jueves, 4 de diciembre de 2014

La única Iglesia que ilumina, es la que arde. ¡Contribuya!

Uno de los comentaristas del artículo de Oriolt del pasado martes, se refería a la conflictiva exposición en el Museo Princesa Sofía, donde se exhibe una caja de cerillas con la ingeniosa inscripción: La única iglesia que ilumina, es la que arde”. Sí, la frase es una auténtica expresión de ingenio, que también se podría hacer respecto a la calidad de las tulipas confeccionadas durante el III Reich con piel de judíos. También se podría decir de ellas que la única lámpara que no deslumbra es la que tamiza su luz con la piel de un judío. ¡A que es gracioso! Pues bueno, que intente alguien exponer una tulipa así de graciosa en el Museo Princesa Sofía o en el que quiera, a ver qué tal.
Estamos ante un problema, y es que tanto con la propiedad como con la libertad, cada uno intenta ampliar su finca a base de ir corriendo los mojones dentro de las fincas de los vecinos. Eso se hizo siempre con nocturnidad y alevosía. De ese modo, los más audaces iban ampliando sus tierras a costa de las ajenas. Y cuando el agredido pedía explicaciones, el agresor sacaba pecho. Ante estas situaciones había dos salidas: o se iba al enfrentamiento, o se procedía de nuevo a clavar estacas en el suelo delimitando los confines de cada finca. A ese “clavar estacas” los romanos lo llamaban “pángere”, cuyo supino es “pactum”; un verbo extrañamente contagiado con el verbo “pacare-pacatum” (¡de ahí viene “pagar”!) derivado de pax. Un interesante barullo. Por cierto, al consultar el diccionario he dado con la mejor definición de paz: “Pax est tranquilla libertas”. Paz es libertad tranquila: sin sobresaltos, sin estar en pie de guerra para defenderla. 
Pues lo mismo que ocurre con los bienes materiales, ocurre también con los bienes intangibles. Los que no paran de proclamar las bondades de la crítica y de reclamar el derecho a criticar, ¡no veas cómo se ponen cuando les criticas! Han puesto las estacas invadiendo totalmente el territorio de los demás. Y los que insultan a todo el que se les pone por delante y hasta le amenazan y le agreden verbalmente siempre en el legítimo derecho a la libertad de expresión, no consienten que les toques ni un pelo: ni a ellos ni a sus ideologías.
Y esos tales te dirán por supuesto que el derecho de libertad de expresión artística es superior al derecho de libertad de conciencia religiosa. Lo cual, traducido, es como sigue: mi derecho (sea el que sea: en este caso, el de expresión) es superior al tuyo (sea el que sea). Ellos han colocado las estacas a su conveniencia. ¡Y ojo que no te las claven!  
El autor del comentario en Germinans titulado “Arte de odio” concluía: Esta “Caja de Fósforos” es arte de odio de forma objetiva (subjetivamente habría que saber qué les pasó por la mente a estas feministas argentinas, pero el español responsable del Museo Sofía sí debía de saberlo), pues esta frase "la única Iglesia que ilumina es la que arde" está connotada y contextualizada al genocidio católico durante la guerra civil en la jurisdicción territorial de la II República española. Esto es así, simple y sencillo. Y añadía un par de argumentos bien sólidos: Marc Carrillo y su defensa de este absolutista y totalitario derecho a la libre expresión artística, debería de saber que mucho arte nazi no está disponible al público, debido a la eficacia propagandística que aún conserva. Creo recordar que unos 100 filmes y documentales nazis están censurados, embargados o secuestrados (como quiera decirlo) por su peligroso contenido racista; y que otros cientos deben de divulgarse con una obligatoria introducción explicativa de su contenido. Y lo mismo con el arte comunista de supremacía proletaria en los países europeos oprimidos por la Unión Soviética.

Conclusión: el arte de odio es una forma de propagación de ideas de odio, no todo arte está permitido, pues ¿le gustaría ver obras artísticas que vehiculizan ideología pro violencia contra los niños, mujeres, hombres y animales? No, hay límites, son obras reprochables moral y penalmente. 


Es que cuando a la secuencia natural de las palabras y de las ideas les corresponde una calificación penal, ya no son sólo palabras o ideas. Tanto unas como otras se convierten en instrumentos de la acción que representan, en la que por tanto desembocan. Incitar al asesinato no es un asesinato; pero es un medio para llegar a él. A este propósito me impresionó profundamente un texto de la novelista Doris Lessing, que cita la profesora de periodismo María Jesús Casals en su trabajo “El argumento petitio principii: una falacia para dogmáticos”. Dice el texto bajo el subtítulo: La retórica insultante: una advertencia de Doris Lessing”: “La petición de principio acompañada de un argumento ad hominem ha constituido lo que podríamos llamar retórica insultante que ha servido a las ideologías para tratar de imponerse y justificar todos los puntapiés a los contrarios o a los que no se adhieren a los principios invocados como verdades absolutas. Cuando el lenguaje sirve para esa invocación, el sentido común sale volando por la ventana, como nos advierte Doris Lessing porque todo empieza y termina en el propio lenguaje. Y sigue con la cita de Lessing:

«Durante años nos hemos reído de expresiones como “hienas capitalistas”, “traición socialdemócrata”, “secuaces del fascismo”, “lacayos de la clase dirigente”, y así sucesivamente. Llenarían un diccionario. ¿Reírse... cuando este lenguaje era el meollo de las acusaciones que mandaron a millones de personas a la muerte? (...) Nunca he recibido más, o más interesantes, cartas de los lectores que cuando utilicé parte de esta experiencia en mi novela «La buena terrorista». Muchas eran de gente que había estado en las primeras fases de las Brigadas Rojas en Italia, y decían que con esta barahúnda de politiqueo amateur habían empezado muchos grupos, y luego “el lenguaje se apoderó de ellos” y pasaron a ser implacables y eficientes grupos criminales. Lo de que “el lenguaje se apoderó de ellos” ocurrió en más de una ocasión. Tendríamos que llevar cuidado con nuestras compañías...  y el lenguaje que utilizamos. El lenguaje se ha apoderado de regímenes, países enteros, algo que se esparce como un virus de mentes cuya sustancia es el odio y la envidia. Cuando los ejércitos enseñan a los soldados a matar, los instructores se esfuerzan en llenar de odiosos epítetos sus bocas: es fácil matar a un degenerado coreano o a un simiesco negro. Cuando los verdugos enseñan a los aprendices su oficio, su formación parte de un desagradable léxico. Cuando un grupo revolucionario planea sus golpes, sus oponentes son tarados morales. Cuando quemaban brujas, lo hacían acompañándose de una letanía de calumnias. Si nuestro grupo —no era mucho más que esto— hubiera sobrevivido (se refiere a su pertenencia al Partido Comunista en Rodesia del Sur entre 1942-1944), en vez no de tener más posibilidades de sobrevivencia que una camelia en el desierto, seguramente el lenguaje se habría apoderado de nosotros
Ésa es la cuestión sumamente grave. ¿Recuerdan el “España nos roba”? Es un lenguaje que se ha apoderado de ese tercio de catalanes que fueron enfervorecidos el 9N a votar independencia.  Y que ha dejado contaminados a muchos de los que forman los otros dos tercios. Eso es jugar con fuego. Un fuego tan peligroso como el de la caja de cerillas del Museo Princesa Sofía.
¿Y cómo se apodera de nosotros el lenguaje? ¡Hombre, cómo te vas a fiar del que niega esa evidencia! Ése es cómplice del ladrón que nos roba. Así que cuidado con el que no te ríe la gracia cuando repites el mantra; no te fíes del que no lo repite contigo. Ése no es de los tuyos… En efecto, este lenguaje se ha apoderado de Cataluña y está haciendo estragos. Estas navidades volverá a hacer destrozos en las casas en las que no se respete el tabú de “el tema independencia, ni tocarlo, porque acabamos mal”. ¿Y eso por qué ocurre? Pues fundamentalmente porque el tercio de los que votaron independencia, a los otros dos tercios les han impuesto o su lenguaje, o el silencio.
Es que las palabras que incitan al odio no son inocentes. Y quienes las propagan, tampoco.

Cesáreo Marítimo

15 comentarios:

  1. Tenemos que aprovechar ese fuego que nos habla el Sr. Cesáreo Marítimo, que en si mismo tal como viene planteado es una blasfemia, aunque sea en arte. No se atreverían ha hacerlo con algo relacionado con el Islam.

    Pero los católicos tenemos que aprovechar esa frase del enemigo, para profundizar en el ardor apostólico que nos debe dar el Espíritu Santo.

    1. EL ESPÍRITU SANTO, NOS AYUDA A ASIMILAR LA DOCTRINA DE CRISTO.

    La misión de Cristo y del Espíritu Santo se realiza en la Iglesia, Cuerpo de Cristo y Templo del Espíritu Santo. Esta misión conjunta asocia desde ahora a los fieles de Cristo en su comunión con el Padre en el Espíritu Santo: el Espíritu Santo prepara a los hombres, los previene por su gracia, para atraerlos hacia Cristo. Les manifiesta al Señor resucitado, les recuerda su palabra y abre su mente para entender su muerte y resurrección. (Catecismo, n.737).

    Con frecuencia notamos que tenemos ideas claras sobre la doctrina católica. Si nos hicieran un examen, probablemente sacaríamos una buena nota. Pero una cosa es saber algo y otra es vivirla. Necesitamos una ayuda especial para poder ir formando nuestra conciencia moral, y esta ayuda viene del Espíritu Santo.

    En realidad, el verdadero artífice de una conciencia bien formada es el Espíritu Santo: es Él quien, por un lado, señala la voluntad de Dios como norma suprema de comportamiento, y por otro, derramando en el alma las tres virtudes teologales y los dones, suscita en el corazón del hombre la íntima aspiración a la voluntad divina hasta hacer de ella su alimento.

    Con mucha frecuencia no vemos claramente el por qué la Iglesia nos exige ciertos comportamientos morales. En estas ocasiones tenemos que echar mano de una ayuda superior, la del Espíritu Santo. El puede doblar nuestro juicio para hacerlo coincidir con el de Dios.

    2. EL ESPÍRITU SANTO NOS DA LA FUERZA NECESARIA PARA VIVIR NUESTROS COMPROMISOS BAUTISMALES.

    La vida cristiana es una opción que debemos renovar todos los días. Dios nos deja libres. En cualquier momento cabe la posibilidad de echarnos atrás, de quedarnos indiferentes, de ser unos cristianos “domesticados” como ciertos animales que sólo sirven para adornar el hogar, pero que ya no son agresivos porque están domados.

    También la conciencia se puede domesticar y recortar a una medida cómoda. Una conciencia para andar por casa, es una conciencia mansa, que nos presenta los grandes principios morales suavizados, que nos ahorra sobresaltos, remordimientos y angustias. Ante las faltas, sabe encontrar justificantes y lenitivos: ‘estás muy cansado’, ‘todos lo hacen’, ‘obraste con recta intención, lo hiciste por un fin bueno’, ‘es de sentido común’.

    3. EL ESPÍRITU SANTO NO DEJA DE VENIR A NOSOTROS CONSTANTEMENTE.

    Experimentamos muchas venidas del Espíritu Santo durante nuestra vida. Las más fuertes son cuando recibimos los sacramentos. Por medio de cada sacramento el “artífice de nuestra santificación”, el Espíritu Santo, va acabando su gran obra en nosotros, nuestra transformación en Cristo.

    Además de estas venidas sacramentales del Espíritu Santo, hay otras que son menos espectaculares, pero no por eso pierden importancia: su influencia sobre nuestra conciencia moral.

    Para el alma en estado de gracia, la voz de la conciencia viene a ser la voz del Espíritu Santo, que ante ella se hace portador del querer del Padre celestial.

    Nuestra vida debería ser un constante diálogo con el Espíritu Santo. Es imposible vivir la vida cristiana, cumplir con el principio y fundamento... sin esta colaboración con el divino Huésped del alma, el Espíritu Santo.

    ResponderEliminar
  2. "La petición de principio acompañada de un argumento ad hominem..."

    Aquí, mejor que Doris Lessing, tenemos sobrada experiencia con la violencia o propaganda por los hechos de los anarquistas, y que conquistó a los comunistas y socialistas durante la guerra civil:

    aquellos carteles y viñetas que pintaban obesos obispos, gordos con una panza a rebentar, con cara de bestia, ojos de animal, llenos de granos, sonrisa brutal, ocultando detrás armas, bombas y explosivos, y sobrevolándolos, militares y banqueros, igual de despreciables que ellos.

    En Cataluña, durante la guerra civil, no sólo el lenguaje se apoderó de gran parte de la población, es que fue también el lenguaje visual de estos carteles, portadas o viñetas. Y lo que es peor, en Cataluña y España hubo tres guerras civiles:

    a) En Cataluña y España, la guerra civil de todas las izquierdas contra la Iglesia y la derecha

    b) la guerra civil de las izquierdas entre ellas mismas:

    --- ERC, socialistas y comunistas de Stalin contra los anarquistas y el POUM (secuestro, tortura y asesinato de Andreu Nin, líder del POUM): hechos de mayo de 1937 en Barcelona

    --- Todas las izquierdas contra los socialistas de Negrín y los comunistas de Stalin: hechos de marzo de 1939 en Madrid con el golpe de Casado

    .....

    En cuanto a los 1,8 millones de votos para el sí-sí, hay que tener en cuenta unas precisiones:

    a) se han realizado sin garantías democráticas, por lo tanto, no ha habido una garantía de limpieza de voto ni un control ex post jurisdiccional, profesional y estricto, del conteo de los votos, por lo que existe un número indeterminado de votos duplicados e inválidos y de votantes ilegítimos.

    b) el censo ha subido de 5,3 millones a 6,2 millones, debido a la incorporación de menores y extranjeros.

    c) conclusión sobre el número de votantes menores, extranjeros sin derecho a voto e ilegítimos, más los votos inválidos y duplicados:

    en primer lugar, habría que hacer una rebaja del voto sí-sí hasta 1,5 millones en proporción al censo de votantes reales (5,2 millones y no 6,2 millones);

    en segundo lugar, habría que hacer otra rebaja estimativa, de quizás hasta 1,2 o 1,3 millones de votos sí-sí, descontando los votos duplicados e inválidos y los votantes que no tenían ningún derecho a hacerlo.

    d) finalmente, habría que hacer otra corrección: ¿cuántos votaron contra el PP? ¿cuántos votos independentistas son en realidad un voto contra Rajoy? ¿cuántos votantes tienen conocimiento real de las consecuencias de la independencia?

    El principio de todo este proceso sólo empieza con las tres grandes manifestaciones de las Diadas del 2012, 2013 y 2014, que "casualmente" arrancaron cuando, en el 20 de noviembre del 2011, perdió el amigo Zapatero y ganó el "enemigo" Rajoy, y no tuvieron continuidad cuando era el tiempo lógico, 2010 y 2011, con la sentencia del Tribunal Constitucional del junio del 2010, momento en que aún gobernaba Zapatero y estaba el tripartito.

    ResponderEliminar
  3. Don Cesáreo, sabido es que hay palabras como puñales, pero también las hay que invitan a la paz, la concordia y el bien. Hay palabras que son obligadas, porque el silencio puede ser asesino y criminal. El pecado de omisión que Cristo devela con energía. "Señor cuánto te vimos hambriento, desnudo... y no te socorrimos..." l secesionismo ha impuesto el silencio incluso cuando es necesario gritar. El otro día, en la barbería, guardaba mi turno cuando entró un mozalbete que ni saludó. Se hablaba de los recortes y cómo el dinero se derrochaba en embajaditas y duplicaciones de administraciones. Intervine y di dos ejemplos de recortes que afectaban a la sanidad: habían suprimido en el ambulatorio de al lado las urgencias de fines de semana y las nocturnas de días laborales. Y, lo que para mí era sintomático, el Hospital de Bellvitge había perdido su reconocimiento de hospital de primera clase por decirlo en lenguaje llano (pérdida de influencia en investigación, asistencial, innovación, etcétera). El mozo me miró con odio y se marchó dando un portazo,

    Propio de la dictadura nazi que estamos viviendo en el Principado no es sólo el silencio de la mayoría. Es la palabra falsa de obispos y políticos. Parece ser que el CAC, el ente artificial que dice velar por la libertad (qué desvergüenza) , habla ahora de no sé qué minoríanas --referidas a los habitantes de acá-- étnicas. Exactamente lo mismo que los obispos hablan de nación. No se trata de palabras inofensivas. Encierran una carga ideológica que pretende imponer la mentira sobre la realidad histórica. En efecto por razones de trabajo ando estos días atareado con el mito del concepto de raza. Entiéndese por tal cualquier pretensión de fundar en la biología o en la cultura unos caracteres que harían distintas una poblaciones de otras, Citaré tres libros que demuestran hasta qué punto es falso semejante concepto, publicados este mismo año: The Mythe of Race, por Robert Wald Sussman (Harvard University Press), Introduction to Physical Anthropology de R. Jurmain et alii, y How Real is Race, de Mukhopadhiay. Se detalla hasta qué punto la población humana globalmente considerada tiene más en común que la que pueda haber en subpoblaciones. Mucho menos en subpoblaciones que han experimentado -y se han enriquecido, con mezclas y movimientos demográficos. Y sin embargo, ahí tienen ustedes enrocados a obispos como Novell, Pardo o Vives. Incitando al odio con la mentira por bandera. Por supuesto que no dicen a las barricadas ni queman sinagogas. Pero sí empiezan a señalar con el dedo. Como ha hecho sin honra ni vergüenza Escola Cristiana con los padres que reclamaban sus derechos escolares. ¿Qué diferencia hay entre el Jude nazi o aquest es un dels que volen castella.? A los prelados que bendicen Escola Cristiana y sus exigencias les basta con afirmar somos una nación que tiene unos derechos. ¿En qué se basan? En un documento político escrito por clérigos y obispos sin formación, pero borrachos de secesionismo como el glorioso Deig o Camprodón. Hoy cobra sentido trágico aquella memez de Deig cuando dijo que hay demasiadas misas en castellano. Las palabras, don Cesáreo. en boca de esos prelados no son inocentes. Son puñaladas traperas.
    Ahora que ha pasado casi un mes, con una desvergüenza asombrosa, el muy pastor no va y dice que, puesto que el Tribunal Constitucional también admitirá , a buen seguro, a trámite la suspensión de la votación, quiero manifestar que la doctrina de la Iglesia... Sabido es que no esa la doctrina de la Iglesia. O que lo demuestre. Yo le demostré que era otra la esneñanza del Magisterio. El se me enrocó, lo he dicho ya alguna vez, en el documento... escrito por Deig y compañía.... Palabras como puñales. Nazis con mitra. Inseparables de los que intentan amedrentar al resto de la población con aspavientos de matones, envueltos en el celofán de seudoderecho.

    ResponderEliminar
  4. Certament com diuen en castellà "por la boca muere el pez".

    El post d'avui fa una extensa reflexió sobre la perversió del llenguatge (i amb una interessant cita de Doris Lessing) i de pas deixa anar la seva crítica a uns pèrfids nacionalistes que van anar a votar (era més un acte de protesta que no pas una votació legal, òbviament) "enfervorecidos" i gairebé cridant "Espanya ens roba", i el comentarista JMVG acaba amb aquesta expressió el seu comentari:

    "Nazis con mitra. Inseparables de los que intentan amedrentar al resto de la población con aspavientos de matones, envueltos en el celofán de seudoderecho."

    Si volem parlar de manipulació del llenguatge no ens podem fer nosaltres mateixos trampes al solitari ja que de possibles manipulacions n'hi ha a totes bandes, i no només entre uns fanàtics i perversos dos milions de persones que només demanen poder votar lliurement i amb garanties.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta a veces dialogar con quien se rige por mantras. Les mueve el mismo impulso obsesivo compulsivo de quienes padecen cierto síndrome estudiado por Lennard J. Davis (University of Chicago Press, 2008) y que "is characterized by uncontrollable intrusive thought and action that can only be alleviated by patterns of rigid and ceremonial behavior." Así, el mantras que repiten con autista reiteración es que dos millones de votantes son unos locos (ironía) y otro que nada hay más democrático que votar Por sjupuesto votar ellos , no los demás aun cuando se trate de una cuestión de la soberanía de todos. Y dos millones de fanáticos. Ya lo decían en el Tercer Reich: "Los comunistas y demócratas decadentes piensan que los nacionalsocialistas estamos locos o somos unos asesinos." En esos dos millones entran niños, gente amedrantada de los pueblos del interior de la Garrotxa (lo cito porque conozco casos aberrantes de madres obligadas a votar por sus hijos avergonzados de ser xarnegos. Y de ello pongo mi honor por testigo). Las garantías son las que nos hemos dotado todos los españoles y que muchos catalanes, sin pudor ni respeto democrático se las ponen por montero. Morrós me parece que usted no ha entendido todavía que para escribir en estas páginas se necesita algo más que una foto o un puesto universitario. Por desgracia para la Universidad española hay ejemplares que han abdicado de la facultad de razonar con sentido, si alguna vez la tuvieron. Resulta descorazonador recordar principios elementales de democracia. El primero respetar las leyes. El segundo, no tome al vecino por necio sólo porque usted cree que están verdes. No me venga Morrós con las necedades que sólo los tontos engoan con su voz. Votar, sí, pero todos. Nazis con mitra. Profesores incompetentes.la ley común. Políticos que se mofan de Tal es el sustrato de "som una nació".

      Eliminar
    2. Apreciado Jordi, como siempre no tiene ni idea de la LIBERTAD. Dios nos hizo libres y como tales podemos organizarnos como gustemos pero lo que no podemos hacer es usar los bienes de todos, sean estos los SIETE canales de TV.3, las múltiples emisoras de Radio propiedad de TODOS o simplemente dar dinero de TODOS a los periódicos, asociaciones, fundaciones que estén de acuerdo con nuestras ideas o que las impongamos a cambio de estas subvenciones. Esto es TOTALITARISMO o DICTADURA no democracia. Si ademas multamos o cerramos a los que no apoyan la organización que imponemos se trasforma directamente es fascismo o comunismo, no hay ninguna diferencia entres ellos.
      Aprenda a amar a los demás, Jordi que el dinero publico es de todos y para todos no para los amigos.

      Eliminar
    3. Potser senyor JMVG a la propera avaluació docent de la UB els enviaré la seva docta opinió sobre "profesores incompetentes" i així m'estalviaré d'haver d'omplir tot el munt de documentació que se'm demana a cada avaluació..

      I per cert la cita de Lennard J. Davis potser també se li escauria força bé a vostè, i em sembla molt que amb la seva gran cultura (com li agrada tot sovint recordar-nos) vostè deu recordar com als referèndums d'Escòcia i del Quebec també van votar tots els britànics i canadencs, oi que si?

      Eliminar
    4. No sé si usted está al tanto de la degradación de la Universidad. Normalmente, la persona que se encuentra dentro del grupo carece de la perspectiva y la distancia necesaria. Produce grima que sus argumentos sean ad hominem y, para mayor vergüenza, acusando al otro de culto. Lo dialéctico, lo académico es replicar con otros argumentos tomados del mismo acervo, la historia de la etnología o de la genética. que eran los ámbitos pertinentes. ¿Cree usted que debo responderle ante la memez esa, para usted un contraejemplo eficaz de los referenda de Escocia y Quebec? Mire Morrós, Escocia fue reino durante siglos. Canadá es fusión de dos colonias, una inglesa y otra francesa. Recuerdo que cuando estuve en Toronto, en la Universidad y en el Instituto de Estudios Medievales, todas las calles estaban en los dos idiomas: inglés y francés. Y Ontario es angloparlante. Todas las indicaciones eran bilingües. Vaya al Museo de la Ciencia y se enterará de lo que es una sociedad moderna, no onfalocéntrica y troglodita como la que nos imponen nazis de "tota mena". Morrós, por favor, no haga perder tiempo. Bastante tenemos con pagarle el sueldo. En otras universidades tendría que presentar una memoria del rendimiento.,.¿No le parece que con su indocumentada presentación nos podemos sentir estafados los contribuyentes?

      Eliminar
  5. ¡Ah!, muy cuco el argumento de Jordi Morrós Ribera. Claro que incurrimos en perversión del lenguaje, reinventando el derecho a decidir, reinventando otra nación, llamando a la cosa ésa por cinco nombres distintos durante su recorrido para acabar diciendo que ni referéndum ni consulta ni nada, sino una manifestación. Eso sí, los números no son discutibles: son dos millones. Garantizados. Por los organizadores y avalados por el señor Morrós.

    Pero el asunto no es ése; el asunto es que toda esa historia crea enfrentamientos. Ése es el tema. Póngale el nombre que le ponga, y sean los millones que sean, ¿está enfrentando a la sociedad catalana? ¿Sí o no? Y estas navidades seguramente que todsos los que se sienten a la mesa del señor Morrós serán independentistas, del derecho a decidir y todo eso, y el que no lo sea, que disimule o que se calle; y así en su casa no habrá problemas. Pero no todas las casas son en Cataluña como la idílica del señor Morrós. Y en esas otras en las que hay la proporción de un independentista por dos que no lo son, habrá discusiones y tensiones y hasta enfrentamientos que no eran propios de las navidades catalanas hace 10 años. Y esto lo ha traído esta cristianísima obsesión de los nazis con mitra, los nazis con clergiman, los nazis con barretina y los nazis con corbata. El enfrentamiento de unos catalanes con otros. Creo que ése era el tema. Al que JMVG ha añadido a sus fervientes coautores e impulsores. Pero bueno, señor Morrós: si no comenta ni critica el enfrentamiento, es que a usted le sienta bien. Le hace sentirse bien. No, no es eso: le hace sentirse mejor.

    Pero bueno, tengamos las navidades en paz: coloquemos un caganer en el centro de la mesa, que eso es de siempre y nos reconciliará entre nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Senyor anònim de les 15:16

      Probablement els que ens sentim catalans som molt perversos i creem enfrontaments gratuïts, i en canvi els 300 anys d'història comuna amb Espanya per als catalans han estat una autèntica bassa d'oli sense enfrontaments polítics de cap mena. Com diuen en castellà: "la realidad siempre depende del color del cristal con el que se mira".

      I benvolgut senyor anònim li recomano que continuï sense signar els seus missatges ja que si Espanya fos un estat tan democràtic com Alemanya per exemple fer servir quatre cops el qualificatiu "nazi" com a insult li podria portar problemes amb la justícia.

      Eliminar
    2. “Nazionalista catalán, no pienses en lo que puedes hacer tu por Cataluña, sino en lo que Cataluña puede hacer por ti”.

      El “negoci” de la patria, o como vivir del odio, está dirigido a políticos, periodistas, activistas culturales, artistas, escritores, etc. Si perteneces a alguno de estos grupos solo tienes que repetir mantras y a cambio obtendrás pingües beneficios económicos y todo tipo de privilegios. Sin embargo, si te sientes español o de alguna otra parte, se considerará que ofendes a la “nació” y perderás esos pingues derechos.

      Nazionalista, recuerda, “la nació” te llama.

      Pd: En Alemania están prohibidos los partidos de corte nazionalista, por su propia Constitución.

      Eliminar
    3. Jordi, canbiate la foto de la UB estas muy joven con el pelo negro y muy serio. Decir nazi es lo mismo que decir socialista, en su departamento de contabilidad hay muchos nazis es decir hay socialistas nacionales, cuando vaya a Alemania vera las siglas NSDP, que traducidas en español es Partido (D) Aleman, Socialista Nacional, es decir lo mismo que los comunistas son socialistas internacionalistas, solo que los nazis asesinaron poco y los comunistas a decenas de millones y aun siguen haciéndolo, visite Daschau es una copia en pequeño y con alambradas mas altas (no hay miles de kilómetros de nieve alrededor) de los campos de "reeducación" o GULAGS de Lenin y Stalin, sus maestros.

      Eliminar
  6. Soy el anónimo de las 15:16. Le comprendo, señor Morrós. Si le ha llegado el tiempo de la revancha por los 300 años que lleva usted soportando los problemas que le han creado los españoles, tiene usted todo el derecho de creárselos a ellos. Ahora toca, ahora es la hora. ¿Ve qué fácil es todo? Los alemanes a los que usted admira, no tuvieron tanta paciencia. Siga usted así, que va por buen camino. Y si en algo le malinterpreto, perdóneme, la culpa es del traductor de Google, que a veces desbarra.

    ResponderEliminar
  7. Junto a la ideologizada “escola catalana” se une TV3, Catalunya Radio, La Vanguardia, Ara, El Periódico, Vilaweb, nació digital, E-noticies, ANC, Omnium cultural etc., que crean un escenario y repiten insistentemente un nuevo pseudolenguaje: mantras o frases hechas que no responden a ninguna verdad, pero que repiten incansablemente pretendiendo crear una nueva pseudorealidad.

    Prohibida la palabra España y en su lugar se utiliza la palabra estado. El tiempo solo existe en los països catalans y en el resto del planeta (el resto de España no existe). Se inventan héroes como Casanova, reuniéndose para repetir mantras cada 11 septiembre (Diada).

    En sus debates (escritos u orales), todo el mundo está de acuerdo en lo mala que es España y lo buena que es Cataluña. Los españoles nos odian. El castellano no es nuestra lengua. Madrid tiene la culpa de todo. Somos una nación. Nación oprimida por Castilla desde siempre. España nos roba. El mundo no nos entiende. La democracia es votar. Tenemos derecho a decidir. Queremos ser libres. En el nuevo país no existirá el cáncer... etc.

    De aquí ha surgido una audiencia cautiva, que se la ha manipulado hasta lo indecible y que parece muy entusiasta. Diría que hay un tipo de adhesión afectiva (odio), y que a esta audiencia no le molesta la manipulación política ni que sus líderes roben, sean incompetentes para gobernar Cataluña y podamos ir hacía la “indigencia”.

    Pareciera que consideran que todo catalán debe pensar eso porque simplemente está escrito y hablado en catalán, se habla de la “nació” y por tanto debe ser la verdad y no está en esa lengua impuesta e incomprensible que es el español que tanto nos odia.

    Pero detrás de la llamada al odio hasta la saciedad, hay más:

    Han utilizado “la nació” para su lucro personal (el 50% del negocio de Cataluña pasa por la Generalidad). La “nació” también es un “negoci”.
    Han utilizado “la nació” para evitar que se les señale como unos escandalosos gestores de lo público, llevando a la quiebra las cuentas de la Generalidad.
    Han utilizado “la nació” para evitar que los catalanes sepan que la Generalidad está en bancarrota y que vive subsidiada por el Gobierno de España.
    Están utilizando la “independencia” como coartada para salir legalmente indemnes de su ominosa corrupción.

    ResponderEliminar
  8. Por favor, usar a estas alturas la acusación bochornosamente falsa de las lámparas con piel humana –o la del jabón de grasa humana para el caso-, desacreditadas hace tiempo, como término de comparación para la agresión documentada y pertinaz del arte degenerado –sí, es una expresión nacionalsocialista- contra el cristianismo es pegarse un tiro en el pie.

    Considérelo.

    ResponderEliminar