martes, 5 de mayo de 2015

Vives engatusando a Parolin como hace 25 años lo hizo con Carles

Andorra ha vivido momentos delicados últimamente, y no me refiero a las cuestiones bancarias que tanto han trascendido en nuestro país, sino a las instituciones, porque la posibilidad de que este pequeño territorio dejara de ser un principado para convertirse en República o al menos que dejara de existir uno de los co-principes (concretamente el episcopal), ha estado cerca de convertirse en realidad. La Santa Sede ya había dejado claro que no habría Jefe de Estado eclesiástico si se aprobaban leyes como el aborto o los matrimonios homosexuales, y los partidos de la izquierda estaban dispuestos a tirar adelante sus proyectos de ley aceptando las posibles consecuencias colaterales.

Ante esta posible desestabilización el pueblo andorrano acabó optando en las últimas elecciones por votar masivamente al centro-derecha, que aparcará durante unos años estos temas y devolverá la estabilidad institucional al principado. Ahora las aguas están tranquilas, pero hace unos meses corrían muy revueltas, por lo que el copríncipe Vives ha tenido que tener un contacto frecuente y fluido con el Secretario de Estado Vaticano, S.E.R. el cardenal Pietro Parolin, para coordinar los movimientos y acciones que debían realizarse ante un posible conflicto diplomático de tan alta envergadura que afectaba de pleno a la Iglesia.

A Vives le gusta estar entre reyes y príncipes
Don Joan Enric que es un hombre hábil y astuto que aprovecha bien sus oportunidades, vio en el conflicto de Andorra la posibilidad de moverse por Roma entre las más altas esferas y forjar una relación personal con el número dos de la Iglesia. El copríncipe es un encantador de serpientes, que sabe decir a su interlocutor lo que éste quiere oír, y dar la imagen de eclesiástico modélico e intachable. Jugó bien sus cartas y gracias a esos movimientos se ha postulado claramente como candidato a suceder a n.s.b.a. cardenal Martínez Sistach como arzobispo de Barcelona.

Porque el arzobispo Vives, se presentó ante el cardenal Parolin como el gran defensor de la Vida de los no-nacidos, y el adalid del matrimonio entre hombre y mujer frente al matrimonio homosexual. Le explicó su activismo en esa lucha por esas causas, poniéndose casi a la altura de Don Juan Antonio Reig, pero a la andorrana. Los que hemos seguido la trayectoria del copríncipe sabemos que nunca ha movido un dedo por esas causas, que jamás había participado en un acto público por defenderlas, ni siquiera para ponerse al lado de sus colegas, los otros obispos de España. También es conocida su amistad con sacerdotes de Barcelona, como el Rvdo. Francesc Romeu, que públicamente han defendido que la Iglesia debe bendecir los matrimonio entre homosexuales.

Pero, ¡qué curioso! cuando está en juego ser o no ser copríncipe, Don Joan Enric cambia espectacularmente de camisa (he perdido ya la cuentas de las veces que ha hecho cosas similares), y emulando a nuestro querido Rvdo. Custodio Ballester, se convierte en un profeta valiente y decidido a quien no le tiembla el pulso por defender la doctrina de la Iglesia y enfrentarse a quien haga falta.

Mas y Vives sonríen juntos, los votos convergentes fueron
decisivos para que se aprobaran leyes contra la familia y la vida
La actitud del actual copríncipe andorrano no es nueva, siempre ha sido un hombre ambicioso y con pocos escrúpulos capaz de defender lo que antes criticaba, siempre que ese cambio beneficie sus intereses personales de escalar posiciones en el organigrama eclesial. Todo lo contrario a la imagen que nos está dando el Santo Padre Francisco de lo que tiene que ser un Pastor.

Y me viene a la memoria lo que sucedió hace 25 años cuando el joven sacerdote Joan Enric, el "Puer Haeres" de entonces del progresismo eclesial barcelonés, el mimado de la Unió Sacerdotal y del clero más nacionalista y progresista, cuando ve la llegada de Don Ricardo a Barcelona, se desmarca radicalmente del recibimiento frío y distante de sus compañeros de clero y se pone a hacerle la pelota al nuevo arzobispo para ganarse su confianza.

En ese verano de 1990, en la localidad aragonesa de Benasque, donde Don Ricardo pasaba unos días de montaña con los seminaristas de Tortosa, el entonces Rvdo. Joan Enric se une al grupo con algunos seminaristas de Barcelona y allí es donde va ganándose al flamante nuevo arzobispo, vendiéndole la moto de que él romperá con el modelo "progre" de Seminario, y hará un Seminario ortodoxo y lleno de vocaciones si lo nombra a él como máximo responsable. Es decir una traición en toda regla a sus antiguos correligionarios, con tal de escalar a la tan ansiada posición de ser Rector del Seminario.

El joven Vives ya aspiraba a todo en la era Jubany
Una vez conseguido el cargo, siguió peloteando al arzobispo Carles hasta que lo hizo obispo auxiliar. Aún recuerdo como mientras sus amigos de toda la vida rajaban contra Don Ricardo por haber sido creado cardenal por San Juan Pablo II, Don Joan Enric lo abrazaba ostentosamente delante de todas las cámaras.

Pero que nadie se crea que el actual copríncipe se había convertido al "Ricardismo", nada de eso, por delante le decía a Don Ricardo lo que éste quería oír, pero por detrás en el Seminario promocionaba a formadores progresistas, que adoctrinaban a los seminaristas en la linea barcelonesa de toda la vida. Como obispo auxiliar además conspiraba contra Don Ricardo junto a sus amigos Traserra y Soler Perdigó, que de espaldas al cardenal valenciano, pedían a Roma que dividiera la diócesis y los hiciera titulares de las zonas desgajadas (Vives del actual obispado de Sant Feliu).

Cuando el pobre Don Ricardo, descubrió el doble juego que le hacía Don Joan Enric, reaccionó con firmeza, aunque como casi siempre demasiado tarde, lo sacó sin contemplaciones del Seminario, poniendo a rectores de buena linea doctrinal (Corts, Prieto), y pidió su traslado fuera de Barcelona, motivo por el que acabó recalando en Urgel (y claro en Andorra).

Más le valdría al cardenal Parolin que se informara bien de cómo es verdaderamente Don Joan Enric, que hiciera un repaso de como ha sido su carrera eclesiástica, sus confabulaciones y traiciones, su apego al poder y su ambición sin límites, no sea que le pase como a Don Ricardo que se dio cuenta demasiado tarde y después de mucho lamentarse por haberlo promocionado.

Antoninus Pius

11 comentarios:

  1. "Porque el arzobispo Vives, se presentó ante el cardenal Parolin como el gran defensor de la Vida de los no-nacidos, y el adalid del matrimonio entre hombre y mujer frente al matrimonio homosexual."

    Pues Vives lo debe de demostrar.

    En su web recoge sus propios artículos en "La veu del Bisbe", del año 2008 al 2015, pero no del 2003 al 2007, fecha aquélla de su posesión.

    Puede hacer un recopilatorio de sus escritos donde ha defendido la vida y la familia. Entonces veríamos el contenido y la continuidad histórica.

    http://www.bisbaturgell.org/index.php?option=com_content&view=section&id=33&Itemid=100291&lang=es

    ResponderEliminar
  2. Josep G. Trenchs6 de mayo de 2015, 0:41

    Gracias Sr. Antoninus Pius, por su artículo de hoy. Un nuevo capítulo de la "novela" a la sucesión del Arzobispo de Barcelona.

    De todas maneras hay que pensar que co-príncipe es el único en el mundo. En cambio como Arzobispo es uno más. Como tampoco es lo mismo el binomio La Seu d'Urgell-Andorra que Barcelona.

    Eso de querer mandar creo que debe ser tan antiguo como el hombre mismo y Jesús en el Evangelio ya nos advierte.

    “El que quiera ser el primero que se haga el último de todos y el servidor de todos” (Mc 9, 30-37).

    Mientras Jesús les está anunciando su próxima Pasión, los discípulos discuten entre sí quién de ellos es el más grande. Por eso es que el evangelista destaca que, mientras Jesús les habla, ellos “no comprendían” de los que les hablaba.

    Y no entienden qué es lo que Jesús les dice, porque mientras Él les está hablando del camino de la Cruz, camino que supone dolor, humillación, abandono, traición, vituperio, derramamiento de sangre y muerte, para llegar a la gloria y a la vida eterna, los discípulos están pensando en la gloria mundana, la gloria dada por demonios y hombres, que consiste en alabanzas, loas, lisonjas, felicitaciones, que lo único que hacen es aumentar el ego y henchirlo de soberbia.

    Mientras Jesús les está diciendo que Él deberá sufrir la muerte más humillante y dolorosa de todas, los discípulos discuten sobre quién es el más grande de todos, y con eso solo demuestran no entender nada de lo que Jesús les dice; demuestran no entender que para llegar al cielo es necesaria la humildad; no entienden que la soberbia sólo conduce en dirección al infierno.

    Esto es lo que les quiere hacer ver cuando les advierte que si quieren ser primeros en el cielo, deben ser aquí, en la tierra, el último de todos y el servidor de todos. Pero ser “último de todos y servidor de todos” no quiere decir no hacer nada para pasar desapercibido, y no quiere decir que se es servidor de los demás porque no se sabe mandar o no se sabe ser jefe; “ser último de todos y servidor de todos” quiere decir tratar de hacer todo lo que corresponda al propio deber de estado lo más perfectamente posible, pero sin alardear de ello, y servir a los demás por medio del cumplimiento del propio deber de estado.

    Ser el último de todos y el servidor de todos es imitar a Jesús que, en la Última Cena, siendo Él Dios en Persona, se arrodilla delante de sus discípulos para lavarles los pies, tarea reservada a los esclavos. Sólo la humildad abre las puertas del cielo, porque así el alma se configura a Cristo humilde en la Pasión. El alma soberbia, el alma rápida para la ofensa, para la susceptibilidad, para el rencor, para el deseo de venganza; el alma deseosa de alabanzas y de honores, rápida para la envidia y la difamación, jamás entrará en el cielo.

    De ahí la imperiosa necesidad de pedir al Sagrado Corazón: “Sagrado Corazón de Jesús, haz mi corazón manso y humilde como el Vuestro”.

    http://adoremosalcordero.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho el dinero, mucho se le ha de amar;
    al torpe hace discreto, hombre de respetar,
    hace correr al cojo, al mudo le hace hablar;
    el que no tiene manos bien lo quiere tomar.

    Aun al hombre necio y rudo labrador
    dineros le convierten en hidalgo doctor;
    cuanto más rico es uno, más grande es su valor,
    quien no tiene dineros no es de sí señor.

    Y si tienes dinero, tendrás consolación,
    placeres y alegrías y del Papa la ración,
    comprarás paraíso, ganarás la salvación:
    donde hay mucho dinero, hay mucha bendición.

    Él crea los priores, los obispos, los abades,
    arzobispos, doctores, patriarcas, potestades,
    a los clérigos necios da muchas dignidades.
    De verdad hace mentiras y de mentiras hace verdades.

    Él hace muchos clérigos y muchos ordenados,
    muchos monjes y monjas, religiosos sagrados:
    el dinero les da por bien examinados;
    a los pobres les dicen que no son ilustrados.

    “El libro del buen amor” (1330 - 1343), Arcipreste de Hita.

    ResponderEliminar
  4. No parece que el obispo e Urgel, de doctrina moral mejorable (ignora las fuentes de la moral y con aplomo de converso positivista afirma que él está con lo que aprueba la mayoría o el pueblo: son palabras literales). Lo malo del caso no es que el doctorando Vives lo tome por norma de conducta personal, sino que en un acto de megalomanía agregó "los obispos catalanes". No me veo yo a Don Agustín Cortés comulgar con esas ruedas de molino. Ya ha tenido que tragar bastantes desplantes del mocete. (No se me pida respeto a quien no respeta.)

    A mí Vives como persona, me trae al fresco, he retiro por enésima vez. Pero hay un comportamiento preocupante en cierto estamento clerical. Preocupante por sinvergüenza. Sin paliativos ni añadidos. Me acaban de pasar información sobre la visita clérico-política (expedición compuesta partes iguales por eclesiásticos y cargos civiles) a Roma con motivo de un Congreso sobre Liturgia.

    No puedo refrenar la asociación. Conmemoramos el centenario de Santa Teresa. Sabido es que acabó con la figura de la trotaconventos. Sistach, Vives, Soler se han convertido en viajeros impenitentes. ¿Quién paga ese derroche? ¿Por qué ese constante ir y venir a Roma? Da la impresión de una vida ociosa y regalada. No me venga con historia sobre vuelos en low cost. Ni me vengan con liturgias de Montserrat. Desde el punto de vista litúrgico, hay muchas instituciones que le pasan la mano al monasterio hoy dedicado al activismo político más rastrero. ¿Qué sabe la no licenciada en psicología, vicepresidenta Ortega, de liturgia? ¿Qué saben los políticos secesionistas -o no, pero éstos tampoco van-- de liturgia? ¿Por qué Roma se aviene a esa pamema?

    Desde lo más hondo de mis desprecios, abomino de ese maridaje, sobre estúpido y canalla con dinero público, desde lo más hondo de mi convicción cristiana dan ganas de enviarlos a tomar todos los vientos. I això, Sistach, Vives, Ortega... qui ho paga?

    ResponderEliminar
  5. MARPN
    De momento veo que no despierta demasiado interés el hablar del bisbe Vives. Me parece que se ha dicho lo suficiente sobre su persona. Lo respeto com obispo, pero como persona deja mucho que desear. Lo he dicho varias veces, por la falta de humildad y la manera de mirar, que parece que te esté perdonando la vida, su postura ante el crimen del aborto, los homosexuales y otros aspectos. No entendía su repudio hacia el OD- parece que ahora ha cambiado por interés- porque me parece que el Opus también lo ha hecho, a peor. Debería cambiar mucho para llegar a ser un buen pastor, según mi opinión que puede estar errada. No obstante si fuera nombrado obispo de Barcelona, espero que no, lo aceptaría como mi obispo. Recemos por que el Espíritu del Señor ilumine a nuestro Papa Francisco y sepa darnos un pastor SANTO, lleno de espiritualidad y con una gran humildad. Que todo ello lo pueda transmitir a sus sacerdotes, que son nuestros pastores. Que tenga, con caridad, una mano dura e inflexible. María Auxiliadora cuida de tu Iglesia, que somos todos los que intentamos seguir a tu Hijo Jesús. Amén.

    ResponderEliminar
  6. Con esa trayectoria no es raro que sea el candidato del Opus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que acabas de soltar una tontería que no viene a cuento.

      Eliminar
    2. Pues a mí me parece que sí viene a cuento, muy a cuento. En la actual situación todo el mundo se posiciona y me temo que el Opus ha decidido jugar esta carta por lo que pueda pasar en el futuro en Cataluña.

      Eliminar
  7. ¡Esas personas que tienen información del caso Vives, que vomiten! El tiempo apremia.

    Alto clero nacionalista y gobierno de la Generalidad están en Roma. Se les presupone que están siguiendo la ideología de Prat de la Riba de odio supremo a Cataluña.

    Esto es:
    Mentir sobre Cataluña
    Intentar robar a España
    Hacerse la víctima porque no les dejan robar

    Para llegar a su objetivo, que es incrementar el odio entre los catalanes, intentarán promocionar a un Obispo proclive a la ideología de la minoría étnica.

    ResponderEliminar
  8. Si viene Vives deberá optar entre venir como vencedor, y rodearse de todos sus amigos de toda la vida, o venir como mártir, para ser un buen obispo y para todos. No veo camino intermedio. Si viene como mártir, podría ser un buen obispo...

    ResponderEliminar
  9. En Barcelona pondrán al obispo más mediocre, maleable y politiquillo que encuentren: es el sello del pontificado francisquista. Mostrar el verdadero rostro de Vives es hacerle ganar puntos...

    ResponderEliminar