miércoles, 18 de marzo de 2015

Colegios jesuitas de Cataluña abren aulas con sofás y sin asignaturas

Proponen un cambio radical en la forma de enseñar: sin exámentes, ni deberes para casa
Alumnos de 5º de Primaria del Colegio Claver de Lérida
«Los alumnos son los protagonistas». «Construiremos el proyecto vital de cada uno». «Aprenderemos a descubrir, a saber». «Descubriremos la fuerza del trabajo en equipo». «Cada alumno, sin excepción, tiene un talento único. Solo hay que encontrar y abrir». «Trabajaremos para que seas la brújula de tu aprendizaje». «Juntos sacaremos lo mejor que llevas dentro». Estas no son frases hechas ni banales en los colegios jesuitas de Cataluña, que este curso han iniciado un proyecto revolucionario para enseñar a sus alumnos. En las aulas hay sofás para leer; los estudiantes deciden cuándo salir al patio; comienzan la jornada con 20 minutos de reflexión para plantearse los retos de ese día; no existen los exámenes tradicionales, ni deberes para casa; los despachos de los tutores están integrados en el aula y son totalmente transparentes; no hay asignaturas compartimentadas...

El «Horizonte 2020», como se conoce este proyecto, pretende crear la escuela del futuro. «Y eso requiere un cambio radical», explica el director general adjunto de la Fundació Jesuïtes Educació, Josep Menéndez. Un cambio sobre el que llevan años trabajando, desde 2009. «Nos dimos cuenta —explica Menéndez— de que los alumnos van a la escuela pero no aprenden para vivir en un mundo incierto y cambiante como el que les espera. Necesitan habilidades y competencias para formar su proyecto vital, ser más protagonistas en su proceso de aprendizaje. Seis horas al día sentado de manera disciplinada mirando al profesor no lo aguanta ni un adulto».

Espacios oxigenados


A partir de ahí año tras año han consultando a los alumnos, profesores, padres, a políticos, a la empresa, al ámbito de la educación pública y concertada, a la iglesia... Más de 12.000 personas han participado aportando 56.832 ideas. Hoy muchas plasmadas en las aulas. «Los alumnos nos pedían aulas de colores —indica Menéndez— y con sofás donde leer y estudiar, como en casa. Espacios más cómodos, naturales, agradables y oxigenados. Para ello hemos unido dos clases, tirado el tabique que las separaba y ampliado el espacio siempre que se podía. Ahora, tenemos grupos de 60 alumnos guiados por tres profesores la mayor parte de las veces».

De los ocho colegios jesuitas de Cataluña, seis ya han comenzado a implementar este nuevo sistema. Se hará de forma gradual. De momento, han empezado en los cursos de 1º de ESO, 5º de Primaria y para los niños de tres años, la nueva generación. Según Menéndez, «en 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de ESO es donde la desconexión de los alumnos provoca más daños escolares (fracaso escolar, menor rendimiento...) y mayor desorientación. Empiezan a aburrirse, el profesor ya no les deslumbra, el cole les empieza a cansar por la reiteración, porque no se atienden los ritmos de aprendizaje de cada uno, porque falta orientación para aprender haciendo cosas... Hemos empezado por estos cursos porque queremos impactar en esta etapa educativa».
 
Muchos se llevarán las manos a la cabeza al comprobar que en el proyecto no hay cabida para asignaturas compartimentadas, es decir, de 9 a 10 horas Lengua, de 10 a 11 Matemáticas... «Se trabaja por proyectos —matiza Menéndez—. Por ejemplo, un grupo organizó un congreso de meteorología, como si ellos fueran meteorólogos, y trabajaron competencias de Lengua, Matemáticas, Ciencias, Inglés... De esta forma, ellos deciden cuando salir al patio, porque quizá decidan retrasarlo para terminar una tarea. Claro que cuando es necesario también hay clases magistrales. Pueden ser de 20 minutos, y a través de internet, para explicar una raíz cuadrada o el Teorema de Pitágoras». 

No hay notas 

Tampoco hay notas. Los padres reciben información del progreso del alumno por evaluación. «Explicamos si tiene que mejorar en alguna competencia, si avanza o no. Luego con unos algoritmos realizamos una calificación al final de curso que entregamos en un boletín como exige la ley», dice Menéndez.

En seis meses el proyecto ha dado ya sus frutos. «Nos hemos quedado impresionados con el cambio —asegura Menéndez—.El cambio de actitud y predisposición al aprendizaje de los alumnos es espectacular. Son más conscientes de su responsabilidad en su aprendizaje y vienen más contentos».
 

 *Escrito publicado en el diario ABC el 14 de marzo de 2015

31 comentarios:

  1. Si San Ignacio de Loyola levantara la cabeza...

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que yo no entiendo mucho de pedagogía, pero si es cierto que cualquier sistema formativo, debe tener por parte del alumno un interés por aprender y una motivación.

    Horizonte 2020 en España

    El diseño del programa Horizonte 2020 ha coincidido con la elaboración del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, teniendo lugar a la vez la reflexión sobre las prioridades de investigación a escala europea y española.

    El Plan Estatal tiene una clara orientación internacional, reflejada en su estructura y en la estrecha alineación con los objetivos en materia de I+D+I establecidos en Horizonte 2020. El fin último es impulsar el liderazgo científico, tecnológico y empresarial de nuestro Sistema a nivel internacional e incrementar la participación de instituciones y empresas españolas en las iniciativas comunitarias y programas de la Unión Europea.

    Así, el fomento de la participación de entidades españolas en Horizonte 2020 es una de las prioridades del Ministerio de Economía y Competitividad.

    Los objetivos concretos de participación se han marcado teniendo en cuenta el potencial del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación de España, así como los datos de participación del 7º Programa Marco, cuyos resultados provisionales están accesibles en la página web del CDTI.

    Estos objetivos se han marcado anualmente, para llegar a un global del 9,5% de la UE28 en 2020.

    Para lograrlos, se ha organizado el sistema de agentes de Horizonte 2020, que incluye Representantes, Expertos y Puntos Nacionales de Contacto, así como un conjunto de medidas de incentivación a la participación.

    En este apartado de la web EShorizonte2020.es, se facilita toda la información relevante sobre el sistema de Puntos Nacionales de Contacto en España e información de las entidades dedicadas a promocionar la participación de Horizonte 2020 a escala nacional: el CDTI y la Oficina Europea.

    La enseñanza religiosa ¿cómo queda? Lo digo porque son colegios aunque concertados pero de los Jesuitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo aventurarlo en el caso de los Jesuitas:

      - Opción preferencial por los pobres y omisión de la doctrina de la vida, la familia y el matrimonio, así como de las enseñanzas sobre eclesialidad, sacramentalidad, moralidad y dogmática.

      - Sustitución por la espiritualidad de la Nueva Era y el orientalismo.

      Eliminar
  3. Otros que han inventado la sopa de ajo... Esta es la escuela autogestionaria de los anarquistas de la CNT durante la guerra civil. ¡Menudos majaderos! El hombre es bueno por naturaleza y no hacen falta ni aprobados ni suspensos... ¡Majaderos! Y luego, a darles el paseo por la Rabassada -fusilarles- a los que no tragaban con la revolución...

    ResponderEliminar
  4. ¿Otra quimera utópica?19 de marzo de 2015, 1:05

    Da la sensación que han construido un sistema pedagógico ecléctico, y que por lo que dice el artículo, ya lo experimenté en parte con los escolapios a mediados de los años 70: método finlandés y metodo Montesori. Lo de eliminar deberes, notas y horarios de asignaturas ya es viejo, y yo lo vi en los años 80; algo hay de "progresa adecuadamente" y "necesita mejorar" y de la eliminación de los deberes durante los años 80 y 90 con el PSOE: olé, olé, olé...

    Es más, ya desde los años 1960, ya leí que existían proyectos pedagógicos donde el alumno, por ejemplo, podía plantear cualquier hipótesis, como que el sol gira alrededor del sol, y el profesor le daba todos los instrumentos científicos y técnicos necesarios para que pudiera por sí mismo verificar o, como decía Popper, falsar la conjetura inicial.

    Más aún: me recuerda la novela de ciencia ficción utopista de Skinner, Walden Dos, de 1948, y de un conjunto de utopistas comunitaristas y personalistas que recuerdo haber leído hace ya décadas.

    El experimento escolapio fue interesante en el principio, porque el primer cliente satisfecho es el alumno, el cual comunica el entusiasmo a la familia, la pagadora del invento de la sopa de ajos con gaseosa.

    Pero luego el proyecto sufre de una desviación: el alumno acaba haciendo lo que más le interesa: oir cuentos e historias, jugar, chillar, hablar... Por otro lado, el sistema lo encontré totalmente confuso y desequilibrante: dado que era yo quien determinaba el sentido y finalidad de los estudios, al final no sabía para dónde ir; o mejor dicho, sí sabía para dónde ir: muchos, a los antiguos salones de videojuegos y billares, y yo, salir a pasear y ramblear.

    Y filosóficamente lo encontré paradójico: si antes el profesor y el sistema me 'esclavizaba', ahora quien debía de 'esclavizarme' era... precisamente yo contra mí mismo, cuando mi interés era salir de la escuela, fuera libre y progre o reglada y opresora. Parece que su antropología subyacente desarrolla bien una personocracia, bien un comunitarismo.

    Finalmente, me gustaría saber si el método escolapio y jesuítico tienen informes científicos (psicológicos, pedagógicos) que den validez técnica a este engendro que, por la impresión que me ha dado, ya es más viejo que Matusalén. También me gustaría saber si hay un plan alternativo para los que fracasen en dicha metodología, y si la Administración aprueba dicha tipología de estudios.

    Por otra parte, me parece un último intento final de dos órdenes decadentes, jesuitas y escolapios, para evitar el inevitable descalabro vocacional y existencial que sufren: jesuitas y escolapios están atravesados por la Nueva Era y la heterodoxia doctrinal, más los jesuitas que los escolapios, y para mí, más bien me parecen dos congregaciones apostáticas de facto.

    ResponderEliminar
  5. En un país donde se acosa la escuela cristiana, la clase de religión y la libertad religiosa y lingüística con inmersión obligatoria para todos, donde los padres son puenteados y ninguneados con EpC y adiestramientos sexuales a escondidas, no me parece mal que los jesuitas ofrezcan esto siempre que los padres estén bien avisados y sepan lo que están eligiendo.

    La Iglesia siempre insiste que quien debe educar son los padres, y las escuelas sólo ayudan. Los padres eligen el tipo de educación de sus hijos, eso creemos los cristianos, y si unos padres eligen esto, los otros no tenemos mucho que decir. Cuanta más libertad educativa mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de loa cuatro principios o conceptos innegociables para los católicos en la vida pública de Benedicto XVI, ahora olvidados por el Vaticano y los obispos, era la educación:

      1. Vida
      2. Familia y matrimonio
      3. Educación de los hijos
      4. Bien común


      La actual Iglesia olvida su propia esencia.

      Eliminar
  6. La familia católica es la encargada de forjar al santo, mediante la educación de los hijos en las virtudes cristianas.
    En la escuela, se prosigue y potencia esta educación, la del santo.

    Cada niño es diferente de otro y tiene unas predisposiciones particulares. A ese niño hay que educarlo en la verdad, de acuerdo con sus capacidades. Pero, los niños no saben lo que es la verdad y por tanto no tienen que marcar la verdad. Eso es tarea del educador católico (padres y escuela).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La conexión entre antropología y pedagogía es determinante para todo planteamiento educativo , y la novedad inaudita de la persona de Cristo aparece una potente luz sobre la vocación educativa humana.

      La crisis antropológica contemporánea era constatada por S Juan Pablo II, al afirmar que la tragedia del hombre de hoy es que se ha olvidado de quien es: ya no sabe quién es. El relativismo, el nihilismo y el naturalismo son tres dimensiones de la cultura dominante que oscurecen respectivamente la verdad, el sentido y la naturaleza del ser humano e implican, por ello, una profunda reducción antropológica (*).

      Una antropología adecuada, una idea integral del hombre es, pues, absolutamente necesaria para la educación. Como afirma Gaudium et Spes 22, “el misterio del hombre solamente se esclarece a la luz del misterio de Cristo”. La pasión por el hombre y su misterio es la raíz más profunda de la pedagogía cristiana.

      (*) Caritas in veritate, 61 (Benedicto XVI): “para educar es preciso saber quién es la persona humana, su naturaleza. Al afianzarse una visión relativista de dicha naturaleza plantea serios problemas a la educación, sobre todo la educación moral, comprometiendo su difusión universal”.

      Eliminar
  7. En España, pero sobre toso en Cataluña, la opción de desescolarizar a tus hijos y contratar profesores particulares que les enseñen en su lengua materna y con los mismos valores que respiran en casa está cobrando una fuerza inusual. Muchos creemos que es la única opción de formar y mantener a nuestros hijos lejos de esta maldita sociedad idiotizada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, pero la escuela doméstica o el aprendizaje en casa, como sucede en diversos países europeos y en EEUU, no está permitido como norma general en España y sobre todo en Cataluña.

      Sospecho que es para evitar que las familias "eviten" a su vez, el adoctrinamiento lingüístico, histórico, moral y religioso del nacional-progresismo instalado en la Generalidad, la cual quiere que todos los niños formen parte del estudio de esta falsa historia, inmersión lingüística, moral de la muerte y del relativismo, y estudio de la religión desacralizada y desvinculada de la Verdad.

      Todos han de pasar por el aro.

      Eliminar
  8. Creo que es una iniciativa condenada al fracaso. Los niños saben lo que les gusta ahora mismo, pero no tienen conocimientos ni capacidad de discernir, lo que les gustará más adelante, ni saben lo que les conviene, ni por supuesto las aptitudes que pueden desarrollar con su crecimiento.

    La base ideológica de este tipo de inventos, es que con el sistema tradicional están limitados, y no pueden desarrollar sus aptitudes. Esto es una verdad a medias, por tanto las conclusiones a que llegan también son verdades o falsedades a medias, y más ideológicas que científicas.

    Hubo un tiempo que los pedagogos sostenían que era mejor ser superespecialista en un tema que tener conocimientos generales de todo. Esta teoría luego fue desacreditada por que sin unos conocimientos generales de todo, no se puede funcionar en este mundo.

    El sistema clásico de enseñanza da una base de conocimientos general para que el alumno pueda escoger más tarde, con madurez, la especialidad que más le guste y tenga aptitudes. Las 2 cosas juntas. Si un niño no tiene conocimientos generales de todo, difícil que con la madurez puede escoger. Además, no olvidemos que, los deseos de los niños son volubles: lo que les gusta hoy, mañana les aburre.

    Además, no olvidemos, el sistema clásico de enseñanza también les educa en el
    autocontrol. Yo siempre digo que, los conocimientos de una escuela o universidad se acaban olvidando todos, pero el esfuerzo por asumir unas materias que me cuestan o no me gustan, la constancia en el trabajo, en los deberes, en el esfuerzo y responsabilidad extra que supone un examen, esto es lo que de verdad ha contribuido en mi formación humana, y que me ha dado la capacidad de esforzarme en mi vida laboral en temas que no me gustan, y en el sentido de responsabilidad para desempeñar mi trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Escuelas con evidencias científicas?19 de marzo de 2015, 13:09

      He leído que el Departamento de educación de la Generalidad aprueba estas escuelas libres jesuítas, escolapias y de la UAB, si tienen evidencias científicas de eficacia en el proceso de educación: pues me gustaría ver estas evidencias.

      Eliminar
    2. "...los conocimientos de una escuela o universidad se acaban olvidando todos..."

      ... y quedan obsoletos y caducos quizás a los pocos meses de haber sido estudiados, tal es la velocidad de avance general de las ciencias.

      En mi época (1980), se decía que cada 5 años se multiplicaba por dos el volumen de conocimientos sólo en Física.

      Eliminar
  9. Escuela libre pijo-progre19 de marzo de 2015, 11:55

    Me parece que es una oeración de propaganda, luego, con el tiempo, la escuela regresa al sistema tradicional. Como es época de apertura de inscripciones, parece más bien una captación de nuevos alumnos.

    En Finlandia he leído que las salas de estudio tiene amplias vidrieras para que entre el máximo de la escasa luz solar ártica, sofás, un hogar con fuego real, ¡bar!, decoración relajante, luz artificial especial para el estudio... como si fuera casi un hotel.

    Karl Zilles afirma que la evolución cultural puede sustituir la evolución biológica, dicho de otra manera: si predomina el chip (inteligencia artificial) sobre la neurona (inteligencia humana), si se reduce la actividad cerebral en beneficio de las prótesis tecnológicas e informáticas, si utilizamos más de las calculadoras y los localizadores geográficos (GPS) por encima del cálculo mental y del sentido de la orientación, entonces se produce una atrofia de las funciones cerebrales y, en consecuencia, ello afecta tanto a la edad del cerebro como a la aceleración generacional del tamaño cerebral.

    Es decir, que como persona y como generación, sufrimos tanto un deterioro cognitivo individual como el incremento del peso del cerebro: Zilles afirma que hoy el cerebro medio pesa 1.300 gramos, 100 gramos más que hace 150 años atrás. [Zilles ha descubierto las fibertrack o canal de la fibra neuronal o canales entre neuronas, de 1-20 micras de diámetro, observando las estructuras moleculares y las redes neuronales, y determinando que el lenguaje humano tiene un circuito neuronal propio, un córtex frontal orbital que le permite tener inteligencia social y reconocimiento de rostros]

    Por ello, los grandes informáticos e ingenieros de la Silicon Valley (Link, HP, Apple, Yahoo, Blogger, Twiter, Google, Fujitsu, Hitachi, Microsoft, Sanyo) envían a sus hijos a la escuela Waldorf Peninsula, en Los Altos (waldorfpeninsula.org), en la que los niños usan el mínimo de informática, estimulando el pensamiento creativo, el arte, la euritmia, la imaginación, la reflexión, las prácticas, las excursiones, el juego y la gimnasia.

    Con ello se evita que el niño pierda el contacto con el mundo real y concreto, con la Naturaleza, con la sociedad, con el entorno físico, se le proporciona una imagen no distorsionada de la realidad, evita el aislamiento social, equilibra la evolución psicológica y emocional, da habilidades comunicativas, favorece el sentido de la orientación y el cálculo mental y por tanto el crecimiento y la calidad de las conexiones neuronales, elude la merma de capacidades para los niños que están creciendo, huye del sedentarismo y de las malas posturas corporales que causan malformaciones óseas y musculares, se aleja de la adicción, la dependencia, la manipulación y los abusos y acosos informáticos, equilibrando los aspectos de la relación social, emocional, mental, libertad y salud (trastornos mentales, psicológicos y educativos); finalmente, es inútil que los niños aprendan los nuevos dispositivos y programas informáticos actuales, porque cuando sean jóvenes, estos quedarán convertidos en artilugios y programas fósiles y caducados por la obsolescencia programada.

    En casa del herrero, cuchillo de palo.

    ResponderEliminar
  10. Creo que hay que decir, y ha llegado el momento, de decir ¡¡¡BASTA!!! de experimentar con nuestros hijos. Los padres siempre hemos tenido que ir al compás de los caprichos del primer "sabietes" o "setciencies" que ha encontrado la nueva utopía de la enseñanza. En 50 años de enseñanza ya vemos los resultados. Lo último que yo haría es llevar a mis hijos a un colegio administrado por reigiosos. Al menos en en estos tiempos.

    ResponderEliminar
  11. Si es una denuncia, no comparto la tesis del artículo de hoy. Soy muy crítico con las congregaciones religiosas clásicas dedicadas a la enseñanza, he sido alumno de una de ellas.

    Lo denunciable de estas escuelas no es la apuesta por la innovación pedagógica...Prefiero una pedagogía que toma como centro de su actividad al niño, que no aquella que desde un principio concibe al niño como una pieza que hay que pulir para que encaje en la maquinaria cultural y económica.

    Lo denunciable de estas escuelas es el abandono y la ocultación de Jesucristo. No existe Jesucristo como verdadero hombre y verdadero Dios, no existe Dios, no existen la Iglesia y sus sacramentos, no existe la moral católica, no existen ni la fe ni la oración...Sólo existen ciertos "valores" como la solidaridad, el discurso ecologista, la tolerancia, etc. Eso es lo denunciable y por lo que me despediría sin lágrimas de los conciertos a esta escuelas que, salvo cierto elitismo, actúan como una escuela pública más.

    ResponderEliminar
  12. Escuelas libres happening19 de marzo de 2015, 14:14

    Es interesante recuperar el artículo de GG del domingo, 8 de febrero de 2015, "Una parroquia convertida en Happening":

    germinansgerminabit.blogspot.com.es/2015/02/una-parroquia-convertida-en-happening_8.html


    En La Vanguardia del 17 de marzo del 2015 aparece una noticia donde se dice que escolapios y jesuitas ensayan una escuela sin notas, ni deberes, ni exámenes, ni asignaturas. ("L’escola assaja un futur sense assignatures ni exàmens").


    La escuela libre parece ser hostil a la enseñanza de religión; la escuela libre es doblemente libre, pues va por libre del obispo, de la congregación y de la Iglesia, y va por libre de la pedagogía clásica y tradicional:

    "L'Escola Pia ha fet opció per l'ensenyament del fet religiós des d'un enfocament no confessional "

    www.catalunyareligio.cat/ca/articles/lescola-pia-ha-fet-opcio-lensenyament-del-fet


    Estas escuelas libres parece que son de dos tipos: católicas heterodoxas, nuevaeranas y desestructuradas doctrinalmente (jesuitas y escolapios) y laicas (las vinculadas a la UAB).


    Por otra parte, existen las escuelas activas y libres infantiles, denominadas en Cataluña como XELL, manifiestan que usan de métodos de educación no directivos: sin prohibición, obligación o deber alguno, los niños aprenden según sus necesidades y experiencias, sin supervisión de adultos, siendo el impulso del niño la norma, sin que exista sugerencia alguna del adulto en el proceso educativo.

    Cataluña, de otra parte, tiene los índices más terroríficos de fracaso escolar entre jóvenes de 18-24 años: un 24%, unos 125.000.


    De otro lado, los padres deberían de verificar si estas escuelas libres cuentan con documentos científicos de evidencia de éxito del método libre: si no lo hay, o es dudoso u opinable, es un acto de propaganda y están sujetos a los riesgos de una experimentación, por lo que podría haber publicidad engañosa, además de responsabilidades por daños acaecidos en el proceso educativo por el uso de métodos engañosamente eficaces.

    ResponderEliminar
  13. Televisión, internet19 de marzo de 2015, 14:55

    "...en 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de ESO es donde la desconexión de los alumnos provoca más daños escolares (fracaso escolar, menor rendimiento...) y mayor desorientación. Empiezan a aburrirse, el profesor ya no les deslumbra, el cole les empieza a cansar por la reiteración, porque no se atienden los ritmos de aprendizaje de cada uno, porque falta orientación para aprender haciendo cosas... Hemos empezado por estos cursos porque queremos impactar en esta etapa educativa».

    De 5º de primaria hasta 2º de ESO, de 10 a 14 años, es el grupo de edad que más afectado, según tengo entendido, por los videojuegos y las redes sociales.

    Todo indica que los problemas de la educación clásica y tradicional empezaron con el nacimiento de las nuevas tecnologías de la comunicación, primero con la televisión (década de 1950 en los EEUU), y posteriormente, con internet (desde 1990).

    Primero las imágenes en movimiento con sonido en la televisión, y luego la interactividad de los videojuegos (1980), sentaron las bases de un tipo de alumno que, como yo, el libro, la pizarra, el dictado y el pupitre, representaban un aburrimiento y una caídad de interés en relación con las tecnologías de que disponíamos en casa.

    De aquí estos intentos escolares por hacer cosas nuevas (e-learning, estudio en casa por internet, deberes en el colegio, escuelas libres, sofás, horarios libres, enseñanza libre).

    Pero en mi opinión, todos estos movimientos libres tienen un problema: la disciplina, la planificación y la memorización.

    Si sabemos hablar, leer, escribir y contar, es porque hemos debido de realizar un proceso de aprendizaje disciplinado, planificado y memorizado, sobre todo con la letra caligráfica.

    Y todos nos sometemos a un criterio común: la letra a y el número 1 se deben de escribir igual por todos para que exista una comunicación universal: la creatividad, por lo tanto, está limitada por la intelegibilidad y la comunicabilidad efectiva.

    En mi opinión, estas escuelas yupi-yuju acaban con el tiempo en volver hacia el método tradicional y clásico, el cual, de otro lado, nunca puede dejarse de lado, porque si no, las clases serían imposibles de realizar.

    ResponderEliminar
  14. Hoy aunque no sea el tema, siendo la Solemnidad de San José, Patrono entre otras instituciones, de la Iglesia Católica, quizá tambien convendría recordar que como Padre adoptivo de Jesús, tambien tuvo sus tribulaciones

    LA DOLOROSA PASIÓN DE JOSÉ

    “José... resolvió repudiaría en secreto ” (Mt 1, 19)

    María —dice el Evangelio— permaneció unos tres meses con su prima Isabel y luego regresó a su casa. Este lacónico texto nos permite imaginar los sentimientos de la Virgen durante el viaje de vuelta...

    Volvía feliz, pensando en José, pero su felicidad era menos clara que a la ida.

    Sabía que pronto su prometido advertiría su estado, y tal idea le causaba una inquietud que sólo podía paliar pensando en la gloria del Ser divino que llevaba en su seno, adorándole llena de confianza y de abandono.

    Al llegar a Nazaret, José la acogería con desbordante gozo, que le impediría reparar en su estado. Sin embargo, los signos de su futura maternidad ya habrían comenzado a manifestarse y ciertos síntomas la traicionarían...

    Las gentes de Nazaret, al darse cuenta, no dejarían de felicitar a la joven pareja...

    Es entonces cuando estalla el drama en el alma de José. Al principio, no termina de creérselo. Está a punto de rechazar como injurias las enhorabuenas, pero pronto comprende que no hay error posible. No cabe duda: María lleva un niño en su vientre...

    Ante esta realidad indudable, sucumbe. Su espíritu se hunde en un abismo de agonía...

    ¿Dudó de la virtud de María? Bastantes Padres de la Iglesia así lo creen: San Justino, San Juan Crisóstomo, San Ambrosio, San Agustín...

    Nosotros pensamos que no, pues nos repugna imaginar que la virginidad de María fuese puesta en entredicho, incluso fugitivamente, en el espíritu de José. Preferimos, con mucho, la opinión de San Jerónimo: «José, sabedor de la virtud de María, rodeó de silencio el misterio que ignoraba».

    ¿Cómo iba a dudar de la inocencia de María?

    ¿Cómo iba a creerla culpable de esa debilidad...?

    Rechazaría tal pensamiento como un crimen. Habría creído más fácilmente a quien le hubiera dicho que las aguas del Jordán corrían hacia su fuente o que el monte Hermón había desaparecido.

    La inocencia de María era patente en todas sus palabras, en todos sus gestos. Seguía siendo igual de cándida, igual de sencilla... Continuaba realizando sus tareas habituales con la misma dedicación, sin artificio ni duplicidad. Ninguna inquietud, ningún gesto equívoco, rompía la serenidad de su sonrisa o la pureza de su semblante.

    Cuando se acercaba a él, le miraba con sus ojos profundos, más llenos que nunca de amor y de lealtad, y le tendía las manos con su naturalidad habitual... No, no es una culpable la que tiene ante él. Además, ¿no le ha hecho partícipe de su voto de virginidad?...

    Pero, ¿por qué no le dice nada? ¿Por qué calla?

    ¿No tiene acaso derecho a saber la verdad?
    ...

    María, con una sola palabra, hubiera podido tranquilizar e inundar de gozo al angustiado José. Si no lo hizo, fue porque no había recibido el mandato de descubrir el secreto del Rey. Pensaría que era conveniente que, por delicadeza, no hiciera ella tal confidencia a su esposo, y esperaría, llena de confianza, que Dios hablara a José. Y mientras esperaba, rezaría y se abandonaría, en manos de la Sabiduría infinita.

    Sin embargo, tranquilízate, José: pronto se te aparecerá un ángel que apartará la espada, porque Dios se va a contentar con aceptar tu holocausto sin exigir que se realice.

    Corazones.org

    ResponderEliminar
  15. ¿Qué es educar? ¿Qué significa más concretamente educar en cristiano? ¿Y cómo hacerlo en una sociedad descristianizada?

    Hoy se asiste al triunfo de una pedagogía des-educadora, que parte de una antropología equivocada, basada en los axiomas que divulgara Rousseau. Es una visión del hombre en que este no ha de fraguarse a golpe de libertad y esfuerzo, sino que viene prefabricado: basta dejar que corra el rio de la naturaleza, liberar la espontaneidad, no oprimir las fuerzas que se agitan en su interior, para que la educación sea un éxito. El educador, por tanto, no es estrictamente necesario; basta con que sea espectador de lo que sucede naturalmente ante sus ojos. Al educando no se le pide una verdadera formación de su libertad, es suficiente que pierda el miedo a ser libre y se deje llevar por sus deseos.

    Las contribuciones en el siguiente libro, quieren iluminar lo que tiene que ser en estos momentos un proyecto educativo verdaderamente cristiano:

    “La alianza educativa. Introducción al arte de vivir”.
    José Granados (*), Juan Antonio Granados
    Prólogo de D. Fernando Sebastián
    Colección Didaskalos. Editorial Monte Carmelo. Burgos, 2009.

    (*) Recientemente nombrado consultor del Sínodo.

    ResponderEliminar
  16. pues a lo que toca; reclamar como los EEUU la iglesia domestica. y se termina con la manipulación.

    ResponderEliminar
  17. «Construiremos el proyecto vital de cada uno»

    Esta expresión totalitaria es terrorífica. De juzgado de guardia. Para que les prohiban enseñar y la Iglesia les retire.

    Y encima ni siquiera es para construir nada, deconstruyen, para que los alumnos vivan en el marasmo y sean fácilmente manipulables.

    ResponderEliminar
  18. ¿Pero cómo no van a convertir los jesuitas la clase en un patio de recreo, si el Papa, también jesuita, quiere convertir la Iglesia en algo parecidísimo a esas aulas jesuitas, es decir en otro patio de recreo donde cada uno puede hacer lo que le dé la gana? Y por supuesto, nada de calificaciones: ¿quién es nadie para juzgar a nadie? Pues eso, cada uno a su aire, que estamos todos aprobados hagamos lo que hagamos. Y nada de guiar ni menos enseñar el profesor a los alumnos. Son éstos en todo caso los que han de enseñar al profesor. ¡Valiente mamarrachada!

    ResponderEliminar
  19. Estos jesuitas son geniales:

    -Religión sin oración ni dogmas.
    -Estudios sin libros ni asignaturas.
    -Paella sin arroz.
    -Cocido sin garbanzos.
    -Mar sin agua.
    -.......... y Compañía de Jesús sin jesuitas.

    ResponderEliminar
  20. Soy un profesional de la docencia.

    He leído todas las críticas que aquí se han expuesto sobre el tema en cuestión.

    Anoche vi la información-entrevista que Josep Cuní hizo en 8TV a uno de los responsables de Jesuitas educación. También vi cómo se desenvolvían los alumnos en el aula.

    No creo que se pueda criticar lo que se desconoce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo de las 9:28, debes ser profesional de la docencia (título extraño por cierto) de hornada bastante reciente. Bastantes de los comentaristas han tenido oportunidad de vivir experimentos por el estilo, magníficamente vestidos en palabras (también en el programa de Cuní; yo me salí porque me sonaba a lo que era: fuegos de artificio). Seguro que no le ha tocado a usted sufrir aquella enorme novedad pedagógica: "lo importante es la motivación", que iba acompañado del "enseñar divirtiendo". ¡Menudo bodrio! Y no fue el único. Fruto de esos inventos, la defenestración de la disciplina. Algunos de los que han criticado aquí, conocían muy bien ese género de experimentos. Desengáñese, señor profesional de la docencia: uno más del mismo género. Nada nuevo bajo el sol.

      Eliminar
  21. Se nota que están en las últimas y necesitan atraer nuevos "atontáos". Y cren que así remontarán. Pues así, de fracaso en fracaspo hasta el fracaso final, y nadie llorará por ellos, ni san Ignacio de loyola (me lo imagino desde el cielo dando un suspiro de alivio el día en que los jesuítas echen el cierre).

    ResponderEliminar
  22. He visto la Web de los Jesuitas, cualquier mención al cristianismo o a la Iglesia es pura coincidencia

    ResponderEliminar
  23. Todo el jundo sabe que nos vamos a una guerra. Es sólo cuestión de tiempo. Si supiérais quién está votando a Podemos os asustaríais como lo haríais si supiéseis quién ha estado votando a ERC todos estos años. El odio está desatado. Es lógico, 30 años de aborto no se borrarán de un plumazo y exigen justicia. Cada vez quedan menos católicos y no freo que sea una percepción personal.

    ResponderEliminar
  24. Catalunya ha caído en la apostasía. "Corruptio optimi pessima", Catalunya y el País Vasco, Holanda también, eran jardines de la Iglesia, pero ahora son lo peor y esto confirma la sabiduría de la sentencia. Han perdido la noción de lo sobrenatural. En realidad, no tienen fe ni raciocinio, porque si no existe la vida eterna, ni cielo ni infierno, qué carajos pinta la Iglesia.

    ResponderEliminar