jueves, 15 de enero de 2015

Papa Francisco: "Es aberrante asesinar en nombre de Dios pero no hay que ofender ni burlarse de la religión"

 El papa Francisco dijo que es "aberrante" asesinar en nombre de Dios, pero aseguró que "no se puede ofender" la religión o "burlarse" de ella.
Así lo manifestó el pontífice durante una rueda de prensa de 40 minutos a bordo del avión en el que viajaba desde Sri Lanka hacia Filipinas y en el que los medios de comunicación, entre los que se encontraba Efe, le preguntaron sobre el reciente ataque al semanario "Charlie Hebdo" en París, en el que murieron doce personas.
Las libertades religiosa y de expresión, asuntos que se trataron durante su estancia en Sri Lanka, fueron abordados por el pontífice, quien se refirió, sin citarlo expresamente, al ataque a la redacción de esa publicación.

El Papa Francisco hablando en el avión del respeto a la religión
Al pontífice no se le escapó el sentido de la pregunta que le hicieron los periodistas franceses y contestó: "Creo que los dos son derechos humanos fundamentales, tanto la libertad religiosa como la libertad de expresión.
"¿Usted es francés? Vayamos a (lo de) París, hablemos claro", dijo a uno de ellos para afirmar: "Matar en nombre de Dios es una aberración".
Después comenzó a hablar de la libertad de expresión, de la que afirmó que es un derecho y una obligación, pero que, precisó, "tiene límites".
"Es verdad que no se puede reaccionar violentamente, pero si Gasbarri (el papa aludió a uno de sus colaboradores junto a él en el avión), gran amigo, dice una mala palabra de mi mamá, puede esperarse un puñetazo. ¡Es normal!", aseguró.
"No se pude provocar -añadió- no se puede insultar la fe de los demás. No se puede burlarse de la fe. No se puede", insistió el papa.
Y agregó: "Tenemos la obligación de hablar abiertamente, de tener esta libertad, pero sin ofender".

* Escrito publicado en la web digital del diario La Razón, de Bolivia, con informaciones proporcionadas por la la Agencia EFE

16 comentarios:

  1. Ejemplos de apostasía desde el posconcilio hasta el Sínodo de las Familias15 de enero de 2015, 23:15

    Una muestra más de cómo la Iglesia deriva hacia la ruptura ya desde el posconcilio (1966) en temas de la vida y familia, su principal y básica esencia. Casi todos los casos contienen ejemplos procedentes de clérigos y teólogos procedentes del ámbito conocido como la Teología del Rin, eje del mal y de la apostasía, futuro punto de fractura eclesial, y que incluye a Bélgica, Holanda, Alemania, Austria y Suiza.

    1. El Catecismo Holandés de 1966 fue inspirado por el el padre dominico Schillebeeckx de la Universidad católica de Lovaina en Bélgica, y constituyó el primer inmediato intento de legitimar la heterodoxia en el evangelio de la vida, la familia y el matrimonio.

    2. Declaración de Winnipeg, de la Conferencia episcopal del Canadá (septiembre de 1968), fue una de las primeras rebeliones abiertas protagonizadas por una conferencia episcopal contra la Humanae Vitae de Pablo VI de 1968, junto con la Declaración común de los obispos de Bélgica de 1968, ambas coincidentes en reducirlo todo a una libre decisión en conciencia [1]

    2. El Catecismo belga Roeach 3 (1997) contenía imágenes pedófilas [2], fue un manual escolar usado durante seis años. Editado por el profesor Jef Bulckens de la Universidad Católica de Lovaina y el profesor Frans Lefevre del Seminario de Brujas, siendo el obispo supervisor de ambas instituciones el pederasta Mons. Roger Vangheluwe, y siendo Primado de Bélgica el progresista (y encubridor) cardenal Danneels, arzobispo de Malinas-Bruselas (1979-2010), invitado por Francisco en el Sínodo de las Familias. Además, en algunas escuelas católicas belgas se enseñaban videos explícitamente sexuales.

    3. Mons. Johan Bonny, obispo de Amberes, ex colaborador del cardenal Walter Kasper en el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos (el de la doctrina Kasper sobre la comunión de divorciados recasados), y conocedor de Vangheluwe y Lefevre (Catecismo Roeach), se declaró partidario del reconocimiento canónico o litúrgico de las uniones homosexuales y bisexuales (27 diciembre 2014), así como con las relaciones prematrimoniales y anticonceptivos, y envió una carta abierta al Vaticano el pasado septiembre, donde pedía derogar las enseñanzas de las encíclicas Humanae Vitae de Pablo VI y Familiaris Consortio de san Juan Pablo II. [3]

    4. Los dos cuestionarios del Sínodo de las Familias de 2014 y 2015, no han preguntado en absoluto a los diferentes obispos del mundo sobre las estadísticas oficiales de abortos, eutanasias (Bélgica, Holanda), suicidio asistido (Suiza), reproducción asistida, matrimonios y familias (divorcios, uniones de hecho, hijos extramatrimoniales), ni tan siquiera a los obispos de la Unión Europea, que forman parte del sistema estadístico europeo. Y eso que hoy en día es muy fácil de proporcionar enlaces (por ejemplo, Cataluña [4]. Tampoco da estadísticas el Pontificium Consilium pro Familia de Vincenzo Paglia (familia.va). Se discute sobre la familia sin estadísticas.

    Ante el desinterés voluntario de publicar estadísticas sobre la realidad de la vida y la familia en Europa, junto con las polémicas del Sínodo (homosexualidad y divorciados) [5], el Vaticano está largando un muy feo mensaje de forma subliminal e implícita: “la vida, la familia y el matrimonio no interesan, sólo el trágala de la homosexualidad y el divorcio”.


    [1] Canadá: en.wikipedia.org/wiki/Winnipeg_Statement
    Bélgica: www.kerknet.be/admin/files/assets/subsites/4/documenten/S%C3%ADnodo_sobre_la_familia_ESP.pdf
    [2] evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com/2010/07/17/la-caida-de-la-iglesia-belga/
    [3] movil.religionenlibertad.com/articulo_rel.asp?idarticulo=39789&accion=
    [4] Estadísticas de Cataluña sobre IVE-RHA, aborto (interrupció voluntària embaràs, IVE) y reproducción humana asistida (reducción embrionaria, aborto inducido, congelación de embriones, cancelación de transferencias):
    salutweb.gencat.cat/ca/el_departament/estadistiques_sanitaries/dades_de_salut_i_serveis_sanitaris/
    [5] sinodofamilia2015.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lento despertar de Francisco al evangelio de la vida y la familia16 de enero de 2015, 20:46

      El Papa Francisco empieza a despertar y la Iglesia se aleja del mal sueño del aparente silencio relativista papal de estos dos últimos años:

      infocatolica.com/blog/coradcor.php/1501160754-y-el-papa-francisco-alabo-a-l

      "Y EL PAPA FRANCISCO... ALABÓ A LA HUMANAE VITAE"


      Pero en mi opinión, llega tarde, pues por desgracia, la generación del Concilio de la hermenéutica rupturista llegará pronto al cisma. Y Francisco dejará de serles simpático para caerles gordo.

      Eliminar
    2. Sr, Anónimo de las 20,46.

      Quisiera hacer mención que el Papa Francisco, beatificó al Papa Paulo VI, el 19 de octubre pasado, por tanto no es tan extraño que: "Y EL PAPA FRANCISCO... ALABÓ A LA HUMANAE VITAE".

      Sencillamente creo que lo ha hecho y lo hará en los momentos que crea oportuno.

      Por otra parte la DEFENSA DE LA VIDA, siempre ha formado parte del quinto mandamiento.

      Dificilmente se puede cumplir con éste, si no se cumplen los anteriores y viceversa, si se cumplen los cuatro primeros mandamientos, cumplir con el quinto es lo más natural del mundo.

      ¿Por qué quién AMA A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS" primer mandamiento, ¿como no va a amar la vida desde su concepción hasta su muerte natural?

      Eliminar
  2. LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y RESPETO A LA RELIGIÓN.

    Documento de Mons. Juan del Río, Presidente de la Comisión de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española y obispo de Jerez.

    En el que señala: el derecho de libertad de expresión no puede implicar el derecho de ofender los sentimientos religiosos de los creyentes.

    Los acontecimientos que han venido sucediéndose, como consecuencia de la publicación en un periódico danés de unas caricaturas de Mahoma, han abierto un gran debate sobre la libertad de expresión y el respeto a los sentimientos y creencias religiosas.

    Se percibe unánimente una manipulación política e ideológica del hecho. Por otra parte, son muchas las voces que reclaman equilibrio, respeto y moderación. Así, el periodista y escritor Juan Manuel de Prada afirma que “del mismo modo que la libertad de prensa no puede amparar la descalificación gratuita y calumniosa de personas e instituciones, tampoco creo que deba proteger a quien agrede las creencias religiosas de una parte de la sociedad, pues dichas creencias forman parte del meollo mismo de la dignidad humana”.

    Ahora bien, todo tiene sus niveles: una cosa es herir los sentimientos religiosos y mofarse de los signos sagrados de una religión y otra muy distinta es concluir que no se pueda tratar como humor, pero con limpieza de intención, determinados elementos deformantes de una religión o imposturas de sus fieles.

    La libertad de expresión tiene los límites que marca la ley. También es claro que el nombre de Dios no debe ser utilizado en vano para aplastar, con la violencia, los principios que configuran las sociedades libres.

    Teniendo esto presente, comprobamos cómo en España hay dos varas de medir para las religiones. Hemos visto cómo los máximos dirigentes de nuestro país piden “sensibilidad” para comprender al Islam. Ellos mismos callan, o miran a otro lado, cuando hay ultrajes al cristianismo.

    Por ejemplo, en los últimos meses se han estrenado –con sustanciosas subvenciones públicas- obras de teatro blasfemas. Se ha mostrado en televisión cómo “se cocina” un Cristo.

    En la exposición de arte moderno “Arco” se expone un Corazón de Jesús con un misil, o en la red se representa a la imagen de la Esperanza de Triana con dibujos y motivos obscenos. Y en nuestra ciudad de Jerez la inoportuna y desafortunada letra sobre el sacramento de la Eucaristía de una chirigota en la gala carnavalesca en el teatro Villamarta.

    Sin embargo, no todas las religiones son iguales. El cristianismo es la religión del amor y del perdón, como claramente dice Benedicto XVI en suprimera encíclica. Eso le ha acarreado el ser el grupo humano más perseguido del mundo en los tiempos modernos, supuestamente civilizados.

    El teólogo David Barreto ha documentado cómo en el siglo XX han sido asesinados 45 millones de cristianos por motivos religiosos. Recientemente, el clima de intolerancia contra los cristianos se ha agravado, aún más, en muchos países de mayoría islámica, tras la polémica desatada por las viñetas danesas.

    El sacerdote jesuita de origen egipcio Salim Kalil Samir dice que “poco importa que los autores de esas caricaturas estén probablemente lejos de los principios cristianos. Para una minoría de musulmanes intransigentes, Occidente significa cristiandad porque conciben el mundo en términos de lucha entre religiones. Es difícil hacerles entender que muchas leyes occidentales, desde el aborto al divorcio, son seculares”.

    A pesar de todo, la respuesta de la Iglesia Católica no puede ser otra que la marcada por el Concilio Vaticano II: “La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes, que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todopoderoso (…)

    El sagrado Concilio exhorta a todos a que, olvidando lo pasado, procuren sinceramente una mutua comprensión, defiendan y promuevan unidos la justicia social, los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres”.

    En conclusión: el derecho de libertad de expresión no puede implicar el derecho de ofender los sentimientos religiosos de los creyentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante este comentario, pero me gustaría precisar este apartado:

      "El sacerdote jesuita de origen egipcio Salim Kalil Samir dice que “poco importa que los autores de esas caricaturas estén probablemente lejos de los principios cristianos. Para una minoría de musulmanes intransigentes, Occidente significa cristiandad porque conciben el mundo en términos de lucha entre religiones. Es difícil hacerles entender que muchas leyes occidentales, desde el aborto al divorcio, son seculares”.

      Esta división entre ley secular, que propicía crímenes contra la Humanidad (aborto, eutanasia, suicidio asistido, congelación y destrucción de embriones), y ley natural y divina que los prohibe, en realidad no la entiende nadie que esté en su sano juicio de conciencia, sea cristiano, musulmán o budista o agnóstico.

      Sólo se entiende bajo el juicio de Jesús sobre la ley de Moisés que legalizó civil y religiosamente el divorcio o repudio libre unilateral del marido contra su esposa, afirmando que se efectuó por "la dureza de corazón del Pueblo de Israel".

      Nuestras democracias de derechos humanos occidentales cometen un pecado social y estructural grave o mortal, un pecado que clama al Cielo, al legalizar horrendos crímenes contra los más indefensos e inocentes.

      Son leyes inicuas, violentando las leyes divinas y naturales, y pueden ser objeto de objeción de conciencia.

      La sociedad que las aprueba está en contra de las leyes de Dios.

      Eliminar
  3. "La Razón" de España, que reprodujo en portada las viñetas de Mahoma, debería aprender de las palabras del Papa.

    ResponderEliminar
  4. El Papa ha estado muy bien con eso del puñetazo. Tiene razón, pero si Benedicto XVI dice lo mismo, se lo meriendan vivo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, aunque jamás lo hubiera dicho. Entre sus atributos no estaba precisamente la espontaneidad, cosa que le sobre a Francisco.

      Está bien que el Papa hable así de claro y que no se haya sumado como un corista más a este himno de lo políticamente correcto entonado en todo el orbe no musulmán después del atentado en París.

      Occidente es víctima de sí mismo. El enemigo -el Islam- está en casa porque le han dejado entrar e instalarse cómodamente. A las próximas elecciones nacionales francesas, el FN quedará como mínimo como segunda fuerza política, gracias a Dios y por el bien de los franceses y del resto de europeos.

      Eliminar
  5. Se ha recrudecido el debate sobre libertad de opinión. Es una buena oportunidad para profundizar en ello. La incultura reinante hoy día y la confusión conceptual que sufrimos está ocasionando que un gran número de personas en nuestro entorno, incluidos muchos de ellos con cargos y puestos de responsabilidad social, no sean buen ejemplo y se expresen con gran imprecisión y falta de conocimiento sobre muchos conceptos……. Ya sea sobre el origen de los “derechos”, la “libertad de expresión”, la “tolerancia” u otros muchos aspectos del pensamiento. No hablo de publicaciones sino de responsables políticos y sociales.
    Es fácil colegir que la etimología del concepto de “derecho” nos indica que todo derecho solo puede enmarcarse sobre aquello que es “recto” al sentido común. La ofensa no es en el proceder de las personas, precisamente, un acto de rectitud en su comportamiento. Desde la libertad de expresión, cualquier circunstancia puede estar sujeta a severa crítica ejercida con rigor, incluso con humor, pero siempre desde el respeto.– El derecho a la libertad de expresión, como el derecho a la libre conducta, es un logro de la civilización occidental delimitado por la Ley y la legitimidad moral que concretan, allá donde haga falta, el siempre exigible y genérico respeto a los demás que diferencia al hombre civilizado del resto del mundo animal. No es el caso del panfleto, Charlie Hebdo, disfrazado de revista de humor. Tampoco el de la conducta de los terroristas que los asesinaron. Ni “Soy Charlie Hebdo” en su injurioso y pútrido contenido ni, mucho menos, me identifico con los terroristas.
    Sería deseable que los creadores de opinión pública y social lo hicieran con más finura de pensamiento y conocimiento. Ya digo, no hablo de publicaciones, me refiero a responsables políticos y sociales. En un marasmo moral y de pensamiento como el que vivimos, no nos hacen falta más “campechanía” sino criterios claros en esos ámbitos.


    ResponderEliminar
  6. El Papa debería saber la verdad del atentado y seguramente la sabe porque condenó todo tipo de terrorismo, también el "terrorismo de Estado". Tiene que saber que no han sido islamistas. http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2015/01/la-paradoja-de-charlie-hebdo.html

    ResponderEliminar
  7. Lo de dar un puñetazo si insultan a tu mamá, muy mal, pero que muy mal, vamos, en absoluta contradicción con lo de ofrecer la otra mejilla. Tras ello , en el fondo, hay síndrome de Estocolmo y ganas de hacerse perdonar e incluso querer por los islamistas. Además, los pobres judíos asesinados del supermercado de París no habían satirizado a nadie. Por otra parte, en Occidente la libertad de expresión y de crítica es un bien intocable y una ayuda inestimable frente a los abusos de poder de todo tipo ; y me parece que a Francisco tampoco le gusta mucho que le critiquen...
    Sus palabras son más propias de un matón arrabalero que de un Pontífice. ¿No sabe contenerse? Lo que dijo, pues, no está nada bien en la boca de un Papa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor anonimo de las 12:23 : Vd. no entiende nada de nada. El Papa reconoce en esa frase el hecho normal (como hombres que somos) a una respuesta impulsiva. Respuesta que no se produciria después de una reflexión. Eso es lo que dice y no otra cosa. Y arrabalero es como dice el dicho : Piensa el ladrón............

      Eliminar
    2. "...El Papa reconoce en esa frase el hecho normal(como hombres que somos) a una respuesta impulsiva..."
      ¡Cuánto circunloquio y logomaquia para .defender lo indefendible! !Y cuánta tergiversación y papolatría!
      Usted no es que no entienda nada, es que no quiere entender, Sr. Torquemada, además usa un tono faltón y soberbio muy en esa línea. Me pregunto si no será Ud. el padre Bru , converso bergogliano reciente que ha cambiado de camisa sin nigún rebozo.

      Eliminar
    3. Pues no, no soy ese que Vd. imagina . No soy converso de nada que Vd. imagine sólo de mi mismo, pero mi libertad y mis creencias junto a mi sentido común me hacen responder a los "políticamente correctos". Y por Dios que no quiero polemizar con nadie. He expresado mi opinión, creo , sin faltar y no va a ser VD el que me obligue , ADIOS¡¡¡¡¡

      Eliminar
    4. ¿CÓMO DEBE ENTENDERSE CUANDO JESÚS DICE QUE DEBEMOS PONER LA OTRA MEJILLA?

      Ante todo, el sentido de “poner la otra mejilla” debe entenderse en el contexto del discurso de la Montaña en que Jesucristo reforma la “ley del talión” (cf. Mt 5,38-42)

      Jesucristo toma por tema la ley del talión, que se hallaba formulada en la ley judía: “habéis oído que se dijo (a los antiguos): ojo por ojo y diente por diente” (cf. Manuel de Tuya, Biblia comentada, BAC, Madrid 1964, pp. 119-122).

      Lo que Cristo enseña, en una forma concreta, extremista y paradójica, es cuál ha de ser el espíritu generoso de caridad que han de tener sus discípulos en la práctica misma de la justicia, en lo que, por hipótesis, se puede reclamar en derecho.

      Por eso frente al espíritu estrecho y exigente del individuo ante su prójimo, pone Cristo la anchura y generosidad de su caridad. ¿Cuál ha de ser, pues, la actitud del cristiano ante el hombre enemigo? “No resistirle”, no por abulia, sino para “vencer el mal con el bien” (Rom 12, 21).

      Pero la doctrina que Cristo enseña va a deducirse y precisarse con cuatro ejemplos tomados de la vida popular y cotidiana y expresados en forma de fuertes contrastes paradójicos, por lo que no se pueden tomar al pie de la letra. Estos casos son los siguientes:

      Si alguno te abofetea en la mejilla derecha, muéstrale también la otra. La paradoja es clara, pero revela bien lo que lo que debe ser la disposición de ánimo en el discípulo de Cristo para saber perdonar.

      Al que quiera litigar contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto. Ante esto, se le promete por Cristo ceder también de buen grado su túnica. La crudeza a que llevaría esta realización hacer ver el valor paradójico de la misma. La enseñanza de Cristo es ésta: Si te quisiera quitar una de las dos prendas únicas o necesarias de tu vestido ( de lo necesario o casi necesario a la vida), que no se regatee; que haya también una actitud, en el alma, de generosidad, de perdón, que se manifestaría incluso, como actitud, hasta estar dispuesto a darle también todo lo que se pueda.

      Si alguno te requisa por una milla, vete con él dos. Esta sentencia de Cristo es propia de Mt. La expresión y contenido de “requisar” es de origen persa. Y se expresa esto con el grafismo del caso concreto. Si se requisa por “una milla” (que es el espacio que los romanos señalaban con la “piedra milaria” = 18000 m.) habrá de responderse generosamente ofreciéndose para una prestación doble. La misma duplicidad en la fórmula hace ver que se trata de cifras convencionales. La idea es que la caridad ha de mostrarse con generosidad, enseñado por Cristo con un término técnico.

      El discípulo de Cristo habrá de tener un espíritu de benevolencia y caridad tal, que no niegue su ayuda- limosna o préstamo- a aquel que se lo pide , incluso rabasando los modos de la digna súplica para llevar a los de la exigencia injusta e insolente. El discípulo de Cristo deberá estar tan henchido del espíritu de caridad, que no deberá regatear nada por el prójimo como a sí mismo”.

      ¿Cuál es la doctrina que se desprende de estos cuatro casos en concretos que utiliza para exponerla?

      Igualmente en estos cuatro casos hay que distinguir la hipérbole gráfica y oriental de su formulación y el espíritu e intento verdadero de su enseñanza.

      Y para esto mismo vale la enseñanza práctica de Jesucristo.

      Así cuando el sanedrín lo procesa y cuando un soldado le da una bofetada, no le presenta la otra mejilla, sino que le dice: “Si he hablado mal, muéstrame en qué , y si bien ¡, ¿por qué me abofeteas?” (Jn. 18,22.23).

      La enseñanza de Cristo y de Pablo muestran bien a las claras que la enseñanza de Cristo no tiene un sentido material, Si en la hagiografía cristiana llegó el celo a practicar literalmente estos mandatos, fue ello efecto de un ardiente espíritu de caridad que se llegó a desbordar, incluso en el gesto.

      Eliminar
  8. Sr. Trenchs:
    lo de poner la otra mejilla será muy paradójico pero es lo totalmente opuesto a lo que manifestó Francisco el otro día a propósito de si insultaban a su mamá. Está claro que lo dijo para justificar o "comprender" de alguna manera la reciente masacre francesa. Pero recuerde que las víctimas del supermercado no habían satirizado a nadie.
    Mire : todo el programa de Francisco está ya en "Diálogos en Jerusalén", del cardenal jesuita Martini. Bergoglio es, pues, el ejecutor de una agenda, llamémosla jesuítica, elaborada con muchísima anticipación. La agenda oculta de Francisco está, pues, contenida en ese libro del cardenal milanés y masón aludido.

    ResponderEliminar