domingo, 8 de mayo de 2016

Camino de una década

C:\Users\FRANSESC\Desktop\800px-Floreal2.jpg
Esta semana, el martes día 10 de mayo, se cumplen 9 años del alumbramiento en la red de Gérminans. Resultaría parcial e incompleto definir aquel día del mes Floreal, así denominado en el calendario republicano francés, como la aparición de una página digital. Gérminans más allá de ser un grupo de amigos y compañeros, es un índice de opinión del estado del catolicismo en Cataluña,  es un movimiento de convicciones consolidado en la red.
Lo que resulta original y paradigmático en nosotros es que no nacimos de un particular liderazgo personal, sino colectivo. Un grupo de laicos y sacerdotes que nos atrevimos a hacer las cosas distintas. Que tuvimos el valor de ponernos delante de nuestros ordenadores y ser diferentes. Sin miedo al qué dirían y usando un lenguaje que se pudiera comprender y seguir con facilidad. Nuestros primeros seguidores fueron claves para nuestro éxito. La persecución a la que nos sometieron nuestros adversarios ideológicos fue nuestra mejor baza. Confirmó que lo que estábamos haciendo tenía repercusión. Y animó a muchos a salir de su pesimismo y unirse, de una u otra manera, a nosotros. Y empezamos a ser conocidos. Con nuestra creciente popularidad se despertó el interés por doquier hacia nosotros. Adquiríamos entidad, se nos prestaba atención y cada vez más, la gente iba sintiéndose identificada con nuestros postulados.
Al inicio, los integristas, tarados, inmorales, en una palabra la escoria de los de Gérminans parecía que hacíamos el ridículo. Ahora aquellos que no leen Gérminans cada día parece que hacen el ridículo si puntualmente no entran en la página. Todos corren por comentar lo publicado. Desde los canónigos de Murcia a los párrocos de Madrid. Desde los curas progres de Zaragoza hasta los miembros del Opus en Tarragona.
Hemos conseguido que por fin fuese verdad eso de la “Església Plural”:  que se quebrase la rígida uniformidad obligatoriamente progre de esos pluralistas de pensamiento único y férreo. Hemos conseguido visualizar una realidad eclesial que se empeñaban en ocultar y negar los que tenían el monopolio de la verdad, del Evangelio, del Pueblo de Dios, o más exactamente “del nostre poble”.    
Pero todo esto es puramente anecdótico. Lo que realmente en esta hora nos ocupa y entusiasma es el futuro eclesial, muy especialmente en nuestra Archidiócesis de Barcelona.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\clavelina-de-mar-0090.jpg
Clavelina de mar, la flor del 10 de mayo
En estos pocos meses desde su llegada, Don Juan José ha conseguido lo que Martínez Sistach se propuso pero no pudo conseguir: la paz diocesana. A Mons. Omella no lo critican ni los progres ni los ortodoxos. Para los progres Omella es el hombre del Papa y mientras dure el idilio con Francisco, éstos lo respetarán. Para el sector ortodoxo (pongamos ese calificativo al amplio espectro que también nosotros conformamos y en el cual nos incluimos), Omella representa un cambio muy positivo de estilo y de contenido con respecto al pontificado precedente. Las expectativas son muchas, y el deseo por inaugurar una nueva y más fructífera etapa diocesana es enorme. Aparte don Juan José es un hombre simpático y mediático que puede aportarnos mucho.
Sin embargo algún día tendrá que empezar a hacer nombramientos y a aceptar jubilaciones. Ahí lo vamos a ver. Y a criticar si es necesario. Especialmente sobre la cuestión del Seminario y los Vicarios Episcopales, pero también sobre la delegación de Pastoral Familiar. Tenemos buen rumbo en la de Pastoral Juvenil: basta que se disipen todas las brumas y sombras del anterior delegado Toni Román, y el bueno y trabajador de Mn. Bruno Bérchez lo tendrá más fácil. Lo mismo sucede con Mn. Joan Obach, delegado de Liturgia, que está dando un enorme vuelco a las celebraciones diocesanas.
Don Juan José tendrá que dar juego a los sacerdotes “germinantes” hasta ahora arrinconados y despreciados. Tendrá que depositar su confianza en los laicos bien formados y preparados para tantos asuntos y proyectos. Pero debe partir con el supuesto de que la diócesis está muy mal. Nadie le pedirá que entre como un elefante en una cacharrería, pero ha de haber un cambio más que notable en la orientación pastoral de la familia diocesana. ¡Som un gran poble, necessitem un gran pastor! 

El Directorio de Mayo Floreal
de Germinans Germinabit

9 comentarios:

  1. Josep G. Trenchs8 de mayo de 2016, 17:56

    También hay otra manera de hacer “Església Plural".

    Precisamente la Iglesia Católica tiene una diversidad de carismas tan grande, que cualquier bautizado puede encontrar su lugar, sin apartarse un ápice del Cuerpo Místico de Cristo, ni del Magisterio.

    Felicidades por esos nueve años y que Dios les bendiga!!!

    ResponderEliminar
  2. anonimus cabreadus8 de mayo de 2016, 21:01

    Señor Trenchs tiene razon con lo de DIVERSIDAD de CARISMAS en la IGLESIA,pero yo pienso que con tanta diversidad hay muchos que hacen de su CAPA UN SAYO y por ejemplo:CARISMA de NAZIONALISTA,CARISMA de PRO-ABORTISTA,CARISMA PRO-PROGRE ETC...y esto hace un daño enorme a la credibilidad de la IGLESIA y los ORDINARIOS de TURNO NO HACEN NI DICEN PRACTICAMEBTE NADA salvo algunas exepciones.GRACIAS GERMINANS por este noveno aniversario,sin ustedes la COSA AUN ESTARIA PEOR,FELICIDADES,

    ResponderEliminar
  3. MARPN
    Muchas felicidades GG por vuestro noveno aniversario. En la gran mayoría de las ocasiones nos ayudáis mucho con vuestros artículos y las opiniones de los bloguistas.
    Aunque no está relacionado con el tema de hoy, os agradecería que alguno de los articulistas, hiciera un resumen comprensible y creible sobre Amoris Laetitia que tal polvoreda está levantando entre los teólogos y los católicos de a pie. Personalmente he leído varios artículos y estoy sumido en una gran confusión. Vosotros me dais confianza y creo que me ayudaría a entenderla y aceptar todo lo bueno que tiene y desechar lo que no está de acuerdo con mi creencia religiosa católica y tradicional.
    ¿Cómo es posible que la IC, que fue mancillada y deshonrada por Martín Lutero, ahora con nuestro Papa, dedique un año a celebrar la Reforma Luterana?. ¿Cómo puede unirse a esta celebración, que tienen todo su derecho de celebrar, nuestra querida Iglesia Católica?. En l'Osservatore Romano, que es el diario semioficial del Vaticano, se recogen algunas de las mmnifestaciones de la obispa luterana Margot, diciendo entre ellas "el Papa Francisco REFORMADOR de SU IGLESIA"como Lutero "era un reformador de la suya". ¿La Iglesia Católica es propiedad del Papa Francisco?. Debería destacar l'Osservatore, que sólo existe una Iglesia verdadera, la Católica, fundada por el mismo Señor Jesucristo. María Auxiliadora ruega por nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep G. Trenchs 1/29 de mayo de 2016, 22:11

      NUEVE CLAVES PARA LEER LA EXHORTACIÓN AMORIS LAETITIA DEL PAPA SOBRE EL AMOR EN LA FAMILIA

      La Santa Sede publicó la exhortación apostólica Amoris laetitia (AL), “La alegría del amor: Sobre el amor en la familia”, fruto de los Sínodos celebrados en 2014 y 2015; y que entre otras cosas, reafirma que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, y llama a sacerdotes y agentes pastorales a acompañar a los fieles en situación irregular para sepan y sientan que son parte de la Iglesia.

      Debido a que es un documento extenso, con cerca de 270 páginas, a continuación les presentamos nueve claves que la Santa Sede ha brindado para ayudar a su lectura y comprensión.

      1.- ¿Qué novedad trae la exhortación Amoris laetitia?

      La novedad de esta exhortación es la actitud de acompañamiento. El Papa Francisco, al igual que sus predecesores, reconoce la complejidad de la vida familiar moderna, pero acentúa mucho más la necesidad de que la Iglesia y sus ministros estén cerca de las personas sin importar la situación en que se encuentren o lo alejados que se puedan sentir de la Iglesia. Amoris laetitia no es un texto teórico desconectado de los problemas reales de la gente.

      El documento también recuerda la belleza de la vida familiar, a pesar de todos los problemas que conlleva.

      Francisco escribe sobre cómo formar una familia significa ser parte del sueño de Dios, uniéndose a Él en la construcción de un mundo "donde nadie se sienta solo".

      2. ¿Es un documento para todos los católicos o solo para los expertos?

      Amoris laetitia es una lectura esencial para obispos, sacerdotes y agentes de la pastoral familiar. Sin embargo, el Papa Francisco señala en la introducción que nadie debería precipitarse en su lectura y recomienda que las personas deben prestar atención a lo que corresponde más a sus necesidades. Por ejemplo, a las parejas casadas les interesará especialmente el Capítulo IV sobre el amor en el matrimonio, la fecundidad y la educación de los hijos.

      Como se aprecia en sus páginas, los lectores verán que Francisco, con un corazón de pastor, entra simple pero profundamente en las realidades cotidianas de la vida familiar.

      3.- Divorciados en nueva unión y comunión

      El Sínodo apuró que las discusiones sobre ganadores y perdedores no eran productivas. Lo que era productivo, en cambio, era dirigir una mirada profunda a la vida familiar, al matrimonio y al Pueblo de Dios que se esfuerza por vivir su vocación en tiempos difíciles y complejos.

      El Capítulo VIII, "Acompañar, discernir e integrar la fragilidad", analiza en profundidad cómo las reglas generales no se aplican estrictamente a cada situación en particular. Y por eso es necesario tener en cuenta la complejidad de cada situación.

      El Papa reconoce que todos deben sentirse desafiados por el Capítulo VIII que, ciertamente, llama a los pastores y a los que trabajan en el apostolado de la familia a escuchar con sensibilidad a cualquier persona que se sienta herida y a ayudarla a experimentar el amor incondicional de Dios.

      Eliminar
    2. Josep G. Trenchs 2/29 de mayo de 2016, 22:11

      4.- Una palabra recurrente es "discernimiento" ¿Qué significa el discernimiento para el Papa Francisco?

      El discernimiento es un esfuerzo constante para abrirse a la Palabra de Dios que ilumina la realidad concreta de la vida cotidiana. El discernimiento nos lleva a ser dóciles al Espíritu.

      El Papa Francisco pide a los pastores y a los fieles que disciernan cuidadosamente cada situación concreta, pues no hay recetas fáciles, ni “talla única”, ni excepciones rápidas y simples.

      Sin embargo, el discernimiento no debe separarse de las exigencias de verdad y caridad del Evangelio ni de las enseñanzas y de la tradición de la Iglesia. Hace falta humildad y una búsqueda sincera de la voluntad de Dios.

      5.- ¿Qué ofrece la Amoris laetitia a los católicos divorciados vueltos a casar?

      Les da la garantía de que la Iglesia se preocupa por ellos y por su situación concreta; quiere que sepan y sientan que son parte de la Iglesia y que no están excomulgados. Aunque todavía no puedan participar plenamente en la vida sacramental de la Iglesia, les anima a tomar parte activa en la vida de la comunidad.

      Un concepto clave de AL es la integración. Los pastores tienen que hacer todo lo posible para ayudar a las personas en estas situaciones a involucrarse en la vida de la comunidad.

      Además señala que cualquier persona en una llamada situación "irregular" debería recibir una atención especial. "Ayudar a sanar las heridas de los padres y ayudarlos espiritualmente es un bien también para los hijos, quienes necesitan el rostro familiar de la Iglesia que los apoye en esta experiencia traumática" (AL 246).

      6.- Uniones homosexuales

      La enseñanza de la Iglesia sigue siendo clara: el matrimonio es entre un hombre y una mujer, y las uniones homosexuales no se pueden equiparar al matrimonio cristiano.

      El documento centra la atención en el matrimonio y la familia, pero también se dirige a las personas que no están casadas, como los padres y madres solteros, las viudas y viudos, los hombres y mujeres solteros, pues todos tienen lazos familiares.

      7.- ¿Amoris laetitia critica los pontificados anteriores en temas de familia?

      Una rápida ojeada a las notas al pie de página muestra la profusión de citas de San Juan Pablo II en Amoris laetitia, en especial la encíclica Familiaris consortio. El Papa Francisco también cita Deus Caritas est de Benedicto XVI.

      Además, este documento ofrece esperanza en abundancia. No es una lista de reglas o de condenas sino un llamamiento a la aceptación y al acompañamiento, a la participación y a la integración.

      "El camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre y difundir la misericordia de Dios a todas las personas que la piden con corazón sincero"(AL 296).

      8.- Fecundidad en el matrimonio

      En varios numerales este documento hace gran hincapié en que los hijos son un don de Dios y una gran alegría para los padres. También cita la encíclica Humanae Vitae, reiterando que los cónyuges deben ser conscientes de sus obligaciones en relación con la paternidad responsable.

      En último término, la decisión sobre el espaciamiento de los nacimientos "presupone un diálogo consensual entre los esposos" (AL 222).

      En este sentido, AL cita el Concilio Vaticano II subrayando la importancia de la formación de la conciencia, en la que se siente a solas con Dios. Además impulsa los métodos naturales de regulación de los nacimientos.

      9. ¿Cuál es el mayor desafío de Amoris laetitia?

      El mayor reto es que se lea sin prisas y se ponga en práctica. El texto formula propuestas a la Iglesia y a sus pastores para que acompañen a la familia, la integren, permanezcan cerca de cualquier persona que haya sufrido los efectos del amor herido. Por encima de todo, desafía a ser comprensivos frente a situaciones complejas y dolorosas.

      El Papa Francisco quiere que nos acerquemos a los frágiles con compasión, y no con juicios, para "entrar en contacto con la existencia concreta de los otros y conozcamos la fuerza de la ternura”.

      WWW.aciprensa

      Eliminar
  4. Os sigo casi desde los inicios, aunque en los últimos tiempos solo como lector, no comentarista.
    Mi opinión es que vuestra actividad ha influido en una parte de la Iglesia, lo que no es poco, tratándose de la obra de Dios.....
    Os felicito y animo a seguir, desde vuestra intención recta y apostólica....que para eso estamos en este mundo, "salid y predicad el Evangelio"....pero el Evangelio, no una milonga....
    como hacen tantos y tantos...
    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  5. Laurentius Dertosensis9 de mayo de 2016, 19:49

    Felicidades G.G.por vuestra audacia,como dijo NUESTRO SEÑOR,SI ESTOS CALLAN GRITARAN LAS PIEDRAS,en estos momentos de confusion generalizada ustedes con sus opiniones nos dan PISTAS por donde tenemos que ir, ADELANTE y un fuerte abrazo especialmente a MOSSEN CUSTODIO BALLESTER unVALIENTE ENTRE LOS VALIENTES!

    ResponderEliminar
  6. ADELANTE BARLOVENTO!!!

    ResponderEliminar