lunes, 23 de febrero de 2015

Habló Juliana (sobre la sucesión de Sistach)

No se puede a negar a Enric Juliana que posee la virtud periodística de llevar la iniciativa. Otra cosa es que acierte con sus vaticinios. Más bien cada vez que habla sube el pan. Es conocido que el periodista de Badalona se suele adentrar en temas eclesiales, sin otra ascendencia sobre los mismos que una corresponsalía en Roma durante los años 1997 a 2000. Con el traslado de Maria-Paz López a Berlín (donde se ha revelado como una excelente periodista internacional), la sección de religión de La Vanguardia ha quedado sin responsable alguno, limitando las páginas dominicales a algunos colaboradores y a algunos sueltos escritos por becarios. Aunque haya quedado insertada en el apartado de Tendencias que dirige Susana Quadrado, el que manda en última instancia es Juliana, no en vano es el director adjunto de La Vanguardia, el cual     incluso se permite controlar las informaciones vaticanas, que escribe el corresponsal en Roma, Eusebio Val. Otro excelente periodista.

De tal guisa, Juliana ha decidido coger las riendas periodísticas de la sucesión del actual arzobispo de Barcelona. Ya vimos cómo se dejó utilizar por Sistach, al informar sobre la decisión del Papa de designar a Cañizares. Este sábado se sacó de la manga un nuevo artículo , en el que no aportaba otra novedad que fijar la fecha de la sucesión del arzobispo barcelonés en el próximo mes de mayo, una vez el cardenal hubiera cumplido 78 años, al igual que sucedió con Rouco. Los nombres de los candidatos eran los que barajaba todo el mundo y, si se lee entre líneas, no existe otro candidato que Omella, el cual nos presenta Juliana como un obispo bergogliano, abierto, cercano y social. Ni una crítica. Los nombres de Vives (en segundo lugar) y Taltavull no parecen más que los necesarios para conformar una terna. El añadido de Salvador Pie Ninot es ciertamente disparatado, dado que el actual párroco de Santa María del Mar nació en el año 1941, con lo cual debería presentar la renuncia un año después de su designación. El arroz episcopal se le ha pasado al teólogo catalán, eso que pudo ser obispo de Salamanca, como sustituto de Mons. Mauro Rubio, frustrándose el nombramiento por la oposición del cardenal Carles. Otra oportunidad perdida, como la de Tena para Murcia, para tener obispos catalanes en el resto de España.
http://3.bp.blogspot.com/-TJ6zdBxmfEk/VGEGvtta2qI/AAAAAAAAFrs/gnGXwwy8Oxw/s1600/omella.jpg Las informaciones que proceden del entorno de Sistach afirman que en su última audiencia con el Papa, éste le manifestó que le prorrogaba al menos hasta el próximo Sínodo. Veladamente así lo confirmó el cardenal en el último Consejo Presbiteral. Cierto es que Francisco suele sorprender y puede variar su postura en cualquier momento. También es cierto que, en estos momentos, Omella ha quedado descolocado. Se hablaba de él como arzobispo-secretario del nuevo “super-dicasterio” de Caridad y Justicia, que iba a presidir el cardenal Maradiaga. Pero parece que esa reforma de la Curia no va a ir tan rápido como aparentaba y se ha encontrado con la oposición de varios cardenales en el último Consistorio. Ravasi no quiere que desaparezca el Consejo Pontificio de Cultura y Lozano Barragán ha dicho que tampoco debía integrarse el de Pastoral de la Salud en otro organismo. La reforma se aplaza a un año vista. Demasiado tiempo para buscar promoción a un Omella que en abril cumplirá 69 años.

Ha vuelto a sorprender Juliana. ¿Será imaginación suya? ¿Tendrá esta vez una fuente fidedigna? ¿Le volverá a suceder como con Bertone? ¿Nuevamente habla por boca de Sistach? Conociendo a los personajes, me malicio por el último interrogante. No tardaremos en saber la respuesta. 

Oriolt

9 comentarios:

  1. Sr. Oriolt, usted cada lunes fiel a la cita con sus lectores. Gracias una ves más por su trabajo.

    Sea cual sea el Arzobispo que se decida para la sede de San Paciano, recibámoslo como un don de Dios para su pueblo fiel. Trabajo y oposición no le va a faltar.

    Por nuestra parte solo podemos encomendarlo al Dios en la oración para que pueda regir la Archidiócesis con Autoridad y que esa sea respetada.

    ResponderEliminar
  2. El certificado oficial de defunción del nacional-progresismo catalano-barcelonés24 de febrero de 2015, 0:24

    Y lo dice La Vanguardia:

    Tendencias
    Sólo un 15% de los barceloneses se declara católico practicante

    "Según una encuesta encargada por el Ayuntamiento de Barcelona, el número de católicos practicantes se sitúa en el 14,6%, aunque otro 39,3% de habitantes se declaran católicos no practicantes. Eso supone que el número de católicos sigue una tendencia descendente, mientras crecen quienes se consideran no creyentes, que alcanzan ya el 34,6%."

    El nacional-progresismo heredó millones del nacional-catolicismo y, hoy mismo, no ha conservado ni cientos de miles, y eso que se ha hecho un congreso de pastoral de grandes ciudades durante dos años. No será por falta de cardenales viajeros y turistas insignes.

    Dice el artículo que los católicos no practicantes engordan con el paso del relog a los no creyentes. Imposible. No se han enterado, no saben de qué va el percal.

    En Barcelona, los no-creyentes son creyentes de la Nueva Era en sus infinitas ramas: yoga, zen, eneagramas, fuerzas, energías, cursos de milagros, cuántica, espiritualidad oriental, astrología, brujería, ángeles, positividad...

    Un documento vaticano importante es el de "JESUCRISTO PORTADOR DEL AGUA DE LA VIDA. Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era”, un escritito del año 2003 que los del Vaticano actual ni se han leído, ni se han enterado.

    Mientras, sigue esta bufonada de la sucesión de Sistach. Digo bufonada con todo el peso de la definición: cosa grotesca, chanza a pagar a cargo de los fieles.

    No lo digo por la persona de Sistach, pues quienes lo eligieron durante la etapa de enfermedad terminal de san Juan Pablo II el 2004, fueron los únicos responsables de esta eclesiocatástrofe: antes de Sistach, estuvo su comité elector de curiales y vaticanitos listillos; después de Sistach, todo el peso del nacional-progresismo, emperrado en precipitar hacia el infierno a toda nuestra diócesis; en medio del desastre, Sistach y su pacto de statu quo.

    La soberana paliza que se va a dar el próximo arzobispo va a ser de órdago. Hoy, un diácono de una de estas delirantes "agrupaciones" de parroquias, piadoso nombre dado al moribundo agonizante antes de morir en medio de estertores, nos ha comentado que "no tiene personal": hasta ha de barrer él sólo el suelo de la iglesia.

    ¿En Roma se han enterado? Quién sabe, vamos a saber si los dos señores que ríen en la foto tienen alguna genial idea, pero el desconocimiento absoluto de la ya rápida destrucción total de la catolicidad barcelonesa sólo la comenta GG: los demás, como Potemkin, tanto en Roma como en Barcelona.

    Nos quedamos sin fieles, y las escasas vocaciones deben ser derivadas urgentemente hacia seminarios "católicos", es decir, que sólo dan la doctrina y el evangelio (San Dámaso, Toledo), aplicando un inmediato procedimiento de eclesioemergenciología y un riguroso protocolo de aislamiento infectoteológico de Barcelona.

    Los pocos sacerdotes o son muchos y malos o son pocos y buenos, pero el tiempo pasa y envejecen, enferman, se jubilan y mueren. Cada vez, menos que nada, del cero a la ausencia.

    La falta de oración, la increencia en la verdad e historicidad de la Palabra, el desprecio a la Tradición que fundamenta la Liturgia, el ninguneo a la infalibilidad magisterial de los papas y los concilios, la desobediencia a los carismas de la propia congregación religiosa, en lanzarse a los brazos de la Nueva Era, de la independencia, de la radicalidad izquierdista, y el seguir insensatamente a cualquier mamarracho que salga con cualquier ideología o creencia de nueva o vieja manufactura, han convertido en esta diócesis en un erial espiritual.

    Que sigan jugando con quién va a salir, pero por Dios ¿que no ven a dónde diablos vamos?


    www.lavanguardia.com/20150222/54427490360/solo-un-15-de-los-barceloneses-se-declara-catolico-practicante-j-playa.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho por este diácono, vox populi entre consagrados (las agrupaciones no van), es el cumplimiento matemático y exacto de una 'profecía' dada por un laico a los chicos maravillas del gobierno episcopal barcelonés:

      - Que si quería acabar con una parroquia, la mejor arma era agruparla a otra parroquia.

      En efecto, el rector de la parroquia principal jamás iría a la parroquia agregada: no evitaría el hundimiento de la agregada y empezaría el inevitable colapso de la principal, porque el rector principal dividiría inutilmente sus fuerzas en dos mitades, pues la suya, que va bien, iría a peor, mientras la que va sin rector, la agrupada, inevitablemente se escoraría. Ser rector es ser rector a tiempo completo y dedicación exclusiva a una parroquia.

      Otra constatación de este laico: ¿qué hacían tantos sacerdotes en la curia diocesana? Los sacerdotes deben de ir a la parroquias, que para eso han sido entrenados, no para oficinear.

      Finalmente, este laico les dijo que el arzobispado carece de la visión de la realidad de las parroquias. El arzobispo no pasa para verlas en su dramático día a día, y se enreda en superestructuras inútiles e inservibles (excepto como agencia de viajes para cardenales y amigos) como aquel congreso bianual de pastoral de las grandes ciudades y antes, los atrios de los gentiles, las nuevas evangelizaciones...

      Eliminar
    2. "Sólo un 15% de los barceloneses se declara católico practicante"

      Basta ver la participación dominical en las iglesias para darse cuenta que este dato es totalmente falso. O, mejor dicho, es falso si se entiende por practicante quien va a Misa regularmente los domingos. Si atendemos a la participación dominical en las parroquias:
      - En muchas del 1-2% (de cerca de 10.000 hab. con poco más de 150 p.)
      - Otras entre el 3-5% (de cerca de 15.000 hab. con unas 500 p.)
      - Poquísimas hacia el 10% ( de cerca de 15.000 hab. con menos de 1.500 p.)
      Hay casos de parroquias en nuestra diócesis de más de 30.000 hab. con menos de 300 personas en Misa.
      En algo (poco) suben los % gracias a algunas iglesias no parroquias, que con honrosas excepciones (Santa Gema, Franciscanos de Santaló...) también están casi vacías.

      Algún cura me comentaba que en éste último pontificado episcopal se habían perdido más de la mitad de los feligreses y la mayoría de los que quedan con una media de edad en muchas iglesias cercana a los 70 años.

      Eliminar
    3. Me alegra que los diáconos vean el desastre dejado por sus compañeros presbíteros.

      La realidad está cercana al 1% y la media de 70 años.

      Eliminar
    4. No voy a decir si las estadísticas son verdaderas o falsas, porque no sabemos sobre que base se han efectuado esos cálculos.

      Pero hay una cuestión preocupante y es el motivo que nos lleva a la Iglesia.

      ¿Vamos por un "cumpli-miento" del 3º Mandamiento del Decálogo y 1º de la Iglesia. Oirás Misa todos los domingos....?

      ¿Vamos según el sacerdote que celebre? o

      ¿Vamos porque nos sentimos amados por Dios y nosotros le agradecemos que nos haya enviado a su Hijo, para redimirnos del pecado y darnos la libertad de ser hijos adoptivos de Dios, con todos los beneficios que ello conlleva?

      Desde luego si tomáramos conciencia de esta última pregunta, no estarían las iglesias casi vacías, ni la media de edad rondaría los 70 años.

      Ahora estamos en la 1ª semana de Cuaresma, eso quiere decir que dentro de un par de meses, ya empezarán las Primeras Comuniones. Los niños y niñas se preparan con dos años de catequesís. Muy bien, será la Primera de una serie más menos seguidas, para algunos, sin duda alguna, SI, porque sus padres ya son practicantes y se preocupan de la formación cristiana de sus hijos.

      Para la mayoria, desgraciadamente será una ceremonia bonita, que recibiran unos cuantos regalos y la segunda Comunión ¡vaya usted a saber!.... y eso es cosa de los padres, no de los curas ni del obispo de turno, ¿o no?.

      Eliminar
  3. "Las informaciones que proceden del entorno de Sistach afirman que en su última audiencia con el Papa, éste le manifestó que le prorrogaba al menos hasta el próximo Sínodo..."

    En mi opinión:

    1. Francisco debe de cesar a Sistach el 1 de marzo

    2. El nuevo arzobispo debe de posesionarse el 2 de marzo

    3. El nuevo arzobispo debe de visitar quince parroquias y cinco congregaciones, con el seminario y la facultad de teología, como mínimo, el día 3 de marzo

    4. El nuevo arzobispo debe de tener un equipo propio, tanto de obispos auxiliares como de técnicos expertos: canonista, teólogos, moralistas, biblistas...


    Francisco colabora en la agonía de la diócesis de Barcelona. Debe de ser un error, un magno error, es imposible que Sistach pueda estar hasta el Sínodo de las Familias en octubre del 2015, y sólo a partir de este momento, Francisco empiece a pensar en el nuevo arzobispo.

    Francisco condena a la decadencia más terrible a Barcelona, pues el nuevo arzobispo será elegido... ¿en primavera del 2016? Lo que implica que necesitará un año para conocer la diócesis, que será el 2017, año en que Francisco ya estará en proceso de dimisión o autocese.

    Y los candidatos son de risa: quien en inadecuado, incompetente e incapaz por razón de teología y espiritualidad, lo es por razón de edad: será arzobispo y a los tres años ya deberá de pedir la renuncia.

    ¿Se ríen de nosotros?

    ResponderEliminar
  4. Marius Carol, su jefe, debe estar muy contento ya que "se mueren sus suscriptores" como se mueren "los de misa" o sea que tenemos seminarios que son hoteles, iglesias solo abiertas cuando hay turistas que pagan para visitarlas, curas que "pasan" del confesionario y solo les gusta tocarse la guitarra, o sea que pronto La Vanguardia ni servirá para envolver los zapatos sucios, Mario (así firmaba en sus primeros escritos en el "CIERO") ya debe estar diseñando el ERE antes de acabar como la Iglesia, cerrado. Esto si todos con la cubana que nos redimirá para comer helado todos los días

    ResponderEliminar
  5. Leí el artículo de Juliana. Parece que Omella sigue siendo el que mejor padrinos tiene, nombraba al menos 3 o 4 cardenales, Santos Abril por supuesto, aparte del yanero solitario. Pero también dejaba entrever las posibilidades del hijo de Doña Cornelia, incluso decía que contaba con el apoyo de la Secretaría de Estado, es decir de Parolin. A ver si pasamos de botiguer (del Guinardó) a botiguer (del PobleNou). Lo de Pié Ninot debía de ser para reirse de los lectores......en plan inocentada. ¿Porqué no gusta Taltavull?. Lo de Omella, por muy bueno que sea, no lo veo claro, otra cosa sería si ya fuera obispo de la tarraconense como pasó con Carles. Pero sin tener ni idea, con pocos años por delante y tal como está el patio, es una jugada demasiado arriesgada, impropia del Vaticano.

    ResponderEliminar