domingo, 22 de marzo de 2015

Les engañan; y lo peor es que lo saben

El Séder de la Parroquia de la Milagrosa
El pasado viernes día 13, en el marco de la jornada “24 horas para el Señor” que Francisco, el Papa, había convocado, la Delegación de Juventud de la Archidiócesis de Barcelona cuyo responsable es Mn. Bruno Bérchez, celebró en la Parroquia de la Medalla Milagrosa de Barcelona, con la anuencia y alborozo de su párroco, nuestro amigo Mn. Xavier Pagès, una nueva edición de la Estació d´Enllaç (Estación de Enlace es la denominación de los encuentros juveniles mensuales). En medio del periodo cuaresmal, tuvieron la feliz ocurrencia de celebrar una Cena Judía como preludio de una vigilia de oración.
Como no podía ser de otra manera, nuestro n.s.b.a. Cardenal participó en ella. Ambientada con mesas bajas para poder celebrar el rito judío, allí estaba Sistach acompañado de sus curas y de un centenar de jóvenes y algunos curiosos interesados de todas las edades. Más allá del decepcionante sermón-tostón del Cardenal (homilía no era), que  habló por enésima vez de su participación en el Cónclave de elección del papa  Francisco, creo que es necesario hacer algunas puntualizaciones.
Tales celebraciones en parroquias católicas y entre católicos intentan mostrar el nexo entre la Eucaristía y la Pascua judía. De hecho esta celebración en concreto acabó en adoración eucarística en la Capilla del Santísimo. Si bien es cierto que una plena comprensión católica de la Eucaristía es casi imposible sin entender de base la experiencia del Éxodo y la Pascua judía, no podemos proceder tan a la ligera. ¡Y menos con jóvenes, apreciado delegado juvenil!
En primer lugar el Séder o Cena Pascual Judía, es un ritual sagrado para los judíos. Que los católicos copien o escenifiquen este santo rito es irrespetuoso con la tradición hebrea. Imaginémonos si los judíos o los musulmanes reconstituyeran una misa católica: nos horrorizaría semejante profanación. El Séder es una tradición judía que ciertamente los católicos deben conocer si son acogidos e invitados a la mesa pascual judía.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\27571f7.jpg
Mn. Xavier Pagés, el párroco
En segundo lugar, no sabemos con certeza si Jesús celebró un Séder con sus discípulos antes de su Pasión. Los evangelios sinópticos indican que Jesús celebró la Pascua con sus discípulos, pero no sabemos con seguridad cómo era celebrada la Pascua judía en el primer siglo. Enseñar que Jesús ha comido un Séder en la última Cena puede inducir a error y confundir a la gente.
Por otra parte, la Iglesia católica no ha aprobado la cena Séder como ritual público o como devoción. Una parroquia en la que se celebra el Séder puede dar la impresión de que la Iglesia aprueba tales prácticas. Lo que no es el caso.
Si los católicos quieren aprender más sobre la cena Séder o participar en este ritual, pueden colaborar con la comunidad judía e invitarles a dar una conferencia para explicar el sentido de tal rito. O tener la suerte de ser invitados en Pésaj, cosa nada fácil, al menos en la sinagoga de la calle Porvenir/ Avenir de Barcelona. Si queremos enseñar a los jóvenes católicos sus raíces judías para mejorar las relaciones interreligiosas, el primer consejo es ser respetuoso con nuestros hermanos judíos.
La celebración que tuvo lugar en la Milagrosa careció de valor educativo y espiritual. Se intentó “bautizar” un Séder concluyendo con lecturas del Nuevo Testamento y poniéndolo de prólogo de la adoración eucarística. Fusionar esos elementos conduce a distorsiones que afectan a ambas tradiciones. Además, al celebrar esta fiesta sagrada hebraica entre cristianos, los ritos de la Haggadah deben ser respetados íntegramente. La Cena Pascual Judía debe ser celebrada con respeto hacia aquellos a quienes pertenece verdaderamente el Séder. La única razón por la que los católicos la celebrarían, sería conocer las raíces comunes en la Historia de la Salvación. Debería evitarse todo mimetismo o reproducción de ese rito, como evitarse debe toda imitación de la Cena del Señor. Así como los ritos del Triduo Pascual católico son el memorial anual de la Iglesia que conmemora los acontecimientos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, así lo es el Séder, en su centralidad teológica, para los judíos.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\berchez.jpg
Mn. Bruno Bérchez, el delegado.
Según nos contaron chicos allí presentes, a los cuales he preguntado minuciosamente, en ese Séder no había una presidencia concreta. La mesa de la tarima-escenario estaba ocupada por cinco personas. La cena y el relato pascual exigen una presidencia clara. Para los israelitas no hay concelebraciones que valgan. Y aunque no faltaron platos con maror, hierbas amargas (rábanos y escarola hervida) ni huevos cocidos, no llegamos a ver ningún zeroá en bandeja alguna: el hueso con carne asada, en recuerdo del cordero que se sacrificaba en el Templo de Jerusalén. Muchas jarras de vino, eso sí. ¡Musica et vinum laetificant cor hominis, claro está! Ausencia de jaróset, la mezcla de manzanas y nueces picadas y amasadas con vino, semejante a la pasta de los ladrillos durante la esclavitud en Egipto. Tampoco pudieron mojar el apio en salmuera, símbolo de las lágrimas de los esclavos y del agua salada del Mar Rojo. ¿Dónde estaba pues el carpás? Puestos a omitir y saltarse cosas, los panes ázimos -los mazot-  no estaban colocados de tres en tres, símbolo de los tres sectores del pueblo judío -sacerdotes, levitas y pueblo israelita- sino amontonados en cestos que más bien recordaban los panes de pita de los döner kebab turcos o para un souvlaki de pollo.
Ignoro realmente quién ha sido el inspirador de esa propuesta. Si Bérchez, Pagès o Sistach. Con desigual intensidad muestro respeto a los tres. Al párroco Pagès por su verdadero celo pastoral y dedicación. De veras es admirable como tiene y cuida su parroquia
C:\Users\FRANSESC\Desktop\untitled.png
¿Pita para un döner o para un souvlaki griego?
Y aunque odia a Gérminans con recalcitrante rencor, y es lo que los franceses hubieran llamado un colaboracionista con el régimen, nosotros los de la Resistencia, le mostramos nuestro reconocimiento.
Bérchez, el Delegado de Juventud, es un buen sacerdote, que hace todo lo que puede y lo mejor que sabe, aunque el anterior delegado Mn. Toni Román, el actual párroco de Vilassar de Mar (la parroquia del happening 24h/24) le hace la cama por detrás. Bérchez promociona a los Centinelas de la Mañana  en la Basílica de Santa María del Pino, aunque el párroco Tano Casacuberta -el izquierdoso de casa bona- obstaculiza todo lo que puede, y ni siquiera les deja la custodia parroquial para la adoración eucarística. Sólo por ello, ya merece nuestra mayor adhesión y apoyo. Pero es joven y a veces el celo impetuoso por las almas -y Mn. Bruno lo tiene- puede jugar malas pasadas. Para muestra un botón: organizar tardes católicas de discoteca parroquial, como en la Miraculosa, aunque sea free alcohol, es ya una experiencia vivida en la década de los 60 y 70. La parroquia de Pagès se reitera en ello. Recalcitrante revival de épocas estériles.  No lleva a ningún sitio. Aunque pongamos una cuña de rosario. Es deseable acabar por fin con los años de plomo.
Y finalmente, respetamos a Martínez, por ser él quien es, bondad infinita. Aunque no le amamos sobre todas las cosas ni nos pesa haberle confundido. Pero como “prometimos obediencia” a nuestro obispo el día de nuestra ordenación, a él y a sus sucesores, aquí estamos, trabajando y permaneciendo en la trinchera que nos asignó. Los laicos dicen respetarle por ser sucesor de los apóstoles. Y ciertamente  lo es, aunque como dice al celebrar la santa Misa, “siervo indigno”. Pagès, Bérchez y Sistach son hombres formados, en su subconsciente deben saber que engañan a esos jóvenes tratando de atraerles con excentricidades, exotismos y pseudo-arqueologismos litúrgicos. Ningún celo apostólico lo justifica. Abandonemos las nuevas olas que no conducen a la barca de Pedro a ningún puerto, al menos seguro. Los jóvenes, mañana nos lo agradecerán. 
Prudentius de Bárcino

25 comentarios:

  1. Rv. Prudentius de Bárcino, gracias por ese artículo, aunque de verdad no entiendo porque para empezar o en el transcurso de las 24 HORAS PARA EL SEÑOR, tiene que hacerse un acto que parece más teatral que cosa.

    Se pueden leer textos bíblicos que hablan del nexo de unión entre el pueblo judío y el cristianismo, por ejemplo:

    LA NUEVA ALIANZA (Jr 31,31-34)

    31 Mirad que vienen días —oráculo del Señor— en que pactaré una nueva alianza con la casa de Israel y la casa de Judá.

    32 No será como la alianza que pacté con sus padres el día en que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto, porque ellos rompieron mi alianza, aunque Yo fuera su señor —oráculo del Señor—.

    33 Sino que ésta será la alianza que pactaré con la casa de Israel después de aquellos días —oráculo del Señor—: pondré mi Ley en su pecho y la escribiré en su corazón, y Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

    34 Ya no tendrán que enseñar el uno a su prójimo y el otro a su hermano, diciendo: “Conoced al Señor”, pues todos ellos me conocerán, desde el menor al mayor —oráculo del Señor—, porque habré perdonado su culpa y no me acordaré más de su pecado

    Las palabras de este oráculo son centrales en el mensaje de Jeremías y, sin duda, las más influyentes de este profeta en el Nuevo Testamento y en la enseñanza cristiana. La mayoría de los comentaristas antiguos y modernos las consideran auténticas de Jeremías y suelen situarlas en los inicios de su ministerio, como apoyo a la reforma del rey Josías.

    El oráculo consta de dos partes contrapuestas: la primera (vv. 31-32) describe la alianza antigua, rota por los pecados del pueblo; la segunda (vv. 33-34) presenta vigorosamente la Nueva Alianza que ha de permanecer para siempre.

    La ANTIGUA ALIANZA está descrita con tres características propias: tenía el peso de la tradición porque había sido pactada «con los padres»; era la señal de la elección divina, como refleja la expresión exclusiva de Jeremías, «el día que los tomé de la mano, para sacarlos de Egipto»; era muestra del dominio de Dios sobre el pueblo, como aparece en el juego de palabras baal (dueño) y Yhwh (el Señor): «Ellos rompieron mi alianza, aunque Yo fuera su señor (baal) —oráculo del Señor (Yhwh)—».

    Aparte, hay otras muchas lecturas, con sus correspondientes meditaciones. La participación en los sacramentos de la Penitencia y Eucaristía. Oraciones en público y meditación personal....

    Creo que si a los jóvenes se les enseña lo que significa estar delante del Señor en la Custodia o en el Sagrario, son lo suficiente inteligentes para captarlo, sino la maestría de san Juan Pablo II, que sin hacer cenas judías supo captar el alma de los jóvenes y no tan jóvenes.

    ResponderEliminar
  2. En otros siglos, estos muchachos habrían sido procesados por la Inquisición por "judaizantes".

    ResponderEliminar
  3. Yo he celebrado la pascua judía en mi casa en cuaresma varios años. Eran los judíos que venían los que organizaban todo y yo me limitaba a seguir todas sus instrucciones de preparación. Ellos presidían y lo hacían todo. Los católicos solo mirábamos y leiamos copias de los folletos que utilizaban las monjas alemanas que hace años organizaban estos sederes en Barcelona, y que cerraron su comunidad aquí.

    Solo al comienzo y al final hablaba yo tratándolos de "Hermanos mayores en la fe", tal como hacía San Juan Pablo II, cosa que a ellos les emocionaba. Todos ibamos con las mismas galas que su fuese un verdadero séder, y seguiamos todas sus instrucciones.

    Al final, el que presidía, un encantador judío sefardita de Melilla, rubio y con ojos azules, cuando yo les daba las gracias y les recordaba que nosostros, como cristianos, a las dos personas que más amábamos era a dos miembros del pueblo judío, Jesús y María, acababa con lágrimas en los ojos, al igual que los demás judíos que invitaba a que le acompañasen.

    Tengo un emocionado recuerdo de esas cenas. Desgraciadamente, ya no tengo un comedor para 20 personas que nos reunimos las dos veces que lo hice en mi casa.

    No haciamos ninguna comedia, y para los amigos judíos, era un honor que les sorprendía y emocionaba, que unos católicos quisiesemos conocer al detalle los ritos y espiritualidad de su fiesta más importante.

    Las dos veces invité a sacerdotes amigos a compartir la experiencia y salieron encantados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Per a Anònim de les 21:01

      Reconforta llegir experiències com la teva que de moment no he pogut compartir però que m'havien arribat de part d'altres catòlics preocupats pels origens de la nostra fe.

      Per cert, m'ha entristit constatar que l'entesa judeocristiana de Catalunya porta 6 anys sense actualitzar el seu blog, i no he estat capaç de trobar-ne informació més actualitzada. Aquí va l'enllaç del que he trobat:

      http://entesajc.blogspot.com.es/

      Eliminar
  4. Este artículo es un poco perepunyetes/exageraoo, hombre.
    BarrufetRondinaire

    ResponderEliminar
  5. Yo también me sé de un enamorado del "cant de la sybila" que ha llegado a representar esta mezcla pagana dentro de cierta parroquia. Se aplique este artículo, lo de la viga y la paja.

    ResponderEliminar
  6. La Cena Pascual según Valtorta22 de marzo de 2015, 23:05

    Valtorta, en su libro "El Evangelio como me ha sido revelado", narra y dibuja la Cena Pascual (número 600).

    --- Inicio del Antiguo Ritual pascual según el ritual dado por Dios a Moisés ---

    Primer cáliz:
    Jesús tiene una copa ritual en la que vierte el vino. Los discípulos tienen copas medianas. Jesús alza la copa, la ofrece y la pone en la mesa. Luego, todos juntos, preguntan con tono de salmo: "¿Por qué esta ceremonia?"; a lo que Jesús responde "Este día recuerda nuestra liberación de Egipto. Bendito sea Yehoveh, que ha creado el fruto de la vid". Jesús bebe un sorbo de la copa ritual y la pasa al resto, ofrece el pan, lo parte, lo distribuye; luego las hierbas empapadas en salsa rojiza. Acaba esta parte, cantan salmos en coro, y se lleva la bandeja del cordero asado delante de Jesús. Pedro pregunta: "¿Por qué este cordero, así?"; y Jesús dice: "Como recuerdo de cuando Israel fue salvado por el cordero inmolado...". Luego sigue el ritual de Moisés (Hallel, salmos 113-118):

    Salmo 114: Cuando Israel salió de Egipto [himno pascual]
    Corte del cordero por Jesús

    Segundo cáliz
    Salmo 113: Alabad al Señor [desvalidos, pobres, mujeres estériles]
    Reparto del cordero ("He deseado ardientemente comer con vosotros esta Pascua"; Pedro le muestra dos espadas)

    Suspensión de la comida pascual para el Lavatorio de pies, con el fin de purificar el espíritu con vistas al Nuevo Rito

    Tercer cáliz
    Salmo 116: Amo al Señor, porque él escucha la voz de mi oración
    Salmo 117: Alaben al Señor, todas las naciones [el salmo más corto, el aleluya de todos los pueblos]
    Salmo 118: Dad gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterna su misericordia

    Comida del cordero

    Cuarto cáliz
    Salmo 115 de la LXX y Vulgata (2ª parte salmo 116): Tengo fe aunque digo que soy desdichado
    Salmo 119: Felices los que van por un camino perfecto, los que siguen la ley del Señor [el Salmo Interminable: una estrofa la canta uno; la siguente, en coro]
    --- Fin del Antiguo Rito ---

    --- Inicio del Nuevo Rito ---
    Jesús toma un pan entero y lo pone sobre el cáliz: los bendice y ofrece, parte el pan en 13 trozos, y se los da a cada apóstol: "Esto es mi cuerpo...", y "Ésta es mi sangre..."
    Primero lo da a sus 12 discípulos y luego sale y se lo da a su Madre.
    --- Fin del Nuevo Rito ---

    Discurso y anuncio de la traición de Judas, el cual sale.

    --- Sermón pascual (Juan 17) ---

    ....


    El orden de la mesa según Valtorta (Jesús sentado; apóstoles, en triclinios):

    Frente a Jesús: Felipe-Tomás--Mateo-Tadeo-Bartolomé
    Al lado de Jesús: Santiago-Andres-Santiago--Juan-Pedro-Simón

    Jesús y los dos primeros discípulos, Juan (derecha) y Santiago el Mayor (izquierda)
    Al frente de Jesús, Judas Iscariote

    Al lado de Juan: Pedro, la piedra
    Al lado de Santiago: Andrés, quien es como el aire, no se le ve pero está consolando; y al lado de Andrés, el primo de Jesús, Santiago el Menor

    Después de Pedro: Simón el zelote, el leal, y a su frente, Bartolomé, dos honrados y sabios

    A la izquierda de Judas Iscariote: Mateo y luego Judas Tadeo [y Bartolomé]
    A la derecha de Judas Iscariote: Tomás y luego Felipe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Frente a Jesús: Felipe-Tomás-JUDAS-Mateo-Tadeo-Bartolomé
      Al lado de Jesús: Santiago-Andres-Santiago-JESÚS-Juan-Pedro-Simón


      Jesús está sentado en el centro, flanqueado por tres apóstoles a la derecha y tres a la izquierda, todos ellos en triclinios.

      El triclinio de Judas Iscariote casi está enfrente de Jesús.

      Por lo tanto, según Valtorta, Jesús y Judas Iscariote estaban mirándose siempre: fue la penúltima oportunidad de Judas. La última fue la de pedir perdón por su crimen como Pedro, pero no lo hizo, fue dominado por la desesperación.

      Eliminar
    2. Las cuentas que ustedes hacen no me cuadran. ¿Se sientan en un sofá o en un tresillo entero? Lo mismo sucede con los klinós y triclinios..
      El triclinium era el conjunto de varios klinós que estaban uno cerquita de otro, habitualmente tres. Y el klinós era el mueble en donde se acostaba una persona a comer o hablar. Costumbres tan grecoromanas como poco judías, todo sea dicho.

      Eliminar
    3. Pues entonces tiene razón usted: en los dibujos realizados bajo la supervisión de Valtorta (Valtorta and Ferri, CEV, 2006, páginas 292-293) se ve un asiento, el de Jesús, y los doce klinai, divanes o asientos largos, correspondientes a los doce apóstoles, sentados en una mesa rectangular. Claro se ve como el agua.

      Y puede corresponderse perfectamente con la época de Jesús, bastante grecorromanizada, puesto que la Cena de Pascua cambió de formato (que no su fondo religioso) con el transcurso de los siglos, y lo mismo que pasó con la fiesta de las Tiendas y otras más.

      Eliminar
  7. La Primera Eucaristía de la Iglesia22 de marzo de 2015, 23:44

    Valtorta, en su libro "El Evangelio como me ha sido revelado", cuenta en el número 641 cómo fue la Primera Eucaristía de la Iglesia. Aunque sea una revelación privada aún no aprobada eclesialmente, tiene un interés en mostrar la primera misa.
    Interior del Cenáculo
    Mesa del Cenáculo con mantel blaquísimo
    Arca en el centro de la mesa
    Paño de finísimo lino sobre la tapa del Arca


    --- Liturgia de la Palabra

    Pedro evangeliza e instruye subido a un escabel.


    --- Liturgia de la Eucaristía:

    Ceremonia de exposición del contenido del interior del Arca: una copa, un plato, la copa de Jesús en la Última Cena y la Primera Eucaristía de Jesús; plato con los restos del primer Pan partido; Corona de Espinas; clavos; esponja; el velo del pudor; Sábana Santa; otras cosas no identificadas.

    Canto de oraciones a coro (salmos cantados a la manera sinagogal o como la peregrinación a Jerusalén)

    Traen panes y los ponen en el platito de metal del interior del Arca, y traen ánforas de metal.

    Pedro recibe de Juan la bandeja con los panes; la alza y la ofrece, la bendice y la pone sobre el Arca

    Pedro recibe la copa y dos ánforas, vierte su contenido en la copa, la alza y la ofrece, bendice la copa y la pone sobre el Arca.

    Oración, y Pedro fracciona los panes un trozos y los presentes se postran: "Éste es mi cuerpo...". Distribuye el Pan a los asistentes.

    Pedro toma la copa y la ofrece, se llena, se reeleva, ofrece y bendice para consagrar el líquido.

    Una vez los asistentes han tomado la Eucaristía, los apóstoles consumen el Pan y Vino sobrantes.

    Canto de un himno sálmico y bendición final.

    ResponderEliminar
  8. Salmos penitenciales23 de marzo de 2015, 0:54

    Si el Hallel lo conforman los salmos 113-118, los Siete Salmos Penitenciales o Salmos de Confesión, cuatro de ellos conocidos desde San Agustín de Hipona, son los siguientes:

    Salmo 6: Domine ne furore tuo

    Salmo 32: Beati quirum remissae sunt iniquitates

    Salmo 38: Domine ne in furore tuo

    Salmo 51: Miserere mei Deus

    Salmo 102: Domine exaudi orationem meam et clamor meus ad te veniat

    Salmo 130: De profundis clamavi

    Salmo 143: Domine exaudi orationem meam auribus percipe obsecrationem meam


    Los salmos son la asignatura pendiente de la Iglesia. Pablo VI no incluyó los salmos completos en las lecturas de la misa, por temor a escandalizar a los fieles y al mundo debido a la dureza de algunos de ellos.

    Los salmos son un tesoro aún por descubrir. Los mejores comentarios son los de antes del Concilio, momento en que fueron presa del método histórico-crítico y fueron deconstruidos hasta hacerlos completamente inservibles para un uso místico y religioso: cada exégeta y teólogo los ha interpretado como les ha dado la gana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salmos exorcísticos23 de marzo de 2015, 12:01


      Salmos exorcísticos del Ritual 1614, por orden de importancia:

      I. Salmo 91 (90) – Bajo las alas divinas (protección divina en medio de los peligros)
      II. Salmo 68 (67) – La gloriosa epopeya de Israel
      III. Salmo 70 (69) – Súplica en la desgracia
      IV. Salmo 54 (53) – Clamor al Dios justiciero
      V. Salmo 118 (117) – En la fiesta de las Tiendas (canto procesional en acción de gracias)
      VI. Salmo 35 (34) – Súplica de un justo perseguido
      VII. Salmo 31 (30) – Oración en la prueba
      VIII. Salmo 22 (21) – Sufrimiento y esperanza del justo
      IX. Salmo 3 – Clamor matinal del justo perseguido
      X. Salmo 11 (10) – Confianza del justo
      XI. Salmo 13 (12) – Clamor confiado


      Salmos exorcísticos del Ritual de 1998:

      Salmo 3: No ponemos nuestra confianza en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos (2 Cor 1, 9); Tú, Señor, eres mi protector

      Salmo 10 (11): No teman, porque valen más que muchos pájaros (Mt. 10, 31); Confío en el Señor.

      Salmo 12 (13): Que el Dios de la esperanza los llene de alegría y de paz en la fe, para que la esperanza sobreabunde en ustedes por obra del Espíritu
      Santo (Rom. 15, 13); Mi corazón se alegrará en tu salvación.

      Salmo 21 (22): El dirigió durante su vida terrena súplicas y plegarias, con fuertes gritos y lágrimas, a aquel que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su humilde sumisión. (Heb 5,7); Sálvame de la boca del león

      Salmo 30 (31): Jesús, con un grito, exclamó: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Y diciendo esto, expiró (Lc. 23, 46); Líbrame del poder de mis enemigos

      Salmo 34 (35): Fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder. Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio (Ef. 6, 10-11); Despiértate, Señor, y ven en mi ayuda

      Salmo 53 (54): Fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder. Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio (Ef. 6, 10-11); Despiértate, Señor, y ven en mi ayuda

      Salmo 67 (68):Cuando Cristo subió a lo alto, llevó consigo a los cautivos y repartió dones a los hombres" (Ef. 4, 8); Se levanta el Señor y sus enemigos se dispersan.

      Salmo 69 (70): Señor, sálvanos que perecemos (Mt. 8, 25); Tú eres, Señor, mi ayuda y mi liberador

      Salmo 90: Qui habitat in protectione Altissimi

      Eliminar
  9. La sustancia del artículo para mí es muy simple: es tan aberrante que unos católicos incluyan en sus ritos la celebración de la pascua judía, como que los judíos incluyan en su celebración de la pascua, una parodia de la misa. Los ritos tienen valor para los fieles de cada religión. Bien está compartirlos con respeto y reverencia cuando es uno huésped de los fieles de una u otra religión. Pero no trasplantarlos. Y menos todavía hibridarlos. Porque eso acaba en parodia o como mucho en espectáculo culturaloide. Que los ritos son ritos, no espectáculos ni experiencias exóticas.

    ResponderEliminar
  10. Soy católico. Tengo en gran estima al pueblo Hebreo. Me parece como se dice en el artículo una desconsideración hacía ellos el celebrar de esta manera teatralizada el Seder Pascual. Si se quisiera de verdad formar en este sentido hubiera sido más eficaz una catequesis o conferencia al respecto, o una participación directa con la comunidad judía, pero esta celebración es una farsa que no se a que viene exactamente. Como digo, había opciones más que válidas para acercanos al conocimiento del pueblo Hebreo y su celebración de la Pascua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más misas tridentinas y menos séder23 de marzo de 2015, 13:57

      Es absurdo actuar como 'renactor' (actor que representa una escena histórica) en una cena pascual judía, carece de sentido y, además, es un agravio comparativo.

      El alumno debería de participar en todos los ritos religiosos de la antigüedad: asirios, hititas, persas, babilonios, medos, caldeos, cananeos... incluyendo sacrificios de niños y animales. Absurdo.

      Además, a los jóvenes, si son vegetarianos, no pueden participar plenamente. Y el cordero es un simple cordero de mercado, no el cordero ritualmente puro que exige el judaismo, comido según el rito judío por judíos ritualmente puros.

      Todo esta pseudocena judía mueve a la risa: casi nadie se sabe de memoria los salmos y el Pentateuco, además de toda la tradición oral y escrita sobre la Pascua judía, ni los gestos, disposición espiritual, gestos, palabras... ni tan siquiera estos jóvenes tienen tradición familiar judía.

      Más aún, en este parque temático religioso deberíamos de reproducir los ritos orgiásticos de Grecia y Roma.

      Lo que debería de hacer el Arzobispado de Barcelona es dar cursos de cómo se celebra una misa tridentina o dámaso-gregoriana, con la oración del gesto y del cuerpo (arrodillado, persignación), cantos gregorianos, salmodias, altar correctamente colocado, dicción, homilías...

      También debería el Arzobispado de Barcelona volver a reciclar sacerdotalmente a casi todos los sacerdotes oficiantes y confesores de Barcelona: cómo hacer una misa vaticanosegunda sin que se introduzca el satánico relativismo que elimina, crea y destruye todas las rúbricas y textos y toda la tradición musical, artística, pictórica, escultórica y gestual del catolicismo.

      Y no se deberían de consentir comuniones sacrílegas, dadas a sujetos inidóneos: divorciados recasados, corruptos, parejas de hecho...

      Menos cenas judías y más misas tridentinas y vaticanosegundas correctamente celebradas en el fondo y en la forma.

      Y no seáis tan ridículos, caray.

      Eliminar
  11. Quizá sea que, por falta de formación, cardenal incluido, no se sepa distinguir entre ahondar en la Antigua Alianza y el "fer comedia". Tiene ese ágape toda la pinta de un montaje teatralero que apesta... Hemos perdido el norte. No sabemos ya quiénes somos o qué confesamos. Ni qué practicamos. Porque hoy es la conmemoración del Exodo y mañana será la elevación a los altares de Lutero. Y pasado, la bendición del matrimonio homosexual. Existe un despiste generalizado que abruma. Sabido es el argumento de los musulmanes para avalar su intransigencia: a diferencia de los cruzados, nosotros sí estamos convencidos de que nuestra fe es la verdadera, y por tanto, no se admiten "dioses ajenos". Por ese motivo no admiten la libertad de culto, ni la instalación de grupos cristianos, ni la entrada de Biblias... Nosotros no sabemos compaginar la libertad y respeto a las demás creencias sin abdicar de las nuestras.

    En mi juventud fui invitado a almorzar alguna vez al piso que tenían las monjas de Sión, dedicados a la amistad judeocristiana de Barcelona. Eran monjas extranjeras; la priora, una francesa encantadora me sorprendió cuando le pregunté por qué no iba a visitar a su hermano, sacerdote al otro lado de los Pirineos: tenemos toda la vida eterna. Sus urgencias estaban aquí. Había una monja costarricense que enseñaba Sagrada Escritura en monasterios; fue la primera biblista que conocí en mi vida. Otra canadiense, sor Xaveriette, estaba entrega a la preparación de los guiones de las reuniones. Aquellas monjas conciliares jamás escondieron su fe, jamás admitieron mixturas y confusiones, jamás equipararon nada.

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo con los comentarios de los anónimos de las 9:03 ; 10:32 y JMVG. Me parece una falta de respeto el mezclar las cosas. Da la impresión de que están representado un acto teatral, pero mal representado. Cada creencia ha de manifestar su fe y repetar en su totalidad la de los demás, aunque no se comparta. Como dice alguno de los coemntarios, sería indignante que los hermanos judíos u otros, hicieran una representación de nuestra Santa Eucaristía.
    Me extraña, no llego a comprenderlo, que Mn. Pagés - al que tengo un gran aprecio- se haya puesto a favor de esta representación en su Parroquia, conociendo su línia de apostolado. Estamos llegando a unos extremos que todo se mezcla y parece que etá bien. Por favor un poco de cordura y amor a nuestra FE. María Auxliliadora ruega por nosotros. Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que ni el propio Arzobispado de Barcelona no vigila la correcta realización de su propio Séder, la misa... y se pone a hacer cenas pascuales judías con botellas de zumo recicladas como botellas de vino, pues por la foto, se ve que la forma corresponde a una marca de zumos naturales, y se observan los restos del papel de la etiqueta que ha sido arrancada, cuando en un séder 'com a de ser', absolutamente todos los recipientes han de ser de materia noble, de uso específicamente pascual y ritualmente puros.

      Incluso se observa una bandeja de pastelillos de cartón dorado, con unos platos que parecen de plástico para comer sushi.

      Si no saben organizar su propia misa, porque luego estos jóvenes van a misas jóvenes con el rito litúrgico católico totalmente destruido ¿cómo van a saber hacer un Séder?

      Eliminar
  13. Me parece un exceso criticar que si en esta cena judía no había presidencia o que si tal o que cual. A ver, era una recreación con finalidad pedagógica-evangelizadora, no creo que haya que buscarle tres pies al gato. Que Mn. Xavier Pagès sea un "colaboracionista", pues mejor para él, pues ya dijo Jesús lo de poner la otra mejilla. Y el arzobispo, allá él con sus tejes manejes...

    ResponderEliminar
  14. Lo que faltaba. ... ahora Maria Valtorta

    ResponderEliminar
  15. Recuerdo que en el grupo de oración carismático al que voy habitualmente, una vez hicimos lo mismo. Fue una experiencia enriquecedora. Los cristianos somos herederos del pueblo del Antiguo Testamento, no? No veo porqué no podemos celebrar, a modo de recuerdo, un rito como el de la cena judía. Forma parte de nuestra historia.
    BarrufetRondinaire

    ResponderEliminar
  16. Meterse en berenjenales23 de marzo de 2015, 21:56

    Que los católicos celebren un Séder de Pésaj es, únicamente, un simulacro de Séder de Pésaj.

    Es como si unos judíos celebran una misa católica: es un simulacro, representación de misa, no es una misa.

    Hay, además, un segundo elemento de congruencia lógica: si tú, católico, te enredas en hacer un Séder de Pésaj, entonces sé coherente: celebra correctamente tu misa católica, sigue las rúbricas, no añadas ni quites ni alteres nada, obedece el rito como Jesús obedeció el Séder de Pésaj transmitido por Moisés tal como le contó Dios, respeta los cantos gregorianos y los gestos de la tradición.

    Un Séder de Pésaj es sólo para judíos, como sus celebraciones (Tiendas...). Tú sigue las tuyas ¿por qué te metes con un rito cancelado por el nuevo rito? ¿no es un rito que refleja pálidamente lo que los católicos tenemos en plenitud? ¿He que no te metes a hacer una misa protestante ni ortodoxa, ni un rito pagano, griego o romano?

    Las imágenes del Séder de Pésaj son explícitas: es una cosa diferente a este simulacro del Arzobispado de Barcelona. Ver imágenes en hebreo:

    ליל הסדר

    ResponderEliminar
  17. No hay injuria si no hay voluntad de injuriar. No hay parodia si no hay voluntad de parodiar, no hay impiedad si no hay voluntad de profanar.

    Se trataba de una especie de "rol en vivo", de dinámica educativa, pedagógica y aproximativa. Quizá hay lugares donde se celebran "banquetes vikingos" o "cenas medievales": su exactitud histórica oscilará entre un 10 y un 70 por ciento, pero siempre será educativo para los jóvenes. Se aprende más "haciendo" (aunque sea de forma inexacta" que escuchando una conferencia de una hora (que olvidas al momento).

    Efectivamente, no sabemos mucho de qué fue exactamente lo que se hizo en la Última Cena. Tampoco está claro que lo que hacen los judíos modernos hoy en su Séder se parezca a lo que hacían en época de Jesús: el judaísmo actual es una religión nueva, nacida de una facción de entre muchas (la farisea rabínica).

    Pero una representación pedagógica como esta, hecha sin voluntad de injuriar, me parece principalmente positiva. No disparemos a todo lo que se mueve.

    ResponderEliminar
  18. ARCANGEL MIGUEL

    SIENTO LA TARDANZA EN COMENTAR, ESTABA OCUPADO SIGUIENDO A LOS VERDADEROS PASTORES,SUS MISAS, HOMILIAS, ACTOS LITURGICOS SACROS, MISAS TRIDENTINAS ¡EN FIN! LO QUE TOCA A UN CREYENTE DE LA SANTA IGLESIA CATOLICA APOSTOLICA Y ROMANA¿NO? ¡HAN INVENTADO LA GASEOSA EN LA MEDALLA MILAGROSA! PUESTOS A INNOVAR QUE CELEBREN UNA FIESTA MUSULMANA , TOTAL TIENEN LA EMBAJADA MARROQUI AL LADO Y SI LES GUSTA MAS LO DEL BAILE DE LOS 7 VELOS PARA EVANGELIZAR A SUS COMPLICES DEL BECERRO DE ORO SEPA-RATISTA ( "Estoy preocupado porque en Cataluña nacen más Mohamed que Jordi o José" BY DURAN Y LLEIDA ) ¡VERGUENZA AJENA! ¿QUE ES EL PAGANISMO Y LA IDOLATRIA EN UN TEMPLO DE DIOS? SI ME EQUIVOCO ME RECTIFIQUEN, EN MI HUMILDE IGNORANCIA CREIA QUE SE CELEBRAN ACTOS CRISTIANO CATOLICOS EN LAS PARROQUIAS¿NO? LAS VOCACIONES SACERDOTALES Y LOS FIELES SE AGOLPARAN EN LAS PARROQUIAS PARA VER QUE TOCA EN EL MENU DEL DIA, JUDAISMO, ROTARISMO, SEPA-RATISMO,ETC. COMO DECIA EL GRAN OBISPO TORRAS I BAGES " CATALUÑA SERA CRISTIANA O NO SERA" NO SERA GRACIAS AL BRUTAL ESFUERZO EVANGELIZADOR DE ESTOS FALSOS PROFETAS ¡MAS BIEN A LOS VERDADEROS PASTORES Y CREYENTES CRISTIANOS CATALANES QUE NI LOS QUIEREN NI LOS NECESITAN! QUE NO LLORE Y SE JUBILE Y MONTEN JUNTOS UN CHIRINGUITO DE LA ONCE ( AFRICA ESTA LLENA DE BUENOS PASTORES ) " POR SUS OBRAS LOS CONOCEREIS" EN FIN.......¡CATALUÑA VA BIEN!

    ResponderEliminar