martes, 23 de febrero de 2016

NOstach fue SIstach y Omella fue NOmella

En la década de los ochenta, un nuevo párroco fue destinado a una parroquia del Bajo Aragón, al cabo de un tiempo se produjo la siguiente anécdota: un día al finalizar la celebración de la Santa Misa un grupo de mujeres esperan al párroco y al salir éste le comentan: "Nos tiene usted desconcertadas", a lo que el sacerdote extrañado les contesta: "¿Porqué?", y éstas le responden: "Porque usted a diferencia de su antecesor se lleva muy bien con los de izquierdas", el mosén lanza una sonora carcajada y les dice: "Yo intento llevarme bien con todo el mundo".

Supongo que todos nuestros lectores han deducido que el entonces joven párroco no es otro que Don Juan José Omella, cuando era, lo que según él siempre quiso ser: "un cura de pueblo". No sorprende esta anécdota porque todos sabemos a estas alturas, que nuestro actual arzobispo ha sido siempre un hombre conciliador, que ha intentado no ganarse enemigos en ningún frente, y que siempre se mantuvo distante de la política más beligerante del sector rouquista con los gobiernos socialistas. Aún así, la actitud de nuestro pastor, manteniéndose en silencio ante el Padrenuestro blasfemo recitado en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona ha decepcionado a muchos católicos que esperaban algo más de él. Porque la ofensa ha sido muy grave y no puede pasar desapercibida por muy conciliador que uno intente ser.

Podrá argumentar en su defensa que está acabado de llegar y que "políticamente" no le conviene un enfrentamiento de insospechadas consecuencias con el actual consistorio de su nueva ciudad, o incluso que ha recibido presiones por parte del Ayuntamiento de que si se mueve se le va a tirar encima toda la caballería y artillería municipal, así como todos los medios y allegados afines. Pero no es de recibo que un obispo se mantenga callado cuando se hieren los sentimientos más profundos de los fieles como es la oración del Padrenuestro blasfemada.

Es por ello que he querido hacer referencia a esta polémica, con un titular algo polémico, que seguro que más de uno me lo va a criticar. He rescatado el título que nuestro colega Don Francisco José Fernández de la Cigoña popularizó para n.s.b.a... y jubilado cardenal Martínez Sistach, al que en diversas ocasiones le llamaba "Nostach" por el hecho de que no estaba, ni hacía lo que tenía que hacer como obispo de Barcelona, por lo que las dos primeras letras SI, se cambiaban por el NO. Es decir que NO daba la talla, ni actuaba en coherencia con su condición de pastor, dejando que el nacional-progresismo acampara a sus anchas por la diócesis de Barcelona, mientras él se lo miraba impávido, para no poner en riesgo el statu quo pactado con ellos, también conocido como la pax sistachiana.

Pero en este caso, el que en otras ocasiones fuera NOstach ha sido SIstach, y ha hablado, diciendo sobre la polémica que “La fe religiosa de las personas requiere el respecto de todos. Es una exigencia de la educación y del derecho a la libertad religiosa”. No es gran cosa pero al menos algo ha dicho, contrastando con el silencio absoluto de su sucesor. También se han pronunciado otros obispos catalanes como el de Terrassa,  Don José Angel Saiz: “En el ayuntamiento de BCN leen un texto blasfemo. Recuerdo a Cicerón: "Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?" ¿Hasta cuándo?”. O el arzobispo de Tarragona, Don Jaume Pujol: “Para una buena convivencia es muy importante el respeto. También, para las creencias religiosas. Herir al prójimo no es el mejor camino”.

Y lo más curioso del caso es que personalidades destacadas del progresismo eclesial como Sor Lucia Caram o el teólogo jesuita P. José Ignacio González Faus, han movido ficha y también han criticado la lectura del poema blasfemo y la permisividad del mismo por parte de la alcaldesa Colau. Reconozco que me he quedado sorprendido y no son los únicos, he oído muchos sacerdotes y religiosos del sector más progresista indignados y molestos por lo sucedido, cuando yo pensaba que se mantendrían al margen de esta batalla. Por eso todavía sorprende más la actitud del arzobispo que decepciona a todos los sectores, al más conservador mucho y al más progresista bastante.

Si alguien se pensaba que estábamos abducidos por los encantos de Don Juan José, desde hoy se dará cuenta de que no es así, vamos a seguir como hemos hecho siempre, lo que sea elogiable de nuestro nuevo pastor lo aplaudiremos y destacaremos (¡y esperamos que sea mucho!), pero si hay algo que no nos gusta también lo criticaremos y nos lamentaremos, como hemos hecho siempre con todos los obispos catalanes. Y en este caso tenemos que afirmar con justicia que Nostach ha sido Sistach y Omella ha sido Nomella, porque creemos que  que no ha estado a la altura de lo que se le pedía ante una blasfemia tan grande.

Antoninus Pius

40 comentarios:

  1. Tuve la oportunidad de escucharle el domingo pasado a Monseñor Omella dar esta respuesta a alguien que le preguntó por este punto. Su opción, ponderada y meditada, fue no entrar al trapo, y dio una razón poderosa: "el mejor desprecio es el no aprecio" Por ello se puso en la página de esglesiadebarcelona.cat el Padrenuestro entero, comentado que "así rezamos los cristianos".

    Hay que tener en cuenta que la ofensa fue en nuestra diócesis, y muchos querrían que entrara a saco. De hecho, Jesús actuó así, si lo pensamos detenidamente: "Y Jesús respondió: —Entonces yo tampoco les diré con qué autoridad hago estas cosas". No le faltaba al Maestro un punto de ironía santa y buen humor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gritos del silencio24 de febrero de 2016, 15:16

      La no-respuesta de Omella es inadecuada para un Arzobispo que, tanto como descendiente de los Apóstoles, como si llega a ser Cardenal, tienen simbolizado en el color rojo sangre, la valiente misión martirial de defender la fe católica con la vida propia:

      1. "el mejor desprecio es el no aprecio": este principio de actuación sólo se aplica cuando hay una ofensa personal ("eres un..."), no cuando se ofende con blasfemia a Dios Padre: un Arzobispo debe de defender a Dios de la blasfemia con los medios propios, eclesiásticos y civiles.

      2. "Su opción, ponderada y meditada, fue no entrar al trapo...":

      a) esta opción la debía de haber dicho en público, junto con sus meditaciones, y

      b) el silencio no es en absoluto la única opción disponible para el arzobispo.

      3. Existen diversas opciones para hacer frente a la blasfemia, algunas acumulativas:

      a) Nota de protesta o queja al Ayuntamiento, a Colau y a Dolors Miquel.

      b) Nota catequética al Pueblo de Dios y a los hombres de buena voluntad: se responde indicando sobre qué es y qué significa el Padre Nuestro.

      c) Nota publicitando sus meditaciones y ponderaciones ante esta grave blasfemia.

      d) Querella, tal como hicieron contra Germinans (entrar a trapo).

      4. El Padre Nuestro junto con el Credo, ambos son Lex Credendi, el núcleo duro, esencial y fundamental de la Constitución Católica, base de las otras tres leyes: lex orandi, lex celebrandi y lex vivendi.

      5. Por esta razón, el Catecismo de la Iglesia Católica de san Juan Pablo II, tanto el Credo como el Padre Nuestro, éste síntesis de los cuatro evangelios, ambos ocupan casi un tercio de su extensión.

      6. "Tuve la oportunidad de escucharle el domingo pasado a Monseñor Omella dar esta respuesta a alguien que le preguntó por este punto".

      Se ha conocido la respuesta de Omella de forma tortuosa y por casualidad. Uno que pregunta de forma privada al arzobispo sobre el por qué de su silencio, otro que lo oye y, siendo lector de Germinans, decide divulgarlo. No hay transparencia, rendición de cuentas ni información pública.

      7. La falta de reacción del arzobispo de Barcelona a una grave blasfemia implica que pueden darse futuros actos de profanación y blasfemia que queden impunes, sin ningún tipo de reacción por parte del Arzobispado, usando del silencio sistemático “para evitar aprecio a la afrenta”: ocupación de templos, celebración sacrílega de misa, sacrilegio de tabernáculos, profanación de estatuas...

      Eliminar
    2. El ejemplo del obispo de Logroño en 1924 D. Fidel García Martínez24 de febrero de 2016, 15:20

      8. Exhortación pastoral con motivo de la Santa Cuaresma de 1924, del Obispo de la muy conflictiva diócesis de La Rioja (Calahorra y La Calzada), Don Fidel García Martínez, quien sufrió una doble conspiración y persecución del franquismo en 1952 y 1962, acusándolo de grave inmoralidad en represalia por publicar la encíclica Mit Brennender Sorge contra el nazismo (1939), y la Instrucción pastoral sobre algunos errores modernos (1942), donde condena el nazismo y el comunismo, debiéndose de autoexiliar en Deusto y Logroño:

      --- Los dos pecados sociales más graves de Logroño son la blasfemia y profanar el Día del Señor:

      "En esta hermosa región, dotada por Dios de tan rica y varia fertilidad en sus suelos, de tan nobles cualidades en sus habitantes, dos son a los ojos del observador, lo tenemos que confesar con sonrojo y hondísima pena, los pecados que desde luego saltan a la vista por su dominio bochornoso y maléfico, manchando y destruyendo en gran parte tantas y tan bellas cualidades [...], y que, por su extensión deplorable y su hasta ahora tolerancia pública, merecen el nombre de verdaderos pecados sociales: la blasfemia y la profanación del día del Señor.”

      Sobre la blasfemia:

      “[Es] Un pecado absurdo, monstruoso, el único que no tiene, por decirlo así, razón de ser, ya que no responde a la satisfacción de una ambición, de una concupiscencia, de un interés, aunque reprobables, al fin humanos, y del que, junto con el odio formal a Dios, puede decirse, por consiguiente, que no es pecado de la tierra, propio de hombres, sino pecado de infierno, propio de condenados y de demonios...”

      Todos deberían de dirigir sus esfuerzos hacia el adecentamiento del lenguaje popular, limpiándolo

      “...no sólo de las locuciones blasfemas, sino también de aquellas infectas, groseras y soeces que forman el mal hablar, que son un signo de ineducación y de incultura, que preparan el camino al hábito de la blasfemia y que envilecen y manchan el nobilísimo idioma castellano...”.

      Eliminar
  2. Asistí a la concentración, convocada por laicos para protestar por el acto blasfemo efectuado con nuestro dinero en el Ayntamiento de Barcelona. La Colau se dejó ver, con disimulo, por uno de los ventanos que están encima del reloj, mirando con una expresión de incredulidad de lo que estaba viendo. Yo la reconocí y la señalé con el dedo lo que hicieron los demás llamándola "PODEMITA" o que NO SABIA LO QUE ERA TRABAJAR. Ella, con sorpresa se retiró, pero también vimos como su lugarteniente y consejero argentino hacía fotos de la concentración, medio escondido. El sabrá para qué. Más le valdría que se volviese a su país para arreglarlo que bien falta le hace con tanta corrupción, y no meter las narices aquí.

    Espero que respete a partir de ahora a los cristianos en la oración que nos enseñó Nuestro Señor Jesucristo. Ni que decir tiene que no se atreverán a ridiculizar ninguna sura del Corán, porque saben muy bien lo que les espera.

    Esa blasfemia fue estudiada para provocar a los cristianos, pomiendo a flor de piel el odio y saña a todo lo religioso, sobretodo católico. Además esa pseudopoetisa uso unas palabras de lo más groseras, que la rebaja a no tener ninguna dignidad, y encima de insultarnos le pagan con nuestro dinero.

    Es bastante desconsolador que nuestro nuevo pastor no se haya manifestado; ni una nota del obispado. Como si nada hubiese ocurrido. Ante semejante ataque blasfemo debe hablar. Sólo el Obispo de Terrassa ha hecho declaraciones.

    ResponderEliminar
  3. Jordi Picazo, creo y mantengo que nuestro Pastor ante esa tremenda y agresiva blasfemia tenía que haber hablado, el silencio es un arma; pero en este caso NO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Iesu autem tacebat"... y Jesús también callaba.

      De hecho, Pilato algo de bueno tendría, pues, aparte de querer librare en su corazón, fue al único al que el Maestro se dirigió de palabra y conversó, y le dijo Yo soy la Verdad. Ante todos los demás, autem tacebat, callaba. Y curioso, porque fue precisamente cuando Pilato prosigue y dice... "y, ¿qué es la Verdad?", que Jesús considera que no vale la pena decir nada más. Y su silencio empujó a Pilato a intentar liberarle, aunque el compromiso político (parece que) pudo más... "Qui lo sa".

      Una moza le preguntó: "queremos organizar una adoración nocturna mensual. Se apunta Monseñor?" Y Omella contestó sin pensarlo, mirándola, y contundente: "me apunto". ¿Guay no?

      Eliminar
    2. Sr Picazo, cuando la ofensa es hacia mi persona tal vez es conveniente callar y hasta poner la otra mejilla, pero cuando la ofensa se dirige a Dios o a la Santa madre Iglesia, debo responder con contundencia. Un buen católico debe tener esto muy claro.

      Eliminar
    3. Laurentius Dertosensis24 de febrero de 2016, 12:44

      Sr.Anonimo 10:27 Totalmente de acuerdo con usted,pero a mi lo que no tengo muy claro que pasaria si yo me encontrase personalmente,por ejemplo,estoy en la iglesia oyendo MISA,y se presenta alguien a profanar la celebracion,yo violento no soy pero no se como reaccionaria,desearia que alguien me aconsejase;La zona del Baix Ebre es muy tranquila aparentemente pero nunca se sabe.

      Eliminar
    4. Cuando se ataca a NUESTRO PADRE cualquier hijo lo defiende y no se calla. NO QUEREMOS UN PASTOR QUE NO AME Y DEFIENDA A NUESTRO PADRE

      Eliminar
    5. El silencio es muy sonoro muchas veces y hace mucho daño.

      Eliminar
    6. Laurentius Dertosensis24 de febrero de 2016, 16:39

      PEP ABELLA,totalmente de acuerdo con usted

      Eliminar
  4. Dolors Miquel, soror de Cátulo, filia de Polimnia Bufa24 de febrero de 2016, 0:01

    El movimiento de los heterodoxos Faus-Caram et al tiene lógica, porque el Padre Nuestro está en el Catecismo de San Juan Pablo II bajo el título de "La oración del Señor: "Padre Nuestro", que va desde los numerales 2759 al 2865, más de 100 numerales, y que constituye el resumen de todo el Evangelio (Artículo 1).

    La heterodoxia va por otro camino: negar el sentido literal de la Escritura, por el que todos los sentidos de la Sagrada Escritura se fundan en este sentido literal (116 CIC), y el sentido espiritual (117 CIC), que se divide en alegórico (el Paso del Mar Rojo es el triunfo de Cristo), moral (obrar justo) y anagógico (la Iglesia terrestre es signo de la Jerusalén celeste).

    Así, la heterodoxia católica, a imitación del modernismo teológico, considera que la Escritura tiene un sólo sentido, el metafórico-simbólico, negando cualquier tipo de verdad histórica o acontecimiento real de la Biblia.

    Por ejemplo: la multiplicación de los panes por Jesús no es un milagro, es una ficción catequética inventada de buena fe por las primeras comunidades primitivas cristianas. La verdadera historia señala un "milagro" de la solidaridad, de la fraternidad: todos los miles de presentes dan su parte de comida al fondo común alimentario de todos los reunidos. Y si no te lo crees, chufla, chufla...

    Para los heterodoxos, su sentido bíblico en absoluto va a través de la blasfemia, el insulto y el exabrupto ateo-anticatólico comecuras y devoracatólicos. Todo lo contrario, lo de Dolors Miquel, la "poeta peluda" de la poesía transgresora-agresora, los deja en evidencia: puestos a negar el sentido literal, qué mejor que la lírica "trabucaire" de sal, pebre i vinagre.

    Lo de Dolors Miquel, por cierto, merece más un estudio psicotrónico, o patatónico.

    Tambor al viento.
    Mujer con jota.
    Mujer con uñas,
    mujer con garras
    de Musa famosa.

    Musa con foto,
    vidrio y retrato
    en su elemento.
    Mugier y Musa.
    Bufa. Desgarra,
    agarra, estruja
    zumo y pezuña,
    aliento y chufa,
    fruta y compota,
    sabor y aliento.

    ......


    A NOmella, cuando soy titular con el duende adormido, y a SÍstach, cuando soy emérito y duermo en mi ático:

    Dios es un número entre diez y dos

    al anochecer
    mi corazón se acuesta con mi cerebro
    y se duerme profundamente

    [...]

    al anochecer
    mi corazón se recuesta
    y al cabo de un rato
    se duerme profundamente

    [...]

    Así transcurre el día
    mi corazón
    espera que anochezca

    al anoche

    ser

    mi corazón se recuesta junto a mi cerebro

    intenta dormir

    y al cabo de un rato
    finge dormir profundamente

    [...]

    agobiado
    se va adormeciendo
    se adormece poco a poco
    se va adormeciendo
    poco a poco

    se va adorme
    siendo
    un poco primero
    luego más intensamente

    [...]

    Dios es un número entre diez y dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cert que com a pastor Omella hauria d'haver dit aquesta boca es meva. ¡¡Decepcionant, realment!!.

      Eliminar
  5. El Sr. Arzobispo va a tener muchas más oportunidades. Si quiere dejarlo pasar, echando pelillos a la mar, se va a dar cuenta de que va a tener que aislarse, va a tener que ignorar lo que pasa en el mundo que le rodea que es Barcelona.

    Porque si no quiere protestar o denunciar los hechos por no enturbiar la relación con el Ayuntamiento (o tal vez para no complicarse la vida), va a tener que adoptar esta actitud de manera permanente, porque las ofensas, ninguneos, burlas y hostilidades van a ser continuas. Esto no es Aragón, monseñor.

    Algún día, no tardaremos en ver lo siguiente aquí en Barcelona y Cataluña. Los obispos católicos callan ante este tipo de atropellos. Algún día van a ser los ministros ortodoxos y protestantes de nuestra tierra los que salgan a protestar y a dar la cara, dejando en evidencia a nuestros obispos. Vamos a ver incluso protestar a sectores o intelectuales agnósticos (Pilar Rahola por ejemplo) antes que a los obispos.

    Eso sí, si les tocan su patrimonio, sus ingresos, sus dineros (léase, concierto con las escuelas de los Maristas), entonces sí salen en tromba, con una reunión urgente de la CET, para protestar y denunciar y movilizar a los fieles.

    ResponderEliminar
  6. A Mons. Omella lo tendremos haciendose el simpatico, homilias muy divertidas, hablara mucho de lo Social,...

    Pero dubto mucho con su edad, con su agenda pendiente de reuniones en Madrid, y en Roma, que aborde y solucione con visión de futuro, ningún problema de los que tiene la Archidiócesis de Barcelona.

    Algunos de los cuales vienen de la epoca de sus últimos tres antecesores.

    Hace dias una persona muy moderada que conoce al dedillo nuestra diócesis, hizo esta sentencia: todo ira peor que con Sistach. Buenismo y quedar bien con todos, para no tener problemas.

    Quizas la actuación de Mons. Omella, en el caso del Ayuntamiento no es más que la triste realidad que el zapato le va grande.
    Yo como católico de a pie me hubiera gustado unas palabras valientes y claras del Pastor de Barcelona.
    Igual o parecidas a las del obispo de Terrassa.

    Disiento totalmente del Sr. Picazo.
    Mons. Sistach con todos sus fallos que haya podido cometer en los momentos oportunos y adecuados daba la talla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr X, ¿disiente de mi? En qué? No he hecho ningún postulado. Disiente en lo que relato del Evangelio? O, tal vez, ¿en lo que cito de la conversación de la moza con el Obispo? O de que su reacción fue ponderada? No digo en ningún momento mi opinión... De hecho, la comparo con la actuación de Jesús en el Evangelio, en paralelo. Las consecuencias las puede sacar Usted, X, pero yo no las he sacado. Y de hecho, mi actuación es contundente... vea mis publicaciones en prensa:

      http://www.forumlibertas.com/la-cristianofobia-de-colau-carmena-y-podemos-i/

      Que incluyen varios Youtubes realizados por mí a pie de calle, y Soudclouds editados en Madrid y Barcelona por mi a pie de calle con entrevistas:

      https://www.youtube.com/watch?v=ZQ_qwzoczgU

      https://soundcloud.com/jordipicazo/reyes-2016-castellana-de-madrid


      https://soundcloud.com/jordipicazo/navidades-laicas-imposicion-laicista-en-espana

      Y este artículo contundente en mi Blog:

      http://roterdamus.weebly.com/blog/un-gran-aplauso-para-el-padrenuestro-blasfemo-en-cataluna

      O estos artículos contra el colauismo secesionista manipulativo:

      http://www.forumlibertas.com/catalunya-es-la-nacion-mas-importante-del-mundo-propagandismo-secesionista-en-la-cima-mundial-de-los-premios-nobel-de-barcelona/

      http://www.forumlibertas.com/72774-2/

      Y este post en mi Blog animando a tener Paz en el corazón aunque seamos contundentes:

      http://roterdamus.weebly.com/blog/la-paz-del-cristiano

      El presidente de una asociación musulmana, coocido mío, me decía contestando a mi pregunta, que un cristiano que bebe una cerveza es un mal cristiano. Esto lo digo por el señor Y que se permite saber qué es un buen católico... ¿contundente?: tal vez sí, tal vez no.

      Yo lo soy, pues envié a paseo al vicario judicial Santiago Bueno cuando me insultó al hacerme pesado en reunión en el arzobispado por la situación parroquial patética de mis parroquias... Y tomó medidas contra mí tomándose la ley por su cuenta, de las que convenientemente me quejé después por escrito.

      Ah, en el artículo incluyo links a documentos ecleasiásticos contra el modernismo, y a pensamientos de Hamermas y Taylor sobre el secularismo...

      Eliminar
    2. Perdone que me meta donde no me llaman,Sr.Picazo pero no entiendo porque este Sr.X lo trata asi siendo como entiendo yo bastante Ortodoxo.

      Eliminar
    3. Sr Z, no lo trato mal ni bien ni de ninguna forma... solamente preguntaba de qué disiente, para saber cuáles fueran sus diferencias de percepción respecto a las mías. No se puede disentir de, por ejemplo, ayer llovía... sí de ayer llovió demasiado...

      Eliminar
  7. Soy aragonés, y afirmo lo que dice el sr. JOrdi Picazo. Los aragoneses, por regla general, cuando se meten con nosotros, aplicamos la filosofía del silencio, del decir "no hay mayor desprecio que el no hacer aprecio", y del "ya se cansarán". ¿Qué quiero decir con eso? Pues que como parece que les gusta meterse con los católicos y que, cuanto más se les contesta, más se meten, pues si se les da la callada como respuesta, en forma de desprecio, acaba uno cansándose de meterse. En otros lugares esa forma de actuar le ha dado grandes resultados a Mons. Omella. Habrá que ver si en Barcelona también se las da, pero para ello, será necesario tiempo y, como no, el apoyo de sus diocesanos.

    ResponderEliminar
  8. MARPN
    Me parecen acertados los comentarios que se han hecho sobre la postura que ha tomado nuestro arzobispo, de inacción.
    Ha preferido no levantar polvareda antes de manifestar su total indignación. Ahí se ha equivocado totalmente según mi opinión. El emérito cardenal Sistach, aunque de puntillas, se ha manifestado ofendido por el terrible Padrenuestro blasfemo. También el obispo de Terrassa, el de Tarragona y algunos destacados cristianos y muchos sacerdotes y religiosos. ¿Dónde estaba nuestro arzobispo?. A mí no me vale su excusa para no manifestarse totalmente en desacuerdo con esta mofa blasfema. Así no actuó nunca nuestro Maestro Jesucristo, siempre dio la cara. D. Juan José Omella, no hay que ser cobarde cuando se tiene la razón y se insulta a nuestras creencias religiosas que son lo más importartante que tenemos los católicos.
    A pesar de todo, Sr. Arzobispo, sigo confiando en que Ud. ha sido enviado por el Espíritu Santo a nuestra diócesis para poner orden en ella. No ceda en su esfuerzo y que María Auxiliadora le acompañe en su misión.

    ResponderEliminar
  9. Me ha parecido interesante el siguiente comentario, os lo adjunto.
    http://www.oratorideporreres.com/dues_paraules.html

    ResponderEliminar
  10. No fue el Oratoriano p. Novella quien hace tiempo escribió algo sobre Jesús Murgui?
    Veo con alegría que vuelve a la carga... y con que salero!!!! los tiene bien puestos.
    http://www.oratorideporreres.com/dues_paraules.html

    ResponderEliminar
  11. Razonamiento lógico:
    Si la Colacau no pone el Belen en le balcón de nuestro ayuntamiento,porque no todos los ciudadanos de Barcelona son CATÓLICOS
    Si pone en el balcón de todos (el del Ayuntamiento) las banderas gays y lesbianas
    LUEGO TODOS LOS BARCELONESES SON MARICONES Y LESBIANAS.
    O sea que de lógica pura alcaldesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, Quim Marcos.

      Eliminar
    2. Haga el favor de no usar palabras malsonantes. Los lectores, y supongo que el Directorio Floreal, se lo agradeceremos. Por lo demás, tiene razón.

      Eliminar
    3. JOJOJO,MOLT BONA ESTA,QIM MARCOS,pero un poco de decoro poe favor.

      Eliminar
  12. Gracias a Germinans por no callar ante un suceso tan lamentable como el silencio de nuestro nuevo Pastor ante un hecho sumamente grave.

    Un silencio clamoroso y una actitud decepcionante la de Mons. Omella. No ha defendido lo sagrado, ni el derecho fundamental de las personas reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos a la libertad religiosa que exige respeto a las creencias, ha desaprovechado la ocasión para hacer pedagogía de ello ante la sociedad, y ha desamparado a los fieles cristianos totalmente escandalizados.

    Parece que Mons. Omella está en la línea del papa Francisco de no oponerse al mundo en ninguna circunstancia, muestra reciente de ello es su también clamoroso silencio ante la manifestación celebrada en Roma el pasado 30 de enero en contra de las nuevas leyes de matrimonio. No hubo ni una alusión, ni una palabra de ánimo, ni un poco de apoyo de Padre y Pastor. Silencio sepulcral, que es el peor de los silencios, como el de Mons. Omella, que en mi opinión es más grave porque se ha ofendido públicamente a Dios desde una institución pública y además se ha vulnerado un derecho fundamental.

    ResponderEliminar
  13. El caso es meterse con el obispo, sea el que sea. No estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  14. Permítaseme dedicarle un poema a su manera a la "modernísima poeta" del Mare-Pare nostre del Ajuntament de Barcelona.

    Dolors Miquel,
    flor de papel,
    papel de water,
    que no de mater,
    que no imagina
    que es poco fina,
    ni feminista,
    más bien machista,
    qué originales
    sus genitales
    procacidades,
    capacidades
    de macho abrupto,
    es un erupto
    pseudopoema
    que huele a flema,
    Dolors Miquel,
    triste papel.

    José de La Roda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Dolors, qué bajo ha caído la poesía con la moda de la transgresión. Degrada todo lo que toca.

      Qué grandes quedan los clásicos, Maragall y Verdaguer.

      Eliminar
  15. Marc Carrillo, La Capilla en la universidad24 de febrero de 2016, 17:58

    Artículo publicado hoy en El Periódico, el Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra dice, en las entradillas, que un Estado aconfesional no debe asumir en centros docentes públicos espacios para un culto religioso, y que los pactos con la Santa Sede no pueden hacer tabla rasa de derechos constitucionales.

    - El Estado es aconfesional, no anticonfesional, como en la URSS. La persona es el centro de gravedad de la Constitución, los derechos y libertades religiosas son fundamentales, ergo el Estado debe de garantizar que su ejercicio sea real y efectivo, removiendo obstáculos que impidan su ejercicio... en los centros docentes, como en los hospitales, prisiones, cuarteles...

    - La libertad de expresión no puede ejercerse en un recinto donde se desarrolla la libertad religiosa realizando, por ejemplo, una ceremonia o celebración religiosa.

    Los sindicatos de los trabajadores y de los estudiantes tienen sus locales sindicales. Las religiones más representativas también tienen derecho a tener un espacio propio, que es para las personas.

    Interrumpir una celebración o ceremonia religiosa, más si se realiza sistemáticamente, o de forma organizada y planificada, puede llegar a ser un delito de odio hacia la religión, por ser una forma de acoso, persecución, una forma de discriminación e intolerancia contra
    los cristianos. La cristianofobia se puede reflejar en todo tipo de atentados en contra de católicos, ya sea contra su persona o contra las figuras relacionadas con su fe.

    Es un crimen del odio: el tipo objetivo estaría cubierto por todas aquellas acciones dirigidas a impedir, interrumpir y perturbar determinados actos religiosos de aquellas confesiones que gocen de protección penal.

    La interrupción no ha de ser momentánea y la perturbación debe alcanzar un nivel notorio de trascendencia, y las «manifestaciones» a que se refiere el precepto pueden corresponderse con procesiones y otras ceremonias estrictamente religiosas que se celebran en la vía pública.

    ResponderEliminar
  16. OMELLA PEOR QUE SISTACH24 de febrero de 2016, 19:56

    Me ha decepcionado el silencio cómplice de Omella. O estamos con Cristo, o estamos contra Cristo. La blasfemia merece SANTA VENGANZA. El comportamiento de Omella me ha parecido impropio. Ya se le empieza a ver el plumero: anticatalanismo ausente; gusto por la vertiente social; falaz campechanía; izquierdismo judaizante y por tanto deicida. Todo muy al estilo del gran usurpador Bergoglio. Estas aves de rapiña... no huelen a oveja. HUELEN A AZUFRE. Que Dios bendiga a GERMNINANS, y maldiga eternamente a los falsarios antecitados.

    ResponderEliminar
  17. Omella no debe responder a “UNA” blasfemia contra el Padrenuestro, ni reaccionar como un autómata ante cada provocación. Debe responder a una campaña organizada de blasfemias, profanaciones y provocaciones que han desencadenado desde noviembre pasado. Omella debe saber quien la organiza y seguro que lo sabe. Omella, la Iglesia en España y el Papa deben hacerla frente con la inteligencia y prudencia necesarias. A toda la campaña. Más graves son las profanaciones en las Iglesias. Que el ministro Fernández Díaz, del Opus, no ha hecho absolutamente nada contra ellas, incumpliendo “extrañamente” su deber. La campaña de blasfemias, aquí y allá, está protagonizada por los podemitas, variopintos pero unificados. El líder de los podemitas fue descubierto y promocionado por Intereconomía, cadena que se dice católica y de derechas. Le pasó el testigo a La Sexta, principal publicitadora de los de “Podemos”. La Sexta está gobernada por el catalán Javier Bardají, del Opus. Informa el anónimo de las 23:42 que en la concentración de protesta vio como el lugarteniente de Ada Colau, argentino, se dedicaba a fotografiarles. Cuando el poderoso Isidre Fainé de La Caixa, el que manda en Cataluña y toda España, también del Opus, fue al Ayuntamiento le dijo a este argentino que hablara en catalán.

    En mi opinión, Omella y el Papa deben echar a latigazos a los mercaderes del templo. Y si se muestran como Judas con mucha mayor energía. Y se acabarán las blasfemias publicitadas. Esperemos que pronto.


    ResponderEliminar
  18. La sorprendente aparición de la organizada progresía y otros elementos, normalmente silentes, condenando la blasfemia, indica que la operación es una trampa.

    ResponderEliminar
  19. Sr. Antoninus Pius, usted nos dice:

    Podrá argumentar en su defensa que está acabado de llegar y que "políticamente" no le conviene un enfrentamiento de insospechadas consecuencias con el actual consistorio de su nueva ciudad, o incluso que ha recibido presiones por parte del Ayuntamiento de que si se mueve se le va a tirar encima toda la caballería y artillería municipal, así como todos los medios y allegados afines. Pero no es de recibo que un obispo se mantenga callado cuando se hieren los sentimientos más profundos de los fieles como es la oración del Padrenuestro blasfemada.

    Ciertamente nuestro Pastor, parece que tendría que haber dicho algo al respecto, pero ¿yo no soy quien para juzgarle? Solamente por lo que ha visto todo el mundo da la sensación que las relaciones Arzobispado-Ayuntamiento, no pasan por el mejor momento, que digamos, más bien todo lo contrario.

    ¿Por qué se ha llegado a esta situación? Supongo que habrá psicoanalistas, que se lo estén preguntando.

    Por mi parte solo quisiera hacer unas preguntas.

    Esta Sra. Alcaldesa, no ha sido puesta a dedo por un Dictador, sino que ha sido escogida por una serie de votos que le ha dado a su Partido Político una parte de la población. Si los católicos no sabemos que hacer, que es muy común oír: "Yo no voto a nadie porque todos son iguales" y después resulta que los indignados y los que hacen ruido con las cacerolas, se juntan por medio de las redes sociales y nos ganan.

    Ahora, logicamente los indignados somos los católicos con esa y otras blasfemias y sacrilegios públicos. Un poco mas de coherencia en nuestra fe no vendría mal. ¿No les parece?

    PADRE NUESTRO POR LOS SACERDOTES

    Padre Nuestro que estás en el Cielo

    Para que Tu Nombre sea santificado.
    Señor, danos sacerdotes.

    Para que Tu Reino venga a nosotros.
    Señor, danos sacerdotes.

    Para que nos comuniquen el pan de la Palabra
    y de la Eucaristía. Señor, danos sacerdotes.

    Para que en Tu Nombre perdonen nuestras ofensas.
    Señor, danos sacerdotes.

    Para que nos enseñen a perdonar a los demás.
    Señor, danos sacerdotes.

    Para que nos auxilien en nuestra lucha contra
    las tentaciones. Señor, danos sacerdotes.

    Para que en el momento de nuestra muerte
    nos ayuden a vernos libres del mal.

    Señor, danos sacerdotes según tu corazón. Amén

    ResponderEliminar
  20. El padrenuestro blasfemo en Barcelona, la exposición idem en Pamplona, asaltar la capilla de la complutense, las reinas magas de la cabalgata, son síntomas de una campaña contra la Iglesia Católica, pero hay casos más graves como eliminar las clases de religión por inviables, la eliminación de los conciertos económicos de colegios religiosos, aunque algunos lo tienen bien merecido, el objetivo eliminar y arrinconar a la Iglesia de la vida pública, los católicos debemos usar la fuerza de sus ataques para exponer nuestra fe y obras. Pero sin olvidar que la libertad religiosa es un derecho fundamental de toda persona y usar los medios legales para denunciar su violación.

    ResponderEliminar
  21. No es mi intención enmendarle la plana al titular de la diócesis de Barcelona, pero como otros muchos fieles de diferentes diócesis mi indignación es patente. A quien se ha ofendido es a Dios Padre “Padre nuestro…” y como un día dijo el papa Francisco, después del atentado en París: “Si ofenden a mi mamá se pueden llevar un puñetazo”. Claro que es una provocación, llevan tiempo haciéndolo al igual que los terroristas islámicos, y por supuesto nos sentimos muy ofendidos, no porque nos hayan ofendido a nosotros en nuestra fe, sino porque han ofendido a Dios, amor supremo, creador de todo y Señor del universo ante cuya presencia, la recitadora del adefesio de poema no llega ni a mota de polvo; le vendría bien a la recitadora quedarse muda y no recobrar el habla hasta que de corazón se convirtiera a Dios, a quién ha ofendido. Pues las ofensas a Dios y a sus hijos, no salen gratuitas.
    Con todo el respeto al señor arzobispo Omella, hay muchas maneras de no entrar al trapo para no responder directamente a la provocación y no generar más violencia, pero él como pastor bien podía haber convocado a todo el pueblo barcelones a un acto de desagravio en la catedral (que viene de cátedra), ante una exposición mayor del Santísimo, haciendo un acto de reparación al Padre a través de la presencia Eucarística de su Hijos, nuestro Señor Jesucristo. O, convocar a las parroquias a que se realizaran diferentes actos religiosos de desagravio en los templos ¡Qué gran oportunidad de evangelización, qué gran oportunidad de dar testimonio! No me extraña que muchos fieles dolidos griten a Dios que fulmine a sus malos pastores por pusilánimes y descreídos por falta de fe. La recitadora y quienes la aleccionaron para ello, no solo han ofendido a los cristianos, también a los judíos, porque el Padrenuestro que nos enseñó Jesucristo, el Señor, tiene sus raíces en otra plegaria judía a Dios Padre; así se entiende el enfado de Pilar Rahola. Dios sea bendito.

    ResponderEliminar
  22. A este papa anticlerical le va Podemos, ahora los obispos más "listos" y ansiosos de capelo empiezan a percibirlo y , por tanto, empiezan a virar: del peloteo y el apoyo descarado al PP en el poder de la COPE y la 13 van a pasar al peloteo a Podemos, que no en vano es un fruto del jesuitismo ( su máximo ideólogo, Monedero es asalariado de la Compañía).
    La liqüefacción de Osoro de estos días ante Podemos obedece a esto. Osoro, además, es la prueba más palpable de que mediocridad y el cinismo no son incompatibles.

    ResponderEliminar