martes, 2 de agosto de 2016

De Bello Pallico (I)

Pridie idus decembris anno 2758 ab urbe condita (12/12/2006)
Grassus presidiendo en el Templo de la Divina Diana junto a los titulares de Egara y Lupricato
Iniciamos la recuperación de los escritos de Prudentius de Bárcino, en el blog "De Bello Pallico" con este extracto de su escrito publicado el 12/12/2006. Aunque la gracia de aquel momento era descubrir quien estaba detrás de cada uno de los personajes, dada la distancia en el tiempo, ofrecemos un diccionario optativo para el que se pierda con el relato, pero para el que prefiera averiguar quien es quien, puede obviarlo y demostrar sus grandes conocimientos de la lengua latina y de la Iglesia en Barcelona. 

Grassus ha estado en Roma. Se le veía en el Collegium Hispanicum compungido y a veces furibundo: la segunda negativa a las listas ha sido letal para él. Todos los hispanos en Roma hablaban de ello. Al mismo tiempo la cada vez más remota posibilidad del capelo para el próximo Consistorio extraordinario lo está volviendo banal y repetitivo. Casi puede competir en precariedad ideológica con el Preside del Gobierno, el cordubetano Aburrehastalasovejax. Si no que se lo digan a los que asistieron a la Vigilia de la Divina Diana en su Templo, el pasado jueves (entre los que por cierto casi no había jóvenes, a pesar de ser una Vigilia Juvenil) la mayoría eran de la edad de su Custodio, Mansus de Saxarius. El nudo de la arenga: «les nenes que la mare ha tingut (Egara y de Lupricato son las hijas de la Madre Barcino) han continuat sota el Patrocini de la Divina Diana» «Ai que contenta té que estar!!!!). Y eso que en el Plan Pastoral se nos dice que nos tenemos que preparar los discursos: Que empiece Grassus el primero que se repite más que el «allioli» por Zeus. Además, ni mira a la gente, habla para sus adentros, yo no sé si sabe las normas básicas de la Teoría de la Comunicación este Praetor. Se lo tiene que hacer mirar. 

Leporinus, de Provetiana de Lupricato
El sábado fue la coronación de la mediocridad. Estaba conmemorando las patronales de una de las comunidades más destrozadas de esta Dioecesis: Proventiana de Lupricato. Y allí estaba «ad Missam et ad Mensam» junto al maléfico Leporinus, delegado además de Acción Social, uno de los peores y más siniestros personajes que jamás ha engendrado madre, que ha hecho de su Comunidad y arrabales un desierto absoluto. Proventiana es el ejemplo de lo que espera a la mayoría de comunidades regidas por estos maléficos Leviatanes y sus ideas. La nada. La más absoluta nada. 

Eso sí, Grassus está inquieto y preocupado de lo que de él se habla. No quiere que se rechiste ni se haga chiste, no tolera la libertad de expresión, el libre examen de sus acciones y decisiones. Quiere sumisión esclava. Y a eso, querido Grassus, a eso no estamos dispuestos. Cuando entramos en el Templo nos quitamos el sombrero, no la cabeza. Cuando entregamos nuestra vida por Dios y su Iglesia, no entregamos nuestra capacidad de pensar y decidir libremente. La honra y la vida solo le pertenecen a Dios. 

¡Y felices Saturnales a todos si no nos vemos antes! 

Prudentius de Bárcino
______________________________________________________________________________
 
Diccionario básico, para los que no sepan latín ni la jerga de Barcino

- Grassus:
Arzobispo Lluís Martínez Sistach 

- Collegium Hispanicum: Colegio Español
- Aburrehastalasovejax: El entonces presidente José Montilla
- Templo de la Divina Diana: Basílica de Nuestra Señora de la Mercè 
- Mansus de Saxarius: Mn. Carles Mas de Xaxars, por entonces párroco (Custodio) de la basílica de Nuestra Señora de la Mercè
- Egara: Diócesis de Terrassa
- Lupricato: Diócesis de Sant Feliu de Llobregat
- Proventiana de Lupricato: L'Hospitalet de Llobregat
- Leporinus: Mn. Josep Maria Jubany, por entonces párroco en L'Hospitalet
- Saturnales: Fiestas de Navidad

2 comentarios:

  1. Video meliora proboque, deteriora sequor3 de agosto de 2016, 1:21

    Viendo a Grassus y a sus coadláteres, y todo lo que hemos sufrido, y vamos a sufrir bajo Omella, se demuestra los efectos del pecado original en la Iglesia de Barcelona, a la que Carles diagnosticó, con acierto, que era una diócesis que la encontró enferma y la dejará moribunda: el desorden, la debilidad, la fragilidad, el dolor, la muerte, y algo todavía peor si cabe, la doble ley opuesta: una que desearía el bien, y otra, en cambio, orientada al mal.

    Esta doble ley de los opuestos morales en el corazón del hombre, fue dicha por San Pablo en Romanos 7, pero también por Ovidio, en Metarmofosis 7, con frases más precisas, y que me parece que Pablo tuvo en Ovidio la inspiración:

    OVIDIO

    quae tanti causa timoris?
    ¿cuál la causa de tan gran temor?

    excute virgineo conceptas pectore flammas,
    Sacude de tu virgíneo pecho las concebidas llamas,

    si potes, infelix!
    si puedes, ¡infeliz!

    si possem, sanior essem!
    si pudiera, ¡más sana estaría!

    sed trahit invitam nova vis,
    pero me arrastra, involuntaria, una nueva fuerza,

    aliudque cupido,
    y una cosa deseo,

    mens aliud suadet:
    pero la mente de otra me persuade:

    video meliora proboque, deteriora sequor.
    veo lo mejor y lo apruebo, pero lo peor sigo.

    SAN PABLO

    no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero
    Non enim, quod volo bonum, facio, sed, quod nolo malum, hoc ago

    ResponderEliminar
  2. La imagen no se corresponde con todos los nombrados. Es una imagen reciente

    ResponderEliminar