jueves, 11 de septiembre de 2014

La Iglesia, sociedad civil

La voracidad de la política no tiene freno. Los políticos están fagocitando la sociedad civil como sólo se había visto  y se sigue viendo aún en los regímenes totalitarios. Los políticos aspiran a que fuera de ellos no haya vida: que hasta respirar sea imposible si no es a su sombra. Y es preocupante que eso ocurra en regímenes que se proclaman democráticos.
En España (incluida Cataluña, claro está) la revolución marxista a la que puso freno la guerra civil, emprendió una auténtica “cruzada” contra la Iglesia, causando multitud de mártires. Cualquier señal de catolicismo era para los revolucionarios (instalados en el poder durante algunos períodos) una señal de condenado, como fue para los nazis la estrella de David que llevaban marcada los judíos. El que cayesen masacrados los que llevaban la marca del catolicismo, sólo era cuestión de tiempo y oportunidad. Aunque no se esté de acuerdo, se entiende que esa Iglesia perseguida se echase en brazos del que puso fin a esa persecución. A esta entrega de la Iglesia al poder civil, se la llamó “nacionalcatolicismo”. Una situación que no era nada buena para la Iglesia y acabó volviéndosele en contra.
Pero he aquí que en la Cataluña que aspira a ser independiente, la entrega de la Iglesia al poder político que viene trabajando en pro de esa independencia desde hace más de un cuarto de siglo, es de unas dimensiones que sólo tienen parangón con la análoga entrega de la Iglesia al poder político durante el nacionalcatolicismo franquista. Es decir que en Cataluña estamos viviendo desde hace muchos años un nacionalcatolicismo bis, estando representado el catolicismo por la totalidad de los obispos catalanes y por la mayor parte del clero y de las órdenes religiosas.
¿Y es bueno acaso, que la Iglesia en Cataluña esté entregada en cuerpo y alma a la causa política en detrimento de su entrega y dedicación a la causa religiosa? Esa decantación tan exagerada y tan militante de la Iglesia, no se produjo ni en los primeros momentos del franquismo. En el nacionalcatolicismo franquista, ni los obispos ni el clero abandonaron ni traicionaron su ministerio religioso por dedicarse al ministerio político. Aquí en Cataluña en cambio, los obispos y la mayoría del clero están tan obsesionados con la cuestión política, que ni siquiera les importa que ésta choque contra la doctrina y la tradición de la Iglesia en muchas cuestiones vitales. No les importan lo más mínimo los tintes anticatólicos del nuevo Estado a cuyo proyecto e impulso se han entregado en cuerpo y alma.
La única explicación posible es que todos ellos aspiren a estar en nómina del nuevo Estado como miembros de una iglesia nacional en la que primarán sobre el cristianismo el nacionalismo y el progresismo. Tal como se configuran doctrinalmente los nuevos “Països Catalans” independientes, no cabe en ellos la Iglesia católica: ni con calzador. Así que lo único que les cabe para no dejarlos en el paro, es una iglesia nacional.
¿Y no cabe ninguna alternativa a esta copia del nacionalcatolicismo de nuevo hierro, corregida, aumentada y ambientada en el territorio? Sí cabe, ¡claro que sí! Cabe que la Iglesia deje de formar parte del régimen para dedicarse a ser sólo Iglesia. ¿Pero es eso posible? Hemos visto a través del caso Pujol, que es como decir el caso Cataluña, que fuera del régimen (con una tremendísima red de ataduras económicas) se asfixiaban las empresas, las asociaciones, las organizaciones, los clubes, las personas. Unos pagando y otros cobrando, todo el mundo estaba -y está- sometido al régimen. La Iglesia sabe muy bien que si no es dócil al régimen, todo son dificultades; en cambio, si forma parte del mismo, llueven las subvenciones y se prodigan las oportunidades de medrar. ¡Qué bien lo saben los que gracias a las subvenciones han podido vivir de sus buenas obras y de su peculiar difusión del Evangelio!
Los que aspiramos a formar parte de una Iglesia auténtica, nos conformamos con que el poder político nos deje vivir a nuestro aire: sin plagarnos de troyanos y sin combatirnos en caso de que rechacemos esa invasión. Es que tanto da que seas una sociedad filatélica o colombófila o un club de fútbol o una asociación cultural: el régimen se considera con derecho a “recomendarte” colaboradores capaces de atraer la benevolencia y los dineros de los políticos. Y si eres Iglesia, lo mismo pero con mucho más ahínco. Y a la vista está, nunca falta quien se preste a hacer de caballo de Troya.
Sólo queremos ser sociedad civil pero auténtica. La que no recibe ni subvenciones ni presiones. La que se gobierna por la ley, y no por influencias y enchufes. Una sociedad civil que hemos de recuperar. ¿Y por qué la Iglesia no podría ser una avanzadilla de esta recuperación? No queremos por parte del poder ni favores ni hostilidades. Lo único que queremos es que nos dejen ser nosotros mismos. La Iglesia ejerciendo de Iglesia y nada más que Iglesia. Dejando la política para los políticos y para el resto de sociedad civil que esté interesada en participar en la política.
Y no es que la Iglesia no tenga derecho a participar en la política como todo ciudadano, ya sea individualmente, ya asociativamente. Pero si está mal que un club de fútbol o una asociación vegetariana abandonen las actividades que les son propias para dedicarse a la política, mucho peor está que lo haga la Iglesia. Entre otras cosas porque confunde a sus fieles, igual que el club de fútbol confunde a sus socios. Cada uno se apunta a un grupo en la confianza de que éste se dedique a lo que le es propio.
Sería una gran conquista que la Iglesia consiguiese funcionar como tal, totalmente al margen del debate político, actuando como una organización más de la sociedad civil. Sólo haciendo de Iglesia (y no de correa de transmisión política) conseguirá el respeto de toda la sociedad. Y conseguirá ser vista como lo que es cuando es fiel a su misión: un elemento dinamizador de la sociedad civil, que le aporta a ésta valores espirituales y formas de hacer que la dignifican y la enriquecen moralmente. Ésa es la Iglesia que nos gustaría a muchos ciudadanos. Ése es el mejor camino para desarticular el odio religioso que ha corroído y sigue corroyendo nuestra sociedad. Muy lejos del que se está andando hoy en Cataluña, que es el de ser un engranaje más en la estructura del poder. En efecto, la profusión de banderas en los campanarios, de repiques políticos de campanas, de actos políticos en los locales de la Iglesia, de sermones políticos en los púlpitos, es muy difícil verlos no ya en el resto de España, sino en ningún otro lugar del mundo.
Cesáreo Marítimo

29 comentarios:

  1. Una sola voz sin música ni letra12 de septiembre de 2014, 0:20

    Hoy he tenido la posibilidad de estar en dos parques temáticos: la playa y la Diada. Unas reflexiones:

    1. Escocia e Inglaterra son dos soberanías que se unieron en el Reino Unido, y su referéndum tiene una base legal

    2. la consulta de independencia catalana no tiene base legal ni legítima. Todas las constituciones españolas, de 1812 hasta 1978, y los dos referéndums estatutarios de 1979 y 2006 reconocen la unidad nacional y la soberanía nacional de España, y hoy se acoge la nacionalidad cultural y autonómica catalana

    3. la Diada concentra ideologías completamente incompatibles entre ellas; eso sí, sólo unidas por el cemento de una petición vaga pero contundente, la independencia, pero ésta sin definición concreta

    4. Falta el contenido concreto de la independencia:

    a) la cuestión social, propia de la izquierda, no aparece en absoluto, pues se asume el dogma de fe de que la independencia nos hará ricos y, por ello, habrán excedentes de sobra para redistribuir entre los necesitados

    b) la indepencia no tiene ni ley electoral ni tampoco una ley de organización territorial, ni tampoco tiene en cuenta la cuestión de la seguridad: ejército, espionaje, policía

    c) no hay un proyecto de constitución ni de presupuesto, éste tanto para los períodos transitorio, constituyente y constitucional

    d) no hay reservas económicas de sostenibilidad y viabilidad: seguridad social, reservas bancarias, jubilaciones, hospitales, escuelas, dependencia.

    f) se saldrá del área y del Banco del euro, habrán fronteras y se deberán cumplir los requisitos de entrada a la Unión Europea, mientras los mercados financieros internacionales restringirán o encarecerán el crédito a Cataluña

    g) Cataluña tiene un gran déficit público (50.000 millones), está desbancarizada (pérdida de las cajas), desindustriallizada, sometida a la competitividad internacional, lastrada por el paro, la falta de recursos naturales (Escocia tiene petróleo), un gran fracaso escolar y una universidad que no es de excelencia.

    h) se oculta que Cataluña y España formarán una Unión Hispánica, debido a las relaciones transnacionales con España, lo que afectará a la soberanía catalana

    i) habrá imposición del monolingüismo catalán (y exclusión del castellano) y de la monoculturización, siguiendo la divisa de Òmnium: un país, una lengua, una cultura

    j) el pancatalanismo irredentista tomará la agenda política como el nuevo "sueño quimérico y utópico" a conseguir, creando conflictos con España y Francia

    k) el populismo izquierdista conquistará el programa económico, lo que implica el bolivarismo económico: alta presión fiscal y expropiación de propiedades

    l) el laicismo beligerante de exclusión creará un cisma en la Iglesia: la falsa Iglesia oficial, acatadora de las leyes de la muerte, el descarte, el relativismo y la ideología de género (incluso dentro de la Iglesia: sacerdocio femenino casado lésbico y con divorcio), y la Iglesia verdadera, perseguida por leyes penales de igualdad

    m) no existe ningún análisis sobre los costos sociales y microeconómicos (familias, pymes) de la independencia: justicia, registros, documentos oficiales, traducción jurada, disparidad de derechos, duplicidad de administraciones...

    ResponderEliminar
  2. Magnífico artículo, lleno de verdades evidentes y por tanto, difíciles de aceptar. No cabe duda de que Quien dijo "Volem bisbes catalans" tenía en mente una iglesia nacional, pero los que no vivimos del 3%, humildemente sólo "Volem bisbes catòlics".

    ResponderEliminar
  3. Estupendo el artículo de C. Maritimo y el primer comentario; puntos sobre las ies y petición de explicaciones que comportaría una hipotética independencia. De lo contrario, ¿quién se fía de quien vive y aspira a seguir viviendo de un porcentaje ilícito? No me opongo por cerrazón a la independencia, pero que me la expliquen primero y me digan bien claro cómo, quién, dónde, porqué y cuales serán los recursos. De lo contrario, en tiempos de tormenta no hacer mudanzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El viaje a Escila y Caribdis: el fin de Ítaca12 de septiembre de 2014, 15:08

      En mi opinión, esta Diada significa lo siguiente:

      1. Se ha destruido irreversiblemente el sistema constitucional y estatutario de 1978, 1979 y 2006 desde una parte de pueblo, por casi todo el sistema de partidos catalanes y absolutamente todo el Gobierno y su Presidente, con todo su aparato de propaganda.

      2. Se ha acabado cualquier tipo de negociación o diálogo de tipo político y constitucional. El federalismo, el confederalismo y el autonomismo están negados por principio.

      3. Se ha impuesto unilateralmente una única opción, la independencia. Por tanto, se va sin remisión alguna a un callejón sin salida y a un choque de trenes, pues para España, la independencia no es garantía de paz, sino del inicio de nuevos enfrentamientos por los Países Catalanes y los litigios internacionales con el nuevo Estado por la partición de la deuda pública y otros contenciosos (reparaciones por memoria histórica, patrimonio y registros públicos, indemnizaciones).

      4. Estamos, por ello, ante una declaración implícita de ruptura unilateral con España, de independencia, donde ni la constitución, ni el estatuto ni el ordenamiento ni las instituciones ya no tienen ninguna vigencia, legitimidad ni autoridad. Por tanto, nos situamos técnicamente ante una situación de transición hacia un Estado propio, de Gobierno y Parlamento provisional y en un período constituyente.

      5. Carecemos en absoluto de hora de ruta y de agenda política, así como de planificación económica y jurídica, y no contamos con apoyos en la comunidad europea e internacional. Todo ello dentro de una doble crisis a las puertas de Europa: Ucrania y la el Califato Islámico.

      6. El nuevo Estado catalán tiene el doble riesgo de implosión y de explosión interna: dentro, con las imposiciones cultural y lingüística, así como de un programa económico progresista-populista; fuera, con los Países Catalanes.

      7. Remotamente, estas tres Diadas consecutivas (2012, 2013 y 2014), traen causa de las manifestaciones del chapapote y de Irak contra el PP (2002 y 2003) y del atentado del 11-M del 2004 con la victoria de Zapatero. Por proximidad, las tres Diadas nacen de la victoria del PP de Rajoy el 20-N del 2011, junto con el desarrollo de la crisis y de la corrupción, ¡y no antes!, dado que en las Diadas del 2010 y 2011, posteriores a la sentencia del Tribunal Constitucional del 2010 sobre el Estatuto, gobernaban los “amigos” del Tripartito y del PSOE de Zapatero.

      8. La sentencia del Tribunal Constitucional del 2010 que invalidaba una parte del Estatuto del 2006 que había sido validado por referéndum, era plenamente legítima, porque así lo autorizaba la propia Constitución: el TC interpreta constitucionalmente las leyes y los estatutos. Su desacato implica que no se aceptaba la propia Constitución y que se justificaba la exclusión del PP en el proceso estatutario del 2004-2006 (y la autoexclusión de ERC).

      9. Ni España ni Europa pueden aceptar la independencia de Cataluña, dado que representaría un claro precedente y antecedente jurídico que haría implosionar a Europa en nuevos Estados fundando sus reivindicaciones en déficits fiscales y agravios históricos.

      10. Humanamente no hay nada que hacer. Sólo se puede confiar en la fuerza de la oración y en la promesa de Jesús de que su corazón reinaría en toda España.

      11. Desde un punto de vista moral y fideístico, la futura Constitución catalana impondrá el relativismo, la perspectiva de género y la cultura de la muerte.

      Eliminar
    2. Un apunte más al viaje a Escila y Caribdis:
      Me mosquea tremendamente el cuento éste de la independencia de Cataluña sobre todo desde que descubrí que el 3-5% no iba a la política, sino al enriquecimiento de los numerosísimos Pujoles que tienen infectada Cataluña. Estando claro, pues, que ni Pujol ni la pléyade de los Pujoles se gastan los cuartos en financiar estas mastodónticas diadas de presupuestos astronómicos, me asalta una terrible pregunta:

      ¿Quién diablos financia todo eso? (La aportación popular no es más que calderilla; y la banca tampoco es: ¡ni hartos de vino!) ¿Quién está tan interesado en la independencia de Cataluña, que no le importa "invertir" en ella?

      Ayer recogía por la calle unos pasquines que apuntaban a Qatar. ¿Por qué no, si ya es el patrocinador del superindependentista Barça, y se le permitirá financiar la tercera mezquita del mundo en la Monumental con tal que "apoye" la independencia?

      Qatar está financiando el Emirato, una de cuyas máximas empresas es la reconquista de su Alándalus. Y obviamente es infinitamente más fácil reconquistar una España rota y en proceso de mayor desmembración, que una España unida y fuerte. Y no es un mal bocado empezar por Cataluña. Seguro que la rebautizarían como Qatarluña.

      Y por si acaso, echemos una mirada a Ucrania: los que han financiado sus movimientos independentistas, tienen clarísimo que para alcanzar sus objetivos necesitan la guerra civil. ¡Y están en ello! Quien financia el independentismo es el que lo lleva por donde quiere. Por eso es tan importante averiguar quién financia el de Cataluña (¡no son los Pujoles!). Con eso se desvelan todos los misterios: pasados, presentes y futuros.

      ¡Qué casualidad! A Podemos lo están financiando Irán y Venezuela. Es por dar pistas.

      Eliminar
    3. - Cuando TV3 ha dedicado 15 horas a la Diada, de ello se deduce que, de facto, la Generalidad ha ddclarado la independencia de Cataluña. A ello se añade el movimiento de desobediencia civil a la reforma educativa por la cuestión lingüística, así como la desobediencia futura a lo que decida el Tribunal Constitucional sobre la ley de consultas y la convocatoria de la consulta independentista.

      - De facto, pues, lo que se verá a partir de ahora, es sólo puro teatro hipócrita y fariseo, montado de cara a la comunidad europea e internacional, para acusar a España de cárcel opresora, dictatorial y tiránica de pueblos y naciones.

      - No hay, de facto, ninguna voluntad de búsqueda de pactos y acuerdos, sólo el trágala de la independencia. La realidad y la razonabilidad, el interés y el bien común, los principios y valores, elementos esenciales de la democracia, además de la voluntad de la mayoría,se soslayan sistemáticamente, porque se trata de conseguir el Objetivo, no de dialogar ni de consensuar nada: ya es tarde.

      - No se llega a estos extremos, si no se tiene la íntima certeza de que la independencia sólo es posible aprovechando este excepcional momento histórico de extrema debilidad de España, en esta tormenta perfecta económica y moral. Por tanto, todo llegará hasta el límite de obligar a España al dilema de haber de escoger entre la intervención militar o la aceptación de la independencia (rendición) sin condiciones.

      - Este proceso lleva directamente hacia la confrontación civil, tal como predijo Rouco (y también Losantos), pues este proceso, diabólico en sí, se hace con engaños y mentiras, con introyección de odio con falsos agravios, además de atacar un bien común secular. No hay verdad, y en consecuencia, somos esclavos de la falsedad y del odio.

      Eliminar
  4. Muy buen articulo-gracis- la Iglesia solo tiene anuniar el evangelio a todo el mundo, y un EVANGELIO DE VIDA, DE AMOR, DE CONCORDIA, SOLIDARIDAD Y PAZ .

    Por favor cardenales, obispos, presbiteros, vicario, etc... dejen de hablar de politica, solo queremos escuchar las palabrs de vida eterna que nos dice el SEÑOR..

    ResponderEliminar
  5. Muy buena Anton, solo añadir Bisbes católics i SANTS, la búsqueda de la santidad el esfuerzo es vivir con Cristo, trabajar con Cristo SER CRISTO es el anhelo del cristiano. Estamos en grave peligro, los anticatolicos los que Iglesias, el día 6 de Octubre de 1.934 cuando ERC y PSOE se sublevaron contra la República y dieron el golpe de estado, ERC "era la Generalitat" que tenia todos los poderes de orden publico, Fueron quemadas cuatro Iglesias y asesinados dos sacerdotes, esto solo en una noche, al amanecer los "valientes escamots" estaban todos en sus casa habiendo arrojado los fusiles a la cloaca y Dencas, que cargo con todas las culpas, huyo con 100.000 pesetas (toda una fortuna) que antes de dar el golpe se hizo empaquetar "para llevar" dejando vacías las arcas de la Generalitat, vamos que no es nada nuevo el medrar con el dinero de todos.

    ResponderEliminar
  6. para esta payasada de la diada se han gastado miles de millones en propaganda, radio,tvc, prensa..etc y no se ha conseguido ni un 20% de participación? y esto que desde los pulpitos también a habido de lo suyo desde la Iglesia "oficial". Hemos conseguido una sociedad enfrentada como nunca, con ganas de darse "leña" unos a otros y esta Iglesia de fariseos apoyando este enfrentamiento. Es esta la Iglesia que Cristo quiso? O es la Iglesia que el Diablo bambolea? pobres catalanes que perdida de "seny". Esa iglesia no recuerda a sus hermanos mártires asesinados por esos nacionalistas ? tan poca memoria nos queda? cuanta hipocresía y mentira eclesiástica, es de pena..¡¡ y quieren evangelizar......¡¡¡ es de risa si no fuera tan triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre la poca memoria que nos queda cuando se dan concentraciones de este tipo, una reflexión algo bestia, pero escalofriante que he encontrado :
      http://barcelonavida.wordpress.com/2014/09/11/imaginemos-muerta-a-toda-la-v-de-la-diada/

      Eliminar
    2. La Diada no es ninguna payasada.El payaso es Ud, anónimo de las 11,23h.
      Creo que se merece el respeto de aquellos que pacíficamente, festivamente quieren celebrarla.

      Eliminar
    3. Anónimo 11.23. Martires asesinados por nacionalistas????, Si conozco católicos nacionalistas, que tuvieron que marchar de cataluña por católicos y que fueron luego asesinados por nacionalistas.

      Eliminar
  7. Es muy inexacta la afirmación de que "los curas abandonan sus obligaciones religiosas para dedicarse a la política". Más bien debería decirse "los curas compaginan su oficio religioso con la política", el tal "abandono" no existe porque cuando sobra tiempo los curas también pueden dedicarse a otras actividades. El que se forme otro Nacionalcatolicismo viene por gravedad natural y nada se puede remediar, solo conviene criticar los excesos esquizofrénicos de los curas que cuelgan banderas esteladas en los campanarios, banderas de un partido que en el 36 mató a muchos religiosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "solo conviene criticar los excesos esquizofrénicos de los curas que cuelgan banderas esteladas en los campanarios, banderas de un partido que en el 36 mató a muchos religiosos."

      ... y que tenían checas en Barcelona y otras poblaciones.

      Por cierto, en el interior de Cataluña, hubo un gran enfrentamiento entre ERC y CNT, sobre todo cuando hubieron los hechos de mayo de 1937, cuando ERC se unió al PSUC para liquidar a la CNT y al POUM.

      Eliminar
  8. La unión de la Iglesia con el poder civil no fue una característica exclusiva de la España franquista, sino una constante en toda la Cristiandad desde la Alta Edad Media. Claro que se trataba de la unión con unos gobernantes verdaderamente católicos, a diferencia de los actuales dirigentes catalanes, que son paganos en su mayoría.
    Los resultados están a la vista: en la época de la unión entre el Trono y el Altar la sociedad era católica sin fisuras; ahora la sociedad está profundamente descristianizada.

    ResponderEliminar
  9. No podemos proyectarnos a nosotros mismos en la Iglesia Católica. Si nos quejamos de la falta de democracia interna en los partidos políticos y de su aislamiento y lejanía respecto de los problemas reales de la gente y sus inquietudes, qué decir de la Iglesia si le aplicamos este molde.

    La Iglesia católica no se cambia desde la base ni democráticamente ni mediante la opinión pública ni los grupos de presión. La jerarquía de la Iglesia está firmemente establecida, para lo bueno y para lo malo.

    Podemos esperar sentados a que llegue en Cataluña la Iglesia que dibuja el artículo de hoy. En Cataluña, en la Iglesia, se tiene alergia al "espiritualismo". Se apela mucho a la encarnación de la fe en las coordenadas de la Cataluña actual, a la "opción preferencial" por los pobres...El pontificado romano actual también refuerza esta corriente.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades al webmáster por la tercera foto. ¡Vale tanto como el artículo! Pujol, predicando. Detrás de él, el abad de Montserrat con cara y pose embobada, transida, totalmente abducido (¡y reducido!, miren cómo se empequeñece) por el predicador. Y de contrapunto, la señora que aparece a la izquierda, crecida y alegre. Una belleza de foto. Felicidades de nuevo.

    ResponderEliminar
  11. Puede que muy pronto en lugar de Sistach,en la foto,esté el imán de turno con su repectiva chilaba y turbante.
    Me impresiona la foto de soler i el bisbe escuchando a pujol,¡¡¡QUE BONITO¡¡¡¡
    Tambien me hace mucha gracia la siguiente foto de sistach con los poderosos,no con los pobres y marginados de éste mundo ¡¡¡¡¡HIPOCRITAS¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanta mediocridad en la Iglesia Patriótica Catalana!. La mayoría de obispos catalanes sin estudios universitarios civiles y el cardenal arzobispo de Barcelona con unas nociones de derecho canónico, propio de "universidades" por llamarlas de alguna forma.

      Eliminar
  12. Se puede decir más alto, pero no más claro, don Cesáreo. No sé por qué, pero el elenco de fotos obscenas que guardo, muchas de ellas extraídas de estas páginas, conforman un álbum de la desvergüenza que deja chiquito los almanaques de hembras desnudas de las cabinas de los camioneros.

    Los tratados de teología moral del XVII eran, siguiendo el patrón jesuítico, elencos casuísticos. Por ejemplo, "llenar de sal un campo, ¿es pecado reservado al ordinario del lugar? ¿Puede perdonarlo el párroco en caso de muerte del prelado?

    Podríamos formular con ese álbum una suerte de thought experiment sobre las obscenidades de los obispos, curas y monjas de la secesión.

    ¿Es pecado que Martínez Sistach aparezca con báculo junto a un defraudador, aunque sea presidente de la Generalidad? ¿De qué es pecado: mentira porque no santifica nada, robo por la aquiescencia con un defraudador, escándalo por hacerlo junto a alguien que con sus votos ha legalizado el aborto a plazos y el matrimonio homosexual?

    La foto de Pujol con varios obispos sucesivamente: Martínez Sistach, Pujol, Vives, Pardo: ¿Es pecado, y si es pecado de qué clase, la presentación de un inmoral objetivo por el cardenal en una facultad de teología hombre modelo de ética política? Revisemos: ¿va contra el quinto, pues instó como presidente del partido la aprobación de la ley asesina del aborto libre? ¿Va contra el noveno porque instó la desnaturalización del matrimonio? Ítem más, como ladrón reconocido, ¿en qué faltó Martínez Sistach al bendecir esa cueva de ladrones que era la Fundación Jordi Pujol financiada entre otros con dinero detraído de la sociedad ? ¿Hasta qué punto faltó Martínez a la dignidad de hombre recto y hasta qué punto faltó a la dignidad del episcopado? ¿Cabe pensar que no supiera quién era Pujol? ¿Hizo caso omiso a la abundancia abrumadora de indicios y denuncias? ¿Por qué? ¿Por orgullo? ¿Por falta de perspicacia? Si por falta de perspicacia, ¿en qué pecó cuando despreció todo lo que se había escrito sobre el individuo con anterioridad? Etcétera.

    La foto de Pujol con el obispo Pujol y Soler: Si no parece que hubiera servidumbres de protocolo, ¿en qué faltaron a la honradez y a la dignidad de su estado la presencia de esos eclesiásticos en una soflama de un político de media virtud? ¿Significa esa abdicación de la dignidad cristiana una aprobación de las medidas anticristinas promovidas por el sujeto? ¿Recibieron a cambio bienes materiales como apuntalamiento del tejado de una iglesia o unos fondos bibliográficos? ¿Es eso un caso de simonía? ?¿Tienen algo que ver esa postura servil con declaraciones prosecesionistas como "el poble de Deu ha estat convocat pel president Mas a votar?
    Puesto que esa foto indica sumisión --servilmente detrás del orate-- ¿hemos de entender los pronunciamientos secesionistas de esos eclesiásticos y de quienes de ellos dependen como tributo a algo?

    Otra foto: la de Pardo aplaudiendo una soflama separatista: ¿En qué vicio cae Pardo cuando aplaude un discurso contrario a la doctrina iusnaturalista, social, de la Iglesia? ¿Va contra el primer mandamiento? ¿Es poner la utópica nación por encima de Dios? ¿Es el escándalo la mayor de las transgresiones cometidas en ese acto? Etcétera.


    La turbación hormonal que el calendario le produce al camionero es peccata minuta comparada con la desvergüenza moral del álbum eclesiástico.

    Aun recuerdo la foto de Alberto Iniesta con Carrillo. Llamado a Roma, Juan Pablo II le hizo saber su profundo desagrado, por agravio a los mártires, del prelado. No lo recibió. El silencio del pontífice debió de dejarle sordo y se recluyó en Albacete.

    Iniesta, evidentemente, no aplaudía la muerte de miles de curas, monjas y fieles promovida por Carrillo o su ideología. No creo que el obispo Pujol sea partidario del aborto, ni de los miles de asesinatos que una pérfida ley aprobada por los secesionistas. Pero ahí está su cabeza postrada ante Pujol, fautor de esa normativa.

    Qué álbum!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delicioso el álbum de fotos de JMVG con sus comentarios moralistas. Muchas gracias por esas airosas pinceladas de humor.

      Eliminar
  13. ¿Están seguros los independentistas de que los jubilados preferirán cobrar la pensión de la República catalana que del Estado español? Son los jubilados los que tienen la llave de la independencia de Escocia. Si éstos se fían más de Inglaterra que de Escocia para cobrar la pensión, la independencia tendrá que esperar a mejor oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SALVADOR nombre de pila12 de septiembre de 2014, 22:17

      Primera pregunta a los pensionistas Catalanes.
      Segunda pregunta a los Agricultores Catalanes.
      Tercera pregunta a los que viven de la sopa boba.
      CON LA DEUDA DE LA GENERALITAT, Perdon me olvidaba que España nos roba, los politicos Catalanes NO...

      Eliminar
    2. ¿Cotizamos a España y luego nos dará las pensiones Qatarlunya? No me creo nada. Lo primero que dirán es que no hay dinero (Se lo dimos al Gobierno Español) y lo segundo, que no tienen ningún motivo para pagarnos, puesto que no nos han cobrado. Esta es una de las cuestiones que más se han silenciado: la independencia supondría la pérdida de derecho a todas las prestaciones de la Seguridad Social. Es evidente, pero también lo es que nadie quiere ver ya la evidencia.

      Eliminar
    3. Salvador: Ahora ha resultado que quien nos roba es Andorra...

      Eliminar
    4. Respuesta al anónimo de las 0´23 , es patetico a estas alturas que el mundo esta globalizadose, se pretenda hacer paises MICRO PEQUEÑOS, solo a mi pequeñisimo saber y entender, deduzco que en todo este TINGLADO, se esconde la MACRO CORRUPCION, aun que escuchado ningun sermon, mejor dicho HOMILIAS, denunciando la CORRUPCION, sera porque todos CHUPAN DEL BOTE ?...

      Eliminar
  14. Y a los curas y a los obispos, ¿seguirán pagándoles sus sueldos? Probablemente, no. Porque ellos mismos se han cuidado muy mucho de que los catalanes no marcaran la x de la Iglesia en la declaración de la renta. Por eso los contribuyentes catalanes no dan para mantener ese dispendio. En el resto de España, sí alcanza; pero en Cataluña, no.

    ResponderEliminar
  15. En vez de llevar la Palabra de Dios EVANGELIZAR se han dedicado empezando por el Cardenal a hacer política... ¡Qué Dios se lo demande!!!! el daño es casi irreparable!!!

    ResponderEliminar
  16. Por cierto hoy la Forcades se desplaya, reinvindica su apoyo al aborto, Obispos y Cardenales muuuuuuuuuuuuuu

    ResponderEliminar