miércoles, 16 de septiembre de 2015

No es eso

Hay que ver la cantidad de fotos que tiene la Iglesia de asesinados y perseguidos (casualmente cristianos: así que la información es de primerísima mano), algunos de los cuales tienen la fortuna de poder huir de ese infierno. Y de los huidos, no uno ni dos, sino muchos mueren por el camino. Digo que teniendo tantísimas fotos a la vista, del drama de esa trágica diáspora (que por cierto hemos provocado nosotros mismos y no han atronado las protestas), ¿tenía que ser ahora, al aparecer la foto del niño muerto en la playa, justo ahora cuando se movilizase la Iglesia haciendo además gran ostentación de esa movilización? ¿Tenía que ser la que moviese a la Iglesia justo la foto que ha electrizado y movilizado al mundo, y no los centenares de fotos sangrantes que le llegan a la Iglesia todos los días desde hace años?
Porque ahora vemos claramente que todo lo que está haciendo ahora la Iglesia por los fugitivos propios, víctimas si no más cruelmente perseguidas, si por más tiempo, y sí antes de todo esto. Pudo hacer mucho más por los cristianos perseguidos; y siempre será un misterio por qué no hizo antes por sus hermanos más próximos, lo que hace ahora por hermanos más lejanos. Como dice el Evangelio, haec opportet fácere, sed illa non omíttere: está bien que se haga esto, pero sin omitir aquello. Los que pedían ayuda por los cristianos perseguidos, inundaron la red de voces en el desierto.
Es decepcionante (y vergonzoso) que también en estas cosas que apelan a la conciencia, la Iglesia vaya detrás del mundo y se mimetice con él. También en esto, en las buenas obras, recibiendo lecciones del mundo y yendo por detrás de él, cuando se dignen tocar el silbato. La Iglesia que tenía que liderar este movimiento de acogida a los fugitivos, no sólo de la guerra sino también del hambre; la Iglesia que tenía que erigirse en lumbrera del mundo, va y se agazapa detrás del mundo, a su sombra, para no diferenciarse demasiado de él. Se nos han adelantado gobiernos y ayuntamientos en un gesto también medido, comedido y calculado. ¡Qué lástima esa pérdida de liderazgo!
Lampedusa fue el momento genial para erigirse en faro del mundo, si se quería aprovechar el tirón mediático de cientos de cadáveres en el mar para liderar ese movimiento de solidaridad para con los inmigrantes. Aunque antes de Lampedusa, sin que los medios ni los gobiernos se interesasen en absoluto, estuvieron los miles de cristianos perseguidos. Lástima de oportunidad perdida. Ese era el momento de pedir a todas las parroquias y conventos que acogiesen a un par de familias inmigrantes (gesto timidísimo por cierto: el potencial de la Iglesia es muchísimo mayor. ¿Acaso no tiene laicos la Iglesia deseosos y capaces de hacer esta caridad evangélica, sobre todo con los cristianos perseguidos?).
Ya, pero los de Lampedusa no eran refugiados políticos, no venían a pedir asilo (¡a reclamar el derecho de asilo, con la respectiva pensión y los subsiguientes beneficios sociales!). Esos son de segunda o de cuarta categoría. No hubiese sido políticamente correcto pedir caridad cristiana para ellos. Son los políticos los que nos han de indicar quiénes son merecedores y quiénes no, de la caridad de la Iglesia (lo mismo tenemos aquí con Cáritas: es el Ayuntamiento quien le dice a Cáritas a quién tiene que ayudar y a quién no). En fin, la verdad es que no llevamos bien el compás, empeñados como estamos en seguir el ritmo que nos marcan otros.
La Iglesia es la institución más antigua de Europa, y no necesita que otros la lleven de la mano. Hay que suponer que sus razones tendría para no desencadenar un auténtico terremoto de movilización para echarles una mano a los cristianos perseguidos en los países musulmanes de Oriente Medio, de África y de Asia. Aportándoles recursos para resistir y acogiendo a los que ya no pueden más y prefieren emigrar, o a los que lo han perdido todo y lo único que les queda es marcharse para no perder también la vida.
La tragedia lleva ya años cebándose sobre ellos; pero no se ha producido aún (ni siquiera ahora) una reacción de solidaridad con los cristianos perseguidos y masacrados, como la que se ha producido ahora a raíz de la foto del niño muerto en la playa. Pero no para los cristianos perseguidos, sino genérica para los que huyen de las guerras, en especial la de Siria (¡una guerra bien nuestra!). Sin excluir, claro está, a los cristianos.
Y es ahora, sólo ahora, cuando a la tragedia de los cristianos se añade al cabo de unos años la de otras gentes, cuando la Iglesia, secundando la movilización de los políticos y de otras entidades, hace el gesto de poner firmes a los curas y frailes para que se sumen al movimiento europeo (con alguna repercusión en América) de solidaridad con los refugiados.
Y bien, las dos parroquias vaticanas acogerán a un par de familias cada una. ¿Pero se hará la estadística de cuántas otras parroquias harán otro tanto? ¿Sabremos algún día el porcentaje de parroquias y comunidades religiosas que seguirán el llamamiento del Papa?
Es que lamentablemente es ahí donde está la respuesta. La Iglesia (la jerarquía) si es que se le ocurrió movilizar al clero para ayudar a los hermanos perseguidos, temió que la respuesta fuese muy pobre. Por eso no hizo un llamamiento en estos términos. O quizá porque ni siquiera se vio con fuerzas para planteárselo. Pero ahora se hubiese notado mucho si entre tanto gesto por el mundo (que la mayoría quedará en gestos), la Iglesia no hubiese hecho también el suyo. El gesto ahí está. Ahora falta ver cuál es la realidad que le sigue. Parece que aquí el cardenal Sistach ha movido ficha. También ahora que “se lleva” ayudar a los refugiados. ¡Bien por el cardenal!
Por eso, lo que nos toca examinar no es cuán grande es el gesto de la iglesia, sino cuán grande es la respuesta, que es tanto como decir cuál es la actitud de la Iglesia (clérigos y laicos, más alta jerarquía) respecto a su propia defensa y respecto a la defensa de su misión caritativa: en este caso, en la piel y en las carnes de los hermanos perseguidos. ¡Ah!, ¿pero ha de defenderse la Iglesia de esas persecuciones y de los empeños por aniquilarla, por lo menos socorriendo a los perseguidos y apoyando su testimonio de fe? Ésa es la pregunta de verdad. Y la respuesta la tendremos bien pronto, añadida a la que ya conocemos.     
Cesáreo Marítimo

9 comentarios:

  1. Cae otro mito sobre la crisis de los refugiados:

    http://somatemps.me/2015/09/15/cae-el-ultimo-mito-de-la-progresia-internacional-el-padre-de-aylan-era-uno-de-los-contrabandistas-que-conducia-la-embarcacion/

    ResponderEliminar
  2. Sr. Cesáreo Marítimo, ¿Esta seguro que la Iglesia no ha hecho nada hasta los muertos de Lampedusa o del niño muerto sobre la arena de la playa?

    Creo que Ayuda a la Iglesia Necesitada, Cáritas y otras ONGs católicas, ya hace tiempo qque trabajan en ello.

    Por otra parte, toda esa situación que no deja de ser fruto del pecado del ser humano,
    ¿No tendran algo que ver los Gobiernos, que por su orgullo, soberbia, ansias de poder, no les importa que algunos de sus ciudadanos vivan como reyes, mientras la inmensa mayoria, tiene que buscarse la vida como puede?

    Usted habla del potencial de la Iglesia, será humano, porque económico, al menos en Cataluña, no parece que vaya muy holgada, al poder mantener sus Hospitales, que fueron los pioneros en la asistencia sanitaria.

    Y que me dice de los refugiados que rechazan la ayuda de la Cruz Roja, porque son refugiados musulmanes fanáticos, en la frontera de Hungría.

    Y los muertos en las pateras del Estrecho o en las cercanías de Canarías, para entrar a Europa por España ¿nadie se ha dado cuenta de este drama hasta hoy?

    Que Dios nos ayude, porque el problema es tan sumamente grave, que no está en nuestras manos la solución. Ciertamente la oración todo lo puede, pero nuestras Iglesias están semivacías.

    Lo primero que se necesita es terminar con el genocidio del aborto y a un problema global como éste, necesita una solución global, basada simplemente en la solidaridad, en una riqueza más equilibrada.

    ResponderEliminar
  3. 1. Hermanos perseguidos. Éste es el tema central del artículo, y la omisión de la Iglesia Católica, como mínimo de los obispos, pero no de Francisco, pues almenos ha realizado declaraciones.

    La omisión ha sido total: la Iglesia europea en su conjunto no se ha interesado ni evidentemente por las personas, sino además ni tan siquiera por las obras de arte, bibliotecas, archivos, vestiduras, templos, estatuas, música, instrumentos... es decir, el patrimonio material e inmaterial litúrgico.

    La inacción rima con inanidad: la Iglesia católica europea como una masa amorfa de harina contrahecha, fofa, flácida, vacua, mal cocida, sin sal. Y eso que Siria se trata de un país vecino a Turquía, que es un Estado candidato a ser miembro de pleno derecho de la UE.


    2. La guerra siria es muy compleja. El mapa de Siria indica que el Estado Islámico tiene un brazo hacia Turquía (enredada con los kurdos), dos hacia el Líbano (dividida como un mosaico) y uno hacia Israel, potencia nuclear, y abarca también Irak (tripartita), vecina a Irán, una pre-potencia nuclear. Una rama autónoma del Estado Islámico anida en el Sinaí, sur de Israel. Además está todo el incendio que va desde Afganistán hasta Túnez. Se ha vuelto una guerra larga (4 años y medio), y muy complicada, donde intervienen los EEUU, la UE, Rusia y una masa enorme de donantes y financiadores de los Estados islámicos de la zona. No hay un relato claro de la situación, o como mínimo, alguien sí lo tiene pero no lo ha divulgado.


    3. Las religiones son violentas. Si observo un relato subyacente a toda esta guerra. Se trata de evidenciar que las religiones, tanto en la historia como en el presente, son fuente primaria y fundamental de la violencia. La gente va a quedar harta y exhausta de tanto horror. Concluirá que las religiones son la causa de todos los males. Las religiones, además, fueron la causa de todas las guerras de la historia.

    Viendo que las religiones pueden ser acusadas mundialmente como ideología terrorista violenta, unos políticos y líderes religiosos se reunieron en julio en Barcelona, nuestra ciudad, para responder a la amenaza yihadista con el diálogo entre religiones.

    www.lavanguardia.com/local/barcelona/20150721/54434045937/cumbre-dialogo-intercultural-religioso-barcelona.html

    Fue una reunión organizada por la Alianza de Civilizaciones, la Fundación Anna Lindh, el Centro Internacional Rey Abdulá Bin Abdullaziz para el Diálogo Interreligioso e Intercultural (KAICIID), y la universidad de Al-Azhar de El Cairo.

    En la Reunión de Alto Nivel sobre Diálogo Intercultural e Interreligioso en Barcelona (22 y 23 de julio) se ofrecen unas conclusiones:

    www.exteriores.gob.es/Portal/es/SalaDePrensa/NotasDePrensa/Paginas/2015_NOTAS_P/20150724_NOTA185.aspx

    Todo este infierno de primaveras árabes gravita al entorno de Israel, el verdadero objetivo estratégico, el cual se encuentra rodeada de enemigos inesperados, pero en una época en que los judíos, por primera vez en la historia, ya no están desarmados, sino provistos de armas atómicas y de la ayuda de la potencia de los EEUU.

    ResponderEliminar
  4. ARCÁNGEL MIGUEL

    MUERE UN NIÑO SUPUESTAMENTE DE UN PAÍS EN GUERRA ISLÁMICO ( COMO CABALLO DE TROYA QUE NADIE VE, O COMO UN NUEVO DESEMBARCO PERO ESTA VEZ NO EN NORMANDIA) ¡ TRÁGICO Y AYÚDENLOS! ABORTAN= ASESINAN A NIÑOS CON NUESTROS IMPUESTOS ( NO ES NECESARIO DEMOGRAFÍA MUSULMANA, TENIENDO VIA AYUDAS AUTÓCTONA CRISTIANA CATÓLICA ) SI, MATAN NUESTRO FUTURO PARA ENTREGÁRSELO A OTROS SIN MAS¡ HIPÓCRITAS!

    ResponderEliminar
  5. La expresión "que por cierto hemos provocado nosotros mismos" es demasiado tajante. Y eurocéntrica también. Como la autoflagelación por ese niño y no por los demás.

    ResponderEliminar
  6. 1. La crisis de los refugiados acabará militarizándose porque adquiere las características de una invasión.

    2. Los refugiados son usados como arma de guerra contra Occidente y limpieza territorial.

    3. La estrategia global del Estado Islámico es rodear Israel para provocar una guerra nuclear que lleve a una guerra santa.

    4. Israel tiene una segunda amenaza más real en el nuclearizado Irán.

    ResponderEliminar
  7. En La Vanguardia se dice:

    "El Ayuntamiento de Barcelona prevé destinar más de 10 millones de euros a políticas de asilo y su alcaldesa, Ada Colau, visitará las zonas de tránsito de refugiados y ciudades de acogida en Europa, antes de que acabe este año... Colau ha asegurado que Barcelona está preparada para acoger hasta 4.000 refugiados... Ada Colau también ha presentado al coordinador del plan Ciudad Refugio..."

    1. Tocan a 2.500 euros por refugiado: es una cifra irreal por ser muy escasa.

    Debe de haber otras partidas no contabilizadas, pues el coste de un refugiado y de una familia de refugiados equivale a unos 7.800 euros al año por individuo (650 € salario mínimo x 12 meses) y unos 14.400 euros anuales para una familia de 5 miembros (650 el 1º, la mitad el 2º, un tercio el resto), y eso sin añadir otros costes indirectos y diferidos: escuela, sanidad, transportes.

    El coste total de estos 4.000 refugiados no será de 10 millones, sino de 40 ó más millones.


    2. En absoluto existe una política de transparencia y claridad:

    a) ¿Cuál es el estatuto jurídico-económico de refugiado y de familia refugiada, así como de ciudad refugio o de ciudad de acogida? No existe.

    b) ¿Dónde está la política de transparencia contable, presupuestaria y financiera que calcule el coste real y total, incluyendo donaciones, subvenciones, ayudas indirectas y de otras instituciones (ONG, Cáritas)? No hay transparencia, sólo opacidad.

    c) ¿Tiene Colau la autorización del Gobierno español, único competente, y las partidas presupuestarias correspondientes? No hay permiso, sólo demagogia populista.

    ResponderEliminar
  8. Una imagen vale mas que mil palabras, pero no vale mas que una sola Palabra de Dios, sin embargo en este caso ha sido así.
    Cristianos donde nos hemos escondido? ¡ Hemos dejado que sea así. !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ARCÁNGEL MIGUEL

      NO SE ESCONDE NADIE Y MENOS AUN CUANDO NOS LLAMEN A FILAS PATA TRATAR LA EMIGRA-INVASION QUE NINGUNO QUIERE VER ¿ NO QUEDA MAS CERCA ARABIA SAUDÍ O CUALQUIER PAÍS HERMANO ISLÁMICO? ¿ POR QUE NO VAN A RUSIA O UN PAÍS MAS CERCANO? EUROPA ESTA FUNDADA EN EL CRISTIANISMO DE AHÍ LOS PROBLEMAS QUE SUCEDEN Y SUCEDERÁN, TIEMPO AL TIEMPO........

      Eliminar