jueves, 5 de febrero de 2015

Grecia será cristiana o no será

El Primer Ministro griego Alexis Tsipras ante representantes de la Iglesia Ortodoxa Griega
La historia viene de lejos. Grecia se independiza del imperio otomano, islámico, en 1823; y éste reacciona fanatizándose. Resultado de este fanatismo es que en 1833 los otomanos atacan con saña a la iglesia ortodoxa griega y cuelgan al patriarca Gregorio V en la puerta de la iglesia. Los griegos responden con un intenso fanatismo religioso y con un potente movimiento nacionalista helenista cuyo objetivo es conseguir la independencia. Por si esto no fuera suficiente, las potencias europeas se meten con “el hombre enfermo de Europa” (así llamaban al imperio otomano) con el pretexto de defender a las minorías religiosas del fanatismo musulmán. Así, Rusia se convierte en protectora de los ortodoxos griegos y armenios (está claro que lo de Rusia no es de hoy). En 1922 se da por extinguido el imperio otomano con la creación de Turquía. El último episodio de la confrontación entre Turquía y Grecia, que obliga a esta última a mantener un presupuesto militar muy oneroso, lo tenemos en el conflicto de Chipre.
La historia ha hecho que en Grecia religión y nacionalismo sean inseparables; y que no sean cosa del pasado, sino de constante actualidad. El arzobispo Makarios es presidente de Chipre durante varias legislaturas. Con el pretexto de que los grecochipriotas harían la vida imposible a los turcochipriotas, de religión musulmana, en 1974 Turquía invade parte de Chipre. Es muy intensa la sensación de los griegos de que el Islam de la vecina Turquía es una seria amenaza para ellos, y de que el único muro de contención de esa amenaza es la iglesia ortodoxa.
El anterior Primer Ministro Andonis Samarás, sí juró el cargo ante representantes de la Iglesia ortodoxa
Eso explica que tras las últimas elecciones haya ocurrido algo impensable en España: que el partido de más a la izquierda se ha aliado con el de más a la derecha para formar gobierno. Y sabe todo el mundo que uno de los distintivos del ultraderechista partido “Griegos Independientes” (Anel) es además de su nacionalismo, su férrea defensa de la Iglesia (la ortodoxa local). Tanto más significativo es este hecho, cuanto que Tsipras, el primer ministro, es ateo y rehén de todo el paquete ideológico de izquierdas que implica la oposición frontal a las doctrinas de la Iglesia ortodoxa. Y obviamente, formaba parte de su programa la legalización del matrimonio gay; pero al haber quedado a dos escaños de la mayoría absoluta se ha librado de hacer este tremendo agravio a la Iglesia griega y a un contingente demasiado importante del pueblo griego. Tsipras está profundamente satisfecho de no tener que enfrentarse a la Iglesia griega, identificada con el patriotismo.
Estamos oyendo hasta la saciedad el conjuro ese de que “Nosotros no somos Grecia”. Y se me empieza a hacer sospechoso tanto empeño en decir que nosotros no somos Grecia porque si no lo fuésemos en absoluto, ni se nos ocurriría decir eso: del mismo modo que no se nos ocurre andar diciendo a cada paso que no somos pigmeos o caníbales. Grecia es nuestro espejo y nos da una imagen nuestra que detestamos: lo que tiene de especial es que nos devuelve una imagen deformada, ergo deforme, de nosotros mismos. Pero mal que nos pese, es nuestra imagen. En Grecia el crecimiento canceroso del Estado se manifestará en los veintitantos chóferes por coche, y aquí en los tropecientos consejeros por alcalde o ministrillo. O en la triplicación o cuadruplicación de servicios públicos para premiar a los de la tribu, o en los miles de empresas públicas ruinosas e inútiles para colocar a los que han conquistado el poder. Tampoco es tanta la diferencia, porque a la hora de la crisis, los que se quedaron sin trabajo tanto en Grecia como en España, no fueron los que gastan el dinero (los políticos), sino los que lo producen. Así que la imagen que nos devuelve el espejo de Grecia es bien nuestra. Poco ha tardado Podemos en decir que ni ellos son Siriza, ni España es Grecia.
Pero resulta que en cuanto llegamos al tema religioso y a la relación entre la Iglesia y el Estado, es bastante verdad eso de que no somos Grecia. Y seguramente que la parte del Estado español en que más claro se ve en cuestión religiosa que no somos Grecia, es en Cataluña. Para Cataluña, la sentencia del obispo Torras i Bages de que “Cataluña será cristiana o no será”, parece que va inexorablemente hacia el “no será”: porque la Iglesia en Cataluña está catatónica. Y los responsables de esta situación aún se atreven a hacer gráficas y estadísticas y diversos actos folklóricos para convencernos de lo bien que está todo para la Iglesia: colegios religiosos totalmente descristianizados, seminarios vacíos, templos cada vez más desiertos, renuncia a defender los principios cristianos no ya en los medios o ante el poder civil, sino ni tan siquiera en los templos, en los colegios, en los hospitales y en las obras sociales de la Iglesia. Y los niveles de disidencia y de heterodoxia dentro del clero, incomprensibles e inaceptables en cualquier institución que se precie.  Y eso sí, la mayor parte del estamento religioso parasitado por el poder político, que cual ejército de garrapatas le ha chupado toda la sangre doctrinal y lo ha dejado anémico. Descristianización por todo lo alto. 
En esto, claro que no, no somos Grecia. En Grecia la Iglesia forma parte muy respetada de la sociedad civil, por lo que puede desarrollarse sin complejos y sin estar peleando con la competencia del Estado por adoctrinar a la población con ideologías laicistas. A pesar de la estrecha sintonía entre la iglesia griega y el poder civil, está muy lejos de haber sido colonizada por éste, como ocurre en Cataluña.
Es que Grecia lo tiene muy claro: su nítida identidad cristiana es el baluarte ideológico frente al islam que está ahí mismo al acecho para devorar de nuevo a un país que fue suyo durante siglos. Grecia no puede jugar al desarme ideológico (de signo cristiano) y al coqueteo con el islam que tanto atrae a nuestros políticos locales. Grecia no sueña con dar cobijo a la tercera gran mezquita del mundo: Cataluña, sí. Porque en los niveles de corrupción política, ésta puede ser más o menos parecida a Grecia; pero en la defensa de sus valores religiosos está a años luz.
Es que efectivamente, tal como Grecia entiende muy bien que si deja de ser cristiana se juega su existencia como país, Cataluña parece convencida de que su encaje en Europa y su futura grandeza pasa por dejar de ser cristiana y por desarrollar políticas sociales de acogida preferente de población islámica (con la obsesión por el idioma como telón de fondo) y hacer gestos significativos de acercamiento al islam.
Efectivamente: al menos en esto, España no es Grecia.
Cesáreo Marítimo

11 comentarios:

  1. La renuncia a defender los principios cristianos y la disidencia y heterodoxia. a/b5 de febrero de 2015, 23:42

    En La Vanguardia del miércoles (Tendencias, página 27), se ha publicado la noticia de que el Reino Unido aprueba la reproducción asistida con el ADN de tres personas, y a pie de página, hay una entrevista de A. Macpherson a Anna Veiga, directora I+D de la Quirón Dexeus, una especie de “mamá de laboratorio” que ha traido al mundo a más de 10.000 hijos de forma artificial.

    Tanto la noticia de la ley de los bebés de tres padres, como la entrevista a Anna Veiga, ocultan la verdad moral de que dicha ley y la reproducción humana asistida vulneran el derecho a la vida de los seres humanos en estado embrional: es moralmente ilícito tanto la fecundación in vitro, la congelación de embriones (Dignitas Personae, Donum Vitae), el aborto y la destrucción del embrión, incluso si es un óvulo fecundado, porque son personas humanas con derechos humanos (Evangelium Vitae).

    La Evangelium Vitae 20 dice que toda democracia que legaliza el aborto deriva hacia un Estado tirano y totalitario, por atentar contra la vida del más indefenso e inocente; lo mismo si se le manipula o congela. Todos los hombres, nacidos o no, comparten una misma naturaleza en igualdad y dignidad, por eso hablamos de humanidad.

    Como el arzobispado, a través de su delegación diocesana de Pastoral Familiar, y el Instituto Borja de Bioética, no hacen nada para divulgar la doctrina católica sobre la defensa de la vida, aquí hay un enlace, esencial y de interés preferente, de la Fundación Jerôme Lejeune sobre bioética, reproducción y género:

    www.fondationlejeune.org/blog/tag/Manuel

    .....

    La ley del bebé de 3 padres es divina y humanamente inmoral, sin excepción, y es ecológicamente antinatural; lo mismo para la reproducción humana asistida; además, se oculta la verdad del proceso:

    1. Pueden haber hasta 6 padres: la madre nuclear (óvulo), la madre mitocondrial (óvulo), el padre donante, la madre gestacional (vientre de alquiler), y la madre y el padre adoptivos, educacionales o sociales. El bebé de 3 a 6 padres es una manipulación genética. Dice el hijo ¿quiénes son mis padres? porque tengo 6 identidades: nuclear paterno, nuclear materno, mitocondrial materno, madre gestacional, dos padres adoptivos, y si hay uno o más divorcios, de padres habrán 7, 8, 9...

    2. La inseminación y fecundación no son naturales, son artificiales (in vitro); a veces, el espermatozoide se introduce forzadamente en el óvulo por microinyección, si el padre es infértil.

    3. Hay una primera selección eugenésica a nivel de óvulos y espermatozoides: se rechazan los no viables, se seleccionan los de calidad.

    4. Se desarrollan hasta 10 embriones, en incubadoras artificiales. Hay una segunda selección eugenésica, ahora de embriones: se aceptan los de mejor viabilidad (de 1 a 3), y se congelan o eliminan los de menor calidad por aborto in vitro (de 9 a 7).

    5. De aquellos 10 embriones, sólo de 1 a 3 son transferidos artificialmente al útero materno.

    6. Pero incluso estos de 1 a 3 embriones pueden no ser transferidos (cancelación de transferencia) por falta de calidad y viabilidad. Esto lo descubre el diagnóstico genético preimplantacional, que selecciona eugenésicamente el mejor embrión; los restantes, 9 ó 7, sufren otro proceso de selección.

    7. Los embriones no transferidos y sobrantes, de 9 a 7, sufren tres opciones: o bien son destruidos, o directamente o a través de la investigación; o bien son congelados (en teoría, casi indefinidamente) para luego ser concebidos por estos padres u otros; o bien son usados como células madre embrionales o fetales totipotentes, pluripotentes o multipotentes.

    ResponderEliminar
  2. La renuncia a defender los principios cristianos y la disidencia y heterodoxia. b/b5 de febrero de 2015, 23:44

    8. Los embriones sobrantes y congelados que son usados en la investigación, padecen por analogía una experimentación nazi en personas humanas bajo Mengele, sólo que legalmente. Esto es la primera nueva esclavitud a que se ha referido Francisco, en este caso sobre los niños no nacidos, la primera periferia social donde se mata a los más inocentes e indefensos en nombre de la salud en la ciencia médica y reproductiva, así como del derecho a tener hijos por encima de cualquier consideración.

    9. Cuando los de 1 a 3 embriones son implantados en el útero y empiezan a desarrollarse como fetos, aún existen dos tipos de homicidio, el diagnóstico natal y posnatal:

    a) diagnóstico natal: se matan o bien por “reducción embrional”, si sus hermanos gemelos perjudican el desarrollo del hermano de mayor calidad; o bien por aborto inducido in utero, si están enfermos o malformados.

    b) diagnóstico postnatal: se matan o bien por eutanasia infantil belga o holandesa (bebés recién nacidos o niños sin conciencia); o bien por el suicidio inducido, si hay una enfermedad o discapacidad que causa sufrimiento.


    LA POSICIÓN DE LA IGLESIA

    1. No ha habido ninguna reacción de la Iglesia, sea tanto a través de la CEE de Blázquez, la CET de Sistach, el Instituo Borja de Bioética, ni por el propio Vaticano.

    2. La posición de Francisco es cada día más insostenible en el ámbito del evangelio de la vida, la familia y el matrimonio:

    a) se da el agravio comparativo de que denuncia el millón de niños de la calle filipinos, pero no dice nada frente al millón de niños matados por aborto en Europa cada año, y quizás otro millón más de niños congelados (“el aborto es una obsesión”).

    b) no incluye a los niños no nacidos, en estado fetal o embrional, que son matados y manipulados en la investigación de la reproducción humana asistida: son los primeros nuevos esclavos y la primera periferia a defender, los sin voz más inocentes e indefensos, muertos injustamente en la rica y progresista Europa.

    c) El Sínodo de la Familia demuestra su dramática incapacidad para dar una sólida doctrina moderna sobre la vida humana. Las preguntas 41 y 44 del segundo cuestionario demuestran el nulo interés del Sínodo para defender la vida:

    - 41. ¿Cómo promover el diálogo con las ciencias y las tecnologías biomédicas de manera que se respete la ecología humana del engendrar?

    - 44. ¿Cómo lucha la Iglesia contra la plaga del aborto, promoviendo una cultura de la vida eficaz?

    Estas preguntas son de risa: no hay diálogo con la nueva esclavitud reproductiva; es difícil promover una cultura de la vida eficaz si Francisco dice que el aborto es una obsesión. El cuestionario revela, además, su interés exclusivo por legitimar la comunión de los divorciados recasados (pregunta 38).

    El Sínodo no contempla una serie de cuestiones vitales y urgentes:

    --- falta cubrir la laguna eclesial sobre la licitud de la transferencia homóloga del embrión y de los bebés de múltiples padres.

    --- no quiere saber la realidad de la vida porque no pide estadísticas oficiales de abortos, congelaciones de embriones, reproducciones asistidas, divorcios y separaciones, convivencias de hecho, hijos extramatrimoniales y familias monoparentales; tampoco solicita las leyes y los proyectos de leyes que atentan o amenazan a la vida, la familia y el matrimonio, sobre todo en Europa.

    --- no contempla globalmente el ataque contra la vida humana: donación de espermatozoides y óvulos, inseminación artificial, fecundación in vitro, incubación de embriones, vientres de alquiler, turismo reproductivo, mercantilización de la reproducción humana, manipulación genética, clonación, bebés a la carta, bebés medicamento, bebés de tres padres, selección eugenésica de gametos y embriones, aborto in vitro e in útero, diagnóstico prenatal, natal y postnatal, reducción embrional, eutanasia de niños recien nacidos, infantes y jóvenes, suicidio asistido.

    ResponderEliminar
  3. Quieren llevar a cabo la independencia de Cataluña con el apoyo de los islamistas
    a pesar de lo que lo nos naran los noticiarios de lo que ocurre en los paises del Islam y que TV3 tan celosamente esconde o mal informa. El odio al catolicismo que los gobernantes de Cataluña estan fomentando, llevará a la desaparición de Cataluña y a la instauración de un califato.

    ResponderEliminar
  4. Cesáreo, una de las desvergüenzas de nuestra jerarquía católica en sentido lato (cardenal, varios obispos, abades, parte predominante del clero secular y regular, monjas y religiosas) estriba en el sometimiento al becerro político secesionista. Han invertido el sometimiento del poder político al eclesiástico con su vasallaje al poder de la Nació. Ambas tesis son inmorales. La separación justa se viene llamando laicismo positivo desde hace pocos años. De acuerdo.

    En efecto, ni Pujol, ni Maragall, ni Montilla, ni Mas procedieron como el griego de la fotografía que usted presenta jurando ante el patriarca. Repito, y eso me pareció bien. Lo impresentable, lo indecente, es ver a Martínez Sistach presentando en la Facultad de Teología a Pujol como modelo de político cristiano (un ladrón, nada presunto, como lo es todo el que se apropia de dinero público al detraerlo de la declaración de la renta). Lo impresentable, lo indecente es Sistach sobando las manos de Mas. O las risas de Vives con Mas. O las fotografías de Soler con los políticos. Eso es, repito, lo indecente, lo impresentable. Por la sencilla razón de que, casi por necesidad, se ven obligados a declaraciones necias como las de Sistach hablando con calor a Terribas --otra que se llevó calentito un dinero nada desdeñable de un puesto público, como acaba de demostrar la Sindicatura de Cuentas. País de ladrones y desvergonzados. O las del propio cardenal a favor de una televisión que estaba mofándose de Benedicto XVI aquellos mismos días. Por no hablar del y aplauso a un estatuto abortista y criminal por parte de Vives y Soler, entre muchos. Antológica a este respecto la frase del prior de Montserrat: "El president Mas ha convocat al poble de Deu..."

    Antológica porque está preñada de un convencimiento galicano. Anteayer mismo, Mas reunía a diferentes líderes religiosos de acá. Los reunía coincidiendo con el final de la Semana de la Unidad de los Cristianos. Mas es más que el Papa. Si el Papa convoca la semana de unidad de los cristianos, Mas convoca el día de la unión de todas las religiones. Una bofetada al Pontífice y a los católicos. Como corderos acude el amigo íntimo de Sistach. Se le ve en la foto, por mucho que los escritores seudorreligiosos de la "ceba" digan que no acudió ningún obispo.

    No hace falta tener una vista aguda para observar, con sonrojo y exasperación, la desvergüenza de la jerarquía de aquí lato sensu.

    Han retorcido la expresión del obispo de Vic: L´Esglesia será catalana (secesionista) o no será. Firmado: Sistach, Vives, Novell, Pardo, Soler, el monestir sencer, capellans per la independencia, monges per un nou estat... and so on.

    ¿Y el mensaje cristiano? Como el bufón francés del ateísmo sartriano. "Ne connais pas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Cataluña se va al revés que Grecia: en lugar de que el político jure ante los obispos, los obispos catalanes rindes homenaje de sumisión al político, buscando su apretón de manos.

      Esto se llama Iglesia Anglicana, donde el poder político vota la organización eclesiástica y disciplinaria de los anglicanos.

      Eliminar
    2. El axtual presidente griego no juró ante el obispo ni nte el crucifijo. La foto pertenece al anterior presidente. El actual no está casado ni sus hijos están bautizados, ni es creyenye,
      Antes de escribir hay que informarse.
      Algunos se creen muy inteligentes y la pifian.

      Eliminar
  5. Yo no creo que la islamización sea el objetivo primero del ejecutivo nacionalista, aunque secundariamente les sea muy útil.

    En mi opinión, su objetivo primordial es salir indemnes de la justicia. Han utilizado y siguen utilizando la cubana para para tapar la profunda corrupción en su gestión y su enriquecimiento ilícito, a costa de la ciudadanía. El Parlamento catalán se asemeja a una reunión de esquizofrénicos, donde entre ellos tratan de pactar esa salida a escapar de la justicia. En el nuevo estado construirían la justicia a su medida. Como plan B les quedaría pactar con el gobierno de España el abandono momentáneo del proyecto, a cambio de ser blindados jurídicamente. Este es su objetivo: salir indemnes de su expolio.

    Y en esa corrupción, desgraciadamente, están involucrados casi todos los media subvencionados, las estructuras civiles etc...y parte de un pueblo engañado que hábilmente ha sido pastoreado durante tantos años. Y lo más grave es que en esta mentira estén involucrados tantos miembros de la Iglesia. Esto último es lo realmente patético, porque si la Iglesia no ilumina...

    ResponderEliminar
  6. Cataluña sí es Grecia6 de febrero de 2015, 10:18

    "Grecia se independiza del imperio otomano, islámico, en 1823; y éste reacciona fanatizándose. Resultado de este fanatismo es que en 1833 los otomanos atacan con saña a la iglesia ortodoxa griega y cuelgan al patriarca Gregorio V en la puerta de la iglesia."

    Es interesante la coincidencia histórica de fechas con eventos tanto en Grecia y Cataluña:


    --- 1823: mientras los griegos declaraban la independencia de la opresión otomana e islámica, la Iglesia española y catalana empezaban el camino martirial de odio contra la fe, con la muerte del Siervo de Dios Ramon Strauch i Vida, franciscano y obispo de Vich, fue asesinado por la masonería liberal al final del Trieno Liberal.

    En 1923, cien años más tarde, moría asesinado por el grupo anarquista Los Solidarios, liderado por Buenaventura Durruti.

    Él es el primer mártir obispo catalán que acabaría en los cuatro mártires episcopales asesinados esta vez por el anarquismo y el comunismo ateo materialista catalán durante la Guerra Civil de 1936-1939: Irurita, obispo de Barcelona; Huix, el obispo de Lérida; Borrás, el obispo de Tarragona; y Polanco, el obispo de Teruel, éste muerto de forma salvaje, junto con otros más, en la frontera catalana durante la huida del ejército republicano. En esta Guerra Civil, murieron doce obispos y un administrador apostólico.


    --- 1833: mientras los otomanos atacan con saña a la Iglesia Ortodoxa griega, en 1833 se inició la Primera Guerra Carlista contra el uniformismo liberal de arrasar con los fueros y estatutos y monopolizar y centralizar el poder político y económico.

    Al final, ganaron vascos y navarros con las Diputaciones Forales, dotadas de autonomía fiscal. Más alejado en el tiempo, y sólo de forma jurídica, Cataluña obtenía aprobada durante el franquismo en el 20 de julio de 1960, la Compilación de derecho civil especial de Cataluña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En 1923, cien años más tarde, moría asesinado por el grupo anarquista Los Solidarios, liderado por Buenaventura Durruti.

      Fue Mons. Juan Soldevila y Romero, cardenal y arzobispo de Zaragoza.

      Eliminar
  7. Muy buen artículo, lastima que los de una sola neurona no lo leerán, están todos "asesorado un tocho"y por ello cobran mas de 100.000 euros a l año a los que tenemos que añadir la SS, gastos empresariales (fondo de garantía, formación, etc.) que son un 50% del sueldo mas las dietas que por ir a trabajar cobran, o sea unos 200.000 al año y ademas como aconsejan comprar pistas de esqui quebradas, sostienen a varios canales de TV invisibles, deficitarios, totalitarios, malos y carisimos no pueden devolver el EURO por receta que nos ROBO la Generalitat ya que siempre tienen la culpa "madrit" de todo hasta de que nieve. Efectivamente Cataluña NO SERA.

    ResponderEliminar
  8. Sr. Cesáreo Marítimo, gracias por su trabajo histórico.

    Grecia forma parte, de una de comunidades cristianas más antiguas y al igual que la mayor parte de las iglesias cristianas de oriente son Ortodoxas, unas victimas del cisma que partió en la única Iglesia que había hasta entonces y otras por razones políticas o de Estado.

    Una de las características principales es que son nacionales, por lo que cada país tiene su Patriarca.

    Mientras que la situación en España, Cataluña y el occidente cristiano y católico
    tenemos una Autoridad única y suprema que es el Papa, para el que tenemos la obligación de rezar para que el Espíritu Santo lo proteja del enemigo que lógicamente también estará al acecho de su alma, y que muchas veces lo que hacemos es criticarle por si hace o por si hace....

    A nosotros católicos normales nos vendría bien de cumplir los Mandamientos, "como el Joven rico" y seguro que todos andaríamos mucho mejor.

    El que haya pecado en el mundo, ya sean abortos, corrupciones, pederastias, adulterios, etc., no es voluntad de Dios, sino fruto de nuestra libertad y nuestro pecado y si hay alguno no tenga que "empiece a tirar la primera piedra"

    ResponderEliminar