viernes, 20 de noviembre de 2015

La Glosa Dominical de Gérminans

Reflexión a modo de notas hacia dónde nos orienta la liturgia del domingo
C:\Users\SISTACH\Desktop\arton1087.jpgÉL HA DE REINAR (Homilía enviada desde su monasterio en la Borgoña por Dom Gregori María)
Esta fiesta de Cristo Rey se sitúa en el corazón mismo de nuestra vida cristiana y en el centro de la misión evangelizadora de la Iglesia. Hemos pues de estar decididos a llevar a cabo el combate cristiano del que en sus Ejercicios Espirituales habla San Ignacio, resistiendo a todas las presiones que incluso dentro de la misma Iglesia recibimos, para alejarnos del Reino de Nuestro Señor Jesucristo, por esa casi apostasía que en la práctica constatamos entre no pocos creyentes. El objeto de nuestra fe es que Nuestro Señor Jesucristo reine en nosotros, en nuestra familias, en nuestra ciudades: “Oportet illum regnare” dice San Pablo. Es necesario que Él reine.
¿Por qué el papa Pío XI creyó necesario añadir al calendario litúrgico una festividad particular en honor de Cristo Rey? ¿Era necesaria? ¿Acaso la realeza de Nuestro Señor Jesucristo no estaba suficientemente significada y expresada en todas las fiestas del año litúrgico? En efecto, si leemos los textos litúrgicos de Navidad, de la Epifanía, de las grandes ceremonias de la Semana Santa, y aún si cabe con mayor razón las de Pascua y la Ascensión, veremos que la realeza de Cristo se encuentra constantemente subrayada. Todas esas fiestas, y cómo no la de Corpus Christi, no hacen otra cosa que manifestar el reino de Jesucristo y su reinado. ¿Por qué entonces instituir esta fiesta de Cristo Rey?
Cuando el 11 de diciembre de 1925, al final del Año Santo, el Papa Pío XI instituyó la Solemnidad de Cristo Rey, la colocó en un contexto global en el que se alzaban -sobre todo en Europa- formas peligrosas de totalitarismo político: del nazismo al comunismo, por citar sólo los dos bloques opuestos y más absolutistas. La idea de gobierno que parecía emerger en ese momento, no era sino un deseo de dominio absoluto.
Era evidente que estos modelos, en consecuencia, estaban también alimentados por una ola de violencia que conduciría al estallido de la Segunda Guerra Mundial, y que representaban a los ojos del Papa, una seria amenaza no sólo para la humanidad, sino también de la dimensión espiritual de un mundo, el cristiano, que apenas podía reconocerse a sí mismo, en uno u otro modelo, y vio que todo era un intento de cuestionar la supremacía de Dios sobre el mundo y la historia, tal como la fe cristiana enseña. ¡Los hombres queriendo destruir el reino de Jesucristo!
Leon XIII
Durante siglos, al mismo tiempo que las sociedades y los gobernantes iban reconociendo la realeza de Jesucristo, los que perseguían con odio al Evangelio y a la Iglesia de Jesucristo decidieron acabar con la Cristiandad, con el orden cristiano, con el reino de Jesucristo sobre las sociedades: fomentando disturbios para erradicar toda huella de Jesucristo y de su Iglesia en la sociedad. Tal como dijo el papa León XIII en su encíclica “Humanum genus” refiriéndose a la masonería: “su fin es destruir todas las instituciones cristianas”. Ese es su fin. Y no han claudicado en ello, tomando como primer objetivo destruir todo gobierno e institución que plantease una visión cristiana de la historia y la sociedad. Y no solamente eso. Para este fin han usado como instrumento destruir el reino de Jesucristo en las almas, creando un clima de apostasía general, un clima de ateísmo. Y el medio es arruinar la fe de las familias cristianas. Que las familias renuncien a Jesucristo. Si en ellas ya no reina su ley y su gracia, las vocaciones desaparecerán. Es lo que esperan. Esperan destruir la Iglesia por medio de la destrucción de la familia cristiana, llegando por este camino a los seminarios, los noviciados y las congregaciones religiosas.
Y ciertamente en la actualidad hemos de constatar que en principio están consiguiendo sus objetivos. E incluso una porción nada desdeñable de la Iglesia les presta ayuda y los secunda en esta apostasía. Lo constatamos por doquier. Son muchos los que afirman que el reino de Cristo en las almas y por consiguiente el reinado social de Nuestro Señor Jesucristo es cosa de otros tiempos. Increíble pero cierto.
Y no sólo, según dicen, es imposible, como siempre afirmaron los agnósticos y ateos, sino inoportuno. Eso era cosa de la Edad Media, no de nuestros tiempos modernos. Y eso no les basta: admiten como principio que Jesucristo no debe reinar en la sociedad, pues eso es contrario a la dignidad humana. Ese concepto de la dignidad humana según el cual cada hombre debe tener la religión de su conciencia. Imponer en la sociedad el reino de Cristo sería violar la conciencia y la libertad y por consecuencia la dignidad humana. Es por esa razón que reclaman que los estados sean, no aconfesionales, sino laicistas. Tal como sucede actualmente en España. Lo malo es que ante todo esto los católicos no reaccionamos porque han sembrado en nosotros toda clase de complejos. Es por ello que esta fiesta de Cristo Rey les parece inútil. Y así lo escuchamos en boca de muchos sacerdotes e incluso obispos. Sin embargo escuchamos en el himno de esta fiesta: “Scelesta turba clamitat: Regnare Christum nolumus” (La muchedumbre impía clama: No queremos que Cristo reine”) “Te nos ovantes ómnium Regem supremum dicimus” (Nosotros, entre ovaciones, te  proclamamos supremo Rey de todos”.
Santa Majestat de Caldes de Montbuí
Nosotros pues, nos oponemos al grito de la muchedumbre impía que no quiere que Cristo reine. Antes al contrario queremos y deseamos proclamarlo Rey. Anhelamos que Cristo reine no sólo en nuestras almas, sino en nuestras familias y en la sociedad.
Es la negación de pecado original lo que está en la raíz de esta apostasía. Si Nuestro Señor Jesucristo ha venido a la tierra y quiere reinar en todas las almas, en todas las familias, en todas nuestras ciudades, es precisamente para destruir tanto el pecado original como sus consecuencias: consecuencias abominables que conducen al infierno, que llevan a la muerte eterna. Él ha venido para otorgarnos la vida eterna. Si se niega el pecado original, Jesucristo no es necesario. ¿Y qué ha venido a hacer? Ha venido a alterar el orden de la libertad humana.
Pero si creemos que realmente hubo un pecado original y que todos los hombres están manchados por él con todas las consecuencias que conlleva el pecado original y que únicamente Nuestro Señor Jesucristo es capaz de curarnos de él, de darnos la vida, de purificarnos en su Sangre y darnos su gracia, de darnos su Ley, entonces hemos de girarnos hacia nuestro Salvador. Que Él sea nuestro Rey, que su Ley reine por doquier, que su gracia impere en todas las almas.
Si no existe el pecado original, los hombres nacen buenos y pueden desear lo que quieran, según su libertad y su conciencia. En otro himno de esta fiesta rezamos: “Gens et regnum quod non servierit tibi, peribit” (La nación y el reino que no te sirva, perecerá).
Cruces de Matagalls y de Pedralbes. (Izquierda y centro) y Calvario en Bretaña (derecha)
¿Qué tenemos pues que hacer ante esta situación? Desear el reino de Jesucristo, rezar con todo nuestro corazón, con toda el alma, especialmente en esta fiesta, pedir a Nuestro Señor que reine, que nos ayude, que venga en nuestro socorro. Dios sabe que nos ha dado todos los medios para salvarnos. Pero ante esta situación aparentemente insoluble ¿qué más podemos hacer? Pues lo que Jesucristo quiere que hagamos: sacrificarnos, es decir, santificarnos, resucitar la gracia que un día recibimos en nuestro bautismo para borrar el pecado original y todas sus secuelas. Bien sabemos que aún tenemos en nosotros esas heridas que el pecado original infligió en nosotros, que las llevamos en nosotros: y que hemos de luchar constantemente por la gracia de Jesucristo, a través de la oración, recibiendo digna y frecuentemente los sacramentos a través de la asistencia y participación en la Santa Misa. Sabemos que así purificaremos nuestras almas y éstas se santificarán y que nuestras almas harán reinar en ellas la ley y la gracia de Jesucristo. Y no hemos de hacerlo sólo por nosotros. Tenemos una misión, una vocación aquí en la tierra. No vivimos solos, aislados. Tenemos que hacer que Él reine en nuestras familias, en nuestros ambientes de trabajo, en nuestros barrios y ciudades. A través de nuestras buenas obras haremos ya presente su Reino en todo lo que hagamos por el bien de nuestra ciudad y de nuestro país. 

Templo Expiatorio del Tibidabo
Ha llegado el momento en el que los verdaderos católicos nos demos cuenta de la situación actual, de nuestro entorno que cada día se degrada más y más, año tras año. Nuestro pueblo aún no ha perdido del todo su fe católica. Aún hay mucha gente que cree, gente que aún tiene la verdadera fe católica. Hay que reunirlos, hay que despertarlos. Tenemos que hacer que entre nosotros reine la unidad, que todos los que tienen profundas convicciones católicas asuman responsabilidades. Es asombroso ver cómo en países de honda tradición cristiana, sus gobernantes  o atacan los valores cristianos o se avergüenzan de ellos, queriendo instaurar leyes anticristianas que pretenden socavar los fundamentos de nuestra civilización. Atacan la enseñanza católica, instauran proyectos legislativos abominables que atentan contra la juventud: aborto, permisividad sexual, droga, leyes educativas malsanas. Lobbys anticristianos minoritarios que consiguen marcar la marcha de la sociedad, dominando por completo el mundo.
Y todo ello es posible porque los católicos están convencidos de que no deben entrar en el ámbito público. Tienen miedo de hacerse presentes en el mundo de la política. Bien al contrario, deben comprometerse en ese sentido para impedir que todo lo malo se instaure; deben manifestarse públicamente, asumir responsabilidades por el bien de las almas, para instaurar el reino de Cristo en el orden social a través del compromiso social y político.
En este orden hay un enorme déficit de los católicos fieles a su fe. En aquellos pueblos en que los católicos son creyentes convencidos, deben tomar las riendas de la política, asumir responsabilidades municipales. Y lo mismo en los estados. No hay que tener miedo a asumir responsabilidades. Y eso no es hacer política de partido, colaborar con la mala política; eso es simplemente buscar el reinado social de Jesucristo. ¿De qué otro modo esperan estos católicos impregnar a la sociedad del bien de que son portadores?

 Y es por ello que hemos de rezar y animar a todos nuestros amigos y conocidos, a todos aquellos que están capacitados para asumir responsabilidades políticas, a participar en la vida pública. En la vecina Francia mucho ha cambiado en los últimos decenios en este sentido. No podemos imaginarnos cómo ha cambiado la vida en cientos de pequeños municipios e incluso en ciudades de una cierta importancia. Y enseñar a los fieles a votar con conciencia católica. Creo que es una de las enseñanzas en esta fiesta de Cristo Rey. Como decía santa Juana de Arco: « Combatamos, recemos y Dios nos dará la victoria” Si creemos  que es imposible, que no se podrá, que es demasiado difícil, que no podremos cambiar nada, entonces sí que no podremos invertir esta realidad.Pero si contamos con la gracia de Dios, Dios estará con nosotros. Dios quiere reinar, Él quiere el bien de las almas. Y si en consecuencia los católicos se unen, rezan, hacen sacrificios y militan en favor del reinado de Jesucristo, podemos contar con el auxilio de su gracia. Con la ayuda de la Santísima Virgen que es poderosa como un ejército en orden de batalla, con la ayuda de los santos, del arcángel San Miguel, de los santos patronos de nuestros pueblos y ciudades. Invoquémosles y pidámosles que Cristo reine en nuestros países, para salvar las almas de las generaciones futuras, salvar las nuestras y reconstruir desde sus fundamentos la civilización cristiana y el dulce reinado de Nuestro Señor Jesucristo.
Dom Gregori Maria Masclans, O.S.B.

28 comentarios:

  1. Dom Gregori, muchas gracias por esta hermosa homilia y las fotos que la acompañan en especial la del Templo del Tibidabo iluminado, que esta noche será, Dios mediante, a partir de las 22,00 horas tendrá lugar una solemne Misa acompañado de unos minutos de Adoración al Santísimo Sacramento, en oración comunitaria y en contemplación silenciosa.

    Por otra la petición del reinado de Cristo sobre la humanidad es tan antiguo como el mismo cristianismo, cuando Jesús al enseñarles a rezar a sus discípulos con la oración del Padrenuestro, en la segunda petición les dice VENGA A NOS TU REINO.

    La piedad es propiamente un afecto tierno y devoto al Padre, y también a todo hombre que se halle en la miseria. Como Dios es ciertamente nuestro Padre, no solamente debemos reverenciarlo y temerlo, sino que también debemos tenerle un amor tierno y delicado. Y este afecto es el que nos hace pedir que venga el reino de Dios. Tít. 2, 12-13: "Vivamos en este siglo con piedad y justicia, aguardando la feliz esperanza y la manifestación de la gloria del gran Dios".

    ORACIÓN A CRISTO REY.¡Oh Cristo Jesús! Os reconozco por Rey universal.

    Todo lo que ha sido hecho, ha sido creado para Vos. Ejerced sobre mí todos vuestros derechos.

    Renuevo mis promesas del Bautismo, renunciando a Satanás, a sus pompas y a sus obras, y prometo vivir como buen cristiano. Y muy en particular me comprometo a hacer triunfar, según mis medios, los derechos de Dios y de vuestra Iglesia.

    ¡Divino Corazón de Jesús! Os ofrezco mis pobres acciones para que todos los corazones reconozcan vuestra Sagrada Realeza, y que así el reinado de vuestra paz se establezca en el Universo entero. Amén.


    CONSAGRACIÓN DE LA HUMANIDAD PARA EL DÍA DE CRISTO REY, COMPUESTA POR EL PAPA PÍO XI.

    ¡Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano!

    Miradnos humildemente postrados; vuestros somos y vuestros queremos ser, y a fin de vivir más estrechamente unidos con vos, todos y cada uno espontáneamente nos consagramos en este día a vuestro Sacratísimo Corazón.

    Muchos, por desgracia, jamás, os han conocido; muchos, despreciando vuestros mandamientos, os han desechado.

    ¡Oh Jesús benignísimo!, compadeceos de los unos y de los otros, y atraedlos a todos a vuestro Corazón Santísimo.

    ¡Oh Señor! Sed Rey, no sólo de los hijos fieles que jamás se han alejado de Vos, sino también de los pródigos que os han abandonado; haced que vuelvan pronto a la casa paterna, que no perezcan de hambre y miseria.

    Sed Rey de aquellos que, por seducción del error o por espíritu de discordia, viven separados de Vos; devolvedlos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe para que en breve se forme un solo rebaño bajo un solo Pastor.

    Sed Rey de los que permanecen todavía envueltos en las tinieblas de la idolatría; dignaos atraerlos a todos a la luz de vuestro reino.

    Conceded, ¡oh Señor!, incolumidad y libertad segura a vuestra Iglesia; otorgad a todos los pueblos la tranquilidad en el orden; haced que del uno al otro confín de la tierra no resuene sino ésta voz:

    ¡Alabado sea el Corazón divino, causa de nuestra salud!

    A Él se entonen cánticos de honor y de gloria por los siglos de los siglos. Amén.

    ResponderEliminar
  2. He comparado, por mor de curiosidad intelectual, las glosas dominicales de los distintos obispos del Principado, más algunos blogs de esos monseñores, con el texto presentado aquí por Doom Gregori. Y he pensado, ¿por qué no sustituir la nadería con gaseosa por esta magnífica descripción teológico-histórica, aplicada a la realidad de nuestro entorno? ¿Por qué no convertirla en auténtica carta pastoral de los prelados de la provincia eclesiástica tarraconense, o como ellos mismos se autoproclaman Conferencia Episcopal Tarraconse? Decía el cardenal Muller quie, de acuerdo con la doctrina conciliar, las Conferencias Episcopales tiwenen autoridad doctrinal sólo cuando todos los obispos convergen; no es el caso de ese grupillo de mitrados que, aunque converjan carecen de auitoridad doctrinal porque su autoerección institucional carece de base. Pero hasta ahi llega la necedad. Por cierto, el Presidente de la Conferencia Episcopal legítima ha condenado vehementemente la semilla de la disgregación que alguno de la Tarraconense ha sembrado con entusiasmo y desvergüenza. La unidad, Dom Gregori, se funda en la verdad. Gracias por la magnífica relación.

    ResponderEliminar
  3. MÁRTIRES CAPUCHINOS. DISPUESTOS A DONARSE HASTA EL FIN

    La Orden se une muy estrechamente a los hermanos de la Provincia capuchina de Cataluña en la celebración de la beatificación de 26 de sus hijos, asesinados en odio a la fe durante la guerra civil (1936-1939).

    AYER 21 DE NOVIEMBRE EN LA CATEDRAL DE BARCELONA A LAS 11.30, LA IGLESIA PROCLAMARÁ BEATOS A FR. FREDERIC DE BERGA Y 25 COMPAÑEROS DE MARTIRIO. ¡ALEGRÉMONOS Y DEMOS GRACIAS AL SEÑOR!
    EL CONTEXTO HISTÓRICO
    La Provincia de Cataluña tuvo el Capítulo provincial del 13 al 16 de julio de 1936. Ya durante aquel Capítulo se habló de la posibilidad de que estallase algún tipo de revuelta, con incendios de iglesias y asesinatos de sacerdotes, como había sucedido ya en otros lugares. Se buscó modo de poner a salvo en casa de amigos los enseres más preciosos y los paramentos sagrados. Cada convento, además, tenía una lista de personas cercanas a los frailes, dispuestas a acogerlos. De manera que, al iniciar la persecución, inmediatamente después del estallido de la Guerra Civil, los hermanos se dispersaron y fueron acogidos por los familiares y por los amigos.

    No fueron las autoridades de la República quienes persiguieron a los religiosos. En aquellos primeros meses de guerra, la retaguardia republicana permaneció bajo el poder de los comités revolucionarios anárquicos, que se hicieron dueños de la calle sin que nadie se lo impidiese. Nuestros hermanos, en general, habían mantenido siempre una actitud dialogante con la República. Además, en Cataluña eran particularmente amados por su sintonía con “la Renaixença”, el movimiento de redescubrimiento y revalorización de la identidad catalana del fin del s. XIX y del principio del XX. Sin embargo, precisamente esto constituyó un agravante para algunos revolucionarios, los cuales consideraban la misma República y el amor a la propia tierra y cultura como características burgueses que debían ser erradicadas como la religión.
    La persecución no fue simplemente obra de personas no controladas. Había instrucciones bien precisas para buscar y suprimir a los religiosos. Se hicieron pesquisas en muchas casas privadas. Algunos de estos mártires tuvieron que huir de una a otra casa, sin poder hallar un refugio seguro. En el caso de fr. Martín de Barcelona, historiador que había estudiado en Lovaina y era autor de estudios sobre san Francisco y Raimundo Lulio, los revolucionarios detuvieron a toda la familia y, bajo amenaza de muerte, obtuvieron que los familiares revelaran donde se encontraba. Otros, como fr. Vicenç de Besalú, tuvieron que dormir al raso durante muchos días.
    He aquí el elenco de los hermanos capuchinos de los cuales se ha reconocido el martirio y serán beatificados:
    1. Frederic de Berga (Martí Tarrés Puigpelat)
    2. Modest de Mieres (Joan Bover Teixidó)
    3. Zacaries de Llorenç del Penedés (Sebastiá Sonet Romeu)
    4. Remigi del Papiol (Esteve Santacana Armengol)
    5. Anselm d’Olot (Laurentí Basil Matas)
    6. Benigne de Canet de Mar (Miquel Sagré Fornaguera)
    7. Josep de Calella de la Costa (Joan Vila Colomé)
    8. Martí de Barcelona (Jaume Boguñá Casanova)
    9. Rafael Maria de Mataró (Francesc de Paula Soteras Culla)
    10. Agustí de Montclar de Donzell (Josep Alsina Casas)
    11. Doroteu de Vilalba dels Arcs (Jordi Sampé Tarragó)
    12. Alexandre de Barcelona (Jaume Nájera Gherna)
    13. Tarsici de Miralcamp (Josep Vilalta Saumell)
    14. Vincenç de Besalú (Julià Gebrat Marcé)
    15. Timoteu de Palafrugell (Jesús Miquel Girbau)
    16. Fr. Miquel de Bianya (Pelai Ayats Vergés)
    17. Fr. Jordi de Santa Pau (Manuel Collellmir Senties)
    18. Fr. Bonaventura de Arroyo Cerezo (Tomás Díaz Díaz)
    19. Fr. Marçal del Penedès (Carles Canyes Santacana)
    20. Fr. Eudald d’Igualada (Lluís Estruch Vives). El más joven, tenía sólo dieciocho años
    21. Fr. Paciá Maria de Barcelona (Francesc Maria Colomer Presas)
    22. Fr. Ángel de Ferreries (Josep Coll Martí)
    23. Fr. Cebrià de Terrassa (Ramon Gros Ballvé)
    24. Fr. Eloi de Bianya (Joan Ayats Plantalech
    25. Fr. Prudenci de Pomar de Cinca (Gregori Charlez Ribera)
    26. Fr. Félix de Tortosa (Joan Bonavida Dellà)

    ResponderEliminar
  4. Con todo el respeto a la orden de capuchinos "sí fueron las autoridades de la República quienes persiguieron a los capuchinos y a otras órdenes ya incontables laicos". Dieron las armas a la masa y miraron a otro lado en las masacres. Es como decir que en Paracuellos los asesinatos no los cometieron las autoridades de la República.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Companys fue el responsable de la masacre. A ese escrito se le ve el plumero.

      Eliminar
  5. Muy bueno , especialmente su sutil circunloquio para referirse a la Masonería como "lobbys anticristianos minoritarios".
    Por cierto, Dom Gregori,¿ no estará usted retirado en el Monasterio de San José de Flavigny, que es una maravilla por su liturgia, por su fe, por su paz y por su belleza?

    ResponderEliminar
  6. ¡Viva Cristo Rey!
    http://www.adelantelafe.com/beato-miguel-agustin-pro-martir-de-cristo-rey/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta página de "adelante la fe" no tiene desperdicio:

      http://www.adelantelafe.com/franco-ejemplo-de-gobernante-catolico-jose-utrera-molina/

      Laura S, no entiendo que alguien pueda hacer propaganda de una web que publica cosas como esa de Franco. No sé si lo suyo es ingenuidad o mala fe.

      Que se recuerden las atrocidades anticlericales del bando republicano no solo es recomendable, sino muy conveniente.
      Pero que a estas alturas todavía haya quien escriba panegíricos de Franco, la verdad, roza el ridículo. Franco no fue ni fascista, ni falangista, ni católico. Solamente fue... franquista.

      Eliminar
  7. Claro que no tiene desperdicio , tiene usted razón: está informadísima y se atiene, además, a la doctrina cristiana de toda la vida, frente a la mafia masónico-jesuitíca modernista hoy en el poder, que con su rodillo desinformativo de agitación y propaganda impide que voces verdaderamente proféticas como la mencionada lleguen a la mayoría de los creyentes .
    A usted, además, le faltan unas cuantas lecturas de libros objetivos sobre la historia de España del siglo XX.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado anónimo 14:40,

      Gracias por leer mi comentario. Respecto a lo que usted dice, algunas puntualizaciones. Dice "[la web adelantelafe] se atiene a la doctrina cristiana de toda la vida". Bien, habría que precisar qué entiende usted por doctrina cristiana de toda la vida.

      1.-¿Poner a la altura del betún al Santo Padre es doctrina cristiana de toda la vida? (y no me refiero a las críticas legítimas o disensiones que todo católico puede tener; en Adelantelafe van más allá de eso. Cargan las tintas de manera descarada contra Francisco. Es ojeriza patológica).

      2.-¿Ensalzar a Franco es doctrina cristiana de toda la vida? Sin quitar la parte de culpa que tuvo el bando republicano (ahí no busco modelos cristianos), es difícil ver alguna virtud cristiana en los cabecillas del Alzamiento... cuando el golpe de estado expréss fracasó, estuvieron dispuestos a mantener una guerra civil de tres años con 1 millón de muertos. ¿Habría aceptado pagar ese precio un gobernante verdaderamente católico?

      3.- ¿Es posible negar hoy en día que Franco instrumentalizó la religión católica para justificar su Cruzada (y su millón de muertos)?

      4.- Un gobernante católico ¿se hace construir para sí mismo un mausoleo ciclópeo como hizo Franco, por mano de condenados políticos que "redimían penas"?

      5.- Un gobernante tan "católico" como Franco ¿tiene una hija, un yerno y una nieta protagonistas de la prensa rosa? Muerto Franco, a la hija la detienen en el aeropuerto cargada de oro rumbo a Suiza... El espectáculo verde del yernísimo mujeriego... La nietísima multi-divorciada...

      6.- Un gobernante católico, ya entrada la década de los setenta ¿sigue con fusilamientos?

      7.- Un gobernante católico, en visperas de esos fusilamientos ¿desatendería las peticiones de clemencia hechas por el mismísimo Pablo VI?

      Eliminar
    2. "Adelante la fe" es una web extraordinaria y PROFÉTICA que muchos lectores de Germinans leen con asiduidad, pero yo nunca he visto poner en ella a la altura del betún al Santo Padre , lo que pasa es que este Santo Padre, demasiado a menudo, se pone él mismo a la altura del betún muchas veces . Y "Adelante la fe" no hace otra cosa que dar cuenta de ello.
      Además, caballero, no olvide una cosa: Francisco no es más el vicario de Cristo, o, como él dice, el obispo de Roma, Y hay que obedecer ante todo a Cristo..., por eso son proféticos los de "Adelante la fe" porque se la juegan, porque van contra corriente, porque no buscan cargos ni mitras ni tranquilidad, porque a pesar de todos los inconvenientes que comporta denunciar las infidelidades al Señor de los mandamases actuales de la Iglesia, hablan con verdad como los antiguos profetas

      Eliminar
    3. "Adelante la fe" es una web extraordinaria y PROFÉTICA"
      "hablan con verdad como los antiguos profetas"

      Mal asunto si vamos atribuyendo a una web cualidades sobrenaturales cual es el don de la profecía, ¿no le parece?

      "que muchos lectores de Germinans leen con asiduidad" En esa frase va implícita la mentira. Es casi un chiste. ¿Cómo sabe qué leen "muchos" lectores de Germinans? Lo único que puede asegurar es que leen Germinans.

      Yo, al contrario que usted, cuando por curiosidad he entrado en Adelantelafe he percibido un intenso olor a azufre. Es el demonio quien anda ahí escondido. Lo de denunciar "las infidelidades al Señor de los mandamases actuales de la Iglesia" es la tapadera. La intención es sembrar odio y división en la IC. ¡Apártate de mí, Satanás!

      Eliminar
  8. 8.- Puestos a buscar dictadores modelo de catolicismo (si es que eso fuese remotamente posible), quizá sería más oportuno ensalzar al vecino António de Oliveira Salazar. Antiguo seminarista, no se hizo con el poder tras ninguna guerra civil, permaneció célibe y dio muestras de una austeridad casi mística que ya hubiese querido Franco. Y pidió ser enterrado en una sencilla tumba en su pueblo natal, junto a la de sus padres.

    9.- Si tuviesen la mirada más amplia, en lugar de sacar lustre a una figura insalvable como Franco (que debe estar cociéndose en el infierno junto a Hitler, Stalin y Mussolini), preferirían recordar a verdaderos gobernantes cristianos que sí hubo en Europa: Alcide de Gasperi, Robert Schuman, Dag Hammarskjöld... Verdaderos ejemplos para la humanidad (los dos primeros, en proceso de beatificación; el tercero, premio Nobel de la Paz). Pero claro, España sigue siendo diferente... Aquí preferimos seguir mirándonos el ombligo.

    10.- Dice alegremente "A usted, además, le faltan unas cuantas lecturas de libros objetivos sobre la historia de España del siglo XX". Ahí empieza usted un ataque personal, ¿y qué sabrá qué he leído y qué no he leído? Mire, de historia española contemporánea he leído a historiadores serios y académicos, y también he leído a pseudo-historiadores revisionistas tipo Pío Moa, Ricardo de la Cierva y Cesar Vidal. No es solo leer; es cuestión de ser honesto y no defender lo indefendible contra viento y marea. Poner a Franco como ejemplo de gobernante católico es, simplemente, un insulto a la inteligencia y a la dignidad humana.

    ResponderEliminar
  9. Tras leer su escrito , son claras dos conclusiones:

    1.Usted ha sido y es un gran lector de "Hola", "Lecturas" y la prensa rosa.
    2. Su visión maniquea, superficial y simplista de la historia reciente de España refleja una falta de lecturas sólidas y equilibradas sobre historia española contemporánea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Esos son todos los argumentos que puede ofrecerme? Va flojo, caballero.

      Dígame, ¿qué lecturas "sólidas y equilibradas" me recomienda sobre historia contemporánea? En mi biblioteca tengo varios estantes dedicados al siglo XX español y europeo con ejemplares en español, inglés, italiano, francés, portugués y catalán.

      Naturalmente, si quiere encontrar a indocumentados hagiógrafos de Franco, los encontrará a espuertas, así como a la trasnochada hija de Blas Piñar o el exministro Utrera Molina, que son las luminarias de Adelantelafe que ven en el Caudillo poco menos que al apóstol Santiago. Me viene a la memoria el "Celtiberia Show" de Carandell, donde se reproducía una estampita que circulaba cada 30 de abril anunciando misas por el alma de Adolfo Hitler...

      Amigo, por favor, seamos serios. Franco, de católico modélico, nada.

      Eliminar
  10. A ver, caballero,¿ a qué viene su obsesión maníaco-compulsiva por Franco?
    Estamos hablando de otra cosa: de webs y blogs proféticos que a usted no le gustan porque son críticos con el poder eclesial actual, cuya línea jesuítico-masónica modernista cada vez salta más a la vista.
    Usted tiene todo el derecho a ser del partido bergogliano, pero no salga por la tangente ni vaya tan de sobrado.

    ResponderEliminar
  11. Vamos a ver,señor, o monseñor, o padre absesionado todavía por Franco (¡y a estas alturas!), ¿ha leído usted la certera y nada hostil biografía de Omar Bello sobre Francisco? Pues léala,hombre, se llama "El verdadero Francisco". Si la Compañía no lo ha hecho desaparecer todavía de Internet, se lo puede usted descargar: no tiene desperdicio. Pero le veo demasiado partidista para atreverse a ello.Pero un hombre que presume de tantos libros y tantos idiomas no tendría que ser tan partidista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero usted se ha informado de quién era el tal Omar Bello? Indague un poco por ahí. Verá qué clase de personajillo era.

      Me acusan de ser del "partido bergogliano" ¿Qué partido es ese? Personalmente prefería a Ratzinger. Yo soy simplemente católico, y como tal me repugna esta campaña -inspirada por el demonio- contra el actual Papa. Me repugnan la maldad y la mentira. La falta de Amor que se aprecia en páginas como DenzingerBergoglio: o son enfermos mentales con un transtorno obsesivo, o son muy mala gente (el diablo mismo). ¿Cómo si no alguien dedica tantas,tantísimas horas y páginas y energías a difamar a alguien a diario?
      Esos que escriben en DenzingerBergoglio afirman ser sacerdotes diocesanos: ¿tanto tiempo libre tienen? ¿no sería mejor que intensificasen su labor pastoral?
      Allá ellos con su conciencia.

      Eliminar
    2. Mire: por lo que usted dice no nació precisamente ayer, pero debe saber que la sabiduría no es un fruto automático de la ancianidad. La piedra de toque para comprobar si un viejo es realmente sabio es que no sea sectario. Pero he aquí la prueba del nueve de su sectarismo, caballero o padre: cuando se refiere usted a historiadores que no son de su gusto los etiqueta de "pseudohistoriadores".
      ¿ Por qué no se sabre siquiera un poquito más ,don Politicamente Correcto?
      ¿No sabe todavía, a su edad, que la verdad es la verdad ,la diga Agamenón o la diga su porquero? Además,señor (o padre), hay que razonar con la cabeza y no con las vísceras como usted hace.

      Eliminar
    3. Mire:

      El único argumento que es usted capaz de usar contra mí en su última intervención es que llame "pseudohistoriadores" a ciertos autores revisionistas que pretenden dar la vuelta a la historia y pasarnos a Franco como si fuese la Madre Teresa. ¿Pero no me decían ayer que dejase el tema de Franco... que si me iba por la tangente...que si era un obsesivo? Pero bueno, ya que usted vuelve al tema, le diré, por ejemplo, que a Cesar Vidal le han pillado haciendo trampas en sus libros. Véase el estudio del profesor González Calleja. Ninguno de la terna que yo citaba (Vidal, Moa, De la Cierva) tiene publicaciones científicas acreditadas en el mundo académico. Ninguno. Son tan historiadores como yo (o sea, nada).

      Lo que le digo le escuece, y por eso me suelta "hay que razonar con la cabeza y no con las vísceras como usted hace". Es el recurso fácil, ¿verdad? Quien suelta primero la manida frasecita parece que ya tiene la razón asegurada... Pero vamos a ver, ¿qué pruebas me da de que no usted piensa con el hígado? Porque por la endeblez de sus argumentos hasta ahora, eso es lo que parece.

      Ahí dejo el diálogo, don Indocumentado. No terciaré más en este debate. Rezaré por usted.

      Eliminar
    4. Gracias por rezar, pero además de rezar ábrase más, por favor, no sea tan maniqueo y unilateral. ¿De qué sirve la vejez sin la amplitud de miras?

      Eliminar
    5. Lo siento, pero su respuesta le delata: pura hiel. Y eso que va de puro...
      Rezaré por usted para que el Señor le ilumine y le conceda humildad y mansedumbre y verdadera sabiduría.

      Eliminar
  12. Me permito intervenir en esta discusión sobre determinadas webs anti-Francisco, ya que dispongo de información fiable al respecto.

    Me consta de fuente perfectamente informada, que detrás de Adelantelafé y otras parecidas no está el demonio, sinó algo más vulgar. Todas ellas están mantenidas por lobbys norteamericanos "neocon" (no está claro que la propia secretaría de Estado o la CIA no estén también metidos). El objetivo, es claro, se trata de evitar la ebullición de la "opción por los pobres" principalmente en Latinoamérica, muy agitada desde la elección de Francisco.
    Logicamente, este origen oscuro lo negarán siemore desde esas páginas. Espero que la información les sea útil.



    ResponderEliminar
  13. ¿Cuál es esa fuente tan bien informada que usted se permite el lujo de no citar? No haga usted trampas, por favor.
    No me diga que usted se cree que las webs que tantos sarpullidos les producen a algunos han sido creadas por la CIA de Obama para combatir "la ebullición de la opción por los pobres". Pero no siga: usted por lo menos es de Podemos pero de que pasado por Sarrià o Caspe. Se le ve demasiado el plumero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días,

      No soy de podemos, ni he pasado por los jesuitas, me eduqué con los franciscanos en Palma de Mallorca, en tiempos del director que fue el p. Jaume Genovard. No diga que se me ve el plumero, porque no hay segundas intenciones. La información la dí porque me parecía de interés. La fuente exacta no la revelaré, pero le diré que tiene que ver con alguien muy próximo al cardenal Burke. Espero haber satisfecho su curiosidad. Y por cierto, usted se comporta como un grosero al ponerme calificativos sin saber nada de mí.

      Eliminar
  14. A ver : según usted alguien muy próximo al cardenal Burke le ha dicho a usted que tras "Adelante la fe"está la CIA de San Obama. ¿Alguien muy próximo, es decir, su tía, o su hermana, o su sobrino, o...? ¿Pero usted se cree que está en Disneylandia, hombre de Dios? Su historieta, y perdóneme, no se la creería ni un niñato de la ESO. que ya es dedir.
    Rezaré por usted para que el Señor le conceda un poquito más de perspicacia y clarividencia.

    ResponderEliminar
  15. ¿Pero de qué va usted, Anónimo? Su manera de contestar ya demuestra su bajeza.

    ¿Es que no sabe leer o qué? ¿Le falla el cerebro? Entérese bien, maleducado: yo aporté una información que creí de interés. La creo de máxima exactitud, pero lógicamente soy falible. Pues bien, usted se ha dedicado a atacarme personalmente.
    ¿En su casa es tan bruto?
    Ande con Dios, hermano.

    ResponderEliminar