domingo, 1 de mayo de 2016

Una casa para todos: gotas de alegría y esperanza

C:\Users\FRANSESC\Desktop\IMG-20160428-WA0010.jpgContinuando con la celebración del cincuentenario de la fundación del Oasis de Jesús Sacerdote, el pasado sábado 23 de abril, los Jóvenes de San José y las Hermanas Servidoras de Jesús del Cottolengo, con un numeroso grupo de pobres sin techo y enfermos, que forman una hermosa familia espiritual, peregrinaron al Monasterio de la Inmaculada del Oasis para compartir con las hermanas oasistas un día de acción de gracias y fraternidad cristiana.
Fueron muchos los pobres y enfermos que preparándose a la celebración eucarística se confesaron, asistiendo a la Santa Misa con un silencio y recogimiento admirables. Posteriormente aquellos a los que aún no se les había impuesto el escapulario, lo recibieron. Las muestras de alegría y gratitud fueron continuas en el interior de la humilde capilla: todos vivieron esos momentos con auténticas muestras de fe. Me quedé con un comentario realmente hermoso de un enfermo del Cottolengo que me manifestó “su pena por los pobres sin techo que no tienen casa”. Una espléndida muestra de verdadera misericordia de un enfermo incurable del “Casal del P. Alegre” que es capaz de compadecerse de la suerte de los pobres sin techo y que de esa manera  confiesa convencido que el Cottolengo es su casa y su hogar.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\IMG-20160428-WA0006.jpg
Mn. Muñoz a  mesa con el voluntariado
¡Qué belleza escuchar de las bocas de los enfermos y las religiosas del Cottolengo el canto de “Dios es mi Padre” interpretado como regalo por todos ellos a las monjas del Oasis apiñadas en el locutorio entre rejas! Y el amor y la alegría de unos para con otros de los allí presentes. ¡Qué regalo para esas religiosas de vida contemplativa que no salen de su clausura que los pobres vayan a su puerta! Y compartir la misa y la mesa. ¡Qué bien sabe tejer las cosas la Divina Providencia! Y que derroche de amor a la Virgen de todos los participantes que escucharon predicar con emoción a Mn. Muñoz de María Santísima. Y que unieron sus lágrimas a las del sacerdote en sentida corona de gratitud y confianza marianas. 
El detallazo de los Jóvenes de San José a toda la concurrencia es digno de subrayar: el regalo de un libro de piedad y una rosa para todos los allí presentes.
¡Qué bien sabe hacer las cosas Dios! Un tiempo soleado todo el día y sólo cuando el último enfermo subía a la furgoneta, empezó a llover. Antes todos habían compartido las gotas de alegría y esperanza con que la fe nos baña, en medio de tantos desiertos de soledad y tristeza. Dios siempre prepara un oasis para los yermos del mundo. Y un techo para ampararnos.
Coia Rius Jané

8 comentarios:

  1. salvador (nombre de pila)1 de mayo de 2016, 17:30

    Jóvenes de San José, verdaderos ejemplos de Humanidad y Misericordia, solo Dios les Recompensara, "LOS VESTIDOS DE PURPURA, SE DISCUTEN CON LAS LEYES Y LA TEOLOGIA, COMO PIERDEN EL TIEMPO, QUE LASTIMA".

    ResponderEliminar
  2. Josep G. Trenchs1 de mayo de 2016, 20:23

    Sra. Coia Rius Jané, gracias por contarnos ese testimonio de como hacer el bien sin hacer ruido.

    Realmente las cosas de Dios pasan desapercibidas a los ojos del mundo, hay que mirar con los ojos del alma, o sea con los ojos de la fe para darse cuenta de que el bien existe y más de lo que nos parece.

    Eso sí no lo busquemos ni en los periódicos de información general ni en las revistas del corazón, porque ahí no encontraremos nada de eso, hay que ir a los sitios católicos adecuados, como por ejemplo en caso en las webs de ambas instituciones.

    ResponderEliminar
  3. anonimus cabreadus1 de mayo de 2016, 21:04

    Yo me quito el SOMBRERO por esta gente,estos si que estan llenos del ESPIRITU SANTO,no como otros que YO CONOZCO!

    ResponderEliminar
  4. Un testimonio verdaderamente hermoso y edificante.

    ResponderEliminar
  5. Catòlic de poble1 de mayo de 2016, 22:55

    Resulta paradójico que estas personas que hacen tanto bien no salen ni en periódicos ni en televisión,en cambio solo son noticia diaria toda clase de chusma y bazofia,POLITICOS,ETC Y BLA,BLA,BLA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que salieron en periódicos: Cuando el anterior alcalde Barcelona, Trías (de CiU) les prohibió dar da comer a los mendigos de Barcelona porque "hacía feo"...

      Eliminar
    2. Laurentius Dertosensis2 de mayo de 2016, 22:57

      A lo mejor,para el lo peor, algun dia sera EL un mendigo,en este mundo seguro que no,ya debe de tener buenos dineritos guardados,pero en el otro igual se encuentra con LAZARO "EL POBRE",nunca se sabe!

      Eliminar
    3. Josep G. Trenchs3 de mayo de 2016, 20:45

      Una muestra clara de como están los medios de comunicación. Vaya, cómo para creérselos!!!

      Eliminar