domingo, 24 de enero de 2016

Un mes sin él y ya se abalanzan sobre sus despojos

Siempre lo dijimos. Él nunca lo creyó, pensaba que le vacilábamos. Predijimos que mientras los nacionalprogresistas que él mantuvo  en el poder a través de un pacto de no-agresión y todos a los que aupó concediéndoles una letanía de cargos, los de mayor importancia y trascendencia pastoral, le dejarían pronto de lado y se olvidarían de él, nosotros le echaríamos de menos y lo añoraríamos.  Nos quedamos cortos. Aún estaban calientes los restos mortales del Dr. Martínez Sistach, ni siquiera había tomado posesión el nuevo arzobispo y ellos, como quebrantahuesos pirenaicos, se abalanzaron sobre él. Siempre fue su táctica. El nacionalprogresismo primero cierne una amenaza, hacer sentir el batido de sus alas,  permanece a distancia sobrevolando, luego agarra y eleva a su presa, a través de la lisonja e infinidad de parabienes, posteriormente suelta la presa hasta que la descalabra para luego aprestarse  a disputar la carroña.
C:\Users\SISTACH\Desktop\ROMEU TORRENTS.png
Mn. Francesc Romeu (el Noi de Tiana)
El ejemplo-muestra más emblemático ha sido Paco Romeu, carente de las necesarias dosis de diplomacia, que pasará a la historia diocesana por su última intervención en la reunión del Consejo Arciprestal. Tenía que ser el broche de oro de Sistach. Él con su intemperante vehemencia no sólo la deslució, si no que le asestó el golpe de gracia al arzobispo saliente y abrió ese reguero de pólvora que minó el supuesto prestigio pastoral de Sistach haciéndole quedar como un arzobispo autista, autoritario y ególatra. Ni siquiera en Gérminans hemos esbozado de manera tan cruel la silueta de Sistach. Es cierto el refrán castellano: unos se llevan la fama y otros cardan la lana.
C:\Users\SISTACH\Desktop\rovirabellosoweb82.jpg
El “padrinísimo” Rovira Belloso  
Ahora tocará el turno de todos los treparriscos de esta diócesis que son muchos. Los que trepan paredones como si fueran ratones. Los miembros del  viejo escuadrón progresista, que conservan las formas de antaño que les son propias por la formación clásica que recibieron en su juventud, ahora convertidos en guardianes de la galaxia, alimentaron a los menos dotados para que como ratones, royeran las instituciones diocesanas haciéndose con ellas para abatirlas. Hortet quizás es el símbolo mejor perfilado de ese escalafón. Sigue ejerciendo en la sombra de comandante en jefe.  Su mérito, homologar a los mediocres haciendo de ellos una colectividad, proporcionándoles instrucción y algún grado menor. Cabot y Toni Román pertenecerían a esa escuela de cadetes. La protección de Turull recaería sobre otro padrino. Todos lo conocemos: Rovira Belloso. Que presumiblemente parece no haber muerto aún. Si es así, este año cumplirá los 90.
C:\Users\SISTACH\Desktop\DSC_0077.JPG
Parte de la prole de José, con el patriarca
Y poco a poco veremos las cartas encima de la mesa. Ellos exentos de la más mínima dosis de autocrítica y negados en redondo a pedir perdón por todos los males que infligieron. Sabían que lo elegante hubiera sido callar pero han sido crueles. Optaron por estallar.
Nosotros, cansados de aguantar las dudas y las preguntas sobre nuestra honestidad, nos hemos querido explayar. No es una muestra de debilidad. Tras ocho años de cruenta lucha no nos debería importar. De Sistach, de quien hemos recibido embestidas sádicas nada nos debería importar. Pero expresarlo para nosotros es catártico. El Cardenal ha sido maquiavélico en sus actuaciones contra nosotros. A sabiendas de que nuestra confesión alimentará el morbo mediático, nosotros queremos disculparnos ante él. Comprendemos que le doliera el ataque bestial al que le sometimos. Pero nos duele aún más verle víctima del desprecio de los que él arropó. El estandarte de la  pax sistachiana que él enarboló como emblema de su gobierno pastoral era una quimera. Las palabras “amor y misericordia” “unidad diocesana” pueden sonar a sarcasmo según en qué bocas se pronuncien y quienes las proclamen.
Don Juan José ha de saber a qué marginación y suerte de vejaciones se ha visto sometida una considerable porción de esta archidiócesis. Hasta qué punto ha llegado el sufrimiento moral y espiritual de un sector del clero y del laicado. Lo sentimos por él. Monseñor Omella quizá no se merezca esto. Pero Barcelona no tendrá paz hasta que caminemos juntos hacia la reconciliación diocesana. En esto él ha de ser el protagonista principal. Nosotros estamos dispuestos a la contrición. Sin vencedores ni vencidos. Don Juan José debería negarse a liderar, por derroche de buenismo, los batallones en retirada moral del nacionalprogresismo. Si lo hace habrá cometido el mismo error de estrategia que Sistach y Jubany. Todo signo, toda muestra de condescendencia con ellos será letal para su pontificado. Recurrir a la infantería opusdeísta representada en la persona de Joan Costa o Xavier Pagés para encabezar la formación vocacional y dirigir el Seminario sería el mayor error de cálculo de su pontificado. Tanto como lo sería recolocar de nuevo a Bacardit al frente del Casal de calle Diputación, la primera institución diocesana. O aún más craso error promoverlo a  obispo auxiliar en un intento de enfatizar el tono social de su proyecto pastoral. No se tome prisa. Por cómo obre en estos frentes se dibujará el plano de su recorrido episcopal.
C:\Users\SISTACH\Desktop\780_0008_5384999_31418dbdcc4a7d0b076730099c5ab850.jpgSu auxiliar y amigo Taltavull, si no es enviado inesperadamente como cortafuegos a Mallorca, ciertamente le dará buenos consejos. No se circunscriba a él, vaya más allá. Iniquum est aviditate possidendi transgredi límitem. Piense en ello. No vaya a subvertirse el límite de las buenas costumbres. No acabe yaciendo con infectados. Aquest bisbat en va ple! Entretanto don Juan José, permítanos la deferencia con el sr. Cardenal: mientras ellos a un mes del retiro ya se abalanzan como alimañas sobre su cadáver, nosotros empezamos a echarle de menos. Y es que lo cortés jamás quita lo valiente. ¡Feliz conclusión del Octavario por la unidad de los cristianos! 

Prudentius de Bárcino

26 comentarios:

  1. Vayan, pues, prestos al ático, a visitarlo. Abran ya la caja de galletas Birba, antes que caduquen. La esglèeeeeeeeeesia de Deu nostru senyo, se lo agradecerá.

    ResponderEliminar
  2. D. Prudentius de Bárcino, usted que puede hablar con conocimiento de causa, porque tendrá compañeros de todos los colores, con su permiso le voy a contestar su deseo final:

    ¡Feliz conclusión del Octavario por la unidad de los cristianos!

    Con este otro: ¿No sería mejor empezar un Octavario para la UNIDAD DE LOS CATÓLICOS? Que buena falta nos hace...!!!

    Como botón de muestra, por su reciente publicación en Germinans, la diferencia entre el Artículo del jueves pasado del Sr. Cesáreo y el suyo. Los dos suceden en nuestra amada Barcelona. Tanto unos como otros nos llamamos CATÓLICOS y parece que estemos en las antípodas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas que la Unidad de los catolicos, hace falta un "Octavario por la conversión de los Católicos", porque la deformación de muchos católicos, y la gran difusión de muchos errores en los últimos decenios, hace se hallen más lejos de catolicismo que algunos protestantes. Como bien ha explicado muchas veces el director de Infocatólica.

      Eliminar
  3. ¿Por qué sería un error encomendar el Seminario a los sacerdotes de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simple, porque nunca hay que dar un seminario como el de Barcelona a un sólo movimiento, por muy ortodoxo que sea.

      Un seminario es para todos los movimientos ortodoxos.

      Eliminar
    2. Por el sectarismo, maquiavelismo, arribismo... y tantos otros "ismos" que han manifestado los cachorros del OD en los ultimos tiempos en nuestra diócesis.

      Se están portando como pura basura. Así les va, y peor les irá, como no se pongan las pilas.

      Eliminar
    3. Por el sectarismo, maquiavelismo, arribismo...

      Un efecto más de corrupción de los buenos por el pacto del statu quo de Sistach.

      Como sabían los delitos de los nacional-progresistas (¿el Opus Dei tonto? nunca), hacían todo lo que dice el anónimo de las 22:08.

      Y si había una llamada al orden desde el arzobispado demasiado "sonora", entonces abrían la libretita azul: "Y éste está en concubinato", y "éste está en...".

      Por eso Omella ha de liquidar "YA" el PACTO DEL STATU QUO de Sistach, que no es un pacto, es un pecado social colectivo del interior de la Iglesia de Barcelona, que la va oxidando y pudriendo por dentro.

      ¿Pacto del Statu quo de Sistach?

      ¿Curas, teólogos y religiosos nacional-progresistas?

      Al olvido, y rápido pronto ya.

      Sólo son vigas podridas, piedras agrietadas.

      Y un edificio santo sólo se construye con las vigas de la mejor madera y con las piedras de la mejor calidad.

      Eliminar
  4. Aunque se aparte del buen Articulo de D. Prudentius, recuerdo que hoy es la fiesta de San Francisco de Sales: Patrono de periodistas católicos.

    Extracto del artículo del Pbro. Walter Moschetti, en el que busca el perfil del comunicador católico.

    La devoción y la defensa de la fe que caracterizaron a este santo y doctor de la Iglesia son puestas como modelo para los periodistas y escritores, cuyo norte debe ser siempre la difusión de la verdad y la edificación de la humanidad.

    Tanto el periodismo como la literatura necesitan del don de la palabra, y a través de ella manifestar la belleza y transmitir toda noticia que sirva para el progreso y el crecimiento espiritual e intelectual de los pueblos.

    Ambos oficios reclaman, de quien los ejerce, una particular vocación que se antepone ante cualquier interés malsano o sectario.

    Tan valioso es identificar esta identidad propia, que nos sitúa como cristianos comprometidos en la tarea evangelizadora de la Iglesia, que determinará nuestra acción y hará que nuestro compromiso sea más consciente, y de allí, más efectiva nuestra tarea.

    La realidad relativamente nueva de la comunicación social en la vida del mundo y de la Iglesia, hace que muchas veces no estemos situados como comunicadores católicos dentro de la Pastoral orgánica de la diócesis, o incluso de nuestra parroquia, movimiento o institución.

    Es más fácil identificar y nuclear a catequistas, voluntarios de Cáritas, ministros y colaboradores de la liturgia, que a los que estamos realizando nuestro apostolado utilizando los instrumentos de la comunicación social.

    Busquemos nuestro lugar, organicemos nuestra pastoral, tan vinculada con las demás pastorales, encontrémonos para compartir nuestra tarea, seamos factores de comunión y unidad en nuestras comunidades.

    La Iglesia nos llama a una nueva evangelización, nueva en sus métodos, en sus expresiones y en su ardor.

    Necesitamos siempre encontrar nuevos lenguajes para anunciar el Evangelio. Es muy significativo lo que nosotros podemos aportar a este tiempo.

    El hecho de estar capacitados para utilizar el lenguaje de los medios nos pone en un lugar privilegiado a la hora de evangelizar.

    Como decía Pablo VI "Nos sentiríamos culpables delante de Dios si no utilizáramos estos poderosos medios para evangelizar".

    Por ser tan importante nuestra tarea ˆmisión recibida del Señor e impulsada por la Iglesia- no podemos comunicar de cualquier manera.

    Debemos apuntar a la excelencia en la comunicación católica.

    Nuestro estilo de comunicar debería ser modélico.

    Así mostraremos la dignidad y riqueza de la Palabra de Dios. Por eso hemos de buscar cada día capacitarnos para utilizar debidamente la palabra, la escritura, la imagen e incluso las nuevas tecnologías. El comunicador católico debe estar capacitado técnicamente para esta tarea que le exige una constante creatividad puesta al servicio del Reino.

    Debemos generar ideas originales, entretenidas, capaces de llegar al corazón de nuestro interlocutor y transformar su vida con el poder vivificador del Evangelio.

    Los más jóvenes deben buscar alcanzar una preparación terciaria o universitaria en este campo.

    Nos faltan profesionales consagrados a vivir este apostolado con convicción, coherencia y calidad profesional. Nos falta muchas veces la necesaria astucia de la que hablaba Jesús desafiándonos a la evangelización.

    Claro que no basta la preparación técnica.
    Nombrado obispo de Ginebra, actuó como un verdadero pastor para con los clérigos y fieles, adoctrinándolos en la fe con sus escritos.

    Es el Santo, modelo de dulzura, paciencia a pesar de su carácter fuerte.

    Murió en Lyon el día 28 de diciembre del año 1622, pero fue el día 24 de enero del año siguiente cuando se realizó su sepultura definitiva en Annecy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Sr. Trenchs,

      Estoy seguro de que sus comentarios son escritos completamente con buena fe; pero también es honesto decir que a veces hay comentarios que no están para nada relacionados con el texto, y aunque con buena intención están escritos, solo entorpecen la lectura del mismo y la posibilidad de crear una debate a través de los comentarios de los artículos. Porque el apartado de comentarios es para eso mismo, para hacer comentarios RELACIONADOS con el texto.

      Le sugiero que cree su propio blog personal o que pida a Germinabit que le ceda alguna publicación si así lo desea, pero a veces los lectores de esta página tenemos la sensación que para usted los artículos aquí escritos solo son un pretexto para poder escribir los suyos propios en él apartado de comentarios.

      Repito, este comentario está escrito sin ánimo de ofender, exponiendo solo lo que a un servidor (y algunos de los otros lectores del blog) cree que podría parecer al leer sus comentarios y en ningún caso poniendo en duda su buena fe a la hora de escribir.

      Si mi visión está equivocada me gustaría que el resto de lectores me lo hiciera saber, así como también si estoy en lo cierto sobre las impresiones que des de fuera podría dar.

      Atentamente

      Eliminar
    2. Sr. "El Relojero", simplemente gracias por tener la paciencia de leer mis comentarios.

      Eliminar
  5. El refranero tiene razón: quien mal anda, mal acaba.

    No tenían el Espíritu Santo.

    Y en la historia son irrelevantes.

    ResponderEliminar
  6. MARPN
    Sr. Josep G Trenchs, qué verdad con supermayúsculas ha dicho Vd."POR LA UNIDAD DE LOS CATÓLICOS", empecemos por ahí.
    Espero que el Sr. Arzobispo Juan José escuche las sugerencias que le hace el Sr. Prudentius y las ponga en práctica inmediatamente. Si no pone mano dura "con mucha Misericordia", lo que nos espera será peor que lo vivido.
    Cardenal Sistach, créame que me duele la situación que está viviendo y la que vivirá, gracias a los que antaño le hacían la hola. Piense, como Vd sabe muy bien, que las PAZ se encuentra delante del Sagrario y pidiendo perdón por lo fallos cometidos.
    Por cierto, ¿qué opinan de la endemoniada noticia de estos desalmados que han ofendido a la Catedral de la Almudena y con ello a tantos millones de católicos? No se atreverán a hacerlo en las puertas de una mezquita. Que Dios nos siga ayudando.
    El Opus Dei no es lo que era, lo quiera reconocer o no. Desde que se ha mezclado con la política, está descafeinado. Yo antes los tenía como unos seguidores auténticos de nuestro Maestro Jesús. Que San Jose María desde el cielo interceda por ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto.

      Tanto el Opus Dei como los Neocatecumenales, lo que sería la Iglesia del trigo, han sido conocedores y consentidores de la existencia de esta Iglesia de la cizaña.

      Por eso, el pacto del statu quo es magnífico.

      Ambos movimientos han sido los financiadores en "cash" (desequilibrios puntuales de caja) del Arzobispado, de un Arzobispado que aún ha de explicar hacia dónde van los más de 24 millones de euros que genera la Sagrada Familia, el patrimonio inmobiliario del Hospital de Sant Pau y todo el patrimonio diocesano, y que tuvo (¿la tendrá aún?) la "barra" de proyectar pretender cerrar parroquias que sabe perfectamente que jamás se van a recuperar para el culto una vez cerradas.

      Para ambos movimientos, el saber que existe una Iglesia de la cizaña pero consentida por el gobierno episcopal, le sirve también para obtener el amparo frente a sus irregularidades internas de todo tipo.

      En efecto, como es obvio, si hay alguna denuncia contra ellos, siempre podrán coger la libreta de agravios comparativos ("y tú más").

      Por eso Barcelona se hunde, por el mal de la Iglesia de la cizaña, y por la omisión de la denuncia profética de la Iglesia del trigo, del trigo carcomido y podrido por la plaga, del trigo sucio, que sabe y calla por interés.

      Ambas iglesias, de la cizaña y del trigo, están corrompidas, ¿o es que el Opus y los kikos no sabían nada del mal que estuvo y hoy está pasando en Barcelona? ¿o es que ambos lo hacen todo bien? ¡Ja!

      A ver qué hace Omella.

      Eliminar
    2. Desearía expresar lo siguiente:

      Sin ninguna duda: ¡está todo podrido! ¡Todo son intereses por dominar!

      Mucho ir contra el dios dinero, Mammon, sacándoselo a la gente pobre, haciéndoles vivir en precariedad, mientras algunos usan del "dios dinero" que les han lobrado sacar, para equilibrar la caja del obispado y así obtener los favores para ellos. En fin, trapicheo y querer hacer creer que "los lleva el Espíritu Santo...".

      ¡Pues no, los trapicheos los lleva el demonio! Es un afán demasiado grande por obtener poder dentro de la Iglesia.

      En esta Iglesia de hoy -mañana ya veremos- actúa igual que la política: sólo viven bien los de arriba (el ático de Sistach), y a los de abajo se las hacen pasar bien mal.

      Ahora se entienden los muchos disparates litúrgicos, que hagan siempre lo que les venga en gana y nunca actúen como les toca.

      Que feo, tanto predicar contra el "dinerín" y mira para qué lo emplean, para comprar favores y tapar bocas.

      Toda esta actuación hipócrita debe de acabar de inmediato: transparencia y rendición de cuentas de todos sin excepción, empezando por el arzobispo emérito saliente Sistach:

      - de las cuentas
      - de las personas
      - de las parroquias
      - de los religiosos
      - de los colegios
      - de los hospitales

      E investigar qué sabía el arzobispo Sistach y todo su gobierno episcopal:

      - ¿Es cierto el Pacto del Statu quo?
      - ¿Qué sabía de toda esta situación de corrupción teológica, moral, íntima y personal de sus curas, litúrgica, económica, cultual, doctrinal?
      - ¿Han rendido cuentas de su gestión económica y administrativa?

      No es admisible que ante esta eclesiocatástrofe eclesial barcelonesa, salga Sistach y sus ministros sin rendir cuentas y encima, con pisito y renta asegurada hasta su fin.

      Eso es fomentar la irresponsabilidad de la Jerarquía: haga lo que haga, mal o bien, llave de piso en mano, caldo, mesa, techo, pensión en el bolsillo y asistencia geriátrica, mientras que muchos del Pueblo de Dios, nada de nada, o se lo tiene que luchar.

      De ninguna de las maneras es justo, ético y equitativo que Sistach se marche y Omella entre, todo sean sonrisas, y a olvidar un pasado de prevaricación, corrupción y delincuencia masiva, sin garantía alguna de que los que nunca deben de permanecer más en el seno de la Iglesia, los que rompen el único Rostro bello de la misma, continúen así como así, saliéndose de rositas.

      Y lo mismo para los que han callado durante estos años: Opus, kikos, focolares, el resto de movimientos y congregaciones, sacerdotes, diáconos, religiosos...

      Es de justicia.

      Eliminar
    3. Respecto a la Sagrada Família: Ud. sabe cuanto cuesta continuar una obra asi (personal especializado, materiales, gruas especiales, normas de seguridad en andamiaje, pago de nominas a los trabajadores,...).
      http://www.sagradafamilia.org/es/tecnicas-y-materiales/

      Esto de la iglesia de cizaña, no se pueden meter a todas las parroquias, sacerdotes y laicos en un mismo saco.

      Si Ud. busca hay parroquias con buenos sacerdotes, con laicos comprometidos con su parroquia.
      Mire en mi parroquia habia un sacerdote mayor, se jubilo vino otro y en un año todo mejoro desde la liturgia, horarios, información, mejoras,...la iglesia abierta todo el día para poder entrar a rezar.
      Misas llenas los días laborables y los festivos.

      Quien busca encuentra.
      También es cierto que hay sacerdotes y laicos vagos, que todo
      les da igual.
      Pero por mi experiencia personal en Barcelona no todo es cizaña, hay todavia Gracias a Dios buen trigo y buen vino eclesial.

      Eliminar
    4. Sr. Anónimo de las 15,18.

      Mucho ir contra el dios dinero, Mammon, sacándoselo a la gente pobre, haciéndoles vivir en precariedad, mientras algunos usan del "dios dinero" que les han lobrado sacar, para equilibrar la caja del obispado y así obtener los favores para ellos. En fin, trapicheo y querer hacer creer que "los lleva el Espíritu Santo..."

      Mire Sr. Anónimo, si usted y un servidor, dentro del Jubileo de la Misericordia, vamos a confesar, le abrimos las puertas al AMOR DE DIOS, seguro que veremos las coas de otra manera y usted, que como yo, formamos parte de la Iglesia, "no vería tanto la paja en el ojo ajeno" y no escribiría esto, que en mi opinión es como si la Iglesia fuera una ONG.

      Eliminar
  7. “Recurrir a la infantería opusdeísta representada en la persona de Joan Costa o Xavier Pagés para encabezar la formación vocacional y dirigir el Seminario sería el mayor error de cálculo de su pontificado.”

    Muy preocupante que Omella caiga en la tentación de echarse en los brazos del Opus. Coincido en que sería el mayor error. Porque el Opus está inundado del virus del nacionalismo. Un virus que tiene desde el principio, aunque sólo en los últimos años sea claramente visible. Esta caída de Omella explicaría las alucinantes declaraciones pro separatistas que hizo hace unos días en televisión, el día de la elección del desconocido Puigdemont, que como no ha jurado el cargo no es presidente de la Generalitat, y funciona como descarado ocupa inconstitucional.

    Para comprender la realidad penúltima y profunda del Opus creo que nada mejor que un escrito de un sacerdote de la Prelatura, Antonio Ruiz Retegui. Fallecido súbitamente hace años. Fue un sacerdote numerario del Opus y lo era cuando murió, sospecho yo que mártir. Por tanto, no fue ningún ex Opus. Sacerdote plenamente del Opus. Escritos de alto nivel teológico y filosófico. Supongo que lo último que querrían los dirigentes efectivos del Opus es que se leyeran estos escritos de uno de sus sacerdotes.



    Antonio Ruiz Retegui

    Lo teologal y lo institucional*
    (Reflexiones íntimas)
    Autor: Antonio Ruíz Retegui, físico y teólogo,
    sacerdote numerario del Opus Dei

    http://www.opuslibros.org/libros/Teologal/indice.htm

    http://www.opuslibros.org/teologal.pdf



    Sobre el pecado.- Antonio Ruiz Retegui

    http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=508


    ResponderEliminar
  8. Nunca había leído un artículo tan horroroso, faltando a la caridad, descalificando siempre, de crítica morbosa, cínica, recurrente, pesada,con el " más de lo mismo", al son de la "cançó enfadosa".Un Prudentius que acusa sus malas digestiones y flatulencias incontroladas y sobrada malicia. Es una pena la lectura de artículos de gente tan negativa. Así no se construye. A pesar de los defectos que todos tenemos deberíamos respetarnos y ser más caritativos y...misericordiosos. ¡Que los pastores no son aves de rapiña, hombre!.Un poco más de caridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí los obispos no me inspiran sentimientos caritativos. Me los inspiran los niños abortados en los hospitales -San Pablo, Granollers, S. Juan de Dios, Sta. Tecla, Berga....- de los que los obispos son, como poco, moralmente responsables. Los niños abortados merecen compasión. No ellos!... que callan y disimulan

      Eliminar
  9. Fco Fdz-Prida
    San Juan Crisóstomo, en su defensa de Eutropio, dijo algo que debería estar siempre en nuestra mente: Nos, que te criticabamos cuando ibas con viento favorable, somos los que te acogemos, ahora, cuando vas a merced de la solas

    ResponderEliminar
  10. El Obispo Juan José tiene poca simpatía por el Opus Dei y así lo constatan públicamente algunos miembros de la Obra a los que tengo acceso. No hay que olvidar que Omella fue Obispo de Barbastro y de ahí pudiera derivarse todo. También se ha publicado recientemente que fue el actual Obispo de Barcelona el que movió todo el asunto del colegio Gaztelueta de Bilbao que, por cierto, parece haberse quedado en agua de borrajas.
    Dicho esto, tampoco Mons. Omella debe ser tan ingenuo como para no saber que el Opus Deis puede ser un excelente compañero de viaje para la tarea que le ha sido encomendada, debido a las excelentes cualidades que rodean a la Obra, se diga lo que se diga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tu opinión muy respetable, pero a mi parecer, equivocada. Que han perdido mucho hombre. Si queiren seguir influyendo entre los católicos, han de volver a sus cauces. Mons. Omella tened cuidado.

      Eliminar
    2. Es muy cierto que son excelentes, pero sólo tienen unos concretos carismas y en Cataluña hay que vigilarlos de cerca continuamente.

      Hay que abrazarse a algunos más, mai tots ses ous a sa mateix cabàs.

      Eliminar

  11. Muy interesante su comentario, por todo lo que revela. Parece conocer usted las relaciones entre Omella y el Opus. Utiliza una expresión clarificadora: “compañero de viaje”. Caída en desuso, en décadas pasadas explicaba bien lo que sucedía con muchas personas de la Iglesia y su relación con la izquierda marxista. Católicos que le hacían el juego al poder de la izquierda marxista, por ingenuidad, necedad, o miedo. Ahora, el compañero de viaje sería Omella del Opus, no el Opus de Omella como usted dice. El Opus precede a Omella, y es mucho más extenso y poderoso. Ese es el peligro que se adivina, que Omella ejerza simplemente de compañero de viaje del Opus, que se deje utilizar por este. Conviene tener bien presente que el tema esencial del Opus es el nacionalismo, virus del que es administrador y dosificador.

    El asunto de los bienes de Barbastro, que cursa como culebrón, es claro y a la vez oscuro. Dado el evidente interés del Opus en el asunto, que no manifiesta, y su poder civil y religioso, seguramente es compleja operación manejada por él, con sus trampas.

    Con trampas también cursa el caso de presunta pederastia en Gaztelueta. Aquí se ve claramente que está dosificado por gente del Opus, controlando los extremos, práctica habitual suya. El asunto está pendiente judicialmente, y lo pueden abrir y cerrar a conveniencia, como vienen haciendo. Dice usted, que simpatiza con el Opus, que Omella “movió todo el asunto”. Nada se sabe, tan sólo que se ha publicado que el padre acudió extrañamente a él. Se adivina que es posible que en este caso le hayan tendido una trampa a Omella, con la que podrían presionarle para que se convirtiera en compañero de viaje.

    Como usted bien dice, lo que importa no son las simpatías personales. Sino los hechos y las acciones. El Opus ha tenido muchos compañeros de viaje que en nada simpatizaban con él. Ejemplos hay de todo tipo, desde el Cardenal Tarancón a Jordi Pujol. En su comentario me parece adivinar la fruición de que Omella haya sido captado como compañero de viaje.

    Con su cercanía al Opus explica usted muy bien la actitud que este impone para con él: “las excelentes cualidades que rodean a la Obra, se diga lo que se diga” Ese “se diga lo que se diga” que puede equivaler a un “haga lo que haga” o un “sea lo que sea”.

    Para quienes sí sea decisivo -moral e intelectualmente, y, sobre todo, pastoralmente- lo que haga y lo que sea realmente el Opus, insisto en recomendar el revelador y profundo escrito del sacerdote del Opus Antonio Ruiz Retegui:

    “Lo teologal y lo institucional”

    http://www.opuslibros.org/libros/Teologal/indice.htm


    http://www.opuslibros.org/teologal.pdf

    ResponderEliminar
  12. Olvidé reseñar que para las relaciones del obispo Omella con el Opus –de cualquiera con el Opus- puede ser decisivo lo que suceda en estas semanas en el extraordinario juicio en el Vaticano contra el cura del Opus Vallejo Balda. Sobre todo si se esclarece realmente y con detalle quienes movían a Vallejo Balda, que dada su condición cualquiera adivina. Todo puede cambiar en estas semanas. Creo que por eso, en buena medida, se intensifica tanto y tan delirante y brutalmente el mortal virus nacionalista, que sin duda intentan inocular a Omella.

    ResponderEliminar
  13. ¿Quién asesora a Mons. Juan José Omella? para estos posibles nombramientos.
    Secretario, Rector del Seminario, Posible Obispo auxiliar nuevo,...
    Sabiendo quién le asesora podremos intuir sino tendremos un Ricard Maria Carles (bis).
    This is the question

    ResponderEliminar