jueves, 14 de abril de 2016

Cardenal Raymond Leo Burke: ‘La exhortación apostólica no es un acto de magisterio’

El cardenal estadounidense señala que el documento “Amoris Laetitia” no propone una nueva doctrina sobre el matrimonio y la familia sino que contiene las reflexiones del Santo Padre respecto al reciente Sínodo de la Familia. 

El cardenal Raymond Leo Burke ha reflexionado en un artículo en el diario National Catholic Register sobre la nueva exhortación del Papa Francisco “Amoris Laetitia”. El prelado ha contradicho a quienes sostienen que el documento postsinodal supone “una revolución en la Iglesia” o un cambio radical en relación a la enseñanza de la Iglesia respecto al matrimonio y la familia.

Estas consideraciones, reflexiona Burke, provocan confusión entre los fieles y son “una fuente de escándalo”, además de no ser coherentes con la naturaleza del documento creado como fruto del Sínodo de los obispos sobre el matrimonio y la familia celebrado el pasado mes de octubre y que confirmó la doctrina de la Iglesia respecto a estos temas.

El cardenal Burke asegura en su artículo que “Amoris Laetitia” sólo puede entenderse dentro de la enseñanza constante de la Iglesia y en continuidad con la doctrina hasta ahora establecida. Asimismo, Burke señala que la exhortación apostólica postsinodal “no es un acto de magisterio”, sino una reflexión del Santo Padre sobre los trabajos del Sínodo de los obispos.

“El Santo Padre propone lo que él personalmente cree que es la voluntad de Cristo para su Iglesia, pero él no tiene la intención de imponer su punto de vista”, subraya Burke, al tiempo que sostiene que una exhortación apostólica postsinodal, por su propia naturaleza, no propone una nueva doctrina y disciplina, sino que aplica la doctrina a la situación actual.

La exhortación, por tanto, debe ser recibida con “profundo respeto” por provenir del Romano Pontífice, Vicario de Cristo, pero Burke insiste en que el respeto no debe confundirse con “creer con fe divina y católica” todo el contenido del documento. La Iglesia católica, recuerda el prelado, nunca ha sostenido que toda expresión del sucesor de Pedro deba considerarse parte del “Magisterio infalible”.

Burke advierte que “es absurdo” considerar que cada palabra del Papa obliga en conciencia. “Mientras que el Romano Pontífice tiene reflexiones personales que son interesantes y pueden ser fuente de inspiración, la Iglesia debe estar siempre atenta a señalar que su publicación es un acto personal y no un ejercicio del magisterio papal”, recalca el prelado.

Como fruto de su experiencia pastoral, este obispo señala que “la primera señal de respeto y amor” hacia los divorciados vueltos a casar es “decirles la verdad con amor”. Niega, además, que el matrimonio cristiano sea “un ideal”, sino un sacramento que confiere la gracia a un hombre y una mujer para vivir en fidelidad de forma permanente y con apertura a la vida.

Puede leer el artículo completo aquí. (en inglés)

*Escrito publicado en la web "Infovaticana" el 12 de abril de 2016

39 comentarios:

  1. En Infocatólica han publicado el artículo completo traducido al español:

    http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=26392

    ResponderEliminar
  2. Hay una verdad objetiva:

    1. Adúlteros objetivos (sin culpa: por ignorancia, fuerza mayor) o subjetivos (culpa o dolo) no pueden ni comulgar ni ser absueltos en la comunión nunca. Siempre pueden ir a misa sin comulgar, y confesarse sin ser absueltos, y ponerse ante Jesús-Misericordia.

    Razones:

    a) porque hay fornicación, es decir, conviven more uxorio, teniendo relaciones sexuales

    b) porque su no participación es su CRUZ que han de aceptar para santificarse: la plena participación sólo acaece hasta que cese la situación objetiva de fornicación, y en su caso, de culpa o dolo.

    c) la misericordia vigila que haya plena castidad conyugal, conversión y arrepentimiento (como mínimo atrición: temor de Dios)


    2. Tampoco pueden desarrollar sus funciones laicales:

    a) munus regendi: pedicación, anuncio, catequesis, evangelización, profesor de religión

    b) munus santificandi: participación en los 7 sacramentos y ejercicio de ministerios, servicios y trabajos laicales: testigo en boda, padrino en bautismo, lector, comentarista, acólito, servicio entorno al altar, proclamación de lecturas, animación de canto y oración, schola cantorum, portador de ofrendas al altar, ayudante de exorcista, trabajador apostólico, pastoral de enfermos y marginados, preparación a los sacramentos, administrador extraordinario de la comunión, cargos económicos.

    c) munus regendi: consultor de nombramientos, participación en sínodos, concilios y consejos, dirigente y superior, cargos, técnico, périto, administración de justicia, administración de bienes


    3) Familiaris consortio 84: un divorciado recasado puede comulgar y ser absuelto sólo si ha habido:

    a) confesión

    b) matrimonio civil (existiendo el anterior matrimonio canónico válido que nunca se podrá anular)

    c) promesa de vida more fraterno (como hermanos): esta es otra CRUZ que deben de aceptar para su santificación

    d) estado de gracia

    e) rite dispositus

    f) comunión eucarística: privada si causan escándalo; pública si no hay escándalo
    ´

    4) Si un adúltero o concubino comulgaran, fueran absueltos o desarrollaran funciones laicales, entonces sería un agravio para el resto de fornicadores (homosexual, bisexual, unión de hecho, a prueba, temporal, con menores, incestuoso, prostitución), y ocasionarían un escándalo y confusión al Pueblo de Dios.


    5) Amoris laetitia está subordinada a la Sagrada Escritura, Tradición y Magisterio de la Iglesia. Todo lo que vaya en contra debe ser considerado como interpretación contra la Voluntad de Dios.

    Peligro gravísimo: la educación de parte de la Iglesia sobre la salvación y cura de las almas es nula, pobre y escasa: no hay fundamentación teológica, fideística, moral ni canónica.

    Una parte importante de la Iglesia ofrece novedades a una Iglesia mundanizada, que desean lo más fácil, lo sometido al Espíritu del mundo, lo que sea la ley del menor esfuerzo, fundamentado en un inexistente Dios Misericordioso que TODO lo perdona sin esperar arrepentimiento y que da plena libertad universal, aunque sea en contra de la Palabra de la Sagrada Escritura, de la Tradición y del Magisterio.

    Leer el Catecismo sobre el Apocalipsis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi duda: ¿tienes una corazón de piedra o de carne? ¿Para ti loa misericordia es solo una palabra o has intentado hacerla vida?

      Supongo que tu tienes "La Verdad"...

      Eliminar
    2. MARPN
      Anónimo de las 9:40h. Con todo mi respeto le agradecería me explicara de una manera sencilla qué es para Vd. la Misericordia. Hoy se utiliza de una manera tan genérica que no acabo de entender su alcance. No se pueden esconder tras tan maravillosa palabra, el que todo está bien, no hay pecado
      ni infierno, nada, Dios no lo perdona todo. Ciertamente Jesucristo, que ha de ser nuestra única referencia, perdona a todos pero añade: " no vuelvas a pecar". En la actualida es únicamente el sacerdote y a través de él, quien en el sacramento de la Reconciliación nos son perdonados los pecados y nos insta a no volver a pecar. No escuchemos a tantos salvadores que nos engañan. Señor ten piedad de nosotros pecadores.

      Eliminar
    3. No se puede dar la comunión y la absolución a adúlteros y concubinos15 de abril de 2016, 15:03

      Burke dice claramente que Amoris laetitia CARECE DE FUERZA EJECUTIVA, DE OBLIGAR.

      Sólo es un conjunto de proposiciones reflexivas.

      Por lo tanto, NINGÚN SACERDOTE OFICIANTE puede dar la comunión y dar la absolución, según la constante y tradicional doctrina de fe católica.

      En consecuencia, según Burke, por necesidad lógica, ningún sacerdote oficiante puede recibir NINGUNA ORDEN de dar la comunión y la absolución a un adúltero o concubino.

      Carecen de FUERZA OBLIGATORIA las órdenes que en el anterior sentido -se puede dar la comunión y absolución a los adúlteros y concubinos- puedan dar:

      - obispos a los rectores y vicarios
      - abades y superiores o dirigentes a sus sacerdotes
      - rectores a sus vicarios
      - fieles a los sacerdotes oficiantes

      Es un sacrilegio dar la comunión eucarística a un adúltero o concubino: lo fue, lo es y lo será, y ningún Papa de ninguna época lo va a legalizar, porque así lo dispuso Jesús, y el Código Canónico y el Catecismo de San Juan Pablo II así lo confirman, además de la Tradición y el Magisterio.

      Eliminar
    4. Lamento leer tantas opiniones de sabios y doctores en ortodoxia. ¿Recordamos la expresión frecuentemente citada en el Evangelio "escribas y fariseos"?

      Creo que nos convendría a todos (a mí primero)repasar lo que el Concilio Vaticano II nos dice sobre el valor de la conciencia "rectamente formada" como fuente de verdad moral.

      El miércoles pasado el Papa Francisco nos recordaba la invitación al banquete dirigida a todos. ¿Quién necesita al médico?

      Eliminar
    5. Me parece que el CVII no dice que la conciencia tiene primacía sobre las Leyes de Dios,significaría que la conciencia es la que determina que es el bien y el mal, es decir el pecado de Adán y Eva. Pero esto es lo que viene a sugerir la exhortación de forma sibilina.

      Y ya está bien de tantas acusaciones de fariseos a los que defendemos la Verdad, porque la Verdad existe y los absolutos morales también. ¿No se dan cuenta de que lo que está en juego es la salvación de las almas? La misericordia está en ayudar a las personas a salir del pecado. La pastoral ha de basarse en la verdad, así lo señaló claramente el papa Benedicto XVI en su introducción, como cardenal J. Ratzinger, al documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe “Sobre la pastoral de los divorciados vueltos a casar” 1998):

      “Si en el pasado a veces la caridad quizá no resplandecía suficientemente al presentar la verdad, hoy en día, en cambio, el gran peligro es callar o comprometer la verdad en nombre de la caridad.
      El mal no se soluciona añadiendo mal. No puede ser que porque no siempre fuimos capaces de unir la verdad con la caridad, ahora queramos eliminar la verdad en nombre de la caridad. Debemos buscar la manera de transmitir la verdad en caridad. Y para ello contamos con la inestimable ayuda del Señor, que quiere que su Iglesia haga bien la labor que la ha encomendado en la tarea de salvar a los hombres. La palabra de la verdad puede, ciertamente, doler y ser incómoda; pero es el camino hacia la curación, hacia la paz y hacia la libertad interior. Una pastoral que quiera auténticamente ayudar a la persona debe apoyarse siempre en la verdad. Sólo lo que es verdadero puede, en definitiva, ser pastoral. «Entonces conoceréis la verdad y la verdad os hará libres» Jn 8,32)".

      Eliminar
  3. 1. Profecía de San Juan Pablo II en 1976 en los EEUU:

    “Ahora estamos parados frente a la mayor confrontación histórica que la humanidad ha experimentado alguna vez. No creo que el gran círculo de la Sociedad Americana, o de todo el amplio círculo de la comunidad cristiana se de cuenta de esto completamente. Ahora nos enfrentamos a la confrontación final entre la Iglesia y la anti-iglesia, entre el Evangelio y el anti-evangelio, entre Cristo y el anticristo. El enfrentamiento se encuentra dentro de los planes de la Divina Providencia. Está, por lo tanto, en el plan de Dios, y debe ser un juicio que la Iglesia debe asumir y afrontar con valentía…”


    2. El Catecismo de San Juan Pablo II sobre los Últimos Tiempos:

    La última prueba de la Iglesia

    675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el "misterio de iniquidad" bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).

    676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, "intrínsecamente perverso" (cf. Pío XI, carta enc. Divini Redemptoris, condenando "los errores presentados bajo un falso sentido místico" "de esta especie de falseada redención de los más humildes"; GS 20-21).

    677 La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección (cf. Ap 19, 1-9). El Reino no se realizará, por tanto, mediante un triunfo histórico de la Iglesia (cf. Ap 13, 8) en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal (cf. Ap 20, 7-10) que hará descender desde el cielo a su Esposa (cf. Ap 21, 2-4). El triunfo de Dios sobre la rebelión del mal tomará la forma de Juicio final (cf. Ap 20, 12) después de la última sacudida cósmica de este mundo que pasa (cf. 2 P 3, 12-13).

    ResponderEliminar
  4. Laurentius Dertosensis15 de abril de 2016, 5:11

    El cardenal Burke es en mi opinion de las mas grandes mentes pensantes que hay en el colegio cardenalicio y como premio lo defenestran de LA SIGNATURA APOSTOLICA y lo envian al OSTRACISMO a la isla de MALTA,a presidir una orden honoraria de caballeria,no lo ven ustedes un poco raro todo esto?.

    ResponderEliminar
  5. Catòlic de poble15 de abril de 2016, 7:35

    Que VIVA EL CARDENAL BURKE Y LA TRADICION Y TODO LO QUE ELLO CONLLEVA

    ResponderEliminar
  6. Me parece oportuna la aportación de Burke. Veo lastimosa la presentación del cardenal Schönborn, de infeliz memoria. Es curiosa la evolución doctrinal de este último, que pasó de una ortodoxia nítida a una ortopraxis cuestionable para terminar ahora en una ortodoxia penosa. El `penúltimo episodio del cardenal de Viena fue su negación de la evolución en un artículo pagado en The New York Times, que mereció una dura crítica del director de la Specola Vaticana (Observatorio Vaticano), motivo por el cual el científico fue retirado de dicha dirección.
    Los jesuitas han salido en tromba a defender el famoso capítulo octavo de la exhortación. Un capítulo contradictorio donde los haya: afirma a la vez la sacramentalidad del matrimonio y la viabilidad del matrimonio irregular. Menudo disparate .lo del matrimonio irregular. Con una reiteración inexplicable vuelve a repetir la muletilla de que la Iglesia no condena para siempre, como si hubiera condena ad tempus. Existe condena o rechazo mientras exista pecado. Otra cosa es la compasión, la misericordia y amor hacia el pecador, procurando siempre su conversión.
    Por deformación profesional me quedé paralizado con la lectura del número 3, cuando habla de la inculturación de los principios. Empieza por una afirmación sorprendente: el tiempo es superior al espacio. Así, a la brava. Sin decir que eso es, como mucha, pura metáfora. Y puesto que comienza por física, sabido es que las leyes no (de la física o de la química, las escasas de la biología y la geología) o los axiomas de la matemática no dependen de la cultura ni de la tradición de ningún país. Son universales tout court. Los mandamientos del decálogo no son maleables de acuerdo con las tradiciones (poligamia), son universales. Salvo que caigamos en un relativismo burdo, so capa de una antropología cultural de baratillo.

    ResponderEliminar
  7. El Cardenal Raymond Leo Burke, tiene toda la razón. Este documento del Santo Padre no dice nada contrario a la moral católica de toda la vida.

    Lo que ocurre es que según el medio de comunicación en que lo lea, los titulares pueden llevar a confusión y precisamente en los tiempos que estamos, no está la cosa como para divagar sobre temas importantes como el pecado, la gracia...

    En resumen de la Exortación, para mi todo bautizado puede entrar en la Iglesia. Lo que antes era pecado, lo sigue siendo y mientras los fieles se mantengan en esa situación, lógicamente no pueden recibir la absolución sacramental, ni por tanto la sagrada Comunión.

    Normalmente ya hoy día, la Iglesia les importa poco. Esto les sirve, como ha sido siempre en casos de conversión de nuevo a la práctica religiosa dejando su anterior vida de pecado.

    Para ello no creo que hicieran falta dos sínodos, cuestionarios a los Obispos del orbe católico ..., creando falsas expectativas, que no pueden cumplirse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Trenchs: es usted muy optimista. Medite las siguientes citas si están o no de acuerdo con el Magisterio de la Iglesia:

      1.“Es posible que, en medio de una situación objetiva de pecado —que no sea subjetivamente culpable o que no lo sea de modo pleno— se pueda vivir en gracia de Dios, se pueda amar, y también se pueda crecer en la vida de la gracia y la caridad, recibiendo para ello la ayuda de la Iglesia” ¿En una situación objetiva de pecado se puede vivir en gracia de Dios?

      2.“Las respuestas a las consultas enviadas a todo el mundo, se ha destacado que a los ministros ordenados les suele faltar formación adecuada para tratar los complejos problemas actuales de las familias. En este sentido, también puede ser útil la experiencia de la larga tradición oriental de los sacerdotes casados.”
      ¿Hace falta estar casado para entender los problemas de las familias ?

      3.“Por eso, ya no es posible decir que todos los que se encuentran en alguna situación así llamada «irregular» viven en una situación de pecado mortal, privados de la gracia santificante.” ¿desde cuando quien vive en una situación irregular no está en pecado mortal?

      4.“La ley natural no debería ser presentada como un conjunto ya constituido de reglas que se imponen a priori al sujeto moral, sino que es más bien una fuente de inspiración objetiva para su proceso, eminentemente personal, de toma de decisión» A causa de los condicionamientos o factores atenuantes,” ¿La ley natural ya no es norma, solo inspiración ?

      No sigo para no desanimarle.

      Eliminar
    2. Pues qué quiere que le diga, sr. Fred. Yo no veo que esos puntos contradigan las enseñanzas de Jesús. En todo caso, si contradicen las enseñanzas de la Iglesia... pudiera ser que ésta tenga que rectificar algunas de sus tradicionales posturas. ¿Qué hay de malo en ello? Nada. Las realidades de hoy no son las mismas que ayer. La Iglesia no puede vivir en la inopia. Sus enseñanzas tienen que dar respuestas útiles y aplicables.

      Eliminar
    3. Con el permiso de Germinans, no puedo dejar de preguntarme quién es este cardenal Burke para dar lecciones. Creo que nuestro Señor se sonrojaría de ver a uno de sus apóstoles "disfrazado" pomposamente como tiene por costumbre Burke. Uno llega a dudar de la virilidad de alguien tan aficionado a sedas, puntillas y terciopelos. Francisco tiene que hacer limpieza, empezando por Bertone, Burke y compañía.

      Eliminar
    4. Beatus: pues debería profundizar más en las enseñanzas de Jesús, porque creo que nos las tiene nada claras. Y por su comentario parece usted más protestante que católico.
      Y no me diga que las circunstancias de hoy no son las mismas que ayer, porque en el Imperio Romano eran mucho peores, y 12 apóstoles lo cambiaron, sin excusarse en "las circunstancias".
      La Iglesia da respuestas útiles y aplicables a quien quiera convertirse, y al que no, nunca le parecerán "ni útiles ni aplicables".

      Eliminar
    5. Fred: tengo perfectamente claro qué enseñó Jesús.

      Y sé distinguir perfectamente entre la ley de Dios y la ley de los hombres. En cuanto a lo de las circunstancias, bueno, si usted cree que son ahora iguales que hace diez o veinte siglos... adelante, pero a mí no trate de convencerme.

      En cuanto a lo de poner etiquetas, conmigo ahórreselo: de protestante nada, amigo.

      Eliminar
    6. Anónimo 15:22: veo que usted juzga muy ligeramente, por apariencias externas. ¿tanto conoce la vida del cardenal Burke que se permite estos comentarios tan frívolos y despectivos?

      Usted parece tan acostumbrado a los clérigos vestidos de camioneros, que le choca que algunos vayan vestidos con la dignidad que corresponde a la Sagrada Liturgia.

      Después de tantas liturgias kumbayas, parece que toda una generación ha olvidado y es incapaz de entender que la liturgia es un acto Sagrado, que requiere mucha más dignidad, que cualquier acto oficial de cualquier gobierno del mundo, donde todo el mundo viste lo más dignamente posible.

      Eliminar
    7. Sr. Anonimo de las 15:22,a lo mejor nuestro señor se sonrojaria de usted de burlarse de como se viste uno de sus APÔSTOLES,este SEÑOR casi siempre viste de manera tradicional,que no esta reñido con la epoca actual,prefiero esto que un CURA vaya con corbata o una MONJA SIN HABITO Y CON PANTALONES;Ademas,no tiene nada que ver EL CARDENAL BURKE CON BERTONE etc.

      Eliminar
    8. ¿Cuáles son las condiciones para que el pecado sea mortal?

      Las condiciones son materia grave,
      advertencia plena o suficiente y
      pleno consentimiento de la voluntad.

      Sin embargo, y aquí debe darse mucha atención, la mayoría de las personas confunden el requisito “advertencia plena o suficiente” con “tener conocimiento de que algo es pecado mortal”.

      Eso es incorrecto. Las personas pueden cometer pecado mortal sin “saber que aquello es pecado mortal”. Por ejemplo, las personas que se emborrachan, que fornican o usan anticonceptivos pueden cometer estos pecados mortales sin saber nada acerca del “pecado mortal”.

      Quizás a ellos ni siquiera les importe el concepto del pecado mortal o no han oído hablar de ello. Por lo tanto, ellos quizás no sabrán que la acción cometida envuelve un “pecado mortal”.

      Sin embargo, dichas acciones son pecados mortales (eso es dogma) porque ello envuelve materia grave; entonces al cometer alguno de ellos, las personas están reflexionando sobre la obra malvada y están dando su pleno consentimiento.

      Por ende, ellos cometen pecado mortal cada vez que estén obrando en tales cosas, aunque no les importe el concepto del “pecado mortal”, puesto que la ley natural no excusa a nadie y se supone que toda persona debe conocerla.

      Si no la conoce, es por negligencia o mala conciencia.

      En nuestra web, discutimos cómo los herejes modernistas pervierten las condiciones para un pecado mortal y en el proceso contradicen la enseñanza dogmática.
      http://www.vaticanocatolico.com/emailcatolico

      Como un servidor, no es sacerdote y por lo que se ve, lo objetivo y subjetivo son muy personales, no creo sea la Exortación para una selección de ideas del Papa como dice el cardenal Burke y otros sacerdotes que han comentado que no hay nada contrario al Magisterio.

      En mi modesta opinión, desde un principio y me refiero desde que uno inicia la catequesis para la Primera Comunión, ya tendría que saber distinguir bien, que lo que recibe en esa Sagrada Forma, no es una cosa, sino que es una persona, nada menos que el Hijo de Dios, vivo, para que nosotros tengamos VIDA y la tengamos en abundancia. Recibir al HIJO de DIOS, es un DON, una GRACIA, no es ningún derecho, por aunque nunca seremos dignos de recibirle, si hay que procurar hacerlo en las mejores disposiciones.

      Si eso se cumple no hay problema, habrá las caídas lógicas de la debilidad humana, pero se recupera la vida de la Gracia con la práctica sacramental.

      Por supuesto no hace falta estar casado para conocer los problemas de la familia. Hemos de pensar que un sacerdote, es hijo de unos padres, por otra parte lo que estudia y oye en confesión, le van dando a conocer los problemas conyugales y de pareja, mejor que nosotros mismos.

      A partir de ahí, no olvidar la vida de oración, adaptada, eso sí, en cada momento según la edad.

      Lo que ocurre es que EL MUNDO, DEMONIO Y CARNE, son los principales enemigos del alma humana y hay juicios que cuando ocurren a otros, somos de los primeros en echar una piedra, pero cuando nos ocurre a nosotros, cambiamos el pensamiento y no eso ya tendría que estar permitido, al fin ya casi todo el mundo lo hace!!!

      Eliminar
    9. Apreciado Josep Trench, lo que dice el cardenal Burke es algo distinto, dice que la exhortación debe ser interpretada con arreglo al Catecismo de la Iglesia Católica. Es una forma de desautorizar su contenido y de guiar a los fieles por camino seguro, el del Magisterio de la Iglesia, por el bien de sus almas.

      Como dice el Catecismo, la santa Tradición, la sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia, según el plan prudente de Dios, están unidos y ligados, y bajo la acción del Espíritu Santo, contribuyen eficazmente a la salvación de las almas (CIC, 95-100).

      Eliminar
    10. anonimus cabreadus15 de abril de 2016, 20:36

      Fred,lo que tiene que hacer el Sr. BEATUS (FELIZ) es cambiar de iglesia,que se haga MORMON,de la iglesia de la cienciologia,de sendero luminoso etc..y tambien cambiar de PSEUDONIMO,no le queda nada bien este para una persona que opina sobre el CATOLICISMO.

      Eliminar
    11. Anonimus cab...:

      Para empezar, un poco de respeto, ¿no? No creo que porque piense distinto de usted, eso le de derecho a decir esas barbaridades sobre mí. ¿O es que eso de insultar es propio de "buenos católicos" como Vd.?

      Eliminar
    12. Beatus: he dicho que parece protestante, no como etiqueta sino por su libre interpretación de las escrituras. El tema de fondo que se está discutiendo es el acceso a la comunión de los divorciados vueltosa a casar, y por extensión, el acceso a la comunión de las personas en pecado mortal. Estos temas están muy claros en el Nuevo Testamento, y en todos los escritos del Magisterio de la Iglesia.

      Algunas afirmaciones de "Amoris laetitia", contradicen al Catecismo de la Iglesia en temas graves, y estos temas contenidos en el Catecismo, son parte fundamental del deposito de la fe, y no lo puede cambiar ningún Papa, ni ningún Concilio.

      Eliminar
  8. Yo como dice siempre el papa no soy nadie para juzgar pero yo he visto con mis propios ojos a gente juntada,no casada ir a comulgar para quedar bien como por ejemplo sus padres,he visto como una persona comulga y luego rompe un trocito para dárselo a su mujer celíaca,yo tengo entendido que una SAGRADA FORMA no la puede partir una persona solo el SACERDOTE el el ACTO EUCARISTICO,me gustaría que alguien enterado me diga si estás cosas son SACRILEGAS O NO,gracias.
    L

    ResponderEliminar
  9. Al anónimo de las 15:22.

    El cardenal Burke es un buen pastor, que enseña sana doctrina y por eso su opinión es muy valiosa.

    Paso por alto sus venenosas insinuaciones y le recomiendo que estudie la sagrada Escritura. Con el vestuario litúrgico se trata de honrar a Dios, así la Biblia establece que el sumo sacerdote se presente de manera reconocible y maravillosa. Dios le dice a Moisés: ‘Prepararás para Aarón un vestido más que adornado, que muestre mi gloria y mi majestad’, lo mismo para los sacerdotes (Ex. 28: 2,40). A Francisco de Asís todo le parecía poco para honrar a Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laurentius Dertosensis16 de abril de 2016, 13:42

      Sr.Anonimo 20:48 totalmente de acuerdo con usted.

      Eliminar
  10. Yo pasé muchos años sin comulgar aunque iba a misa con regularidad y si decido casarme con alguien divorciado no comulgaría porque mi decisión ha sido ésa. No sé por qué se ha sacado esta cuestión porque la causa de que la gente haya abandonado las iglesias no es la comunión sino el clero que en una parte importante se le podía aplicar aquello de: "Haz lo que yo digo y no lo que hago". No es mi caso, pero si me hubiera casado hace 20 años era consciente del sentido de indisoluble pero no era lo que se estilaba y muchos se casaron porque tocaba. Es decir, yo en caso de divorcio sabía lo que hacía el resto no. Creo que la discusión no es la eucaristía sino recuperar la confianza en la iglesia, que la gente encuentre sentido a la liturgia y sientan la necesidad de los sacramentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mire, la Iglesia Católica es la única fundada por Jesucristo, esto la única divina, pero la confió a Pedro, el resto de los Apóstoles y a sus sucesores.

      O sea que tiene una parte divina, que es en la nos normalmente nos fijamos menos.

      Luego tiene la parte humana que es imprescindible porque es la que nos pone en contacto con la divina, con el Magisterio y los Sacramentos.

      Un servidor, si me hubiera fijado en la parte humana, posiblemente no estaría escribiendo aquí, pero esa parte humana la necesito como el aire que respiro.

      Sino ¿Quién me perdona los pecados, dándome cuenta que Dios me los persona?

      ¿Quién me daría en CUERO DE CRISTO, VIVO EN LA EUCARISTÍA? Si el Sacerdote tiene las manos consagradas o ungidas para ello.

      Lo demás es "pecata ninuta" ¿Quién es perfecto, sino Dios?

      Cuando sigues a Cristo con amor, no es costoso ni ves a la Iglesia como un enemigo anquilosado en el pasado, sino la ves como Madre y Maestra.

      Eliminar
    2. Claro que los sacerdotes son humanos(pecadores como todos)pero me puede sacar mi parte espiritual un sacerdote que es incapaz de empatizar con el prójimo y ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio? Hay personas que creen que estoy a favor de dar la comunión a personas divorciadas vueltas a casar pero no es exactamente así. Creo que si la doctrina no lo permite tampoco debería permitir que ladrones de guante blanco posiblemente sería necesario que mientras no devuelven lo robado lo hagan, caso Pujol. Como puedo entender que no puedo comulgar cuando dentro de la Iglesia de estos últimos tiempos ha habido abusos, hijos no legítimos y no hay excomunión en el primer caso o reconocer el hecho y hacerse cargo en el segundo.Mire mi madre siempre me decía que a misa uno va por Dios y es lo que he hecho hasta ahora.

      Eliminar
    3. Sr. Anónimo de las 22,13, gracias por leer mi comentario.

      Un servidor soy de los que piensa que cuando Dios me llame a la morada eterna, me pedirá cuentas a mi, de lo que hice bien, lo que hice mal, el bien que pude hacer y no lo hice y el mal que pude haber evitado.

      Ya tengo bastante trabajo conmigo, como para fijarme en lo que hacen o dejan de hacer los demás, por famosos que sean. También tendrán que dar cuentas a Dios cada uno de acuerdo con los talentos recibidos.

      +

      Eliminar
  11. Tres notas breves sobre "Amoris laetitia"

    Escrito por RORATE CÆLI

    1. Una exhortación apostólica no es, por su naturaleza misma, un documento no magisterial. La relevancia magisterial de un documento papal se demuestra por el contenido y no por su nombre o categoría. Nadie duda que la exhortación de Juan Pablo II en su sínodo de la familia, Familiaris Consortio, fue sumamente relevante para ordenar puntos importantes del Magisterio. La propia Amoris Laetitia no dice que no sea magisterial; lo que dice, en el sumamente explosivo párrafo tres, es que el Magisterio no necesita ser invocado o sufrir intervención para ordenar todas las preguntas Católicas. Por otra parte, en este mismo párrafo se abre una Caja de Pandora que descentraliza el Magisterio, creando una fuerza centrífuga que puede dañar la unidad doctrinal Católica.

    2. Decir que Amoris Laetitia no es un asunto importante, ni magisterialmente relevante, no es verdad. El actual Papa y sus sucesores no actuarán como si no fuera relevante para el Magisterio, y los obispos desde luego, la invocarán en sus propios pronunciamientos magisteriales. Amoris Laetitia definitivamente tendrá su lugar en ediciones futuras del Denzinger y en cualquier futura revisión del Catecismo de la Iglesia Católica.

    3. Francisco, en muchos de sus anteriores documentos, pero particularmente en Amoris Laetitia, introduce un tipo de “principio de incertidumbre” en la doctrina Católica y en la hermenéutica sobre moralidad, matrimonio y la vida familiar, y eso es en sí mismo magisterialmente relevante.

    http://adelantelafe.com/tres-notas-breves-sobre-amoris-laetitia/

    ResponderEliminar
  12. Sr. Hermenegildo 0:09,

    Veo que trae aquí un texto de Adelantelafe. Descubrí esa web hace un tiempo, y por curiosidad a menudo leo lo que publican.

    Mi percepción es que detrás de ellos hay algo turbio, muy turbio. La primera impresión es que es una web tradicionalista como tantas otras. Pero pronto se ve que prácticamente su única razón de ser es denostar a Francisco. Todo gira en torno a eso: poner verde a diario al Papa. Por lo que he visto, le llaman de hereje para arriba. Y de paso, afirman que todo aquel que no comulga con ellos es por que padece "papolatría", con lo que no hay discusión ni diálogo posible: "¿Estás de acuerdo con nosotros? Bien, eres de los nuestros. ¿No estás de acuerdo con esto o aquello que decimos? ¡Papólatra! Contigo ni vale la pena hablar!"

    Creo firmemente que esta gente está sembrando la semilla del cisma, y lo hacen a sabiendas. No buscan el diálogo, ya que las palabras que usan contra Francisco son demasiado gruesas. Han quemado las naves.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo de las 16:52 (15-04). “El miércoles pasado el Papa Francisco nos recordaba la invitación al banquete dirigida a todos”.

    ¿Olvidó el papa Francisco que hay que asistir de forma adecuada o lo olvida usted amigo? Efectivamente todos estamos convidados al banquete pero recuerde, hay que ir con el vestido de boda, la gracia, para que no nos pase como al comensal que no lo llevaba. “Porque cuando el rey entró a ver a los comensales, vio allí a uno que no estaba vestido con traje de boda y le dijo: amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de boda? Y él se quedó callado. Entonces el rey dijo a los sirvientes: atadle las manos y los pies, y echadlo a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes” (Mateo 22: 11,13).

    ResponderEliminar
  14. Sr. Trenchs,

    En más de una ocasión le he alabado públicamente en GG, pues admiro su templanza y moderación, y a la vez su Fe firme y entregada. Leo atentamente todos sus comentarios, pues siempre encuentro algo interesante. Pero hoy, cuando he visitado la web que propone en un comentario de hace unos días, "www.vaticanocatolico.com", me he quedado sin palabras. Disculpe, pero es lo más repugnante que he visto en lustros. Llaman Antipapa y hereje a Francisco, a Benedicto XVI y creo que también a san Juan Pablo II. ¿De verdad está usted, sr. Trenchs, de acuerdo con esta gente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo de las 19,50, gracias por leer mis comentarios,

      No, es que este de acuerdo con esa gente, sino que buscando una definición de pecado mortal, con sus excepciones o atenuantes, encontré esta y aun me parece que no la puse completa, como había podido poner otra, pero no sabía que eran Lefevritas en una palabra.

      Eliminar
  15. Eucaristía y divorcio: ¿Hacía un cambio de doctrina?
    José Granados García
    BAC, 2014

    ¿Que significa doctrina?
    ¿Cual es su relación con la práctica litúrgica?
    ¿Cual es su nexo con la vida del hombre en la carne?
    ¿Y con las pastoral de la Iglesia?

    Los resultados obligaran a concluir: la pregunta interesante no es si la doctrina cambia o no. Sino esta otra: ¿Que modo de entender la doctrina es fecundo para abrir horizontes en la vida de la Iglesia y de las familias?

    ResponderEliminar
  16. Súmese al desafío a la Iglesia católica para una demostración de la veracidad de la Amoris Laetitia sólo necesita dar con un ejemplo concreto válido y probar que los argumentos del Papa son verdaderos. ¿Cómo una persona si tiene relaciones sexuales con otra casada no comete adulterio y no comete pecado? Se exige sólo un ejemplo concreto y breve sin necesidad de mencionar nombres que todos podamos decir, “bueno cometió adulterio pero no es pecado”, el Papa puede participar de la prueba. Se trata de un comienzo de casuística que sea ejemplificador. En los comentarios puede poner su ejemplo.
    ¿Si uno de los cónyuges es malvado si el otro le es infiel comete, este último, pecado? Sí. Primer argumento porque si dos cónyuges malvados cometen adulterio uno contra el otro cometen pecado. Por otra parte, porque si dos cónyuges “buenos” cometieran adulterio uno contra otro también serían pecado. No se trata de la supuesta maldad o bondad de las personas sino de la bondad o maldad del acto humano.
    ¿Pero supongamos el cónyuge malvado fuera un delincuente el otro podría serle infiel sin cometer pecado? No, porque ello sería privar a los delincuentes del derecho a ser considerados personas si la Iglesia le dijese al otro cónyuge “ven que yo te acompaño en tu unión con un tercero.” Además porque mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio es pecado y la Iglesia lo estaría incitando al pecado diciéndole: “mantén relaciones con un tercero fuera del matrimonio que te acompañamos.”
    Sería como si la Iglesia le dijera “toma a tu cónyuge malvado como si estuviera muerto que nosotros te acompañamos y únete a un tercero pero no en matrimonio.”
    ¿Y si el cónyuge bueno fuera muy bueno podría serle infiel a su pareja malvada? No sin pecado. Porque si un hombre salva la vida de 100 hombres no le da derecho a quitar una vida, ni a robar a nadie, ni a cometer adulterio, nada lo pone más allá del bien y del mal.
    ¿Y si ayuda mucho a la Iglesia? Tampoco, en México había una persona que ayudó mucho a la Iglesia pero fue pederasta así como el pecado de pederastía queda así queda el pecado de adulterio.
    Por último el pecado es contra Dios en primer lugar contra el otro cónyuge sólo en un segundo lugar y Dios es la bondad misma. Se violarían de otra manera los mandamientos de Dios tal como los explicó Jesucristo.

    ResponderEliminar
  17. Deo Gratias Sr. Cardenal por la explicación, pero aún así, hay mucho necio!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar