lunes, 31 de agosto de 2015

¿Carballo habla catalán?

Me llegan noticias de que se ha preguntado en Roma si el actual arzobispo-secretario de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada, Fray José Rodríguez Carballo, habla catalán. La verdad es que el obispo franciscano tiene el don de lenguas y, además de castellano y gallego, domina a la perfección el inglés, francés, italiano y portugués; aunque su desenvoltura en catalán permanecía clandestina. Pues parece ser que el obispo gallego lo entiende a la perfección y se defiende hablándolo de forma bastante correcta. Su conocimiento proviene básicamente de los años en que desempeñó el cargo de Visitador General de la Provincia Franciscana de San Salvador de Horta, que ejerció entre 1998 y 2003, la cual se corresponde en su totalidad con la geografía catalana. Durante este período fueron muchos y constantes los encuentros de Carballo con sus hermanos catalanes, mostrando en todo  momento su deseo de aprender la lengua de Pompeu Fabra. Con posterioridad, su relación con el mundo franciscano catalán y de la vida consagrada en general, le ha permitido seguir avanzando en el conocimiento del idioma, que tampoco es extremadamente difícil para un políglota. En los encuentros que ha tenido en Cataluña, ya como secretario de Congregación, se le han podido escuchar frases en un catalán bastante aceptable.

Lo cierto es que la pregunta que se han hecho en Roma no es ociosa. Parece ser que el papa Francisco ha pensado en Fray Rodríguez Carballo, nacido en 1953, como su hombre de futuro en el episcopado español y la diócesis más importante en España que se halla en fase de descuento es Barcelona. Sería curioso que el Papa acometiese la reforma del episcopado español desde Barcelona. Pero todo es posible con Francisco.
https://www.catalunyareligio.cat/sites/default/files/RodriguezCarballoURC0.jpg
Mons. Rodríguez Carballo en una de sus visitas a Cataluña junto con el claretiano independentista Màxim Muñoz.
También es verdad que este pontífice no está demostrando especial entusiasmo en promover obispos catalanes. Sus dos únicas designaciones de titulares de sedes de la Tarraconense han recaído en dos prelados valencianos: Benavent en Tortosa y Giménez Valls en Lérida. Además, el panorama episcopal catalán hodierno es francamente paupérrimo. De diez diócesis (más dos auxiliares) solo hay ocho obispos catalanes, siendo los restantes tres valencianos (Cortés, Benavent, Giménez Valls) y un menorquín (Taltavull). Pero es que de esos ocho, solo cinco han salido de seminarios catalanes (Sistach, Vives, Casanova, Pardo y Novell), mientras que de los otros tres, dos se ordenaron en Toledo (Saíz Meneses y Cristau) y el otro en Madrid (Pujol) quedando incardinado en el Opus Dei. Únicamente tenemos cinco obispos ordenados en seminarios catalanes para diez diócesis. Compárese con el número de obispos valencianos (Cañizares, Reig, Vilaplana, Català, Cases Andreu, Salinas, Cortés, Murgui, Vicente Juan, Benavent, Giménez Valls) para solo tres diócesis. En los últimos años ha habido un auténtico desplome en la representatividad episcopal catalana, influenciado también porque no hemos exportado obispos al resto de España, como en tiempos pretéritos sucedió con los Gomà, Pla i Deniel, Sanahuja, Font Andreu, Briva, Castelltort, Cases Deordal o Buxarrais. No digamos en la Curia romana donde sobresalía un cardenal Vives y Tutó o un cardenal Albareda. La influencia catalana en el episcopado mundial es francamente ridícula, lo cual produce ese permanente estar en fuera de juego.
http://media.lavozdegalicia.es/scale.php?i=/default/2014/02/14/0012_201402X14C5F1jpg/Foto/X14C5F1.jpg&w=465px
Rodríguez Carballo con sus amigos el cardenal Bertone y el nuncio Fratini.
Si a ello se une que el cardenal Martínez Sistach ha demostrado, al contrario que su antecesor Carles, una expresa inutilidad a la hora de promocionar obispos (Lérida es el último ejemplo) y que su única preocupación es prolongar y prolongar su mandato, nos conduce a esta manifiesta infrarrepresentación. Cierto es que nuestro obispo está mostrando una extraordinaria eficacia en su empeño en dilatar el momento de su remoción. ¡Nunca tiene bastante! Su última argucia fue que no convenía una substitución con anterioridad al Sínodo de Octubre. Ahora que ya llega el otoño, está vendiendo que no puede procederse al relevo hasta que no se aclare el momento político catalán. ¿Aclararse el momento político? ¡Si al paso que vamos, no se va aclarar nunca, sino que parece complicarse más! Sistach 2017 es la nueva campaña. Mientras tanto, la Iglesia en Cataluña como un erial y el episcopado catalán como minoría irrelevante, fiel reflejo del estado de sus diócesis. No existe otra explicación. Ahórrense victimismos.

Oriolt

11 comentarios:

  1. Sr. Oriolt, gracias por su estudio de investigación eclesial, acerca del relevo del actual Cardenal, ahora, por el futurible Monseñor José Rodríguez Carballo.

    Creo que para cualquier católico, que no busque otra cosa que la salvación de su alma, no tiene mayor importancia que su Obispo, hable catalán o no. Si es una persona políglota, no creo que tenga problemas ni para hablarlo ni para comprender la indiosincrasia del pueblo catalán.

    Los que buscan problemas porque no sea catalán, peor para ellos. Señal que no se han preocupado de fornar a unos santos sacerdotes catalanes, haciéndolos emigrar a otros Seminarios

    Monseñor Rodriguez puede hablar varios idiomas, pero su principal misión será la de transmitirnos el Amor qie Dios nos tiene, con autoridad, sencillez y todo lo que usquedes quieran, pero es esencial que sepa mandar y ser obedecido por los sacerdotes y el pueblo fiel.

    "Buscad el Reino de Dios y su Justicia y todo lo demás se os dara por añadidura"

    La experiencia de "Volem bisbes catalans" (Queremos obispos catalanes) del año 1968, me da cierto temor a que no le pase como a Don Marcelo o a Ricard Mª Carles.

    ResponderEliminar
  2. No es Barcelona, es Montserrat; no es el arzobispo, son los monjes1 de septiembre de 2015, 0:53

    "Ahórrense victimismos."

    Una diócesis en ínterin de nombramiento de nuevo arzobispo, con excepciones, tiene paralizada su acción de gobierno y sus planes de actuación.

    Pero aunque pueda parecer paradójico, me parece conveniente que Sistach continúe.

    Tal es la situación de prostración de Barcelona que nada hace de mal que siga el garante del statu quo. Para esta labor lo eligieron en el 2004, en la etapa pragonizante de San Juan Pablo II.

    Nos quejamos de Sistach, con razón, pero sus electores, cardenales y nuncios, estos están escondidos, y son los verdaderos responsables de este estado lamentable de Barcelona.

    La elección del nuevo arzobispo de Barcelona es una tarea delicada, dado que la esencia de la decadencia de Barcelona está en Montserrat, y el nuevo arzobispo debe de venir con un equipo disciplinar de teólogo, moralista, canonista, biblista, liturgista, exorcista y otras especialidades diversas: dogma, culto, celebraciones, verdad, moral, sacramentos, catequesis, devociones, peregrinajes...

    El mal del modernismo, racionalismo y progresismo es general en todas las áreas del catolicismo barcelonés.

    En Cataluña, almenos desde hace más de un siglo, los obispos y arzobispos no pintan nada. Quien manda en Cataluña de verdad es Montserrat, en concreto el monasterio de Santa María.

    En efecto, éste dispone de un equipo seleccionado y cuidado de monjes capacitados y competentes en diversos estudios, conjuntamente con unas infrastructuras culturales muy importanes (biblioteca, música, pintura...), y lo más importante aún, con una gran agenda de contactos y relaciones de todo tipo en todos los ámbitos del saber, tanto en España, Europa, el mundo y, como no, en Roma.

    Por eso, cuando Montserrat va bien, Cataluña va bien. Pero hoy, cuando Montserrat va peor, Cataluña va pésimo.

    Los monjes de Montserrat, de longeva y acaudalada vida, ven pasar década tras década a los obispos y a los abades. Ellos permanecen, como las estrellas, y los jefes son asteroides de breve vida y rápida rotación. Si el conjunto, si la inteligencia colectiva de los monjes es buena, mejorísimo, pero si son peores, pesimérrimo para nosotros.

    Los males de la Iglesia catalana están sólo y exclusivamente concentrados en Montserrat, como lo demuestra el caso de las dos cabras locas de Sor Forcades y la irradiación solar que destella en Manresa encarnada en la mosca cojonera de Sor Caram. Y el estropicio que han montado en la decoración interior de nada menos que su monasterio fundacional, Santa Cecilia, el 945, con la psicodélica pintura de Scully introducida por el director del museo de pintura de Montserrat, que se ha extendido al cartel de la Mercè de Barcelona del 2015. Cosas veredes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carísimo, que santa Lucía le conserve la vista. ¿De dónde saca usted que en Montserrat hay vida intelectual sobresaliente? Lo dirá, supongo, por el madrileño de origen Ernesto Raguer, en religión padre Hilari. Bien, su historia del nacionalismo catalán a traCarrasco y Formiguera es un ejemplo arquetípico de sectarismo ahistórico. Más o menos como las bases exegéticas de su Comentario a los Salmos. Tener una buena pinacoteca no es señal de sensibilidad artística, sino de plata y oro abundantes. La formación teológica de los monjes, empezando por Soler, es francamente mejorable. Recuerde sus ideas sobre el aborto o el nacionalismo. Objetivamente perversas. El aborto es legítimo si lo vota el pueblo. (Qjuiere decir legal, pero no llega tanto). Mi primer tropiezo con Montserrat fue cuando les corregí las garrafales erratas de su portal online. Luego vendrían perlas ssutanciosas como la del Prior: "El president Mas ha convocado al pueblo de Dios para manifestarse y votar..."). Lo oí en persona. Publiqué el disparate en Germinans y los monjes lo borraron de la web del monasterio...

      No carísimo. En Montserrat hay un grave problema de ignorancia teológica.

      No es bueno comparar. Pero Poblet, al menos, está al día en los temas de ciencia y fe. En Montserrat, ni los huelen, que diría el castizo. Igual que el mal actor pretende esconder sus limitaciones con sobreactuaciones y aspavientos, la ignorancia supina de los Soler, Raguer... se intenta velar con despropósitos inmorales relativos a la vida del no nacido o sobre la convivencia.

      Eliminar
  3. Hallada una enigmática escalera piramidal en Jerusalén1 de septiembre de 2015, 1:05

    "Varios textos antiguos judíos, incluido el Talmud, mencionan la "piedra de las reivindicaciones" que supuestamente existió en Jerusalén. Según estos textos, quien perdía o encontraba algo importante se subía a ella para anunciarlo."

    http://www.lavanguardia.com/cultura/20150831/54436139713/hallada-jerusalen-misteriosa-escalera-piramidal-2-000-anos.html

    Se cree que desde ella se estuvo pidiendo en dirección a la colina del Vaticano, que se nombrara un buen antístite para la urbe de Barcino. "Almenos que fuera un 10% de bueno como lo fue el arzobispo de Cracovia Karol Wojtyla, un 5% de valiente y un 1% de enérgico", reclamaron durante años desde la piedra de las vindicaciones un grupo de almas residentes de la Colonia Iulia Augusta Paterna Barcino.

    ResponderEliminar
  4. Y vuelta la burra al trigo, que dice el refrán. ¡Otra vez la matraca del nuevo obispo para Barcelona! ¿Dónde están las aseveraciones que se hicieron en los dos últimos años acerca del inminente nombramiento de Fulano, Mengano o Zutano para el cargo? ¡AGUA DE BORRAJAS! Ya está bien de especulaciones, señores comentaristas, ya está bien. Dejen el asunto en manos de quien corresponda y de espantar a las palomas para que vuelen. Yo, personalmente, lo que deseo y pido al Señor es un obispo que venga a garantizarme la fe de la que la Iglesia es depositaria. Todo lo demás, Montserrat incluido, pasará, como pasan las nubes por el cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las especulaciones sobre el nuevo arzobispo son necesarias, imprescindibles y absolutamente lógicas, y además, merecidas.

      Se debe a la opacidad y oscuridad de todo el proceso de elección de arzobispo de Barcelona.

      El pontificado de Francisco no ha servido para que tuvieramos un procedimiento transparente en la recogida de información sobre los problemas y necesidades de Barcelona.

      Con Francisco, todo sigue igual que cuando se nombró a Sistach: opacidad. Aunque Francisco tiene la competencia exclusiva y excluyente de requerir los candidatos que quiera y nombrar a quién quiera, no ha habido ninguna encuesta pública. Todo a puerta cerrada, en corredores oscuros, en habitaciones escondidas. Parece que la transparencia va por barrios: sí a las élites clericales, nada para los de abajo. Como siempre. ¿Es esto renovación? No, nada.

      Barcelona no ha visto en absoluto una encuesta de un visitador pontificio que buscara información sobre la verdadera situación de decadencia y apostasía del sacerdocio y de los religiosos barceloneses. Nadie de Roma ha pasado por Barcelona para preguntar la historia y las causas de la eclesiocatástrofe barcelonesa. Lo lógico es pensar que no lo saben, o lo saben mediatizados por el interés de diversos grupos. A lo mejor, a todos conviene el statu quo, pues nadie queda inquietado, y siempre se puede recrrir a la impunidad del statu quo: no me toques o tiro de la manta.

      La rumorología y especulogía se deben exclusivamente al mal nombramiento de Sistach, realizado desde la más total oscuridad y opacidad, como gestor de una ruinosa política de statu quo, nombramiento efectuado por un conjunto de desconocidos responsables catalanes, españoles y romanos que realizaron en la fase premuriente de San Juan Pablo II. De tales lluvias, tales lodos, y donde las dan, las toman. Si se hubiese hecho bien, no habría toda esta situación de prepánico: "¡Horror, a ver a quién nombrarán en Roma para Barcelona!".

      De haber habido una visitación pública y una encuesta pública, sabríamos qué sabe Francisco de este desastre total en que ha quedado Barcelona, no por culpa exclusiva de Sistach, sino principalmente de sus electores en la sombra, los verdaderos responsables de esta escombrera: responsables por elección, seguimiento y vigilancia.

      En Barcelona es necesario un arzobispo que sea un hombre de autoridad, que aplique el derecho canónico correcto, la norma precisa en todo. Nada más y nada menos.

      También ha fracasado en Barcelona la figura de un arzobispo carente de obispos auxiliares. Los obispos auxiliares deben de estar presentes en Barcelona, y deben de ser hombres de autoridad, no fruto de políticas, pactos y acuerdos de consenso entre apostasía y ortodoxia. El obispo auxiliar es la representación visible de que la diócesis de Barcelona es compleja y de que el arzobispo viene con un equipo propio de especialistas, prácticos y estudiosos de las diferentes áreas. O el arzobispo tiene equipo o no va a ser nada, Montserrat lo va a anular.

      Por lo tanto:

      1. No ha habido visitación informativa pública, encuestas públicas. Ver la realidad actual.
      2. No hay garantía de que el arzobispo sea un hombre de autoridad y de que venga con un equipo competente y capacitado. Ver la historia.

      Al fallar la premisa de la transparencia, todo lo demás ha fracasado: no nos fiamos, y hay motivo, justificación.

      Por eso hay que rezar y pedírselo a Jesús: danos un santo, fuerte y capacitado arzobispo.

      Eliminar
    2. a) Pienso que a todos los grupos eclesiales barceloneses les interesa el actual statu quo. De lo contrario, habrían repercusiones mediáticas sobre el retraso del nombramiento del nuevo arzobispo.

      El actual silencio es delator: a todos, tanto de la ortodoxia como de la heterodoxia, les interesa la actual política de statu quo como de la falta de claridad y nitidez en el nombramiento del nuevo arzobispo.


      b) Opino que Francisco no conoce la real situación de Barcelona y Cataluña. Lo cual es lógico, dado que es argentino y americano, no es europeo. Sólo conoce las peculiariedades de las villas miseria de América, y toda la complejidad europea le es extraña. Depende, pues, totalmente de lo que le digan otros. Si la renovación del episcopado pasa por figuras como Osoro, estamos apañados: no hay contacto con la realidad española y europea.

      Eliminar
  5. ARC

    LA SITUACIÓN ACTUAL ES HEREDERA DE LAS MALAS COSTUMBRES ADQUIRIDAS EN TIEMPOS DE JUAN PABLO II. FUE UN PAPA SANTO, SÍ, PERO UN PÉSIMO GESTOR. EN SU ULTIMA ETAPA NO SE DIO CUENTA DE QUE SE ESTABA RODEANDO DE AVES CARROÑERAS. DE ESOS POLVOS VINIERON ESTOS LODOS. BENEDICTO XVI NO SE ATREVIÓ, Y FRANCISCO NO TENDRÁ TIEMPO DE LIMPIAR A FONDO TODA LA BASURA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba ARC, usted si que sabe. El Espíritu Santo antes de asistir al Papa y a la Iglesia, le informa a usted de la situación.....
      Explique por favor con cierto detalle y de forma clara el porque San Juan Pablo II fue un pésimo gestor. El que acusa debe explicarse.
      Y hablando de malas compañías o aves carroñeras, podríamos empezar por el "jefe" que se juntó con una tropa que no está mal. Un traidor, algún bocazas, y muy pocos valientes.....y luego, fíjese, los pilares de la Iglesia...¿será para dejar claro que si esto funciona es porque detrás esta Dios Nuestro Señor?

      Eliminar
  6. Pau i be! Visca els frarets i el pobrisó d'Assís

    ResponderEliminar
  7. ¿«Chámame Pepe» para Barcelona? ¿El que era general de los Franciscanos y durante su mandato los dejó en bancarrota? ¿El que es uno de los actores necesarios, junto con su jefe Braz de Avís «Matapelo» y el difunto Volpi, de los atropellos a los Franciscanos de la Inmaculada? Es una broma, ¿no?

    ResponderEliminar