miércoles, 22 de abril de 2015

El Seminario Menor de Barcelona organiza un encuentro de monaguillos... ¡y monaguillas!

Monaguillas en el claustro del Seminario Conciliar de Barcelona en el encuentro del año pasado
Es habitual que los Seminarios Menores diocesanos organizen encuentros de monaguillos, ya que sin duda éstos representan una parte importante de la cantera vocacional. Tradicionalmente muchos sacerdotes fueron monaguillos de pequeños, y con un buen acompañamiento espiritual empezaron a tener contacto con el Seminario, primero el Menor y después el Mayor.

Lo que sorprende es que el Seminario Menor barcelonés tenga programado un encuentro para el próximo 25 de abril, pero abierto a monaguillos y también a monaguillas. Y es entonces cuando uno se pregunta: ¿es que no me he enterado de algo y las monaguillas pueden acabar siendo sacerdotes?. Porque si el Seminario tiene que acompañar a los monaguillos en su discernimiento vocacional, entonces ¿que pintan las monaguillas?. Ya que dificilmente se podrá hacer un buen trabajo vocacional a unos niños si van acompañados de niñas, y por tanto no se les podrá ofrecer la opción sacerdotal, porque evidentemente a ellas no se les puede ofrecer tal opción.

Todos los argumentos que se me ocurren para organizar un encuentro así, me parecen preocupantes. Si se les da a las niñas falsas esperanzas de que algún día puedan optar por el sacerdocio, me parece muy grave. El argumento de no ser discriminatorio con las mujeres no tiene ningún sentido en este caso, porqué es evidente que en el seminario no entran chicas. Y me refiero a no entrar en el sentido de quedarse, porque como puede apreciarse en la fotografía introductoria del escrito, las monaguillas entraron en el Seminario, aunque ninguna naturalmente se quedó.
Ecuentro de monaguillos y monaguillas en el Seminario de Barcelona (2014)
Aún pienso en otro motivo muy propio de Mn. Josep Maria Turull, el responsable actual del Seminario Menor y Mayor y es el famoso tema del número. Como ya conocemos al personaje, capaz de falsear los números de seminaristas, para que no se vea tanto el fracaso estrepitoso de su gestión al frente del Seminario, no me extrañaría que como oficialmente el encuentro se llama "Trobada d'escolans" en masculino, podrá presumir del número de asistentes aunque la mitad de ellos sean niñas, algo que sólo sabremos los que estamos muy metidos en el ajo, pero que para las frías estadísticas de Turull le puede venir muy bien.

No voy a entrar en la discusión de si las parroquias deben tener o no monaguillas, aquí se podrían esgrimir muchos argumentos tanto a favor como en contra. Lo que está claro es que la Iglesia permite esa posibilidad, pero creo que a nadie se escapa de que haya o no haya monaguillas, los sacerdotes tienen que cuidar mucho a sus monaguillos varones, para ir discerniendo si en ellos hay una posible vocación sacerdotal, y en el caso afirmativo saberlos ayudar a dar el paso hacia el Seminario.
Encuentro de monaguillos (sólo niños) en el Seminario de Cartagena (2014)
El problema de la diócesis de Barcelona es que la mayoría del clero nacional-progresista ha prescindido de la figura del monaguillo que consideran una reliquia pre-conciliar. Y es comprensible, han desacralizado tanto la celebración de la Eucaristía que no necesitan monaguillos para nada. El pan y el vino ya preparado en el altar y sin el obligatorio "lavabo de manos" que se saltan a la torera, además de no tocar la campanilla para la consagración, ni utilizar la bandeja en el momento de dar la comunión, pues ¿para que quieren los monaguillos?.

Con este planteamiento un montón de posibles vocaciones sacerdotales se han quedado por el camino, porque el monaguillo poco a poco se va enamorando de la Eucaristía y de Jesucristo, y estar tan cerca físicamente del sacerdote, hace que se convierta en una posibilidad de futuro el poder ser un día como él. 

En nuestra diócesis el progresismo ha hecho estragos con todo aquello que signifique asegurar el futuro, ha actuado como una ONG, pensando en los proyectos de presente, porque en el fondo piensan sólo humanamente sin contar con la Trascendencia. Y así nos luce el pelo y también las vocaciones. 

Francesco Della Rovere

45 comentarios:

  1. La unica persona que genera daño estas iniciativas es a las niñas que son confundidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo cuál puede ser la confusión, ni el problema que esto pueda causar a las niñas.
      Quizás la confusión está en pensar que el monaguillo es igual que la persona que ha recibido el acolitado.

      ¿Qué tanto por ciento de monaguillos de Cartagena (fotografía) ha entrado en el seminario?

      Eliminar
    2. Lo siento, no puedo compartir al 100%.
      En mi parroquia la presencia de niños y jóvenes en las Misas es testimonial, ayudan 1 o 2 monaguillos.
      Que estos monaguillos tengan una jornada de encuentro y vayan,ojo, y vayan ya es un exito.
      El éxito final, pues sí, tienen razón, hay que verlo. Pero por lo menos ese día están en un ambiente cristiano que ya es mucho.
      Monaguillas, pues ayudan que ya es mucho, leerán las lecturas, las preces, etc.
      Y más grave es que la mitad son no españoles, eso si lo veo yo más grave.

      Eliminar
  2. Sr. Francesco Della Rovere, gracias por su artículo de esta semana.

    ¿El Seminanrio Menor, continua siendo un lugar de discernimiento de la vocación sacerdotal, o es un IES más?

    Si la Iglesia Católica ordenara mujeres, las monaguillas tendrían sentido, pero el sacerdocio es un carisma masculino. Con riesgo de generalizar, sospecho que los jóvenes pueden distraerse del sacrificio de la Misa si sirven junto a ellos niñas", explica, al tiempo que apunta que ha recibido la bendición del arzobispo Salvatore Cordileone.

    Mientras, en España, desde el arzobispado de Zaragoza recuerdan que la Instrucción 'Redemptionis Sacramentum' de la Congregación del Vaticano para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de 2004, aclara que es "muy loable" que se conserve la costumbre de que niños o jóvenes sean "monaguillos" y puntualiza que "a esta clase de servicio al altar pueden ser admitidas niñas o mujeres, según el juicio del obispo diocesano y observando las normas establecidas".

    En esta línea, diócesis españolas como las de Huelva, Gerona o Astorga no se plantean un debate sobre este tema porque no ven "problema alguno" en esta tradición de que niños y niñas sirvan a su parroquia como monaguillos. También desde Getafe explican que los párrocos se rigen por la costumbre.

    EL OBISPO DE ASTORGA LO VE "POSITIVO"

    Así, el obispo de Astorga, monseñor Camilo Lorenzo Iglesias, ve "positivo" que las niñas colaboren también de esta manera en la Iglesia diocesana. Precisamente, desde la diócesis de Astorga afirman a Europa Press que en las distintas parroquias "hay monaguillos y monaguillas", es decir, que "las niñas también ayudan en sus respectivas parroquias a los sacerdotes en la celebración de la Eucaristía".

    Por su parte, desde la diócesis de Gerona han explicado que en muchas de sus parroquias "tanto niños como niñas" ejercen de monaguillos y monaguillas pues se trata de una dinámica que se da "con total normalidad y naturalidad" y que "responde a la realidad misma de cada una de las comunidades parroquiales".

    20 AÑOS DE MONAGUILLAS

    Las niñas pueden ser monaguillas desde hace 20 años y es una decisión que se deja en manos del obispo de cada diócesis. Así lo explica un documento de 1994 firmado por el entonces prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Javierre Ortas, en el que se clarifican ciertos aspectos del canon 230.2 del Código de Derecho Canónico, referente a las funciones de los laicos en las celebraciones litúrgicas.

    En este texto, el Vaticano señala que "si un obispo permite que, por particulares razones, la mujer sirva en el altar, esta decisión debe ser explicada a los fieles". Además, apunta que "los laicos, sean hombres o mujeres", pueden realizar estos servicios litúrgicos --leer, dar la comunión-- si así lo estima oportuno el prelado.

    Más reciente es la Instrucción 'Redemptionis Sacramentum' de 2004, en la que el Vaticano subraya que para ser monaguillo "pueden ser admitidas niñas o mujeres, según el juicio del obispo diocesano y observando las normas establecidas"

    En buena lógica, parece que los monaguillos tendrían que ser orientados a una posible vocación sacerdotal y la monaguillas a la vocación religiosa. Pero me temo que ni lo uno ni lo otro. Actualmente la mayoría de vocaciones tanto sacerdotales como religiosas, masculinas y femeninas, salen de los grupos de Apostolado Seglar que abundan en mayor o menor medida según las diócesis.

    ResponderEliminar
  3. modo ironía ON: es por si los chicos varones no se convencer para continuar estudiando para ser sacerdotes, que al menos conozcan a otras cristianas y poder formar un hogar católico. Modo ironía OFF. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je, je... y según el Sínodo de las Familias, a libre elección, con nulidad exprés o sentencia canónica de divorcio como los ortodoxos. [Modo pánico total :-O]

      Eliminar
  4. Sobre monaguillos y monaguillas22 de abril de 2015, 23:43

    MISA VATICANOSEGUNDA O DE FORMA ORDINARIA

    Parece que el Consejo Pontificio para la Interpretación de los Textos Legislativos, confirmado por Juan Pablo II, permite incluir a las mujeres en el servicio del altar pero sólo para la misa vaticanosegunda o de la forma ordinaria, y con excepciones:


    1. El obispo puede prohibir o permitir monaguillas. Manda el obispo, no el sacerdote, párroco o rector, ni el abad, ni el sacristán o uno que pasa por allá.


    2. Está prohibido sustituir los monaguillos por monaguillas. Por tanto, deberá de haber misas paritarias: unas con monaguillos, la siguiente con monaguillas, la otra con monaguillos...

    El fin es evitar el escándalo y confusión de que la Iglesia permite el sacerdocio femenino.

    Además, lo lógico es que el monaguillo sea la futura cantera del seminario. El monaguillo es la semilla de las vocaciones sacerdotales masculinas celibatarias.


    3. Es un servicio temporal.

    a) El ser monaguilla procede de una diaconía, entendida como servicio, esclavitud espiritual y mística, orientada a la mujer para ser miembro de la Iglesia doméstica, para el cuidado del esposo y los hijos, o para el servicio religioso, como monja o religiosa, o para la virginidad consagrada.

    No hay monaguillas titulares, u obligadas, o premiadas, o por virtud económica o escolar, por belleza o por soberbia de ser vista.

    Es una esclavitud mística: se hace por amor, verdad y humildad. Esto se trasluce en el vestido: no deben de ir vestidas de rojo, con minifalda, de druidas, de princesas o de modelitos, como alguna vez he visto alucinadamente.

    b) Es un servicio temporal, lo cual implica que es por tiempo determinado y concreto: no hay monaguillas titulares y suplentes, interinas, sustitutas o a soldada o alquiler, de circunstancia ("Monaguilla. Rómpase el cristal en caso de emergencia"), o para aparentar políticas de equidad o igualdad de género.

    Si ya es mujer, entonces no puede ser monaguilla y no puede servir en el altar. Ello evita el escándalo y confusión de que la mujer es admitida al servicio del altar como diaconisa o sacerdotisa.


    MISA TRIDENTINA O DÁMASO-GREGORIANA

    No parece que sea permitida en ningún caso para la misa tridentina, de San Dámaso (s. IV) y San Gregorio Magno (s. VI) o misa dámaso-gregoriana o de la forma extraordinaria.

    Eso es lo más correcto, y por tanto, la mejor misa es la tridentina, tanto por fidelidad con la tradición y con la figura de Jesús Único, Verdadero, Sumo, Santo y Eterno Sacerdote.

    La misa dámaso-gregoriana lo deja todo claro, el presbiterio y el altar está reservado a obispos, sacerdotes y diáconos, y en su caso, a varones, niños u hombres. Mientras que la misa de la forma ordinaria o vaticanosegunda todo tiende al caos.

    Benedicto XVI ya advirtió de una gran discontinuidad de la misa del Novus Ordo con la tradición litúrgica de la misa dámaso-gregoriana, causada por sus simplificaciones, innovaciones y opciones, que la privan de su ambiente devocional, de cumplimiento del ius divinum sobre el ius humanum (Nicola Bux y Vittorio Messori, "Cómo ir a Misa y no perder la Fe", 2015).

    ResponderEliminar
  5. Sobre el mandamiento de no mentirás22 de abril de 2015, 23:46

    Esta sustitución de los monaguillos por las monaguillas es una mentira litúrgica: no es posible.

    Eso guarda analogías con el ambiente de mentiras políticas en que vivimos: casos Pujol, Rato, Andalucía, Podemos...


    Con el caso Rato (vidas paralelas los padres de Rato y Pujol, Ramón y Fulgencio), voces progresistas demagógicas e hipócritas han pedido la publicación y procesamiento de la lista de los 700 e incluso de los 30.000 beneficiados por la amnistía fiscal.

    Con el PSOE de Felipe González, el de "OTAN, de entrada no" y del los 800.000 puestos de trabajo de 1982, hubieron dos amnistías fiscales, 1984 y 1991.


    1. La Ley 14/1985, sobre Régimen Fiscal de Determinados Activos Financieros [1], permitió dos vehículos financieros blindados, fiscalmente "opacos", sin derecho a información, es decir, sin comunicar la identidad de los defraudadores a Hacienda:

    a) los AFRO

    b) los Pagarés del Tesoro a un 5% (la inflación en 1985 era muy alta)


    2. La Ley del IRPF 18/1991, en su Disposición Adicional 13ª [2], facilitó a los defraudadores que pudieran cambiar sus Pagarés del Tesoro de 1985 por una "Deuda Pública Especial" a 5 años, tiempo de prescripción de los delitos financieros. Evidentemente, eran sin "derecho a información".

    ::::::::::::::::

    Fuentes:

    [1] www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1985-9862

    [2] noticias.juridicas.com/base_datos/Fiscal/l18-1991.t11.html#da13

    La DA 13ª de Felipe González y Solchaga ("España es el país donde es más fácil hacerse rico") contiene estas perlas:

    "...no estarán obligados a informar a la Administración Tributaria sobre la identidad de los suscriptores."

    "...los datos relativos a la identidad de sus titulares serán absolutamente confidenciales."


    Si el PP publica la lista de los 700 ó 30.000 podría cometer un delito de prevaricación, publicar una lista en contra de la confidencialidad que garantiza la ley. Sería un acto revolucionario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una súplica que quizá caiga en el vacío. No sean tan largos en los comentarios: parecen ya artículos esperando en fila.... Pónganse en cola detrás de Oriolt, de della Rovere, de Antoninus Pius, del P..Custodio etc, Demasiadas parrafadas.Y que tengan un encuentro chicos/as, monaguillos/as, seguramente también son catequizandos/das no lo veo mal y de ahí sacar punta vocacionesl....quizá se hagan monjas. Algún biense hace en estos encuentros. ¡No seamos tan selectivos! seamos cordiales, receptivos, no tan intransigentes y menos crítica a Mn.Turull y al Seminario en general como se desprende de alguien,. Dicho sea sin acritud.

      Eliminar
    2. siempre va bien un alma cándida, pero la experiencia demuestra que la realidad se impone, es la ya utilizada hasta la saciedad: "Dios dijo hermanos, pero no primos" (en el sentido moderno de "ser un primo" un "imbécil" o "gilipollas") todos los que estamos aquí rezamos así que no va de eso. Quién quiera hacer "encuentros" que los haga, estamos en democracia y tenéis el edarling y 100 apps para encuentros ( ocasionales, perversos, mixtos y de todos los colores!) utilizad las herramientas de vuestro estado de bienestar disoluto deificado y dejarnos ser católicos, leche!
      Escenificad, incluso, un altar y jugad a ser dioses y diosas, que nosotros ya ofrecemos nuestras miserias y alegrías y damos la vida en reparación (dulce holocausto); pero dejad de empecinaros en dilapidar nuestra Fe y costumbres, haced vuestra, vuestra propia máxima: vive y deja vivir.

      Dicho lo cual no va por ti en concreto (anónimo de 8:50), lo siento, pero es que ya está bien! es ridículo que tengamos que estar en guardia en plan defendiéndonos y justificándonos palabra por palabra!

      Precisamente el problema es ese, que gente buena como tú no ve mal en las cosas que pasan

      Eliminar
  6. La culpa no es tanto del rector del Seminario de Barcelona como de la Santa Sede por haber autorizado la existencia de monaguillas. Una vez que se abre la mano, es muy difícil que las aguas vuelvan a su cauce natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. La responsabilidad última de este desaguisado, almenos para la misa de Pablo VI, es sólo y exclusivamente de Roma. Para lo bueno y lo malo.

      Eliminar
  7. Hace muchos años, oí misa en un publecito del interior de la provincia de Alicante y ví por primera vez una monaguilla.Me acuerdo de la opinión de mi padre. Quedo satisfechísimo de la actuación de la misma, tanto por su servicialidad en la misa, como de su recogimiento.Creo que es algo bueno, siempre y cuando se exprese y comprenda el monaguillo o la monaguilla su función, servicio al altar, a Dios. Y apartir de ahí no hay error.No se accede a un cargo, sea monaguillo o sacerdote. Sino que prestamos un servicio, somos servidores y debemos hacer nuestar obligación en el lugar que nos toque.Mis hijos (hija e hijo, muy pequeños), están de aprendices en una "misa de niños" y se ha enfocado de tal forma que veo que influye en su conducta positivamente.

    ResponderEliminar
  8. I. WANTED: Ideología de género en la Iglesia
    (Se advierte al héroe que luche por reprimirla que es altamente peligrosa, contaminante y se esconde sibilinamente tras argumentos aparentemente nobles)

    Selección de fragmentos relevantes de otros lugares:

    1. LAS MUJERES EN LA VIDA Y EL CULTO DE LAS PRIMERAS COMUNIDADES
    En las primeras comunidades se encuentran las normas disciplinares para las asambleas litúrgicas (1 Cor 14,34-35; 1 Tim 2,11-15). Pablo reconoce a las mujeres el derecho a orar y a profetizar en las asambleas de culto, prescribiéndoles solamente que tengan un velo en la cabeza (1 Cor 11,2-16). La exégesis reciente interpreta este velo como signo de la autonomía de que goza la mujer respecto del hombre cuando se dirige a Dios. La vida de la comunidad exige servicios, ministerios para las diversas actividades de evangelización y de culto. En os Hechos y en las Cartas las mujeres ejercen ciertos ministerios, pero a las mujeres no corresponde, en ningún caso, la presidencia de la asamblea ni el anuncio oficial del mensaje; no deben ejercer autoridad sobre el hombre (1 Tim 2,12).

    2. LA VIRGEN MARÍA, SANTAS, MÁRTIRES, VÍRGENES Y VIUDAS. Las mujeres ha tenido y tienen un papel importante en el seguimiento y servicio de Jesús. En las primeras comunidades el papel de María es esencial, con el Magníficat la liturgia cantará por siempre la Misericordia. María se presenta como modelo de "actitud espiritual" en el ejercicio del culto para toda la iglesia: en la escucha de la palabra de Dios, en la oración, en el ofrecimiento (Marialis cultus 16-20). Pero la Virgen jamás ejerció una función ministerial, de gobierno, de enseñanza, de culto oficial, y es precisamente el carácter único de su función el que la incapacita para servir de norma en la determinación de las funciones que deben confiarse a las mujeres en la vida de la iglesia.

    Desde los orígenes del cristianismo hay mujeres que desempeñan tareas importantes; algunas de ellas tienen un carisma profético, pero ninguna tiene función directiva en la comunidad; sólo en las iglesias de Oriente se encuentra la función de las diaconisas que EN NINGÚN CASO PUEDE EQUIPARARSE AL DIACONADO TAL Y COMO LO ENTENDEMOS EN OCCIDENTE.

    Las viudas cuando no eran jóvenes formaban un orden viduatus,que no es una función, sino un estado de vida, elevado, en el orden, al ideal ascético y organizado. Las viudas no estaban ordenadas, sino inscritas o constituidas; no prestaban un servicio litúrgico, sino que se dedicaban a la oración practicando ayuno; visita de los enfermos e, incluso, les podían imponer las manos, esto último tampoco se trata de una función; sino una intervención propia un privilegio de vida santa. Las viudas servían como criterio de imitación a las vírgenes. El orden viudatus desaparece a partir de fin s.IV, como consecuencia de la vida monástica.

    El rito de consagración de vírgenes (s.IV), confiere un estatuto oficial en la iglesia y, en «cierta medida» asocia a las vírgenes al clero pero, en ningún caso, es un rito de ordenación. Ni siquiera las abadesas, que en el medievo ejercieron poderes de jurisdicción, tuvieron jamás poderes inherentes al sacramento del orden.

    ResponderEliminar
  9. II. Únicamente en sectas heréticas  p. ej.:montanistas, hay mujeres que enseñan, bautizan fuera de los casos de necesidad, administran la eucaristía, ostentan funciones episcopales y presbiterales. La exclusión de las mujeres de la enseñanza pública y de las funciones sacerdotales en la Iglesia no es por distinguirse de la herejía o del ambiente greco-romano, sino por no cuestionar una opción precisa del Señor.

    3. A PARTIR DEL VATICANO II. Después del sínodo de obispos de 1971, la cosa se va de madre en ambientes teológicos y feministas de EEUU, en Europa y, también dentro de la Iglesia. En las iglesias de la reforma y algunas anglicanas se abre el ministerio a las mujeres.

    En el 74, Bartoletti, presentó al sínodo de obispos el estudio sobre la mujer, de Pablo VI en favor de una mayor participación de las mujeres en toda la iglesia "en puestos de responsabilidad efectiva y reconocida" y pidiendo más estudios sobre los ministerios no-ordenados, sobre la participación de los bautizados no ordenados en la jurisdicción, y una respuesta motivada al problema del acceso de la mujer al ministerio ordenado. La respuesta motivada llegó con la declaración Inter insigniores y el comentario oficial, publicados el 28 de enero de 1977" [-Sacerdocio, V, 4, b].

    INTER INSIGNIORES: Reafirma la norma de la exclusión, con base en la actitud de Jesús y de los apóstoles y de la tradición de la iglesia: Jesús no eligió apóstoles entre las mujeres, a pesar de que se mostró sumamente libre frente a los prejuicios y a los tabúes de la cultura judía en relación con la mujer. Ni siquiera le dio el ministerio apostólico a su madre, "tan estrechamente asociada al misterio de su divino Hijo". Por eso la iglesia, "por fidelidad al ejemplo de su Señor, no se considera autorizada para admitir a las mujeres a la ordenación sacerdotal"; por tanto, la anterior conclusión no se alcanza desde una premisa discriminatoria o por su incapacidad (mas occasionatus, Aristot.).

    Con independencia de lo anterior, EL ELEMENTO TEOLÓGICO MÁS IMPORTANTE ES EL QUE PROPORCIONA EL ANÁLISIS DEL SACRAMENTO DEL ORDEN; en el mismo documento en los términos siguientes: "1. El sacerdote, en la administración de los sacramentos, que exigen el carácter de la ordenación, actúa no en nombre propio, en persona propia, sino in persona Christi; 2. Esta fórmula, tal como la ha entendido la tradición, exige que el sacerdote sea un signo, en el sentido que se da a este término en teología sacramentaria; 3. Y porque precisamente es signo de Cristo salvador, debe ser un hombre y no puede ser una mujer". Es verdad que el presbítero actúa también in persona ecclesiae (…); pero si el presbítero representa a la iglesia, es "porque ante todo representa a Cristo mismo, que es cabeza y pastor de la iglesia" Vat. II (cf LG 28). Puesto que para el signo sacramental se pide una "semejanza natural", según el principio enunciado por santo Tomás: "signa sacramentalia ex naturali similitudine repraesentent" (IV Sent. dist. 25, q. 2, a. 2, q.' 1, ad 4), no es suficiente una simple semejanza física, que también debe existir, sino que se pide también aquello de lo que es símbolo el ser-hombre o el ser-mujer: ser imagen del Dios trinitario en el don recíproco de dos personas diversas; la corporeidad se convierte en símbolo que lleva más allá de uno mismo Se trata de "expresar y alcanzar al hombre y la mujer en su profunda identidad".

    La revolución feminista y ahora la ideología de género han hecho que reconocer que ser cabeza —es decir, el primero— pertenece al hombre y no a la mujer sea equivalente a negar la dignidad de la mujer.

    LA AFIRMACIÓN DEL GENIO Y DIGNIDAD DE LA MUJER ES INVERSAMENTE PROPORCIONAL A LA INTENCIÓN DE DESPOJARLA DE SU IDENTIDAD Y TRANSFORMARLA EN HOMBRE Y, ESTO ÚLTIMO, ES DIRECTAMENTE PROPORCIONAL A LA DEGRADACIÓN DEL VARÓN (Juana de Arco Dixit).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sorpresa esto sí que es teología de verdad. Me has hecho dudar. Yo siempre que puedo subo a leer alguna lectura en Misa. ¿Está permitido?

      Yelen Tarr

      Eliminar
    2. Yelennn ¿pero te suena alguna notificación en el móvil cada vez que escribo? fuera bromas, yo partiendo de lo que he puesto antes no subo motu propio ni hago porque me elijan para leer (al revés huyo) pero si cualquiera te lo pide, deberías hacerlo por obediencia y humildad. Tú no te hagas más problemas, son cuestiones complicadas! Está bien que tengas ese deseo es algo bueno, no te preocupes.

      Por cierto espero que seas mayor porque estos foros son de mayores!

      Eliminar
    3. Sra Juana de Arco. (Iba a decir Santa) No escriba estas parrafadas tan largas. Gracias.

      Eliminar
    4. Señor anónimo (24 de abril, 9:25) si es Ud. administrador del foro, hágame saber la inconveniencia de las parrafadas como tal y actuaré de conformidad, de no ser así, limítese a inobservarlas y contentos ambos.
      Saludos,
      J.

      Eliminar
    5. Me gusta su estilo pero le agradecería más brevedad...Lo bueno si breve....

      Eliminar
  10. No em sembla que n'hi hagi per tant. On és la notícia? Ja a finals dels 90 es feien trobades d'escolans amb una notable presència d'escolanes, eren les darrers anys que el seminari menor es trobava a la Conreria i aquelles trobades eren beneïdes per la mà del tant estimat Cardenal Ricard Maria Carles que hi feia cap presencialment i presidia l'eucaristia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las monaguillas:

      1. Las autoriza o no el obispo
      2. Nunca sustituyen a los monaguillos
      3. Es un servicio
      4. De carácter temporal
      5. Para la Jesús-Eucaristía, el Esposo y Cabeza

      Eliminar
    2. ¡Pobres escolanetes!. Sembla que són el " coco"..."el problema". Hi ha qui té mirades estretes....No sé cóm pot amoïnar que hi hagi escolanetes a l´altar i sigui compartit. Altar: VARONES. Bancos: DONES 8 més que homes) i separats com els funerals d´abans, no?

      Eliminar
  11. MARPN
    Estoy de acuerdo con los que opinan que es lógico que las niñas también pueden hacer la función de monaguillas. Lo que sí me parece mal es que se mezclen en el altar. O niñas o niños. Es un servicio que si se hace con dignidad y seriedad, no como ocurre demasiadas veces, es tan digno uno, como otra.
    Yo creo que el Rector sí tiene la mayor parte de culpa de la situación del seminario de Barcelona. Para ser responsable de la formación de la Fe y ayudar a discernir sobre su vocación, ha de haber un sacerdote que tenga y viva una gran espiritualidad y se dedique en cuerpo y alma a su maravillosa misión y se deje de politiqueos que lo que hacen es separar y enfrentar a los creyentes. María Auxiliadora ruega por nosotros. Amén.

    ResponderEliminar
  12. se empieza de monaguilla y se acaba de caram

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajj. Muy bien. Dales Caña. Que ya tenemos muchas Forcadas

      LaBanner

      Eliminar
    2. Caram, Caram! Forcades,Forcades pero también pueden haber otras en este mosaico rico de la Iglesia. Udes.respetables anónimo de las 14:38 y 20:55 sólo ven con mente cerrada "garrepa" se dice en catalán...Creo que nos hace falta a todos aquella conciencia crítica, postiva y saludable. No seamos de pensamiento único, estático,casi intolerante; ¿Por qué nos fijamos casi siempre en Viky, ( que tiene un libro maravilloso sobre Santa Teresa plasmado en un formidable musical) que trabaja con la gente más necesitada del barrio del Raval al que seguramente no vamos nosotros a testimoniar el evangelio y nos medio escondemos detrás de la barrera....en sumida cobardía o mirando a otra parte. ¡Una pena!Caram, Forcades? Gracias a Dios la Iglesia, la sociedad es muy rica en variedades. La afirmación de que se empieza por "monaguilla" y se acaba en Caram...o el otro comentarista: " dales caña"! me parece de una lenguaje irónico e insultante. Pobreza de miras, miopía, estrechez mental. Espíritu amortiguado, casi mezquino.

      Eliminar
    3. Sr. Anónimo (24 de abril de 2015, 9:21) por alusiones:
      Siempre me ha causado mucha intriga esa benevolencia que abanderan sobre la licitud del abanico de posibilidades, la extravagancia es que ese abanico «sólo» abarca las posibilidades que les gustan a Ud. La verdad es que me parece fascinante el discurso que presentan de “acogimiento”, “pluralidad”, “diversidad” (por cierto, hay una palabra que aún no han hecho suya y sirve para todo: “sostenibilidad”, estoy esperando que la apliquen a la Iglesia, van tarde!). Yendo al grano, que si no me tachan de plasta (cfr. Anónimo 24 de abril de 2015, 9:25 en esta misma entrada): SEA Ud., coherente y acepte mi pensamiento «cerrado» como una posibilidad legítima, que yo seré coherente con el mío no compartiendo su «todo vale», así somos todos coherentes.

      Eliminar
    4. No soy mezquino, en todo caso mezquina, soy una mujer, cristiana y católica. Y confusa con tanta gente que dice que hay que tener apertura de miras. Una vez lo intenté y casi quedo bizca espiritualmente. Yo voy al Raval y la verdad es que los musulmanes no se dejan evangelizar. Sin embargo he ayudado a los Jóvenes de San José o a la Organización Bocatas, que ayudan a pobres y alcohólicos. Forcades tendría que ir menos a la televisión y más al Raval, menos micrófono y más rosario.

      LaBanner.

      Eliminar
    5. Querida Juana, utilizas impropiamente la palabra "sostenible", siendo fieles a la lengua de Cervantes, el término correcto es "sustentable". Seamos cuidadosos con nuestra lengua.

      Yelen Tarr

      Eliminar
    6. Juana, no estoy nada de acuerdo que tu postura radical. Las mujeres también tenemos derechos y ya esta bien de que el patriarcado domine la Iglesia.

      Espero que el nuevo Obispo de Barcelona, nos abra las puertas al sacerdocio, o al menos al diaconado y sea abierto de mente.

      A veces pienso que eres un hombre y no una mujer

      Nereator.

      Eliminar
    7. Nereator,

      No seas radical ni brusca o brusco (desconozco tu género por ese nombre). Estoy convencida que Juana es una mujer. Tiene una sensibilidad especial que tú no tienes.

      La Iglesia no necesita sacerdotisas, sino files y feligresas comprmetidos con las realidades "Culpidores" con que Dios nos pone en frente.

      Las mujeres somos la retaguardia de la Iglesia.y ese es un papel muy importante.

      Miriam D.

      Eliminar
    8. Sinceramente creo que este hilo de debate ya está agotado. Los católicos deberíamos dedicarnos a cosas más importantes: como a montar universidades católicas, asociaciones de juristas católicos,e tc. Esto del feminismo lo debemos superar. Cada uno ya tiene su mujer o marido en casa para este tipo de discusiones.

      Atentamente

      Sr. Gazpacho

      Eliminar
  13. El problema se llama Misa de 196923 de abril de 2015, 15:01

    El problema superior es la forma ordinaria de la misa celebrada según el Novus Ordo Missae de 1969 de Pablo VI.

    Otro problema es lo que se ve. Lo que veo, por gestos, presencias y palabras, indica lo que es. Si veo niñas y mujeres en el altar, la zona donde sólo el sacerdote ordenado y el diácono pueden estar por derecho divino, lo que estoy dando a entender, por lógica psicológica y sociológica, es que las mujeres pueden o podrán ser sacerdotisas y diaconisas. Si veo desastres litúrgicos, entonces significa que la Iglesia los acepta, para escándalo y confusión de los fieles.

    No es válido el argumento de que el cardenal Carles acogía monaguillas. Juan Pablo II tenía el ceremoniero Martini que le hizo misas de rito raro y extraño, con bailes, danzas, decorados y espectáculos diversos que no tuvieron continuidad.

    La misa de 1969 es válida, lícita y efectiva, hecha con unción da frutos de santidad, pero es muy vulnerable a las adulteraciones de la heterodoxia, con exceso de reducciones, alternativas y cambios, y sufre la política contradictoria de Roma y los obispos en su aplicación. El problema de las monaguillas es uno más de las decenas de problemas irresolubles que arrastra la misa de 1969.

    A la práctica, la misa latina única ha caído en el protestantismo y en un instrumento de destrucción de la Iglesia, junto con la exégesis bíblica de la búsqueda del Jesús de la Historia, la teología moral progresista, la teología social liberacionista y la espiritualidad de la Nueva Era.

    La misa de Pablo VI, a la práctica, está llena de delitos, abusos e irregularidades litúrgicas (Redemptionis Sacramentum). De hecho, ha desaparecido la unidad litúrgica, y se ha caído en el plurimorfismo anarquizante protestante. Debido a la libertad concedida por el Misal a los Obispos, Conferencias Episcopales y parroquias, hoy existen de facto cientos y cientos de diferentes misales o formas de celebrar la misa.

    El efecto arrastre ha sido definitivo en la eclesiocatástrofe. Los primeros obispos de los años 1960 y 1970, debido a la libertad de opción concedida, permitieron el laissez faire actual, plagando la misa de desobediencia y desorden satánicos. Los sucesivos obispos ya no pudieron reconducir este mínimo común destructor iniciado en 1970.

    La presencia de monaguillas y la sustitución de los monaguillos por las monaguillas, se suma a la lista de despropósitos progresistas: mujeres en el altar, mujeres administrando la comunión, comunión sin derecho a recibirla de rodillas y en la boca, comuniones bajo las dos especies mal administradas, comuniones sacrílegas (de pecadores notorios), morcillas y fervorines, manipulación de la fórmula de consagración, de las rúbricas y de las lecturas...

    La reforma litúrgica del Vaticano II de 1969 ha fracasado ya en 2005, tal como dijo más diplomáticamente Benedicto XVI al pedir la reforma de la reforma. El ideal habría sido el enriquecimiento y modernización en la continuidad de la tradición de la misa dámaso-gregoriana según el nivel de teología y liturgia del siglo XX. El error, visto hoy, es tener dos tipos de misas:

    1. La misa tridentina, de rito único y claro, tradicional y verdadero, pero necesitada de un mínimo de modernización

    2. La misa postconciliar, de falso rito único y de verdadera macedonia-pupurri de cientos o miles de ritos inventados y adulterados, carentes de tradición, teología y espiritualidad alguna, sumida en el desorden y el desnorte total.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que usted quiera decir y defender, pero le recuerdo que era la misa que celebraba San Juan Pablo II, San Jose Mara , .... y con esto no quiero decir que no me guste asistir a la misa en rito extraordinario ..... pero al igual que se cometen irregularidades en la celebración de la Misa de la reforma litúrgica del Vaticano II usted también que se cometen en la celebración de la misa en rito extraordinario, sobre todo cuando algunos sacerdotes la celebran de una manera mecánica y sin ninguna devoción. Todo es mejorable. No sea usted tan intransigente. Paz y Bien

      Eliminar
    2. ¿Quién es San José Mara?

      Eliminar
  14. Sistach y la defensa de la misa23 de abril de 2015, 15:11

    ¡Noticia! El cardenal Sistach defiende la misa católica y sus efectos propios:

    http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=23804


    Maldita metomentoda Generalidad y sus ínfulas de Iglesia anglicana y luterana, oficial y estatal, al servicio del poder político.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milagro! la oración es efectiva y más de uno de los que estamos aquí hemos intercedido por esto, vamos a seguir haciendo presión para que el cardenal no se eche para atrás, ¡qué buena noticia!

      Eliminar
  15. A veces tengo la impresión que GG es un coladero de sedevacantistas y lefebvrianos. Estemos atentos, pues el demonio se oculta de múltiples formas. Denunciemos a quienes, a base de criticar el último Concilio, lo único que hacen es dinamitar la Iglesia por dentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dude,respetable anónimo de las 21:38. Ha dado en el clavo. Aunque hay que decir, en honor a la verdad, que publica también lo que es legítimamente opinable o aquello en lo que uno disiente.No todo es "lefebriano", ni "sedevacantista" o puramente institucional.

      Eliminar
  16. Si… pobres…mini-dones... ninetes...quin patiment!: <> comentaris com aquests són els que en realitat en humilien!
    Que les catòliques no volem ser homes, deixeu-nos en Pau!, neu a reivindicar a l’ONU o al Rotary o al màgic circle, no a l’Església. (En aquest sentit totalment d’acord amb l’anònim 23 de abril de 2015, 21:38 ): el dimoni fila tan prim que no podem ni fer-nos al cas de la seva delicadesa!
    Tenim la nostra gran missió a imatge de la Verge i de totes les santes, fins i tot doctores! (vg. Santa Teresa, Santa Teresina de Lisieux).
    Per l’amor de Deu respecteu-nos i deixeu-nos de treure’ns la identitat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ese genio me recuerdas a la Madre Angélica. Qué buenos recuerdos de EWTN, me lo pasaba tan bien con el venerable Padre Loring. Eso sí que era un sacerdote. Seguro que nunca tuvo monaguillas.

      Yelen Tarr

      Eliminar
  17. Después de haber permitido que cualquiera (caballeros, señoras, niños y militares sin graduación) coja la hostia con las manos, se la lleve en la plama, si quiere, y la ingiera "al paso", o incluso, en ciertas partibus infidelium et progresauriorum, que la empape él mismo con la sangre del cáliz, no veo qué problema hay en que las monaguillas se muevan a su aire durante los servicios divinos. ¿O acaso el miedo deriva de la posibilidad de que, dando un nuevo paso, tomen conciencia de su paulatina fuerza y reclamen un derecho a oficiar misa y, por qué no, a confesar, crismar, olear, bendecir matrimonios, etc.. (como cualquier alcaldesa, vamos)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí claro, y quememos iglesias, tampoco pasaría nada Anónimo Veneciano. Pero nos hemos vuelto locos. Si tumbamos los diques principales ninguno ya resistirá

      LaBanner

      Eliminar
  18. Ahora, en esta página, ¿también se utilizan primeros planos de menores? Será perfectamente legal, pero si fuera el padre no me haría ninguna gracia. Utilizar niños en las guerras diocesanas será perfectamente moral y justificadísmo doctrinalmente, pero da un poco de repelús... A ver cuándo primeros planos de seminaristas...

    ResponderEliminar