jueves, 16 de julio de 2015

NoTemo, bar católico: abajo, un pub musical, ping-pong, futbolín; arriba, el Santísimo expuesto

Con artista o ponente invitado, cada sábado en Barcelona
Religion en Libertad visita Notemoun espacio de evangelización a través del arte y la cultura, donde cada sábado se invita a un artista. Lleva  ya 6 años y este es el séptimo. Cada sábado sin interrupción ha venido un invitado distinto. Hablamos con Noemí Haro, una de las impulsoras del proyecto.

-¿Cómo consigues esto? Porque, para conseguir un artista invitado cada sábado tienes que preverlo con semanas de antelación, y además eres profesora en el colegio Pineda de l’Hospitalet, y tienes tu propia escuela de música, y eres mamá… 
-Hay más, hay más… soy un poco movida, no puedo parar, ya me viene de pequeña [ríe, divertida], toco 7 instrumentos, y siempre he sido un poco hiperactiva… La agenda la tengo llena, pero la agenda nos la hace Dios. Empezamos a llamar a gente a partir de julio, y empezamos el curso el 1 de octubre, hasta el  30 de junio, salvo los puentes: sí, cada semana viene alguien distinto…

-¿Quiénes han venido, así que destaquen más? 
-Han venido cantautautores, como la hermana Glenda, como Jesús Cabello, como Saili; grupos de música como Hijos de Coréla Voz del Desierto; también han venido magos, han venido pintores, escultores, raperos; del Magreb, de España; hemos hecho talleres de tartas hebreas, escultura, grafología, testimonios personales de conversos; hemos traído también testimonios en colaboración con Ayuda a la Iglesia Necesitada, Jack Valero de Catholic Voices, el malabarista que actuó delante de Benedicto XVI, Paul Ponce; algunos sacerdotes, productores de televisión católica, como Acontracorriente, May Feelings, el grupo Canta La Fe, Roberto Vega, Rubén de Lis, el famoso rapero SM Dani; en general toda persona amateur o profesional que evangeliza a través de arte es bienvenido. También han venido el escritor Jesús García, la profesora del IESE Núria Chinchilla, que habló de la gestión del tiempo y la conciliación trabajo-familia, etc.
-¿De dónde proviene el nombre “Notemo”? 
-Le pusimos “Notemo” porque el nombre significaba “no tengo miedo”, “no temas”; no sabíamos qué nombre darle a la iniciativa y pensamos en “no temo”. En medio va “Teresa”, la patrona de nuestro proyecto. La Carta a los artistas de san Juan Pablo II, Teresita, Santa Teresa de Jesús, etc., son como los precursores de todo esto. 

-Y, ¿cómo comenzó todo? 
-Éramos un par de amigas, y queríamos ofrecer una alternativa con motivo cristiano: un bar, una cafetería, un proyecto que fuera cristocéntrico. Y ello para dar cabida a todos aquellos que se han alejado de la Iglesia católica o no la frecuentan, de manera que a través de los sacramentos llegaran a Cristo.
»Y pensamos que es muy difícil invitar a un amigo a una misa, a una charla; lo más fácil nos pareció que sería traer a los amigos a un sitio de ocio cristiano y a partir de aquí animarles a participar en todo lo que es la vida parroquial.

»Aunque las  dos amigas que formamos el proyecto veníamos de la tradición de grupos de la Renovación Carismática Católica, en ese momento no estábamos vinculadas ni mi amiga ni  yo a ningún grupo de parroquia; y al llegar aquí nos encontramos que había también un grupo de la Renovación Carismática en el que ahora estamos integradas.
»Sin embargo en el ambiente de Notemo hay muchas personas de otros movimientos, como Schola Cordis Iesu, el Camino Neocatecumenal… y nos visitan de muy variada procedencia: del Opus Dei, Regnum Christi, Focolares, de Schoenstatt, etc.,  así como muchísimos que no son de ningún grupo en particular.

»Al principio de todo estuvimos mirando locales, en primer lugar cerca de la catedral, porque pensamos que sería chulo copiar de alguna manera el modelo que nos inspiraba, Londres, o en un país como Francia; vimos cómo en Francia la comunidad Emmanuel, organiza una especie de bar donde las hermanas están atendiendo en la barra sirviendo a los jóvenes una vez a la semana. De vez en cuando va también el obispo; y pensamos que era una buena idea.
»Sin embargo, alquilarlo para solamente un sábado - porque mi compañera y yo trabajamos todo el día-, era un dineral, 1200 Euros para un sábado. Además queríamos que estuviera a pie de calle, como un bar temático, como está el de la “Harley Davidson”, o el “Hard Rock”, pero en cristiano.
 
»Visitamos a sacerdotes en distintas parroquias pensando que podría ubicarse en un local en frente de una iglesia; hasta que llegamos aquí, donde mosén Xavier Pagès para nosotros fue como el “sí” de Dios a nuestro plan. Nos ofreció este espacio, y nos preguntó qué nos parecía; también nos sugirió que lo decoráramos a nuestra manera.
»Después vino el trabajo de difusión, con el cartel que se ve aquí atrás, que nos hizo la Fundación Kolbe. Empezamos una vigilia de Todos los Santos, y quisimos hacer en lugar de Halloween “Holy Wins” (la santidad gana), en el 2007. 

-¿Con qué organización o logística contáis? 
-Somos ahora un equipo grande: yo me encargo de los artistas, de la agenda; un compañero, de la web, la difusión, los carteles para cada semana; y otras personas van a comprar, etc. Seremos como unas 12 personas en el equipo: compras, difusión y marketing, webmaster, etc. 

-¿Qué cantidad de gente viene a Notemo? 
-Aproximadamente 40 personas cada sábado. Aunque varía, pues por ejemplo hace poco vino el Padre Fortea y estábamos unas 100 personas.
Así es el local de NoTemo en su zona de bar
-Háblame un poco de vuestra inquietud, la que ha provocado esta movida. 
-Queremos “Hacer lío”, como dice el Papa Francisco, y lo que queremos es que cada vez haya más jóvenes que se acerquen a los sacramentos. Todo aquí contribuye: la decoración de Notemo es cristiana; la carta de bocadillos tiene nombres cristianos, y la música contribuye también: temáticamente es un sitio cristiano, y la gente es enrollada. Cuando viene gente de fuera de Cataluña lo que les digo es: “copiadlo, copiadlo”: para que en cada parroquia pueda haber esto. Es como una alternativa a la discoteca. 

-¿Qué horario de funcionamiento tenéis? 
-Es como un pub, un bar; un bar musical, un punto de encuentro. Abajo tenemos un futbolín, un ping pong; arriba tenemos el sagrario, con el Santísimo expuesto: puedes  ver la charla o concierto que haya, o ir a la barra y tomar algo, o las dos cosas;  puedes coger un libro, puedes irte con el Santísimo, etc. Notemo funciona de  9 a una 1 ó  2 de la madrugada.
 
-¿Qué edad tiene la gente de media?
-La media de edad queríamos que fuera entre 20 y 30. Pero viene más gente de entre 30 a 40, y tras pensar que no era lo que queríamos, Dios nos estaba diciendo algo con esto: vimos que se estaban rellenando unas soledades. En esas edades hay unas soledades; uno a veces no tiene pareja, no tiene su vocación al matrimonio definida en algunos casos; sin embargo también ha venido gente con niños. Bueno, lo que decía, Notemo está rellenando unos espacios vitales que había que cuidar.
»Hace pocos años empezamos con Notemo Teens, el tercer sábado de cada mes, para jóvenes de entre 15 a 25 años y solamente para ellos

-¿Se han consolidado parejas? Esos sería un termómetro de los frutos de Notemo, ¿no te parece? 
-Pues un par de matrimonios, y uno es de un miembro del equipo. Ha habido varias vocaciones, por ejemplo la de la chica que empezó esto conmigo, como ya te conté. Ahora está en Brasil, en la comunidad Arca de María. También esta comunidad nos ha visitado, como también nos ha visitado la Comunidad del Cordero, o la Comunidad de las Bienaventuranzas. 

-¿Rezáis en los encuentros? 
-Notemo es un lugar de ocio, no hacemos una oración formal, aunque al final de la noche anunciamos los actos que tendrán lugar en la parroquia o desde la parroquia, y decimos que hay confesiones gratis, con mosén Xavier… happy hour, rebajas en la penitencia… [ríe, divertida]. 
»Los primeros sábados de cada mes hay Adoración al Santísimo Sacramento, a las 9 de la noche, y después se baja, y se comparte la noche; ya dijimos que queríamos que fuera cristocentrico. Hoy iba a venir Olga Martínez una cantautora de Elche pero no podrá y es la primera vez en 8 años que no tenemos invitado. Hoy cubro yo,  canto yo en lugar de ella. 

Noemí Haro, impulsora del Bar No Temo
-Me cuentas que también realizáis misiones callejeras… 
-Hace ya unos 5 años, hemos hecho tres o cuatro, fuimos los primeros y ahora se hacen también en la iglesia de Belén, en Barcelona; las llaman “Una llum a la nit”, “una luz en la noche”; también en el espacio joven de la parroquia de Santa Anna. “Los Centinelas de la Mañana” vinieron a la delegación para dar una formación, enseñar a organizar el “ullam”, que le llaman,  y cuando lo vimos, vimos que era lo que hacíamos aquí ya hacía un tiempo. Eso es lo bueno, que se difundan las cosas buenas.
»Hacemos las misiones el día de la Misericordia, en la vigilia el sábado antes del domingo de la Misericordia: sacamos el Santísimo hasta la zona de la Plaza de toros de  Las Arenas. En YouTube hemos puesto un vídeo (ver aquí), que es similar al que hicieron los franciscanos del Bronx, de Jesús en las calles de Nueva York; en este caso mosén Xavier llevó el Santísimo y volvimos  por la Gran Vía hasta la parroquia ya de vuelta.
»Quisimos hacer lo que dice el Papa Francisco, que Jesús mirara a los ojos de las personas allí en la calle; y sacar a Jesús a la calle para que las personas fueran miradas por el Señor. Así lo pensamos: y que en ese minuto, con esa mirada, cambie la vida de la personas.
Notemo no atrae a un movimiento de la iglesia o a otro concreto, no se trata de eso en absoluto,  sino de cómo dejas al Espíritu Santo que actúe en ti: es esa docilidad de no tener miedo, por eso me encanta tanto el título del proyecto; creo que tenemos miedo cuando imaginamos más que amamos, no tenemos miedo cuando amamos. Si amáramos más no tendríamos tanto miedo.
»El corazón orante de Notemo son las Madres Carmelitas de Igualada, y también todas las personas que rezan por nosotros en la parroquia; y nosotros como equipo rezamos por todas las personas que hayan pasado por Notemo, bien sean artistas, o personas de a pie. Al final de la noche, cuando subimos a la capillita del Santísimo, damos gracias por la gente que ha venido, y por la que vendrá, y por los artistas.
»Notemo quiere materializar la misión de renovar la parroquia constantemente, es un foco de personas y jóvenes, el mosén es un catalizador en esto también. Y la dinámica de Notemo pretende que  estas personas que ha pasado por aquí puedan luego pasar  a colaborar si quieren a cualquier nivel en la parroquia, como por ejemplo con iniciativas de soporte a mujeres embarazadas con necesidades; con la labor con niños y tiempo libre de la parroquia; con la escuela bíblica, o con un comedor social. 

-¿Qué otros ponentes acuden?
-
Otros visitantes que van a venir pronto a hablar con nosotros son Antonio Gargallo, autor del libro “El Psicólogo de Nazaret”, y un sacerdote llamado Luis Miguel, que nos dará su testimonio de su labor en Cuba. Jesús nos hace la agenda. No hay un sábado que no encontremos a alguien para venir.

»Cuando llamamos a un artista, le explicamos nuestro proyecto. No se les paga pero se les da el dinero del transporte. Y siempre hay dinero. Una vez necesitábamos 300 € para unos sacerdotes de “La Voz del Desierto” para que pudieran venir desde Madrid; había poco más de 20 € en el bote y nos vino mosén Xavier sin saber nada del plan, comentándonos que una persona había dado un donativo para Notemo: y eran 300. Si mañana no nos quiere Dios aquí, cerramos y ya, pero de momento sí que creo que quiere que sigamos adelante.

*** Entrevista realizada por Jordi Picazo para Religión en Libertad 

8 comentarios:

  1. Muchas gracias por darnos a conocer esa entrevista y como gracias a Dios que ha inspirado a la Sra. Noemí Haro, para llevar a cabo esa idea.

    Le felicito a usted y a su equipo porque la juventud tiene derecho a poderse divertir honestamente. El hecho de ser católico, no significa que no se pueda salir por la noche.

    San Juan Pablo II, en Cuatro Vientos (Madrid), ya dijo que se podía ser joven, moderno y profundamente cristiano.

    Así que, ánimo, que Dios les ayudará a vencer las dificultades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. salvador (nombre de pila)17 de julio de 2015, 16:27

      Sr. Josep, como tendrian que ser las homilias cortas y entenedoras, asi se habla.

      Eliminar
  2. Es como un supermercado del ocio: "puedes ver la charla o concierto que haya, o ir a la barra y tomar algo, o las dos cosas; puedes coger un libro, puedes irte con el Santísimo, etc".

    El Santísimo como una opción más, al mismo nivel que las cervezas o los futbolines... Todo muy postmoderno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Hermenegildo, por favor no lo tome a mal. No se trata de poner al Santísimo al mismo nivel que las cervezas o el ocio en general.

      En primer lugar, para acceder a la Capilla hay que ir exprofeso, Yo diría que más bien es una forma de santificar el ocio sano.

      Que conste que un servidor ya pasa de la edad de lo socialmente se llama joven, sino más bien de la tercera edad. No por ello me gustan las ideas de los jóvenes católicos para llevar almas a Dios.

      Eliminar
    2. MARPN
      Creo que tiene toda la razón. Además en la foto no se ven jóvenes marginados, que son los que más lo necesitan. No obstante me parece aceptable la idea aunque con retoques.

      Eliminar
    3. No sé si lo necesitan más lo marginados o clases media y alta. En todos los niveles hay necesidad de Dios.

      Eliminar
  3. encantadisismo de ver en primer plano del bar no temo a mn xavier pagès con el escritor Josep Oton. En el tronco de la renovacion carismatica titulos como "no temo" y "Jesus, te quiero" hace que me vaya pero ya es ya a buscar peliculas de gracita morales y jose luis lopez vazquez...y pedir al Señor no acabar tomando fortasec.

    ResponderEliminar