domingo, 21 de febrero de 2016

Ahora les toca a ellos revisar

Que estamos en tiempos en que no podemos dormir, lo deberían saber todos los católicos conscientes del valor de su fe. Que la voluntad de Dios no nos quiere inactivos, es una verdad de cajón que todos deberían haber asumido. La izquierda progresista eclesial en Cataluña, como por ende en todo el mundo, ha tenido siempre dificultad para ello, más si cabe ahora que sus ideólogos han envejecido o han salido trasquilados en su pretensión de renovación eclesial basada en los parámetros a los que acríticamente se adhirieron en la década de los 60. Ni siquiera el inexorable paso del tiempo, cincuenta años recién celebrados de la conclusión del Concilio, ha permitido cambiar la perspectiva histórica de todos aquellos que arguyendo el espíritu del Vaticano II, valoran el punto de llegada en el que nos encontramos con una pertinaz evaluación negativa que les impide dibujar una nueva trayectoria eclesial. 
Para ellos la trayectoria eclesial contemporánea, especialmente desde el pontificado del santo papa Juan Pablo II y cómo no, del peyorativamente “gran revisionista” eclesial que para ellos constituyó el papa Ratzinger, ha sido un fracaso. Desde su mentalidad progresista tienen altísima dificultad para mirar al pasado y encontrar rasgos negativos en su trayectoria, todos aquellos que nos han llevado a desembocar en esta parálisis pastoral, no la neguemos, y en ese pesimismo que de manera corporativa ellos llevan a sus espaldas. Ni siquiera el pontificado de Francisco ni la nueva etapa diocesana que en nuestras coordenadas representa la llegada de don Juan José Omella, les ha hecho cambiar hasta ahora de postulados.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\untitled-3_escudo1-300x238.gifPara el progresismo eclesial barcelonés, y por extensión catalán, aún está pendiente la auténtica revolución eclesial que auspició el Vaticano II. Se olvidan de que ya juzgaron así, desde inicios de los 70, el pontificado y la obra del papa del Concilio por antonomasia que fue Pablo VI. Ellos se pretendían precursores de éxito, no revisaron su historia ni su acción pastoral entrando en la cuenta de resultados, y se negaron a admitir cualquier controversia que no pasase por la aceptación a ultranza de los postulados que fueron su armazón ideológico. Imposibilidad pues de diálogo con cualquier sector que no representase el ideal progresista que ellos encarnan.
¿Dónde se encuentra pues el secreto para desbloquear esa parálisis mental y la cerrazón en que se encuentran atrincherados? Esencialmente en la revisión de tres premisas que ellos adoptan como innegociables:
  1. Admitir la utilización acrítica de los documentos con que los teólogos de las comisiones preparatorias del Concilio prepararon el evento y que ellos maximizaron en demasía, convirtiéndolos en “el Concilio”.
  2. Reconocer el uso de los documentos conciliares de manera forzada para conducirlos en beneficio de sus propios fines o ideas preconcebidas, en la acción pastoral concreta.
  3. Reconocer asimismo la falta de contextualización de los mismos en la tradición eclesial barcelonesa precedente, desvalorizando caprichosamente todo aquello que no viniese de la “pars melior et proba” de la diócesis (la mejor y más integra parte): consideración con la que ellos pretendían ser identificados.
En Barcelona, el camino del diálogo y de la reconciliación diocesana pasa por no contarnos una de piratas y por abandonar muchas vanagloriadas denominaciones, que ellos han adoptado como estructura mental. La corriente de opinión que Gérminans representa (y que no discurre por los mismos cauces por los que fluye el río opusdeísta -aunque coincidimos en muchos postulados), al encontrarse marginada y bandeada continuamente por la pretendida mayoría eclesial que esgrimen ser los progresistas, ha tenido la oportunidad de operar un continuo revisionismo de postulados y acciones. A ellos les falta ese gozne. Sin embargo, dado que les atribuimos una cierta altura y preparación intelectual y sobre todo un bien probado pragmatismo en la acción, al menos en los viejos líderes, no estaría de más (visto cuán exiguo es el contingente que les queda de herederos, y cuán paupérrima es su preparación intelectual) que adoptasen una actitud más tendente al diálogo que la que hasta ahora han exhibido.
Como gran obstáculo para ello tienen la tentación de querer contentarnos con las migajas y concesiones de estilo con que suelen alimentar a los opusdeístas, que capitaneados por Joan Costa y Xavier Pagès, desfilan entrenados y compactos. Los toleran porque éstos han admitido el dogma nacionalista, piedra angular de sus postulados eclesiales. Olvidan no obstante que cuando ellos se reúnen (me refiero a la docena de sacerdotes jóvenes que agrupan), tras salir del Centro Sacerdotal Rosellón van a comer al restaurante bebiendo agua y pagando a escote. Nosotros, no lo olviden, cocinamos puchero, no comemos chapatitas y panecillos de sésamo sino hogazas al corte, y bebemos vino, aunque no  siempre de batalla sí brioso y tánico. Del que fa sang! Y además pagamos a rondas. ¡Qué diferente es nuestro mundo!
La pregunta retórica final es obvia. ¿Están dispuestos a un proceso de reconciliación, abandonando el deseo de muerte en la hoguera y la guillotina con que desean ver rodar nuestras cabezas? Quizás don Juan José sea propicio a ello. Los acontecimientos darán la respuesta. Nuestra actitud tiende a ello. La pelota está en su tejado. 
Prudentius de Bárcino

32 comentarios:

  1. Prudentius,, el mundo clerical al que usted se refiere no es el de la mayoría de los espontáneos que saltamos al ruedo de Germinans. Nuestra vida es la vida familiar y laboral mostrenca, abastecida en muchas ocasiones en los menús a 9 euros con vino peleón y paella los jueves. Aun cuando el sueldo nos diera para más, sentimos una suerte de vergüenza en malgastar, evitando lo que ayer nos decía san Pablo en carta a los Filipenses, cuyo Dios es el vientre. De la residencia de Rosellón sólo conozco la puerta; hasta allí acompañaba a un sacerdote de la Obra que luego fundaría la facultad de filosofía eclesiástica de Pamplona, y al que tuve por hermano mayor.
    Que no pertenezcamos a ese mundo, no quiere decir que no lo suframos. La postrera estocada nos ha venidon de la CET: la apostilla sobre el abuso de niños por la Escuela Catalana, no digamos Cristiana, de los Maristas. Huele de lejos a oportunismo. Cuando esos mismos religiosos –o de congregación similar—ha abusado de los niños negándolos el derecho reconocido por los Tribunales, los obispos no sólo se han callado, sino que, monstruosamente, se han sumado a esa deturpación ética. No olvidemos que a los niños se les señalaba con el dedo : “esos son”, y a los progenitores se les denunciaba en las reuniones con nombres y apellidos. Ese comportamiento nazi no fue el de unos descerebrados sectarios, sino el de nuestros obispos, con Sistach a la cabeza. Bueno está recordarlo ahora que el político jesuita de religión mintiera en la Hoja Dominical a propósito de las bondades de la Eascuela Catalana.
    Hay otros aspectos de la vida pública donde el clero, con los obispos al frente, ha metido el hachazo de la discordia. Falseandos los documentos del CVII, las encíclicas papales.
    Ese es Prudentius el aspecto que a mucho fieles nos inquieta. Por no hablar del silencio ominoso de Omella en lo de Colau y la blasfemia. ¿Es demagogo decir que todavía está lamiendo el almíbar que le brindó el segundo de la alcaldesa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Por no hablar del silencio ominoso de Omella": Ante un charco de agua a la puerta de tu casa puedes dar un pisotón y esparcirla, o echar una pala de arena y absorberla. Va a temperamentos.

      Eliminar
    2. O sea que el pisotón lo den otros. Por ejemplo, que se encharquen esas señoras que con una claridad meridiana y un español sonoro denuncian la blasfemia. O que sea el Padre Custodio el que siempre ponga la cara para que se la partan. Porque otros dicen poner la mejilla, pero no dicen dónde. La prudencia no está reñida con la firmeza. De hecho, es inseparable. ¿Por qué tienen que ser siempre los fieles de a pie los que dan el callo, mientras cierta clerecía pone el cazo? Ya somos mayorcitos todos.

      Eliminar
    3. Sr.JMVG,si señor,asi se habla siempre los mismos delante y los demas parece que se mofen de nosotros,hablo de eclesiasticos,no de los anticatolicos,Eh?

      Eliminar
    4. Laurentius dertosensis21 de febrero de 2016, 22:53

      Maravillosa su opinión sr.jmvg,siempre nos toca a los de a pie defender la iglesia,nosotros recibimos las bofetadas,mientras ciertos eclesiásticos pasan de todo,vivir para ver.

      Eliminar
  2. Don Prudentius, gracias por el Artículo, desde mi punto de vista una radiografia eclesial de la realidad.

    Usted tiene muchos más elementos de juicio que un servidor y por tanto sobre este tema, poco o nada puedo decir.

    Por mi parte, solo diré que sin entrar en detalles humanos, que no soy quien para juzgarlos, cuando voy a Misa o me confieso con algún sacerdote del Opus Dei, estoy tranquilo, porque la liturgia la cuidan muy bien y las homilías, al menos las que he podido oír muy de acuerdo con las lecturas de día.

    Ya que ha mencionado a Mn. Pagés, lo podemos ver cada domingo en Nazaret tv, celebrando la Misa en lenguaje para sordomudos y normal, con las dificultades que conlleva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr.Trenchs,en mi tierra decimos:Una flo no fa maig.

      Eliminar
    2. Sr. Anónimo, gracias por leer mi comentario.

      Si puse el nombre de Mn. Pagés, es porque lo había citado D. Prudentius de Bárcino en el Artículo correspondiente, pero gracias a Dios hay muchos más sacerdotes que cumplen con su sagrada misión, en el más absoluto anonimato y que solo Dios lo ve y sabrá compensarles con creces.

      Eliminar
  3. Por favor,alguien bien documentado,me podria explicar porque no asistieron mas ECLESIASTICOS a la manifestacion del viernes en San Jaume??.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He oido que un representante del Ayuntamiento de Barcelona, perteneciente a la sección de asuntos religiosos, se entrevistó o bien con Omella o bien con algún representante del Arzobispado.

      No se sabe de lo que se habló, pero sospecho que el incomprensible silencio del arzobispo Omella habrá sido, y es mi opinión, una amenaza de guerra: "o te callas o habrá guerra".

      Eliminar
  4. “migajas y concesiones de estilo con que suelen alimentar a los opusdeístas, que capitaneados por Joan Costa y Xavier Pagès, desfilan entrenados y compactos. Los toleran porque éstos han admitido el dogma nacionalista, piedra angular de sus postulados eclesiales”

    Me parece que hay que invertir los términos. Son los del Opus los que otorgan las migajas y concesiones a los “nacional-progresitas”. Les dan “migajas” de expansión progre por ser separatistas. Del mismo modo que, alternativamente, se conceden, estás sí que migajas, a la sana doctrina, para ser separatistas. Las apariencias engañan. Hay que fijarse en la cúpula, más en institución tan jerárquica como la Iglesia. Desde luego Prat de la Riba es anterior a todos y fue el inventor oficial. Su nieto Ramón Herrando Prat de la Riba es jefe del Opus en España desde octubre de 2002. No es casualidad que desde entonces se produzca la exacerbación separatista. Ni que desde Madrid se apoye tal exacerbación.

    Creo que conviene tenerlo muy presente para no llevarse sorpresas y atinar con el camino verdadero. Como la que se llevó Antoninus Pius hace dos años:

    “no paramos de sorprendernos con declaraciones y afirmaciones sin pies ni cabeza, incluso en el ámbito eclesiástico, pero para mi las del Rvdo. Antoni Maria Oriol Tataret superan toda las que he oído, y me dejan totalmente alucinado. ¿Cómo puede ser que después del comunicado de la Nunciatura Apóstolica, desautorizando a Dom Josep Maria Soler, aparezca un sacerdote diciendo públicamente que el Abad tiene razón?”

    http://germinansgerminabit.blogspot.com.es/2014/02/mn-oriol-tataret-me-adhiero-las.html

    Antoni Maria Oriol era el compañero de organizaciones del cura del Opus Mn Joan Costa, furibundo separatista.

    Para no engañarse y buscar de verdad el camino del diálogo y la reconciliación hay que tener bien presente la realidad, por dolorosa que sea. Y esta nos la acaba de exponer claramente el personaje que acompaña al alucinante Antoni Maria Oriol en el artículo de Anoninus Prius: “El Dr. Oriol Tataret junto a Josep Miró i Ardèvol”

    En muy reciente artículo en La Vanguardia, el activista opusino, laical y político, Josep Miró i Ardevol nos “avisaba” de que habría “barrizal interminable y la inestabilidad política” si no se conseguía la “solución” final que imponen los separatistas como él, que no son separatistas, sino colonialistas. Sin duda lo hace bajo la “dirección espiritual” de mosén Ramón Herrando Prat de la Riba.

    http://www.caffereggio.net/2016/02/15/escucha-espana-de-josep-miro-i-ardevol-en-la-vanguardia/

    “Barrizal interminable e inestabilidad política” que incluye a la Iglesia. Muy preferentemente a la Iglesia. Y así será, a menos que el Vaticano acabe con esta alucinante situación. Lo que muy bien podría producirse pronto, que mañana parece que empieza el extraordinario juicio en el Vaticano contra el cura del Opus Vallejo Balda. Torres más altas y duraderas han caído, como los templarios. Gracias a Dios.


    ResponderEliminar
  5. El Padre Nuestro blasfemo21 de febrero de 2016, 23:01

    El Padre Nuestro se encuentra dentro del Catecismo de San Juan Pablo II en la IV Parte, "La Oración Cristiana".

    El numeral 2761, siguiendo a Tertuliano, dice que el Padre Nuestro es el resumen de todo el Evangelio. Y en 2763-2764 dice que el Padre Nuestro es el núcleo de la doctrina de la vida, el Sermón de la Montaña.

    En consecuencia, el Credo y el Padre Nuestro son LEX CREDENDI, la base sólida del íntegro fundamento de la lex orandi, la lex celebrandi y la lex vivendi.

    Y si se burlan blasfémicamente de nuestra Lex Credendi por parte de unos ateos izquierdistas desde unos premios pagados por católicos y administrados por el Poder Público, y si el Arzobispo NO HACE NADA por una gravísima ofensa contra Dios Padre, que atenta directamente contra el segundo mandamiento, entonces aquí hay un grave pecado de omisión y un total y absoluto desamparo del Pueblo de Dios. No de Dios, no, pues de Él será la venganza, si no hay petición de perdón o reparación por el mal cometido. Nada queda impune y todo se perdona -excepto el pecado contra el Espíritu Santo- por la Justicia y la Misericordia divinas, y se castiga tanto a la persona como al pueblo, en el cielo y en esta tierra.

    Además, la sociedad y el Pueblo de Dios tomarán nota: se puede ofender impunemente nuestra Lex Credendi, el núcleo esencial de la Iglesia Católica.

    Según el 1861, si bien no podemos juzgar la persona (juicio escatológico), sí podemos juzgar un acto que es en sí una falta gravísima, pues es materia grave (blasfemia), se ha cometido con pleno conocimiento y deliberado consentimiento (1857), y que la blasfemia es un pecado grave de forma objetiva, incluso sin culpa objetiva (1756), y es además un gravísimo pecado social, según san Juan Pablo II en "Reconciliatio et Paenitentia", porque miles de personas han apoyado esta blasfemia sacrílega, dándose una comunión en el pecado de personas humanas -el Ayuntamiento nunca peca-.

    También peca (consagrado, religioso, laico) todo aquel que pudiendo hacer algo por evitar, eliminar, o, al menos, limitar determinados males sociales (el Padre Nuestro blasfemo), omite el hacerlo por pereza, miedo y encubrimiento, por complicidad solapada o por indiferencia, o por buscar refugio en la presunta imposibilidad de cambiar el mundo, o también de quien pretende eludir la fatiga y el sacrificio, alegando supuestas razones de orden superior (no crear polémicas).

    Y es una blasfemia contra el segundo mandamiento, pues así lo dice el 2148: la blasfemia consiste en proferir contra Dios —interior o exteriormente— palabras de odio, de reproche, de desafío; en injuriar a Dios, faltarle al respeto en las expresiones, en proferir palabras contra la Iglesia de Cristo, los santos y las cosas sagradas. La blasfemia es contraria al respeto debido a Dios y a su santo nombre, y es objetivamente un pecado grave.

    El 1756 afirma que hay actos (la blasfemia) que por sí en sí mismo, independiente de las circunstancias (ambiente, presión social) o de las intenciones, son SIEMPRE gravemente ilícitos por razón del objeto: blasfemia, perjurio, homicidio (aborto, eutanasia) y adulterio. No se puede hacer el mal para hacer un falso bien (¿qué bien hizo Dolors Miquel?).

    ResponderEliminar
  6. Reacciones posibles del Arzobispado ante el Padre Nuestro blasfemo21 de febrero de 2016, 23:08

    También el Arzobispado podría haber solicitado al Pueblo de Dios la realización de actos de reparación y desagravio en las misas dominicales o en las plegarias públicas y privadas, además de enviar notas de protesta ante el Ayuntamiento, o incluso preparar una querella criminal.

    ¿No fueron tan valientes, firmes e inflexibles, como el orgulloso granito, cuando los del Arzobispado interpusieron la querella congra Germinans Germinabit?

    El silencio del Arzobispado da a indicar un terrible miedo o terror al Poder político, como si estuviésemos bajo Stalin o Hitler: a la mínima, al Gulag o al Lager, previo paso por el KGB o la Gestapo.

    En definitiva, al chico (Germinans Germinabit), palo al mono que es de goma. Al gorila matón y abusón (Ayuntamiento de Barcelona), prostración de sumisión hasta el suelo. Vaya, vaya...

    Es, además, dada la gravedad de la hostilidad política del Ayuntamiento de Barcelona, como de la cultura y el periodismo barcelonés, en contra de la Iglesia Católica, sería imprescindible que se celebrar un Exorcismo Magno que está recogido en el Ritual de Exorcismos del 1995, "De Exorcismis et supplicationibus quibusdam", en su Apéndice I, y en “I. Súplicas y Exorcismo que pueden usarse en circunstancias particulares de la Iglesia”:

    1. La presencia del diablo y de otros demonios no sólo aparece y existe en la tentación o posesión de personas, sino también en los lugares y objetos en los que de alguna manera puede penetrar por su acción, y en las varias formas de OPOSICIÓN y PERSECUCIÓN contra la Iglesia. Si el Obispo diocesano, en particulares circunstancias, juzga oportuno convocar asambleas de fieles para orar, bajo la guía y moderación de un sacerdote, puede emplearse algunos de los elementos que siguen.

    En el número 10 describe el Exorcismo Magno [1]:

    “Te exorcizo, todo espíritu inmundo, todo poder de las tinieblas, toda incursión del adversario infernal, toda legión, grupo y secta diabólica, en el nombre y por el poder de Jesucristo Señor nuestro, a que te desarraigues y huyas de la Iglesia de Dios, de las almas creadas a imagen divina y redimidas por la preciosa sangre del Cordero. No te atrevas nunca más, serpiente astuta, a engañar al género humano, a perseguir a la Iglesia de Dios, a sacudir y cribar como trigo a los elegidos de Dios. Te lo ordena el Dios altísimo... Te lo ordena Dios Padre; te lo ordena Dios Hijo; te lo ordena Dios Espíritu Santo... Te lo ordena el signo + de la Cruz, y el poder de todos los sacramentos de la fe cristiana... Ejército diabólico, te conjuro por el Dios vivo [para que] desistas de engañar a los seres humanos, y de ofrecerles el veneno de la condenación eterna: deja de dañar a la Iglesia y de poner obstáculos a su libertad... Véte, Satanás, padre de la mentira, enemigo de la salvación humana...”

    [1] http://vivificantem.blogspot.com.es/p/rito-1998_5.html

    ResponderEliminar
  7. Entrevista al escolapio Josep Maria Monferrer22 de febrero de 2016, 0:03

    En el programa de "Signes dels Temps" se ha entrevistado a este escolapio, educador y dinamizador cultural del barrio de la Mina de San Adrián del Besós de Barcelona.

    Ha creado la memoria histórica de la Mina y el Campo de la Bota, y ha recibido el premio Memorial Juan XXIII por la Paz.

    http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/signes-dels-temps/signes-dels-temps-capitol-1273/video/5582412/

    Sigue la Pedagogía del Oprimido del marxista brasileño Paulo Reglus Neves Freire, y de la ultramarxista Teología de la Liberación (luego fue feminista e indigenista), el salvavidas de plomo de los pobres (enseñado por Botey y Casaldàliga) le originan el seguimiento de los barrios marginales de la Mina.

    Crítico ante la estructura jerárquica de la Iglesia.

    A partir del minuto 16:20 dice:

    Ante las dos veces que estuvo a punto de irse de la Iglesia, se fue a ver a Casaldàliga en el Brasil, éste le dice que todos tenemos contradicciones internas, pero advierte a Monferrer que si se va de la Iglesia, se liberará de un peso muerto, la estructura eclesiástica, pero entonces no ayudará a transformar a la Iglesia. Por lo tanto, quédate dentro, aguanta, y cuando no estés de acuerdo con algo, no lo obedezcas.

    En consecuencia, Monferrer se ha despojado de la Iglesia, NO CREE en esta Iglesia, y ha pasado a creer en un espíritu de igualdad, de fraternidad, de solidaridad, de lucha contra la marginalidad, de la dignidad.

    Su palabra clave de su Pedagogía del Oprimido y de la Teología de la Liberación es "mira al otro que sea más débil que tú y ayúdalo según el Evangelio". Monferrer dice que es muy cristiano, pero dice que "a mí que no me busquen para ir a misa". Dice que hace muchas misas y eucaristías laicas con creyentes y no creyentes, muy preciosas, pero no con estos rituales que no los entiende nadie ni son significativos para la transformación y la liberación.

    No se seculariza como sacerdote porque desde dentro PUEDE TOCAR MEJOR LAS NARICES. Cuando asiste en la reunión de capellanes, no se corta ningún pelo y expresa todo lo que quiera, sin hacer la puta y la ramoneta. Los escolapios son muy respetuosos con las personas porque no le han expulsado.

    En algunas parroquias le han dicho que el camino es el indicado por el Derecho Canónico, pero Monferrer no ha estado de acuerdo, pues el Derecho Canónico importa mucho menos que los valores de Jesucristo, pues él es jesuita, seguidor de Jesús, y no es eclesiástico de una Iglesia que ha destruido el evangelio.

    Francisco lo tiene muy crudo para cambiar la Iglesia, pues tiene a su frente una estructura de corrupción (armas, banca vaticana, poder político).

    El día en que SE QUEME EL DERECHO CANÓNICO en la Plaza del Vaticano, y el Derecho Canónico no sea el referente de la Iglesia, entonces el Evangelio será leído de otra manera.

    ..........

    Me consta que el Arzobispado y la Conferencia Episcopal Tarraconense han recibido quejas de esta intervención, pero como es habitual, NO SE HA HECHO NADA PARA DISCIPLINAR.

    La Justicia está prohibida en Barcelona y en Cataluña, por lo que la misericordia sin justicia se convierte en anarquía satánica.

    La acción social, la justicia social NECESITA OBLIGATORIAMENTE de la fe, la justicia y la verdad. La fe con obras y caridad, como dijeron Santiago y San Pablo. Y lo más importante de la Ley es la Fe, la Justicia y la Misericordia, como dijo Jesús a los escribas y fariseos hipócritas. Jesús, además, es el Camino, la Verdad y la Vida.

    Toda la Biblia, Antiguo y Nuevos Testamento, gritan: Fe y obras, Justicia y Verdad, Misericordia y Caridad. Justicia y Caridad están casadas en Santo e Indisoluble Matrimonio. Miente quien dice hacer justicia y ataca a la Esposa y no cree al Esposo.

    Una obra social, por muy meritoria que sea, si está hecha sin Fé católica, sin Verdad y sin Justicia, en absoluto es católica, ni el ministro que la ejecuta tampoco es católico, es un falso católico.

    ¿Hasta cuándo el Arzobispado de Barcelona dejará de estar silente, callado, inmóvil, ante tanto pecado interior y exterior que ataca a la Iglesia?

    ResponderEliminar
  8. Toda esta "gentuza" lo que busca es el "cuerpo a cuerpo" y la propaganda barata para que se hable del asunto día tras dia. El silencio es el mejor desprecio, aunque una escueta nota de prensa no hubiera estado mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo.

      Además parece que es un plagio.

      Eliminar
    2. No se mofaran de otras religiones,ya saben como las gastan por desgracia.

      Eliminar
  9. La Vanguardia, Màrius Carol y los anticonceptivos22 de febrero de 2016, 0:21

    La Vanguardia de Màrius Carol ha proclamado la Buena Nueva de una nueva Misericordia 4.0 por la cual Francisco aprobará libremente el preservativo y los anticonceptivos.

    1. El Pontífice flexible:
    http://www.lavanguardia.com/opinion/20160220/302294494997/el-pontifice-flexible.html

    2. Cambio de Preguntas, de Màrius Carol:
    http://www.lavanguardia.com/opinion/20160220/302294229530/cambio-de-preguntas.html

    3. Los anticonceptivos, el mal menor. Francisco acepta métodos para evitar el embarazo pero dice un no rotundo al aborto ante el desafío del virus Zika (domingo 22/02)

    De Eusebio Val, corresponsal en la Ciudad del Vaticano.

    4. ANÁLISIS. ¿Falsa esperanza?, de Arturo San Agustín (domingo, 22/02).

    Dice que un futuro Papa aceptará plenamente sin excepciones el preservativo y lo anticonceptivos.

    ......

    A Màrius Carol le convendría leer previamente una famosa Nota intitulada:

    CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

    NOTA SOBRE LA BANALIZACIÓN DE LA SEXUALIDAD
    A PROPÓSITO DE ALGUNAS LECTURAS DE "LUZ DEL MUNDO"

    que la hallará puntualmente aquí:

    http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20101221_luce-del-mondo_sp.html

    La anticoncepción, el preservativo, la reproducción asistida y el aborto son gravemente inmorales.

    Y Màrius Carol debería tener en cuenta este párrafo:

    "Algunos han interpretado las palabras de Benedicto XVI valiéndose de la teoría del llamado "mal menor". Esta teoría, sin embargo, es susceptible de interpretaciones desviadas de tipo proporcionalista (cf. Juan Pablo II, Encíclica Veritatis splendor, nn. 75-77). No es lícito querer una acción que es mala por su objeto, aunque se trate de un mal menor."

    Entiendo que Màrius Carol se contagie de la política, donde rige la validez de la norma moral que dice que es lícito usar "el mal mayor para hacer frente al mal supremo", pero las normad de moral natural y divinas no van por este camino. No.

    ResponderEliminar
  10. Amenazan con “hacer temblar las columnas de San Pedro” ¿Quién?

    “Extorsión y el affaire con una mujer, las causas que llevaron a un cura español a revelar el 'escándalo Vatileaks'
    LA SEXTA NOTICIAS (Comunicado de prensa)-19 feb. 2016

    laSexta Noticias ha hablado, en exclusiva, con su abogada civil. Antonia Zaccaria.

    “Su abogada dice que el cura español tiene mucha información que recopiló cuando fue el máximo responsable de las cuentas vaticanas. Una información que no ha visto la luz y que podría hacer temblar, de nuevo, las columnas de San Pedro.”

    http://www.lasexta.com/noticias/sociedad/extorsion-affaire-mujer-causas-que-llevaron-cura-espanol-revelar-escandalo-vatileaks_2016021900341.html

    Evidentemente el cura del Opus Vallejo Balda no está en disposición por sí mismo de hacer temblar nada. De hecho, lo que la Sexta le atribuye a esa “abogada civil” no lo dice esta en el reportaje. Es cosa de La Sexta, que se lo endosa. La Sexta, cadena de Atresmedia, gobernada por el opusino Javier Bardají, propiedad de los Lara, endeudados con La Caixa del opusino Isidre Fainé. Dicen que Vallejo Balda sólo se ve con su sobrino, también sacerdote del Opus.

    Parece ser que hoy empieza el extraordinario juicio en el Vaticano contra Vallejo Balda, que entre otras cosas grababa al Papa en secreto. Un caso único en la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...entre otras cosas grababa al Papa en secreto. Un caso único en la historia."

      Existe una grabación secreta (ahora hecha pública) que la hizo el KGB a los contertulios de Pablo VI.

      Deben de haber miles y miles de grabaciones en el Vaticano, hecho por cientos de servicios secretos, oficiales, oficiosos y no oficiales, que no conocemos.

      Eliminar
    2. Sólo se conoce un caso de un sacerdote que grabara al Papa en secreto, Vallejo Balda del Opus. Se le juzga ahora. Un caso único en la historia.

      Eliminar
    3. Si ESCRIBA DE BALAGUER LEVANTARA LA CABEZA!!!!!

      Eliminar
    4. Un caso "único" por ser el primero conocido en la historia... y los que habrán que no sabemos, sobre todo durante la guerra fría, a través de teléfonos, telefax, telégrafos, correos, conversaciones...

      Eliminar
  11. Interesante articulo de P. J.I. González Faus sobre el padrenuestro blasfemo.

    http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2016/02/20/jose-i-gonzalez-faus-le-seria-mejor-reconocer-que-no-es-tonta-que-sabia-bien-que-queria-ofender.shtml?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta la heterodoxia católica ve lo evidente.

      Eliminar
    2. Laurentius dertosensis22 de febrero de 2016, 14:35

      Esta senyora se retrato con su esperpento que es lo que son ella y toda la basura que la acompanya yo la verdad,opino que ya tendrán tarde o temprano el juicio de Dios.De Dios nadie se burla,y de La Virgen Maria tampoco

      Eliminar
    3. Esta señora es la NADA CON SIFON,y los que aplaudieron tambien.

      Eliminar
  12. Es curiosa la desinformación, además de la insistencia en afirmar lo que se desconoce. Un botón de muestra: ni Xavier Pagès ni Joan Costa ni Vallejo Valda son miembros del Opus Dei. Ahí queda. Tan cierto que (normamente) nunca llueve hacia arriba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que es curiosa la desinformación. El acusado por traición Vallejo Balda pertenece a la "Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz", que es del Opus. El propio Opus ha dicho en nota oficial que le presta "acompañamiento espiritual", lo que siempre ha llamado "dirección espiritual". Es evidente que el Opus "dirige espiritualmente" el trabajo de Vallejo Balda, dice que para "la santificación del trabajo", sea esto lo que sea, que evidentemente no es cristiano, pues se santifica o no el hombre, no el trabajo.

      Eliminar
    2. El trabajo sí se santifica. Lea usted, anónimo de las 20:43 los numerosos documentos vaticanos sobre este tema en el Concilio V II, sobre la doctrina del laicado, en el que, por cierto, el beato Älvaro del Portillo hizo contribuciones de suma importancia con la espiritualidad que había descubierto de San Josemaría.

      Eliminar
  13. Mossèn Costa y Mossèn Pagès, pertenecen a la Sociedad sacerdotal de la Santa Cruz y Opus Dei. A la que pertenecen todos los sacerdotes de la Prelatura y los diocesanos que lo deseen aunque no estén incardinados en la misma ; pero siguen la dirección y espiritualidad del OD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vallejo Balda también. Los diocesanos que lo deseen no, los que tengan vocación, pues es una vocación idéntica a los del clero de la Prelatura y los demás miembros laicos de la Prelatura. Efectivamente, son socios de la SS+. No miembros del Opus Dei, que no es una asociación, sino una Prelatura personal de la Iglesia Católica. SS+ y Prelatura del Opus Dei, indisolublemente unidas por carisma fundacional, dos realidades distintas, cuyo nombre completo es Prelatura del opus Dei y la Santa Cruz. Pero hay que usar los datos rigurosamente, porque en algunas ocasiones marcan una diferencia, por ejemplo en a quien deben obediencia los sacerdotes de la SS+, que la deben solamente a su ordinario en cuanto a su labor sacerdotal.

      Eliminar