miércoles, 27 de julio de 2016

Los vecinos de Les Corts indignados con el "Hotel del Bisbat" y la prepotencia de Matabosch

Carta recibida en el correo de Germinans Germinabit
Mn. Antoni Matabosch frente a la entrada de la Residencia Sacerdotal Sant Josep Oriol
Estamos indignados con el comunicado de prensa emitido por l´Arquebisbat y reproducido integramente y sin contrastar por La Vanguardia Digital.

-En su nota de prensa dicen que bajan dos plantas por las presiones vecinales. Eso es mentira, lo de las dos plantas se refiere a que renuncian a una futura ampliación de la residencia de sacerdotes que da a la calle Remei (algo a lo que nosotros jamás nos hemos opuesto), no en el edificio nuevo, pero lo dicen así para que parezca el mismo proyecto. La ampliación de Remei es la tercera fase (Primera fase: Ampliación de Joan Güell, Segunda fase: Rehabilitación del convictorio y edificio nuevo, Tercera fase: Ampliación del edificio de Remei). A esa ampliación de Remei no renuncian, la gerente de urbanismo les dijo desde el primer día que no la podrian hacer por el ancho mismo de la calle Remei.
 
-El propio arquitecto de l´Arquebisbat (que fue el único miembro de la institución eclesiástica que habló el lunes), respondió que la diferencia entre el primer proyecto del edificio nuevo y este último son 3 habitaciones, el resto de las que dicen las pierden de la ampliación de la residencia, pero no del nuevo edificio. Es decir, el "negoci" queda intacto.
Escrito firmado por todas las entidades vecinales
 
-En el nuevo proyecto, no hay ni una sola de las propuestas que hicieron los vecinos durante los dos encuentros de mediación... al tercero ya ni se presentaron, sin avisar ni excusarse posteriormente. La prepotencia de Mn Matabosch durante esos encuentros fue indignante, según fuentes del ayuntamiento, él mismo es el que instó a que en la presentación del lunes sólo fueran técnicos por parte de l´Arquebisbat.
 
-La oposición al proyecto cuenta con el apoyo de la gran parte de asociaciones de vecinos y entidades de Les Corts, no son cuatro vecinos... adjunto documento firmado por éstas.
 
-Si hacen todo esto para mantener a la residencia actual de sacerdotes, ¿como la han mantenido hasta la fecha? ¿que hay del ático de lujo que según salió publicado se hizo para Martinez-Sistach en esta misma residencia? ¿harán públicas las cuentas para que se pueda ver si es cierto que el dinero se emplea en eso?

Hay personas que intentan vincular nuestras protestas a un ataque contra la Iglesia, algo ruin y mezquino, pues en parte considerable nosotros somos también Iglesia. La convivencia con los inquilinos de la fundación Sant Josep Oriol ha sido siempre idílica, lo nuestro es una defensa contra el prejuicio al barrio que pretende hacer la jerarquía eclesiástica.

12 comentarios:

  1. Pau Garsaball Ninou27 de julio de 2016, 23:10

    Hem de parlar clar d'una vegada. Tenim el lobby rosa incrustat al centre de la curia. Potser que comencem a dir les coses pel seu nom.

    ResponderEliminar
  2. Cuidado los de Mataró. Tomen nota. Aquí están las pautas que van a reproducir en la Llar Cabanelles. Cash para hoy a canvio de hipotecar el uso de la finca para muchos años + desificación urbanística.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Però ja comencem a estar acostumats a aquesta mena de barrabassades, aquí a Mataró. Massa acostumats, per desgràcia.

      Eliminar
  3. Siempre hay que oir a todas las partes.
    Con esta carta recibida en Germinans Germinabit queda bien clara otra versión muy distinta a la nota de prensa de ayer y de las declaraciones de Mn. Antoni Matabosch.
    Muchas Gracias por publicarla.
    Pobre Mons. Omella cada día tiene un caso nuevo.

    ResponderEliminar
  4. La Barcelona del ingenioso engaño urbanístico28 de julio de 2016, 1:26

    "En su nota de prensa dicen que bajan dos plantas por las presiones vecinales. Eso es mentira, lo de las dos plantas se refiere a que renuncian a una futura ampliación de la residencia de sacerdotes que da a la calle Remei"

    Lo de las mentiras urbanísticas, paisajísticas y arquitectónicas es típico, tópico y habitual en Cataluña.

    Empezó con el Ensanche. Como trampa para soslayar el límite de cuatro plantas impuesto por Madrid, se inventaron lo de las plantas no numeradas: planta baja (locales de negocio), entresuelo y principal, en éste donde vivía el burgués, con sus balcones y miradores ricamente adornados. En algún edificio del Ensanche, incluso existe el semiprincipal o semientresuelo, es decir, otra planta más, pero es muy singular, no debió prosperar por el escándalo.

    Luego, pasada la guerra civil, y ante la escasez de viviendas, en Barcelona se inventaron, ahora por la parte de arriba, el invento de los áticos, que debían de estar retirados para evitar ser vistos desde la calle. Ahí, la trampa hasta donde llegará la especulación: ático, sobreático...

    Y cuando llegó la especulación urbanística de 1960 con Porcioles, en la periferia de Barcelona, cuando se edificaba en la ladera, se inventaron los pisos sótano, semisótano, semisótano 1 o A...


    Es risible esto de "rebajar dos plantas" como sinónimo de "no se construirán dos plantas más". Parece aquello de "acepto pulpo como animal de compañía..."

    Digno país de las trampas tramposas...

    ResponderEliminar
  5. Mons. Omella está "de fiesta" en Polonia...Ojalá se les pegue algo a los obispos españoles del catolicismo y del episcopado de esa gran nación católica, orgullosa de serlo y que nos dio a todos al inolvidable Juan Pablo II.

    ¿Cuántos jóvenes de Barcelona han ido a Polonia? Dicen que más de 1.000, muchos me parecen. La pregunta interesante es ¿de dónde salen estos jóvenes?, ¿de las parroquias?, ¿de la diócesis? Lo dudo. Probablemente la mayoría de estos jóvenes salen de la prelatura del Opus Dei y de los grupos neocatecumenales, carismáticos, de San Egidio, etc.

    Estos jóvenes pues ya están espiritualmente bien atendidos. En cambio, en Barcelona, el arzobispo tiene mucho trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Probablemente la mayoría de estos jóvenes salen de la prelatura del Opus Dei y de los grupos neocatecumenales, carismáticos, de San Egidio, etc."

      Yo también me creo que la casi totalidad de los jóvenes salen de los nuevos movimientos y no, en absoluto, del arzobispado, de las parroquias y de las antiguas congregaciones y órdenes.

      Me parece recordar una foto de los jóvenes que salieron del arzobispado para Cracovia y sólo recuerdo unos 10.

      También hay que recordar que la economía de escala y la agenda de contactos manda: sólo sale barato en costos y tiempo de organización si lo organiza un grupo o asociación.

      Para el que va sólo o sale con pocos, sale más costoso.

      Eliminar
  6. MARPN
    Yo creo que aciertas en tu reflexión. Si en la gran mayoría de parroquias no hay presencia de jóvenes o está muy mimbada, han de ser de los distintos movimientos y grupos no comprometidos directamente con sus parroquias. Cosa que me parece muy mal pues el ejemplo que pueden transmitir a los feligreses hermanos de sus respectivas comunidades parroquiales, sería vivificador y animaría a toda la comunidad. Siempre he pensado que los movimientos que viven en una parroquia pero no se comprometen con ella, hacen un flaco servicio a la IC. A veces llego a pensar que son pequeñas capillitas que viven su fe al margen de la comunidad. Para mí es preocupante esta actitud y los responsables de estas agrupaciones o movimientos se lo habrían de plantear viendo la situción que está viviendo nuestra querida IC.
    Mons. Omella ponga a cada cual en su sitio. María Auxiliadora ruega por nosotros.

    ResponderEliminar
  7. Para MARPN. Parece muy sensato lo que dice, pero en el fondo es engañoso (a mi modesto entender). Yo creo más bien que en las parroquias donde hay grupos de fieles pertenecientes al Opus, Neocatecumenales, carismáticos o cualquier otro, con un poco de suerte es lo único que hay en esa parroquia, pues el resto son las personas mayores de sesenta años que viven su fe al margen de estos grupos y, por edad, cada vez son menos. Admito que puedo estar equivocado, pero yo lo veo así.

    ResponderEliminar
  8. Lo que es penoso contemplar que en Barcelona hay parroquias administradas por religiosos, y algunos se afanan de tener grupos de jóvenes; pero la realidad es que han sido formados en el nacional-progresismo y con catequesis con ideas contestatarias hacia la doctrina de la Iglesia. Por ello en mi parroquia administrada por religiosos que su carisma es la asistencia al adolescente y joven através del presbiteriado; nunca se han mencionanado las JJMJ,en alguna ocasión un poster medio escondido, pero ir un grupo organizado por la Parroquia jamás; eso sí, lo de Taizé, que me parece muy bien, es lo único que les queda. En conclusión,algo ha fallado desde hace mucho tiempo en la formación espiritual de nuestros jóvenes, y la consecuencia es este desierto de participación de nuestros jóvenes de Cataluña.

    ResponderEliminar