sirven para legitimar en la Iglesia la permanencia y difusión de la herejía, el cisma y el error permanente, y encima, para justificar la tolerancia, el disimulo y la omisión e inacción en el gobierno, enseñanza y disciplina de los obispos, abades y dirigentes:

    - Dejadnos tranquilos, que el mal campe por la Iglesia, todos somos hermanos, ama y aguántate.

    ResponderEliminar
  14. Para que dos partes dialoguen es preciso que ambas se escuchen mutuamente. Para que ese diálogo sea en verdad, de verdad y por la verdad es necesario que ambos la busquen a la vez en es e proceso. Todo lo que no sea así no puede ser llamado diálogo verdadero.

    ResponderEliminar
  15. MARPN
    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo y con los comentarios que ha suscitado. El papa y los obispos que promueven tantas horas de oración comunitaria, están engañando maliciosamente a los creyentes cristianos. No puedo creerme que esta religión sea una religión de paz. Aquí se le abren todas las puertas y se les permite tener mezquitas. ¿Qué hacen ellos en sus países? ¿Cuantas catedrales e iglesias existen en estos países?. Roguemos a Dios, nuestro Señor, que llegue muy pronto el día que haya un verdadero entendimiento entre el islam y el cristianismo. Que se busque la paz, respetando cada uno las creencias pacíficas de los otros.

    ResponderEliminar
  16. José se nota que no has leído el Corán. El fin del Islam es dominar el Mundo, y el que no lo acepte será estrangulado. No voy a poner números de sura, pero en una de ellas explica como tratar a los infieles del Libro: "Ser amables con ellos, ayudarlos y ser solidarios con ellos; pero que lo parezca tu cara,; nunca el interior de tu ser". Más o menos viene a decir lo expuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, Jesús dice, sed mansos como palomas y astutos como serpientes,. No estoy hablando de buenísimo. Estoy hablando de dar el paso a sabiendas de lo que puede resultar y no volver la espalda dando por inútil la relación. La astucia no significa hacernos cruces y pasar a todos los musulmanes por el mismo rasero, significa, ni más ni menos un dicho que dice, "nadar y guardar la ropa".

      Eliminar
  17. El Corán frente a la Biblia12 de septiembre de 2016, 22:46

    Si el Corán es violento por tal o cual sura, ¿qué podemos responderle a un musulmán que nos eche en cara los conocidos "Salmos de imprecación"?

    Mn. Custodio, en la Biblia también hay pasajes duros, violentos e inhumanos. Por favor, sea un poco serio.

    El Islam está ahí, nos guste o no. Díganme los señores islamófobos, ¿qué otra alternativa hay aparte del diálogo con los musulmanes de buena voluntad?

    ResponderEliminar
  18. Se aludió al buenismo y hubo respuesta.

    Fernando, de tu telegrama se infiere que ambas religiones, islámica y cristiana, no se respetan y están en guerra. ¿Lo crees así? ¿Alguna Iglesia cristiana, o alguna nación occidental en nombre de su fe cristiana, ha declarado la guerra al Islam o a algún país islámico por su religión? Aclaración: hablo de la actualidad, de los dos últimos siglos por ejemplo, no de la Edad Media.

    La radicalidad cristiana lleva a la santidad. Para mí Teresa de Calcuta o Juan Pablo II fueron dos perfectos radicales cristianos y por tanto, santos. ¿A dónde lleva la radicalidad islámica?

    ResponderEliminar
  19. Ayer se aludió al buenismo y hubo respuesta.

    Hay que predicar con el ejemplo. Totalmente de acuerdo. ¿Qué haríamos si nuestra esposa o nuestros hijos o nuestros abuelos estuvieran amenazados? ¿Nos creemos de verdad que todos los cristianos somos hermanos por Jesucristo? Si nos lo creemos de verdad, la respuesta de la Iglesia a su sufrimiento y a su exterminio no puede ser más deprimente y falta de caridad y sentido fraternal. ¿Dónde están las colectas, las cadenas de oración, el ayuno, las campañas y las gestiones para salvarles la vida y fletarles un salvoconducto y ofrecerles asilo y refugio? Ahí es donde deberíamos predicar con el ejemplo y de manera clamorosa no hacemos.

    Para el cristiano, el perdón es preceptivo pero para poder darlo alguien tiene que pedirlo o, como mínimo arrepentirse y deponer su actitud violenta.

    Musulmanes de buena voluntad. Miramos la realidad a través de las gafas de nuestra cultura occidental, secularizada pero cristiana. Ellos, los musulmanes, no sólo tienen otra fe sino otra moral y otra cultura, que hay que respetar, no agredir, pero defenderse porque su cultura es expansiva. No comparten con nosotros ni entienden nuestro concepto de igualdad en dignidad por lo que hace a hombres y a mujeres. No comparten con nosotros ni comprenden la separación de Iglesia y Estado que posibilita la libertad religiosa y de conciencia; en sus países todo es lo mismo, todo deriva del Corán y de la Sharia administrado por el "Califa" que es a la vez líder político y religioso. Como no aceptan la diferenciación Iglesia-Estado, tampoco aceptan la libertad religiosa y, animados por algunos imanes y algunas suras del Corán, persiguen a muerte a los que no se someten a los preceptos del Profeta impuestos por el "califa" de turno. La vida humana en si no tiene el mismo valor para ellos que para nosotros. No son malos, son así, para ellos todo esto no es ser malo, es ser pío.

    Para dialogar, hay que saber bien quién es tu interlocutor y conocer las premisas de las que parte. El mismo concepto de diálogo, de dialéctica, es propio de Occidente. No podemos, si queremos ser realistas, aplicar nuestros moldes a personas y pueblos que nada tienen que ver con nuestra forma de pensar y vivir.

    "Intercambiar pareceres" dice usted. Incluso si está fumando hachís con alguno de ellos en un encuentro de lo más distendido, trate de cuestionar lo más mínimo el papel de Mahoma o el de Jesús, más allá de lo que el Corán afirma de él, ya verá la respuesta.

    ResponderEliminar
  20. https://www.youtube.com/watch?v=niI0JxMYQ6U

    Busquen algo equivalente a esto en cualquier iglesia o sermón de cualquier sacerdote o pastor.

    ResponderEliminar
  21. Como respuesta a ese ecumenismo de apertura al Islam, hago mio y transcribo el texto enviado por un amigo sabio:

    "Parece que el pastor lo que tiene que hacer es ir en busca del lobo que ya se ha zampado unos cuantos corderos y mientras los digiere (despues de acariciarle el lomo) se lo pone al hombro y se lo lleva encantado al aprisco para que cuando la bestia, vuelva a tener hambre se de el hartazgo de carne de oveja".

    ResponderEliminar