martes, 10 de mayo de 2016

¿Por qué Cataluña es el lugar donde menos se marca la X a favor de la Iglesia?

Una primera mirada al mapa que aparecía este domingo en La Vanguardia, no deja lugar a dudas, Cataluña es con diferencia la región de España donde menos declaraciones de la renta son favorables a la Iglesia católica, la única que está por debajo del 20%.

Pero sería un error atribuir este completo desastre a un sólo factor, o hacer afirmaciones contundentes, muy propias de los extremismos, tanto políticos, como nacionalistas (catalanistas y españolistas). Cataluña tiene unas particularidades que la hacen diferente a otros territorios, tanto política como eclesialmente, por eso es bueno analizar detalladamente la situación y hacerlo de la forma más imparcial posible.

1.-La tierra más descristianizada de España: 

Los datos de la renta, no son aislados, son paralelos a otros datos estadísticos, como el número de alumnos que cursan la clase de religión o el número de matrimonios canónicos. Y no vale el falso argumento de que las sociedades menos rurales, o con los niveles de riqueza más elevados son menos religiosas. La comunidad de Madrid tiene una situación sociológica muy similar a Cataluña  y las ciudades de Barcelona y Madrid tienes muchas similitudes estadísticas globales, pero eclesialmente son el día y la noche.

No hay duda de que hay muchas cosas que se han hecho mal en la Iglesia que peregrina en Cataluña, en Germinans lo hemos analizado muchas veces. Aquí se apostó por una pastoral "progresista" que se ha demostrado absolutamente estéril y caduca. Los resultados son evidentes, pero no sólo en Cataluña, sino en cualquier lugar del mundo donde se haya intentado evitar la "revolución wojtyliana" y se hayan quedado plantados en el 73 como un ciprés.
Titular del Portal digital "elMón" financiado, entre otros, con publicidad de la "católica"  Fundació Pere Tarrés

2.-Un catolicismo inmigrante que no conecta (o no le dejan conectar) con la Iglesia catalana

Cataluña, como Madrid y otros territorios, ha sido tierra de acogida de emigrantes, que buscaban honradamente un trabajo y una vida que no podían encontrar en sus lugares de origen. Mientras en Madrid, se integraron relativamente fácil a la Iglesia de su nuevo destino, aquí las cosas fueron diferentes, muchos se sintieron tratados como católicos de segunda categoría, sus costumbres y religiosidad despreciadas, por no ser las propias de la tierra y por ser consideradas por una buena parte del clero como "extranjeras".

Lo peor de todo es que la historia se repite, lo que sucedió hace ya décadas con la emigración de otras zonas de España, ha sucedido recientemente con la llegada de latinoamericanos y católicos de otras latitudes. Mientras en otros lugares se han adaptado mayoritariamente a las iglesias a donde han llegado, aquí se han sentido extraños, sin entender el idioma y el estilo de la mayoría de las celebraciones, y se han apartado rápidamente de la fe o han ido a engrosar las filas de las Iglesias protestantes, aunque le rezan a la Virgen María todas las noches. 

Estamos hablando de muchos católicos que en sus tierras de origen no hubieran dudado en poner la cruz que les identifica como miembros de la Iglesia, pero aquí no se sienten identificados con ella y lo expresan también con su vacío en el recuadro de la declaración. Es lo que sucede con muchos inmigrantes que aquí no van a la iglesia, pero que cuando vuelven momentaneamente, por ejemplo por vacaciones, no tienen ningún problema en ir a Misa y a otros actos de culto.

3.-Un catolicismo nacionalista que no conecta con la Iglesia española

También hay que tener en cuenta que dentro del catolicismo practicante catalán hay un importante sector, que se siente orgulloso de no poner la cruz en la declaración porque dicen que es para ayudar a "la Iglesia española" con la que ellos no comulgan. Utilizan un eslogan atractivo como aquel de "Espanya ens roba" para decir que ese dinero es "para mantener la COPE, 13TV y otros medios anti-catalanes". 

En la entrevista que Don Juan José Omella concedió al diario El Punt-Avui, la periodista insiste una y otra vez sobre lo mismo, que el dinero de la declaración sirve para financiar unos medios de comunicación que son muy agresivos y que ofenden a los catalanes. El arzobispo responde rotundo "Aunque la Conferencia Episcopal Española ayuda un poco, estos medios se autofinancian mayoritariamente". Los comentaristas de este diario independentista, entre los que hay muchos teóricos católicos, ponen a Omella a caer de un burro y le tildan de mentiroso por decir esto. Y es que el mantra de que poner la cruz es sinónimo de COPE-13TV ha calado profundamente entre el nacionalismo, también el católico.

Cartel en catalán de la campaña de este año
Pero a pesar de las criticas despiadadas hacia nuestro actual prelado no-nacionalista, Omella tiene toda la razón en este tema. De los 250 millones de euros que recibe la Conferencia Episcopal Española por la declaración de la renta, cuatro quintas partes (unos 200) van a parar al sostenimiento de las diócesis (todas, incluyendo las catalanas que reciben proporcionalmente lo que les corresponde, como cualquier diócesis española), los otros 50 millones se reparten en pequeñas partidas variadas, como Seguridad Social (16 millones), Acción caritativa de la Iglesia (6 millones), centros de formación (5,6 millones), rehabilitación de edificios (4,8 millones) y una partida con el nombre "actividades pastorales" (con 7,7 millones) en la que entran muchísimas cosas y también allí se apoyan mínimamente los medios de comunicación de la Iglesia, que como dice nuestro arzobispo, practicamente se autofinancian con la publicidad y otros ingresos propios.

Podemos discutir si esos medios (COPE-13TV...) son actividades pastorales de la Iglesia. Yo personalmente tengo muchas dudas, pero de lo que no tengo dudas es que la campaña que desde algunos sectores nacionalistas se hace de que la cruz de la  declaración de la renta es para mantener esos medios es pura demagogia, pero a base de repetirlo, una y mil veces, hay muchos que se lo han acabado creyendo.

Francesco Della Rovere

24 comentarios:

  1. Lo de Catalunña no entiendo como sorprende con lo que hemos tenido y temenos. Pero de la lectura del mapa de España, hay un dato que aún me sorprende más: Galicia, la católica Galicia, tierra de Santiago apostol, un 27% casi la mitad de Castilla la Mancha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cayendo hacia atrás11 de mayo de 2016, 0:40

      Me parece observar que los territorios donde hay más perturbación izquierdista y nacionalista, que en el fondo suelen ir de la mano (contra Dios, España y la propiedad) pero repartiéndose bofetadas (la división actual entre nacionalismos e izquierda por la hegemonía como reflejo de lo que sucedió durante la Guerra Civil), hay un menor índice de donaciones eclesiales:

      1. Toda la antigua Corona de Aragón: Cataluña, Valencia, Baleares, Aragón

      2. Asturias, donde hubo la criminal Revolución del Octubre Rojo de 1934

      3. País Vasco, sede del terrorismo genocida, y Navarra

      4. Galicia

      5. Madrid, ebullición de ebulliciones

      6. Canarias

      Parece, pues, que hay una especie de ley antropológica, religiosa, filosófica, sociológica, política e histórica.

      Eliminar
    2. El Señor Santiagoya hace años que murió...

      Eliminar
  2. Está claro que, con la excepción de Cantabria, todo el Norte de España, tradicionalmente más católico, está ahora más securalizado que el Sur del país.

    ResponderEliminar
  3. Montserrat como signo11 de mayo de 2016, 2:22

    Hace ya más de 40 años que no hay Adoración, Procesión y Exposición del Santísimo en la basílica de Santa María de Montserrat.

    Antiguamente se hacía tanto dentro como fuera de la basílica de Montserrat (hay filmaciones, para los escépticos). Incluso habían enfermos que, ora de pie, en silla de ruedas o en camilla, recibían la bendición de Jesús-Eucaristía dada por un monje benedictino.

    Desde hace 40 años, prácticas devocionales, litúrgicas y pastorales que eran tradicionales de siglos y siglos en Cataluña, fueron liquidadas de un día para otro, en coincidencia con la hermenéutica de la ruptura que afectó al Concilio Vaticano II.

    Por eso, la afirmación del artículo:

    "...aquí las cosas fueron diferentes, muchos [emigrantes] se sintieron tratados como católicos de segunda categoría, sus costumbres y religiosidad despreciadas, por no ser las propias de la tierra y por ser consideradas por una buena parte del clero como "extranjeras"

    ... es cierta parcialmente, dado que una gran parte del clero catalán, por una orden absolutamente apócrifa y oculta, con consentimiento de los obispos y abades, siendo totalmente contraria a la santa y sana tradición catalano-católica, proscribió y eliminó sin dar ningún tipo de explicación ni alternativa, a muchísimas prácticas católicas que las consideraban como supersticiosas, medievales y triunfalistas, como el bendecir a los enfermos a través de Jesús-Eucaristía, por ejemplo, o el desterrar a las indulgencias y los sacramentales...

    ResponderEliminar
  4. salvador (nombre de pila)11 de mayo de 2016, 7:56

    Me quedo con fa frase "CATOLICOS INMIGRANTES QUE NO SE LES DEJA CONECTAR CON LA IGLESIA CATALANA"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se recogen las tempestades actuales de los antiguos vientos sembrados11 de mayo de 2016, 13:24

      La Iglesia catalana tiene dos fechas que separan dos eventos:

      1. la Iglesia catalana preconciliar

      2. la Iglesia catalana postconciliar


      La primera alienación procede de la Iglesia catalana contra sí misma. La iglesia catalana borró todo lo que le recordaba al preconcilio. La Iglesia catalana no hizo como el buen padre de familia, que saca del baúl las cosas nuevas y viejas. Arrasó con todo lo tradicional, y lo nuevo no satisfacía, era frustrante porque era o la nada absoluta o lo pobre deficiente.

      Por tanto, hay dos católicos de 2ª categoría:

      1. Los católicos catalanes que no aceptamos el estado de cosas actual

      2. Los católicos emigrantes, que son portadores de las mismas tradiciones que tenía la Iglesia catalana preconciliar.

      Por eso, la actual Iglesia catalana postconciliar, de la hermenéutica de la ruptura, abjura y rechaza con vehemencia a los catalanes y emigrantes, de antes y hoy, porque les vienen con una tradición viva y esplendorosa que ellos quieren muerta, pues es una Iglesia muerta, carente de bendiciones, y que se prueba por su falta de vocaciones religiosas y sacerdotales y su baja y decreciente participación de fieles. Por desgracia de todos. Y eso no es bueno en absoluto. Se han de redoblar las oraciones para la conversión de todos los consagrados catalanes.

      Eliminar
    2. Yo cuando voy al extranjero me limito a hacer lo que se hace allí.

      Eliminar
    3. Entonces, si en una parroquia progre holandesa, una mujer consagra, vos contaréis en comulgar, y por tanto, comulgaréis. Vaya.. pardiez...

      Eliminar
  5. En Cataluña hay una especie de religión oficial muy potente y que cada vez practica más gente: es el nacionalismo-culerismo, una mezcla de adoración la "pàtria catalana y al Barça". Es un totum revolutum que ha "poseído mentalmente" a muchos catalanes para los que la adoración a la Nació y al Barça constituyen una auténtica religión. Conozco a decenas de personas para los que el futbol (FCB) y el nacionalismo chovinista son su motivo de vida. Eso les llena, les apasiona. Ante esto (promocionado ad nauseam por TV3, Cat Ràdio, RAC1, etc) el catolicismo o cualquier religión tradicional no tiene nada que hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. anonimus cabreadus11 de mayo de 2016, 13:54

      Sr. Anonimo 8:45,totalmente de acuerdo con usted,anteponen toda clase de CHORRADAS antes que la ADORACION A DIOS,entonces TIENEN ELLOS UN PROBLEMA,NO NOSOTROS,dicho de otro modo un poco RADICAL,que se J.D.N.

      Eliminar
  6. Uno de los factores citados "hay un catolicismo nacionalista que no conecta con la Iglesia española" PERO olvida otro "hay un catolicismo no nacionalista que no conecta con los obispos separatistas".
    Cada año tengo un problema de conciencia con la declaración de la renta porque cada vez tengo más ganas de dejar de marcar la cruz de la Iglesia (al problema anterior, se añade el rechazo por todas las herejías del clero)

    ResponderEliminar
  7. Aparte de muchos otros factores que se han enunciado aquí, creo no se ha llamado a marcar la equis desde la propia Esglèsia, quizás sabiendo que la repartición la hace la CEE. Ha habido mucha mentira nazionalista, siempre llamando al odio, como la de esa prensa que aparece en el post.
    Es posible, que se haya querido ocultar de donde procede una parte importante de la financiación, que es la de los fieles del resto de España; al menos en ingresos por IRPF.

    Francesco, no equipare nacionalismo catalán y español.
    Precisamente ese que usted llama español, que es legítimo amor patrio, y que debiera existir, no existe, desgraciadamente. Es más, hay una grave inflación de este sano amor a la patria, por los nacionalismos periféricos y la izquierda.
    Aquí, sin embargo, desgraciadamente, existe un nacionalismo mentiroso y acosador, totalmente ilegítimo.
    Y más que Iglesia catalana, yo diría que por ahora ha existido la Esglèsia, que ha acogido a los de su ideología. Es la Iglesia la que debe acoger a los fieles y no los fieles catalanizarse para poder ser acogidos.
    Esos que dice usted que son católicos nacionalistas, de hecho, son protestantes. A los católicos nos importa la moral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, en nombre de la patria se dicen muchos disparates. Es un concepto que no sé qué tiene que seduce a incautos y memos. Como elevar esa patria a nivel de revelación divina, o ver a los que no opinan igual como malvados e inmorales. El nacionalismo, sea cual sea, no puede ser bueno cuando se basa en el excluyente y totalitario "yo soy bueno, tú malo". Por desgracia, en estas latitudes estamos muy acostrumbrados a esa mentira.

      "El patriotismo es el último refugio de los canallas"
      https://www.youtube.com/watch?v=GosHGzBu9_k

      Eliminar
    2. Anónimo 14,50

      Se ha hecho un lío. Ha confundido el amor con la traición.
      El que exista un felón, Clan Pujol por ej, solo corrobora la importancia de un sano patriotismo, relacionado con la familia, con nuestra múltiple procedencia.
      Por eso, el susodicho confeccionó en el laboratorio un becerro llamado “nació”, de tal forma que a modo de un pseudomoisés, ha intoxicado a la población. Y ahí están, en plena adoración.
      Pero no hablaba de “eso”.

      “Eso”, ideología sintética, presenta una dicotomía antropológica.
      Repiten hasta el infinito el mantra al uso, resultante de la intoxicación becérrica. Se creen que son eso, lo que su emotivismo les hace ver.
      No se percatan de que tienen un cuerpo, con una carga genética configurada a lo largo de muchísimos años, de movimiento familiar por el suelo patrio.
      Es la misma dicotomía que presenta la ideología de género, la nueva era, el luteranismo etc., que menosprecian el cuerpo, si no lo ignoran. Eso es platonismo.
      Esta dicotomía, tiene que ver con el progresismo, la secularización, el utilitarismo etc. Es un marcador de secularización.
      Dios se hizo hombre y nos dejó su Cuerpo. Nosotros creemos que nuestro cuerpo resucitará, no nuestro espíritu.
      Interesa mucho lo qué hacemos con nuestro cuerpo, pues de sus acciones dependerá nuestra salvación.

      Eliminar
    3. Ja comencem amb les postures fatxendes:

      "con una carga genética configurada a lo largo de muchísimos años, de movimiento familiar por el suelo patrio"

      Què té a veure la genètica amb el lloc on es viu? Això és pur nazisme, sra Laura!

      Per cert, jo "adoro" la meva nació tant com vostè "adora" la seva. El mateix emotivisme que poso jo en la defensa d'allò que crec és de justícia, també el posa vostè en allò de què està conveçuda. És que costa tant d'entendre, això?

      Eliminar
  8. Sr. Francesco Della Rovere, gracias por su Artículo.

    Aquí en Cataluña, se mezcla demasiado la religión con la política. No digo que en el resto de España, no ocurra. Lo que si es verdad es que en otras regiones, excepto el País Vasco y no tanto en Galicia, el pueblo quizá se siente más identificado con España que con su propia Autonomia.

    Más allá de análisis político-religiosos, el problema de fondo es que aquí, por las razones socioeconómicas, que nos ha dado un cierto grado de bienestar, nos ha hecho prescindir de Dios.

    En una palabra, como para seguir con un cierto nivel de placeres que nos da el mundo, Dios nos sobra, mientras las cosas nos van bien. No vemos motivo para poner la X en la Declaración de Renta.

    En el fondo no deja de ser que nos apartamos del AMOR DE DIOS, POR FALTA DE FE,digo esto porque Dios siempre nos AMA Y SIEMPRE ESTA A LA ESPERA DE ABRAZARNOS CUANDO NOS RECONCILIAMOS CON ÉL.

    ResponderEliminar
  9. No puedo opinar sobre la actual COPE. En tiempos de J.Losantos era brillante y de un altísimo nivel intelectual. Consiguió ser líder de audiencia u ocupar el segundo puesto en todas las franjas horarias. Era una empresa más que rentable y no necesitaba ninguna financiación por parte de la CEE. Y no sólo era rentable sino que consiguió ser un poderoso instrumento de influencia sobre la opinión pública al servicio de la CEE en tiempos de Zapatero. Cierto es que tenía un sesgo muy marcado hacia tesis liberales y antinacionalistas y que, el estilo bravucón de algunos de sus presentadores, envalentonados por el éxito, comprometía a veces a la Iglesia.

    Pero la campaña en contra que sufrió ese equipo profesional y que culminó con su despido, no estaba motivada por esas salidas de tono sino por haber constituido un medio tan influyente. Sin la COPE de entonces no se hubiera dado el éxito de participación masiva y cívica que se dio en Madrid en la manifestación en contra del "matrimonio homosexual", por ejemplo. Esto era lo que molestaba y lo consiguieron. Hoy la COPE es testimonial y si alcanza el tercer puesto en alguna franja horaria ya se puede dar por satisfecha.

    Peor opinión tengo de 13TV. Ha heredado lo malo de la COPE -el estilo bravucón- pero no lo bueno. No es una TV religiosa como EWTN que es rentable y es absolutamente evangelizadora y apostólica. 13 no es rentable como empresa y además no sirve a los fines espirituales y morales de la Iglesia, es una TV al servicio absoluto de la actual dirección del PP, es decir, de Rajoy. Una vergüenza, ni siquiera dan voz a aquellos disidentes de Rajoy dentro del PP más afines a la moral cristiana. Una vergüenza, un asco. Ni un euro a esa televisión.

    ResponderEliminar
  10. Los separatistas tienen una clara rivalidad contra la "Iglesia española" y hacen propaganda en contra de poner la cruz.
    En ElPregó nº 518, de 16-29 febrero del 2016, en portada, aparece un artículo del anciano clérigo mosén Pere Codina i Mas, con el título de "13TV: de la creuta a la creu", que acaba con este párrafo: "convendría liberar a los contribuyentes catalanes del cargo de conciencia que les supone la más pequeña vinculación entre la crucecita del IRPF y la cruz de 13TV".
    Teniendo en cuenta que ese quincenario se vende en sitios tenidos por serios (vg. Jesuítas-Caspe, Parroquia Sagrada Familia, Librería Claret, etc) no es de extrañar que muchos, al leer tales escritos, supongan que la Jerarquía recomienda no marcar la cruz de la Iglesia.
    Y hay un pequeño núcleo, que funciona casi como una secta,en la Parroquia del Pino, donde estaba adscrito el ya difunto redactor de ElPregó mosén Totosaus que tenía tela en sus escritos.
    Pues un domingo tuve ocasión de presenciar en el Pino la salida de una especie de retiro de unos feligreses que iban como transfigurados, todos con ElPregó en la mano bien arropadito como si fueran unas nuevas tablas de la ley recién reveladas al nacionalismo.
    El Pino se distingue por su sentimientoo nacionalista.
    Es lo que hay.
    José de La Roda

    ResponderEliminar
  11. Anónimo de las 14, 15: yo cuando voy al extranjero me limito también a hacer lo que veo, es decir, lo que me ofrece la Conferencia Episcopal del país en cuestión, por ejemplo, en Alemania voy a las misas oficiadas por sacerdotes españoles para los inmigrantes. Aquí en mi ciudad todos los rumanos son atendido no en castellano, sino por un sacerdote compatriota que dice la misa en rumano. Ah, pero olvidaba que el castellano está proscrito en algunos lugares, aunque seguramente habrá mossens que la digan en inglés o en francés, y esa excepción no cabrea a los-que-la quieren-siempre-en-catalán-porque-los-que-llegan-de-fuera-han-de-hacer lo-que-vean, es decir, pasar por el aro. Eso no es ni cristiano ni pertenece a la gran tradición de la Iglesia katholiké, es decir, universal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viví en Francia y hablé el francés. Estuve en Inglaterra y hablé inglés, visité a los alemanes y con su lengua me entendí... Ergo... Uno es de donde pace y a apechgar con ello. De lo contario encerradito en casa y punto en boca.

      Eliminar
  12. Que si, que sí, que no hay que darle mas vueltas.Es obvio que lo que impera es el odio al castellano y la idolatría al catalán,por muchos preveres y feligreses. Eso sí cuando se trata de la "pela" entonces no importa, podemos "rebajarnos" y utilizar el castellano pero SOLO ENTONCES ¡¡¡ Es que costa tan d'entendre, aixo?

    ResponderEliminar
  13. ¿40 millones de euros de aportación de la Conferencia Episcopal es ayudar un poco?

    ResponderEliminar