lunes, 29 de agosto de 2016

La descristianización de los pueblos catalanes

Si alguien volviese hoy a uno de los pueblos de la Cataluña interior, después de una ausencia de unos veinticinco años, tendría que fregarse los ojos, ya que no podría creerse lo que está viendo. Alrededor de los últimos cinco lustros, la secularización ha avanzado de una forma galopante y vertiginosa. Se puede afirmar, sin temor a equivocarse, que hoy en día nos encontramos con la paradoja de que la religiosidad católica se halla mucho más vigorosa en las ciudades que en las pequeñas poblaciones de la Cataluña profunda. 

Ya hacía tiempo que habían desaparecido los rosarios, novenas, procesiones, centros de acción católica, congregaciones marianas, colas en los confesionarios, parroquias atendidas por rector y vicario, pero una determinada inercia mantenía viva la fe en el interior del Principado. Al menos, la asistencia a la misa dominical era nutrida, los bautismos y las primeras comuniones gozaban de buena salud y el matrimonio canónico era la norma entre las parejas que se unían en nupcias. Hoy en día, la asistencia a misa reúne a un 5% del pueblo, con la ausencia clamorosa de jóvenes y niños, las primeras comuniones acogen a unos 8 o 10 niños, como máximo, en pueblos de 2.000-3.000 habitantes. El matrimonio civil o el simple concubinato representan la más común de las costumbres, mientras que el matrimonio religioso se ha convertido en la verdadera excepción.

Y no es culpa de los sacerdotes. En la mayor parte de las ocasiones tienen que atender a tres, cuatro o cinco parroquias, dominadas todas ellas por un Consejo Parroquial que se considera el propietario de la finca, reacio a cualquier cambio, que quiere seguir tejiendo y destejiendo a su antojo, como si nada hubiese variado en estos últimos años. Pero no se dan cuenta de que el problema no es la falta de curas, sino la falta de feligreses. ¡Qué parroquias van a atenderse en los próximos años, cuando vayan despareciendo los fieles actuales y no haya recambio! ¡Cómo se van a atender esas parroquias, en las que actualmente no van matrimonios jóvenes, ni tan siquiera de mediana edad! Parece una predicción orwelliana, pero estamos ante un mundo que se acaba, si Dios no lo remedia. 
En los pueblos es muy fácil seguir y engancharse a la masa. Católicos hasta el tuétano hasta hace 40 años, progresistas convencidos con posterioridad, hoy se han rendido a ese universo que contemplan cada día y que se visualiza en la esteladas que se exhiben en sus campanarios o en todas y cada una de las rotondas de sus carreteras. El altar de los dioses siempre está ocupado. El dios-nación ha venido a sustituir al Dios verdadero, sin ambages y con plena solución de continuidad.

Otro problema, aparte de los funestos y gerontocráticos consejos parroquiales, es la exclusiva utilización de la lengua catalana en las celebraciones religiosas. Probablemente sea el factor que explica que la caída sea más alarmante en los pueblos que en las ciudades. Es un hecho indiscutible y fácilmente comprobable que las misas en castellano se llenan mucho más que las que se celebran en catalán. No sólo en las grandes ciudades y en el área metropolitana de Barcelona, donde el castellano-parlante es mayoritario, sino que también se puede observar en las villas costeras de la provincia de Tarragona. En las de Gerona resulta imposible: el castellano está absolutamente erradicado, con los lacerantes resultados que todo el mundo conoce.

Y es que ese monocultivo del catalán a quien más aleja es a la inmigración latino-americana, que se ha convertido en la verdadera cantera de las parroquias de Barcelona y sus alrededores. Mayormente son ellos los que aportan niños y jóvenes a nuestros templos. Les une con nosotros el idioma español. Despreciarlos, por el mero hecho de querer preservar una determinada y supuesta identidad lingüística, no hace otra cosa que alejarlos, mientras evangelistas y demás corrientes protestantes se prestan a captarlos, sin que en ningún caso se les ocurra predicarles en una lengua que no es la suya.

Tenemos un gravísimo problema en la Cataluña interior. Y lo más grave es que quien no quiere verlo va ser quien va a pagar sus mayores consecuencias. 

Oriolt

28 comentarios:

  1. El gran problema eclesial de la Garrotxa o del Solsonès és la manca de Misses en Castellà? Oriolt, en sembla que vostè també té les seves fòbies, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que arrepentirse como comunidad porque queda poco tiempo30 de agosto de 2016, 1:03

      No, no es eso sólo lo que ha dicho. Lea atentamente.

      Por ejemplo, puede verse el caso de Cervera, donde se celebran las fiestas dedicadas al acho Cabrío desde me parece el 1977.

      Esto nunca pasó en Cataluña, ni siquiera en broma.

      Los problemas del catolicismo en los pueblos de Cataluña pueden resumirse 3 hechos básicos:

      1. la falta absoluta de catequesis de los adultos, por lo que al desconocer el catecismo de San Juan Pablo II, ello implica, por consecuencia lógica natural, la completa, total y absoluta ignorancia de la Palabra de Dios, el Magisterio y la Tradicion,

      2. la desértica y desolada falta de sabiduría espiritual sobre lo que significa Jesús-Eucaristía en la misa y el resto de los sacramentos, que remarca otra vez el desconocimiento masivo y general del catecismo en el pueblo de Dios de Cataluña,

      3. y la absoluta falta de espiritualidad de la oración y meditación católicas, que remite nuevamente al desconocimiento del catecismo

      En conclusión, se desconoce el catecismo, la misa y la oración.

      Esto es plena responsabilidad de los obispos, porque la facultad de enseñar el catecismo es de su completa competencia, no de la de Germinans, o los laicos o cualquier otro consagrado, dado que carecen de las oportunas facultades jurídicas para realizarlo efectivamente en la vida cotidiana de las parroquias.

      Me parece recordar que en el 2010, Benedicto XVI castigó penitencialmente a toda Irlanda durante un año entero, como consecuencia del escándalo de los masivos y reiterados casos del pecado de pederastia que se dieron entre los consagrados sacerdotales y religiosos.

      El castigo consistió, en esencia, en la meditación de las causas y consecuencias que habían llevado a Irlanda hacia este estado de prostración espiritual y moral, realizando todos los consagrados y todos los laicos, el pertinente examen de conciencia, meditaciones, oraciones, adoraciones eucaristicas, confesiones, misas, lecturas y otras acciones ascéticas y espirituales.

      Lamentablemente, hoy al pueblo de Dios en Cataluña, desde sus más altos consagrados hasta los más mínimos laicos, deberíamos de hacer, motu proprio, lo mismo que exigió Benedicto XVI a Irlanda: reconocer obligatoriamente sin excepción alguna, todos los pecados del interior de la Iglesia, errores, deficiencias, omisiones, temeridades, equivocaciones y desastres que hemos hecho cada uno, en su propio grado de responsabilidad, desde el mismo momento de la celebración del Concilio Vaticano II, al haber optado como comunidad consciente por la hermenéutica de la ruptura con la sana doctrina y la recta tradición.

      Y queda poco tiempo para hacerlo, dado que con toda seguridad, la Iglesia universal entrará muy pronto dentro de un tiempo muy grave y decisivo.

      Sólo quedan algo más de 2 meses para que se cierre la Puerta de la Misericordia.

      Eliminar
    2. Es uno de los factores que limitan la acción apostólica. Es de una evidencia palmaria. Usted Sr García seguro que estará encantado de rezar y asistir a misa en su lengua. Bien. De la misma forma los castellano hablantes. Si además es gente emigrada y por lo tanto de formación sencilla, lo que hay que hacer a la luz del Evangelio es acogerlos y facilitar su vida espiritual. Esto pasa por mantener su idioma en un lugar donde es oficial y hablado habitual por buena parte de la población. Anteponer la homogeneización lingüística a la facilitación del mantenimiento de la práctica religiosa es simplemente diabólico. Ni fobias, ni gaitas.

      Eliminar
  2. La descristianización de los ciudadanos es mucho más complejo que si las Misas se celebran en català y/o castellano.

    Que valores tiene mucha gente de nuestra sociedad actual: materialismo y consumismo puro y duro, destacar en vestidos, joyas, coches, poder, dinero, sexo y placer, viajar,...

    La parte espiritual ni la viven, ni se plantean preguntas sobre la existencia y la muerte.
    Para muchas personas de nuestras ciudades y pueblos esos problemas no existen y si existen ya esta resuelto.
    Además si ha esto añadimos los medios de comunicación y los políticos que nos mandan,...

    Los pobres de los sacerdotes y los laicos comprometidos en la evangelización lo tienen todo en contra, empezando por el ambiente.
    Yo he visto católicos prácticantes en Misas en català y en Misas en castellano, no por su lengua sino por el horario compatible con sus obligaciones familiares y profesionales.
    Quién quiere cumplir de verdad la lengua de la celebración no le condiciona, si tiene rectitud de intención.

    ResponderEliminar
  3. La verdadera fe no conoce idiomas ni banderas. Las crisis de la fe hay que buscarla en otras lugares, sino nunca se llegará a la raíz del problema y la soluciones que se propongan y apliquen no serán correctas ni útiles. Hay que pensar más y ver la viga en el ojo propio más que la paja en el ojo ajeno.

    ResponderEliminar
  4. Catòlic de poble 230 de agosto de 2016, 9:35

    Oriolt, ¿las zonas rurales son tontas? Por que és lo que se desprende de una lectura atenta del artículo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la verdad es la verdad aunque duela30 de agosto de 2016, 12:45

      Las parroquias rurales no son tontas sino que son inteligentes, pero me atrevería a decir que, en estos momentos, son las que están más corrompidas desde el punto de vista espiritual, teológico y litúrgico, eso sí corrompidas de forma inteligente.

      Durante este año he tenido la oportunidad de visitar diversas parroquias de Gerona, Vic, Barcelona, Tarragona y Tortosa.

      He podido observar que, en general cuanto más al norte del pais, mucho mayor es el grado de corrupción y delitos cultuales y religiosos en general, mientras que cuanto más al sur, suele haber mas obediencia hacia la liturgia, el culto, el dogma y la moral.

      La palma de la desobediencia se la llevó una parroquia de Vic, en la cual sus dos sacerdotes, uno ordenado bajo la iglesia de Trento y el otro bajo la del Concilio Vaticano II, presentes los laicos, jóvenes y adultos, y los catequistas, todos celebraron una misa conteniendo todos los posibles delitos, irregularidades y abusos liturgicos, incluida la invención de la consagración.

      Aunque hacen falta estudios más rigurosos para hacer una radiografía de la verdadera situación general, sí se puede concluir de manera natural y espontánea que, desde el punto de vista espiritual, teologico y litúrgico, en los pueblos y zonas rurales de Cataluña sí se ha sufrido durante estos decenios un gravísimo retroceso, degradación y degeneración desde todas las perspectivas de la doctrina y espiritualidad católicas.

      Tal gravísima circunstancia es de plena responsabilidad de los obispos de Cataluña, en particular para cada uno de ellos en su propio nivel de responsabilidad, y en general a través de la Conferencia Episcopal Tarraconense.

      Parece ser que, según todos los indicios y evidencias, están tolerando y disimulando la degradación del culto, la moral y el dogma entre el Pueblo de Dios, y está dando la sensación de que no visitan ni se preocupan en absoluto de sus parroquias.

      Dejan hacer, permiten que el mal se extienda, y no sabemos las razones y las causas que motivan esta incomprensible permisividad y dejadez en su quehacer de gobernanza propio de obispos catalanes.

      Están desaparecidos, y parece que aplican el pacto del statu quo de Sistach: no me molestes y no te molesto, siempre que no haya escándalo público.

      Eliminar
    2. Señor CATOLIC DE POBLE 2,en los pueblos del sur de Cataluña de tontos no tenemos un pelo,en los del norte no se.

      Eliminar
  5. Creo que otra de las causas es que la cultureta en nuestros días se reduce a la manipulación de utopías y odios que vuelcan los llamados medios de comunicación, simples instrumentos de lavados de cerebro conectados a las terminales del poder supremo sin rostro.
    La gente no se pregunta el porqué de las cosas y no se ayuda de lecturas alternativas que le permitan discriminar una u otra posición. El activismo cotidiano se convierte en automatismo y suple a la razón; las ideas repetidas hasta el infinito, prometiendo una democracia con una libertad sin límites (dicen, “no como ahora”), donde no existirá el cáncer ni la pobreza, son vertidas por los media y colocadas convenientemente en el cerebro, ya de por si atrofiado del ciudadano. El resultado es que el lavado de cerebro va confundiendo al sujeto y lo va transformando en sujeto utilitario, nada que ver con ser cristiano.

    Las nuevas generaciones de católicos no vienen ya de los catalanes oriundos, vienen de las ultimas migraciones del resto de España y de Hispanoamérica, en promedio. Particularmente estos últimos, que todavía tienen una tasa de fertilidad alta y se acompañan de una cultura más tradicional.
    Acogerlos en español es de rigor intelectual y moral. Una encuesta de la Gene, decía que el español se hablaba mucho más como lengua materna que el catalán (quizás del 60 % al 30%) en el global de Cataluña, dejando aparte de que se entienda y se pueda hablar por muchos más. Encuentro absurdo que más del 90% de las misas de las parroquias diocesanas de Barcelona se hagan en catalán, y solo dejen una misa simbólica en español. Además, se añade la población extranjera que frecuenta Cataluña, que siendo el español un idioma en total expansión, se encuentra con una Iglesia pueblerina y al margen de los fieles potenciales. Pero la tibieza clerical, y siempre hablo en promedio, no está por la evangelización sino por la catalanización ideológica como objetivo primordial: que el mundo sepa que “la Església” es catalana i Catalunya “una nació”.

    ResponderEliminar
  6. De mi anterior escrito, en la línea 10 debe decir que: “Las nuevas generaciones de católicos no vienen ya de los catalanes oriundos catalano parlantes o castellano parlantes, vienen….”

    ResponderEliminar
  7. MARPN
    Las causas de la pérdida de fe son varias y muy profundas. Hoy estamos hablando de la falta de asistencia a las celebraciones Eucarísticas y como todos comprobamos no sólo se vive en la zona rural, también en las zonas urbanas. Es el mal general a que desgraciadasmente ha llegado nuestra Iglesi Católica. La culpa es de todos los que nos decimos católicos y muy especialmente de los consagrados: Papa, obispos,sacerdotes y religios@s que se comprometiron de por vida a servir al pueblo de Dios y conducirlo por el camino de la Verdad y de la Vida. Ay de ellos!. Que pidan Misericordia.
    En cuanto a la lengua en que se celebra la Santa Misa, creo que sí ha influido en la asistencia. Indudablemente se ha de dar prioridad a nuestra lengua catalana, pero hay que ofrecer la posibilidad de que aquellos que no la conocen, o bien se sienten más cómodos en su idioma materno, lo puedan hacer. La lengua no ha de ser ningún obstáculo para nadie. La Iglesia ha de ser apartidista y tener "de verdad" los brazos abiertos para acoger a cuantos lo deseen o necesiten.
    Quiero recordar que sí hay Parroquias que siguen ofreciendo las prácticas cristianas del Santo Rosario, las novenas, recesos, etc. Hay que saber buscarlas y preguntar. No se pueden perder estas prácticas porque hacen mucho bien a la felegresía y ayudan a la Iglesia. Verge Maria i Sant Josep protegiu la nostra Església Catòlica y dadnos santos sacerdotes para su servicio.

    ResponderEliminar
  8. Tiene toda la razón, cuando voy a la santa Misa en "ciutat vella" de Barcelona, las iglesias que ofrecen misas en castellano, están llenas de filipinos hispanos, niños alegres, familias completas.... las que solo ofrece la misa en catalán, están vacías, solo dos o tres ancianos. Y no hable de unos pueblos sino de la ciudad de Barcelona, donde esto se refleja en las parroquias periféricas.
    La estrellada o sea trapo con estrella se ha deificado y el "somcollonuts" es su dios.
    Mientras los moros avanzan en Gerona ya ya mas mohamets que jordis, josé, felix, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además he notado otra cuestión al hecho de que si están en catalán entonces ello implica menos asistencia y participación.

      Esta segunda cuestión es más grave, porque he visto una correlación entre misas celebradas en catalán y graves errores litúrgicos y teológicos desarrollados en la misma.

      En conclusión, si vas a una misa celebrada en catalán, tienes mayor probabilidad de que haya menos gente, participen menos y más fríamente, se entienda menos por la forma de pronunciar el catalán, y la celebren con graves errores y violaciones litúrgicas.

      Eliminar
  9. Al Sr. Articulista le diría que hay que ser mas honesto con la verdad. Si quiere hacer política, debe buscar otras formas, deje ud. la religión de lado, si quiere ser anticatalán presentese a unas elecciones , veremos quién realmente le sigue. En Cataluña uno de los muchos males de la Iglesia, que los tiene, son personajes como Ud, siempre destruyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reducir el artículo a lo lingüístico y a lo político es introducir un sesgo del raciocinio y un análisis simplista e interesado, y no es esto lo que está diciendo el articulista.

      No falsee la realidad de las cosas.

      El problema de la Iglesia en Cataluña es lo que se ha venido diciendo como Nacional-progresismo, un complejo de ideas politicas, lingüisticas, modernistas teológicas, nacionalistas, independentistas y soberanistas, y finalmente izquierdistas, que a estas alturas ya es conocida por toda la jerarquía eclesial Católica de Barcelona y Cataluña.

      Eliminar
    2. Su comentario anónimo 17,05, es para enmarcar como modelo de sofisma.

      ¡Qué calado de gafas!

      Eliminar
    3. El problema, LAURA, de las gafas es que los cristales deberían ser translucidos y todos los llevamos pintados, no me excluyo como hacen algunos de ustedes que se consideran propietarios de la verdad; Tengo claro, que la política , TODA CLASE DE POLITICA, debe hacerse fuera de las iglesias, las banderas también. El párroco los es de todos sus feligreses,sean de derechas o de izquierdas, nacionalistas o no, altos o bajos del PP o del PSOE etc. etc....

      Eliminar
    4. Bajo la apariencia de que hay algo de verdad, su comentario sigue siendo un sofisma.
      Usted se va por la tangente. Vayamos al origen de la cuestión.
      Nosotros tenemos que seguir el Evangelio de Cristo, tanto en Fe como Moral.
      Por todo lo detallado en este blog y nuestra propia experiencia personal, es obvio que no se desarrolla así en la Església, de al menos los últimos 60 años.
      Digo nosotros porque Iglesia somos todos (laicos, religiosos y sacerdotes). La Iglesia no son los curas.
      Y nosotros Iglesia, tenemos que cristianizar la sociedad. No podemos seguir ideologías del espectro político que atenten contra el Evangelio. No somos ni de izquierdas ni de derechas utilitarias.
      Nosotros debemos cristianizar de acuerdo con el Evangelio de Cristo.
      Por lo tanto, nada que ver con la ideología del odio de Prat de la Riva, vertidas por sus seguidores (el “ahora no toca”), atentos al poder supremo mundial y que tanto daño está haciendo.
      Esas gafas ideológicas son inasumibles para un católico.

      Eliminar
  10. Anónimo 17:05,yo estoy con lo que dice el ARTICULISTA,lo que dice ud.son SANDECES y .

    ResponderEliminar
  11. Sr. Anónimo de las 17:05,el que no es honesto con la verdad es usted.si se ha tomado la molestia de leer a los demás comentaristas- además del Sr Oriolt- y se ha dado una vuelta por unas cuantas iglesias,es que no se puede estar más de acuerdo.Desde luego no hay mas ciego que el que no quiere ver.Y usted parece ciego de remate.No quiere ver lo que es tan evidente,que aunque no quieras verlo SE VE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hecho de menos al señor PICAZO,PARA QUE NOS DIGA ALGO DE LA DEBACLE DE MATARO CITY.

      Eliminar
  12. Catalunya también será la primera en convertirse cuando suene la hora porque siempre va delante. Ahí está Tornar a creure en dos dies. El problema de la falta de fe es éste: la cultura imperante en manos de los llamados iluminati, ah qué no los conocen ni saben de su existencia.Pues, salen millones en la Red. Salgan de la matrix o de la burbuja de mentiras que nos envuelve.
    La solución pastoral sin embargo sería más concretamente ésta: enseñar los dones del Espíritu Santo al revés: Temor de Dios (novísimos, pecado...), Piedad (confesión eucaristía, rezar, devociones, santos, Virgen María, gusto por las cosas de Dios...), Ciencia (catecismo, vidas de santos, milagros, gusto por los libros sanos y piadosos, apologéticos, inspiraciones...), Fortaleza (ascética, virtudes, ayuno, mortificación, castidad, testimonio...), Consejo (un alto grado ya, vocación, llamadas de Dios, dirección espiritual...), Entendimiento (ver las verdades de la fe y los dogmas bajo la luz del Espíritu Santo, la armonía del credo católico...) Sabiduría (la unión con Dios, altos grados de la mística, santos, pocos llegan... )Pero un Padre Pio, a pesar de haber llegado a la Sabiduría, seguirá temiendo por su posible condenación eterna. Es decir, esta progresión es indicativa, predominante, todo puede ir mezclado, pero hay un orden básico. La forma de citar los dones del Espíritu Santo es completamente desafortunada. Va de más a menos, cuando lo correcto sería ir de menos a más, OK?

    ResponderEliminar
  13. unos indicios que se observan en este artículo31 de agosto de 2016, 10:26

    Es indudable de que si la publicidad dice el piso va destinada a un residente que tiene una condición, pero en la realidad no se controla en absoluto, es que saben que la administración municipal de Barcelona y la Generalidad de Cataluña, que son competentes en materia de turismo, no tienen capacidad posible alguna de realizar controles efectivos y reales a los millones de residentes que hay cada año, y obviamente no se dedicarán a controlar los usos turísticos auténticos de un edificio en concreto.

    Este hecho indica, además, que parece ser que Barcelona ha entrado en este circuito de ciudades globales de alta capacidad económica y movilidad de transporte.

    Y también indica que los usos serán polivalentes, según el mayor rendimiento económico y financiero que se vea en cada momento, y destinado para esta referida a élite global: enseñanza y educación, universidad e investigación, ferias y congresos, turismo de élite, servicios geriátricos, turismo sanitario, aborto y reproducción asistida... y otros no tan confesables.

    También puede verse como un indicio de que estamos saliendo de la actual crisis inmobiliaria y urbanística de Barcelona, sobre todo en este año de incremento feroz de los beneficios de la industria turística general, que pulveriza récords.

    Finalmente, puede deducirse de que dicho edificio entrará dentro del mercado de compraventa de hoteles y residencias entre las diversas sociedades y empresas, Siendo uno más de los muchos que irán pasando por entre diversas manos.

    ResponderEliminar
  14. Por cierto,quisiera pedir un favor:¿alguien podria decirme si hay una iglesia Germinante más o menos cerca del barrio del Clot?.muchas gracias por anticipado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sacerdotes cercanos están algo lejos, pero en San Ambrosio (origen y final H12)Sagrado Corazón en Pedro IV (antes de calle Espronceda) Sant Francesc de Paula algo más lejos ( Ramón Turró) y quizá la más cercana Nª Sª del Roser (Frente Plaza Monumental)Estos sacerdotes no hacen barbaridades.

      Eliminar
  15. Muchas gracias anónimo 21:03.Por lo menos ya tengo una idea por donde tirar. ¡GRACIAS NUEVAMENTE!

    ResponderEliminar