lunes, 8 de septiembre de 2014

José Alejandro Vara bebe de buenas fuentes

Vozpopuli situaba al obispo Julián Ruiz Martorell como candidato para suceder al cardenal Sistach
Ha sorprendido enormemente el artículo publicado en Vozpopuli en el que se apuntaba que el sustituto del cardenal Martínez Sistach podía ser el obispo de Huesca y Jaca, monseñor Julián Ruiz Martorell. Un nombre que no había salido en ninguna quiniela; no sólo en referencia a Barcelona, ni tan siquiera para cualquier otra posible vacante episcopal.

Pero quien firmaba el artículo no es un cualquiera. José Alejandro Vara es un periodista de largo recorrido, columnista de prestigio, tertuliano en diversos medios y con un largo currículum a sus espaldas, incluyendo entre sus destinos la dirección de la edición Cataluña de ABC. Evidentemente, no es un periodista eclesial, lo cual se nota en alguna superficialidad de su pieza,  pero lo que no se puede negar es que posee muy buenas fuentes, especialmente relacionadas con la Casa Real y el gobierno de la nación. Si uno sigue sus artículos (especialmente los que publica en Vozpopuli), advertirá que José Alejandro Vara ha acertado más de una primicia, lo cual revela que alguna garganta profunda posee en los más altos centros de poder.

El periodista José Alejandro Vara
Por consiguiente, siendo el periodista serio, la pista no podía ser desdeñada, por lo cual nos pusimos detrás del rastro Ruiz Martorell y nos han confirmado (también tenemos nuestras fuentes, ya lo saben) que su nombre está sobre el tapete vaticano. Ciertamente, José Alejandro Vara no hablaba a humo de pajas.

Resulta que el papa Francisco está verdaderamente hastiado de las presiones que está sufriendo respecto a la sucesión en el arzobispado de Barcelona -de uno y otro signo- y ha decidido buscar un obispo pastor, cuyo nombre no se halle en ninguna de las listas que se han hecho correr. Uno de esos nombres es Julián Ruíz Martorell. El deseo del Papa es que la Iglesia en España se aleje de la política y ese alejamiento de la política comprende tanto las posturas independentistas (que deben tomarse con muchas pinzas, según palabras de Francisco) como las pro-gubernamentales. 

Mons. Juan José Omella
En su consecuencia, parece encaminado a designar un arzobispo ajeno a la actual composición de la Iglesia en Cataluña, aunque busca uno que hable catalán y no levante muchas ampollas en ninguno de los bandos. Creo que Ruíz Martorell no habla la lengua de Pompeu Fabra y que si su segundo apellido es de origen catalán, sus antepasados en el Principado se pierden en la noche de los tiempos. El actual obispo oscense nació en Cuenca (que curioso que los dos únicos prelados que nacieron en esa provincia sean candidatos a Barcelona), aunque desde muy pequeño residió en Zaragoza. Cierto es que es políglota y habla castellano, inglés, francés e italiano y domina el latín, griego, hebreo y  arameo, así como lee fácilmente en alemán. A un políglota le cuesta menos aprender otro idioma. Aunque, en el terreno de la lengua podría hacerle competencia el obispo de Logroño, monseñor Omella, el cual nació en la localidad turolense de Cretas, lindante con la provincia de Tarragona, en la comarca del Matarraña, donde sí se habla catalán. Por otro lado, Ruiz Martorell (así como Omella) no se engloban dentro de la categoría de los prelados conservadores, lo cual podría ser un atenuante a dispensar por la progresía local.

Con todo, el único que no presiona es el cardenal Martínez Sistach. Él posee las virtudes del corcho y conoce el efecto adverso que producen esas intromisiones. Especialmente en el papa Francisco. Su ideal es sucederse a sí mismo, con lo cual el vaivén político le va de perlas. Lo que sucede es que, después de la performance de este 11 de septiembre, vendrá la consulta del 9 de noviembre, que, si se celebra, será una consulta de costellada, sin reconocimiento internacional alguno. Pero después vendrán las municipales o unas plebiscitarias. Es decir, el cuento de nunca acabar. Y en Roma se están cansando del cuento, por lo que no es extraño que busquen desesperadamente un obispo alejado del mismo. Sea Ruiz Martorell u otro. 

Oriolt

21 comentarios:

  1. Interesante articulo del fue hasta unas semanas director de Vida Nueva:
    http://blogs.lavanguardia.com/atrio/2014/09/05/en-la-sucesion-del-cardenal-de-barcelona-cuidado-con-no-quemarse-la-mano-93111/

    ResponderEliminar
  2. La señera, Santa Eulalia y la Mercè9 de septiembre de 2014, 0:40

    El artículo de ayer decía lo siguiente:

    Misa por los patriotas catalanes en la basílica de Santa María del Mar, presidida por el cardenal Sistach, con bandera catalana [la señera sin estelada] incluida en el mismo presbiterio.


    La ruptura con la tradición auténtica es patética entre nuestras autoridades políticas y eclesiásticas.

    Según la historia que he leído, aunque durante los siglos las banderas han variado mucho, la bandera auténtica de Barcelona del 1714 era la de Santa Eulalia: doble bandera, militar y religiosa durante el Corpus.

    A su vez, la bandera de Cataluña, en el 1714, correspondía con la de la Diputación del General [hoy Generalidad], y era la de San Jorge.

    De acuerdo con la historia, en el sitio de 1714 no había señera, ni estelada (copia de la cubana y ésta diseñada por la masonería), sólo la de Santa Eulalia y San Jorge.

    La masónica estelada, la del triángulo con la esotérica estrella pentagrama, se dice que es una bandera de guerra: hasta que no haya la independencia de Cataluña (o la de los Países Catalanes) seguirá siendo enarbolada.

    Todo un símbolo: se ha pasado de la bandera plurisecular de la mártir católica Santa Eulalia, para pasar a una bandera masónica, la estelada. Todo de acorde con el estilo de hacer política bajo el plan satánico: corrupción y leyes inicuas.

    Se dice que la bandera de Santa Eulalia tenía una antiquísima historia, pues fue señera durante las expediciones contra los "moros en el reino de Aragón y conquistas de los reinos de Mallorca y Valencia y contra potentados en los reinos de Sicilia, Nápoles, Cerdeña, Córcega y en diferentes costas de África."

    La Virgen de la Merced de Barcelona también tenía una bandera, la del VIº Batallón de la Coronela de Barcelona.


    ¿En qué ha acabado toda esta historia con la Diada del 2014?


    1. En la misa de Barcelona con el cardenal Sistach, ponen la señera que NO era la bandera bajo la cual dieron la vida y la integridad física los barceloneses del 1714.

    Santa Eulalia, de Sarriá, fue una niña de trece años, que aceptó el martirio y las trece torturas del juez inicuo Daciano enviado por Diocleciano, que quería su apostasía ante los dioses falsos del Imperio Romano.

    Los defensores de Barcelona, tanto los de 1714 como los de la Edad Media, no dieron su vida por la señera, un símbolo abstracto, sino viendo el rostro concreto y el cuerpo concreto de una niña, con su instrumento de tortura al lado, y fueron heridos y muertos, muchos en agonía y con mutilaciones graves, recordando como católicos a una niña que lo dio todo por una causa justa.

    Ella, Santa Eulalia, dio su vida por Cristo, mientras que los políticos (y también algunos de nuestros consagrados) de hoy no dan su vida por nada y por nadie, y además del oprobio de aprobar leyes inicuas contrarias a Dios, encima se atreven a corromperse por la idolatría del dinero, vejando el bien común (enfermos, jubilados, dependientes, pobres y necesitados), la ley divina y la ley natural (vida, familia, matrimonio y educación).


    2. La decadencia católica de la ciudad de Barcelona queda plasmada crudamente en sus celebraciones de Santa Eulalia y la Virgen de la Merced: durante muchos años, Santa Eulalia se denominó la Laia; y en este año 2014, la Virgen de la Merced se llama "2014 mercès", con un cartel sin ningún símbolo religioso, pero lleno de burbujas e irreconocibles signos de "identidad" de la ciudad.

    - Las burbujas de la Virgen de la Merced 2014: merce.bcn.cat/ca/el-cartell

    - La biografía descafeinada de Santa Eulalia 2014: santaeulalia.bcn.cat/sites/default/files/pictures/Llegenda.pdf

    - El ridículo nombre de La Laia para no decir Santa Eulalia (psicotrónica Eulalia del 2010):
    sonja-wimmer-y-la-laia-en-barcelonatagseventosnoticiasfesta-de-la-laiabarcelona-eventossonja-vimmerilustradorescarnaval-barcelonapatrona-barcelona


    [El obispo de Huesca y Jaca, monseñor Julián Ruiz Martorell, como mínimo, tiene un nombre y dirige una diócesis que pertenecieron a la Corona de Aragón, que sufrió la derrota con Felipe V]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, pero no hay peor sordo que el que no quiere escuchar, ni ciego que el que no quiere ver, ( en el Penedes, por cierto tierra de origen de Monseñer Pardo, se dice, QUE DEU FAGI MES QUE NALTROS y en Barcelona QUE DEU ENS ARREPLEGUI CONFESATS)

      Eliminar
    2. "...no hay peor sordo que el que no quiere escuchar, ni ciego que el que no quiere ver."

      Y es que no hay continuidad moral entre la Cataluña del 1714 y la del 2014: monarquía contra república, catolicismo contra laicismo, España contra Países Catalanes, banderas, clima social y económico. Incluso a nivel de compromiso íntimo y espiritual.

      A pesar de ello, me parece que hay que seguir insistiendo; la Virgen María insiste también con los muchos supuestos mensajes que va dejando alrededor del mundo sobre la necesidad de conversión.

      Eliminar
  3. Pueden preguntar por Ruiz Martorell a los de Oscaiglesia:

    http://oscaiglesia.blogspot.com.es/

    Por cierto, ¿estará D. Elías Yanes detrás de esta candidatura?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo que dice esta web es cierto, esté obispo vendría a echar el cierre definitivo de la Iglesia en Barcelona.

      Eliminar
    2. Fred:

      No sólo echará el cierre definitivo de la Iglesia de Barcelona, sino que lo convertirá en un páramo segado, apisonado y asfaltado, para que nada nazca ni crezca.

      Me ha hecho gracia este párrafo de Oscaiglesia:

      "Cada vez que el obispo necesita a un sacerdote para que se ocupe de algo siempre ocurre lo mismo: se lo encarga a Satué. Y Satué sigue acumulando cargos y cargos, algunos de los cuales ni siquiera se han hecho públicos."

      En definitiva, vendría alguien que haría bueno a Sistach, y además, convertiría la diócesis en un erial, diócesis que además desconoce en su totalidad más absoluta, completa y plenificada, y sin capacidad para leer, entender y hablar catalán, necesario ante la gravedad de la situación diocesana barcelonesa.

      O sea, cuando en un programa de radio o en una revista o diario digan algo, Julián Ruiz Martorell no va a entender nada; y encima, sin conocer de forma vívida en persona todo el postconcilio y las deformidades espirituales que lo destruyeron en Barcelona. Julián Ruiz será un arzobispo descontextualizado históricamente, aislado lingüísticamente, y delegando en el tal Satué que tampoco nada sabe de los eclesiohorrores barceloneses: bravo, Vaticano.

      Como dijo el cardenal Carles, la diócesis, en el 2004, estaba enferma espiritualmente, pero hoy, 2014, está en fase terminal.

      Muchos son los gravísimos problemas que se arrastran y que han sido agravados por el gobierno de Sistach: progresismo, modernismo y racionalismo bíblico, moral, fideístico, pastoral y teológico; Nueva Era; nacionalismo y progresismo políticos; enfermedades espirituales y graves trastornos de todo tipo; irregularidades en todos los campos: dinero, personal, organización.

      ¿Lo va a arreglar alguien que nada sabe de Barcelona?

      Sólo si es cierto lo que cuenta Oscaiglesia, entonces queda claro que todo va a seguir igual, tirando a peor.

      Eliminar
    3. El encargado del cierre dela Iglesia católica en Barcelona es el Cardenal Arzobispo actual que, por cierto, el Papa le ha nombrado participante en el inminente sínodo sobre la famlia en Roma. Otra perla en el aula del sinodo...

      Eliminar
    4. "El encargado del cierre dela Iglesia católica en Barcelona es el Cardenal Arzobispo actual..."

      Otra prueba más del desastre organizativo que empieza a asolar al Vaticano.

      Eliminar
  4. Para Barcelona, por lo que se intuye, lo que importa es que su futuro obispo hable lenguas. Pues este de Huesca tan dado a les lenguas es la persona ideal. Además, con facilidad sabrá catalán, árabe y chino y, así podrá atender las relaciones con la gran mezquita de Barcelona que se va a construir en la plaza de toros y que, parece ser, que será la más grande de Europa y los templos pagoda de los chinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi personal parecer, Francisco tiene una elección imposible desde el punto de vista humano.

      1. Si escoge un obispo marciano-forastero, que no ha tenido ningún contacto infeccioso con el enfermo, pero que no sabe el catalán (o sí lo sabe) y sobre todo y esencialmente, no ha tenido ninguna experiencia vital ni memoria histórica del nacionalprogresismo, de lo que representaron los años 1968-1975 y todo el antifranquismo eclesial, de las "ximpleries" servidas en platos diversos de Montserrat y de muchas decrépitas congregaciones religiosas, y de las perversidades demoníacas de algunos consagrados, religiosos y teólogos, le va a pasar lo mismo que al cardenal Carles: rechazo desde el primer minuto por ser ortodoxo (o sea, carca), y sin entender en lo más profundo de su ser todas las dinámicas internas del vientre y el corazón de la Bestia, cosa evidente porque no vivió con la Bestia.

      2. Si nombra un obispo aborigen-indígena, en principio conoce la lengua y todos los problemas internos de la Iglesia catalana, pero se corre el riesgo de que forme parte de la "tribu" con la simple amenaza de ventear "sus esqueletos de su armario".

      3. No sólo es necesario la persona adecuada del obispo, además se necesita el "Equipo A", necesarios para sanar al enfermo: biblistas, teólogos, moralistas, psicólogos, exorcista, economista, abogado, canonista, liturgista.

      Una sola persona, sin "Equipo A", no hará absolutamente nada: recordar los casos Carles y Marcelon González Martín, éste "expulsado" por Pujol-Benet mediante la campaña "Volem bisbes catalans" [= bizcochables, "dels nostres"].

      Eliminar
  5. Si restablece el equilibrio lingüístico tradicional en la sociedad catalana: blingüismo catalán-castellano, en el sentido de igualdad de uso de ambas lenguas en la liturgia, sería un gran adelanto y un factor de pacificación social.
    Ya está bien de sectarismo nacionalista. Tiene que llegar la hora de la catolicidad, la universalidad, donde todos somos hijos del mismo Padre y ninguna lengua debe imponerse a la otra. Porque la lengua es patrimonio de las personas, no de los territorios.
    LAUS DEO VIRGINIQUE MATRI
    José de La Roda

    ResponderEliminar
  6. Explico dos noticias interesantes que hacen referencia no al nombramiento del futuro obispo de Barcelona por el papa Francisco sino a otro tipo de decisiones de gran trascendencia.

    Según ha publicado el diario argentino La Nación, el día 3 de agosto (http://www.lanacion.com.ar/1715373-misioneros-de-francisco-capillas-en-las-villas-donde-conviven-politica-y-religion), no desmentida por la Santa Sede ni la CEA, ha surgido en Argentina un movimiento católico creado por Emilio Pérsico, jefe del Movimiento Evita Perón, con autorización personal del papa Francisco en una entrevista celebrada en Santa Marta. Se trata de los “Misioneros de Francisco” que tienen por objeto crear capillas del “pueblo” en los barrios pobres argentinos. De entrada se mezcla la política y la religión, pero además las capillas serán católicas pero al margen de la Iglesia, no estarán bajo la autoridad del obispo, y con una liturgia “francisquista”, que no franciscana, pues no se atendrán a lo que ellos llaman “cultura eclesial”.

    La idea es que ahí se hagan actividades religiosas, como velatorios y cadenas de oración, junto a encuentros comunitarios (la fiesta de las niñas que cumplen 15 años o el Día del Niño). La aspiración máxima es que, a instancias de algún "cura compañero", pueda haber celebraciones litúrgicas como bautismos comunitarios y “hasta misas”. Por tanto, las celebraciones litúrgicas estarán equiparadas a la fiesta de una quinceañera, y el nombre de las capillas lo elegirán los vecinos sin necesidad de que sea de santos, por ejemplo “los de una villa de Madariaga llamarán a la suya Iván Sepúlveda, por un joven víctima de gatillo fácil”.

    Los “Misioneros de Francisco” son un grupo paralelo a la Iglesia, ya que dicen: “somos parte de la Iglesia Católica, pero no como institución, sino como pueblo de Dios”, por lo tanto señalan la existencia de una iglesia institucional y una iglesia del pueblo, y aunque esto no es una novedad, sí lo es el que tengan el apoyo del Papa.

    Por otra parte, según informa Sandro Magister (http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350864?sp=y) existe el sí "in pectore" de Francisco a los divorciados vueltos a casar, del que ya hay un precedente argentino.

    En el comentario de un artículo anterior en esta web alguien señaló con referencia a la política papal (centrada en la justicia social y la marginación de los principios innegociables y del evangelio de la vida y la familia), junto con la pobreza doctrinal y ligereza del papa Francisco (que trata de compensar con la afectividad humana), como el camino hacia la eclesiocatástrofe. Las dos noticias citadas son dos buenas muestras en esa dirección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. --- Estos Misioneros de Francisco parecen una copia de las Misiones Bolivarianas pero en clerical, y de confirmarse, situarían evidentemente a la Iglesia directamente en la apostasía y el cisma ante semejante barbaridad y calamidad espiritual desde todos los puntos de vista: demonológico, pastoral, episcopal, espiritual, litúrgico, devocional, oracional, misionero, catequético, canónico.

      Sería el entierro directo e inmediato de la Iglesia, junto con la comunión a los divorciados vueltos a casar, por lo que me parece que parece ser una noticia con un juicio de intenciones.

      No la creo posible esta noticia y opinión, pero cuando el rio suena...


      --- Según diversos profetas postbíblicos (supuestas revelaciones privadas), parece ser que se prepara dentro de la Iglesia, bien desde el Vaticano, bien desde un sector de la Iglesia, la Abominación de la Desolación, es decir:

      1. el cambio de la fórmula de consagración eucarística ("Éste es mi cuerpo..."); y

      2. la pérdida de la eucaristía como Cuerpo y Sangre de Cristo, para ser un simple recordatorio de la Cena y degradarse en pan y vino no transubstanciados.


      --- La consideración de “somos parte de la Iglesia Católica, pero no como institución, sino como pueblo de Dios” es una verdadera estupidez y una auténtica memez teológica.

      A estas "Misiones bolivarianas eclesiales", uno no ha de acercarse ni de lejos, ni en pensamiento. Es el antievangelio, la antiiglesia, el anticristo.

      Pero lo peor de esta burrada es que a la hora de la sagrada comunión eucarística:

      1. el sacerdote no va a tener la intención de hacer la consagración según las palabras de Jesús

      2. no se van a seguir los ritos de la misa, sino que habrá una liturgia y una evangelización "populista"

      3. no se van a decir las palabras verdaderas de consagración

      4. no se van a usar las verdaderas materias del pan y del vino (pan de trigo y vino de vid)

      5. se van a introducir palabras, gestos, ritos paralelos y materiales inapropiados, inadecuados e inoportunos

      6. se va a administrar la comunión de forma liberalmente salvaje, cada cual como le de la gana: cogiendo el pan con la mano, intintándolo por sí mismo

      7. no se va a dar en la boca y de rodillas con reclinatorio

      8. se dará sin ayuno eucarístico

      9. se va a dar sin el rite dispositus: debidamente dispuesto en estado de gracia, mediante la confesión sacramental correctamente administrada, previa evangelización que permite conocer los mandamientos que se vulneran con el pecado

      10. se va a dar a personas que no pueden comulgar: divorciados vueltos a casar, unidos en pareja de hecho o de derecho, adúlteros, matrimonios o parejas homosexuales, padres de hijos obtenidos por vientre de alquiler o reproducción asistida, católicos que han cometido eutanasia, eugenesia o suicidio asistido...


      --- Hay dos libros, entre otros, fundacionales de esta Iglesia Popular, Progresista y Alternativa:

      FRITZ LOBINGER

      1. "Equipos de ministros ordenados"
      Una solución para la eucaristía en las comunidades

      2. "El Altar vacío"
      Un libro ilutrado para debatir sobre la falta de curas

      Propone un "altar" con tres laicos concelebrantes, provistos de un ministerio eclesial especial, que realizarán una paraliturgia de la celebración de la Palabra con administración de eucaristía, que sustituye a la misa celebrada por sacerdote.

      Los [pocos y escasos] sacerdotes estarán encerrados en la Catedral o en iglesias principales desde las cuales expedirán, vía postal o recogida personal, todas los panes consagrados necesarios para todas estas pseudoparroquias de la diócesis.

      Interesante para Gerona, que en menos de 10 años, va a convertirse en una diócesis con 380 parroquias y unos 10 ó 20 sacerdotes.

      Eliminar
  7. Doncs els d'Oscaiglesia faran festa major!

    I és evident que ningú fot cas del de la cigonya del campanar que sempre en parla pestes d'aquest bisbe, per tant potser no deu ser tan dolent.

    ResponderEliminar
  8. Todo esto me parece un montaje de Yanes y sus secuaces, no olvidemos que la sombra de este señor es alargadísima. Esto puede ser un juego de carambola: sacamos en las noticias a Julián para que sea Omella y si puede ser Julián sea de Zaragoza.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Si no habla el catalán, y probablemente ni siquiera lo entiende, seguro que no es nombrado arzobispo de Barcelona. En cambio si Omella lo habla tiene muchisimas mas posibilidades que Ruiz. Cualquiera que lo hable, incluido Sanz Meneses, de hecho. O Vives. O Pujol. O Pardo.

    ResponderEliminar
  11. Don Julián Ruiz Martorell es, si no el peor, uno de los peores obispos de España, con la gravísima circunstancia añadida de que estaría en Barcelona hasta el año 2032, que es cuando cumple 75.Que el papa nombre a quien quiera, que Jesucristo ya le pedirá cuentas, como a todos.Detrás de este prelado nefasto está monseñor Yanes, que hizo a nuestra Iglesia un daño inmenso y posiblemente irreversible.

    ResponderEliminar
  12. El Vaticano,si quiere salvar espiritualmente Cataluña,tendrá que escoger un Obispo formado en Toledo,si tiene que aprender catalán que lo aprenda.
    Si quiere un Obispo pólitico,que contente a lo de volem bisbes catalans ,por aqui hay demasiados.
    Pero cuidado con la elección, por que el enfermo no es de gripe ,es de pulmonia

    ResponderEliminar
  13. Creo que es la opción a seguir, muchos Papas han seguido su propio camino y a mi me está gustando mucho el que tomando el de ahora la verdad, se le ve un hombre honesto

    ResponderEliminar