miércoles, 25 de noviembre de 2015

Carta del obispo Juan José Omella a los niños que celebran la Primera Comunión

Cada año, el obispo Don Juan José Omella escribía una carta a los niños de la Rioja que iban a recibir la Primera Comunión. Reproducimos íntegramente la que corresponde a este año 2015. Aunque hace muchas referencia a realidades riojanas, éstas pueden ser substituidas por realidades similares de Barcelona y ser aprovechada para este mismo año de catequesis.

Queridos niños y niñas:

Una antigua tradición del siglo XIV, confirmada por diversas fuentes históricas y arqueológicas, dice que sobre el altar de la capilla lateral de la iglesia de Cebreiro, en Galicia, estaba celebrando la eucaristía un sacerdote benedictino. Pensaba que aquel crudo día de invierno, en que la nieve se amontonaba y el viento era insoportable, nadie vendría a la misa. Pero se equivocaba. Un paisano de Barxamaior, llamado Juan Santín, se acercó caminando hasta Cebreiro para participar en la Santa Misa. El monje celebrante, de poca fe, no supo valorar la fe y el sacrificio del campesino que viajó a pie en un día de tanto frío. En el momento de la Consagración el sacerdote percibe cómo la Hostia se convierte en carne sensible a la vista, y el cáliz en sangre, que hierve y tiñe el mantel del altar.

El sacerdote no salía de su asombro. Se preguntaba qué significaba aquello que estaba viendo con sus ojos. Jesús quería afianzar la débil fe de aquel monje, pero quería también afianzar la de todos los hombres de la tierra. La verdad es que se trataba de un milagro asombroso. Jesús mostraba al sacerdote que Él está realmente presente en el pan y el vino consagrados en la misa. 

La noticia del milagro se propagó por todas partes propiciando así una gran devoción a Cristo en la Eucaristía. A pesar del tiempo, guerras e incendios, el milagro llega hasta nosotros como signo poderoso de la verdad: Cristo está vivo, resucitado, Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, en la Eucaristía.

Ya en los primeros años del siglo XVII el P. Yepes escribía: "Yo, aunque indigno, he visto y adorado este santo misterio, he visto las dos ampollas, en una de ellas está la sangre, que parece apenas coagulada, roja como la de un cabrito recién sacrificado y he visto también la carne, que es roja y seca".

No lo olvidéis, queridos amigos, Jesús, nuestro amigo, el Hijo de Dios, a quien recibiréis en la Comunión, está presente está presente en el trocito de pan que os entrega el sacerdote en  la misa. A veces la gente dudde si es verdad; puede ser que tú también tengas dudas en algún momento, pero el Señor ha hecho tantos milagros recordándonos que está presente, que no sé por qué dudamos tanto. Él nos invita a tener una profunda mirada de fe y a decirle: “Señor creo que estás presente en la Eucaristía, pero aumenta mi fe”.

Dentro de pocos días harás tu Primera Comunión. Deja que Jesús entre en tu corazón,  acógelo con cariño y no dudes en dejar que sea tu amigo. Sí, cuando comulgues haz silencio, cierra los ojos, háblale a Jesús en el silencio de tu corazón y sabrás que Él te quiere y te acompaña.  Y sentirás que Él te invita a mirar con cariño a todas las personas, especialmente a los más pobres, a los que sufren, a los que nadie quiere, a los que están solos y abandonados. No dejes de mirarlos con amor y de rezar por ellos.

Queridos niños y niñas: 

Decidles a vuestros padres que no queréis que gasten mucho dinero en vuestra fiesta de la Primera Comunión. Decidles que estamos en crisis económica y mucha gente no tiene trabajo ni comida, que muchos niños en el mundo se mueren de hambre. Decidles que lo que le gusta a Jesús es que vuestro corazón esté limpio de pecado y dispuesto a hacer siempre el bien. Decidles también que lo importante es que recen con vosotros, que ellos también se confiesen y comulguen, que sean amigos de Jesús y que se quieran mucho y vivan muy unidos, porque lo pasáis mal cuando los veis discutir con malos modos, con mal genio.

Y no os olvidéis de pedirle a Jesús que no falte en vuestras casas, en vuestras familias, el buen vino del amor como en Caná de Galilea. Pero recordad lo que les dijo la Virgen a los sirvientes, antes de convertir el agua en vino: “Haced lo que Él os diga”. El secreto de la felicidad está en hacer siempre lo que nos dice Jesús, lo que a Él le agrada que hagamos, pues Él nos hizo y sabe cómo somos, sabe lo que nos hace bien, lo que nos daña, nos deshumaniza, nos destruye .

Y como a Jesús le gusta que miremos con amor a los demás, que ayudemos a los niños más necesitados y que compartamos nuestras cosas con ellos, queremos que los niños riojanos que hacen la Primera Comunión entreguen un donativo a los niños más pobres del mundo. Este hermoso gesto, compartir lo que tenéis con los que no tienen, dice mucho del vuestro buen corazón.

Este año os propongo que ayudéis a niños y adolescentes malnutridos, y con minusvalías físicas y psíquicas de FIANARANTSOA en Madagascar; allí trabaja la hermana misionera ÁNGELA MARTÍNEZ DE TODA, Hija de la Caridad, natural de Badarán. Esos niños son muy pobres y necesitan de vuestra ayuda.

¡Sed generosos! Pero no olvidéis que más hermoso que dar un donativo es rezar todos los días por los niños que no conocen a Jesús . ¿Queréis comprometeros a ello? Os animo a participar en todas las actividades de la Infancia Misionera y no os olvidéis de apuntaros en vuestras parroquias o colegios a la revista GESTO. Participad en las actividades que organiza la Delegación de Misiones: Peregrinación a Javier, a Valvanera, Sembradores de Estrellas etc. Ojalá que un día, cuando seáis mayores , os decidáis a ser misioneros y marchar al Tercer Mundo a trabajar para que otros niños puedan conocer y amar a Jesús, el Hijo de Dios, el amigo de todos los hombres. Rezad por los misioneros. ¡Qué buenos y generosos son!, ¿verdad?

Y no quiero despedirme de vosotros sin recordaros tres cosas, que os harán mucho bien a vosotros, a vuestros hermanos y vuestros amigos:
1. Que pongáis en vuestra habitación el rinconcito de oración. Los catequistas y el sacerdote os explicarán cómo hacerlo. Ellos os darán, la imagen, el icono, de la Sagrada Familia de Nazaret. Y no dejéis de rezar todos los días en ese rincón, vuestro rincón de oración.

2. Que forméis parte de Naz@red, es decir, del gran grupo de niños que rezan diariamente para que haya muchos y buenos seminaristas. ¿Conocéis el Seminario y los seminaristas de nuestra Diócesis? Decid a los catequistas que os lleven al Seminario, es una casa muy grande y bonita. Podréis conversar con los jóvenes que viven allí y se preparan para ser sacerdotes.

3. Que queráis mucho a vuestros padres, hermanos y abuelos. Obedecedles siempre, colaborad en las tareas de la casa, y no seáis caprichosos y niños mimados. Haced todo lo posible para que la alegría y la unión reinen entre vosotros, sabiendo compartir con alegría lo que tenéis.

Os quiere y os bendice:

+ Juan José Omella Omella
Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño
Marzo de 2015

14 comentarios:

  1. Milagros eucarísticos actuales25 de noviembre de 2015, 23:09

    El Dr. Castañón ha analizado científicamente los más recientes milagros eucarísticos:

    www.youtube.com/watch?v=kVszdZYuMK4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Modernamente, se han dado muchos milagros eucarísticos en el mundo como nunca se habían dado en la historia, pero en Europa son ignorados por culpa de la teología progresista que niega los milagros.

      Eliminar
  2. Qué maravilla de carta. Espero que Don Juan José, cuando llegue a Barcelona, siga con la tradición que empezó Don Ricardo (interrumpida por Martínez) de presidir la misa de 7 los domingos en la Catedral y retransmitida por Radio Estel, para que todos los diocesanos podamos oir las enseñanzas de nuestro pastor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ver un obispo en Barcelona es una cosa rara, excéntrica y curiosa.

      Si lo hace, hara un bien.

      Eliminar
    2. Cuando era pequeño vevía en un pueblo de 800 habitantes i veía al cura cada día. Ahora vivo en uno de 30.000 y sólo lo veo si voy a misa.
      Cómo quiere anónimo de la 1:10 ver al obispo en una ciudad de un millón y medio de habitantes?

      Eliminar
    3. Pues ver al obispo en una ciudad de un millón y medio de habitanttes, no debería ser nada raro si estuviese en su sitio, es decir, en su cátedra celebrando semanalmente (al menos) la eucaristía

      Eliminar
  3. Esta Carta del obispo Juan José Omella a los niños que celebran la Primera Comunión, para mi es preciosa y cambiando la Virgen de Valvanera, por la de Montserrat o la de la Merced y el famoso milagro eucarístico de O Cebreiro, por el de IVORRA, que tiene alguna similitud con el de Galicia, ES MUY VÁLIDA PARA LOS NIÑOS DE LA POBLACIÓN QUE SEAN.

    En el año 1010, el sacerdote de Ivorra, Bernat Oliver, estaba celebrando la misa en la Parroquia de Santa María de Ivorra, situado a escasos mil metros de la población. En el momento de la consagración dudó de la presencia de Jesucristo en la Eucaristía y en aquel momento se produce el prodigio: el vino que contenía el cáliz se convierte en sangre y se derrama sobre el mantel del altar, llegando hasta el suelo.

    Ante el asombro de los presentes, unas mujeres que hilaban a la puerta de la iglesia entran y con las estopas que llevaban en las manos recogen la sangre procedente del cáliz.

    San Ermengol, que fue obispo de Urgell desde el año 1010 hasta 1035, se hallaba en la vecina población de Guissona y rápidamente lo avisaron de lo que había pasado en Ivorra. Enseguida se personó, recogió el cáliz y los manteles llenos de aquella sangre y las llevó a Roma.

    El papa Sergio IV, después de oir el relato del obispo Ermengol, firmó una Bula pontificia certificando que se trataba de un verdadero milagro, guardó para sí el cáliz y dió a Ivorra una serie de reliquias, concediendo al pueblo privilegios para la Cofradía de Santa María de Ivorra que San Ermengol había fundado. Aquellas reliquias, junto con una parte del mantel manchado de sangre y el documento pontificio, fueron colocadas bajo el altar mayor de la iglesia parroquial de Ivorra dedicada a Sant Cugat, inaugurada el año 1055 por el obispo Guillem de Urgell.

    Incluso se podría acortar sin la inclusión del milagro eucarístico. Ya de por si, el resto ya habla de la PRESENCIA REAL DE JESUS EN EL CORAZÓN DEL NIÑO y que es necesario CONFESAR.

    Es más, después de leer la entrevista al periódico LA RAZON de ayer, parece otro Obispo.

    ResponderEliminar
  4. Excelente. Bienvenido nuevamente Mns. Omella.
    Nos hará mucho bien, que falta hace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos ansiosos. De qué va a tratar el dossier de nuestro fundador?

      Eliminar
  5. Que Omella se pase por las parroquias, monasterios y centros católicos26 de noviembre de 2015, 15:55

    1. Que pongáis en vuestra habitación el rinconcito de oración. Los catequistas y el sacerdote os explicarán cómo hacerlo. Ellos os darán, la imagen, el icono, de la Sagrada Familia de Nazaret. Y no dejéis de rezar todos los días en ese rincón, vuestro rincón de oración.

    .......

    1. En Cataluña, el "rinconcito" está formado por la meditación, visualización y concentración en la Nueva Era y sus múltiples variantes: lo último del taller, seminario o curso de yoga, zen, karma, nirvana, energía o fuerza cósmico-telúrica, teosofía, eneagrama, danza espiritual, chikung, tantra, reiki, qigong, i ching, horóscopo...

    2. Espero que Omella o sus delegados visiten activamente las parroquias y los monasterios, las escuelas y las casas de espiritualidad, los centros y universidades católicas, para ver la realidad a pie a tierra, no la denunciada (que es nada) o la loada (que es toda).

    3. El pacto del statu quo de Sistach consistió en que el obispo sólo visitaba si recibía una invitación del rector o superior, lo cual o no llegaba o llegaba previa limpieza de la casa para dejarla como un poblado Potemkin. Efectos: que la diócesis se ha podrido en la Nueva Era y la desobediencia fideístico-moral, litúrgico-cultual y teológico-espiritual.

    4. Armand Puig, Rector del Ateneu Universitari Sant Pacià, ha publicado un artículo titulado "De Sistach a Omella" en El Periódico:

    http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/sistach-omella-4695802

    En este artículo se refiere indirectamente a Germinans Germinabit en las siguientes líneas:

    "... Por otra parte, era importante tejer una relación normalizada con Roma, de modo que Barcelona se singularizase no tanto por los problemas -reales o imaginarios- como por los proyectos exitosos. Barcelona tenía que ganar la posición, como se diría en argot deportivo, +++ante ciertos análisis intencionada y repetidamente sesgados de la realidad eclesial catalana: fundamentalmente, la presentación de Catalunya como un país descristianizado y con una Iglesia en declive, en contraste -así se quería hacer creer- con otros territorios de España+++."

    Espero que Omella venga en persona o por representación por nuestra parroquia y haga como los obispos de antes, los que sí querían saber lo que pasaba en la parroquia y su cercanía circunstante de parroquias, escuelas, conventos, monasterios y centros católicos de todo tipo. Tendrá sorpresas mayúsculas: monjas progresistas de escuela que nunca se confiesan hasta que la Iglesia acepte el sacerdocio femenino, religiosas de colegio que están metidas en comunidad dentro de la satánica Nueva Era...

    Que venga, se presente, pregunte, vea, que haga como el obispo Wojtyla en Cracovia: querer saber, querer conocer, querer informarse sobre la verdadera y auténtica vida en Jesús de la parroquia, el centro, el convento, y expulsar todo, todo lo que sean anticatólico. Sin amigos, sin complicidades, sin excepciones.

    Y que escoja las mejores piedras y vigas para construir la Casa de Jesús en Barcelona, y sacar, sea amigo o pariente, a toda piedra o viga que sea impropia, inidonea, incapaz, incompetente. Ni amigos, ni conocidos, ni parientes, ni familiares. La oveja por encima de todo.

    Con Sistach, hemos tenido que sufrir a sus amigos y parientes yendo como señores feudales por donde no les compete ni les importaba, con aires de denuncia a "su" si había algo que herían sus ojos progresistas (han sido la plaga silenciosa de descatolización de Barcelona), pero incongruentes consigo mismos y con las normas de la Iglesia: mientras miraba si en el altar había una imagen repetida de la Virgen María o un tabernáculo de más, incumplían flagrantemente la obligación y el deber inexcusable de los sacerdotes de llevar sotana o camisa. Para los enemigos la ley, para los amigos la misericordia del laissez-faire, laissez-passer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Para los enemigos la ley, para los amigos la misericordia del laissez-faire, laissez-passer."

      Mmm... me suena a Jubany y sus yupi-amiguetes...

      Eliminar
    2. Larga parrafada de consejos, de suma prudencia, de cómo actuar, de cómo hacer, proceder el nuevo Obispo de Barcelona. Pondría a este anónimo del 26 de las 15:55 además de secretario personal de su Excelencia Rvdma.todo un dossier de prioridades, de actividades...No sé pero, quizá podríamos afirmar ."quien mucho "alarga" poco aprieta....Animo, Anónimo, aconseje pero "esto brevis et placebis".

      Eliminar