jueves, 7 de enero de 2016

Abortistas por omisión

Sus centinelas son ciegos, ninguno sabe nada. Todos son perros mudos que no pueden ladrar, soñadores acostados, amigos de dormir (Is 56,10)

Escribí este artículo con ocasión de las últimas elecciones catalanas; pero no fue posible publicarlo a tiempo (antes de las elecciones). Me ha parecido oportuno recuperarlo ahora, ante la resaca electoral que estamos sufriendo, para añadir un elemento de análisis: ¿Cómo estaría hoy el panorama político español si los movimientos laicos, los curas, las órdenes religiosas, los obispos y la Conferencia Episcopal hubiesen tomado partido en la defensa de los valores morales que aporta la Iglesia Católica en su doctrina a nuestra sociedad, empezando por la defensa de la vida y de la familia? ¿Qué imagen queda de la Iglesia? Pues la real: que no está por lo que ha de estar… 

Es una lástima que hayamos consentido que el gran conflicto del aborto, que atenta de frente contra el 5º mandamiento de la Ley de Dios, el que nos dice “No matarás”, se convirtiera en un tema político, siendo como es desde hace muchos miles de años un tema religioso, y por tanto de conciencia y, sobre todo, de Derecho Natural; es ciertamente una lástima que al tratarlo los curas y los obispos tengamos que ir con pies de plomo para no pisar callos políticos.
 
Por eso no me he abstenido de sacarlo a colación durante las últimas campañas electorales en Cataluña y en España, precedidas de una interminable precampaña. Y ahora, con la matraca del independentismo catalán. Que son dos tazas del mismo caldo podrido de democracia liberal y laicista.  Porque efectivamente, a la hora de ir a votar, a los católicos coherentes nos importa mucho no ayudar con nuestro voto a partidos que se declaran a favor del aborto: puesto que sabemos que si alcanzan el poder o alguna cuota del mismo, legislarán y administrarán en ese sentido. Es una cuestión de conciencia y de coherencia.

Y es absolutamente legítimo luchar a favor de las propias convicciones sin andarse con distingos de oportunidad, que de eso sufrimos en exceso. Es legítimo decirle al católico que va a votar, que procure no ayudar con su voto a un partido abortista a alcanzar el poder. Seguramente que hay mecanismos estadísticos que nos pueden informar sobre el porcentaje de católicos practicantes que han votado a partidos abortistas. Por supuesto que son los suficientes miles como para inclinar la balanza de unos cuantos diputados hacia un partido o hacia otro. Y sin embargo, nuestra jerarquía eclesiástica ni siquiera ha abierto la boca para orientar a los fieles con claridad meridiana. Ahí está el caso de la jueza que autorizó a una menor a abortar contra la voluntad de sus padres el pasado octubre en Vigo.  Y es que parece que existe un pacto no escrito por el que los obispos renuncian a intervenir, pase lo que pase, durante el periodo electoral… ¡para no influir! Y para muestra un botón: la acongojada tibieza con que el episcopado enfrentó la eutanasia que le practicaron –matándola de hambre y de sed- a una niña en coma en Santiago de Compostela apenas hace un mes. 

La razón es obvia: una parte significativa del arco parlamentario nacional y autonómico, está formada por partidos que además de ser nacionalistas son abortistas. Y no estaría bien que los obispos de la Conferencia Episcopal Catalana (llamada Tarraconense), pusieran palos a las ruedas del secesionismo catalán, restándole votos por una “bagatela moral” como el aborto. Y no estaría bien que los obispos de la Conferencia Episcopal Española pusieran palos en las ruedas, por el mismo motivo, al Partido Popular. No se les esperaba, ni se presentaron a orientar concretamente a los fieles al respecto y así han enterrado el voto católico y ha pasado lo que ha pasado. 

Teniendo tanto el secesionismo como el aborto la consideración de cuestiones políticas, el episcopado ha decidido que, estando en juego lo que está en juego –el 0,7%, las subvenciones, la escuela concertada, la clase de religión, que emplea a tanto incompetente y el buen rollo con el poder-, no deben pronunciarse, ni menos ser insistentes sobre esta última cuestión. Pero el silencio sólo les alcanza para la cuestión del aborto, porque respecto a la cuestión nacional  y al calentamiento climático, algunos prelados sufren una verdadera incontinencia verbal.

Sin embargo, no se circunscribe el problema a los partidos explícitamente abortistas, sino que se extiende más allá. Porque no está nada claro que le esté bien a la Iglesia propiciar el voto a favor de los partidos hipócritas que dejan que sean otros los que tiran la piedra. Quizá debiéramos llamarlos abortistas por omisión, aunque acaso sea todavía esta calificación demasiado piadosa. Porque resulta que estos partidos que nunca han roto un plato, siguen encantados la senda de los partidos abortistas. No promueven el aborto legislativamente, pero lo siguen administrativamente a rajatabla; y a veces con mayor entusiasmo que los partidos abortistas. Por eso, no está nada claro que un verdadero católico tenga que votar a esos partidos en aras del mal menor, porque con su voto se convierte en cómplice tan remoto o secundario como se quiera, pero cómplice al cabo de innumerables abortos; no tan explícito como si votase a un partido declaradamente abortista, pero al final, cómplice necesario y colaboracionista vergonzante.

Por supuesto que me planteé seriamente esta cuestión a la hora de meditar mi voto. Tuve bien claro que si votaba a uno de esos partidos, mi conciencia de cristiano coherente no estaría como para dar saltos de satisfacción ni para premiarse con parabienes, porque con mi voto contribuía cuanto menos a su hipócrita política abortista por omisión.

Pero entendí también muy claramente que tantas veces los pastores están en la misma situación. Ellos no son partidarios del aborto, claro que no, pero circunstancias hay que les convierten también a ellos, en comparsas de una música que ellos no han compuesto ni tocado, ciertamente, pero los abortistas por adscripción ideológica o por convicción, y agazapados tras ellos los que dicen no serlo en absoluto, les están metiendo una goleada de vergüenza.

Y entonces, ¿qué se puede esperar del rebaño? Lo que más abunda en él son también los abortistas por omisión: por no presentar batalla cuando se discute sobre el tema, por no hacerse notar, por no buscarse un problema que, en el fondo, no les va ni les viene, porque a ellos nadie los va abortar. La eutanasia -¡esa sí que nos afecta a todos!- es harina de otro costal… De eso, del pecado de omisión, habló precisamente el clérigo alemán Martin Niemöller tras la II Guerra Mundial:

Cuando los nazis vinieron a buscar a los socialistas, guardé silencio, 
porque yo no era socialista, 
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, 
guardé silencio, 
porque yo no era socialdemócrata 
Cuando vinieron a buscar a los católicos, 
no protesté, 
porque yo no era católico, 
Cuando vinieron a buscar a los judíos, 
no pronuncié palabra, 
porque yo no era judío, 
Cuando finalmente vinieron a buscarme a mí, 
ya no había nadie que pudiera protestar. 

De aquellos polvos vienen estos lodos, reza el sabio refrán. Ya es demasiado tarde para lloriquear.   La noche está avanzada, y el día se echa encima. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz (Rm 13, 12) para combatir por la Verdad y morir con Cristo para resucitar un día con Él (cf. Flp 3, 8).

Custodio Ballester Bielsa, pbro.
www.sacerdotesporlavida .es

24 comentarios:

  1. Sí, bien, así de confusos estábamos todos pero, al final, ¿a quién votó usted?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le puedo asegurar que el P. Custodio no fue a votar a nadie. Las opciones ante una eslecciones son algo más amplias que la pobre visión de la realidad que parece mostrar usted.

      Eliminar
  2. Josep G. Trenchs8 de enero de 2016, 0:03

    Mn. Custodio, gracias por ese Artículo.

    Los católicos practicantes estamos como amordazados.

    Si me permite, ¿Hay algún partido con posibilidades de Gobierno que esté en contra del aborto?

    Qué debemos hacer: ¿Votar en Blanco? ...

    No creo que hoy día esta sea la solución, ya que según dicen se beneficia a los partidos que tienen más votos.

    La solución tiene que venir por parte de Dios, que nos haga ver que la sexualidad no es un juego de niños.

    Mn. Custodio, no se en su Parroquia, pero las que yo frecuento por el centro de Barcelona, están los días de diario, prácticamente vacías y los domingos, salvo excepciones, vas cinco minutos antes de empezar la Misa y puedes escoger banco.

    Esta frialdad moral e indiferencia religiosa que se palpa en la Sociedad, escandaliza a muchas almas sencillas.

    Poco a poco, casi sin darnos cuenta nos hemos cargado el 5º y 6º Mandamiento, en cuanto al ordenamiento civil, ya que para la Iglesia lo que era pecado, sigue siendo pecado.

    Amigos católicos que leen esos artículos y comentarios. Como decía San Juan Pablo II, "NO TENGÁIS MIEDO, ABRIR LAS PUERTAS AL REDENTOR, JESUCRISTO, ÉL LO DA TODO Y NO QUITA NADA"

    VISITARLO EN EL SAGRARIO, ES VISITAR AL AMIGO QUE NUNCA FALLA Y ADEMÁS ES GRATIS.

    ALLÍ NOS ESTÁ ESPERANDO. DEMOSLE GRACIAS POR LOS FAVORES QUE A DIARIO NOS CONCEDE Y PIDAMÓSLE QUE NOS LIBRE DEL GENOCIDIO DEL ABORTO Y TODA CLASE DE MALES.

    ÁNIMO, NO LE REGATEEMOS UNOS MINUTOS DEL TIEMPO QUE NOS DA!!!

    ResponderEliminar
  3. La propia jerarquía (en general) tras la Humanae Vitae se quedó en “estado catatónico”, muda al tema sexual: “la vergüenza católica”. Tampoco se habla del aborto (salvo Munilla y Reig que hablan de ambas cosas).
    El pueblo de Dios, sigue desconociendo la belleza de la sexualidad humana. Las píldoras las relacionan solo con el aborto solo y no con la castidad matrimonial, a la cual la relacionan con la ausencia de placer sexual.
    La “teología del cuerpo” de SJPII necesita difundirse y llegar a formar parte de la cultura católica.
    SJPII además elaboró su “antropología adecuada” para responder al cristianismo de esta época.

    Desde la sociología y la filosofía (Burgos*) cree que hay que realizar un esfuerzo en el “ámbito cultural”, que es el principal socializador. Aparte de una esmerada enseñanza en las escuelas y universidad.
    Si en la música que se transmite a través de los mp3, en las películas que los adolescentes y no adolescentes visualizan, la nueva poesía, mensajes publicitarios, en las novelas de consumo, no está de un modo u otro presente el catolicismo, el proceso secularizador avanzará de modo imparable en España.
    Presencia sutil de elementos católicos en los diversos sectores de la cultura: pintura, fotografía, la publicidad, los periódicos, las novelas etc. Solo si esto se logra, el catolicismo se integrará en los medios de configuración social ordinarios de nuestra época.
    El creativo católico debiera internalizar sus convicciones, así el proceso artístico expresión de la propia subjetividad, incluye en su mismo desarrollo la expresión de la experiencia cristiana. Por ej. el Quijote, el profundo cristianismo vital e intelectual de Cervantes se transmitió de manera inseparable a su obra, configurando una novela no religiosa, pero con una capacidad enorme de transmitir la sintonía católica, el mundo vital cristiano tal como concebimos los españoles.

    Que el cristianismo no es incompatible con la propia cultura, no es algo que haya que demostrar.
    Chesterton, Tolkien, CS Lewis o Newman han logrado efectos beneficiosos pero el abanico necesita ser ampliado. Mounier, Marías, Nédoncelle, Guardini, Marcel, Von Hilldebrand, Maritain y otros santos como s JPII y Edith Stein.
    Este tipo de filósofos y teólogos son los más necesarios para la cultura española porque ya han efectuado la “síntesis tan necesaria entre cristianismo y modernidad”, para configurar ese cristianismo ortodoxo pero moderno imprescindible en un nuevo estadio de la cultura católica en España.

    *Análisis del cristianismo en España

    ResponderEliminar
  4. Las 9 áreas que gobierna el Espíritu Santo y su necesidad en la política actual8 de enero de 2016, 2:30

    Para la solución de los problemas de Cataluña y España están las 9 áreas que gobierna el Espíritu Santo, en especial sobre en este grave pecado social del aborto, que desliza a a las democracias hacia regímenes totalitarios y despóticos (Evangelium vitae, 19-20), porque no reconoce el derecho humano a la vida del más débil e inocente de la sociedad.

    A. Carismas

    1. Carisma de presidir
    2. Carisma de exhortación y consuelo
    3. Carisma de distribución de los propios bienes
    4. Carisma de entrega la propia vida
    5. Carisma de poder de hacer milagros, ayuda, asistencia, enseñanza, sabiduría, ciencia, fe, sanción, profecía, discernimiento de espíritus y corazones, hablar e interpretar lenguas

    B. Dones
    Sabiduría, inteligencia, discernimiento, ciencia, consejo, piedad, fortaleza, temor.

    C. Frutos
    Amor, caridad, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, templana, modestia, continencia, castidad.

    D. Virtudes morales y cardinales
    Fe, esperanza, caridad; fortaleza, templanza, justicia y prudencia, estas cuatro muy importantes en la política, ya conocidas antes de Platón por los griegos como la areté (excelencia) en el arte de gobernar la ciudadanía de una polis: andreia (valentía), sofrosine (sensatez, moderación, mesura), dicaiosine (justicia), fronesis (prudencia).

    F. Sacramentales

    G. Ministerios

    H. Dones místicos y ascéticos
    -Cognoscitivo: visiones, locuciones, revelaciones, discernimiento de espíritus, hierognosis
    - Corporal: estigmas, sudor de sangre o exsanguinación, renovación interior, ayuno absoluto y alimentación mediante eucaristía, vigilia, agilidad remota, bilocación, levitación, sutilezas, esplendores, aromas
    - Afectivo: noche oscura del espíritu, desierto o desolación, éxtasis, incendios de amor
    - Meditación, examen de cociencia, dirección espiritual, homilía, sermón, exhortación, lectura espiritual, ejercicios espirituales, retiros, renuncias por un valor superior, silencio, recogimiento, penitencias corporales (ayuno, vigilia, limosna), sacrificio por el prójimo, concentración, buen uso del tiempo.

    I. Revelaciones, visiones y locuciones

    ResponderEliminar
  5. Y yo me pregunto: ¿realmente necesitamos un "partido católico" (si es que tal cosa puede existir) para defender nuestras creencias? No dejo de pensar en el grado de dominio social que han logrado en pocos años los movimientos feministas y homosexualistas sin necesidad de que existan partidos de tales tendencias. Quizá como Iglesia deberíamos analizar profundamente este enómeno y aplicarnos el cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su observación es interesante, porque si unos pocos miles de activistas gays han conseguido cambiar la cultura y las leyes para favorecer a su colectivo e imponer su ideología ¿Por qué 8 millones de católicos (que van a Misa el domingo) no pintan casi nada en la cultura y en las leyes de este país ?

      Eliminar
    2. Sr. Clemente Antón.

      No dejo de pensar en el grado de dominio social que han logrado en pocos años los movimientos feministas y homosexualistas sin necesidad de que existan partidos de tales tendencias...

      No existen partidos con tales tendencias, pero si las apoyan o fomentan. ¿No habremos pecado por omisión, al pensar que aquí no pasa nada, son una minoría? Si. en efecto son minoría pero ruidosa ¿No?

      En cambio los católicos, somos mayoría, pero silenciosa y pasiva. Tan pasiva que no sabemos acudir a nuestros Templos.

      Fíjese en PODEMOS, nació de los indignados del 15M, supongo y de la noche a la mañana, ya ocupan las dos Alcaldías más importantes de España y todo empezó a base de caceroladas.

      Los católicos pensando que "todos son iguales" "todos hacen lo mismo", nos quedamos tan tranquilos y no pensamos en eñ refrán español "Del enemigo, el consejo"

      Eliminar
    3. MARPN
      Fred, tiene toda la razón, bajo mi punto de vista, en cuanto se refiere a la observación hecha por Clemente Antón. Mi convicción es que TODOS a una manifiestan lo que ellos creen y practican para conseguir sus propósitos.Son pocos pero gritan mucho y no faltan a sus manifestaciones. Nosotros los católicos nos conformamos con manifestar a media voz, para no ofender a los no creyentes, cuales son nuestros valores y creencias. Y una mayoría como tampoco están muy convencidos de su fe, pasan de manifestarla. No podemos dejar de manifestar en todo momento y lugar, con respeto a los demás, que somos seguidores de nuestro Salvador Jesucristo, y que a pesar de ser pecadores, sabemos que Dios nos ama y perdona siempre que ARREPENTIDOS nos acercamos al Sacramento de la Reconciliación y le pedimos PERDON. María Auxiliadora ayúdanos a pedir perdón por nuestros pecados y a acercanos asíduamente a la Confesión. Amén.

      Eliminar
  6. España fue una teocracia en el franquismo. Eso el Vaticano II ya no lo quiso más pues consideró que, aunque pareciera menos cristiano, en realidad era más cristiano dejar que en su libertad cada persona, encontrara su propio camino.
    La sociedad de la transición era mayoritariamente católica, pero el influjo constante y efectivo de la mayoría cultural no católica puso en marcha procesos laicistas de largo alcance e intensidad. Un papel director en esta secularización la han jugado los” media” intensamente secularistas (izquierda y separatismos).

    España también ha recibido el influjo de la secularizada Europa, de la cual no ha podido sustraerse. Aparte, aquí tenemos un “GRAN problema”. La izquierda española y los separatismos tienen el mismo talante, no son democráticos. De eso tenemos que ser muy conscientes para elaborar la respuesta adecuada. Así en estas elecciones, la prensa católica se desvió del foco de la cuestión que era la “convivencia básica” entre los españoles y no tuvo (en general) en cuenta las posibilidades de destrucción en múltiples trozos el bien común.

    Felipe González y Zapatero sobre todo, revitalizando los peores impulsos antirreligiosos de la ilustración, elaboraron los programas ideológicos que la sociedad española “no demandaba”: ley ampliación del aborto, adopción de niños por parejas homosexuales, divorcio exprés.

    Por otra parte, el católico es “raquítico y atrófico” y dista mucho de ser el combatiente creyente de la izquierda dispuesto a la acción. En parte “tenemos lo que nos merecemos”. El católico espera que, con sus plegarias y sus devocionismos, Dios baje del cielo a la tierra a resolver sus problemas de pereza y haga el trabajo por él.
    Otros católicos, particularmente en Cataluña, están en alta proporción protestantizados.
    En general se trata de “sentir mucho” y “acción escasa” o en algún caso reglamentada de 5-7 horas.
    En ese sentido, aquí los comentaristas se delatan continuamente. Se expresan como si lo que pasara fuera del templo “no fuera de su incumbencia”. Padecen de clericalismo y pocas veces caen en la cuenta de que su vocación como cristianos (laicos), está en la ordenación de la vida pública (bien común, vida, familia, libertad religiosa, educación), ahí pueden ser líderes. Su idea de servicio a la Iglesia, la ven en el templo y la mayoría de las veces compitiendo con el ministerio del sacerdote.

    Ha habido una incapacidad de la cultura católica para hacer frente al proceso secularizador. Es cierto que han aparecido iniciativas como Foro de la familia, pero que han sido neutralizadas por los media.
    El PP ha tendido a centrarse en aspectos socioeconómicos dejando de lado los culturales o educativos.
    Quizás si hubieran obtenido un respaldo objetivo de los Obispos, la CEE, pero sobre todo de la “comunidad católica” volcada en la calle en todas las provincias y masivamente etc. Quizás, hubieran defendido la vida.
    Creo que los católicos tenemos lo que nos merecemos: “aborto por omisión”.
    Tratamiento: intensiva pedagogía de la “acción”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya basta de identificar separatismo = secularización. ¿O es que en la muy secularizada Alemania domina el separatismo?

      Laura, usted recurre constantemente a esta falsedad porque le interesa desacreditar a los separatistas (que por cierto, ya se desacreditan ellos solitos, como por ejemplo en los últimos días).
      Aunque con buena intención, no es lícito persistir en una mentira como hace usted (¿Cómo pretenderemos, entonces, ser proclamadores de la Verdad?) Ni separatismo, ni izquierdismo son condición ni necesaria ni suficiente para la secularización que vivimos. Lea a Vattimo, por ejemplo, y lo comprenderá.

      Eliminar
    2. En genética, la mayoría de los caracteres resultan de la acción de varios genes. Es agua muy pasada lo que un tiempo se creyó de un carácter viene determinado por un gen. Casi siempre son muchas las causas de cualquier fenómeno. Lo que no niega que haya causas y causas. Que el secularismo galopante de Cataluña se deba como causa quicio al separatismo es una verdad que un servidor ha comprobado desde su lejana niñez. Quand feia d´escolá, allá mediados los cincuenta, el cura de mi pueblo se encolerizó contra el arcipreste de Besalú porque era de la seva: vosotros, le espetó mosén Francisco, que se había salvado por los pelos y había entrado por Badajoz donde ejerció el ministerio dos años, sois los culpables de lo que ha pasado y tengo por cierto de que así como no ha habido ninguno que haya fallado, no diría yo lo mismo de vosotros. Palabras crueles. Empecé a mirar la vinculación entre nacionalismo y falta de pulso cristiano, la sumisión de éste al dios nación. Eran los años cincuenta. Hemos pasado del arcipreste de Besalú al cardenal Sistach (Vives, Novell, Soler, etcétera): abans morir que pregar en castellà.

      Súmese a ello el neo`positivismo dominante en el pensamiento. El neopositivismo niega toda metafísica, toda trascendencia. Esa doctrina la han abrazo derecha e izquierda. Pero la izquierda agrega la supeditación de la persona al estado. A otro dios.

      Laura tiene más razón que un santo. Cuando no se hace un esfuerzo por conocer las razones de las cosas, los vínculos entre fenómenos, lo cómodo y barato es decir, miente.

      Eliminar
  7. Nos queda seguir proclamando la verdad.
    He aquí el texto de Benedicto XVI en el santuario austríaco de Mariazell SEPTIEMBRE 2007:

    “Según mi convicción, esta resignación ante la verdad es el origen de la crisis de occidente, de Europa. Si para el hombre no existe una verdad, en el fondo, no puede ni siquiera distinguir entre el bien y el mal. Entonces los grandes y maravillosos conocimientos de la ciencia se hacen ambiguos: pueden abrir perspectivas importantes para el bien, para la salvación del hombre, pero también --y lo vemos-- pueden convertirse en una terrible amenaza en la destrucción del hombre y del mundo. Necesitamos la verdad. Pero claro, a causa de nuestra historia, tenemos miedo de que la fe en la verdad comporte intolerancia. La verdad no se afirma mediante un poder externo sino que es humilde y sólo es aceptada por el hombre a través de su fuerza interior: el hecho de ser verdadera. La verdad se demuestra a sí misma en el amor. Nunca es propiedad nuestra, no es un producto nuestro, como tampoco es posible producir el amor, sino que sólo se puede recibir y transmitir como don. Necesitamos esta fuerza interior de la verdad. Como cristianos, nos fiamos de esta fuerza de la verdad. Somos testigos de ella. Tenemos que entregarla como la hemos recibido, tal y como se nos ha entregado”.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta esa claridad Custodio. Yo afirmo el derecho democrático a q no manipulen mi voto. Con esa claridad no fui a votar.
    Un abrazo.
    Jose Manuel

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno el artículo de mossen Custodio Ballester; bueno y valiente. Algún comentarista opina que los miles de católicos que vamos a misa cada domingo no influimos para nada en las leyes de nuestro país. Seguramente porque lo que nos lleva a misa sigue siendo, todavía, más una obligación que una necesidad; pura religiosidad natural no cristianismo vivido.
    Los comentarios del señor Trenchs, como siempre, ni fu ni fa; suele nadar entre dos aguas. Y los de Laura yo diría que, dentro de los saberes que demuestra, se salen una vez más por la tangente. Uno y otra no entran en lo que mossen Custodio denuencia. O al menos, eso me parece a mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y usted, desde su totalitarismo:

      1. ) ¿nos quiere explicar lo que quiere dar a entender Mosén Custodio? Bien desmenuzado, gracias. Le estoy esperando, no lo olvide.

      2. ) ¿Qué es lo que tiene que pensar y responder cualquier comentarista según usted? Idem, gracias.

      Eliminar
    2. Sr. Anónimo de las 15,36.

      Gracias por leer mis comentarios aunque si a la Laura no le da en trato de Sra., no creo que yo merezca más que ella.

      Que vamos a hacer si hoy: "ni fu ni fa", quizá otro día saldrá mejor. ¿No le parece?

      Eliminar
    3. Me permito intervenir, como he hecho en otras ocasiones, en favor del sr. Trenchs. No le concozco de nada, pero por sus comentarios demuestra ser una persona ecuánime y equilibrada, lleno de celo cristiano. Sabe decir las verdades sin herir, con suavidad. Es, seguramente, persona modesta. ¡Qué diferencia con otros comentaristas, siempre crispados y buscando guerra! Me refiero a la comentada sra. Laura, o al sr. JVMG. Les intuyo buena formación y mejores intenciones, pero, por favor, si fuesen más delicados, su mensaje calaría más hondo. ¡Que los medios no arruinen el fin!

      Eliminar
  10. Cuánta razón tiene.

    ResponderEliminar
  11. Creo que no se estáis enfocando bien el problema del voto católico y el aborto, no es un problema de pasividad sino de aceptación. La mayor parte de los votantes del PSOE son católicos, un 70% se declaran católicos, y no tienen ningún problema con su ideología abortista y de género. Y lo que es peor, según una encuesta de Metroscopia para El País (2-10-1014), después de la retirada del proyecto de reforma de la ley del aborto que había elaborado Gallardón, se puso de manifiesto el fuerte apoyo de los católicos a la ley de plazos vigente. Un 69% de los que se declaran católicos respaldaba la decisión del Gobierno y un 47% entre los que son practicantes, frente a un 42% que estaba en contra.

    Esta es la triste realidad, que interpela a la Iglesia por la falta de formación de los laicos en la doctrina social de la Iglesia. Los fieles no entienden que no se trata sólo de una cuestión moral, deben entender el carácter perfectivo de la vida política.

    ResponderEliminar
  12. La web Religión en libertad, trae hoy un artículo PRO-VIDA del Dr. Poveda, que puede ser ilustrativo para el tema de Mn. Custodio.

    LOS PRO-VIDA DIVULGAMOS POCO Y MAL, YA HAY QUE USAR MÁS LAS REDES SOCIALES, CELEBRAR LOS ÉXITOS, DICE EL DR. POVEDA.

    El pasado mes de noviembre en el Museo de la Vida de Barcelona se llevó a cabo el primer “Encuentro de Rescatadores Pro-vida” de la ciudad, del cual nació una red de voluntarios en la Ciudad Condal que acudirá a los centros abortistas, presentará alternativas al aborto a las mujeres que se acercan a estas clínicas y acogerá con ayuda a las mujeres que opten por la vida.

    El rescatador se acerca a la madre que va a entrar dándole información sobre el aborto y sobre las ayudas que puede recibir. De esta forma estas madres tienen una última oportunidad para reflexionar y acogerse al acompañamiento que se les ofrece.

    En el encuentro participaron, entre otros, el periodista Jaume Vives, la doctora Díaz Cobos y el doctor Trullols, y expuso su experiencia como formador de “rescatadores” y activista provida el doctor Jesús Poveda, llegado desde Madrid.

    Reforzar la ayuda a madres y bebés

    El movimiento pro-vida en la provincia se ha reforzado recientemente con un nuevo centro de día en Badalona para embarazadas en situación de exclusión social, donde se las acoge de forma personalizada en todas sus necesidades espirituales y materiales durante dos años. Poveda alabó iniciativas como esta.

    “Hay una frase del Talmud que dice: Quien salva a un hombre, salva a la humanidad”, comentó Poveda. “Pues aquí en Barcelona se han salvado cientos de personas, miles de personas y eso hay que darle publicidar, contarlo. Los abortistas usan el método del caso límite caso para justificar el aborto y nosotros no sabemos contar los cientos de casos en que hemos ayudado.

    Hemos de hacer lo que hace Nadal, el tenista, que es celebrar el logro y luego divulgar los logros. Divulgamos poco y divulgamos mal. Por ejemplo, hay que usar muchísimo más las redes sociales, que tienen una capacidad increíble”.

    Reflexiones ante un bebé muerto.

    El Dr. Poveda empezó su activismo pro-vida hace 33 años, en 1983.

    “Fue cuando acabé la carrera de medicina, haciendo mi rotación por el servicio de ginecología en La Paz. Estaba ante un aborto espontáneo que había tenido una mujer.

    Al terminar el legrado, el médico me dijo: es muy importante que reconstruyas los cuatro miembros, brazos y piernas, el abdomen y el tórax, la cabeza y la placenta. Yo los reconstruí, los puse sobre la bandeja y me dijo lo has hecho muy bien.

    El ginecólogo se fue, la anestesista se fue, la señora se fue, la enfermera se fue, me quedé sólo mirando aquella imagen… y en este momento se estaba debatiendo en el Congreso de los Diputados el aborto. En este momento en el Congreso de los Diputados se estaba decidiendo que algunos niños pudiesen ser eliminados legalmente.

    Entonces yo me propuse ser una persona que diera voz a estos niños que no nacían”.

    El aborto es anti-ciencia, de malos profesionales.

    Jesús Poveda detalla en el aborto “nunca he hecho objeción de conciencia, siempre he hecho objeción de ciencia, porque la ciencia ha sido un argumento suficiente para objetar en el caso de la vida humana. Para otras cosas sí que he tenido que hacer objeción de conciencia. Profesionalmente hablando la objeción de ciencia es suficiente.

    Ningún catedrático de ginecología alardea de hacer abortos, ningún buen profesional de la ginecología alardea de haber descubierto una técnica nueva para hacer abortos porque los buenos profesionales saben que el aborto es un fracaso”.

    ResponderEliminar
  13. Laura, a las 17:33 de ayer, me reta con altanería: le estoy esperando, no lo olvide, grita desaforada. Pues mire, no voy a entrar al trapo. Si usted cree tener razón, con su pan se lo coma. Yo me he limitado a opinar, sin faltarle a nadie al respeto, y si usted no lo comparte me parece muy bien. La libertad de cada uno hade servir para eso y para mucho más. Y si se siente ofendida, le pido humildemente perdón.

    ResponderEliminar
  14. Buen comentario, amigo de las 15'48. Personalmente, puedo decrle que uno de los canceres de este blog es la arrogancia de algunos de sus comentaristas. Lo he comprobado en mis propias carnes: si no se está de acuerdo 100% con lo que dicen estos personajes, automáticamente le llaman "separatista", "indocumentado", "inmaduro", "seguidor de satanás"... o algo de esa especie.
    Es verdadera lástima que no siempre pueda llevarse a cabo un diálogo civiizado sobre temas de interés que, a meduno, aparecen en GG. Este blog es un soplo da aire fesco en la enrarecida atmófera eclesial de BCN. !!Por favor, que cuatro amargados llorones no lo estropeen!!

    ResponderEliminar
  15. ARCÁNGEL MIGUEL

    SAL DE LA TIERRA Y LUZ DEL MUNDO.

    VOSOTROS SOIS LA SAL DE LA TIERRA. MAS SI LA SAL SE DESVIRTÚA, ¿CON QUÉ SE LA SALARÁ? YA NO SIRVE PARA NADA MÁS QUE PARA SER TIRADA AFUERA Y PISOTEADA POR LOS HOMBRES.
    VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO.NO PUEDE OCULTARSE UNA CIUDAD SITUADA EN LA CIMA DE UN MONTE. NI TAMPOCO SE ENCIENDE UNA LÁMPARA Y LA PONEN DEBAJO DEL CELEMÍN, SINO SOBRE EL CANDELERO, PARA QUE ALUMBRE A TODOS LOS QUE ESTÁN EN LA CASA. BRILLE ASÍ VUESTRA LUZ DELANTE DE LOS HOMBRES, PARA QUE VEAN VUESTRAS BUENAS OBRAS Y GLORIFIQUEN A VUESTRO PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS.

    MATEO 5, 13-16

    SI EL PAPA, LA CONFERENCIA EPISCOPAL, LOS CARDENALES, OBISPOS Y RESTO DEL MINISTERIO DÉ LA IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA QUE NO SON POCOS, SI NO INTERVIENEN ¡PARA QUE NARICES ESTÁN!(SALVO EXCEPCIONES MUY PUNTUALES Y PERSEGUIDAS DENTRO Y FUERA DE LA IGLESIA CLARO ESTA) SU DENEGACIÓN DE AUXILIO A TANTAS ALMAS PÉRDIDAS, QUE LES CONDENA A ELLOS Y A SU VEZ CONDENA A SUS FELIGRESES... ¡ESOS NASCITURUS TIRADOS A LA BASURA O VENDIDOS POR PIEZAS ESTILO MATANZA DE TEXAS! ¡SUICIDIOS MASIVOS DE UNA HUMANIDAD ABANDONADA AL PECADO ABORTANDO, NO PUDIENDO SOPORTAR ESA CARGA EN SUS ALMAS GRACIAS A SU COMPLICIDAD! ¡COMO SE PUEDE MIRAR AL ROSTRO DE JESÚS CRUCIFICADO SIENDO CÓMPLICE!¡AL ROSTRO DE SU MADRE LA VIRGEN MARIA SIENDO ELLOS LOS QUE CRUCIFICAN DIA A DIA A SU HIJO ABORTÁNDOLO! Y LOS MÁRTIRES... ¿COMO PUEDEN IR A COMER O CENAR SABIENDO QUE MURIERON POR ALGO QUE NO DEFIENDEN? ¿DEJARÍA MORIR UN HERMANO A OTRO SIN HACER NADA? ¡ELLOS SI Y ENCIMA SILENCIAN A QUIEN INTENTA SALVAR A ALGUNO! "NO HAY AMOR MAS GRANDE QUE EL QUE DA LA VIDA POR SUS AMIGOS" ¿ES PALABRA DE DIOS O PARA ELLOS NO? ¡JESÚS SE DEJÓ CRUCIFICAR POR NUESTROS PECADOS Y NOS REGALA LA VIDA ETERNA! ¡Y ELLOS SE CONVIERTEN EN BURGUESES DE SOTANA PARA QUE PUEDAN IR DE CENA CON LOS VERDUGOS POLÍTICOS COMO HIZO CAIFÁS! ¿QUIEN TIENE QUE DEFENDER LOS VALORES CATÓLICOS SI NO SON ELLOS? ¡ALGUIEN SE IMAGINA QUE LOS SERVICIOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO ESPAÑOL NO LUCHARAN CONTRA LOS YIHADISTAS! ¿QUE NOS SUCEDERÍA? ESTOS HÁBITOS SIN MONJE, DEJAN MUESTRAS ALMAS DESPROTEGIDAS ANTE EL MALIGNO, SE FUMAN UN PURO Y SE DAN PALMADITAS UNOS A OTROS ¿QUE CLASE DE FE ES ESTA? ¿QUE CLASE DE DOCTRINA ES ESTA?¡LA IRA DE DIOS SERA TREMENDA Y NO HABRA PIEDAD ALGUNA! AUNQUE LA OSCURIDAD Y EL MALIGNO NOS RODEÉ ¡LA DIVINA MISERICORDIA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y SU PODER INFINITO DE LUZ DIVINA LLENA DE ESPERANZA! ILUMINA TAMBIÉN A VERDADEROS PASTORES QUE SE DEJAN LA PIEL POR SU REBAÑO, INTERCEDIENDO POR SUS ALMAS DIA A DIA, AMEN.

    SI DIOS ESTÁ POR NOSOTROS ¿QUIÉN CONTRA NOSOTROS?
    (RM 8,31)

    ResponderEliminar