miércoles, 25 de febrero de 2015

Los "escoltas" católicos catalanes pierden su identidad al fusionarse con los escoltas aconfesionales

Dos de los ejes que han marcado el pontificado de n.s.b.a. cardenal Martínez Sistach, han sido la pax sistachiana y el laportista grito de "que no estamos tan mal". Esos son los grandes méritos que nuestro arzobispo se atribuye, aunque nada más lejos de la realidad. Es cierto que no han habido las convulsiones y revueltas que azotaron los años del pobre Don Ricardo y anteriormente los de Don Marcelo, porque nuestro prelado como buen discípulo de Don Narcís Jubany ha aplicado la misma fórmula: "Dáles casi todo el poder, haz guiños al nacionalismo y te dejarán tranquilo". Al final ha resultado que se ha conseguido no sólo la paz (de los cementerios) sino también la unidad: todo el clero, tanto el progresista como el conservador está igual de desanimado y desmotivado, y todos están de acuerdo en una cosa: no les gusta la forma de llevar la diócesis del cardenal (aunque lógicamente por motivos diferentes).

Además de la falsa paz, nuestro arzobispo ha lanzado una verdadera cruzada para intentar demostrar al mundo entero que la imagen desastrosa que se tiene de la Iglesia en Barcelona y en general de Cataluña no es correcta, que -según él- no estamos tal mal como parece y que las cosas aquí van mucho mejor de lo que todo el mundo cree. Para defender esta increíble afirmación saca a relucir unos datos que provocan verdadera risa a cualquier persona que conoce la realidad pastoral catalana. No nos habla de índices de participación en la Santa Misa, de vocaciones, de cruces en la declaración de la Renta, de alumnos que optan por la clase de religión... Nos habla de que son muchos los catalanes que van a escuelas "religiosas" (?), a Universidades cristianas (?), a centros lúdicos vinculados a la Iglesia (esplais, escoltes...), o participan de los centros culturales católicos (?).
 
No hace falta entretenerse mucho para recordar como las escuelas y universidades teóricamente "cristianas" han abandonado totalmente el espíritu evangelizador de sus carismas fundacionales, y se han convertido en simples centros de gestión educativa, donde el único dios al que se adora es el del nacionalismo, por convencimiento propio o por las subvenciones que reciben ("qui paga mana"). De los centros culturales parroquiales o católicos, más de lo mismo, el clero por vaguismo se los dejó escapar de las manos y ahora son entidades que van por libre, y que no aceptan ninguna injerencia moral de la Iglesia, además de ser también adoradores de "la nació" y finalmente los esplais y escoltas. Sólo hace falta ver el logotipo de la Coordinació catalana de  colònies, casals i centres d'esplai que pertenecen al MCEC (Moviment de Centres d'Esplai Cristians) para darnos cuenta de que la colocación de las letras para que se pueda leer claramente "Nació catalana" no es casual.

Pero vayamos a los "escoltas" que tanto bien han hecho al catolicismo catalán y en donde se han formado tan buenos cristianos (esto Sr. Jordi Pujol no va por usted). Ya hace tiempo que el declive había empezado, pues muchos "Agrupaments" habían substituido la palabra "Dios" por "Trascendencia" (término etéreo en el que puede caber cualquier cosa) posteriormente eliminaron de su logotipo la cruz de Sant Jordi e incluso el nombre de "San Jordi".

Antiguo y actual escudo de los escoltas "cristianos"
Pero la culminación de este proceso de descristianización ha sido la aprobación de fusión de los "escoltas" teóricamente cristianos con los que se definen, incluso específicamente en su logotipo como aconfesionales (véase el dibujo que encabeza el artículo). Así se aprobó en Terrassa el pasado 8 de febrero, los tres movimientos escoltas "Minyons escoltes i guies" los "Escoltes catalans" y "Acció escolta de Catalunya", ya son una unidad.

¿Como queda el tema de la fe? Pues lógicamente mal, ya que la propuesta de unificación nos dice que "se enfocará el trabajo de la espiritualidad desde una propuesta abierta, aceptando la diversidad de opciones y respetando la libertad individual y de cada "agrupament". Es decir que lo que hasta hace poco era teóricamente confesional (digo sólo teóricamente) ahora debe respetar la libertad, la diversidad y la apertura, es decir, que cada uno haga lo que quiera y de aquí cuatro días ya no quedará un sólo "agrupament" confesional.

Por suerte, como sucede con Asterix y Obelix siempre hay un grupúsculo que se resiste a la dominación secularizadora, y en el caso de los escoltas en Cataluña tenemos afortunadamente los "Guias y Scouts de Europa en Cataluña", un movimiento escolta valiente y claramente confesional, pero como acostumbra a suceder en estos casos cuenta con la indiferencia, por no decir el desprecio, del cardenal y de su equipo de gobierno. No son nacionalistas, no se ocultan de su fe, participan en actos de defensa de la vida y la familia, y celebran las oraciones y el Sacrificio Eucarístico con la máxima dignidad, nada que ver con el estilo "kumbayá" de Morlans y compañía.

Por eso cuando nuestro cardenal dice que "no estamos tan mal", hay que decir: "Estamos peor". Lo poco que quedaba de teóricamente cristiano en la sociedad catalana se va diluyendo como un azucarillo con el paso del tiempo. Queda mucho de aquello de "inspiración cristiana", o de "valores cristianos" sobre el papel, pero eso en la realidad es "la nada con gaseosa".

Antoninus Pius

18 comentarios:

  1. La encíclica de Josep Cuní25 de febrero de 2015, 23:06

    El Cardenal Josep Cuní, en su programa “8 al dia” de este miércoles, en la noticia de las 21:23, y luego en la tertulia con sus arzobispos auxiliares (Gonzalo Bernardos, Germà Bel y Antonio Franco), han comentado la aparición en el BOE del programa de la asignatura de religión católica en educación primaria y secundaria.
    En síntesis, el antístite Cuní ve polémicas cuatro cuestiones:

    1. Plegarias: se deberán de memorizar fórmulas de petición y agradecimiento.

    2. Felicidad: se debe reconocer que no podemos ser felices sin el Salvador.

    3. Creación: se afirma que el origen del universo tiene su causa en el amor de Dios. Adán y Eva rechazan un don divino.

    4. Otras religiones: no hay mención de las mismas.


    Pontifica que el currículum de religión católica:

    1. Pone en duda la evolución darwinista.

    2. Es una caída hacia el Tea Party, un fundamentalismo de una cierta lectura religiosa.

    3. Contradice todo lo enseñado por el Concilio Vaticano II y por el Papa Francisco.

    4. Es un retroceso a aquellas catequesis en las que decía “¿Eres cristiano? Soy cristiano por la gracia de Dios.”

    5. Critica que 'ellos' (la CEE) no quieren hacer catequesis, pero que el currículum parece redactado por los obispos.

    6. Sugiere un retorno al franquismo, al nacionalcatolicismo: una religión de Estado.

    7. Proclama que es una ofensa a muchos católicos, laicos y clérigos, sobre todo a los teólogos de la liberación.

    8. Pretende reducir la religión católica a una historia del arte.

    9. Se mofa de que la relación con Dios hace más humano al hombre (“a partir de este momento ¿cuántos dejan de ser humanos?”).


    Nada de lo que hay en el currículum de religión católica publicado en el BOE, contradice ninguna de las enseñanzas oficiales del Catecismo de san Juan Pablo II, la única fuente de conocimiento completo y verdadero del catolicismo más asequible para cualquiera, incluidos periodistas y contertulios, y de obligado cumplimento para todo el mundo católico.

    Cuní parece un hereje pelagiano, es decir, que para él, el hombre no necesita para nada de la salvación por la gracia divina [1].

    ResponderEliminar
  2. La inenarrable inerrancia del Cardenal Cuní25 de febrero de 2015, 23:13

    Por lo que respecta a la evolución de Darwin, hay que decir que es completamente incompatible con la Creación divina, porque en su formulación moderna, el neodarwinismo o teoría sintética, sólo admite la evolución por azar genético y la selección natural, y esto es sólo una hipótesis no confirmada ni por datos empíricos de laboratorio, ni por estadísticas, ni por simulaciones, ni por formulaciones teóricas.

    Como mínimo, y para la creación del hombre, la evolución darwinista humana es un imposible absoluto, total, completo.

    En efecto, las características de Adán son la integridad y la inmunidad: el hombre se hace 'dios por participación' debido a su estado de gracia y justificación original.

    Adán fue creado directamente por Dios con las propiedades de la inmunidad: amortal (no muere); impasible (no envejece, no enferma, no sufre); inmune al demonio (no hay posesión ni tentación).

    Y con las propiedades de la integridad: inocencia (pureza, continencia, castidad, libre de concupiscencia); dominio sobre la creación (domestica los animales salvajes); ciencia eximia (conocimiento perfecto); armonía (consigo mismo, con su esposa, con sus hijos, con su familia, con la sociedad, con el cosmos y la naturaleza y con Dios).

    Adán, y sólo él, no Eva, era la Cabeza de la Humanidad, por lo tanto, el pecado original y las consecuencias que recayeron sobre nosotros, entraron sólo por su pecado, no por el de Eva. Por él y sólo él, no por Eva, entró la muerte en la Humanidad.

    Por necesidad lógica, el cuerpo del hombre era absolutamente perfecto en el cuerpo y la mente. El hombre era impecable, inmejorable, insuperable en su genética y epigenética, transcriptómica, metabolómica, proteómica y conectoma cerebral.

    Lo que implica, por necesidad lógica, que tal perfección es totalmente imposible que se dé por azar genético y selección natural según dice Darwin: ningún simio puede dar semejante ser humano, excelencia de la culminación, esplendor, superioridad y belleza de la naturaleza por obra y gracia de Dios: fue el Rey de la Creación, y lo perdió (se vio desnudo) al pecar en el Edén.

    Creer en la evolución humana de Darwin es una absoluta incongruencia e incoherencia para todo católico. Además, es una herejía negar la creación humana según el Génesis y tal como lo interpreta la Iglesia en el Catecismo de san Juan Pablo II.

    …..


    [1] Estos artículos del P. José María Iraburu son esenciales para entender a todos los neopelagianos modernos, que se dan ínfulas de sabihondos pero caen en la necedad más absoluta, como dice San Pablo:

    infocatolica.com/blog/reforma.php/1001131103-56-grandes-rebajas-del-cristi
    infocatolica.com/blog/reforma.php/1001281050-59-grandes-rebajas-del-cristi-1
    infocatolica.com/blog/reforma.php/1001230118-58-grandes-rebajas-del-cristi
    infocatolica.com/blog/reforma.php/1001311112-60-grandes-rebajas-del-cristi-2
    infocatolica.com/blog/reforma.php/1002051032-61-voluntarismo-semipelagiano
    infocatolica.com/blog/reforma.php/1002090420-62-voluntarismo-semipelagiano-1
    infocatolica.com/blog/reforma.php/1002131116-63-voluntarismo-semipelagiano-2
    infocatolica.com/blog/reforma.php/1002160441-64-voluntarismo-semipelagiano-3
    infocatolica.com/blog/reforma.php/1002201243-65-voluntarismo-semipelagiano-4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien se equivoca en la ciencia, yerra en lo moral y espiritual25 de febrero de 2015, 23:44

      San Pablo y Salomón coinciden en enseñar que la desviación científica sobre el mundo conduce inevitablemente hacia gravísimas desviaciones morales.

      El hombre moderno toma a la ciencia como ídolo sustituto de Dios. Crea la moral y la filosofía del relativismo (Juan Pablo II): el hombre se cree Dios de sí mismo, como en el Edén, con derecho a decidir lo que está bien y mal.

      La gravedad de la actual idolatría científica (darwinismo) tiene consecuencias nefastas sobre todo lo humano. Es interesante la lectura completa de estos pasajes paralelos de San Pablo y Salomón:

      SAN PABLO
      Romanos 1

      - necios
      - corazón insensato y entenebrecido
      - impureza
      - homosexualidad femenina y masculina
      - mentirosos
      - servidores de lo creado
      - injusticia
      - perversidad
      - codicia
      - maldad
      - envidia
      - homicidio
      - contienda
      - engaño
      - malignidad
      - difamación
      - detractores
      - enemistad con Dios
      - ultrajadores
      - altaneros
      - fanfarrones
      - ingeniosos para el mal
      - rebeldes hacia los padres
      - insensatos
      - desleales
      - desamorados
      - despiadados


      SALOMÓN
      Sabiduría 13 a 19

      - necios por naturaleza
      - desgraciados
      - equivocados en el conocimiento de Dios
      - impuros
      - asesinos a traición
      - adúlteros
      - robo
      - fraude
      - confusión
      - ingratos
      - contaminadores de almas
      - homosexualidad
      - desorden matrimonial
      - adulterio
      - libertinaje
      - frenéticos en la diversión
      - profetas de mentiras
      - injustos
      - perjuros

      Eliminar
    2. “La evolución” de las especies es asumida por los científicos y pudieron ser creadas así, ya que no es incompatible con la creación, y ojo, es certeza científica que no dogma. Esto lo aceptó y explicó s Juan Pablo II. Sin embargo, la creación sí que es incompatible con la “ideología del evolucionismo”.

      El Plan de Dios lo conocemos a través de sus obras en el tiempo y en el espacio: la primera obra es la Creación. Hay una historia concreta que se desarrolla e inicia en un pueblo, Israel, con Abrahán (hacia 1800 a.C.). Pero antes, hay una prehistoria teológica (SJPII), que no cronológica que es de lo que habla el Génesis.

      S. Juan Pablo II no plantea la corporalidad humana así. Dice que el Génesis es la prehistoria de la teología de la Creación, por tanto no le interesa la corruptibilidad material. La muerte física no se interpreta como producto del pecado, sino ligado exclusivamente a nuestra materialidad. Ni la menciona.

      Solo le interesa la muerte moral por el pecado.

      Eliminar
    3. Excelente tu defensa del Antidarwinismo!!!!. Pero ten en cuenta que el mismo Papa defiende que creer en el Darwinismo en este caso "teísta" no puede conducir al infierno a nadie. Pienso que el papado existe para unir y no para separar y por esto es tolerante en algunos defectos no graves.

      Eliminar
    4. A ver si tenemos las ideas claras.

      1) entre ciencia y fe no puede haber contradicción porque la verdad es una y ésta procede de Dios.

      2) La evolución darwinista no contradice ninguna doctrina cristiana. De hecho, el propio Papa Juan P=hablo II habló de la evolución como algo más que una mera hipótesis. En efecto, las pruebas científicas de la evolución son abrumadoras.

      3) Los temas que se quieren beligerantes entre la ciencia y la fe son creación y evolucionismo. Además de figuras históricas como Galileo y Giordano Bruno.

      4) Para el tema de la creación, la explicación del origen del universo es el big bang, tesis propuesta nada menos que por el canónigo Lemaitre. Para el tema de la evolución, el mecanismo´darwinista esta hoy sujeto a revisión, pues existen diversos modelos (equilibrio puntuado, neolamarckismo, etcétera). Lo que no se discute es el hecho de la evolución.

      5) Para entender, desde una óptica cristiana la creación y la evolución, estúdiese la kenosis paulina y la doctrina tomista de las causas segundas.

      No caigamos en tontería y necedades que sólo hacen daño a la Iglesia. Lo que diga el cura Tal o el padre Cual no tiene más valor que lo que diga un profano. No es doctrina de la Iglesia lo que no es doctrina. No se lo atribuyamos para no caer en ridículo personal y, mucho menos, de la Iglesia

      Eliminar
    5. La evolución no existe26 de febrero de 2015, 17:44

      A JMVG, Garrell y Laura:

      1. No existe la evolución biológica ni la evolución darwinista, porque está basada en el azar genético y la selección natural, y esto es una explicación no comprobada, aprobada sólo por consenso, y carente de experimentos de laborario, de formulación teórica física, química y matemática, carece de simulaciones y de validación estadística.

      Lo correcto sería decir ejecución biológica, y lo incorrecto es evolución biológica. La evolución se fundamenta en un azar seleccionado que carece de dirección, planificación, objetivo y finalidad.

      Para usar un símil o metáfora informática, se entiende mejor la vida como una ejecución biológica, programada desde el principio de la creación, y basada en algoritmos biológicos muy complejos.

      La vida es la emergencia de la complejidad de la materia inorgánica, y la humanidad es la emergencia de la singularidad de la vida orgánica; ambas, complejidad y singularidad, se comprenden mejor como ejecución y no como evolución, como algoritmo y no como azar, con propósito y fin y no como azar y caos.

      Por tanto, la ejecución o desarrollo biológico y humano están dirigidos, planificados, tienen finalidad, objetivo y propósito. La evolución es ciega, y un estadístico hablará de "milagro estadístico".

      2. Lo siento, pero es por completo incompatible la evolución biológica darwinista con la creación.

      Si Adán fue creado con integridad e inmunidad, ningún simio o prehomínido tiene esta característica de ser inmortal, inenvejecible, inenefermable, sin dolor ni sufrimiento, con conocimiento y dominio completos, en plena armonía consigo mismo, con la humanidad, la naturaleza y la divinidad.

      Aunque lo digan los papas, la evolución y el darwinismo son imposibles absolutos; la enseñanza papal es, en este caso, magisterio privado, una opinión reformable.

      Yo no me pillaría los dedos con el evolucionismo darwinista ni de otro tipo. Con ninguna teoría.

      3. Lo mismo sucede con el Big Bang o inflación cósmica: es una explicación no verificada, aprobada por consenso. Los físicos desconocen entre el 95%-85% del universo, que está compuesto por materia y energía oscuras.

      4. El cuerpo humano tiene 40 billones de células, y cada célula tiene unos 10 billones de átomos; por contra, el código genético tiene sólo unos 3.000 millones de pares de bases.

      El cuerpo humano, además, está regulado por infinidad de fórmulas físicas, químicas, biológicas y matemáticas.

      ¿Cómo es posible todo ello con tan poco número de pares de bases?

      Además, hay que tener en cuenta el número de neuronas y las conexiones entre las mísmas: 100 billones de conexiones sinápticas.

      El código genético está en colapso total. Hay, sin duda alguna, más estructuras biológicas desconocidas hoy por hoy, y que los indicios apuntan a que son complejísimas.

      ¿Y quién creó esta complejidad y esta singularidad? Sencillamente, Dios.

      Eliminar
    6. Que la vida tiene una finalidad es un concepto filosófico, no científico. Que el azar no está reñido con la acción divina es de primero de teología. Que no es lo mismo Big Bang que inflación lo sabe un alumno de bachillerato. Y así, ad nauseam. Mezcla churras con merinas. No ha entendio qué significa evolución, ni que es complejidad y singularidad. La singularidad es un concepto matemático, nada que ver con el significado de lenguaje ordinario que usted usa. En evolución, además, el azar es un azar domeñado: se parte de la estructura existente. Me parece que usted ni siquiera ha entendido a Michael Behe.

      Eliminar
    7. Complejidad, singularidad, evolución: materia, vida y hombre28 de febrero de 2015, 19:54

      A JMVG:

      Evolución algorítmica (diseño inteligente) es más inteligible, lógica y racional que la evolución aleatoria seleccionada naturalmente (evolucionismo darwinista: mutación genética y selección natural).

      El evolucionismo darwinista carece de dirección, objetivo, finalidad y propósito, cosa que sí tiene el diseño inteligente o una evolución diseñada por Dios.

      El concepto de azar es básico para la inflación cósmica (Big Bang) y la evolución darwinista. Ambas teorías son hipótesis no confirmadas entre otras alternativas teóricas, están sostenidas por el consenso científico, tienen una precaria base de pruebas de laboratorio, fundamentos teóricos, simulaciones y apoyos estadísticos, y están apoyadas por una filosofía materialista y atea: Hawking para la inflación cósmica y Dawkins para la evolución de la vida y la humanidad.

      Por ejemplo: el hombre tiene 40 billones de células, cada célula tiene 10 billones de átomos, y el cerebro tiene 100 billones de conexiones sinápticas: es imposible que surgiera todo ello por evolución darwinista, y el código genético carece de suficientes instrucciones para diseñar todo este complejo y singular conjunto humano.

      Por ello es imposible que la vida y el hombre hayan salido sin propósito ni finalidad, por simple mutación genética y selección natural, porque no hay ningún dato empírico de laboratorio, ninguna teoría bien formulada y sustentada, ninguna explicación lógico-estadística, ni tampoco ninguna simulación informática que lo reproduzca. Nada, sólo el consenso científico.

      Eliminar
    8. Complejidad y singularidad: vida y humanidad28 de febrero de 2015, 20:01

      --- Singularidad se aplica a la emergencia de la humanidad desde la vida animal porque el hombre tiene dos características específicas: inteligencia y voluntad; 'singularidad' puede aplicarse correctamente para el desarrollo de la humanidad, como por ejemplo hace el teórico del transhumanismo Ray Kurzweil (The Singularity is near).

      --- Complejidad (biocomplejidad) se predica de la emergencia de la vida desde la materia: se llama 'salto de complejidad', y su primer eslabón es el ADN-ARN y la célula (Moya, Andrés: "La génesis de la complejidad biológica").

      --- El azar como factor exclusivo o principal para la comprensión de la vida, la mente y la materia, en absoluto es científico, es anticientífico, porque un símple análisis estadístico lo demuestra: es un imposible absoluto que desde el Big Bang se crearan por azar todas las leyes científicas físicas, químicas, biológicas y matemáticas.

      Quien apoya la creencia de que el azar es el factor explicativo absoluto, definitivo o preponderante, a la fuerza debe de creer o bien en la existencia de un único universo de duración infinita que se ha creado, destruido y recreado infinitas veces hasta dar con nuestro universo; o bien cree en la multiplicidad de universos: sólo un único universo, el nuestro, ha dado por azar con todas las leyes que lo sostienen, y el resto de universos o bien se han quedado a mitad de camino o bien han desarrollado formas alternativas de materia y vida.

      Es muy fácil de demostrar la imposibilidad estadística de que el azar ha creado la materia, la vida y la humanidad: simplemente, ponga en juego todas las posibles combinaciones de cientos de miles de átomos y moléculas conocidas y posibles: salen cifras casi infinitas. Salimos del Dios creador para entrar en el dios del azar.


      --- La evolución darwinista es absolutamente incompatible con la creación humana tal como la define el Génesis: lo prueba el hecho de que es imposible absoluto que de un simio o prehomínido que muere, envejece, enferme y sufre, haya podido surgir Adán, un hombre que es amortal, inenvejecible, inenfermable, impadecible, y en plena inocencia, integridad, inmunidad, ciencia y dominio. Es de lógica y de razón.

      Unir el darwinismo con el creacionismo es salir del fuego para caer en las brasas: tan milagroso es la creación del hombre del barro como la readaptación a la singularidad humana de los algo menos de 40 billones de células y neuronas y de los 100 billones de sinapsis de un simio prehomínido.

      La única explicación para hacer compatible la creación del hombre con la evolución sería la teoría del diseño inteligente o evolución algorítmica, no aleatoria, para usar un símil informático: la materia ha sido programada por leyes divinas con el propósito de dar la vida y ésta, a su vez, con la finalidad última de generar a la humanidad; y que Dios ha intervenido siempre tanto en la materia, la vida y la humanidad, o sea, que no se ha quedado dormido sino despierto e interviniente, tal como confirman los datos teológicos sobre la Creación.


      --- En mi opinión, fue el exdominico neodarwinista Francisco José Ayala quien convenció a Juan Pablo II para que aceptara, como compatible en el catolicismo, la no confirmada ni comprobada teoría de la evolución darwinista de la vida y la humanidad.

      Existen serios motivos estadísticos, simulatorios, lógicos, teóricos y experimentales como para siquiera aceptar como probable tanto la evolución darwinista como la inflación cósmica o Big Bang; además la ciencia, con los años, va cambiando de hipótesis, o como el caso del universo, que sólo conocemos el 5%-15% del mismo, pues el resto es deconocido: la materia y energía oscuras.

      El univeso, por tanto, es muchísimo más complejo que el universo actualmente aceptado por la ciencia.

      Eliminar
    9. No mezclemos las cosas. El azar no está reñido con la acción de Dios ad extra, es decir, con la Providencia. De hecho, cuando afirmamos que Dios actúa a través de las causas segundas indicamos que Dios se sirve del mecanismo de acción de la naturaleza. Que a veces es probabilista o estocástico, azaroso. ¿Queda claro?

      La idea de diseño inteligente es una idea filosófica, de teodicea. No pertenece al terreno de la ciencia. ¿Queda eso claro?

      La idea de diseño no contradice el mecanismo de acción, estocástico unas veces, determinista otras, de la naturaleza. ¿Queda claro?

      La complejidad orgánica remite a la emergencia de una serie de propiedades que son propias de los sistemas vivos. Por cierto, cuando cite nombres, mencione a quienes tengan alguna autoridad en el tema. El catedrático de Valencia que usted menciona es un biólogo evolutivo que ha realizado un trabajo meritorio sobre lo que pudiera considerarse el organismo vivo elemental. Sobre temas de complejidad y orden, atienda mejor a quienes han marcado pauta como Stuart A. Kaufman o al Nobel Eigen. Seamos serios.

      La compatibilidad entre evolución y cristianismo tiene una larga tradición católica desde los tiempos del propio Darwin. Hubo un movimiento contrario y un movimiento favorable, como en otros ámbitos, no siendo el científico extraño a esa polaridad. De hecho, hubo dos corrientes entre los defensores católicos, una que llevó a los extremos modernistas y otra que supo excluir la creación del hombre como un fenómeno radicalmente especial. (Tesis a la que no era contrario, por otro lado, uno de los creadores de la teoría de la evolución, Wallace).

      Existe abundantísima bibliografía sobre la defensa de la tesis evolucionista entre los científicos y filósofos cristianos. En la BAC, por ejemplo hay un magnífico volumen (Seis católicos evolucionistas). O en la Librería Editrice Vaticana (Evolutionary and Molecular Biology).

      Y cierto, la ciencia cambia. Y avanza porque queda mucho por conocer, frente a la utopía de quienes hablan del fin de la ciencia como si fuera el final de la historia. De hecho, la ciencia se característica porque es susceptible de ser refutada. Falsada, que diría Popper. ¿Queda claro?

      Eliminar
    10. No estoy al tanto de la investigación específica sobre la evolución, pero quería señalar que significa cuando la ciencia dice que tal hipótesis es cierta. Cuando se enuncia una hipótesis en un determinado diseño científico, se la trabaja con una serie de variables que se suponen a priori relacionadas con la hipótesis, se las procesa y se llega a un resultado. Este puede ser significativo. En este caso se dice que tal hipótesis es cierta. Pero “no es un dogma”. Siempre hay un riesgo de equivocarnos en todas las hipótesis. Y este resultado se infiere en relación siempre con las variables que hemos incluido en ese análisis. Y el camino del saber científico se va recorriendo en el tiempo.

      Pio XII en su encíclica Humani generis (1950) ya había afirmado que no había oposición entre la evolución y la doctrina de la fe, con tal de no perder algunos puntos firmes. Había destacado que el cuerpo humano tiene su origen en la materia viva que existe antes que él, pero el alma espiritual es creada inmediatamente por Dios.

      50 años después, JPII (1996) (*) habla de la metaciencia. Dice que mediante ella diferentes investigaciones aisladas se pueden relacionar entre si e interpretarse de forma unitaria. El mismo explica que la teoría prueba su validez en la medida en que pueda verificarse; cuando no se verifica, manifiesta sus límites y es necesario reformularla. Habla no de una sino de “teorías de la evolución” ya que se han dado “diversidad de explicaciones” con respecto al mecanismo de la misma. Existen también lecturas materialistas, reduccionista y espiritualistas.

      Dice que las teorías de la evolución que consideran que el “espíritu surge de las fuerzas de la materia viva o que se trata de un simple epifenómeno” de esta materia, son “incompatibles con la verdad sobre el hombre”.

      (*) http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/messages/pont_messages/1996/documents/hf_jp-ii_mes_19961022_evoluzione.html

      Eliminar
  3. Sr. Antoninus Pius, gracias por su artículo.

    Si tan bien estamos, ¿cómo es que el Seminario está casi vacío?

    Y aún Dios en su infinita misericordia llama a uno de ellos.

    ¿Dónde encontramos cola para confesarse?

    Las Parroquias e Iglesias con sacerdotes movidos por su celo apostólico, mucho mas concurridas que las otras. ¿Por algo será?

    Barcelona y supongo que las otras capitales de provincia, son un oasis en medio de un desierto.

    Digo un oasis, porque tienes para escoger, idioma, horario, formas litúrgicas al gusto de cada fiel, cosa que no ocurre en poblaciones pequeñas y núcleos rurales, en que poder asistir a Misa en domingo es una odisea, aparte que se necesita de un vehículo, porque en muchas ocasiones hay que desplazarse de un pueblo a otro y representa un serio inconveniente para las personas mayores, que como en la capital, son las más asiduas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una oportunidad de oro26 de febrero de 2015, 0:31

      Josep Trenchs, esta noticia es magnífica, excelente y maravillosa, libera al nuevo futuro arzobispo de Barcelona de un peso muerto: los restos del nacional-progresismo.

      Jesús está limpiando su Casa, y por un proceso de decantación natural, los escoltas excatóllicos catalanes se van hacia su lugar verdadero: la mundanidad laicista descristianizadora. Muy bien, adiós, por fin la verdad triunfa.

      La nueva Iglesia empieza con un resto de Israel, tal como dice el articulista de hoy:

      ...los "Guias y Scouts de Europa en Cataluña", un movimiento escolta valiente y claramente confesional, pero como acostumbra a suceder en estos casos cuenta con la indiferencia, por no decir el desprecio, del cardenal y de su equipo de gobierno. No son nacionalistas, no se ocultan de su fe, participan en actos de defensa de la vida y la familia, y celebran las oraciones y el Sacrificio Eucarístico con la máxima dignidad, nada que ver con el estilo "kumbayá" de Morlans y compañía...

      Eliminar
  4. Sin ser de carácter confesional, es mucho más cristiana la OJE que cualquier centro "escolta" (ya se llame cristiano o no) de Cataluña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo claro si existe actualmente la OJE.

      Eliminar
  5. Gracias NAZIceballuts, el largo historial de los escoltas católicos catalanes ha desaparecido, los masones, ateos y el demonio en general HAN ALCANZADO SUS ÚLTIMOS OBJETIVOS y HAN VENCIDO.
    Gracias a Dios nos quedan los escoltas EUROPEOS, escasos en cataluña, mas en toda ESPAÑA y abundantes en FRANCIA, BÉLGICA, LUXEMBURGO, etc. mencionemos que mas del 50% de seminaristas en la laica Francia proceden de este movimiento católico, OBISPOS su fracaso es total.

    ResponderEliminar
  6. Realmente creo que hacéis una muy buena labor social..... ya no tanto por vuestros artículos que también , sino por que dejáis que cada uno se exprese como quiera... aunque el comentario no tenga nada que ver con el articulo del día. No se si realmente algunas de las personas que comentan vuestros artículos les interesan mucho... yo creo sinceramente que no... solo desean el espacio para poder colocar su pafarrada... que tendrán que ver las churras con las merinas.....
    De todas maneras ultimamente os habéis vuelto monotematicos.... encuentro a faltar los artículos de Quinto Sertorius Crescens y Guilhem de Maiança .... hasta en las mejores familias ocurren estas cosas

    ResponderEliminar