martes, 11 de noviembre de 2014

La candidatura de Omella para Barcelona (I): Casi catalán y bergogliano

El rumor no es nuevo, ya hace tiempo que el nombre de Don Juan José Omella, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, suena para suceder a n.s.b.a cardenal Martínez Sistach. Este rumor se ha intensificado este 6 de noviembre, con el nombramiento del citado prelado como miembro de la Congregación de los Obispos, la confianza que ha depositado en él Su Santidad el Papa Francisco demuestra que tiene muchos más puntos que hace unos días para alcanzar importantes responsabilidades en la Iglesia española, y convertirse en el futuro arzobispo de Barcelona puede ser una de esas posibilidades. Es por tanto un candidato firme, aunque lógicamente no el único.

No podemos olvidar que a la Congregación de los Obispos no va cualquiera. Allí hay muy ilustres cardenales y arzobispos y no precisamente obispillos (con todos los respetos) de pequeñas diócesis. La más reciente baja española como miembro de esa Congregación es S.E.R. el cardenal Antonio María Rouco, ahí es nada. Por lo que se antoja más que probable un ascenso de este obispo, al que como se puede observar en la fotografía, al Santo Padre le cae más que simpático.
 
Siempre pensé que el rumor que apuntaba a otro aragonés, concretamente a Don Julián Ruiz Martorell, obispo de Huesca, era un farol de aquellos de los grandes jugadores de poker. Pero era como aquellos globos-sondas que lanzan los gobernantes para ver como reacciona el pueblo. La posibilidad del nombramiento de Martorell fue acogida con el más absoluto de los silencios, y solamente nosotros y muy pocos más, nos hicimos eco de la noticia, el nacional-progresismo calló, entre otras cosas porque no sabe quien es, y ciertamente no es un enemigo a batir y derrotar como S.E:R. el cardenal Antonio Cañizares, contra el que sí se hizo una campaña de desprestigio en toda regla.

Lanzado Martorell a la arena, sin ninguna reacción en Cataluña, sin saber ni una palabra de catalán, a pesar de su apellido, la candidatura de otro aragonés, en este caso la de Omella parece más aplanada, porque además tiene la ventaja de ser originario de lo que aquí llamamos "La Franja", denominación que se utiliza para llamar a las poblaciones que aún estando en Aragón, utilizan mayoritariamente la lengua catalana. Y no sólo eso, Omella es de estilo "bergogliano", muy sencillo de formas y preocupado por las cuestiones sociales.

Don Juan José Omella Omella nació en Cretas, el 21 de abril de 1946. Esta población turolense se encuentra muy cerca de la catalana Horta de Sant Joan, que se hizo famosa estos días porque no tenía ninguna mesa electoral para la consulta del pasado domingo, y su alcalde (del Partido Popular) ya ha sido condenado al fuego eterno por el nacionalismo. También está al lado de otros municipios aragoneses como Valderrobles o Calaceite, donde el catalán es utilizado habitualmente como lengua propia.
 En la Conferencia Episcopal Española, desempeña el cargo de Presidennte de la Comisión de Pastoral Social, lo que significa que sus compañeros en el episocpado saben de su preocupación por los temas sociales, una comisión que en otros tiempos podría ser considerada como "menor", pero que actualmente dado el carácter marcadamente "social" de nuestro actual Pontífice, le hace ganar muchos puntos.

La edad no sería un problema, ya que aunque para muchos 68 años (hacía los 69 cuando sucediera a Sistach) le deja poco margen para gobernar la diócesis, porque no olvidemos que Osoro (Madrid), Cañizares (Valencia) Julián Barrio (Santiago)... son más o menos de la misma edad, (Blázquez o Braulio Rodríguez aún son mayores) por lo que la verdadera renovación de las grandes diócesis españolas se dará de aquí a 7 u 8 años, y quizá ni siquiera esté S.S. el Papa Francisco, que con la edad que entonces tendrá es probable que se haya planteado la renuncia, como hizo su antecesor.

Omella no es ni mucho menos el único candidato para suceder a Sistach, pero da la sensación de que los candidatos catalanes cada día tienen menos posibilidades, incluso Don José Angel Saiz (que siendo de Cuenca es prácticamente catalán),  suena en las listas sucesorias como una verdadera montaña rusa (ahora arriba, ahora abajo, ahora no se sabe...). Es cierto que Cañizares tuvo posibilidades de venir a Barcelona y parece que se negó a venir, como también la posibilidad de que una carambola a varias bandas podía haber traído a Osoro.  También hay quien sigue hablando del actual obispo de Málaga, el valenciano Jesús Catalá, aunque la experiencia valenciana en Cataluña no ha sido muy fructífera.

Don Juan José Omella tiene algunas ventajas sobre los demás y es que tiene muy buenos padrinos, con gran influencia sobre el actual Pontífice, pero eso lo dejo para mi próximo escrito.

Antoninus Pius

16 comentarios:

  1. ¿Un arzobispo de mandato corto?11 de noviembre de 2014, 23:17

    ya que aunque para muchos 68 años (hacía los 69 cuando sucediera a Sistach) le deja poco margen para gobernar la diócesis, porque no olvidemos que Osoro (Madrid), Cañizares (Valencia) Julián Barrio (Santiago)... son más o menos de la misma edad, (Blázquez o Braulio Rodríguez aún son mayores) por lo que la verdadera renovación de las grandes diócesis españolas se dará de aquí a 7 u 8 años, y quizá ni siquiera esté S.S. el Papa Francisco, que con la edad que entonces tendrá es probable que se haya planteado la renuncia, como hizo su antecesor.

    Francisco parece que será un papado de mandato corto, a lo mejor sólo durará unos cuatro años más.

    Parece que Francisco pone obispos de mandato corto, quizás para dar al siguiente Papa, que puede ser de mandato largo, la oportunidad de poner sus propios obispos con un objetivo a largo plazo.

    De todas maneras, llegará a una diócesis espiritualmente entre enferma espiritualmente y muerta en la apostasía más firm e.

    Es, además, una diócesis abandonada por la ausencia del gobierno arzobispal en las parroquias. Tiene sectores en paralelo (nuevos movimientos) y en completa separación con el otro sector, tal es la ruptura y violación de la fe y la moral católicas que ha ocasionado el nacionalprogresismo durante más de 40 años.

    El nuevo obispo llegará con cinco años de mandato, por razones de edad, y para hacer ¿qué? nada en absoluto, porque en cinco años no hay posibilidad alguna de hacer planes y programaciones a largo plazo, en especial, el seminario y nombramientos de nuevos párrocos.

    Se preveen cinco años de continuismo, es decir, de decadencia, porque nadie va a comprometerse con un gobierno episcopal con el mandato recortado a nada, cinco años, porque ¿quién será el nuevo Papa? ¿qué orientación tendrá? ¿serán depuestos de sus cargos al cabo de cinco años? Pues vaya panorama.

    ResponderEliminar
  2. ¿Omella habla catalán?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le encantará venir a barcelona.... Qué hará con el mueseo de Lleida?
      No olvidemos qwue fue obispo de barbastro el gran feudo del opus dei y los
      que quieren de verdad que las obras vayan por allí.

      Eliminar
    2. Habla catalán y castellano de forma bilingüe. Su lengua materna es el catalán. Además habla muy bien francés, inglés e italiano. He tenido oportunidad de hablar con él y comprobarlo por mí mismo.

      Eliminar
  3. En la lista de 3+2 no se halla este Obispo.
    Veremos.
    Los caminos del ESanto son inexcrutables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo, podrias dar los nombres de la terna 3+2?? Gracias por la información

      Eliminar
  4. Ureña ha presentado su renuncia. En este momento Omella está más cerca de Zaragoza que de Barcelona. Pero el hecho de que no se haya hecho el nombramiento al anunciarse la renuncia indica que aún pueden haber movimientos varios

    ResponderEliminar
  5. Ha empezado la cuenta atrás de Martinez; el 20N está citado; yo ya marco en mi calendario: 8 días!!!!! Hasta cuándo, Señor, hasta cuándo.
    Dios nos de su paz.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
  6. Sr. Antoninus Pius, gracias por su artículo.

    Si en catalanismo político eclesial, como dicen, está perdiendo fuerza, no tendrá mayor importancia que el próximo Arzobispo de Barcelona sea catalán, lo que si conviene es que sea un hombre de Dios, que como dice el Evangelio, " ...por sus frutos los conocereís..."

    ResponderEliminar
  7. En el Vaticano están de broma12 de noviembre de 2014, 18:35

    Otra propuesta que parece destinada a marear perdices para que puedan ser cazadas con tirachinas.

    Barcelona está totalmente dividida y abandonada:

    - Entre nacionalprogresistas y fieles a la doctrina y el evangelio
    - Entre sacerdotes y diáconos (en la toma de poderes del gobierno episcopal)
    - Entre consagrados apóstatas y fieles
    - Entre politizados y no
    - Entre nuevos movimientos y lo viejo y caduco
    - Entre seguidores de la Nueva Era y no
    - Entre los protestantizados y no
    - Entre los que cuidan el rebaño y los que lo cuidan como asalariados
    - Entre los vividores y los que se desviven por las ovejas


    Sólo la falta de realismo más absoluto en el Vaticano puede ser la verdadera fuente de las últimas noticias de arzobispos imposibles, inviables,
    inverosímiles, improbables, increíbles.

    El nuevo arzobispo debe de tener entre 15-20 años de mandato, porque el mal está casi extendido por toda la diócesis. Es un mal espiritual profundo, íntimo, del corazón: como dijo el arzobispo Carles, es una diócesis enferma, muy enferma, enferma terminal.

    En el Vaticano están ciegos del todo. El nuevo arzobispo debe de emprender el primer trabajo de Augías: limpiar en un día los establos de Augias de apostasía, abusos y malas prácticas que no se han limpiado desde hace 50 años, desde el inicio del postconcilio en 1965.

    En el Vaticano no se enteran de nada. Necesitamos urgentemente un arzobispo pastoral: QUE VISITE TODAS LAS PARROQUIAS SIN EXCEPCIÓN; y que no haga el paripé de esperar la invitación de los rectores, eufemísmo del pacto del statu quo actual: no te pases por las parroquias para ver el desastre, excepto que recibas una invitación expresa y formal, porque si no tendrás montado un pollo al momentito.

    En el Vaticano andan por las nubes. El arzobispo necesita ineludiblemente de un equipo colaborador: moralista, teólogo, canonista, biblista, pastoral...

    ¿O es que en el Vaticano no se han enterado de que los consagrados apóstatas y rebeldes del nacionalprogresismo gozan de apoyos políticos y económicos para contratar abogados, y otros expertos, para hacer la vida imposible a cualquier intento de renovación evangélica? ¿Desconocen la querella estratégica que montaron a esta web, GG, durante años, y que luego perdieron miserablemente, sólo con la finalidad de desanimar en la continuación de la misma?

    Que dejen de enviar candidatos condenados al fracaso y que se pongan a estudiar en serio. Lo enviado hasta ahora, respetando en lo profundo la valía espiritual de todos los supuestos candidatos presentados, es un puro guión cómico ¿cómo esperan ser creíbles si desconocen la más mínima realidad de lo que gobiernan?

    Que el Vaticano mire cómo las escuelas católicas de Barcelona han prestado sus locales de las escuelas concertadas para la celebración del simulacro de consulta, que se lean la noticia arriba indicada de Libertad Digital, y que luego miren el silencio de los corderos, que no han dicho ni mu, porque saben que quien paga, Artur Mas, manda por encima de Jesús y el evangelio: Conferencia Episcopal Tarraconense, Unión de Religiosos de Cataluña, Federación de Escuelas Cristianas de Cataluña. Pura Iglesia anglicana al servicio servil del poder.

    ResponderEliminar
  8. És l'hora dels adéus.........

    ResponderEliminar
  9. Hace 3 años tuve la oportunidad de realizar una peregrinación a Tierra Santa que fui con un grupito de 70 personas de Barcelona. Resultó que una vez allí, había también otro grupo de unas 300 personas de la diócesis de Logroño que compartían con nosotros la misma agencia de viajes y por tanto compartíamos los mismos sitios, guías, celebraciones litúrgicas,… Me sorprendió gratamente aquel grupo por el gran número de participantes en un viaje así costoso, por su legión de sacerdotes que los acompañaban, y porque su obispo estaba en la cabeza conociendo a cada participante y animando en el viaje. Pude comprobar cómo había sido el mismo obispo, Mons. Omella, quien había animado a todo aquel grupo a ir a Tierra Santa para conocer mejor el evangelio, también pude comprobar su cercanía y don de gentes. Al saber el obispo que compartiría viaje con un grupito de Barcelona que ni tan siquiera llevaba sacerdote, se ofreció de seguida a asistirnos religiosamente, y nos acogió paternalmente en sus propias misas y celebraciones comunitarias. Además nos hablaba en catalán y nos dedicada largas homilías en catalán, con la lógica sorpresa de sus diocesanos. Tuve también la oportunidad de confesarme con él y me trasmitió mucha paz y sabiduría en el criterio. Vi en él un hombre inteligente de Dios, que hablaba francés, inglés e italiano muy correctamente, además de castellano y catalán de forma bilingüe. A partir de esa confesión nos acercamos mucho más en el trato, y en las comidas de los hoteles, nos sentábamos juntos y hablábamos de la Iglesia en España y en Barcelona. Me sorprendió lo bien que conocía nuestra archidiócesis. Recuerdo que al acabar de la conversación le dije: "un obispo como usted necesitaríamos en Barcelona, mira a ver si es usted el siguiente…", y me miró, se rio y me dijo que Don Lluís tenía cuerda para rato y no caería esa breva. Pero sí es cierto que en mi mente se iluminó esa posibilidad. ¡Ay si ahora se cumpliera esa profecía! Aún tengo un rosario de madera de Belén bendecido por él. Si viene a Barcelona me alegraré mucho. Rezo por él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precise: la diócesis es: Calahorra - Logroño - La Calzada.

      Eliminar
    2. la Diócesis es: Calahorra y La Calzada-Logroño

      Eliminar
  10. Però que no era el Lapao el que es parlava a la Franja? haha
    Quins polítics més cretins que hem de patir!

    ResponderEliminar