lunes, 23 de mayo de 2016

¿Habrá cambios?

 
Monseñor Martínez Sistach tomó posesión de la diócesis barcelonesa en julio de 2004. Inmediatamente nombró a Mn. Robert Baró como secretario personal suyo y, pasado el verano, designó a tres nuevos vicarios episcopales, Turull, Bacardit y Segis García Ramiro, y a un Secretario-General y Canciller en la persona de Sergi Gordo. A finales de año, nombraba varios delegados episcopales: Termes (catecismo), Matabosch (Economía), Corts (Educación), Toni Román (Juventud), Claret (Pastoral Familiar), Jubany (Pastoral Social). Venían a sustituir a nombres importantes de la época Carles: Cristau, Martínez Porcell, Joan Benito, González Agàpito, Mercè Lajara. En cinco meses había modificado substancialmente el organigrama diocesano. 

Este 26 de mayo se van a cumplir cinco meses desde la llegada de monseñor Omella a Barcelona y la única designación que ha efectuado ha sido la de Mn. Marc Labori como secretario particular. El mundillo eclesiástico barcelonés espera que lleguen nuevos nombramientos, que pueden hacerse coincidir con la designa de párrocos para el nuevo curso. Sin embargo, existe cierto temor a que estos cambios puedan ser mínimos e irrelevantes.

Transcurridos más de 150 días de mandato, Omella ya ha visitado todos los arciprestazgos y ha podido conocer de primera mano muchas de las parroquias barcelonesas. En este período post-pascual, además, está administrando cada semana, una dos y tres veces, el sacramento de la confirmación. El prelado turolense ha obtenido ya elementos de juicio suficientes que le permitan diagnosticar los defectos y las virtudes de esta diócesis. Ha podido comprobar que hay parroquias vivas, muy vivas, en las que ha confirmado a más de veinte jóvenes y otras, muy venidas a menos, que sólo le han aportado un adolescente, el cual se camufla bajo una confirmación del arciprestazgo.

También se ha reunido con todos sus delegados episcopales y con todos y cada uno de los cargos diocesanos. Habrá comprobado que en Barcelona parece que se avance a dos velocidades. Una que corre a muy buen ritmo, con unos resultados más que satisfactorios y otra que languidece mortecina, con una anemia que le va a impedir alcanzar cualquier meta. Habrá comprobado que, si quiere revolucionar pastoralmente esta diócesis, necesita muchos brazos y que estos brazos han de ser robustos y jóvenes. Creo que, a estas alturas, sabe dónde encontrarlos. Solo es un ejemplo, pero para la celebración con los sin techo en la Basílica de la Merced a quien fue a buscar es a los Jóvenes de San José. Sabía que podía contar con ellos. Son muchos, tienen ilusión y se movilizan con eficacia.
Celebración con los sin techo en la Basílica de la Merced que contó con la colaboración de los Jóvenes de San José
Que esta diócesis necesita un verdadero cambio no lo niega nadie. Que esta diócesis se halla pastoralmente paralizada tampoco. Desde Germinans a Esglèsia Plural, todo el abanico de corrientes y grupúsculos que la forman han denunciado, de una u otra manera, el agotamiento de un modelo de gobierno que la ha conducido al letargo y al estancamiento. El cambio ha de ser ineludible. No sabemos si se va a producir este junio o va a demorarse tras pasar el verano, pero, en mi opinión, el cambio de marcha está puesto y no puede volverse atrás. Omella conoce sus mimbres y, en principio, sabe quién le puede hacer cestos. Luego verá si salen buenos o malos. Lo que también sabe es quien es incapaz ya de hacer cestos. 

Más pronto o más tarde, saldremos de dudas, pero serán indicativas no solo sobre el mandato de Omella, sino sobre lo que más nos preocupa: el futuro de esta diócesis. Entonces, podremos saber si el futuro es un verbo que se puede conjugar con Sergi Gordo (un secretario general sin experiencia pastoral), con Turull (rector del seminario de gran capital católica con menos seminaristas), con Galtés, Jesús Sanz, Segis o Cuadrench (vicarios episcopales septuagenarios), con Matabosch (81 años y un sinfín de cargos) o con Claret y Termes (delegados de una pastoral familiar y una catequesis invisibles).

Oriolt

13 comentarios:

  1. No és veritat que el senyor bisbe conegui a fons la diòcesis. Oriolt no vagi tan passat de frenada. És impossible que conegui en profunditat una realitat tan complexe amb tan poc temps. Pel que fa per exemple a l'arxiprestat de Mataró només ha tingut una reunió amb els seus capellans. La resta d'informació li prové del vicari episcopal Segis que és com tenir cotó a les orelles. Com pot tenir un coneixement realista de l'arxiprestat si que li proporciona la informació és en Segis que és qui primer hauria de treure d'aquesta vicaria episcopal i arxiprestat per passotisme, indolència i obsessió amb tot el que no sigui progresista eclesiològicament parlant?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr.Petitu y Picazo que opina de ESO!!!???

      Eliminar
    2. Ver, visitar y tocar, no a las ovejas, sí a los fieles24 de mayo de 2016, 15:10

      Si Omella quiere conocer ALGO MÁS de la verdadera realidad, que NO SÓLO consulte a sus inmediatamente subordinados jerárquicos, los arciprestes, sino que:

      SE PONGA A CONFESAR, Y AMPARADOS POR EL SECRETO DE CONFESIÓN, LOS LAICOS LE AMPLIARAN EL DESASTRE.

      Evidentemente, que se ponga a confesar en lugares discretos, fuera del alcance del oído y ojo ajeno, para evitar las presiones de los grupos de interés eclesiásticos y parroquiales.

      Objeto que el sistema de oir sólo arciprestes sea lo idóneo.

      Ello revela más bien una mentalidad burocrático-clerical de jerarquía vertical superior-subordinado.

      Si se habla de volver a las primitivas comunidades católicas, hay que recordar cómo ejercía el episcopado, por ejemplo, San Agustín en Cartago o San Ambrosio en Milán, y entre nosotros, el obispo San Fructuoso de Tarragona, martirizado junto con los diáconos mártires Eulogio y Augurio: conociendo a todos los laicos, sacerdotes, diáconos... como si fuera una familia.

      En nuestra parroquia, han pasado lustros sin que ningún obispo la haya visitado, y eso que es de Barcelona y algo céntrica.

      Y no hablo de poder verlo y hablar con él, como Carles.

      A veces, he pensado que tenemos un Señor Feudal que por mera gracia, favor y merced áulica y distinguida, se digna a visitar a sus seres humanos, los siervos de la gleba, pululantes en sus dominios y territorios.

      Lastimoso.

      Eliminar
    3. Es cierto no conoce la diocesis, por ejemplo en el barrio de gracia, se reune con el clero y religiosos y que? todo sigue igual.
      unos saverdotes que ni entre ellos se ponen de acuerdo para trabajar, que celebran una pascua arcipestral y en lugar de celebrar la Eucaristia llavan gigantes y castellers.
      Unas parroquias que no tienen jovenes y unos centros de esplai donde los monitores son de todo menos cristianos.
      Sacerdotes que llecvan años sentados en sus sillas y no me muevas que me canso, y el barrio Cristianamaente dejado de la mano de sus pastores

      Eliminar
  2. El contexto social y la Iglesia23 de mayo de 2016, 23:33

    En un futuro, la actual Iglesia destrozada, herida, dividida y resquebrajada, ella volverá a ser evangélica: testigo de todas las Naciones; ella será pentecostal: vivir como en un "nuevo Pentecostés"; ella será católica: universal; ella será sacramental: vivir de la Eucaristía; ella será apostólica: fiel a las enseñanzas de la Sagrada Tradición; y será Santa: vivir en la voluntad divina, "así en la tierra como en el cielo."

    Si Jesús dijo que "todo el mundo conocerá que sois mis discípulos si os amáis los unos a los otros", implica que el Buen Pastor nos llevará al centro de la verdad, que es el centro de la unidad y la fuente del auténtico amor: cumplir los mandamientos de Dios sobre el prójimo y sobre sí.

    La Iglesia no reconoce el "reloj escatológico". Existe un colapso del discurso civil. El "que retiene" se está levantando en este tiempo, y se observa con la anarquía que se extiende a lo largo de la sociedad, los gobiernos y los tribunales. Y ello es lógico, cuando se ataca la misma dignidad de la persona humana, hecha a imagen de Dios: la cultura de la muerte, el relativismo y la ideología de género (aborto, divorcio).

    Desde 1980, asistimos a un ataque organizado desde la política y la cultura contra el valor de la vida, la sexualidad y la familia.

    En una sola generación, desde 1980, se ha persuadido a nuestros "intelectuales", hoy mayoría, que la vida humana en el vientre de la madre es mercantilizable y desechable; que la vejez, la depresión y la enfermedad son razones para poner fin a su vida mediante la eutanasia; que el sexo biológico es irrelevante y vale el derecho a decidir, que la experimentación de lo que fue una vez considerado como comportamientos desviados y pervertidos ahora son "saludables" y "buenos" por sexólogos y educadores.

    Las tasas de suicidio están subiendo y ya está considerada como "epidemia" en muchos países. Todo ello es de necesidad lógica. Estamos en una generación malvada y perversa que enseña que no hay Dios, que todo es evolución al azar, que nosotros mismos sólo somos partículas carentes de sentido, y que somos los peores enemigos del planeta.

    Y tal vez el mayor ataque sobre la dignidad humana es la plaga de la pornografía, que ya llega a los niños escolares a través del móvil, una actividad que elimina tanto el respeto al otro como el verdadero significado de la belleza en la mayor parte de la población.

    Cuando nos odiamos (videojuegos de violencia) a nosotros mismos, ¿cómo podemos amar a nuestro prójimo? Cuando se tuerce la mirada de la propia sexualidad y su significado divinos (pornografía y prostitución), ¿cómo podemos ver a los otros?

    Todo es profecía de San Juan Pablo II y Benedicto XVI (cultura de la muerte y relativismo), y asistimos a la impiedad de los Últimos Tiempos (2 Timoteo 3):

    Quiero que sepas que en los últimos tiempos sobrevendrán momentos difíciles. Porque los hombres serán egoístas, amigos del dinero, jactanciosos, soberbios, difamadores, rebeldes con sus padres, desagradecidos, impíos, incapaces de amar, implacables, calumniadores, desenfrenados, crueles, enemigos del bien, traidores, aventureros, obcecados, más amantes de los placeres que de Dios; y aunque harán ostentación de piedad, carecerán realmente de ella. ¡Apártate de esa gente!
    ... son hombres de mentalidad corrompida, descalificados en lo que refiere a la fe.

    ResponderEliminar
  3. Es imposible que conozca a fondo los temas, personas y los problemas.

    Una muestra es el caso "Guinardó" y la pesima rueda de prensa.

    Es imposible que el obispado no supiera nada anteriormente.o

    Creo que dentro de poco tendremos en los periódicos mas datos que los dados hasta ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...existe cierto temor a que estos cambios puedan ser mínimos e irrelevantes..."

      Parece que el tema de los Camilos es más bien jurídico: el alcance de las facultades del Arzobispado y la valoración de los hechos.

      Como dice Josep G. Trenchs, que Omella vaya paso a paso.

      Eliminar
    2. "Parece que el tema de los Camilos es más bien jurídico"

      Y de centenares de miles de Euros,...

      La prueba del algodon: han nombrado al subdelegado de economia para controlar todo, y lo primero ha sido colocar "seguratas".

      Patrimonio, legados, herencias, edificios,...

      Eliminar
    3. Pues las últimas noticias hablan de 60.000 eu ros desviados, no de centenares de miles. El subdelegado de economía se sentirá muy poderoso cuando revise las listas de acceso que le pasen los seguratas, especialmente de los cuatro gatos que van a misa el domingo (incluso para entrar a misa allí hay que mostrar el dni)...

      Eliminar
  4. Vamos, oremos todos, para que nuestro obispo sea contundente, aparte a los presbíteros y vicarios corruptos, que piensan tan solo en su poder y no digamos más.. y podamos por fin respirar en una diócesis de pastores que sirven con coraje al Señor!!!

    ResponderEliminar
  5. Josep G. Trenchs24 de mayo de 2016, 0:30

    Sr. Oriolt, gracias por su Artículo.

    Me llama la atención cuando dice: "con Mn. Turull (rector del seminario de gran capital católica con menos seminaristas)".

    No se donde ha visto la gran capital católica, en que la mitad de la población no les interesa ni les importa la Iglesia y que solo entre un 8 y 12% aproximadamente, cumplimos con el precepto dominical.

    Esa foto con los "Sin techo" tiene mucho mérito, porque los JÓVENES DE SAN JOSÉ, aunque tienen muchas actividades en Barcelona, pertenecen a la Diócesis de Terrassa, estando su sede en la población de SENTMENAT.

    En mi modesta opinión, estando ya casi a final de mayo, lo más urgente es nombrar al Rector del Seminario, para que tenga tiempo de formar el equipo con los profesores que convenga cambiar. Que Dios le bendiga para encontrar las personas idóneas para cada cargo.

    ResponderEliminar
  6. Sobre la corrupción24 de mayo de 2016, 1:57

    ¿Por qué la crisis del mundo que tanto asusta? Entre nosotros, los partidos se destruyen (CiU) o se desprestigian. Nosotros creamos este caos de mentira, corrupción, confusión, escándalo, maldad, hipocresía...

    - Los políticos están corrompidos -dicen los empresarios, los periodistas, los intelectuales, los profesionales-

    - Y ustedes ¿Cuántas veces han sobornado a un político para conseguir un contrato, un favor? Usted es mucho más corrompido que un político, porque usted que da induce al otro a pecar, entonces usted peca e induce a pecar, o sea, comete un doble pecado, es más corrupto que el político que recibe el dinero o una especie equivalente, y luego, en el summum de la hipocresía, critica al político que usted ha corrompido.

    ResponderEliminar
  7. Aunque me aparte del Artículo de hoy, y por otra parte veo a otro Se. Comentarista que habla de los Camilos, que tampoco veo por donde salen en el Artículo del Sr. Oriolt, me permito hacer un pequeño escrito de la fiesta mariana de hoy.

    Hoy, 24 de mayo, la Iglesia celebra la fiesta de la VIRGEN MARÍA EN SU ADVOCACIÓN DE MARÍA AUXILIADORA.

    Históricamente, la difusión del título de María “Auxilio de los Cristianos”, comenzó alrededor de 1558, cuando esta invocación era mencionada en las letanías que se recitaban en el santuario de Loreto (Italia),

    Estas fueron aprobadas por el Papa Clemente VIII en 1601.

    Sin embargo, son tres fechas las que marcan la divulgación universal de la devoción a la Santísima Virgen bajo el título de Auxiliadora de los Cristianos, siendo la primera de esta el 7 de octubre de 1571, día de la batalla de Lepanto.

    En esa ocasión, la flota cristiana venció a los turcos con el Auxilio de María. Tras la victoria, se propagó la invocación de “María, auxilio de los Cristianos”, de boca de los soldados sobrevivientes de Lepanto, difundiéndose por toda Europa.

    La segunda fecha importante es el 12 de setiembre de 1683, cuando el rey de Polonia, Juan Sobieski, a pesar de contar con un ejército inferior en fuerzas, pero encomendándose a la ayuda de María Auxiliadora, venció al ejército ruso.

    Finalmente el 24 de mayo de 1814, el Papa Pío VII, liberado de la prisión napoleónica por la intervención de la Virgen María, entró triunfante en Roma. Algunos meses más tarde, instituyó la fiesta de María Auxiliadora.




    ResponderEliminar