domingo, 6 de marzo de 2016

¡Necesitamos conocimiento de Dios, Don Juan José!

Vivimos en una sociedad que rechaza toda forma de intelectualismo, toda forma de autoridad, sobre todo cuando esta atañe al ámbito religioso. Nuestra sociedad es de tipo existencial, basada en la experiencia humana, empírica pues, y entregada a compartir sensaciones interiores y subjetivas. Esa mentalidad egocéntrica tan característica de la “New Age” que ha bombardeado Europa y a muchos miembros de la Iglesia. A causa de esto, términos como “teología o doctrina” no son populares entre los ambientes cristianos que a menudo los denigran y desprecian. Escuchamos muchas veces decir que “no necesitamos conocer todos esos rollos teológicos y doctrinales. Sólo tenemos necesidad de conocer a Jesús” o “yo no soy un teólogo ni quiero serlo, simplemente amo a Jesús.”
Pero conocer y amar a Jesús en verdad forma parte de las enseñanzas de las Escrituras. Doctrina es simplemente un nombre para la enseñanza y Teología quiere decir conocimiento de Dios. A menudo el término Teología se utiliza de una manera general para hablar de otros ámbitos de estudio que tienen una relación con el conocimiento de Dios. La teología bíblica es la enseñanza de todas aquellas verdades que nos procuran el conocimiento de Dios, del hombre, de la salvación, de la santificación, de la Iglesia, en una palabra, de la vida y de la Vida en abundancia a través de las Sagradas Escrituras. Jesucristo mismo dijo: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Jn.8,32). Y cuando pronunció su gran plegaria sacerdotal, dijo: “Santifícalos por tu verdad: tu palabra es la verdad” (Jn.17,17) Además de ser una actitud de ignorancia, una tal actitud hacia la doctrina y la teología es un desprecio a la Palabra en tanto que inspirada y revestida de la autoridad de Dios. Es como tratarla en trato de igualdad con tantas informaciones superfluas y pasadas de moda que nos bombardean, y de las que no tenemos necesidad. Tratar de equiparar reflexiones filosóficas o de manual de autoayuda con la Palabra revelada, es elevar la sabiduría de los hombres por encima de la sabiduría de Dios cuando en realidad el orden de valores debería ser totalmente a la inversa. Sólo hay una manera de experimentar la salvación y la santificación de Dios, y es a través de Jesucristo y la vida que nos da en Él. Por lo tanto, no podemos experimentar todo eso si no es a través de la escucha de sus enseñanzas (doctrinas) que son el índice de nuestra fe y la práctica de esas enseñanzas. Unidad pues de Fe y vida, en la acción.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\año_de_la_fe.jpgComo dije al inicio, vivimos en un ambiente anti-intelectual, existencial, emocional, egocéntrico, que se empeña en conducir a la gente por caminos nuevos hacia la experiencia religiosa. Pero ese ambiente rechaza a Cristo como Palabra definitiva de Dios, al tiempo que busca recortar o añadir algo a Cristo en tanto que solución de Dios. Porque recordemos, “Cristo es la respuesta  a todas las preguntas que el hombre se hace sobre el sentido de su existencia” (S. Juan Pablo II).
Nuestra misión como apóstoles y evangelizadores, como hombres y mujeres de Iglesia no es presentar la fe como una fuerza para la trasformación personal, concebida para ayudar a la gente a cambiar su vida. A menos que las personas conozcan a Cristo, eso les induciría a error. Conceptos como “centraos en vosotros”, “meditad” “estad en contacto con vuestro espíritu”, “haced el vacío en vosotros”  e “invitad  a la fuerza de la vida a entrar en vuestro corazón” son fuertemente peligrosos y dañinos. Estas ideas que de entrada nos podrían parecer pensamientos místicos de Santa Teresa o San Juan de la Cruz, son trampas hacia el vacío y un precipicio letal.
Los hombres y mujeres de nuestra sociedad necesitan, lo sepan o no, experimentar la gracia de Dios en Cristo. En primer lugar, los creyentes necesitan comenzar su crecimiento en Cristo y este es uno de los objetivos claros de los Evangelios respecto a ellos: formar adecuadamente para crecer con buena salud. ¿Quiénes son los responsables del crecimiento espiritual de los creyentes? Por una parte, los pastores como responsables de conducir a las personas al Señor, enseñándoles la buena doctrina; y por otra parte el creyente mismo. Sí, cada uno de nosotros tenemos nuestra parte de responsabilidad en la formación de nuestra fe. Hemos de luchar pues contra la pereza y la indiferencia que nos conducen a la inmadurez espiritual y falta de crecimiento en la fe. Y recordemos que en este ámbito cuando no crecemos, menguamos.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\olor.jpg
Juega en contra el intento constante de hacer buscar a la gente una respuesta a sus necesidades espirituales lejos de Cristo. La gravedad del problema reside en que si nos falta comprensión de la gracia de Dios y de la fe en la obra de Dios en Cristo, pasaremos de lado junto a la vida abundante en Cristo que es la nuestra, sin que ella nos alimente ni nos arraigue en la Verdad de la Fe que sólo podemos encontrar en Cristo. Y de ello depende nuestra salvación, nuestra santificación, nuestro cambio espiritual y la experiencia de una vida transformada en Cristo, una obra del Espíritu a la que nosotros cooperamos por la Fe.
Hablando con lenguaje hegeliano tan a la moda entre “los nuestros de aquí”: ninguna superestructura puede ser construida al margen de esa formación cristiana, ninguna apta para resistir a las luchas que corresponden a la vida cristiana. “La vida del hombre sobre la tierra es milicia” (Job, San Ignacio, San Josemaría…)
Necesitamos que nuestros pastores, empezando por nuestro Arzobispo construyan sobre roca, no sobre arena. Sólo eso nos dará estabilidad y evitará la destrucción y la ruina de la Iglesia y de cada uno de nosotros. Necesitamos crecer y avanzar en nuestra madurez cristiana. Necesitamos doctrina clara y sana,  sólidos fundamentos. Ello es importante para los fines y los planes de Dios y para que el Pueblo de Dios no se desvíe.
Conocer a Dios y experimentarlo en todos los aspectos de la vida es al mismo tiempo factual: implicando una comprensión intelectual de la verdad; y también personal, implicando una respuesta personal a esa verdad, por la Fe. No podemos evitar ese orden. La fe queda finalmente sin valor a menos que esté basada en la verdad, que es la que nos capacita, dispone y nos orienta hacia nuestro fin último, la liberación del mal y la adhesión al Bien que es Dios mismo. Conocer a Dios es experimentarlo por la salvación que nos ofrece en Cristo y experimentarlo a través de la acción de Dios en el corazón, o si queréis sobre las emociones, pero jamás excluyendo el conocimiento y la verdad de la doctrina católica.
En este sentido, hoy he experimentado como una bocanada de aire fresco, como un aroma de anticipada primavera, llena de esperanza,  al leer no sólo la carta dominical de este domingo 6 de marzo  sino el anuncio que en ella hace don Juan José de una serie de cartas dominicales dedicadas a la Eucaristía. Barcelona tiene muchas esperanzas puestas en el Sr. Arzobispo. Tanto el laicado  como los sacerdotes que quieren ser fieles a su vocación, anhelan que don Juan José sea para esta Iglesia que es su Esposa y para toda la sociedad, como grano de café que nos dé el buen aroma de Cristo (bona odor) y que con éste empape a toda nuestra sociedad llevándonos a Cristo, Camino, Verdad y Vida. La carta dominical de este domingo, que recordemos es publicada cada semana en la edición dominical de La Vanguardia, y la serie que en ella se nos anuncia, constituyen un  aliciente para caminar y salir del tedio y la tibieza  que tantas veces nos inunda y paraliza. Desde este portal, la más sincera enhorabuena por la dirección tomada y nuestro apoyo para esta tarea de evangelización que se nos presenta a todos tan ardua como estimulante. Recuerde don Juan José, que “la Providencia de Dios nos conduce sin pausas, y no escatima su auxilio -con milagros portentosos y con milagros menudos- para sacar adelante a sus hijos”. Nos lo recordó ese magno santo maño (perdonen el pleonasmo) que fue San Josemaría. 
Prudentius de Bárcino

25 comentarios:

  1. Muy oportuno y razonado su artículo, Prudentius. Además de los textos patrísticos que trae a colación el arzobispo (Ireneo, etcétera) hay dentro de la patrística española, y en particular de las sedes toledana y cesaraugustuna, una inagotable fuente de doctrina eucarística. Cabe esperar que el arzobispo recupere esa tradición en las próximas entregas. El pueblo de Dios está hambriento de doctrina sólida y sana, por emplear su adjetivos, despojada de palabras ambiguas que celan el significado real de la transustanciación, la gracia y la vida con Cristo resucitado. Cuánta teología sacramental está encerrada en el los himnos eucarísticos que venimos cantando desde el Medievo y recogen la doctrina perenne de la Iglesia (Tantum ergo, o sacrum convivium, etc.). Eso en cuanto a la profesión de fe. Bienvenida sea esa iniciativa.

    ResponderEliminar
  2. D. Prudentius, gracias por ese Artículo.

    Ha dado en el clavo. Ciertamente esperamos mucho de nuestro Sr. Arzobispo. Esas Cartas dominicales sobre la Eucaristía, son como el semilla lanzada por el labrador.

    Habrá quienes nos lo hagamos nuestro y nos ayude a vivir más intensamente ese encuentro intimo con Jesucristo. Habrá quien dirá eso es cosa de curas y monjas. ... Más o memos pasará como en la pregunta de Jesús a los Apóstoles: ¿Quién dice la gente que soy YO? La respuesta, ya sabemos, unos Juan Bautista...

    Ante la falta de cultura religiosa que sufrimos, en general los católicos, lo mejor es el ejemplo cotidiano, de vivir las virtudes con toda naturalidad, procurando ser consecuente con la FE QUE SE CREE Y COMO SE VIVE LA MISMA.

    Por otra parte, también ayuda mucha la oración personal. ¡¡¡Aprovechemos las Iglesias que están abiertas, para hacer una VISITA A JESÚS SACRAMENTADO!!!.

    No nos arrepentiremos nunca, porque Cristo lo da todo y no quita nada.

    ResponderEliminar
  3. Ayer escuché una homilía de Don Juan José, habló de la "misericordia", de hacer "buenas obras". Dijo que siguiendo el Evangelio deberíamos ser perfectos, que es ser santos, que es ser misericordiosos. Y sí estuvo bien, pero me supo a poco. Porque tal y como yo lo veo hacer "buenas obras" no te hace santo, sino que las buenas obras son frutos de la santidad. Creo que hay que animar a los fieles a que se acerquen de verdad al Señor y permitan que Él transforme nuestros corazones y nos vaya santificando, entonces sí, florecerán las virtudes y por tanto las buenas obras.
    Agradezco mucho a nuestro arzobispo su carta dominical y desde aquí pediría a las parroquias y rectores que por favor permitan a los feligreses un espacio de silencio durante y después de la Eucaristía, que no tengamos que salir corriendo porque prácticamente nos echan y que aún no hayamos acabado de Comulgar y ya tengamos que estar oyendo todo tipo de banalidades... Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Esta mañana precisamente un amigo de Sinofós me ha pasado unas coplas sobre el obispo Omella:

    Santos Abril le protege,
    Sebastián es su padrino.
    Su querencia socialista
    es del gusto de Francisco.

    Es un hombre del secano,
    su terruño es el de Cretas,
    pero aquí no tiene cabras
    sino ca... humanos .

    Y tiene cara de moro,
    que es un valor añadido
    o de pastor de merinas,
    pero no de relamido.

    Dicen que no tiene aristas
    y que sabe vender aire,
    y comparte con Bergoglio
    un estilo de viajante.

    Barcelona es Barcelona
    y hay mucho "hidefuda" suelto.
    Juan José, no te amilanes
    o te la darán con queso.

    Cuidado con los cabestros,
    los pijoprogres de siempre:
    Matabosch y compañía
    van a tentarte la suerte.

    No se sabe todavía
    si sigue la recta vía
    o tiene la manga ancha
    de la "escuela relativa".

    ResponderEliminar
  5. De la carta de D. Juan José, yo echo de menos que se subraye que para acercarse a comulgar es preciso estar en Gracia de Dios si no queremos tragarnos nuestra propia condenación. Hoy día muy poca gente es consciente de esta verdad y la gente se acerca masivamente a comulgar, mientras los confesonarios permanecen desiertos. Esperemos que el Sr. Arzobispo insista en este punto en cartas sucesivas.

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas y sabias las coplas, se las podríamos cantar al estilo del "carrascal" como le despidieron en Logroño.
    Por cierto, que apañao que le han dejado su escudo episcopal. Antes el escudo era lo que ahora la parte de arriba. Y abajo le han colocado las cuatro barras y las torres de la Sagrada Familia. Habrá estado contento Sistach.

    ResponderEliminar
  7. Todo tan sencillo, pues para eso hemos nacido: Para conocer, amar y servir a Dios y luego glorificarlo eternamente. Sí, conocer a Dios para luego poder conocer las criaturas como Él las conoce; amar a Dios para luego poder amar con su amor y su mismo estilo y así servir al Señor para servir a todas las criaturas como Él la sirve, e ir viviendo, desde ya, la vida eterna para luego en plenitud, cuando nos sea dada, después del tránsito. Gloria ahora y siempre y por los siglos!!!

    ResponderEliminar
  8. La locura de los jesuitas catalanes7 de marzo de 2016, 2:04

    En el Full Dominical del 6 de marzo del 2016, detrás de la excelente Carta Dominical del arzobispo Juan José Omella, a mi entender, para dinamitarla del todo, aparece una entrevista titulada “Créixer malgrat l'absència”, de Òscar Bardají i Martín a Mª Carme Sans Moyà, con motivo de la publicación del libro “Et regalo la mirada. Un itinerari espiritual de l'absència a la Presència” (Ed. Saragossa).

    Impresiona lo que se lee (pàgina 2):

    http://www.arquebisbatbarcelona.cat/node/6309

    En mi opinión, es la pura abominación de la invocación, evocación, consultación y comunicación con los difuntos familiares, condenada por Dios es Deuteronomio 18, 11 con la “expulsión de la tierra”, y que es pecado mortal gravísimo al violar directamente el Primer Mandamiento: Catecismo Romano 3100 (ver las penas, condenas y castigos con sus remedios) y Catecismo de San Juan Pablo II (CIC) n. 2115-2117. Además (CIC): 335, 958, 1032, 1055, 1371, 1497 (indulgencias) y 1689.

    Además, introduce un pecado contra el Espíritu Santo: el de la presunción de la salvación celestial del alma de un fallecido. Y la convocación de almas es también un peligro de infestación y posesión demoníaca, o bien de almas de condenados, o bien de almas perdidas.

    La muerte de la hija María hace que la madre conecte con ella después de que haya viajado hacia la dimensión de la luz divina, llegando a ser la supuesta “María” (su hija fallecida), nada menos que su maestra espiritual, que le llenó su vacío existencial con una dulce energía.

    El jesuita catalán Xavier Melloni, de la Cova de Manresa o de Sant Ignasi, fue su mistagogo o barquero del inframundo, Caronte: le llevó a la obertura de una realidad superior del ámbito de la transpersonal de la consciencia.

    En la entrevista no se ve ningún “agente espiritual” típico del catolicismo: Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo; la Virgen María; San José y los santos patronos, protectores y auxiliadores; las almas del Purgatorio y las almas de los condenados; los ángeles custodios; los demonios. Todo es energía y se reduce a la madre, la hija y el mistagogo Melloni.

    En la Iglesia antigua, la formación se dividía en catequesis y mistagogia. El catequista da la enseñanza oficial de la Iglesia a los catecúmenos, y el mistagogo instruye a los bautizados en los misterios sagrados católicos, principalmente la eucaristía y los sacramentos.

    Por su parte, Xavier Melloni es un jesuita que está en la Cova de Manresa, es un experto en zen y yoga transpuestos al catolicismo, considera la muerto como un cambio de nivel de existencia para el cual hay que ejercitarse en la interioridad, y que hay que promover la incorporación en el catolicismo de las verdades de otros religiones, porque es una limitación el no reconocer la experiencia de lo transcendente en otras religiones no católicas, que también son cauces de acceso a la divinidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué barbaridad Dios santo.

      Eliminar
    2. ¿Lo que dice la Sra. Sans Moyà o lo que dice el comentario de las 2:04?

      Eliminar
  9. La grave irresponsabilidad de los obispos de la Tarraconense y del Vaticano en Roma7 de marzo de 2016, 2:11

    De la misma manera, que no hay pena sin culpa, no hay sentencia sin juicio. De común, lo normal es que después de la muerte venga el juicio.

    Algunos sacerdotes carismáticos dan la extreman unción a los difuntos de muerte natural hasta dos horas después del fallecimiento, y en caso de deceso violento (accidente, atentado), pasan de las dos horas (de tres a cinco), pero ya depende de la voluntad de Dios.

    Pero nadie sabe, excepto una revelación privada expresa o el morir en olor de santidad (Juan Pablo II), si una persona muere y va al infierno, al purgatorio o al cielo: la Iglesia predica sólo las oraciones y exequias a los difuntos.

    La Cova de Manresa es, con los datos y valoraciones que da la Iglesia, una verdadera casa de ladrones espirituales al introducir la Nueva Era (yoga, zen, eneagrama...) en los ejercicios espirituales jesuíticos y católicos, tal como se ve en este prospecto:

    www.covamanresa.cat/docs/Activitats_Castella.pdf

    La Conferencia Episcopal Tarraconense (CET) es completamente conocedora de la extensión de la Nueva Era por las parroquias, conventos, escuelas y casas de espiritualidad católicas catalanas, y de que constituye un grave pecado contra el primer mandamiento. La CET lo tiene muy fácil:

    1. Prohibir por jurisdicción particular que se dé la Nueva Era en todo local católico: parroquia, convento, monasterio, casa espiritual, escuela, universidad u otro centro.

    2. Pedir a Roma, por jurisdicción universal, que se aparte o separe a los religiosos o sacerdotes de congregaciones que den Nueva Era.

    La Iglesia Católica ha condenado expresamente toda la Nueva Era en un documento, y en otro da instrucciones sobre meditación:

    JESUCRISTO PORTADOR DEL AGUA DE LA VIDA. Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era”

    "CARTA A LOS OBISPOS DE LA IGLESIA CATÓLICA SOBRE ALGUNOS ASPECTOS DE LA MEDITACIÓN CRISTIANA"

    www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/interelg/documents/rc_pc_interelg_doc_20030203_new-age_sp.html

    www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19891015_meditazione-cristiana_sp.html


    No hay excusa alguna para los obispos diocesanos, abades, dirigentes y superiores de congregaciones y órdenes religiosas, así como de movimientos católicos, ni para los mismos cardenales de la Curia Romana, sobre todo para el Papa (que es el jesuita Bergoglio) ni para la Congregación de los Religiosos, su actual Prefecto João Braz de Aviz, y actual secretario el arzobispo José Rodríguez Carballo, en dar YA la orden terminante de prohibición universal de la Nueva Era en todo el orbe católico. Ya no hay justificación alguna, se acabó el tiempo de espera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... más de lo mismo... qué aburrimiento7 de marzo de 2016, 13:45

      Los oídos sordos y los ojitos ciegos de los obispos y de los curiales romanos dura, como mínimo, unos 50 años, desde el Concilio Vaticano II y hermenéutica de la ruptura.

      Por primera vez en la historia, un jesuita es Papa, y que además, conoce el tema de la Nueva Era, de cuando Bergoglio era dirigente jesuita en Buenos Aires.

      Francisco dijo en una reunión con los obispos sudamericanos el 2013, cuando ya era Papa, que no tiene nada contra el eneagrama:

      www.youtube.com/watch?v=ge0MyHcFYxY

      En relación con esta noticia, Julio Cavalli afirma que Francisco y aconocía perfectamente el sistema eneagramático, pues cuando Bergoglio fue Provincial de los Jesuitas en Buenos Aires, aprobó la celebración de dichas clases de eneagrama, tanto en la Iglesia del Salvador, impartidos por el Padre Raúl Bradley del Centro "En Todo Amar Y Servir", como los difundidos por los profesores, laicos y sacerdotes pertenecientes al Colegio Máximo de San Miguel (Buenos Aires), del cual Bergoglio fue su rector.


      En la Basílica del Pi, de Barcelona Centro (tocando a las Ramblas), según mis averiguaciones, dentro de un local parroquial, la Sala Sant Josep Oriol, de dicha Basílica se difunde desde ya hace unos 20 años, unos cursillos de Nueva Era, llamados “L'art de viure la vida”, que comprenden la “Respiració conscient integrativa”, junto con la inclusión de ejercicios de relajación e interiorización, junto con la Rueda de energía, poderes innatos, chakras y Rueda de energía, y que conforman todos ellos una oferta abierta al público de talleres de Psicología Crecimiento Personal para mejorar la calidad de vida personal. La profesora es una terapeuta de la respiración, Àngela Buil.


      Los obispos catalanes son totalmente prescindibles y son meros títulos honoríficos sin ninguna autoridad ni poder. Todo un grupo de párrocos y rectores, como de abades y dirigentes de conventos y monasterios, órdenes y congregaciones, prescinden en abierto, con total impunidad e inmunidad (¿del Vaticano?), de lo que diga su obispo.

      Ojalá muchos párrocos entregaran las llaves y se apartaran y separaran de sus parroquias, pues están llevando a la perdición a decenas de miles de sus ovejas.

      Y que los obispos recuerden que son los sucesores de los mártires apóstoles.

      Eliminar
  10. Desengáñense, la hoy mal llamada Compañía de Jesús es el principal caballo de Troya para la infestación masónica de la Iglesia. Hoy lo controlan todo y lo deciden todo, y su "departamento" de agitación y propaganda es seguramente el más poderoso y con más tentáculos del mundo. Si no se les desenmascara y no se les para los pies, tarea que corresponde sobre todo a los sucesores de los apóstoles, so lo van a cargar todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. algunos parecen sucesores del dinero y del diablo y nos quieren tomar el pelo,pero a mi no me tomarán más el pelo,GENTUZA SATANICA.

      Eliminar
    2. Una prueba más de la desinformación jesuítica y el bombardeo infinito probergoglio en la prensa mundial es que en la wiquipedia hay una biografía absolutamente ditirámbica de este pontífice, que entre otras lindezas asegura que Jorge Mario habla latín. ¿Ustedes se lo creen?

      Eliminar
    3. Los jesuitas parece que tienen ya poca influencia, y menos con el Papa Francisco. Al poco de su pontificado tuvo que poner en su sitio al Superior General, Adolfo Nicolás, que filtrando una visita del Papa pretendía tratarle como a un colega o un subordinado. En carta de respuesta que el Papa quiso se publicara en L’Osservatore Romano dejó bien claro que él era el Papa. Nicolás se va a retirar.

      En España durante los años sesenta y setenta los jesuitas cedieron amistosamente su poder al Opus. Fenómeno extraño y desconocido, que obedecerá a causas secretas.

      Eliminar
    4. O usted ,místicamente, disfruta ya del cielo de manera anticipada, o usted pertenece un comando "desinformativo".

      Eliminar
    5. ¿Esto es una milonga porteña o qué? ¿Vos no se entera o hace como que no se entera?

      Eliminar
  11. Catòlic de poble7 de marzo de 2016, 14:32

    y la congregación para la doctrina de la fe que hace?mira para otro lado? Se pone de ferfil? O que pasa aquí!! Y luego algunos se quejan de la VIRULENCIA de algunos comentarios que hay en este bloc,a mi no me extraña que algunos piensan en dejar de ir a la iglesia, por culpa de estos impresentsbles.

    ResponderEliminar
  12. El artículo de Josep M. Alimbau: "Creyentes y creíbles.." me parece muy acertado: «debemos ser la boca, los ojos, la expresión,
    la bondad, la humildad, la compasión, la ternura de Jesús...»
    «Vosotros, los que veis, ¿que habéis hecho de la Luz?"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero algunos se confunden, Jesús no era ni tiernito ni blandito, sino que las cantaba muy claras, y sobre todo a los poderosos de este mundo, cosa que no hacen quienes yo me sé. Quiero decir, pues, que ser cristiano no quiere decir ser bobo ni servil ni asentidor ni borrego, aunque algunos dirigentes de la Iglesia preferirían este tipo de perfil para los de la clase de tropa.

      Eliminar
  13. Prudentius (no Prudentia):
    "como grano de café que nos dé el buen aroma de Cristo (bona odor)"
    Controla mejor tus latines: "Bonus odor"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha HABLADO EL SABIO ZARATRUSTA

      Eliminar
    2. Ud,anonimo17:16,se las puede dar de Sabio en Latín pero de
      FE EN CRISTO,no le llega a las suelas de los zapatos al Sr.Prudentius, seguro.

      Eliminar