lunes, 7 de septiembre de 2015

La displicencia vaticana

El ninguneo -cuando no el desprecio- de las instancias vaticanas al independentismo catalán está alcanzando cotas realmente siderales. El último ejemplo lo tenemos en el cardenal Amato. Ojo: Amato no es un cardenal cualquiera. Se trata de un auténtico curial, eminente teólogo, secretario de la Congregación de la Doctrina de la Fe con el cardenal Ratzinger desde el año 2002 y luego promovido por el ya papa Benedicto XVI al frente de la Congregación para la Causa de los Santos. Un cardenal con verdadero poder, antigüedad e influencia en el organigrama vaticano.

Amato llegó a Gerona para presidir la beatificación de tres monjas del Instituto de Religiosas de San José fusiladas en el año 1936. Y, como primera providencia y a diferencia de otras beatificaciones anteriores en Cataluña, no se dignó a pronunciar ni una palabra en catalán. Es más, la utilización del mismo en la ceremonia tuvo un relieve más bien discretito.
Pero Amato no se detuvo en esa supuesta desconsideración. Al día siguiente fue entrevistado a toda página en La Vanguardia y al ser preguntado sobre cómo se sigue en el Vaticano el proceso soberanista de Cataluña contestó lo siguiente: 

"No lo sé, sinceramente. Desconozco lo que pasa en Catalunya. Tenemos otros problemas. El Vaticano se preocupa por la evangelización. La política pertenece a los laicos. No digo que la Iglesia deba estar en las sacristías, los sacerdotes han de salir para evangelizar, para acoger a los de derechas, de izquierdas, de arriba y de abajo, no deben ser clasistas, han de ayudar a todo el mundo como hacían estas tres religiosas.” 

La displicencia no puede ser mayor: “Tenemos otros problemas”. Lo cual equivale a decir no molesten y no esperen el más mínimo respaldo. O como dice el viejo adagio castellano: “No hay mayor desprecio que no hacer aprecio”.

Al igual que en todas las instancias políticas europeas (véanse las últimas declaraciones de Merkel y Cameron) en la Santa Sede se ha generado una auténtica antipatía ante el proceso independentista catalán. Indudablemente, esta incomodidad se ha hecho llegar a los obispos catalanes. De ahí, esa notita  ecléctica que ha producido este lunes la Tarraconense. Una notita que no viene a decir absolutamente nada y de la que los medios nacionalistas (que en esta tierra son legión) sólo se han atrevido a destacar que “los obispos reconocen la excepcionalidad del 27-S”. Frase que, a nadie se le puede escapar, puede interpretarse de todas las maneras posibles. Tan excepcionales son para los independentistas como para los contrarios a la independencia. No hace falta que ningún prelado se rompa la cabeza para llegar a tan osada conclusión.

Luego están las declaraciones y cartas de los obispos. De Vives, Pardo y Novell. Obviamente, Sistach no va a decir ni mú. ¡Menudo es! Y esas tres declaraciones tampoco entusiasman al mundo independentista. Vives (el obispo más nacionalista) se preocupa por la división entre los catalanes –cada vez más acentuada- y habla del hermanamiento con España. No parece un holligan de la ANC. Pardo  ya ni se atreve a hablar, como había hecho anteriormente, del derecho a decidir y se refiere a que la opción cristiana no debe ser menospreciada y Novell  como siempre el más temerario, se limita a hacer un análisis de las distintas posturas, celebrándose por el nacional-progresismo, que ya se agarra a un clavo ardiendo, que reconozca que estas elecciones tienen un carácter plebiscitario.
http://www.gencat.cat/presidencia/creusantjordi/2002/img_hr/deig.jpg
Que nadie se escandalice con Pardo y Novell. Rigen las diócesis más abrumadoramente independentistas de Cataluña y tampoco se van a auto-flagelar. Imagínense, por un momento, que se habrían atrevido a decir un Deig o un Soler Perdigó. Un Deig (Creu de Sant Jordi en la fotografía) que era tan obsesivamente nacionalista, que en el programa “Un tomb per la vida”, que presentaba Joaquim María Puyal en TV3, a principios de los 90, escogió como tema de la entrevista “el futuro de Cataluña”. Y no se refería a su futuro religioso, cual sería razonable en un obispo.

Hemos ganado mucho con nuestros actuales obispos. Aunque, probablemente, no se deba a sus más íntimas convicciones, sino a las directrices que emanan desde Roma. Amato las ha hecho patentes: “Tenemos otros problemas”. Non disturbare


Oriolt 

20 comentarios:

  1. Los obispos están para decir la verdad, agrade o no agrade al vecino del cuarto o a Roma. Ahí es donde se puede apreciar su fidelidad al Magisterio.

    La alta Jerarquía de la Esglèsia no busca “la verdad” en la razón. Después de 30 años de decir una estupidez, la siguen ratificando.


    Su tibieza les proporciona a algunos de ellos, unos rasgos característicos:

    Cualquier absurdo inventado como la “nació” lo quieren imponer por la fuerza de la mentira.
    Las verdades “relativas” las ABSOLUTIZAN.

    Las verdades “ASOLUTAS” y solo por poner “un ejemplo” como el “derecho a la vida humana”,
    resulta que las RELATIVIZAN.

    Y no parece que tengan voluntad de aprender.

    ResponderEliminar
  2. Sobre la independencia8 de septiembre de 2015, 1:24

    1. Ninguna promesa electoral de políticos y partidos tendrá ningún tipo de validez ni vinculación para la asamblea constituyente, la cual es libre e independiente de los programas y declaraciones presentes. Y esta asamblea ni tan siquiera obliga en el futuro, pues una reforma la cambia. Si se dice que "el castellano será cooficial", una reforma lo cambiará a "el castellano podrá ser cooficial". ¿Por qué destruir un pueblo unido durante siglos?

    2. Sin lugar a dudas, la Cataluña independiente saldrá de la Unión Europea y de la ONU, y deberá de tener los "deberes" cumplidos sin excepción alguna para volver a entrar. Lo cual significa que se sale del Parlamento Europeo y del Banco Europeo.

    3. La constitución catalana será pancatalanista y, sorpresivamente, también será panoccitana. En efecto, el nacionalismo catalán tiene in mente la construcción de dos países: los Países Catalanes y los Países Occitanos, a través de la "nación" del Valle Arán. La realidad es compleja.

    4. La constitución será monolíngüe, sólo catalán, no existirá el bilingüismo en un futuro próximo, de acuerdo con las ideas de Òmnium Cultural: una lengua, una cultura, un país.

    5. También será una constitución anticatólica: toda la cultura de la muerte y del relativismo, así como de la ideología de género y del laicismo de exclusión serán impuestas como nuevos derechos humanos bajo sanción penal si no se cumplen... y sin objeción de consciencia.

    6. Además, la constitución será izquierdista, comunista. Toda la propiedad, consumo, producción, consumo, inversiones, rentas y ahorros van a quedar supeditados al intervencionismo y al centralismo de la Generalidad en beneficio del "interés general".

    7. Finalmente, será antiespañola y antimonárquica, sin lugar a dudas. Cualquier hecho que recuere a España y a la realeza será eliminado, aunque vaya contra la propia historia de Cataluña (caso Colau de retirada de todo símbolo monárquico).

    8. Sin menospreciar la libertad de cada ciudadano, Mas creó un Movimiento Nacional "franquista" para tener la pata institucional y la social como ariete contra España: AMI, ANC, Òmnium Cultural, CATN, Catalunya Ràdio y TV3.

    9. Se falsifica la historia arrancando y silenciando todos los capítulos que contradicen la tesis política: "España es genocida cultural contra una Cataluña víctima indefensa". No es una historia ecuménica e integradora, es una historia de exclusión y de trinchera.

    10. El actual movimiento independentista no nace de la manifestación del julio del 2010 contra la Sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña del 2006.

    En efecto, en las Diadas del 2010 y del 2011 no hubo ninguna manifestación independentista.

    Mas fue presidente el diciembre del 2010, y sólo cuando Rajoy accede al poder el diciembre del 2011, desplazando al amigo Zapatero, es el momento en que Mas se lanza hacia el independentismo en las Diadas del 2012, 2013, 2014 y 2015, en medio de la crisis más grande de la historia reciente, la quiebra económica de la Generalidad y de la decapitación de un Estatuto que consagraba un Estado encubierto (pacto fiscal, blindaje de competencias, catalán).

    ResponderEliminar
  3. Juan Pablo II, a favor de la unidad nacional de España8 de septiembre de 2015, 1:25

    11. La falsificación de "Madrid nos roba" se debe a que se seleccionó en la confección de las balanzas fiscales el principio del flujo monetario, eliminando anticientíficamente el flujo de beneficio, que rebajaba el "robo" porque se tenía en cuenta la solidaridad, el equilibrio territorial español, el ejército, la diplomacia y las estructuras de Estado.

    12. El nuevo Estado catalán planteará una convivencia agresiva contra España de agravio histórico y económico constante. Estará reclamando vía tribunales internacionales las facturas de 1714, de Franco y del déficit fiscal desde 1978. También reclamará la parte del patrimonio español, incluido el artístico del Prado, y sólo aceptará un mínimo de la Deuda Pública.

    13. Salir de España implica salir de la unidad jurídica y de mercado, es perder una estructura de escala, red y densidad. Escala, porque se tiene mayor territorio español. De red, porque hay más población. De densidad, por los ahorros de costes. De alcance, por producir de forma conjunta.

    14. Para ser independientes, se necesita la supermayoría del censo, no valen la simple mayoría de votos o de escaños. La independencia debe pedirla el 66 ó 75% del censo, lo que implica una participación del 85% y el voto afirmativo del 85%. Además, debe de mantenerse constante en el tiempo: no vale una sola votación.

    15. El derecho a decidir no sólo lo tiene Cataluña, también lo tienen los municipios y las comarcas, y comprende bien seguir con España o bien seguir con el régimen de cosoberanía que libremente decida.

    16. Acuerdos de Nación-Marco. La Unión Europea exigirá el principio de neutralidad: la independencia no puede afectar a las estructuras de Estado esenciales al flanco sur de Europa, y todo lo que se pueda compartir se debe de compartir. Es decir, Europa no querrá dos redes diplomáticas o dos ejércitos (o que Cataluña se desmilitarice): si España tenía 100.000 soldados, 1.000 tanques y 100 buques, con la independencia deberá de conservarse esta potencia de fuego. Y eso vale para los tribunales, diplomacia, policía, prisiones, inteligencia...

    17. Sin duda, lo peor fue la falsificación de la historia de Cataluña, la presentarla como un acto permanente de encarnizamiento genocida de España. Si no fuera por mi coparticipación (de menor cuantía), el juicio sería duro, pero uno creyó de buena fe un mal acto hasta que mira al suelo y ve y oye los capítulos arrancados, conscientemente, de la historia de Cataluña para alimentar una visión victimista. Pero esto merecería quizás una mayor ampliación. No sólo fue Pujol, no sólo fue el PSUC, no sólo fue el PSC-Congrés de Obiols, también participó la Iglesia.

    18. San Juan Pablo II nunca jamás apoyaría la independencia de Cataluña, iría claramente en contra del todo, tal como se demuestra en su documento vaticano "Mensaje a los Obispos italianos sobre las responsabilidades de los católicos ante los desafíos del momento histórico actual".

    w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/letters/1999/documents/hf_jp-ii_let_06011994_respons-catholic-people.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habría que añadir también:

      - Geopolíticamente, Cataluña será un Estado hostil a Francia y España por irredentismo territorial histórico (Corona de Aragón, Occitania).

      - La política de alianzas europeas (UE) e internacionales (ONU) se va a replantear. Una Cataluña nacionalista puede crear un frentismo intraeuropeo de las naciones sin Estado (Occitania, Bretaña, Escocia). Una Cataluña izquierdista y progresista puede crear otro frente político-económico internacional: Israel-Palestina, Siria, Ucrania...

      - Una Cataluña izquierdista puede acabar siendo un paraiso de la libre emigración, asilo y refugio: fronteras abiertas, papeles para todos, derecho a voto para emigrantes. Pueden aparecer ciudadanos con estatutos personales propios, como en la India: estatuto personal islámico, con un régimen civil, penal y territorial propio y diferenciado.

      - Todo el derecho cambiará en relación a España: fiscal, mercantil, laboral...

      - Cataluña, paradójicamente, deberá de confederar o federar estructuras de Estado comunes con España, para obtener servicios públicos iguales: derecho común, tribunales comunes, seguridad común...

      Eliminar
  4. No acierto a ver que es lo que tiene de positivo el no decir ni una palabra en Catalán. Puede que incluso sea negativo y porque no una falta de respeto y sensibilidad. Las razones podrían ser incluso una falta de educación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la ilegítima y lamentable politización instrumental del catalán: si habla catalán, entonces reconoce la independencia. Es absurdo, parece mal educado, pero es así, la vida no la hemos inventado, viene tal cual.

      Eliminar
  5. Pues sería la primera vez que desde el Vaticano no se apoya a los separatistas. Pues desde hace más de un siglo el principal impulso del separatismo proviene del Vaticano. Un apoyo que ha sido especialmente descarado con Tarsicio Bertone. El separatismo está dirigido por organizaciones de la Iglesia, poniendo a esta anticristianamente a su servicio. Ya en los años treinta, como ahora se ha desvelado, el cardenal Gomá y el obispo martir Cruz Laplana informaban al Vaticano que los oligarcas separatistas liderados por Cambó financiaban y utilizaban a religiosos para sus fines separatistas. Con el tiempo el asunto se ha agravado, creando organizaciones religiosas específicamente para este fin. Esperemos que con el Papa Francisco se acabe con esta anticatólica situación. Conviene no hacerse ilusiones. Lo que ha hecho públicamente Amato es lavarse las manos. Puede que haya sectores en el Vaticano indiferentes o incluso contrarios al separatismo, pero puede haber otros que lo apoyan fuerte y oscuramente. El Papa debería dejar bien claro que la Iglesia no apoya al anticatólico separatismo destructor. Claro que lo usual en la política vaticana es que curse escondidamente a través de gestos. Detectar estos es importante.

    La nota de los obispos catalanes no es nada buena. Apoyan y dan por sentado el fundamento doctrinal del separatismo: “la identitat nacional de Catalunya”, y hablan hipócritamente del resto de España como si fuera la Conchinchina: “altres pobles del món”. Lo único positivo es que los separatas oficiales no hagan uso intensivo de ella, quizás porque esperaban algo más perverso y descarado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. San Juan Pablo II, en el mensaje arriba mencionado, fue totalmente hostil al separatismo italiano y, desde luego, al separatismo catalán, el cual, además, es beligerante contra el catolicismo. Juan Pablo II criticó a Pujol la falta de vocaciones. La nota de los obispos catalanes es nacionalista y católico-cobarde: no hay una defensa profética de la vida, familia y matrimonio.

      Eliminar
  6. És evident que aquesta pàgina no té simpaties per la independència. Però de les declaracions de l'enviat del Sant Pare tampoc veig que digui res a favor dels unionistes.
    Si Catalunya esdevé independent el Vaticà reconeixerà Catalunya i Santes Pasqües. Tot serà més senzill del que ens pensem.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni aquesta pàgina ni la gran majoria dels catalans. Ja està bé de tanta farda, hem de viure en unitat i respecte. Ja hi ha prou de amagar les mancances en la senyera. Visca Catalunya UNIDA a la resta d'Espanya.

      Eliminar
    2. Cataluña, por poder económico, deberá de tener unos 20 aviones caza F-18, cuyo coste de adquisición es de unos 1.000 millones de euros, sin contar el coste de mantenimiento. El caza Eurofighter cuesta unos 90 millones la unidad, sólo comprarlo, sin tener en cuenta el mantenimiento.

      Es decir, que el ahorro de 16.000 millones calculados según la balanza fiscal por flujos monetarios (la de beneficios da mucho menos, la mitad), el importe total del "Madrid nos roba", se van a ir en estructuras de Estado duplicadas innecesariamente.

      No cuento los costes de barcos, misiles, artillería, tanques, otros aviones, radares, instalaciones y armamento militar de última generación tecnológica.

      La UE y la OTAN va a exigir un ejército catalán muy caro de mantener, el precio para entrar, entre muchos otros, en la UE y la ONU. Lo cual se contradice del todo con el pacifismo antibelicista de la izquierda progresista catalana. Líos, jaleos y jaranas nos esperan.

      Independencia? Un mal negoci!

      Eliminar
    3. Pero se cree ud que ahora esto le sale gratis a cataluña ???????

      Eliminar
  7. Sr. Oriolt: a usted, estoy seguro, jamás le han insultado ni amenazado por no hablar español. A mí si me lo han hecho por negarme a hablar en catalán. El cardenal Amato habló en lo que sabe, pero pasar de ahí al supuesto desprecio a mí se me antoja pura imaginación calenturienta o que todos hemos de pasar por el aro. Lo siento, pero discrepo de su escrito. Totalmente.

    ResponderEliminar
  8. A mi me habla Ud en castellano que esto es España , también se oye contar, pero es anecdótico, que te oblguen en castellano como en catalán En este tema hay mucha literatura y poca realidad. En cataluña se vive perfectamente únicamente hablando en castellano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De conserje para abajo.

      Eliminar
    2. Caballero de coserje para arriba hablan en Inglés.

      Eliminar
  9. Normalmente coincido bastante con Oriolt en sus artículos. Pero el de hoy me ha parecido un poco flojo, o despistado. No entiendo que hable de ninguneo a los nacionalistas desde Roma. Más bien es al contrario. Creo que ha interpretado las palabras de Amato con demasiado optimismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto porqué se beatificaron en Gerona, ya que si mal no recuerdo dos fueran martirizadas en Castellón y la otra en Barcelona.
      Y la organización la llevaban desde Salamanca

      Eliminar
  10. Sr. Oriolt, esta semana, me tendrá que perdonar, porque no entiendo el sentido de su artículo.

    Creo que la misión de la Iglesia, Esposa de Cristo es la salvación de las almas a Ella confiadas.

    Si Cataluña tiene que ser independiente o continuar siendo española, nos toca primero decidirlo en las urnas el próximo día 27. Depende del resultado habrá una reacción positiva o negativa del Gobierno central.

    Creo que el pueblo catalán es lo suficiente maduro como para no necesitar el apoyo del Vaticano, por otra parte ¿quién le haría caso?

    ResponderEliminar
  11. Lo peor: no hay una opción católica. Unió se ha vuelto irrelevante por su misma cobardía. durante décadas este partido de supuesta inspiración cristiana se ha limitado a seguir la corriente. Recuerden que la Ley para garantizar los derechos de LGTB de octubre 2014 no suscitó ningún debate serio. Hoy por hoy la teoría del gender está entronizada legalmente en Cataluña en instancias legislativas, judiciales, educativas y mediáticas. En Estados Unidos, en Francia, en Italia, ha surgido en el catolicismo la denuncia de esta teoría deshumanizadora. En Cataluña, ni pío, ni Radio Estel, ni Catalunya Cristiana, ni parlamentario alguno. Sólo desde el Fórum Libertas han abierto la boca. El resto de la cultura católica (¿católica?) calla, y callando otorga. Una vergüenza...

    ResponderEliminar