miércoles, 18 de febrero de 2015

La parroquia Virgen de Lourdes de Badalona, responde a la demanda de fe y de culto

Dos sorpresas tuve los días 8 y 11 de febrero en la parroquia de la Virgen de Lourdes de Badalona. En efecto, el domingo 8 de febrero a partir de las 6 de la tarde se celebraba una bella procesión con la imagen de la Virgen. La asistencia fue razonable: en torno a las 200 personas, la mayoría portando velas encendidas. Es notable que un domingo por la tarde la gente se movilice para un acto de culto. Y sí, la gente se movilizó. Durante la procesión se rezó y se cantó el santo Rosario: lo que siempre se ha entendido por una procesión piadosa.

En un momento en que parece que la Iglesia que nos queda más cerca tiene asumido que su lugar está en la reclusión de los templos, y que si sale al mundo ha de ser procurando que no se le note que no es del mundo; en un momento en que la mayoría de la gente joven que nos veía por la calle hacía cara de ver un fenómeno muy extraño, y bastantes de la gente mayor nos miraban con franca reprobación; en un momento así, es un alivio y un consuelo constatar que aún hay curas que se atreven a salir a la calle sin ocultar su condición de curas y haciendo pública ostentación de su fe y de su ministerio.

Porque vimos ciertamente en la calle las caras de sorpresa y de reprobación (por suerte no hubo invectivas ni insultos ni bocinazos de los coches); pero vimos también gente asomada con respeto a los balcones y gente que se detenía para ver pasar la procesión. Quiero decir que se veía que esa procesión les hacía bien no sólo a los participantes en ella, sino también a las calles de Badalona. La Iglesia hace un bien a la ciudad saliendo a la calle. Ésta es una forma de apostolado y de presencia en la sociedad que no se suele tener en cuenta, pero que cala hondo. No convierte a multitudes, pero sí que despierta muchas conciencias adormecidas: las de esos que se han apartado de la Iglesia porque ésta ha acabado dejándolos indiferentes. Es bueno que se la encuentren de nuevo en la calle: la Iglesia se acerca a ellos de esta forma que le es tan propia.
Y el miércoles 11 de febrero, festividad de la Virgen de Lourdes, nueva sorpresa. Un día laborable en que se abre la iglesia al culto desde las 3 de la tarde con exposición mayor del Santísimo y rezo de la coronilla de la Divina Misericordia, además de cantos y rezo de un misterio del Rosario a cada hora. Y a las 8, misa concelebrada por 5 sacerdotes. Gran solemnidad en la misa, con canto gregoriano, canto popular y acompañamiento de órgano y flauta travesera. Y sermón, espléndido por cierto, a cargo del P. Jordi Gil, carmelita.

Una vez más, la sorpresa estuvo en la nutrida asistencia: antes de la misa me sorprendió la cantidad de gente rezando el rosario durante la exposición del Santísimo: más de un tercio de la iglesia. Y luego, en la misa, la iglesia llena. Y eso que era un día laborable. Este fenómeno me lleva a la reflexión anunciada en el título. Realmente hay demanda de culto. Si la Iglesia lo ofrece, los fieles acuden. Y es especialmente llamativo que se tratase de formas de culto más bien tradicionales: santo Rosario, Coronilla de la Divina Misericordia, novena, exposición del Santísimo, Misa solemne. Nada de inventos de novedosas performances para insertar la liturgia, la piedad y la evangelización en el mundo del espectáculo.

Ante este fenómeno tan en contraste con el fenómeno opuesto de la creatividad litúrgica es pertinente que nos preguntemos si no habrá sido un error ese prurito de cambiar por cambiar: primero en la liturgia, como locomotora de los demás cambios que han ido demudando la faz de la Iglesia. Modernizándola, dicen, y poniéndola al día. El famoso aggiornamento que nos daría como resultado una Iglesia que resultaría irreconocible de una generación a otra. Sin respetar ni siquiera su ADN tal como estamos viendo en las más exacerbadas orgías reformistas.

Porque resulta que esas movidas han sido como dicen en catalán, foc d’encenalls, fuego de astillas, virutas y paja: que pueden hacer un fuego rápido y espectacular, pero que al  apagarse tan pronto y al no llegar a hacer brasas, no da ni luz duradera ni calor. Fuegos fatuos con los que han construido y alimentado la fe de los niños en la escuela cristiana y en la catequesis; e incluso la fe de los adultos en algunas parroquias.  Una doctrina y un culto totalmente inconsistentes. Y mientras esto ocurre con la modernidad, resulta que todavía se sostiene la demanda de la doctrina sólida y del culto que nos han legado los siglos.

Ahora que entramos en la cuaresma y empieza a bullir la Semana Santa (en Málaga ha salido ya la primera procesión), volvemos a tropezarnos con el conmovedor espectáculo de cada año: el fervor de los fieles exhibido sin complejos por las calles. Manifestación de piedad popular que el clero ha intentado ahogar en muchos lugares y momentos. No es la “fe teológica” ni el “culto litúrgico” que esgrimieron siempre los prohibicionistas. Pero es fe muy consistente, aunque con mucho más sentimiento que doctrina; y es culto digno, aunque esté hecho de folklore. De verdad de verdad, es más conmovedor el rezo de los costaleros que el de muchos curas; y son más sublimes las palabras de aliento de los capataces, que muchos sermones.

Es que aunque se estén agotando los curas (muchos de ellos están ya agotados), aunque se vacíen las iglesias, aunque el viento sople recio en contra, aún persiste la demanda de fe, de culto digno y de piedad. No sólo eso sino que crece por el lado más esperanzador: por la juventud. Alabado sea Dios.  

Cesáreo Marítimo

16 comentarios:

  1. "Es que aunque se estén agotando los curas (muchos de ellos están ya agotados), aunque se vacíen las iglesias..."

    Es evidente que nos acercamos a un fin de los tiempos, es decir, a un fin de una generación, de una manera de pensar y hacer, en este caso, del posconcilio, los curas de la etapa 1965-2015, unos 50 años, que está muy bien, pues ahora tienen, como mínimo, unos 70 años: ya es hora de jubilarse ¿no? pues se lo merecen, ni que sea por el tiempo que han dado de su vida, así como por las enseñanzas que han dado, aunque sean ejemplo y arquetipo de esterilidad y vacuidad.

    El resumen de todo ello es 'foc d’encenalls, fuego de astillas, virutas y paja': la nada y la irrelevancia. ¿Quién se acuerda de Alfonso Comín y su 'Cristianos en el partido, comunistas en la Iglesia', del año 1977?

    Y así de muchos otros, tanto católicos, clerigos o laicos, socialistas, comunistas y nacionalistas. Cero. Solo oraciones por sus almas, que los suyos no se las dan porque creen que van directos al cielo, pues ni el purgatorio ni el infierno, según ellos, no existen.

    Un excelente aviso de Jesús: la paciencia es mucha, de sobras (50 años, 18.000 días), pero en un sólo día viene a barrer toda la casa.

    ResponderEliminar
  2. MI FELICITACIÓN mas sincera a éstos feligreses y pastores valientes que hacen lo que su conciencia les manda,sin complejos y coherentes con su religión,
    Mi desprecio a esos pastores que se dedican a dar mitines politicos y están en contra de lo que la Iglesia ordena ya la ez están confundiendo a cientos de fieles que no creen el espectáculo que están viendo tan bochornoso por parte de muchos de sus pastores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. están confundiendo a cientos de fieles19 de febrero de 2015, 13:52

      Yo no hablaría de desprecio.

      Dios conoce todos los futuribles posibles (escuela de Salamanca) y todo el pasado, presente y futuro le es un eterno presente.

      Por lo tanto, todo esta eclesiocatástrofe posconciliar catalana ya la sabía y conocía, y por ello, ha activado desde 1965 la acción extraordinaria del Espíritu Santo.

      En consecuencia, todo católico y no católico ha recibido las gracias suficientes como para que su conciencia se ajuste a la ley natural presente en el corazón (Romanos 2).

      Y en el peor de los casos, en la hora undécima, es decir, en la hora de la muerte, Jesús le ha largado la mano en señal de perdón por todos los pecados cometidos, de forma generosa y gratuita, sólo queriendo oir "perdón, Jesús": pura magia, del infierno se pasa al purgatorio y si hay contrición perfecta, al cielo pa' siempre. ¿Quién da más? Que salga y lo diga.

      Nadie, entonces, podrá acusar a Jesús de no haberle informado o ayudado hasta el último momento.

      Nosotros, limitados, sólo sabemos poco y mal, y ha sido gracias a GG y a otros sitios que hemos sabido muchísimos abusos e irregularidades.

      El nacional-progresismo, probrecitos, ya estaba previsto desde el principio del mundo, así como las 'reparaciones' necesarias para evitar su desastre.

      Eliminar
  3. Ya que lo han nombrado el Padre Jordi Gil, carmelita, pertenece a mi parroquia sta. joaquina vedruna de donde es vicario, y es miembro del Camino neocatecumenal. Su predicación es siempre una ayuda y es una suerte para sus feligreses. Enhorabuena por la iniciativa de esta parroquia, y adelante, sin miedo!

    ResponderEliminar
  4. Tuve la suerte de poder asisitir a los diferentes actos religiosos organizados por el rector y su consejo Parroquial, para celebrar la festividad de Nostra Senyora de Lourdes.
    Asistí con gran gozo y espiritualidad a la Procesión del día 8 y a la Santa Misa del día 11. Fue una gozada espiritual. Se notaba que estábamos acompañados por el Espíritu del Señor, y por qué no, por las almas de los feligreses de la Parroquia que ya están en presencia del Dios.
    Se notaba una participación llena de fe y sensibilidad hacia los actos celebrados durantes estos días. Creo que hay muchos católicos que añoran la posibilidad de poder maniferstar su fe de la manera que siempre nos han enseñado nuestros mayores de acuerdo con las directrices de la Santa Madre Iglesia Católica.
    Como dice un anónimo, hemos de felicitar, a la vez que rezar, a los sacerdotes valientes que sin temor a ser mal vistos por sus propios hermanos de misión, hacen lo que su conciencia les dicta de acuerdo con su fe y servicio a los hermanos. Yo creo que hay más sacerdotes que en su interior desearían actuar de esta manera,pero ¿por cobardía?, ¿qué dirán?, etc., siguen sin exteriorizar con valor lo que realmente sienten. Felicito al Rector y feligreses de la Parroquia de Nostra Senyora de Lourdes de Badalona por manifestarse públicamente como creyentes y seguidores de la única Verdad, nuestro Senyor Jesucristo.
    María Auxiliadora, ruega por nosotros. Amén.

    ResponderEliminar
  5. De la glòria baixa la Mare de Déu, cantem-li tots l´ave amb sonora veu.
    Ave, ave, ave Maria. Ave, ave, ave Maria.
    O Lourdes formosa flor del Pirineu, que t´ha fet formosa la Mare de Déu.
    Ave, ave, ave maria. Ave, ave, ave Maria.
    Cantem a la Verge amb gran devoció, cantem-li tots l´ave a sa concepció.
    Ave, ave, ave Maria. Ave, ave, ave Maria,

    ResponderEliminar
  6. Y al párroco de esta parroquia lo quieren poner de monaguillo del progresaurio Aymar? Vaya vergüenza de diócesis... http://germinansgerminabit.blogspot.com.es/2015/01/las-agrupaciones-parroquiales-otra.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no lo hagan. Sería otra de las pifiadas de los responsables de esta diócesis. San José protege a tu Iglesia.

      Eliminar
  7. Pues sí, el poder asistir a este culto es una bendición del cielo. Que Dios bendiga al párroco y a todo el equipo que le está dando apoyo. Da gusto ver cuánta gente le ayuda, tanto de seglares como de sacerdotes. Felicidades a todos, y que Dios los bendiga.

    ResponderEliminar
  8. POR LO MENOS ENSEÑAR Y EXPLICAR LA VERDAD.
    ESTAS FOTOS SON DEL 2014, O SEA EL AÑO PASADO.
    Y LA ASISTENCIA A LA PROCESION ESTABA ENTRE 60-70 PERSONAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuesta a Caridad:
      Se necesita ser cicatero para hacer esta especie de crítica: sin fundamento, pero con mayúsculas. Debe ser por eso de que cuanto más se grita, más razón se tiene. Le puedo asegurar que por lo menos una de las fotos es de este año, porque aparezco en una de ellas, y el año pasado no estuve. Del resto de las fotos no puedo responderle, porque no las hice yo. Pero sería absurdo poner una foto de este año y las otras dos del año pasado. Quien hizo una foto es natural que hiciese muchas más, y que se hayan elegido esas tres.

      Y por lo que se refiere a la asistencia, señor o señora Caridad, que Santa Lucía le conserve la vista. Desde antes de salir la procesión de la iglesia, ya superaban con creces el número que usted indica. Y a la vuelta, que entramos todos a la iglesia, se veía ésta bastante llena (no abarrotada). Y por la capacidad de la iglesia parroquial de la Virgen de Lourdes, no tiene nada de exagerada la apreciación de "unas 200 personas". Lo que sí es de una miopía indescriptible es calcular que allí había unas 60 o 70 personas. ¿Por qué le ofende la verdad cuando presenta su rostro más amable?

      Eliminar
    2. Anónimo de las 20:14. No sé si eres malintencionado o te lo han dicho. Pero si dices que estas fotos son del año 2014, estás en un error. corresponden al presente año y la asistencia fue por mucho más de la que tú dices. Pero mira, no me importa la cantidad sino la calidad de las personas que pudieron asistir y rezar con cánticos y alabanzas a la Virgen María.
      ¿Qué te mueve a opinar de esta manera?. San José ruega por tu Iglesia. Amén.

      Eliminar
    3. "Donde hay caridad y amor allí está el Señor, allí está el Señor"

      For: Caridad (MAYÚSCULAS)
      Realmente déjeme decirle que de caridad y amor usted goza el cero. Mi hermana y yo fuimos por primera vez, y nos gustó muchísimo, no sabíamos que se hacían estas procesiones, ahora bien me pregunto, si se han puesto unas fotos de la procesión pasada ¿¿¿qué más da si es para glorificar a la madre de nuestro creador, qué más dan las cifras??? Yo me dediqué a rezar el Santísimo Rosario y a cantar en la procesión, luego a la Santa Misa con seis pastores sobre el altar que en más de una ocasión lloré, por cierto las interpretaciones del piano y la flauta era? no sé que era porque desde donde estaba no podía verlas y eso que soy alta, pero entonaron unas piezas preciosísimas que tocaron mi alma y daba gracias al Señor, con mi hermana que no es muy de misa, pero estuvimos allí y desde ya felicitamos al rector de nuestra Señora de Lourdes en Badalona, esta humilde pecadora le encomienda en sus oraciones. Por cierto estuvimos días comentando en familia lo bien que estaba este testimonio. Así es que "caridad" hágase mirar su falsa "caridad" por amor a Dios.


      Eliminar
  9. Sr. Cesáreo Marítimo, gracias por ese artículo, en que podemos ver que la PIEDAD POPULAR, bien encauzada, ayuda mucho a mantener viva la FE.

    Tampoco esta mal, saber el porque de las palabras y gestos que hacemos los sacerdotes y los fieles en nuestra relación con Dios. A eso se le llama LITÚRGIA.

    ¿PARA QUÉ SIRVE LA LITÚRGIA Y CÚAL ES SU SENTIDO PROFUNDO?

    En la carta apostólica del Papa Juan Pablo II con motivo del cuadragésimo aniversario de la constitución conciliar sobre la Sagrada Liturgia nos resume así la finalidad de la liturgia: “Los padres conciliares sitúan la liturgia en el horizonte de la historia de la salvación, cuyo fin es la redención humana y la perfecta glorificación de Dios.

    La liturgia nos permite recibir la salvación de Cristo “aquí y ahora” en cada sacramento y que hoy actualicemos y vivamos lo mismo que ayer vivieron Cristo y la primera Iglesia.

    En el BAUTISMO vivimos como un nuevo diluvio, que ahoga toda la maldad de los pecados y destruye todo lo malo que hay en nuestra alma. En los niños e infantes, ahoga el pecado original, con el que todos nacemos. Y en los adultos que reciben dicho bautismo, además de quitar el pecado original, también quita los pecados personales cometidos desde que tuvimos uso de razón. En el bautismo Dios nos hace hijos suyos por adopción, nos configura con Cristo profeta, rey y sacerdote, nos hace templos del Espíritu Santo, y herederos del cielo. Por tanto, nos regenera, nos santifica, infunde en nuestra alma las virtudes teologales, las virtudes morales y los dones del Espíritu Santo.

    En la CONFIRMACIÓN, Dios “nos introduce más profundamente en la filiación divina que nos hace decir “Abbá, Padre, nos une más firmemente a Cristo, aumenta en nosotros los dones del Espíritu Santo, hace más perfecto nuestro vínculo con la Iglesia, nos concede una fuerza especial del Espíritu Santo para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente el nombre de Cristo y para no sentir jamás vergüenza de la cruz” .

    En la EUCARISTÍA, en la Santa Misa, celebramos la Nueva Pascua. Esa Pascua celebrada en cada Eucaristía es Sacrificio incruento, renovación del sacrificio redentor de Cristo en la Cruz, es Banquete celestial donde nos ofrece Dios el Cuerpo sacratísimo de su Hijo para que tengamos vida eterna. La Eucaristía termina en misión, para que vayamos a dar testimonio de Cristo resucitado, y podamos partir, repartir y compartir el pan de nuestra caridad y de nuestra fe con nuestros hermanos; y al mismo tiempo estemos dispuestos a morir nosotros mismos sobre el altar de nuestra vida ordinaria, y así resucitar a una vida nueva en Cristo.

    En la CONFESIÓN, la Sangre de Jesús lava nuestra alma y perdona nuestros pecados, como lo hizo en ese primer Viernes Santo. Y salimos resucitados, restaurados, renovados y santificados, gracias a ese abrazo y perdón de Dios.

    En la UNCIÓN DE LOS ENFERMOS, es el mismo Jesús quien se acerca a nosotros, que estamos enfermos, y nos impone las manos, nos unge con el bálsamo de su amor, nos da fuerza para resistir la enfermedad, mantener firme la fe y la esperanza en Dios.

    En el sacramento del MATRIMONIO, Cristo se hace presente y se vuelve a entregar a la Iglesia con un amor total, indiviso, fiel, a través de los esposos; y ese esposo y esposa son así el reflejo de ese amor de Cristo y su Iglesia.

    En el sacramento del orden ORDEN SAGRADO, Dios elige, consagra a unos hombres de carne y hueso, y los hace sus continuadores, sus “otros Cristos “ que irán por el mundo curando, perdonando, alimentando, animando, predicando, iluminando como lo hizo Cristo. A ese hombre, en el orden sacerdotal, Dios lo configura con Cristo, en cuanto pastor y cabeza de su cuerpo. Cristo sigue actuando hoy a través de cada sacerdote..

    ¡Qué sublime, pues, es la liturgia! Por eso, debemos vivirla con mucho fervor y conciencia.

    ResponderEliminar
  10. Pues señores de Germinans, vayan preparándose porque el 13 de Mayo, festividad de la Virgen de Fátima y tambien en una Parroquia de Badalona se abrirá, si Dios quiere, una capilla de Adoración Perpetua.
    Fantástico
    ¡¡¡ Gloria a Dios !!!

    ResponderEliminar
  11. Qué belleza de testimonio, esto nos alienta a los creyentes, enhorabuena a nuestros pastores que siguen trabajando en la mies.

    ResponderEliminar