martes, 27 de octubre de 2015

La tarjeta Black de Ramon Batlle

La parroquia de la Mare de Déu de Núria de Barcelona, en plena zona alta del Eixample barcelonés, actúa de Tribunal Eclesiástico bis. Su párroco, Santiago Bueno Salinas, es el presidente del Tribunal Eclesiástico de Barcelona. Sus adscritos, Josep Casanova Domènech y Vicent Benedicto Morant, juez eclesiástico y defensor del vínculo de dicho Tribunal. 

A tanta concentración de letrados en la parte alta de la Diagonal, se va a sumar ahora el ya juez eclesiástico Ramon Batlle Tomás, nuevo párroco de Sant Ramon de Penyafort. Una parroquia puesta bajo dedicación del patrono de los abogados y  colindante con la de Núria. Su domicilio: la zona más chic de la Rambla de Catalunya.

El acumulador de cargos Batlle es también jefe de personal de los trabajadores del Obispado y ecónomo de facto de la archidiócesis dada la ancianidad del manierista Matabosch. Batlle es un hombre con un buen estómago. Participó muy activamente y en primera persona en las denuncias judiciales contra Germinans que acabaron con absolución para esta web y dinero y tiempo perdido para el obispado. No es el único caso que ha hecho sufrir mucho a terceros inocentes. 

Parece que se ha desatado una batalla sorda por la presidencia del Tribunal que seria la guinda que culminaría el cursus honorum del criado-al-lado-del-matadero-de-pollos de la Cooperativa Agrícola de Guissona. De conseguirlo, solo le faltaría la canonjía. Pero no es este el motivo por el cual Bueno ha empezado a sospechar de Batlle.
A la izquierda, Mn. Santiago Bueno. A la derecha, Mn. Ramon Batlle
Bueno es un hombre que no quiere que algún día le acusen de haber mirado hacia otro lado de estallar un Batlle-gate. A pesar que mantienen una relación en el tribunal eclesiástico estrecha, cosa que dificulta iniciar de oficio una investigación sobre Batlle, Bueno ha empezado a estar atento a les actividades extra-canónicas del protegido de Matabosch y Arenas. No quiere salir salpicado ni su nombre ensuciado por pasividad corporativista cuando algunos se dirijan a él para preguntarle: que hiciste como presidente de los jueces eclesiásticos? Es por ello que ha empezado a mover ficha. 

Batlle necesita dinero para sus gastos y tren de vida. El sueldo de cura es justo y la tarjeta de crédito del obispado todo lo cubre. Esta redistribución le deja a buen recaudo el propio salario. 

Las altas instancias del Tribunal han sido conocedoras del uso subsidiario de la tarjeta Black de Batlle. Algunos justificantes de su poco frenado ministerio comienzan a circular y han pasado a ser analizados por si Batlle se cepilla la tarjeta Black, no fuera el caso que necesite su salario-ni-mileurista que percibe en tanto que cura raso para otros menesteres. Sin dar clases en colegios o ser asiduo de funerarias, es difícil llenar tantas veces el depósito de su transitado automóvil con el sueldo de simple mossén. La cuestión es si un uso generoso de su tarjeta Black del obispado le permite liberar recursos de su salario para luego poder desarrollar actividades B de complicada liquidación del IVA. ¿Por que al final, quien le controla la tarjeta?

Imagínense ustedes que podría pasar si la necesidad de cash provocara una targeto-dependencia, la cual parece que nadie controla desde arriba. Y como de servil uno se podría volver por temor a que te la saquen. Y como de amoral uno se podría convertir de seguir esta senda servil.  

Bueno, pues, siguiendo con lo dicho, ha comenzado las pesquisas por un episodio que no parece accesorio del pasado Black de Batlle en la Seu d’Urgell -donde fue expulsado del seminario en un asunto turbio-. ¿Lo fue por un presunto tráfico de quesos de bola El Sombrero de Copa con Andorra vía Sant Joan Fumat?; ¿por ir demasiado a tocar el acordeón a Arsèguel? o  simplemente porque se pasaba mas tiempo en la Fonda de Ca la Marieta del Quer Foradat que en el Seminario urgelitano.

Vives, en un acto que le honra, se deshizo del personaje para tranquilidad del Turó del Pubill de l’Alt Pirineu. Pero recaló en Barcelona. Lo que Vives no quiso, Sistach lo dejó pasar para pavor del medio natural de nuestro ecosistema litoral.  

Es preciso investigar en defensa de los intereses del obispado para ver si hay un uso abusivo de las facultades conferidas a Batlle y de que y para qué libera la tarjeta del obispado. Y de los feligreses, pues al fin y al cabo son quienes marcan la casilla en la declaración de la Renta.

Y no solo de los feligreses sino de todos los contribuyentes, pues la cuestión es si los pagos con tarjeta del obispado de Batlle son pagos que deben considerarse dietas y por tanto exentas de tributación; o si por lo contrario, son retribuciones en especie y por tanto sujetas a tributación como retribuciones en especie y si Batlle las incluye o no en su declaración del IRPF, en el apartado de rendimientos del trabajo, casilla 005. Lo que haga después Batlle con su dinero, aunque de todo se conserve comprobante, no tiene trascendencia fiscal, pues en ningún caso son gastos deducibles. Solo faltaría.    

Turullín-Saunero, Gestores asociados

17 comentarios:

  1. "...y si Batlle las incluye o no en su declaración del IRPF, en el apartado de rendimientos del trabajo, casilla 005..."

    ¿Y si mirásemos también las donaciones en efectivo embutxacable y las desgravables en el IRPF?

    ResponderEliminar
  2. El Evangelio es muy claro, para quienes convierten el dinero o un instrumento de poder, en un medio de beneficio propio. "... No se puede servir a dos señores..."

    Que los Apóstoles san Simón, apodado el Celotes y san Judas el de Santiago, cuya fiesta celebramos este miércoles, día 28, les ayude a servir, lo mejor posible, la tarea encomendada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curas catalanes: a pencar28 de octubre de 2015, 0:35

      La Iglesia debería de aplicar transparencia en sueldos e ingresos personales.

      Por ejemplo:

      Mn. Joanich Forçabossa

      Ingresos rectoria: 8.000 €
      Ingresos Tribunal Eclesiástico: 3.000 €
      Ingresos vicaria 1: 2.000 €
      Ingresos vicaría 2: 1.300 €
      Ingresos sustitución: 2.000 €
      Ingresos Fiscalía: 3.000 €
      Ingresos Pastoral: 1.500 €
      Ingesos Asesoría: 2.700 €
      Ingresos Conferencias: 2.000 €
      Ingresos Universidad: 1.700 €
      Donaciones: 1.100 €
      Otras bicocas, mamandurrias y canongías: 3.500 €

      Ingresos indirectos:

      Casa rectoral (gratis gastos agua, luz, gas, telefonía, reparaciones): 15.000 €
      Garaje rectoral: 1.000 €
      Desplazamientos, dietas y complementos no computables en IRPF: 2.500 €

      Cositas como éstas harían la vida más agradable a todos y no habrían extrañas sensaciones.

      En México y en otros países sudamericanos, los sacerdotes NO cobran del Estado, como aquí sí en España y Cataluña.

      En México, el cura que quiere comer, ha de trabajar sus buenas horas en despachos, misas, bendiciones, confesiones, bodas, celebraciones, conferencias, retiros... No es que sean santos, pero almenos son más visibles en la viña del Señor.

      Ha sido un gran error y equivocación que los curas catalanes cobren del Estado Español y de la Conferencia Episcopal Española: no tienen control alguno en el cumplimiento horario de sus obligaciones, se apoltronan, se aburguesan, se momifican, se aburren y matan moscas con el rabo sin dar palo al agua, y encima, se malean y se putrefactan del mal ambiente catalán.

      Solución: transparencia salarial, no cobrar del Estado, ni del Obispado ni de la Conferencia (nada de nada), trabajárselo todo, rendir cuentas, formación permanente, pencar como burros, y palo al indisciplinado y vago.

      Eliminar
    2. MARPN
      No sé que cobren del Estdo español. Sí del obispado. Que diga que no deberían cobrar y ganarse su pequeño sueldo (la gran mayoría) con su trabajo fuera de su parroquia, es una equivocación, ya que se ha demostrado, con los famosos "curas obreros" de antaño, que abandonaban su verdadera vocación de sacerdote. Deben recibir una retribución que les cubra sus necesidades mínimas cualquier otro trabajador.
      Peri sí es cierto que se habría de controlar al máximo algunas parroquias "pudientes" a ver cómo se distribuyen los ingresos. Algunos párrocos viven muy bien y trabajan poco. Muchos atacando a la Iglesia que los mantiene. La IC está atacada por todos los frentes. Que San José la proteja.

      Eliminar
    3. Sr. anónimo 0:35
      La frase curas catalanes: a penca, me parece una indecencia, le desacredita a ud. y además delata su catadura moral. ¡¡¡ INADMISIBLE SU EXPRESION !!!!!!

      Eliminar
    4. curas catalanes a pencar... algunos, muchos, pero han de pencar (trabajar)...

      Y algunos, muchos, han de apencar (apechugar) con las consecuencias...

      Como ha dicho el comentarista principal, los sacerdotes catalanes son unos verdaderos señoritos burgueses acomodados.

      Diga a los sacerdotes americanos, africanos y asiáticos que los sacerdotes españoles y catalanes cobran sueldo fijo con dietas del Estado y del Obispado, y que la parroquia les paga por su parte el domicilio, el sustento, el desplazamiento y el aparcamiento, y se quedarán ojipláticos, esmaperdudos, corpresos y garratibados... anda, qué privilegiados... para lo que hacen (algunos, muchos).

      Eliminar
    5. Los curas obreros fueron un fracaso en todos los aspectos, y los curas a sueldo del Estado y el Obispado, van camino de serlo.

      Los que deben de solucionarlo, que lo solucionen, que para eso cobran :)

      Eliminar
  3. Hay una desordenada relación con el dinero entre el lobby rosa que existe entre algunos miembros de la Curia. Casi un culto para mantener un estatus. Ya era hora que alguien se aproximara a este tema, verdadera llaga en interior de la Curia de la Iglesia de Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuevo Arzobispo de Barcelona. Tareas pendiente:

      - Sacar en lo posible a todos los curas de la Curia y, previa formación y adaptación, enviarlos a las parroquias.

      - Que el Arzobispo o sus delegados VISITEN a las parroquias y vean y sientan lo que está pasando. Sistach casi nunca ha pasado por las parroquias, en cumplimiento del pacto de statu quo: ojos que no ven, corazón que no siente.

      Eliminar
    2. Joan, targetes "black" i "lobby gay" donaria gairebé per una versió nostrada i actualitzada en l'ambientació de més de sis segles de la celebèrrima novel·la de l'Umberto Ecco "El nom de la rosa". Ànim que aquí hi ha un filó de "best seller" i haurem de córrer a escriure-la abans que la "troupe" de l'editorial Planeta marxin "cames ajudeu-me" cap a les Espanyes.

      Eliminar
    3. No existe identificado un lobby gay en el Vaticano, porque implicaría un procedimiento judicial y administrativo para la expulsión de todos sus miembros.

      La existencia del lobby gay, como la masonería eclesiástica (P. Gobbi), evidentemente, no procede de sus miembros, sino de investigaciones, revelaciones, inducciones y deducciones. La ley, no obstante, la ha de aplicar el Papa, en este caso, Francisco.

      Eliminar
    4. Creo que el lobby rosa del artículo se refiere a un sector muy localizado de la Curia de BCN

      Eliminar
  4. Si la Iglesia catalana,fuese una Empresa,ya estaria en quiebra y para sacarla de la misma,habria que despedir a todos los malos directivos (curas,obispos,abades) y poner nuevos,con ilusion y ganas de triunfar.
    Asi se solucionaria la quiebra

    ResponderEliminar
  5. Com que sóc una mica del gremi fiscal i comptable l'afirmació sobre les dietes exemptes a efectes d'IRPF s'hauria de matisar. Estan exemptes amb uns límits molt concrets. Aquí els podeu veure:

    http://www.nostrum.es/blog/2015/02/17/importe-de-las-dietas-y-gastos-exentos-para-el-ano-2015/

    A més a més les targetes "black" (si és que en aquest cas realment ho és que això són figues d'un altre paner) tenen un problema afegit de cara a l'entitat pagadora (en aquest cas se suposa que és l'arquebisbat de Barcelona) ja que es podria considerar com a despesa no deduïble l'ús de la targeta per part del suposat usuari, tot i que el règim especial que les entitats religioses tenen respecte a l'impost de societats reduiria del tot aquest possible efecte fiscal.

    I certament si es confirmés aquest ús podria ser un "notición" amb el qual una colla de periodistes se n'estarien fregant les mans per donar-ne l'exclusiva, i no només els que puguin aparèixer com a autors i/o visitants d'aquest blog.

    Jo suposo que més aviat es deu tractar d'una "targeta d'empresa" que òbviament no és el mateix que una targeta "black" i que utilitzada amb un normal i prudent control de fet pot ser una manera més operativa de tenir informació controlable sobre les despeses de cert personal en les seves activitats de representació.

    En aquesta línia, per exemple, l'anterior director general de L'Auditori de Barcelona, Oriol Pérez Treviño, va haver de dimitir precisament per un ús fraudulent de la targeta d'empresa,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejando de lado las cuestiones jurídicas de las tarjetas de empresa y las tarjetas negras, hay una cuestión previa a todo ello: ¿qué hace San Pablo, San Juan y San Pedro con una tarjeta de empresa o black? Por muy lícito que sea desde un punto de vista del derecho fiscal y laboral, la problemática apostólica y sacerdotal está clara.

      Eliminar
    2. salvador (nombre de pila)28 de octubre de 2015, 22:53

      QUE EL ESPIRITU SANTO INSPIRE SACERDOTES DE VOCACIÓN Y NO DE PROFESIÓN, (ORDENADOS POR LOS OBISPOS)

      Eliminar
  6. Con la República Catalana se les acabó el chollo de cobrar por parte del estado. Ahora todos estos se van a dar cuenta que la independencia es un mal negocio y quizás se arrepienten de sus postulados independentistas. ¡Lo que no consigue el dinero!
    Tengo FE.

    ResponderEliminar