viernes, 30 de octubre de 2015

La Glosa Dominical de Germinans

Reflexión a modo de notas hacia dónde nos orienta la liturgia del domingo
TESTIGOS DE JESÚS RESUCITADO
En la solemnidad de “Todos los Santos” que precede a la conmemoración de los Fieles Difuntos, la Iglesia quiere presentarnos aquello que será nuestro verdadero mañana. Todos sabemos que esta vida es una breve peregrinación que Dios Padre al crearnos ha pensado para nosotros, para que lleguemos a la felicidad eterna con Él. Tal cual. Es así como el apóstol Juan describe el día después de la eternidad:
“Después miré y había una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y el Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Yo le respondí: «Señor mío, tú lo sabrás.» Me respondió: «Esos son los que vienen de la gran tribulación; han lavado sus vestiduras y las han blanqueado con la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios, dándole culto día y noche en su Santuario; y el que está sentado en el trono extenderá su tienda sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni sed; ya nos les molestará el sol ni bochorno alguno. Porque el Cordero que está en medio del trono los apacentará y los guiará a los manantiales de las aguas de la vida. Y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos.»
¿Estaremos nosotros entre aquella muchedumbre? Es la pregunta que ha de acompañarnos en la vida de cada día, porque el hecho de no estar querrá decir que nos hemos equivocado del todo en la vida, caminando en la dirección equivocada.
Observando cómo muchos viven la vida, sin un pensamiento o sin un objetivo de santidad, nos quedamos estupefactos y parece imposible tamaña irreflexión. ¡Resulta tan raro admirar los trazos de la santidad o al menos la tensión hacia la santidad, en la gente que nos rodea como si esta fuese el privilegio de algunos y no la vocación de todos!
C:\Users\FRANSESC\Desktop\Todos los Santos juvenil.jpg
Sin embargo la palabra Santo debería acompañar siempre a la palabra cristiano. ¿Nos preguntamos quién se dirigirá hacia la patria eterna del cielo? Es una pregunta que surge especialmente al comparar la gran dificultad que tenemos en trasplantar lo divino en cada uno, que en nosotros se llama santidad.
Querríamos ser humildes y nos damos cuenta de que tantas de nuestras actitudes están empapadas de soberbia. Querríamos ser pobres en el espíritu para llenarnos el corazón de amor, y nos encontramos con las manos sucias de tantas cosas a las que estamos apegados hasta convertirnos en cerrados hacia la más elemental generosidad que nos enseña a librarnos de nosotros mismos y abrirnos a la luz y a la caridad. Querríamos tener en el corazón a todos, sobre todo a los que sufren y son pobres, y a veces somos insensibles y distraídos hacia nuestros mismos familiares más queridos y allegados, malos con los vecinos, prepotentes con nuestros compañeros, capaces únicamente de optar por la comodidad que lleva a la indiferencia.
Impresiona ver a tantos, y demasiados jóvenes, quemar cotidianamente la vida, como una hoguera de las vanidades, que reclaman disfrutar hoy. Desearíamos gritar contra todo aquello que nos es ofrecido como alternativa al Cielo: un puñado de ilusiones, que son moda, y aquel desprecio del gran bien que es la vida vivida santamente.
¿Pero quién en esta vida ha sabido apoderarse de la felicidad? ¿Quiénes son los santos? Oigamos las palabras del papa Francisco, siempre profundas, directas y atractivas:
C:\Users\FRANSESC\Desktop\d9c4957e30402d274edc9deee13bc9cfb3ab2a6b0897c1ef1638e3170af0ccbd.jpg
"Los santos no nacen perfectos: al igual que nosotros, como todos nosotros, son personas que antes de llegar a la gloria del cielo han vivido una vida normal, con alegrías y tristezas, luchas y esperanzas". La diferencia con el resto de la humanidad es que "cuando se dieron cuenta del amor de Dios, lo siguieron incondicionalmente, sin componendas ni hipocresía, sino que pasaron su vida en el servicio a los demás, soportaron el sufrimiento y la adversidad sin odio y respondieron al mal con el bien y la alegría, y derrochando paz.  Los santos son hombres y mujeres que tienen alegría en su corazón y se la transmiten a los demás.
Preguntamos: ¿Pero la santidad es accesible a todos o sólo una elección heroica de alguien que Dios favorece en particular? ¡Como si ante  el Padre no fuésemos igualmente amados y llamados a la felicidad! Es un pensamiento absurdo pero rentable, sobre todo en estos días.
Sin embargo son esclarecedoras las palabras de Francisco. Ser santo no es un privilegio de unos pocos, es una vocación para todos. Todos estamos llamados a recorrer el camino de la santidad y esta calle tiene un nombre y un rostro, el rostro de Jesús, el Señor. Él en el Evangelio nos muestra el camino: el de las bienaventuranzas. El Reino de los Cielos, de hecho, es para aquellos que no ponen su seguridad en las cosas, sino en el amor de Dios; para aquellos que tienen un corazón sencillo y humilde: no presumir de ser justo y no juzgar a los demás; para los que saben cómo sufrir con los que sufren y se alegran con los que se gozan; para aquellos que no son violentos, sino misericordiosos tratando de ser constructores de la reconciliación y la paz".
Es demasiado precioso el don de la vida, este regalo incomparable del Padre, que ya podemos gustar aquí, si somos realmente sabios y prudentes, como las vírgenes del Evangelio. En esta existencia podemos hacer un maravilloso bordado de penurias y alegrías, compromisos y entretenimientos, amor y  amistad, entrelazados armoniosamente  con la debilidad y el perdón, como los colores del arco iris. La sabiduría del Evangelio es la manera de alcanzar esos propósitos.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\31.jpg
También en estas fechas conmemoramos a nuestros difuntos, por lo que las visitas al cementerio nos ayudan a reflexionar sobre el verdadero sentido de nuestra vida. Estas tumbas nos hablan del gran misterio de la muerte, pero también, si tenemos fe, de una nueva vida después de la muerte. No es posible que todo termine allí, bajo un puñado de tierra, como si nunca hubieran existido. ¿Cómo es posible que el gran afecto que nos une en la vida, conozca su fin? Si hay un bien mayor, que siempre sobrevive, es el amor: tanto es así que al  visitar sus tumbas sentimos la alegría y el deber de orar por ellos. ¡Habla con ellos, para hacer algo por aliviar el posible sufrimiento de purificación, que todavía tienen que aceptar. Muchos tienen la oportunidad de ser generosos en sus ofrendas a los pobres o para ofrecer misas por todos. Ejemplos que afirman la certeza profunda de que nuestra vida sigue. Después de todo, esperamos, queremos estar. Todos podemos formar parte de esa gran multitud que nadie puede contar. La única condición es vivir la vida según Dios y no según el mundo.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\novena-en-sufragio-de-las-benditas-animas-del-purgatorio-1-638.jpg
En una de las últimas catequesis, Francisco ha mostrado lo que significa vivir según Dios: estar en espera. Pero ¿de quién? Del regreso de Jesús.  Debemos preguntarnos, sin embargo, con gran sinceridad, si somos realmente testigos luminosos y creíbles de esta esperanza. Nuestras comunidades, ¿siguen viviendo bajo el signo de la presencia del Señor Jesús y de la cálida espera de su venida, o parecen cansadas, entumecidas, bajo el peso de la fatiga y la resignación? También nosotros corremos el riesgo de quedarnos sin el aceite de la fe y el óleo de la alegría. Tengamos cuidado y estemos alerta.
 
Invoquemos a la Virgen María, Madre de la esperanza y Reina de los Cielos, para que siempre mantengamos una actitud de escucha y espera, impregnada del amor de Cristo y podamos gozar un día de la dicha sin fin, en total comunión con Dios. Y no olvidemos que de este modo “estaremos siempre con el Señor." Repitámoslo a menudo. Visto pues de esa manera, lo que nos debe importar es ser verdaderos cristianos, cristianos santos.  
Fr. Tomás M. Sanguinetti

5 comentarios:

  1. Santos y Benditas Almas del Purgatorio31 de octubre de 2015, 0:32

    Hay que pedir la intercesión de los santos y de las benditas almas del purgatorio, para conseguir la ayuda espiritual contra el gran ataque de satanás y la gran corriente del mundo, en contra de las familias según el diseño de Dios.

    En este Sínodo de las familias, han habido cardenales y obispos que confirmaron las palabras de Jesús, San Pablo y el Magisterio constante hasta la Familiaris consortio, 84, de San Juan Pablo II:

    Jorge Urosa, de Caracas; Peter Erdo, de Budapest; Thomas Peta, de Astana de Kazajistán; Alberto Suárez, de Morelia de México; Robert Sarah, de Guinea; Peter Fuloj Kocsis, de Hajdúdorog, Hungria; Antonio Cañizares, de Valencia; Stanislav Gadecki, de Polonia; Jaime Fuentes, de Minas, Uruguay; Francis Arinze, de Nigeria; además de Burke.

    Los seguidores de la Teología del Rin (Alemania, Holanda, Bélgica, Austria y Suiza) son los heterodoxos (casi dos tercios de los obispos alemanes) que proponen la comunión en conciencia de los adúlteros y de las parejas homosexuales. Marx, presidente de los obispos alemanes, y Kasper aquél-quien-da-el-rostro, son sus dos destacados líderes.

    - El homosexualismo, el aborto y el yihadismo son el equivalente del comunismo y el nazismo del siglo XX (Sarah)

    - El ataque feroz del diablo es contra la familia; hay que luchar contra Satanás y se necesita una lucha espiritual contra estos espíritus del aire (Peter Fuloj)

    - Los divorciados recasados y parejas homosexuales viven en situación objetivamente pecaminosa, y si conciencia les indica que pueden comulgar, entonces son responsables de una conciencia errónea, y por ello, tienen el deber de darse cuenta de este error objetivo y convertirse (Francis Arinze)

    Arinze dijo a los cardenales herejes: «Los Diez Mandamientos nos han sido dados por Dios. ¿Tenemos alguna autoridad para decir que es irreal esperar que la gente guarde los Mandamientos? No sólo ya el Sexto y el Noveno, también el Quinto (que concierne al aborto y la matanza de personas inocentes) o el Séptimo (que prohíbe robar, aunque sean pequeñas sumas de dinero)»



    «No podemos seguir el razonamiento de que (la abstención sexual para divorciados vueltos a casar) es irreal. Pueden decir que no es fácil, lo acepto. Cristo nunca nos prometió que sería fácil seguirle. Él dijo que los que quisieran ser sus discípulos debían tomar su cruz diariamente y seguirle».

    En youtube está el documental polaco titulado "Crisis. ¿Dónde nos llevará el Sínodo?", que narra los errores y herejías proferidas durante todo este terrible Sínodo de las famiias.

    Los laicos, pues, tenemos el deber de anunciar y denunciar, como dice la Lumen Gentium 37: "Conforme a la ciencia, la competencia y el prestigio que poseen, tienen la facultad, más aún, a veces el deber, de exponer su parecer acerca de los asuntos concernientes al bien de la Iglesia..."

    ResponderEliminar
  2. A todos los Santos31 de octubre de 2015, 0:39

    De Miguel Ángel Yáñez (10 septiembre), "El silencio de los cobardes":

    Me dirijo a ti, querido DIRECTOR de web católica, a ti, cuyo sustento depende de lo que escribas, de que tus anunciantes y amigos estén contentos o no. ¿Es más cómodo seguir nadando en la nómina que diciendo con claridad lo que pasa? ¿verdad?

    Me dirijo a ti, querido BLOGGER, que sabes lo que pasa pero lo camuflas y atenúas, que sí, pero no, pero no, pero sí… ¿Es más cómodo callar y que no te traten como radical o integrista para seguir en el candelero? ¿verdad?

    Me dirijo a ti, querido ARTICULISTA, que ves lo que ocurre pero pones toda tu mente en negarlo, para que así tu conciencia no te incomode. ¿Es más cómodo mirar para otro lado? ¿verdad?

    Me dirijo a ti, querido FIEL, que eres capaz de retorcer el lenguaje y la gramática, para justificar que el día es noche y la noche es día, y así no tener que enfrentarte a la cruda realidad. ¿Es más cómodo vivir como si nada pasara en medio del incendio? ¿verdad?

    Me dirijo a ti, querido SACERDOTE, que quieres ser tradicional con la boca, y Conciliar en los hechos, a ti, que tienes miedo a que si haces o dices algo te quiten tu nómina, tu parroquia, tu obra, que seas tildado de integrista, rebelde o lefebvrista. ¿Es más cómodo agachar la mirada bajo el pretexto de obediencia que ser un mártir de la Verdad? ¿no es cierto?

    Me dirijo a ti, querido OBISPO, querido CARDENAL, que no te atemoriza tu responsabilidad ante Dios, que ves lo que ocurre y callas. Que ves tus ovejas despeñadas y ríes, eso sí con mucha caridad. ¿Es más cómodo salir en las fotos que ser considerado un maldito por defender la Verdad?

    A TODOS ustedes me dirijo, sí, y a otros tantos que saben quiénes son, que ...callan, ...silencian, ...ocultan, ...tergiversan, ...manipulan, ....confunden, para guardar silencio sobre lo que está pasando.

    Que siguen en sus ...tribunas, en sus ...webs, en sus ...foros, en sus ...parroquias, en sus ...obispados, criticando con la boca pequeña, pero aparentando ante todo y ante todos que no pasa nada.

    Sí, a ti me dirijo, que no estás dispuesto a ser mártir por la Verdad porque has antepuesto tu comodidad personal y tu futuro económico al martirio espiritual por la Verdad que hoy se requiere, sí, a ti, no te escondas.

    BASTA YA DE COBARDÍA, BASTA YA DE SILENCIOS CÓMPLICES, BASTA YA DE HABLAR CON LA BOCA PEQUEÑA Y NO HACER NADA, DE ADORNAR, DE REBAJAR, DE DISPERSAR.

    Ante vuestros ojos están demoliendo lo más sagrado, no hay excusa ni situación alguna que os justifique, es hora de hablar, de gritar, es hora de valientes, de los que están dispuesto a perderlo TODO en testimonio de la Verdad.

    Dejad vuestro maldito ego, vuestras malditas publicidades, dineros, nóminas y posiciones y hablad, hablad de una vez, ahora o nunca.

    ¡Es hora de héroes! ¡Hora de mártires!

    “¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!” (Santa Catalina de Siena)

    ResponderEliminar
  3. El paralelo día de las Tinieblas31 de octubre de 2015, 1:07

    El obispado de Cádiz, sobre Halloween: "Es la fiesta más señalada del calendario satánico". Un calendario satánico ofrecido por el P. Wilson Salazar (2010), y las creencias de la Nueva Era (yoga, eneagrama, zen, orientalismo en la Iglesia):

    X. OCTUBRE – INICIO DEL AÑO SATÁNICO
    Invocación a los Espíritus destructores y deambulantes de las Tinieblas para que destruyan con el poder de las Tinieblas

    4 – Ritual para destruir el Cuerpo de Cristo

    15 al 20 – Reunión preparatoria para el Día de Satanás del 31 octubre

    26 – Ritos tradicionales de maldición de toda la Humanidad

    27 – Confesión de todos los males cometidos para exaltación del poder de Satanás

    28 – Bendición satánica de todos los integrantes del grupo

    29 – Ordenación de los ministros satánicos: músicos, gestores, organizadores...

    30 – Ritos bautismales satánicos
    Ritos de maldición de todo (cristianos, religiones, organizaciones)
    Ritos de bautismo con líquidos repugnantes o sangre de niños o adultos sacrificados

    31 – DIA DE SATANÁS
    Inscripción en el Libro del Macho Cabrío
    Comienzo del Año Satánico
    Invocación de Belcebú y de otros demonios poderosos

    XI. NOVIEMBRE
    CRISTO REY
    Satanás, Rey del Universo

    XII. DICIEMBRE
    25 - NAVIDAD
    Satanás, Padre y Señor de la Humanidad

    I. ENERO
    1 – Sta. Mª. Madre de Jesús, Emmanuel
    Día del Poder de Satanás

    6 –– Adoración de los Reyes Magos
    Manifestación del Señor de la Oscuridad

    II. FEBRERO
    CANDELARIA
    Día de Satanás Destructor del Mundo

    III. MARZO
    ANUNCIACIÓN
    Fertilidad de Satanás

    IV. ABRIL
    SEMANA SANTA
    Semana Satánica; Noche de la Muerte y de la Destrucción del Mundo
    Bautismo con sangre de niños sacrificados vertida sobre el cuerpo de una virgen o de una prostituta (bruja de Satanás)

    V. MAYO
    MES DE MARÍA
    Cumpleaños de Satanás, Nueva Era de Satanás, Visibilidad de la Obra de Satanás

    VI. JUNIO
    MES DE JESUS – CORPUS CRISTI
    Grandeza de la Obra e Influjo de la presencia de Satanás en el Mundo

    VII. JULIO
    VIRGEN DEL CARMEN – ESCAPULARIO
    Satanás ata a la Humanidad. Como en el Rosario, une a los 5 continentes Ofrecimiento de 5 misas negras para cada continente para esclavizarlos

    VIII. AGOSTO
    ASUNCIÓN
    Sol de Satanás que ilumina con sus Tinieblas el Mundo

    IX. SEPTIEMBRE
    NATIVIDAD DE MARÍA – 3 ARCÁNGELES
    Satanás, Dominador de las Naturalezas (espiritual, humana, animal, vegetal)


    PRINCIPIOS DE LA NUEVA ERA

    1- Nada es verdad ni nada es mentira, cree en el Dios que quieras

    2- Prohibido prohibir. Todo vale, haz lo que quieras

    3- Todo es opinable, no existe una verdad

    4- Los dogmas son inadmisibles, no hay mandamientos de Dios ni de la Iglesia

    5- Libertad de pensamiento

    6- Todo principio, idea o creencia es respetable (cuanto más se permite, más leyes de muerte hay que aprobar)

    7- Eduquemos en libertad. Cree en lo que te dé la gana. Auge de los falsos profetas destructores: yo creo en Dios pero no en la Iglesia, en los curas, en los sacramentos

    8- Sólo acepto todo lo que sea demostrable

    ResponderEliminar
  4. Gracias Fray Tomás, por esta Glosa en se juntan la Solemnidad de Todos los Santos con la Conmemoración de los Fieles Difuntos.

    Como muy bien ha dispuesto La Iglesia en su Magisterio, primero honramos a todos los familiares, amigos, en una palabra hermanos nuestros en la Fe que ya gozan de la bienaventuranza eterna y que pueden interceder por nosotros y al día siguiente somos nosotros, los que formamos parte de la Iglesia terrenal, los que podemos interceder por las benditas almas del Purgatorio.

    Para eso en el CREDO o sea nuestra PROFESIÓN DE FE, decimos, algunas veces casi sin darnos cuenta, CREO EN LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS ¿Y que representa esta verdad de Fe?

    946 Después de haber confesado "la Santa Iglesia católica", el Símbolo de los Apóstoles añade "la comunión de los santos". Este artículo es, en cierto modo, una explicación del anterior: "¿Qué es la Iglesia, sino la asamblea de todos los santos?" (Nicetas, symb. 10). La comunión de los santos es precisamente la Iglesia.

    947 "Como todos los creyentes forman un solo cuerpo, el bien de los unos se comunica a los otros ... Es, pues, necesario creer que existe una comunión de bienes en la Iglesia. Pero el miembro más importante es Cristo, ya que El es la cabeza ... Así, el bien de Cristo es comunicado a todos los miembros, y esta comunicación se hace por los sacramentos de la Iglesia" (Santo Tomás, symb.10). "Como esta Iglesia está gobernada por un solo y mismo Espíritu, todos los bienes que ella ha recibido forman necesariamente un fondo común" (Catech. R. 1, 10, 24).

    LA COMUNIÓN DE LOS BIENES ESPIRITUALES

    949 En la comunidad primitiva de Jerusalén, los discípulos "acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones" (Hch 2, 42):

    La comunión en la fe. La fe de los fieles es la fe de la Iglesia recibida de los Apóstoles, tesoro de vida que se enriquece cuando se comparte.

    950 La comunión de los sacramentos. “El fruto de todos los Sacramentos pertenece a todos. Porque los Sacramentos, y sobre todo el Bautismo que es como la puerta por la que los hombres entran en la Iglesia, son otros tantos vínculos sagrados que unen a todos y los ligan a Jesucristo. La comunión de los santos es la comunión de los sacramentos ... El nombre de comunión puede aplicarse a cada uno de ellos, porque cada uno de ellos nos une a Dios ... Pero este nombre es más propio de la Eucaristía que de cualquier otro, porque ella es la que lleva esta comunión a su culminación” (Catech. R. 1, 10, 24).

    951 La comunión de los carismas: En la comunión de la Iglesia, el Espíritu Santo "reparte gracias especiales entre los fieles" para la edificación de la Iglesia (LG 12). Pues bien, "a cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para provecho común" (1 Co 12, 7).
    ..../...

    RESUMEN:

    960 La Iglesia es "comunión de los santos": esta expresión designa primeramente las "cosas santas" ["sancta"], y ante todo la Eucaristía, "que significa y al mismo tiempo realiza la unidad de los creyentes, que forman un solo cuerpo en Cristo" (LG 3).

    961 Este término designa también la comunión entre las "personas santas" ["sancti"] en Cristo que ha "muerto por todos", de modo que lo que cada uno hace o sufre en y por Cristo da fruto para todos.

    962 "Creemos en la comunión de todos los fieles cristianos, es decir, de los que peregrinan en la tierra, de los que se purifican después de muertos y de los que gozan de la bienaventuranza celeste, y que todos se unen en una sola Iglesia; y creemos igualmente que en esa comunión está a nuestra disposición el amor misericordioso de Dios y de sus santos, que siempre ofrecen oídos atentos a nuestras oraciones" (SPF 30).

    ResponderEliminar
  5. LAS COMUNIONES CIVILES YA SON UNA REALIDAD.
    SAN JUAN CRISÓSTOMO

    En el pueblo español del Rincón de la Victoria (Málaga) ya se pueden celebrar diversos sacramentos civiles. Es decir, representaciones similares a los verdaderos sacramentos que buscan que la Iglesia desaparezca lentamente de la realidad cotidiana.
    En Teniente Alcalde de este pueblo, indica que “los ritos sociales los viene realizando la humanidad desde siempre, y ha precisado que el Ayuntamiento no va contra los sentimientos ni la ideología de nadie ni contra ninguna institución religiosa, sino que simplemente quiere dar cabida a personas que quieren desarrollar estos rituales de forma laica.”

    Por desgracia, el Teniente de Alcalde tiene razón. Los sacramentos son, para muchos católicos, una simple ceremonia social en la que se celebra algún tipo de evento relevante para la familia. LOS CATÓLICOS SOCIO-CULTURALES NO TENDRÍAN PROBLEMA PARA QUE LA CEREMONIA RELIGIOSA FUESE SUSTITUIDA POR LA CEREMONIA CIVIL, sobre todo si el ayuntamiento no exige que se hagan catequesis previas.

    Nosotros debemos imitar a Dios, y, por tanto, suplicar, exhortar y corregir con toda mansedumbre, no con ira y furor. A DIOS, NINGÚN DAÑO LE VIENE DE LA BLASFEMIA, PARA QUE TÚ TE IRRITES; EL BLASFEMO MISMO ES EL QUE RECIBE UNA HERIDA MORTAL.

    Gime, pues, por él, laméntate por su daño, pues realmente bien merece que se lo llore. Y, por otra parte, nada como la mansedumbre puede curar al pobre herido, pues la mansedumbre es más fuerte que la violencia.

    Mirad, si no, cómo el mismo Dios, que es injuriado, nos habla tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. (San Juan Crisóstomo. Homilías sobre San Mateo. La mansedumbre con la que hay que tratar a quienes pecan)

    Imitar los sacramentos por parte de las autoridades civiles tiene un fuerte componente de blasfemia, es decir, de burla hacia Dios y lo sagrado. QUE LA SOCIEDAD ACEPTE ESTE TIPO DE BURLAS COMO ALGO POSITIVO NOS DEBERÍA HACER REFLEXIONAR SOBRE LA FORMACIÓN RELIGIOSA QUE HEMOS OFRECIDO DURANTE DÉCADAS.

    Si las autoridades civiles ofrecen sacramentos con importantes “rebajas” de esfuerzo personal, la Iglesia verá como estos católicos socio-culturales dejarán de aparentar que son lo que no son.

    No deberíamos irritarnos por la blasfemia, tal como San Juan Crisóstomo señala. Los blasfemos se hacen daño a ellos mismo y la mejor forma de enfrentar la blasfemia es la mansedumbre. MANSEDUMBRE QUE SE PUEDE EJERCER MIENTRAS SE DENUNCIA LA CONFUSIÓN MENTAL, CULTURAL Y ESPIRITUAL QUE TIENEN ESTAS PERSONAS.

    Según la demanda de los verdaderos sacramentos disminuye, podemos mejorar la formación y la práctica religiosa de nuestras parroquias.

    Lo que no deberíamos una entrar es en una guerra comercial con la autoridad civil, ofreciendo rebajas de esfuerzo y coherencia, para conseguir que las estadísticas digan que somos los mejores.

    LOS SACRAMENTOS NUNCA PUEDEN REBAJARSE A SIGNOS SOCIO-CULTURALES DE PERTENENCIA A UNA COMUNIDAD.

    Los sacramentos son signos sensibles que Dios utiliza para transmitir su Gracia, no celebraciones familiares que deben pasar por un extraño rito religioso.

    Una vez hemos salido del Sínodo de la Familia, sería interesante tomarnos más en serio la preparación pre-sacramental.

    EMPEZAR A DAR MENOS IMPORTANCIA A CUMPLIR UN NÚMERO DE SESIONES DE CATEQUESIS Y FIJARNOS MÁS EN LA PREPARACIÓN DE QUIENES ACCEDEN A LOS SACRAMENTOS.

    No se trata de pasar un cursillo, como se piensa hoy en día, sino de realizar itinerarios en que el discernimiento y la formación fuesen lo primordial. No creo que haga falta que todos los niños/jóvenes hagan la primera comunión o la confirmación al mismo tiempo. La preparación al matrimonio debería ser tranquila, profunda y exigente.

    Hay mucho que reflexionar sobre en tema, ya que vivimos un momento eclesial lleno de incertidumbres y problemas.

    http://www.religionenlibertad.com/las-comuniones-civiles-ya-son-una-realidad-san-juan-crisostomo-45762.htm 1 noviembre 2015

    ResponderEliminar