jueves, 7 de julio de 2016

El silencio que nos corroe

En silencio no hay evangelización: ni nueva ni vieja. No se evangeliza callando; y es mucho el silencio en que se ha ensimismado la Iglesia, porque el Evangelio escuece; y al mundo, empeñado más que nunca en su propia evangelización, le incomoda que la Iglesia predique y proclame el Evangelio de Cristo, tan diametralmente opuesto al del mundo. ¿Y cuál es la respuesta de moda desde hace ya decenios? La respuesta de moda es el silencio, al que quienes lo practican, lo llaman prudencia. Y lo exaltan porque así no excitan la ira de los enemigos de la Iglesia. Y como alternativa al silencio, el ruido y la cháchara y la propaganda hueca. Nos hemos hartado, justamente aquí en Barcelona, de la propaganda y del espectáculo de la Nueva Evangelización. Pero eso sí, poniendo el máximo cuidado en que no nos lo estropee la mala prensa. ¿Y cuál es la fórmula? Evitar los temas comprometidos. Y si hay que entrar, hacerlo con una ambigüedad tal, que le permita a cada uno escuchar lo que quiere. ¿En eso consiste pues, la famosísima Nueva Evangelización?  
El mundo gay está enardecido con la celebración de su orgullo: lo que siempre fue oprobio, hoy es orgullo y forma parte del adoctrinamiento en las escuelas. Y empiezan en el parvulario, para asegurarse de que la doctrina cala. En medio de esta exaltación se han atrevido a publicar un cartel obsceno, que insulta gratuitamente a los cristianos, y han arremetido contra el cardenal Cañizares por atreverse a predicar la doctrina de la Iglesia. Es que para las cuestiones delicadas está de moda remitir al catecismo, pero sin citarlo explícitamente: por no ofender; por evitar que se envalentonen y nos exijan que les pidamos perdón por no comulgar con la doctrina que han conseguido imponer como obligatoria en las escuelas y en los medios, so pena de persecuciones, desacreditaciones, campañas de difamación y demandas judiciales.
Es para preocuparnos hondamente que lo de Cañizares sea una noticia que se mantiene en los medios durante semanas. ¿Por qué es noticia? Porque es una rara avis, un pájaro de cuenta, que dicen sus perseguidores. Porque su voz resuena en el silencio. Y se hace notar. ¿Su voz? Sí, pero no es lo que más resuena. Lo que retumba es el silencio del que surge esa voz.

Movilización en Valencia por la blasfemia a su patrona
Menos mal que no se ha quedado solo. ¡Menos mal! Se ha producido en Valencia una movilización muy notable en defensa del cardenal; y más notable todavía en desagravio a la Virgen de los desamparados por el infame cartel del orgullo gay. La respuesta de Valencia deja avisados a los políticos y aventureros. Hay cosas intocables. Después de habernos dejado tocar tantas cosas sin decir ni mu, creían que podían atreverse con todo. Gracias a Dios, aunque tarde, hemos salido de la modorra. Pero eso en Valencia. Que la ofensa no fue menor en Cataluña, porque la Virgen de Montserrat formaba parte de la burla obscena; pero aquí en Cataluña persistió el silencio. ¿Una gran manifestación para mostrar la indignación por la blasfemia? Esto no es Valencia, esto es Cataluña; y aquí somos de otra pasta. ¿Se movilizó acaso el monasterio de Montserrat, el corazón del catolicismo catalán, para reivindicar a la Moreneta? Pues no, eso no tocaba: lo que tocaba era el silencio. Y no es que se hiciese el silencio. No se perturbó el que viene manteniendo en cuestiones sumamente graves la jerarquía eclesiástica catalana desde que están ocupados en lo suyo, que no es precisamente el Evangelio.
Pero quiso Dios que aunque más humildemente, la Iglesia que milita en Cataluña salvase el honor de la Madre de Dios y el de la propia Iglesia. Los Jóvenes de San José, una modesta asociación seglar que se dedica a repartir por Barcelona pan y Evangelio a los más pobres, se movilizaron para convocar un acto de desagravio a la Virgen, en la doble advocación de Los Desamparados y de Montserrat. Como dice el padre Muñoz, en esta época de la historia de la iglesia que estamos viviendo, los que realmente están dando la cara por Jesucristo son los seglares: con el apoyo de algunos sacerdotes, pero muy raramente de los obispos.  El acto tuvo lugar en el templo expiatorio del Tibidabo, desde el que el Sagrado Corazón, cual centinela en su alta atalaya, vela por la ciudad.   
Acto de desagravio en el Tibidabo (Barcelona)
La basílica es de dimensiones modestas. Apretujados y llenando todos los huecos, caben casi mil personas. Y allí estuvimos los que no creemos que sea el silencio la respuesta adecuada; ni siquiera la respuesta prudente. Alguien explicó allí muy claramente que el silencio envalentona a los agresores y les alienta a pasar a mayores fechorías. Que no es prudencia sino cobardía o pura indolencia inducida por la indiferencia. Estuvimos hasta en el presbiterio, en el coro y en el vestíbulo. Pueblo fiel, monjas y algunos curas. Cola en los confesionarios.
Fue el sábado 25 de junio, día de reflexión. Nos dedicamos a reflexionar sobre lo verdaderamente importante. Y a orar. El primer acto de la celebración fue la entrada en el templo, en procesión, de las imágenes de la Virgen de los Desamparados y de la Virgen de Montserrat. Prosiguió la celebración con una misa presidida por el padre Antonio Turú, superior general de los Misioneros de Cristo Rey. Predicó el padre José María Serra, de la misma congregación.
El siguiente paso de la celebración fue la exposición solemne del Santísimo, ante el que se rezó el santo Rosario. Y antes de la reserva, salió el Santísimo bajo palio para, desde el espléndido mirador de la explanada del templo, bendecir la ciudad. Se despidió el acto de desagravio con una ofrenda floral a la Virgen en sus dos advocaciones, y el paso de los fieles ante las imágenes para su veneración. Destacó el coro y la participación de los fieles en los cantos, que mantuvo un elevado tono de fervor religioso.
Una vez más hemos de agradecer a Dios que quiso que ahí estuviesen la Unión Seglar y los Jóvenes de San José para que no chirriase tanto el silencio de Barcelona y Cataluña ante las provocaciones de los enemigos de Dios. El obispado puso su granito de arena: anunció el acto en su web e invitó a los fieles a asistir a él. Al hacer luego la referencia al Acto de Desagravio por el cartel blasfemo y obsceno, utilizó los términos blandos a la episcopal usanza: lo que se hizo, según el obispado, fue responder al “cartel poco respetuoso” (respetuoso, pero poco) con la Virgen de los Desamparados y la Virgen de Montserrat, con un “acto de oración”. Es obvio que una visión así de los hechos, no merecía una respuesta como la que promovió, una vez más, un grupo de seglares con una visión distinta y sumamente clara del Honor de Dios y de su Santísima Madre. 

Cesáreo Marítimo

16 comentarios:

  1. Laurentius dertosensis7 de julio de 2016, 23:20

    Nuestro Señor dijo,SI ESTOS CALLAN GRITARAN LAS PIEDRAS,o sea que muy bien que nos OIGAN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El silencio: la mejor arma!

      Eliminar
  2. dice venganzabien; el silencio es un modo de ser cristiano como lo fue nuestro maestro; la palabra de Dios es el arma de los cristianos seguidores de Cristo, escrito está, el mundo es su obra perfecta, y los que de corazón le seguimos confiamos en su justicia y misericordia. Tenemos su palabra de vida, en las sagradas escrituras a traves de tantos santos y apóstoles,que más pedir?. No nos puede afectar lo que hagan o digan todas esas personas ignorantes y carentes de fe; las sagradas escrituras estan llenas de condenas hacia ellos. Lastima siento,y de verdad no me duele la ofensa que hacen, siento verdadera pena por ellos,porqué son la mala hierba de la siembra que cuando venga la cosecha será echada al fuego. Esto dice la misma Verdad; " conozco bien tus obras,que no eres frío ni caliente¡ Más, por cuanto eres tibio,y no frio ni caliente,estoy para vomitarte de mi boca" ( Apo 3, 14-13) palabras muy duras en boca de quien todo es Amor.

    ResponderEliminar
  3. Si quieres exigir una disculpa pública a los responsables de la campaña en la que se mostraba a la Virgen de Montserrat y a la de los Desamparados besándose apasionadamente en la boca, puedes firmar esta solicitud:

    http://hazteoir.org/alerta/90683-una-disculpa-publica-su-falta-respeto-creencias-una-parte-importante-sociedad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. firmada está quim...el silencio no es el de los corderos, sino la exclamación de los justos.

      Eliminar
  4. Lo he dicho más de una vez y lo vuelvo a decir, los obispos españoles callarán, pensando que la cosa no va con ellos, hasta que se los encuentren a las puertas de su residencia con intención de desalojo, saqueo y okupación.

    Callarán mientras se arranca cualquier mínima noción religiosa de la enseñanza, mientras los fetos se convierten en material de compraventa y los ancianos seniles ya no están seguros. Callarán hasta que les toquen la casa y los cuartos. Entonces, cuando el Estado les corte el grifo y les haga pagar toda clase impuestos que pondrán en riesgo su patrimonio, entonces, sólo entonces sus excelencias pondrán el grito en el cielo.

    Y saben qué les digo...que se lo tendrán bien merecido. Son los mercaderes del templo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánta razón tiene usted, hermano!

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo. No se evangeliza callando.

    Nosotros los laicos, que somos mogollón, deberíamos tener también claro lo que tenemos que defender. Estamos muy prontos a justificarnos en la Jerarquía.

    Los católicos, alabamos a Dios en los templos, pero nos hemos olvidado de hacerlo en la calle, en la vida pública.
    Los católicos nos hemos acostumbrado y contentado con orar para que Dios baje a la tierra y haga por nosotros, lo que nosotros deberíamos haber hecho y no lo hemos hecho a causa de nuestra “pereza”.

    La libertad, y no solo la religiosa, hay que batallarla en el día a día y cada día de nuestras vidas.
    Cristianizar la sociedad es nuestra tarea, es tarea de los laicos, dando nuestro ejemplo y organizándonos en nuestro lugar de trabajo, en la sanidad, la escuela, la universidad, la banca, los media, etc. Debemos adecuar esta realidad, en lo posible, a la Verdad.

    Si no cambiamos, “nosotros mismos” nos estamos dirigiendo, por ignorancia y pasividad, a la esclavitud.
    Faltan codos de estudio para tener las ideas claras que puedan cambiar nuestro corazón y se traduzcan en acciones.

    ResponderEliminar
  6. Qué cara de felicidad y alegría tienen los duatro personajes que salen en la fotografía. Si así son felices que sigan pero que dejen a los demás tranquilos y respeten sus opiniones. El alcalde ha ser de todos los baceloneses, no de algunos grupos que son más afines a su ideología. Ya está bien de provocaciones. ¿Dónde están la inmensa mayoría de barceloneses que no comulgan con estas ideas?. ¿Y los guías católicos empezando por el cardenal y acabando por el más humilde de los católicos?. No se puede callar más. Los católicos hemos de respetar a todas las personas aunque estemos en desacuerdo con ellas, pero también queremos que se nos respete a nosotros y a nuestra fe.
    Como dice el articulista, ¿dónde estaban y están los monjes del monasterio dedicado a la veneración de la Virgen de Montserrat?. ¿No es el corazón del catolicismo catalán?. ¿Están más preocupados de la política que de su fe?. Qué triste testimonio están dando -una parte de la IC- que hace que bastantes de los creyentes se pasen a otras religiones, o sectas. Que Dios nos ayude.

    ResponderEliminar
  7. El silencio que nos corroe, en un ambiente no más hostil que el que encontraron los primeros Apóstoles en el inicio de la Evangelización, tiene su justificación en la connivencia entre la Iglesia y los poderes de "el mundo".
    No se puede servir a dos señores.
    Aceptando prebendas, honores, privilegios económicos ... la Iglesia queda secuestrada en su libertad para anunciar el Reino de una forma exigente y radical; de ahí quizás derive también la dificultad en transmitir un mensaje creíble.

    "Yo les he comunicado tu palabra; pero el mundo los odia porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No te pido que los saques del mundo, sino que los protejas del mal. Así como yo no soy del mundo, tampoco ellos son del mundo." (Juan 17, 14-16)

    ResponderEliminar
  8. Verdaderamente-¿donde se ESCONDEN los monjes de Montserrat?.En esto son ANSOLUTAMENTE COBARDES.A ellos lo que verdaderamente les interesa es el"pruses" para eso sí que se reunieron unos cuantos posando con sus esteladas.Eso Sí que era importante.....lo de más, pecata minuta.Ellos son tan "modernos" que no me extrañaria que hasta estuvieran de acuerdo con el cartel.Pero, claro, como eso seria muy fuerte, hicieron, de cara a la galeria,la mínima condena posible. ¡vergüenza tendría que darles!,pero para ello,antes tendrian qu tenerla.

    ResponderEliminar
  9. No al silencio y a la ambigüedad de obispos y abades8 de julio de 2016, 15:53

    No a los silencios declarativos y a las omisiones de las acciones debidas de estos consagrados (que se lo tomen como exhortación a una actitud futura más /"inmediata"/ y /"contundente"/, no como una acusación):


    1. Arzobispo JUAN JOSÉ OMELLA Y OMELLA (la Moreneta es la Patrona general de la Provincia Eclesiástica de Barcelona)


    2. La CONFERENCIA EPISCOPAL TARRACONENSE (la Moreneta es la Patrona general de todas las diez diócesis catalanas)


    3. El ABAD JOSEP MARIA SOLER I CANALS Y LA COMUNIDAD BENEDICTINA EN PLENO del MONASTERIO-SANTUARIO-BASÍLICA DE SANTA MARÍA DE MONTSERRAT, por razones ultra-mega-obvias:

    a) en Cataluña, es una costumbre ancestral milenaria "subir" a venerar la Moreneta en romerías y peregrinaciones, con vigilias de oraciones, misa conventual con ofrendas especiales de los romeros, celebraciones penitenciales, viacrucis, rosarios, liturgia de las horas, y actos culturales: gigantes, castellers, bailes populares, coros, esbarts de danzas, casamientos, visitas a la cripta y al cambril.

    b) Además, el Virolai es el canto más popular, conocido, difundido en toda Cataluña, y se canta de forma habitual en muchas celebraciones litúrgicas de la Moreneta y de otras celebraciones parroquiales, como fiestas patronales, confirmaciones y visitas pastorales, e incluso en las celebraciones del matrimonio, bautismo, ordenaciones, exequias, veneraciones a las reliquias, pues el Virolai es un canto solemne, especialmente para ser usado como canto final.

    c) La Moreneta tiene exvotos, obras de arte de todo tipo, cantos, goigs, poemas y oraciones propios

    d) La Moreneta existe antes que naciera el pueblo de Cataluña (siglo IX)


    4. El OBISPO DE SANT FELIU DE LLOBREGAT, +AGUSTÍ CORTÉS SORIANO (la Moreneta tiene el Patronazgo sobre la diócesis de Sant Feliu, y Montserrat es su principal santuario, monasterio y centro espiritual)


    5. El OBISPO DE VIC, +ROMÀ CASANOVA CASANOVA (la Moreneta es la Patrona Especial y Principal de la diócesis de Vic).


    6. Todos los dirigentes, superiores y abades integrantes de la UNIÓN DE RELIGIOSOS DE CATALUÑA (URC), al ser Patrona de Cataluña


    7. Todos los integrantes de la FUNDACIÓ ESCOLA CRISTIANA DE CATALUÑA, presidido por Omella, cuyos titulares son escuelas católicas.

    ResponderEliminar
  10. Silencios, silencios, silencios... ¿por qué se hacen consagrados dirigentes? ¿no son mártires por la profesión de la fe??8 de julio de 2016, 15:54

    Lo destacable del artículo:

    a) Evitar los temas comprometidos. Y si hay que entrar, hacerlo con una AMBIGÜEDAD tal, que le permita a cada uno escuchar lo que quiere...

    b) ...para las cuestiones delicadas está de moda remitir al catecismo, pero SIN CITARLO explícitamente: por no ofender; por evitar que se envalentonen y nos exijan que les pidamos perdón por no comulgar con la doctrina que han conseguido imponer como obligatoria...

    c) ...aquí en Cataluña persistió el SILENCIO. ¿Una gran manifestación para mostrar la indignación por la blasfemia? Esto no es Valencia, esto es Cataluña; y aquí somos de otra pasta. ¿Se movilizó acaso el monasterio de Montserrat, el corazón del catolicismo catalán, para reivindicar a la Moreneta? Pues no, eso no tocaba: lo que tocaba era el SILENCIO. Y no es que se hiciese el silencio. No se perturbó el que viene manteniendo en cuestiones sumamente graves la jerarquía eclesiástica catalana desde que están ocupados en lo suyo, que no es precisamente el Evangelio...

    d) ...Y allí estuvimos los que no creemos que sea el SILENCIO la respuesta adecuada; ni siquiera la respuesta prudente. Alguien explicó allí muy claramente que el SILENCIO envalentona a los agresores y les alienta a pasar a mayores fechorías. Que no es prudencia sino cobardía o pura indolencia inducida por la indiferencia.

    e) ...agradecer a Dios que quiso que ahí estuviesen la Unión Seglar y los Jóvenes de San José para que no chirriase tanto el SILENCIO de Barcelona y Cataluña ante las provocaciones de los enemigos de Dios.

    ResponderEliminar
  11. Anonimus cabreadus8 de julio de 2016, 16:19

    Señor carolus,TOTALMENTE DE ACUERDO CON UD.

    ResponderEliminar
  12. Convirtamos la fuerza de sus ataques en energía para mostrar nuestro testimonio y compromiso con nuestra fe, ante sus escarnios, negación y propaganda, nuestras oraciones, fe, obras y algunas manifestaciones públicas para demostrar nuestra existencia y testimonio.

    ResponderEliminar
  13. "Lo que retumba es el silencio del que surge esa voz". Efectivamente, y en particular el silencio de un Papa que no es precisamente hombre de pocas palabras. Kyrie eleison.

    ResponderEliminar