martes, 25 de agosto de 2015

Carta a Mn. Francesc Romeu

Escrito publicado el 31 de julio de 2013
Apreciado Paco:

Hace muchos años que nos conocemos, desde que te movías inquieto bajo la protección del entonces sacerdote, ahora elevado a la categoría principesca Mn. Joan Enric Vives, que por entonces ejercía como simple presbítero en su barrio natal del Poble Nou. Ahora eres el párroco de su iglesia de toda la vida, donde él fue ordenado, y por eso no dudaste en invitarlo para que presidiera la fiesta patronal de septiembre pasado. La Eucaristía no podía ser más folclórica, como a ti te gusta, con la presencia de los "gegants" del Poble Nou haciendo su baile en el interior del templo y los "castellers" de Barcelona montando una torre humana delante del altar, eso sí, l'enxaneta iba con casco protector, no fuera caso que se cayera y tuviéramos una desgracia en lugar sagrado. Los aplausos del copríncipe, los tuyos y los de tu amigo y compañero de correrías en Blanquerna Mn. Salvador Pié, se oían continuamente como si allí se había venido a ver un espectáculo.

Tu nombre ha vuelto a sonar en los Medios de Comunicación estos días, como ayer nos recordaba el articulista de Germinans Oriolt, has conseguido llenar uno de tus templos, pero no de fieles, sino de inmigrantes subsaharianos, y allí está la noticia, que tu de esto entiendes mucho y sabes que es lo que realmente interesa a las televisiones, las radios y la prensa.

¿Porqué Paco, les has ofrecido un templo a los inmigrantes para que muestren sus reivindicaciones? ¿Porqué no les has ofrecido unos locales parroquiales o eclesiales, en que la acogida sería la misma o mejor pero sin la necesidad de obligar a personas de otra religión a estar en un templo católico? ¿Porqué no te pusiste de acuerdo con la Delegación Diocesana de Pastoral Social y Marginación, para buscar una solución , ellos que están acostumbrados a tratar con esa problemática habitualmente? ¿Porqué no los alojaste en Blanquerna de donde eres profesor, ahora que no hay alumnos, y que tu amigo Pié es el jefe del chiringuito?

Yo mismo te voy a contestar a las preguntas. La respuesta es que sólo de esta manera la noticia tendría repercusión en los Medios y además tú te marcarías un tanto, volverías a ser protagonista de la actualidad, como cuando decidiste bendecir una pareja de lesbianas, también en el templo, ante las cámaras de una televisión. Ahora me dirás que el Papa ha dicho que tenemos que respetar a los homosexuales...

Es el viejo truco de los últimos años del franquismo, cuando eran los templos los que albergaban concentraciones clandestinas. Y no hay que ir tan lejos, un sacerdote de los que tu admirabas, de esos que tu dices que son "oberts i post-conciliars" ahora ya fallecido, Mn. Vidal-Aunós, en el año 2001 abrió las puertas de la iglesia de Santa María del Pi, de donde era párroco, a unos 700 inmigrantes que se encerraron allí y que también orinaron y defecaron en el mismo templo. Entonces empezó a verse por ahí el rostro de Arcadi Oliveres, que después se popularizaría mucho más con su papel activo en las concentraciones de indignados del 15-M y recientemente encabezando un proyecto político cristiano-izquierdoso junto a la monja Forcades.

Has sido noticia, sí, pero no creas que todos te aplaudimos, solamente mira los comentarios que en un diario nada sospechoso de ser de derechas como El Periódico han dejado los internautas:
Como tú, yo tampoco soy racista y no comparto estos comentarios, pero tienes que reconocer que lo tuyo no sólo buscaba un apoyo cristiano a los inmigrantes desvalidos, sino un mucho de protagonismo mediático. Y es que a tí Paco, te va la marcha, esa con la que disfrutabas en los tiempos del cardenal Ricard María Carles, en la que se aplicaba aquel mismo eslogan de "luchando contra Franco éramos felices". Porque tu te hiciste un hartón de mover hilos para desprestigiar al anterior arzobispo, sobre todo desde tu atalaya en los Medios de Comunicación, escribiendo directamente o mandando información a otros medios para que escribieran ellos. Luego te quejas del anonimato de Germinans...

Pero cuando llegó el arzobispo Lluís, se acabó la lucha, como todos los de tu cuerda prometiste respetarlo "perquè és dels nostres" aunque el cuerpo muchas veces te pida otra cosa. Además ahora toca ser oficialista, ejerciendo como arcipreste y estando en el secretariado del Consejo Presbiteral. Por eso necesitas de vez en cuando desahogarte, montar un buen número, esta vez la has liado bien gorda, a ver la próxima cual será...

Recibe mi saludo afectuoso

J.P.

Otros escritos en Germinans Germinabit donde aparece el Personaje: 
  

6 comentarios:

  1. Esa carta de J:P: a Mn. Francesc Romeu, tiene muchos puntos para meditar, pero no me voy a entretener en ello.

    Pero si hay unos versículos del Evangelio de san Mateo, que se contraponen a esa forma de actuar.

    Mateo 5,1-12: Las bienaventuranzas: solemne apertura de la nueva Ley.

    Mateo 5,13-16: La nueva presencia en el mundo: Sal de la tierra y luz del mundo.

    Mateo 5,17-19: La nueva práctica de la justicia: relación con la antigua ley.

    Mateo 5, 20-48: La nueva práctica de la justicia: observando la nueva Ley.

    Mateo 6,1-4: La nueva práctica de las obras de piedad: la limosna.

    Mateo 6,5-15: La nueva práctica de las obras de piedad: la oración.

    Mateo 6,16-18: La nueva práctica de las obras de piedad: el ayuno.

    Mateo 6,19-21: La nueva relación con los bienes materiales: no acumular.

    Mateo 6,22-23: Nueva relación con los bienes materiales: visión correcta.

    Mateo 6,24: Nueva relación con los bienes materiales: Dios o el dinero.

    Mateo 6,25-34: Nueva relación con los bienes materiales: abandono en la Providencia.

    • En el evangelio se trata de tres puntos: la limosna (6,1-4), la oración (6,5-6), y el ayuno, pero solo voy a destacar los dos primeros

    • Mateo 6,1: No practicar el bien para ser vistos por los otros. Jesús critica los que practican las buenas obras sólo para ser vistos por los hombres (Mt 6,1). Jesús pide apoyar la seguridad interior en aquello que hacemos por Dios. En los consejos que él da transpare un nuevo tipo de relación con Dios: “Y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará" (Mt 6,4). “Antes que pidan, el Padre sabe lo que necesitan” (Mt 6,8). “Si perdonan las ofensas de los hombres, también el Padre celestial los perdonará” (Mt 6,14). Es un nuevo camino que aquí se abre de acceso al corazón de Dios Padre. Jesús no permite que la práctica de la justicia y de la piedad se use como medio de auto-promoción ante Dios y la comunidad (Mt 6,2.5.16).

    • Mateo 6,,2-4: Como practicar la limosna. Dar la limosna es una manera de realizar el compartir tan recomendado por los primeros cristianos (Hec 2,44-45; 4,32-35). La persona que practica la limosna y el compartir para promoverse a sí mismo ante los demás merece la exclusión de la comunidad, como fue el caso de Ananías y Safira (At 5,1-11). Hoy, tanto en la sociedad como en la Iglesia, hay personas que hacen gran publicidad del bien que hacen a los demás. Jesús pide el contrario: hacer el bien de forma tal que la mano izquierda no sepa lo que hace la mano derecha. Es el total desapego y la entrega total en la gratuidad del amor que cree en Dios Padre y lo imita en todo lo que hace.

    • Mateo 6,5-6: Como practicar la oración. La oración coloca a la persona en relación directa con Dios. Algunos fariseos transformaban la oración en una ocasión para aparecer y exhibirse ante los demás. En aquel tiempo, cuando tocaba la trompeta en los tres momentos de la oración: mañana, mediodía y tarde, ellos debían pararse en el lugar donde estaban para hacer sus oraciones. Había gente que procuraba estar en las esquinas en lugares públicos, para que todos pudiesen ver cómo rezaban. Ahora bien, una actitud así, pervierte nuestra relación con Dios. Es falsa y sin sentido. Por esto, Jesús dice que es mejor encerrarse en un cuarto y rezar en secreto, preservando la autenticidad de la relación. Dios te ve también el lo secreto y él te escucha siempre. Se trata de la oración personal, no de la oración comunitaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el sermón de la montaña, Cristo demuestra que la ética no es suficiente.

      Cristo vino a cambiar nuestro corazón (ethos).

      Eliminar
    2. Pero cuidado. Tenemos que obrar con el cerebro, no con el corazón. Si obramos con el corazon, nos movemos solamente por pasión, por sentimiento.

      Eliminar
    3. Las potencias más importantes del hombre son la voluntad, el intelecto y la afectividad.
      Se integran en el obrar para lograr lo bello, lo bueno y lo verdadero.

      La que discierne “la verdad” es la razón. El “afecto es el motor” de la voluntad asentada en la inteligencia que debe “orientar al corazón”.

      Sólo en la medida en que los sentimientos son asumidos por la libertad tienen calificación moral:
      Buenos cuando contribuyen a una acción buena
      Malos en el caso de la acción mala
      El afecto constituye una fuerza poderosa y creativa para realizar el bien del hombre, para amar a los demás y a Dios con todo nuestro ser ya que “la gracia” potencia la voluntad.

      Siempre elegimos porque “queremos”, ya que la afectividad “bien encaminada”, es la potenciadora de la acción.

      El relato de nuestra vida es una construcción a través de nuestros actos, nos construimos con actos buenos (destruimos con malos), cuyo pedagogo es Cristo y la dirección del camino es la Parusía (segunda venida de Cristo).

      Eliminar
  2. ARCANGEL MIGUEL

    ¡MERCADER DEL TEMPLO! YA QUEDA MENOS PAR QUE RECIBAS TU ESCARMIENTO, POR LO MENOS A JUDAS ISCARIOTE SE LE VEIA VENIR.................

    ResponderEliminar
  3. Desolatione desolata est ommnis terra;la impiedad está sobre un trono;nuestro santuario
    es profanado,y la abominación entró hasta en el lugar santo.

    El "TIGRE" afligirá a la Iglesia y sobre la tierra reinarán las más grandes de las miserias,una miseria ue lanzará por todos lados la confusión.

    Vendrán tiempos amargos en que se habrá dejado el Oficio Parvo,y se habrá debilitado el espiritu.
    ¡Ay! de aquellos que hayan tomado parte en ésto

    ResponderEliminar