miércoles, 26 de agosto de 2015

¿Es el Hno LLuis Serra el modelo de Vida Religiosa?

Escrito publicado el 8 de diciembre de 2014
El señor que aparece en la fotografía de la izquierda, con traje y corbata, es el Hno. Lluis Serra Llansana, religioso marista y además secretario de la URC (Unión de Religiosos de Cataluña). Con motivo de la celebración del Año de la Vida Consagrada, convocado por el Papa Francisco, los Medios de Comunicación del Arzobispado de Barcelona nos han hecho salir al Hno Serra hasta en la sopa, no sólo en la web del Arzobispado, sino también en la Hoja Dominical, que no sólo está en Barcelona, sino en un buen número de las diócesis catalanas, pero controlado desde Barcelona.

Este religioso marista es un viejo conocido de nuestra web, ya que ha aparecido en diversas ocasiones y no precisamente por cuestiones positivas. Como una buena parte de los miembros catalanes de las más clásicas Congregaciones Religosas, está marcado claramente por el nacional-progresismo, de hecho el Hno Serra escribe semanalmente en la web catalunyareligio de nuestro amigo Llisterri y en la Catalunya Cristiana del amigo Aymar, con eso está todo dicho. En este tiempo de convulsiones políticas en Cataluña, ha sido habitual encontrar escritos de este marista en estos medios, totalmente implicado en el proceso independentista, en el que ha colaborado una parte de la Iglesia catalana, entre otros el jefe directo de Serra en la URC, el P. Màxim Muñoz que a pesar de ser extremeño, se ha integrado plenamente en todos las movidas de los cristianos por la independencia.

Pero el nacionalismo no es el principal problema del Hno Serra, ni siquiera el "progresismo" tan habitual en la mayoría de estos religiosos. Lo más grave de este hermano marista es que en vez de seguir el carisma de San Marcelino Champagnat, y educar cristianamente a los alumnos de los diversos colegios religiosos que la Congregación tiene en Cataluña, o a propagar la buena doctrina o la memoria de los mártires como hacía nuestro añorado Hno Federico Plumed, se dedica a difundir y promocionar el método del Eneagrama, una derivación de la New Age, prohibida expresamente en los documentos de la Santa Sede. 

De hecho el Hno Serra LLansana tiene publicado un libro que se titula "El Eneagrama de las Pasiones" con el antetítulo "Anatomía psicológica de las pasiones dominantes". Evidentemente en el libro no aparece ni una sola vez ni Dios ni la Iglesia, es un método alternativo, que mezcla cuestiones morales y psicológicas para crear un método de superación personal, en el que se tiene que seguit una metodológia y unos mandatos, que ciertamente no coinciden con el Evangelio ni con los mandamientos, aunque en algunas momentos se observen algunas coincidencias.

Roberto A. Federigo, miembro de la Red Iberoamericana de Estudios de las Sectas (RIES) y miembro de catholic.net tiene un estudio muy detallado sobre el Eneagrama titulado "Eneagrama: una técnica esotérica y pseudocientífica" que recomiendo a aquellos que no tengan conocimiento del tema. Advierto que se les van a poner los pelos de punta, viendo el tipo de teorías que defiende este marista, ya que el Eneagrama no sólo es criticado durantemente desde fuentes católicas, sinó también desde ámbitos científicos y psicológicos muy serios. Además la aplicación de estas teorías por un grupo concreto puede conllevar connotaciones sectarias.

La Congragación para la Doctrina de la Fe publicó en el año 2000 el documento "Dominus Iesus"  en el que se atacaba duramente las teorias de la New Age y el peligro que supone para los creyentes seguir estas teorías anti-católicas. En este documento se hace referencia explícita al Eneagrama como un ejemplo de estas peligrosas teorías de las que los buenos creyentes deben mantenerse alejados. En el momento de redactarse este documento era Prefecto de la Congregación el que después sería Pontífice Benedicto XVI

Si desde el arzobispado se promociona a este señor, no es de extrañar que luego cuando de una charla o venda sus libros, haya muchos que se interesen, lo cual es tremendamente peligroso. Pero claro ya estamos acostumados a este doble juego, por una parte se promociona directa o indirectamente teorias o doctrinas contrarias a la fe católica y por otra nuestro cardenal  va de ortodoxo cuando le conviene.

Francesco Della Rovere 


Otros escritos en Germinans Germinabit donde aparece el Personaje: 
  

5 comentarios:

  1. Sr. Francesco Della Rovere, gracias por advertirnos de los peligros de la New Age y del Eneagrama.

    No teníamos bastante confusión con la Teología de la Liberación que ha causado verdaderos estragos, especialmente en Hispanoamérica, que de Estados Unidos tuvo que salir la New Age, para confundir de una forma más sútil si cabe, la inteligencia.

    Pero no tengamos miedo que con Dios a nuestro lado todo lo podemos, eso sí, se necesita mucha fe y sobretodo perseverancia en no desfallecer, ante la avalancha de doctrinas falsas que nos pueden venir.

    Yo no soy quien para juzgar al Hno. Lluís Serra, pero tendrá que dar cuentas a Dios y la verdad sus enseñanzas, no creo que sirvan de mucho para entrar en el Reino de los Cielos.

    ..."Hay de aquel que escandalice a uno de mis pequeñuelos, más le valdría ..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SALVADOR (nombre de pila)27 de agosto de 2015, 8:28

      (mÁs le valdrÍa...) SIGA POR FAVOR......

      Eliminar
  2. El clero es el objetivo principal del demonio para desbaratar la Iglesia.

    APARICCION DE LA SALETTE.

    En los conventos,las flores de la Iglesia se descomponen y el diablo se hace el rey de todos los corazones,
    Que los responsables de las comunidades religiosas estén en guardia contra las personas que deben recibir ,por que el diablo recurrirá a todos los trucos malvados para introducir a los pecadores en las ordenes religiosas para desordenar y extender el amor a los placeres carnales por toda la tierra

    ResponderEliminar
  3. Donde dice DOMINUS IESUS ¿no tendría que decir JESUCRISTO PORTADOR DEL AGUA DE LA VIDA?

    http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/interelg/documents/rc_pc_interelg_doc_20030203_new-age_sp.html

    ResponderEliminar
  4. Aunque no tiene que ver con el artículo de hoy, ya que la Iglesia, nos presenta hoy en su Santoral la Memoria litúrgica de una gran esposa y madre, la de Santa Mónica.

    SANTA MÓNICA Y SU MENSAJE DE SANTIDAD PARA LAS MADRES DEL SIGLO XXI.

    Para conocer acerca de la vida de santidad de Santa Mónica, es necesario recurrir a lo que de ella dice su propio hijo, San Agustín, quien así escribe en sus Confesiones: "Ella me engendró sea con su carne para que viniera a la luz del tiempo, sea con su corazón, para que naciera a la luz de la eternidad". Según San Agustín, su madre fue doblemente madre, ya que fue madre biológica, engendrándolo para la vida terrena, pero también fue madre espiritual, porque por sus oraciones y sacrificios le obtuvo el don de la fe, engendrándolo para la vida eterna.

    Este doble oficio materno lo desempeñó Santa Mónica toda su vida, pero particularmente al cumplir San Agustín los diecinueve años, momento en el que comienza a transitar un inicia un camino de doble perdición: llevaba una vida disoluta y había abrazado la herejía maniquea -error filosófico que, entre otras cosas, niega la responsabilidad del hombre por los males cometidos, desde el momento en que consideran erróneamente que no hay libre albedrío-, y fue así que, movida por su amor materno, pero sobre todo movida por el Amor de Dios, Santa Mónica, que desde muy pequeña vivía una vida de oración y penitencia, la intensificó todavía más, agregándole sacrificios y ayunos y derramando abundantes lágrimas ante el peligro de condenación eterna de su hijo.

    Durante casi nueve años, Santa Mónica no dejó de orar y llorar por su hijo, de ayunar y velar, de rogar a los miembros del clero para que lo persuadieran acerca de la verdadera doctrina de salvación. Ante las lágrimas e insistencia de Santa Mónica, un obispo, que había sido también maniqueo, pronunció las famosas palabras: "Estad tranquila, es imposible que se pierda el hijo de tantas lágrimas".

    La conversión de San Agustín, fruto de las oraciones, sacrificios y lágrimas de Santa Mónica, se produjo en la Pascua del año 387, recibiendo el santo el bautismo de parte de San Ambrosio.

    Años después, poco antes de morir, y con su hijo ya sacerdote, Santa Mónica revela las alegrías y las esperanzas de su corazón, que ya no están en este mundo. Le dijo así a San Agustín: "Hijo, ya nada de este mundo me deleita.

    Ya no sé cuál es mi misión en la tierra ni por qué me deja Dios vivir, pues todas mis esperanzas han sido colmadas. Mi único deseo era vivir hasta verte católico e hijo de Dios. Dios me ha concedido más de lo que yo le había pedido, ahora que has renunciado a la felicidad terrena y te has consagrado a su servicio". Hacia el final de su vida, Santa Mónica ve, con satisfacción, que su hijo no solo se había convertido, sino que se había consagrado a Dios con todo su corazón y con toda su vida -con lo cual da por cumplida su segunda maternidad, la espiritual-, al tiempo que se muestra ansiosa por dejar esta vida terrena e ingresar en la vida eterna.

    El mensaje de santidad de Santa Mónica es sobre todo importante en nuestros días, en el que muchas madres, habiendo perdido la fe y el sentido de la eternidad, solo se interesan por el progreso material y la felicidad terrena de sus hijos, sin importarles la vida del más allá. Con su doble amor maternal, Santa Mónica es ejemplo para las madres cristianas, puesto que no se preocupa porque su hijo adquiera un título profesional; tampoco le interesa que sea exitoso según el mundo, o que posea abundantes bienes materiales; no le importa tampoco que consiga una buena esposa que le de numerosos hijos: lo único que le importa a Santa Mónica es que su hijo se convierta, es decir, que conozca y ame a Jesucristo, el Salvador, para que así, conociéndolo y amándolo, lo siga por el Camino Real de la Cruz y salve su alma.

    El mensaje que da Santa Mónica a las madres cristianas del siglo XXI podría entonces resumirse así: "No te preocupes por las cosas del mundo: ¡salva el alma de tus hijos!".

    ResponderEliminar