martes, 27 de enero de 2015

Y Sistach se fue a Roma a ver al Papa

La historia de un arzobispo que no quiere irse
Este lunes conocíamos la noticia de que el Santo Padre había recibido en audiencia privada a n.s.b.a. cardenal Martínez Sistach. La nota de prensa del arzobispado deja claro que no ha sido el Romano Pontífice quien le ha llamado, sino que ha sido el arzobispo quien, a petición propia, ha solicitado ser recibido por Su Santidad. Lógicamente ni un servidor estaba allí, ni tiene micrófonos ocultos para saber el contenido de la entrevista, pero no hay que ser ningún genio para deducir claramente las intenciones de nuestro  actual prelado.

De hecho en esto han coincidido todos los comentaristas que dominan el ámbito religioso catalán y español, los de un lado (De la Cigoña...) y los del otro (Llisterri...), algo parecido a lo que ha pasado en Grecia, que Alexis Tsipras, el temido ultraizquierdista acaba compartiendo gobierno con la derecha nacionalista. Pues en el ámbito religioso, también hay coincidencia en lo fundamental, a pesar de las divergencias ideológicas, todos están de acuerdo en que la clave de esta visita es la sucesión de la sede episcopal barcelonesa.
 
La prensa oficial del arzobispado insiste en que el cardenal ha ido para informar de la segunda fase del Congreso Internacional de Pastoral de las Grandes Ciudades. Teniendo en cuenta que nuestro prelado ya estuvo en Roma a finales de este reciente mes de noviembre, donde fue recibido por el Santo Padre, precisamente por este motivo, se antoja algo repetitivo el volver en tan poco tiempo al mismo sitio y con el mismo argumento. Y es que la información esgrimida por la sala de prensa episcopal es cierta, pero incompleta. Cierta en el sentido de que ha ido a hablar de ese tema, pero simplemente como excusa para pedirle  a Su Santidad que le deje continuar al frente de la archidiócesis a fin de llevar a término la segunda parte del Congreso.

A Sistach le espera mucho frío cuando se acepte su renuncia
Y es que nuestro arzobispo anda preocupado por el tema de la sucesión, él pensaba que con la visita a Roma de noviembre y la que hará este mes de febrero con motivo de la creación de nuevos cardenales, tendría suficiente para convencer al Papa Francisco de su intención de continuar al frente de la archidiócesis, pero se ha dado cuenta de que no, y que además los rumores que apuntan a una sucesión probablemente muy cercana van en aumento. 

Porque ese es el verdadero motivo de la entrevista, intentar asegurarse la sucesión en sí mismo, es decir que el sucesor de Sistach sea el mismo Sistach, al menos por una buena temporada, para ello está jugando todas sus cartas: el Congreso de las Grandes Ciudades que tiene que acabarlo el que lo inició, la remodelación de parroquias (que como nos contó Francesco Della Rovere es una tomadura de pelo), su buena salud, su ortodoxia probada (prohibiendo la conferencia de Tamayo, aunque esta se hiciera en otros locales parroquiales)...

Al cardenal no le interesa lo más mínimo quien le suceda, después de su deseada autosucesión, porque la carta del Rvdo. Turull salió mal, y al chico del megáfono en mano le tomaron la matrícula en Roma y quedó invalidada su candidatura episcopal. Sin Turull como "Puer Haeres", no hay nadie por quien interceder. Es cierto que preferiría a Don Sebastià, antes que a alguien foráneo o que no tenga el "tarannà" catalán, pero Taltavull nunca ha sido su hombre y la relación entre ellos nunca ha sido buena, más bien parecida a la cohabitación a la francesa, entre Presidente y Primer Ministro cuando son de formaciones políticas diferentes.
Y un último apunte con bastante ironía (que nada tiene que ver con las blasfemias de "Charlie Hebdo") viendo la resistencia de nuestro cardenal a jubilarse, me he intentado imaginar en una viñeta el día después, cuando haya sido aceptada su renuncia. Un Sistach atrincherado en la Sagrada Familia, gritando "El arzobispo soy yo", recordando aquella imagen del Papa Luna en Peñíscola, desposeído de su condición papal. Porque cuesta imaginar a un arzobispo tan aferrado a su silla, el día que no tenga más remedio que dejarla. Pero ese momento va a llegar, por más piruetas y entrevistas que tenga con el Santo Padre. Porque eterno, sólo Dios Nuestro Señor.

Antoninus Pius

13 comentarios:

  1. Una pregunta a Germinans: ¿pero por qué no se quiere jubilar? ¿Qué busca? ¿A quién protege? ¿No estaría mejor retirado y descansando? ¿Es que come caviar cada día? No entiendo su actitud...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pregunta debería formulársela directamente al cardenal. A nosotros también nos cuesta mucho de entender su actitud y sólo nos salen respuestas que provienen de un cierto egocentrismo personal y no precisamente de motivos espirituales.

      Eliminar
  2. Quizás necesita tiempo para arreglar el despacho de asuntos que no estuvieron como prioritarios en la agenda personal durante estos diez años, como el caso de la reciente comunicación de que la Iglesia saldrá del patronato del Hospital de Sant Pau si no acaba con los abortos. A buenas horas mangas verdes...

    ResponderEliminar
  3. La sucesión de Barcelona y la dirección de Roma27 de enero de 2015, 23:49

    Voice of the Family [1] dice que el secretario del Concilio de las Familias, el Cardenal Baldisseri, ha respondido a una pregunta después de su discurso con este contenido:

    - defendió la postura del Cardenal Kasper de la comunión de los divorciados recasados

    - defiende a los teólogos que contradicen la enseñanza de la Iglesia

    - afirma que los dogmas evolucionan

    - dice que hay que cuestionar una comprensión particular de un enunciado realizado hace 2.000 años

    - dice que no se convoca un Sínodo para repetir la doctrina católica

    Kasper, después de despreciar la oposición de los obispos africanos sinodales [2], afirmó que la moral sobre homosexualidad y divorciados tiene validez regional, es decir, que es relativa según la cultura y la historia, en la misma línea que Mons. Bonny, obispo de Amberes, quien quiere que las conferencias episcopales tengan derecho a decidir en temas morales de forma completamente diferente a la moral universal católica, y lo basa en citas sacadas de contexto de un estudio vaticano, por ejemplo el punto 54, titulado 'En busca de una ética universal: nueva perspectiva sobre la ley natural' [3], de la Comisión Teológica Internacional. Así, Bonny dice que:

    "África y Asia tienen puntos de vista y experiencias distintas a las de Europa y América del Norte. Hasta entre Europa Occidental y Oriental, entre Europa del Norte y del Sur se notan diferencias importantes. No tiene sentido negar o despreciar estas diferencias. Tienen realmente un significado. A pesar de la globalización, muchos desarrollos y desafíos de este mundo conocen recorridos que van con tiempos distintos. En estas distintas “zonas temporales”, los obispos son responsables para la parte del pueblo de Dios a ellos confiados. Y no es una solución decir que estos temas no hacen problema, o lo hacen al otro extremo del mundo. Una colegialidad monolítica tiene tan poco futuro en la Iglesia como un primado monolítico."

    El Sínodo de las Familias avanza lentamente hacia el cisma y apostasía, y lo hace con la indiferencia de muchos, y en especial, de algunos (bastantes) cardenales europeos, quienes consideran que están en posesión de la capacidad divina para determinar el bien y el mal: son dioses, no por participación, sino por naturaleza, con una absurda capacidad de abolir el mandamiento divino, el pecado, el perdón y el castigo de infierno o purgatorio según la residencia y la frontera en que viva un fiel: haciendo la misma conducta, si eres africano, seguro que vas al infierno; si eres europeo, según donde vivas (Holanda, Bélgica, Alemania), irás al cielo y con mérito y aplauso.

    Todo ello sucedió en los años 1960, durante la celebración del Concilio, cuando a nivel de los exegetas se aceptó que los evangelios y la Biblia en general, en lugar de ser históricos y verdaderos en sentido sólido y no líquido-gaseoso [4], sólo eran literatura de ficción (la Creación del Génesis), de manipulación política (Josías elaboró el Pentateuco para legitimar su reinado) o meramente catequéticos (evangelios), siguiendo las tesis del minimalismo bíblico y del Higher Criticism.

    El proceso acabó con la desobediencia general al magisterio papal cuando Pablo VI publicó en 1968 la Humanae Vitae, tal como puede demostrarse en el libro "Fills del Concili" de Joan Estruch [5].

    ResponderEliminar
  4. La sucesión en Barcelona y el gobierno en Roma27 de enero de 2015, 23:53

    En conclusión:

    1. El Papa Francisco tiene una concreta experiencia local en temas sociales propias del Estado fallido argentino (periferia, nuevas esclavitudes, economía ultraliberal), aplicables al resto de Estados débiles africanos, americanos y asiáticos, pero carece de la experiencia vital que tenía san Juan Pablo II (un Papa filósofo y político) y Benedicto XVI (el más gran teólogo del siglo XX) con el espíritu europeo, dominado por dos grandes polos genocidas, el comunismo socialista y el nacionalsocialismo (en España habría que añadir el tercer polo del genocidio anarquista), y por el conocimiento que tenía de la gravísima enfermedad espiritual de las democracias liberales occidentales descritas proféticamente en Evangelium Vitae 20: la legalización del aborto, homicidio injustificado de niños no nacidos, los más indefensos e inocentes, conduce hacia un Estado tirano y totalitario, hacia más violaciones de los derechos humanos (congelación de embriones, eugenesia, eutanasia) y hacia una hostilidad contra la Iglesia por parte de una laicidad que adopta el plan satánico de diseño social contrario a Dios, línea teológica que fue continuada y confirmada por Francisco el 2010 con su carta sobre la homosexualidad [6].


    2. Sorprende el verticalismo irracional de muchos consagrados europeos ante el evangelio de la vida, la familia y el matrimonio. Como dijo el gran Giuliano Ferrara [7], la burocracia funcionarial vaticana, episcopal y congregacional europea ha visto la gran oportunidad de aferrarse a la deriva “social” del gran jefe Francisco (periferia, nuevas esclavitudes), claramente inaplicables en la rica Europa, para dar la gran patada al tema que más les importunaba, el tema vital para Europa, la defensa de la vida y la familia, que sólo les reportaba conflictos con las autoridades, las feministas agresivas (¿qué ha sido de las desactivadas Femen?), las izquierdas, los católicos heterodoxos, los ultraliberales y el mundo mediático, cultural, intelectual y universitario, demostrando su falsedad de espíritu servil cuando gobernaba san Juan Pablo II y Benedicto XVI: no los creían, sólo seguían por obediencia debida, para hacer la 'pelota', no por convencimiento propio de su fe católica.

    Con las periferias y las nuevas esclavitudes han tenido la gran excusa para llenarse la boca de vacías pero grandes declaraciones de justicia social; para delegar la faena sucia hacia Caritas; para no ensuciar su expediente personal en Roma con polémicas mediáticas contra los abortistas, divorcistas y eutanasistas; y finalmente, para llevarse limpiamente el buen nombre, el honor, la lana y la fama de ser defensores del más débil, pero del más desamparado que no está en el vientre de la madre, sino del más indefenso que puede votar, manifestarse, ocupar y hacer guerrilla urbana en casita propia (catedrales y palacios episcopales). Hay que cenar y dormir tranquilos. Buena digestión y discreción.


    Referencias:

    [1] infocatolica.com/blog/delapsis.php/1501271249-laicos-acusan-al-secretario-d
    [2] infocatolica.com/?t=noticia&cod=22221
    [3] www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/cti_documents/rc_con_cfaith_doc_20090520_legge-naturale_sp.html
    [4] www.gratisdate.org/nuevas/evangelios-jmi/JMI-Evangelio.pdf
    [5] infocatolica.com/blog/germinans.php/1109260736-los-17-sacerdotes-anonimos
    [6] chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350643?sp=y
    [7] germinansgerminabit.blogspot.com.es/2014/09/el-gran-giuliano-ferrara.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué ha sido de las Femen?28 de enero de 2015, 11:01

      No parece que tengan actividad en España, alguien las ha desactivado a conveniencia.

      Esta organización ucraniana parece que era una mafia y una secta, según dice esta noticia:

      "...muchas otras chicas han dejado de acudir a las convocatorias porque no soportaban unas reglas tan estrictas. Hay una jerarquía soterrada que nadie te explica, un silencio que te imponen en cuanto quieres pensar por tu cuenta o haces preguntas improcedentes."

      www.elmundo.es/cronica/2014/02/16/52ff4db1ca4741ca558b4572.html

      Eliminar
  5. A Sistach le espera mucho frío cuando se acepte su renuncia28 de enero de 2015, 0:58

    Quien sabe, con este tipo de personalidades con estas conductas... a lo mejor, se libera del pacto de statu quo y, al menos en la intimidad, cuenta las verdades del barquero, para provecho de los oyentes. Pero esto se verá. De todas maneras, será siempre un Principe de la Iglesia.

    Consejo de abuela: una buena manta y un una tacita de caldito calentito para el frío; consejo de clásico: "ande yo caliente y ríase la gente".

    ResponderEliminar
  6. Los articulistas, los comentaristas nos dejan como expectantes, yo diría que obsesivos en lo que se refiere a la sucesión de nuestro Cardenal Arzobispo.Parece que la interpretación que se trasluce del archi-repetido (') comentario de tantos años en estas páginas sublimes (?) es que " desaparezca cuanto antes". No he leído una palabra de apoyo, de caridad, de comprensión. casi siempre al ataque. No me creo en absoluto la serie de "ditirambos" dirigidos al Cardenal de Barcelona. Creo que ya está bien de esta crítica constante. ¡Basta ya!. (No sé si van a publicar este comentario).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Anónimo:

      Sí que ha habido palabras de apoyo o valoración positiva hacia el Sr. Cardenal. Por ejemplo desde esta web hemos aplaudido reiteradamente la actitud neutral de Sistach en "el Procés" secesionasita catalán. Ha hecho lo que tiene que hacer todo pastor, no ser signo de división sino de comunión.

      Si usted no ha visto demasiados comentarios positivos es porque mayoritariamente su gestión la hemos considerado negativa, algo que hemos analizado con todo detalle y con argumentos y no tanto por él mismo, sino sobre todo por el equipo de colaboradores que ha elegido.

      Pero hemos seguido el mismo rasero con él que con el resto de obispos, incluído el Santo Padre. Con la libertad de los hijos de Dios hemos criticado aquello que no nos ha gustado y resaltado lo que nos ha parecido meritorio.

      El caso más claro es el del Obispo de Solsona, que se ha llevado de esta web grandes elogios, pero también grandes críticas. El obispo de Terrassa, también ha cultivado elogios, pero de vez en cuando ha recibido alguna critica sonada. Incluso el obispo Taltavull, auxiliar de Sistach, ha sido muy elogiado aquí por su carácter personal y su humanidad, pero también criticado cuando alguna cosa no no nos ha gustado de él.

      A cada cual se le ha juzgado por sus hechos y resultados. Nosotros no nos casamos con nadie, ni somos pelotas de nadie. Y no tenemos nada personal contra el cardenal, siempre hemos dicho que lo que más nos hubiera gustado es que Sistach hubiera hecho un giro en su acción de gobierno diocesano y desde aquí aplaudirlo y alabarlo a rabiar.

      Ahora ya es demasiado tarde

      Eliminar
    2. "...archi-repetido (') comentario de tantos años... es que " desaparezca cuanto antes". No he leído una palabra de apoyo, de caridad, de comprensión. casi siempre al ataque. No me creo en absoluto la serie de "ditirambos" dirigidos al Cardenal de Barcelona. Creo que ya está bien de esta crítica constante. ¡Basta ya!."

      Le suscribo íntegramente este comentario, con unas precisiones.

      Hacer de Jeremías es tan doloroso que el mismo Jeremías estaba hasta la coronilla de decir siempre lo mismo, como un obseso, a los israelitas de dura cerviz: "lo estáis haciendo mal, convertíos, que si no, Dios os castigará; convertiros, y Dios os premiará con bendiciones".

      Jonás mismo se largó a España en lugar de ir a Nínive, a unos 3.500 kilómetros en dirección contraria al lugar que le enviaba Dios. También muchos profetas quedaban hartos de comunicar lo mismo de siempre a los mismos zotes: "Todo va mal, cambiad, que Dios os castigará; arrepentiros, que Dios os salvará".

      Pero el pueblo y los gobernantes decían: "Decidnos cosas agradables: 'todo va bien, Dios nos ama, prosperamos, nada pasará'". Y cuando venía un chafaguitarras como Jeremías, decían: "Al fondo del pozo de fango apestoso con él y que se pudra".

      Pero es que la realidad de la eclesiocatástrofe catalana es tan evidente que hay que decirla: es desagradable, como el trabajo de un médico forense, pero hay que transmitirla, porque si no, quien conocía y no lo comunicaba, responde.

      El problema no es la persona de Sistach, es la opción, la línea y el modelo de gobierno y dirección de la diócesis. Ha sido un pacto de no agresión o statu quo del arzobispado con el nacional-progresismo, continuando
      con la política de Jubany (sobre todo cuando tuvo el infarto en 1985) y viendo las consecuencias sobre Carles y Marcelo en caso de incumplimiento.

      Los efectos han sido la devastación de la viña del Señor en este Pueblo de Dios, con el disimulo de todos, de Barcelona a Roma, menos de algunos: como Judá e Israel con los profetas, los grandes consagrados han dicho: "todo va viento en popa, ni caso a los catastrofistas y terroristas".

      Mientras los números objetivizan la decadencia y muerte de una diócesis, y las acciones y omisiones probaban la inepcia e incompetencia, desde todas las instancias se ha mirado para otro lado siguiendo unas consignas: "no en mi guardia", "que cada palo aguante su vela", "ojos que no ven, corazón que no siente", "tú a lo tuyo", y mantener la ficción de normalidad en esta diócesis-Potemkin/Titánic con la celebración de reuniones y congresos de Grandes Ciudades, Misiones Metrópolis, Atrios de los Gentiles, Nuevas Evangelizaciones, misas en la Sagrada Familia, y cualquier evento que materializara las nuevas consignas del Papa de turno (periferias, nuevas esclavitudes), antes aggiornamiento, inculturación, civilización del amor, cultura de la vida o lo que fuera, la cuestión era llenar el expediente de vacuas realizaciones.

      50 años de destrucción sistemática de la espiritualidad, teología y eclesiología católicas, más el factor multiplicador de arrastre por la extensión del error y la apostasía (politización, protestantización, Nueva Era, desobediencia) en tantas instituciones católicas (parroquias, congregaciones, escuelas, seminario, facultad, asociaciones), han llevado hasta la situación actual de calamidad católica en Barcelona y Cataluña.

      La paciencia de Dios ha durado 50 años, como siglos duró la paciencia de Dios con Israel (hasta que desaparecieron todas las 10 tribus) y con Judá (que pasó 70 años en el exilio).

      Actualmente hay una ocasión de oro: desaparecido el factor perturbador de Pujol por corrupción y en marcha la sucesión de Sistach, hay una (la última) oportunidad para corregir el rumbo antes de que Jesús pase la escoba por el jardín de su propiedad.

      Eliminar
    3. Le deseo a Ud. largo comentarista anterior un feliz y relajado respiro después del cambio...¿Habrá materia para seguir en la crítica, no porque todo vaya a ir bine, ni ha ido bien, y la crítica constructiva la creo necesaria, pero, seamos sinceros: creo que con el Sr.Cardenal Arzobispo de Barcelona se ha exagerado mucho. Algunas páginas, no siempre, han destilado ironías,una cierta burla, una casi constante descalificación, juicios. Se acerca la Cuaresma: a todos, nos irá bien un repaso a la propia vida y convertirnos.Ceniza, caridad y respeto.

      Eliminar
  7. Morirá en su cama y como Obispo titular, solo intenta emular a su amigo FRANCO, que murió con el poder puesto.
    Mientras Barcelona tiene el indice de cruces en el IRPF mas bajo de España porcentualmente, o sea estamos en la miseria, material y sobre todo espiritual.

    ResponderEliminar
  8. No se hasta que punto puede influir la visita de nuestro Cardenal al Santo Padre, para quedarse más tiempo del que la Santa Sede le tenga designado.

    Supongo que Congregación de los Obispos, que es la que presenta al Papa el perfil de los supuestos candidatos, ya tendrá la lista actualizada de varios obispos y sacerdotes que puedan ser llamados a obispo, para la diócesis que convenga.

    Recemos y confiemos en el Espíritu Santo para que nos dé el Obispo que más nos convenga y que lo sepamos acoger como un DON DE DIOS, no como a un político.

    ResponderEliminar