miércoles, 17 de diciembre de 2014

La marea de la Casa de Santiago

El cardenal Jubany prometió a las familias afectadas que los diáconos Salvans y Cané habían sido reducidos al estado laical y por tanto que nunca serían sacerdotes
Pere Cané sí fue ordenado sacerdote, aquí le vemos con el arzbispo de Milwaukee, Rembert G. Weakland
El escándalo de la Casa de Santiago siempre reaparece en la diócesis de Barcelona. Es como la marea que se va de repente, pero acaba regresando. Cierto es que hasta ahora nunca ha vuelto para quedarse, aunque esta vez el ruido ambiental y el frenesí mediático pueden propiciar su permanencia. Recordemos que la Casa de Santiago fue un seminario de vocaciones tardías, creado a finales de los 70, a cuyo frente el cardenal Jubany colocó como rector al sacerdote Alfredo Rubio de Castarlenas, que se convirtió en el verdadero ideólogo del grupo de sacerdotes que se formaron en aquel centro. Relacionado con dicho seminario se hallaba una orden femenina seglar, denominada Claraeulalies, que también dependía de la Casa de Santiago. Sacerdotes, diáconos y seminaristas vivían en las llamadas “casitas”, que no eran otra cosa que residencias independientes. El primer escándalo se suscitó a raíz de varios casos de chicas de la orden que habían quedado embarazadas, pero el escándalo mayor se dio a raíz de una asociación llamada Nous Camins dirigida por el sacerdote-formador de la Casa, Francisco Andreo García (ya fallecido), que actuaba junto a una serie de diáconos, entre los que cabe destacar a Albert Salvans Giralt y Pere Cané Gombau.
http://www.universitasalbertiana.org/images/menu/Alfredo_Rubio.jpg
P. Alfredo Rubio de Castarlenas
El caso más sonado sucedió en la parroquia de San Pio X, donde tres chicas de entre 14 y 17 años, que se hallaban en el grupo del diácono Salvans, denunciaron a éste por forzarlas a mantener relaciones sexuales. Las familias de los menores denunciaron los hechos ante el párroco Soler Perdigó (después auxiliar de Barcelona y obispo de Gerona) y ante el cardenal Jubany. Sin embargo, ambos presionaron a las víctimas para que no acudieran a interponer denuncia ante la justicia ordinaria. La denuncia también afectaba al diácono Pere Cané Gombau, ya que asistían a viajes y excursiones con el grupo de éste.

Esas víctimas tienen alrededor de 40 años y alguna de ellas quiere volver a denunciar a aquella trama, que a través de la Asociación Nous Camins se encargaba de reclutar chicos y chicas de familias desestructuradas. Más de una de esas familias confiaban sus hijos a Salvans y Cané, para que les llevasen por el buen camino que debía corresponder a una asociación amparada por la Iglesia. Tanto se apoderaban de las familias que Pere Cané fue padrino de bautizo de algunos de sus hijos. Ahí se empezaban a ver los rasgos típicos de una secta: lealtad absoluta, aislamiento del mundo exterior, falta de privacidad, dependencia económica, énfasis exagerado en la cuestión sexual. Les prestaban ayudaba económica, pero se aprovechaban de sus hijos. En la doble vertiente: económica y sexual. Económica porque los hacían servir de gancho para pedir donativos a grandes empresas catalanas. Sexual porque los iniciaban desde bien pequeños en un mundo en que todo giraba en torno al sexo, con la excusa de que debían desinhibirse para carecer de problemas de afectividad. ¡Quién los hubiese visto en la masia de L’Argemira de Castellterçol, donde iban de colonias! Chicos y chicas de 10, 12 o 14 de años, todos desnudos, junto con sus monitores, iniciándoles en la práctica sexual desde la minoría de edad, tanto daba si era menores con menores o menores con mayores.

http://www.germinansgerminabit.org/splendor2012/salvans.jpg
Salvans también ejerce tranquilamente de sacerdote, en este caso en Kenia
Al conocerse los hechos, el cardenal Jubany prometió a las familias que los diáconos Salvans y Cané habían sido reducidos al estado laical. Nada de ello sucedió. Albert Salvans pasó a la diócesis de Westminster y Pere Cané a la de Milwaukee. Ambos fueron ordenados sacerdotes.

Quedaron absolutamente impunes. En ese Año 1988,  Jubany era arzobispo de Barcelona, Martínez Sistach su obispo auxiliar, y resposable de todo lo que se movía en la Curia. ¿Quién firmó la dimissio que autorizaba el cambio de diócesis? Nunca se ha sabido.

Pero como decíamos al principio siempre vuelve la marea. Pere Cané Gombau es sacerdote de la diócesis de Milwaukee, pero presentó su tesina en la Facultad de Teología de Barcelona en el año 2009, sobre “La organización eclesial en la epístola de Clemente a los corintios”, bajo la dirección del biblista Josep Rius Camps.

Reducidos al estado laical habían prometido Jubany y Sistach  hace 25 años. 

EL DIRECTORIO DE MAYO FLOREAL
DE GERMINANS GERMINABIT

30 comentarios:

  1. Pero esta gente cómo puede estar dentro de la Iglesia? Realmente no son conscientes de la existencia de Dios actuando y manteniéndose dentro de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema no es que "ellos" se mantengan dentro de la Iglesia. El verdadero problemón es que sea "la Iglesia" la que los está manteniendo dentro. Ése es el tremendo escándalo. Retomo uno de los ejemplos: "Jorge Ignacio Senabre Bernedo fue detenido por la policía en mayo de 1988 acusado de sodomizar y agredir sexualmente de otras formas al menor Pío B. Tras ser puesto en libertad bajo fianza a la espera de juicio, fue enviado rápidamente por Luis Martínez Sistach, hoy Cardenal y Arzobispo de Barcelona, a Montevideo." (Muy astuto el tal Sistach, ¿no? Consiguió burlar a la justicia... y a la Iglesia) ¿De qué nos quejaremos luego, si parece que haya una mafia internacional formada por obispos para ayudarse unos a otros a encubrir esos delitos? Todos los corruptores de la Casa de Santiago (menos los muertos) andan por ahí sueltos gracias a la colaboración de los obispos implicados. ¿Es esto normal? ¿Es decente?

      Eliminar
  2. Hace muy poco se movían por Madrid Salvans y compañía buscando donativos de familias adineradas para su obra social de Nous Camins. Se llevaron algunos de los chicos de estas familias a Kenia donde se bañaban en cueros en el lago Turkana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Marzo 1991 Peré Cané y Silvia Garriga se mudaron a México para esconder el embarazo de Silia y más tarde esconder a la hija que procrearon, Teresa Cané Garriga, hoy de casi 24 años. Pere y Silvia no desaprovecharon el tiempo y establecieron en México una red de negocios disfrazada de obra de caridad en la que de nuevo ella fue cómplice de las aberraciones características de Noues Camins.

      Eliminar
  3. Rembert George Weakland arzobispo de la Diócesis católica de Milwaukee (USA) de 1977 a 2002. Su diócesis se vió involucrada en casos de abusos sexuales por clérigos. El mismo al final de su mandato fue acusado de pagar fondos diocesanos a un antiguo amante.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Rembert_Weakland


    ResponderEliminar
  4. Cuando llegó el cardenal Carles se encontró un estercolero monumental. Suprimió canónicamente la Casa de Santiago y la asociación Nous Camins y sus bienes pasaron a la diócesis, cosa que nunca le perdonaron. Como venganza le calumniaron con lo de Torre Anunziata y el blanqueo de dinero. Todo quedó en nada, como es lógico, pero le hicieron un daño del que no se han arrepentido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el supuesto de que Torre Anunziata fuera creado o reaprovechado, personalmente opino que lo que más daño hizo al arzobispo Carles fue el sistemático escarnio moral a que fue sometido ya desde sus inicios: carca, del Opus, reaccionario, españolista...

      Fue lamentable, ya que yo también caí durante un tiempo en este torpedeo moral.

      Eliminar
    2. La Casa de Santiago fue suprimida, pero sus miembros viven entre nosotros y algunos ocupan cargos curiales y regentan parroquias importantes. Nadie ha hecho una declaración pública de arrepentimiento, ni en el Año Jubilar ni nunca.

      Eliminar
    3. Un precedente: Benedicto XVI e Irlanda18 de diciembre de 2014, 0:50

      "Nadie ha hecho una declaración pública de arrepentimiento, ni en el Año Jubilar ni nunca."

      Así pues, anónimo 0:00, ya es hora de que se haga.

      Aquí está el enlace de la famosa carta de Benedicto XVI a los católicos de Irlanda (2010) cuando emergieron los escándalos de pederastia:

      www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/letters/2010/documents/hf_ben-xvi_let_20100319_church-ireland_sp.html


      Reproduzco unos párrafos que pueden aplicarse a Cataluña:


      1. CAUSAS DE LA CRISIS.

      "...Sólo examinando cuidadosamente los numerosos elementos que dieron lugar a la crisis actual es posible efectuar un diagnóstico claro de sus causas y encontrar remedios eficaces. Ciertamente, entre los factores que contribuyeron a ella, podemos enumerar: procedimientos inadecuados para determinar la idoneidad de los candidatos al sacerdocio y a la vida religiosa; insuficiente formación humana, moral, intelectual y espiritual en los seminarios y noviciados; una tendencia en la sociedad a favorecer al clero y otras figuras de autoridad y una preocupación fuera de lugar por el buen nombre de la Iglesia y por evitar escándalos, cuyo resultado fue la falta de aplicación de las penas canónicas en vigor y la falta de tutela de la dignidad de cada persona."


      2. A LOS SACERDOTES Y RELIGIOSOS ABUSADORES DE NIÑOS.

      "Habéis traicionado la confianza depositada en vosotros por jóvenes inocentes y por sus padres. Debéis responder de ello ante Dios todopoderoso y ante los tribunales debidamente constituidos. Habéis perdido la estima de la gente de Irlanda y arrojado vergüenza y deshonor sobre vuestros hermanos sacerdotes o religiosos. Los que sois sacerdotes habéis violado la santidad del sacramento del Orden, en el que Cristo mismo se hace presente en nosotros y en nuestras acciones. Además del inmenso daño causado a las víctimas, se ha hecho un daño enorme a la Iglesia y a la percepción pública del sacerdocio y de la vida religiosa.

      Os exhorto a examinar vuestra conciencia, a asumir la responsabilidad de los pecados que habéis cometido y a expresar con humildad vuestro pesar. El arrepentimiento sincero abre la puerta al perdón de Dios y a la gracia de la verdadera enmienda..."


      3. A LOS OBISPOS.

      "No se puede negar que algunos de vosotros y de vuestros predecesores habéis fallado, a veces gravemente, a la hora de aplicar las normas, codificadas desde hace largo tiempo, del derecho canónico sobre los delitos de abusos de niños. Se han cometido graves errores en la respuesta a las acusaciones. Reconozco que era muy difícil captar la magnitud y la complejidad del problema, obtener información fiable y tomar decisiones adecuadas a la luz de los pareceres divergentes de los expertos. No obstante, hay que reconocer que se cometieron graves errores de juicio y hubo fallos de gobierno. Todo esto ha socavado gravemente vuestra credibilidad y eficacia..."


      4. MEDIDAS ESPIRITUALES

      "... Ahora os invito a todos a ofrecer durante un año, desde ahora hasta la Pascua de 2011, las penitencias de los viernes para este fin. Os pido que ofrezcáis vuestro ayuno, vuestras oraciones, vuestra lectura de la Sagrada Escritura y vuestras obras de misericordia para obtener la gracia de la curación y la renovación de la Iglesia en Irlanda. Os animo a redescubrir el sacramento de la Reconciliación y a aprovechar con más frecuencia el poder transformador de su gracia.

      Hay que prestar también especial atención a la adoración eucarística, y en cada diócesis debe haber iglesias o capillas específicamente dedicadas a este fin. Pido a las parroquias, seminarios, casas religiosas y monasterios que organicen tiempos de adoración eucarística, para que todos tengan la oportunidad de participar..."

      Eliminar
    4. Ni las harán; no hay arrepentimiento, solo cinismo. Pere Cané está seguro de ser superior y en ningún momento se ve a sí mismo como un delincuente, un pervertido, un ladrón, un lavador de cerebros, un blanqueador de dinero. En caso de duda siempre podía recurrir a la fanática más violenta y atroz de su secta, Silvia Garriga, una escoria ascendida a cómplice y responsable de las operaciones fuinancieras de Pere y la secta en México. ¿Por qué arrepentirse? ¿Por violar a una niñas de 11 años? Esa palabra no existe en su vocabulario.

      Eliminar
  5. Pere Cané Gombau aparece en los buscadores poniendo:

    Archdiocese Milwaukee Pere Cane-Gombau Community St. Paul

    A partir del 2013, veo que desaparece su referencia en internet.


    En un escrito de la CNT, "La Religión y sus Instituciones: Un problema social de primer orden" figura esto:

    "Pere Cané Gombau y Alberto Salvans Giralt fueron denunciados por tres niñas de
    entre 14 y 17 años de haberlas forzado a mantener relaciones sexuales. El Cardenal Jubany y el cura Carles Soler Perdigó, hoy obispo de Girona, al enterarse calmaron a las familias para retrasar las denuncias y encubrieron a Salvans enviándolo primero a Montserrat y luego a Silos, para finalmente ponerlo a salvo en la diócesis de Westminster, donde fue ordenado sacerdote y continúa sin ser molestado por la justicia tras haber prescrito el delito.

    Francisco Andreo, sacerdote implicado en la red, fue enviado a Kenia donde se le
    supone todavía, y Pere Cané obtuvo de sus superiores un salvoconducto parecido para ordenarse sacerdote en Wisconsin y acabar residiendo en la diócesis de Milwakee sin ser molestado.

    Y solo un ejemplo más. Jorge Ignacio Senabre Bernedo fue detenido por la policía
    en mayo de 1988 acusado de sodomizar y agredir sexualmente de otras formas
    al menor Pío B. Tras ser puesto en libertad bajo fianza a la espera de juicio fue enviado rápidamente por Luis Martínez Sistach, hoy Cardenal y Arzobispo de Barcelona, a Montevideo.

    A pesar de las reclamaciones de la judicatura española, sus homólogos uruguayos
    han negado la extradición y se supone que allí continúa su “labor pastoral”."


    Al margen de la presunción de inocencia y de la buena fe de los superiores en la resolución de tan grave problema, y de que no conocemos toda la verdad, parece lógico decir que se impone el principio de prudencia: no hay que prometer nada que no se pueda hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sistach, el gran encubridor18 de diciembre de 2014, 10:49

      En el año 1982 quisimos denunciar ante el obispado las asquerosas aficiones de Mn. Jordi Senabre, conocidas por bastante gente en la parroquia de Barcelona donde ejercía. Un sabio jesuita nos dijo: " No os metáis. En el obispado ya lo conocen y aún os las cargaréis vosotros". Entre 1978 y 1987 Sistach fue vicario episcopal y después vicario general de la archidiócesis de Barcelona

      Eliminar
    2. Peré Cané es un estafador, un ladrón aparte de un abusador de menores y está acostumbrado a cambiar de estrategia para cuidarse la espalda. A partir de que comenzaron a investigarse denuncias diversas sobre pederastia decidió dejar Estados Unidos y comenzar eliminar peligros en torno a él: ahora vive en la Castellana de Madrid con Silvia Garriga, porque se sabe protegido por la impunidad que ese país permite al clero. Desde principios de los años noventa huyó hasta que los delitos prescribieron y se sintió seguro. Desde luego, lejos de estar arrepentidos, él y Garriga se conducen con una mezcla de cinismo y prepotencia repugnantes y pretenden justificar como disputas por celos profesionales casos tan graves como la violación de una niña de 11 años.

      Eliminar
  6. Sí, sí, quedaron impunes. La diócesis de Barcelona no envió los informes que pidieron desde Roma, a instancias de Milwakee y Birmingam, sobre los diáconos fornicarios Salvans y Cané y fueron ordenados. Ellos se presentaron como víctimas de una injusticia. El Vaticano, ante la falta de informes, consideró una arbitrariedad haberlos despedido y condenó a la diócesis de Barcelona a pagarles los atrasos del sueldo desde el día en que salieron de la diócesis y ellos entregaron el dinero al óbolo de San Pedro. ¡Unos verdaderos genios... del mal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peré Cané siempre sostuvo en privado su inocencia y se manejó como una víctima de calumnias y difamaciones, mientras la tenebrosa Silvia Garriga paría y escondía al fruto de sus amores y ambos creaban una red de lavado de dinero y de cerebros, trata de blancas y manipulación que les permitió siempre mantener un nivel de vida de millonarios: cuentas, cajas de seguridad cargadas de dolares y propiedades. Por cierto, nunca los perturbó el menor remordimiento: SiIvia, una mujer baja, corriente, vulgar y grosera lo protege a capa y espada.

      Eliminar
  7. Rev Albert Salvans
    PO Box 15, Lokitaung, Turkana, Kenya

    http://www.indcatholicnews.com/news.php?viewStory=23206

    ResponderEliminar
  8. Hay una expresión francesa citada a menudo para designar los precedentes reales de algo que ha acontecido antes de recibir acuñación o denominación. Por ejemplo, el nombre de macroecología apareció en 1982 para designar un enfoque de la ecología que abarcara conjuntos de ecosistemas o de extensos grupos dentro de un mismo ecosistema. Pero le había precedido una larga labor en ese terreno desde el siglo XIX y, sobre todo, desde la primera parte de la centuria siguiente.

    Lo de la Casa de Santiago a mí me recuerda lo de los Romanes o Romanones de Granada avant la lettre. La de literatura que habían vertido los medios eclesiales o paraeclesiales de Barcelona y aledaños (véanse blogs de algunos curas gerundenses) contra semejante vergüenza "forastera". Dons ia la teniem a casa.

    Como padre y abuelo, el asco que ese comportamiento me provoca me atenaza e impide proseguir. Pero es necesario que la supuración salga y la herida sane.

    ResponderEliminar
  9. Sistach, el gran encubridor18 de diciembre de 2014, 10:36

    El cardenal Martínez Sistach, vicario general y obispo auxiliar cuando acontecieron los hechos, guarda en una caja fuerte de su despacho -archivo secreto, dicen-, bajo llave y clave, el dossier de la Casa de Santiago. Sistach lo supo todo desde el principio y calló como un muerto. El sabrá por qué. Un cura comentó que leyó el dossier... y no pegó ojo en toda la noche. Los miguelianos y los de Granada son unos pardillos comparados con estos tíos. ¿Por qué no interviene ahora el Papa Francisco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay ingenuos! con este no existe el fuego amigo, salvo que peligre la silla del cabeza. Miseria y más miseria, porca miseria.

      Eliminar
  10. Según Pepe Rodriguez (web), toda la documentación probatoria de la querella contra la cúpula del obispado de Barcelona por encubrir una red clerical de corrupción de menores está archivada en el Juzgado de Instrucción nº 21 de Barcelona y es accesible a quien muestre un interés "legítimo" en la causa... tal como marca y obliga la legislación española.

    ResponderEliminar
  11. La pregunta clave es: ¿Quién es el máximo encubridor de la podredumbre de la Casa de Santiago? Si Sistach estuvo ahí desde un altísimo cargo ejecutivo y por tanto tenía que saber más que nadie; si nadie ha metido a Sistach en este enredo a pesar de que ahí estaba (¡milagro!); si Sistach tiene guardada toda esa basura bajo llave y clave; si los miembros de la Casa de Santiago están medrando con Sistach que no veas; y si la Casa de Santiago sigue viviendo en otro lugar y bajo otras apariencias; si todo eso se está tapando desde que empezó y hasta hoy tan cuidadosamente, blanco y en botella.

    ResponderEliminar
  12. ¿QUÉ DICE LA IGLESIA ACERCA DEL ESCÁNDOLO?

    La Iglesia nos instruye en el tema del respeto a la dignidad de las personas y el respeto del alma del prójimo ante el tema del escándalo.

    Hoy, cuando numerosas iniciativas legales lesionan la Ley Moral y se impulsan desde los organismos del Estado comportamientos contrarios a la enseñanza de la Iglesia, nos ha parecido especialmente oportuno recordar lo que el Catecismo de la Iglesia Católica califica como escándalo.

    Se habla mucho del respeto a los derechos humanos, pero muy poco de que uno de los principales derechos es el respeto de la dignidad de las personas.


    El respeto de la dignidad de las personas

    El respeto del alma del prójimo: el escándalo

    2284. El escándalo es la actitud o el comportamiento que induce a otro a hacer el mal. El que escandaliza se convierte en tentador de su prójimo. Atenta contra la virtud y el derecho; puede ocasionar a su hermano la muerte espiritual. El escándalo constituye una falta grave, si por acción u omisión, arrastra deliberadamente a otro a una falta grave.

    2285. El escándalo adquiere una gravedad particular según la autoridad de quienes lo causan o la debilidad de quienes lo padecen. Inspiró a nuestro Señor esta maldición: ‘Ay de quien escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos y le hundan en lo profundo del mar’ (Mt 18, 6; cf 1 Co 8, 10-13). El escándalo es grave cuando es causado por quienes, por naturaleza o por función, están obligados a enseñar y educar a otros. Jesús, en efecto, lo reprocha a los escribas y fariseos: los compara a lobos disfrazados de corderos (cf Mt 7, 15).

    2286. El escándalo puede ser provocado por la ley o por las instituciones, por la moda o por la opinión.

    Así se hacen culpables de escándalo quienes instituyen leyes o estructuras sociales que llevan a la degradación de las costumbres y a la corrupción de la vida religiosa, o a ‘condiciones sociales que, voluntaria o involuntariamente, hacen ardua y prácticamente imposible una conducta cristiana conforme a los mandamientos’ (Pío XII, discurso 1 junio 1941). Lo mismo ha de decirse de los empresarios que imponen procedimientos que incitan al fraude, de los educadores que ‘exasperan’ a sus alumnos (cf Ef 6, 4; Col 3, 21), o de los que, manipulando la opinión pública, la desvían de los valores morales.

    2287. El que usa los poderes de que dispone en condiciones que arrastren a hacer el mal se hace culpable de escándalo y responsable del mal que directa o indirectamente ha favorecido. ‘Es imposible que no vengan escándalos; pero, ¡ay de aquel por quien vienen!’ (Lc 17, 1).

    ResponderEliminar
  13. Estamos ante el efecto dominó de Granada. Uno de los abusados escribe una carta al Papa, y éste le llama por teléfono y le dice que tire de la manta. Por aquí andan los abusados de la Casa de Santiago. Han cumplido años, pero por ahí andan. ¿Y quién dice que no se le ocurrirá a alguno de ellos escribir una carta al Papa, como hizo el de Granada? Porque el drama es que ha sido totalmente inútil que éstos se quejasen a los respectivos obispos; porque como buenos obispos, han pasado totalmente del dolor (y en muchos casos, del desquiciamiento de las víctimas) para preocuparse única y exclusivamente de las garantías de los agresores. Y de esconder los escándalos. Ni siquiera medidas preventivas que les garanticen a las víctimas que de momento no van a seguir sufriendo las agresiones. Una auténtica vergüenza. Por eso, con la estela de abusos que ha dejado la Casa de Santiago, no me extrañaría nada que se animase alguna de las víctimas a tirar de la manta.

    ResponderEliminar
  14. Todo esto apesta. Y digo yo ¿que hace el Papa que no destituye a todos estos empezando por Sistach?

    ResponderEliminar
  15. Gracias a Dios que tenemos un Papa que está poniendo orden en la Iglesia, sin desmerecer lo que sus predecesores han intentado y han hecho. La Iglesia necesita una purificación y dar su justo protagonismo a los laicos y laicas y en particular a los casados, por supuesto también en las responsabilidades eclesiales, pastorales y evangelizadoras. Habría más equilibrio y menos desviaciones. Lo que se comenta en este artículo fue un hecho muy grave que pasó y, los que teníamos alguna relación con alguna de las instituciones citadas, sufrimos bastante (sobre todo por las víctimas, sin querer compararlo con el sufrimiento de las mismas, pero también por las que se sintieron difamadas). Y os ruego que no se mezclen las cosas. Yo fui, en una época determinada, un modesto benefactor, entre otras muchas personas imagino, de la asociación eclesial femenina cuyo nombre está citado aquí, y tengo que deciros que hay un tremendo equívoco, pues esta asociación que agrupa mujeres tanto solteras como casadas y viudas, se dedican a diversos apostolados de frontera, sin ningún bombo y platillo, como ayuda a madres solteras –que no han querido abortar- o son responsables, desde hace ya varias décadas, de varios asilos de ancianos y sobretodo de ancianas, que habían sido regentados por congregaciones religiosas y que, por escasez de vocaciones, no pudieron seguir administrando, siendo que, por petición de las diócesis y obispos, fueron asumidos por esta asociación seglar, con profesionales del área (psicólogas, asistentes social, pedagogas, enfermeras, auxiliares, etc). Dicho sea de paso, no es de su estilo responder a provocaciones y difamaciones, y sobre todo a través de webs que usan el anonimato como ésta. Están bastante atareadas con sus trabajos que nadie hace. Para aclarar el equívoco deciros que me consta que este grupo que creó la ONG que citáis (asociación civil y no eclesial) cuyo objetivo es la de apoyar proyectos de desarrollo en Kenia, que ya fue liderado por el fallecido sacerdote Francisco Andreo, sus miembros desplazados crearon al principio, en esa diócesis de Kenia, una asociación eclesial con el mismo nombre de la instituida en la diócesis de Barcelona. Pues bien, ante la confusión que se generó, creo que la asociación de Barcelona les solicitó que cambiaran el nombre, pues no tenían nada que ver, ya que incluso el grupo de Kenia era formado por misioneros y misioneras -que al final se constituyeron en una congregación misionera con el nombre de otro apóstol (ya se hizo bastante daño también al patrono de España)-. Y, como digo, la asociación seglar de la diócesis de Barcelona, pero trabajando también en otras diócesis, es estrictamente femenina que, repito, trabaja en varios aspectos de la evangelización y está presente en varios apostolados, sin haber tenido jamás una queja de nadie, sino muy al contrario, siendo reconocida su labor silenciosa por no pocos obispos, además de las personas beneficiadas. Por último, si me preguntáis quien soy, os digo que soy laico casado, que intenta ser fiel a la Iglesia católica, y sobretodo respetando, obedeciendo y amando a los obispos, sean los que sean, pues son el signo de unidad y comunión con la Iglesia de Jesucristo y universal.

    ResponderEliminar
  16. Me he acordado de estos nombres al leer hoy esto http://www.msn.com/es-es/noticias/internacional/%e2%80%9che-sido-un-esclavo-sexual-de-depravados-encubiertos-por-obispos%e2%80%9d/ar-BBmKUzN?ocid=spartandhp

    ResponderEliminar
  17. La noticia del enlace anterior ha sido publicada originalmente en Religión digital http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2015/11/03/he-sido-esclavo-laboral-y-sexual-de-una-secta-catolica-de-depravados-encubiertos-por-algunos-jerarcas-de-la-iglesia.shtml

    ResponderEliminar
  18. La noticia del enlace anterior fue publicada anteriormente en Religión Digital http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2015/11/03/he-sido-esclavo-laboral-y-sexual-de-una-secta-catolica-de-depravados-encubiertos-por-algunos-jerarcas-de-la-iglesia.shtml

    ResponderEliminar
  19. Pere Cané no es miembro pero continúa abusando de víctimas jóvenes y estafando dinero con la complicidad de la siniestra Silvia Garriga, amante y responsable de las redes mexicanas. En la actualidad vive en la Castellana de Madrid rodeado de los lujos que se costea con el sufrimiento de niños y niñas mientras lo cubre el manto de impunidad español hacia delitos de esta clase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima que en España, a diferencia de muchos otros países estos delitos no se investiguen y el señor Cané, un violador, un pervertido, un ladrón que se encuentra en la escala más baja de la delincuencia saliera impune del peor crimen: abuso infantil, incluso con niñas de 11 años mientras que su tenebrosa cómplice Silvia Garriga, responsable de los mismo delitos y encargada de vigilar los asuntos financieros de Cané Gombau eliminaba rastros y lo protegía.

      Eliminar