domingo, 14 de septiembre de 2014

El Pastor de gran talla que Barcelona necesita

Todos nuestros asiduos lectores, especialmente aquellos que nos siguen desde nuestros inicios, pueden tener la impresión de que no van a leer en este artículo sino una reiteración de cuanto hemos escrito a lo largo de estos más de siete años. Repetido y explicado por activa y por pasiva, no se equivocarán si así concluyen. Es que las cosas esenciales me gusta repetirlas una y otra vez, para así ir perfilando la manera de decirlas hasta llegar a su quintaesencia.
Quizás la única novedad es que deseo ilustrarlo con tres nombres que en estas últimas semanas han sido puestos en directa relación con nuestra Archidiócesis de Barcelona. En primer lugar con el del cardenal Don Antonio Cañizares, recién nombrado arzobispo de Valencia, y con don Carlos Osoro, nuevo pastor de la Iglesia de Madrid. Ambas personalidades, tan diferentes entre sí, son y continuarán siendo un activo muy importante para los próximos años de la Iglesia en España, aunque nunca llegarán a ser desde su ministerio pastoral en Valencia y Madrid, un referente para el futuro pastoral de Barcelona.
Y ése es el drama de nuestra Archidiócesis: su mal camuflado aislamiento. Y digo mal camuflado porque aunque nuestro n.s.b.a. Cardenal Arzobispo Martinez Sistach se empeñe en la organización de múltiples eventos pastorales en nuestra ciudad, éstos no pasan de ser y constituir un evento aislado más en esta Barcelona de Ferias y Congresos. Constituyen un soniquete más o menos bien orquestado con preludio, nudo y desenlace, que nada de fecundidad aportan y en nada transforman la realidad pastoral de la diócesis donde la atrincherada ideología progresista domina y controla las instancias de gobierno. Todo lo que Sistach ha intentado hacer, es revestir con telas coloridas la putrefacción de Barcelona. Para su propio relumbrón y su nada contenido afán de fama personal. Una forma como otra de equilibrar su profundo complejo de inferioridad. Miserias de la condición humana a cargo del futuro de una diócesis. 

Toda la más que comprobada mediocridad de Cañizares no podrá con lo que tan bien consolidado ha dejado Osoro en la Archidiócesis de Valencia. Sólo ver la unidad de su clero y la salud del Seminario, es para darse por satisfecho. El de Requena tendría que poner muy mala intención y saña para destruirlo. Pero es su tierra y la ama profundamente. No lo hará. Valencia le dará cariño y él sabrá corresponder.

Osoro se encuentra con algo muy parecido en Madrid. Nuestro buen amigo Pacopepe lo ha repetido en estas últimas semanas por anverso y por reverso, en prosa y en verso. Madrid es una perita en dulce para el de Santander, que siendo hombre inteligente, no hará sino aumentar y engrandecer la herencia pastoral recibida, para bien del pueblo de Dios que peregrina entre el Henares y el Manzanares. Los pocos o muchos gestos de pseudo-populismo con que pueda poner sal y pimienta a los come-comes de la Corte y Villa no harán sino engrandecer y referenciar su figura, como le sucede al Papa en Roma con respecto al mundo mundial. Malabarismo que en un argentino se convierte en obra de arte, y que ignoramos qué resultados dará en un cántabro de la Montaña. Sobrio y parco castellano viejo al fin y al cabo. Como puerto de Castilla al mundo fue Laredo.
Harina de otro costal y “figues d´un altre paner” constituiría el hipotético arribo del nativo conquense y actual pastor oscense a Barcelona. Don Julián es un intelectual en toda regla; y como tal, hombre de introspecciones y silencios, de lecturas y retiros. De él no podemos decir nada más que cuanto reflejó nuestro buen amigo Gabriel Ariza en los apuntes biográficos que Infovaticana le dedicó aún no hace un año 
 Pero mi experiencia pastoral como sacerdote y mi personal conocimiento de esta Archidiócesis que me ha visto nacer y que conozco en profundidad,  es que nuestra amada Barcelona necesita a un pastor que sea mezcla de aquel personaje tan peculiar que fue el laborioso propietario del Restaurante Los Caracoles, el señor Bofarull, que hasta el último de sus días, en la década de los 70,  aún cogía la vieja tartana para ir a comprar personalmente al mercado de La Boquería, porque quería escoger él personalmente todas las viandas de sus fogones, y de aquel otro orondo famoso que fue el buey mudo, el Doctor de las Escuelas, Santo Tomas el de Aquino.
Pragmatismo realista y laboriosidad pastoral, profundidad intelectual y profundo recogimiento interior. Envergadura dos toneles de gran peso que ignoramos si casarán bien con el talle, la talla  y la medida de Don Julián. Nosotros, llegado el caso y de entrada, estaremos a su lado. A fuer de buenos hijos. Y sin condicionarle, permaneceremos para procurarle un mapa de minas del terreno. Como un servicio más y necesaria contribución.
Prudentius de Bárcino

23 comentarios:

  1. Muchos sinsabores seguirá provocando el cardenal Martínez. Todo por su mejorable formación. Todo por lo que él cree son calculadas palabras y no son más que dislates abiertos de mal alumno.

    Repaso su soflama, un sermón es otra cosa, en la Misa con bandera de la célebre fiesta reciente. Como se le ha repetido por activa, por pasiva y por perifrástica que no tiene en cuanto obispo autoridad alguna para meterse en berenjenales de "nacionalidades y naciones" y como señor Martínez sólo presenta lagunas manifiestas, desconocedor hasta la historia (ignorancia voluntaria, no lo olvidemos) ha querido en su parlamento en cuestión algo así como razonar cómo debe ser del amor a Cataluña fundándolo en el amor al prójimo. ¿Y por qué no amor a España? ¿Y por qué no amor a los catalanes que no se sienten catalanistas? No seré yo quien niegue el apego legítimo al terruño, pero las declaraciones tienen un contyexto y sólo un personaje torpe puede escudarse en distinciones que recuerdan a Fray Gerundio del Padre Isla.

    No es Martínez hombre prudente y timorato. Martínez hace daño. Objetivamente.
    El obispo de Sant Feliu acaba de decir que no tiene autoridad para instar a la unión o a la secesión. Martínez sí cree tenerla.

    En numerosas ocasiones, más de las necesarias y convenientes, ha resbalado Martínez en esas cuestiones. Cuando dijo que él no se pronunciaba pero sí podía afirmar que su hermana era separatista. Qué listo, qué sutil.

    Como cuando presentó a Pujol en la facultad de teología como hombre modelo de ética política. Martínez no es partidista, qué va. Martínez no es secesionista, qué va. Martínez sigue, dice él, la doctrina de la Iglesia...nacional, que, como es sabido es un craso error eclesiológico que no comete ni el alumno más torpón.

    Martínez, mientras dure en el cargo, seguirá haciendo mucho daño.

    Volverá a enredar con frases ambiguas que él cree inteligentes. Como cuando llamó la nostra a una televisión que hasta el Colegio de periodistas de Cataluña acaba de denunciar por sectaria, por mentir al mezclar información y propaganda, por no recordar que, cuando de su boquita salió tan afortunada expresión estaba la "nostra" poniendo en ridículo y mofándose de BXVI. Cierto Martínez, es la seva. Se la doy entera.

    Además, el contagio a otros obispos provoca efectos ébola. También Nonell intentaba razonar su polémica carta del domingo pasado fundándola en palabras truncadas del texto de Juan Pablo II y apelando a un documento de los obispos tarraconenses sobre un tema del que no tienen autoridad como obispos y es deplorable por la nula fundamentación genética, cultural e histórica.

    Dan ganas de decirles: Hagan lo que les salga de las narices (en mi pueblo utilizan una expresión "grollera" relacionada con una hortaliza verde), pero no intenten tomarnos por imbéciles. No ho expliquin que es pitjor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Rubio
      La Iglesia ni puede, ni debe callar en Cataluña hoy
      http://blogs.lavanguardia.com/atrio/?p=182

      Eliminar
    2. He leído el artículo del cura periodista y hasta anteayer director de Vida Nueva. Formó asociación en esa época con un portal religioso de inequívocas tendencias secesionistas y financiado, si no ando errado, por el gobierno de la Generalidad. Algunos de sus miembros pertenecen a Escola Cristiana, esa institución vinculada a la Fundación Pujol a través de algunos de sus miembros y cuya tesis es los intereses de las entitdades titulares de los colegios (los propietarios) por encima de los intereses de los alumnos y sus padres. No es esto una inferencia, sino palabras del secretario de Escola Cristiana.

      He leído el texto de Rubio, como hago siempre que hablo de algo. Tergiversa la doctrina social de la Iglesia repitiendo los mantras de los curas secesionistas sobre el derecho a decidir.



      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Y me ha gustado especialmente esta apostilla recordando la castellanía de Laredo y, por ende añado, Santander toda.

    ResponderEliminar
  3. Simplemente anotar que monjas que se dicen católicas celebraron la muerte de Botín, ahora la de Isidoro Alvarez y sus superioras las aplaudieron No solo hay minas en las Iglesias Parroquiales sino en los Monasterios y de CLAUSURA.
    Mientras le nazicatalanismo llena las calles y vacía los seminarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enric Macià, los montañeses o cántabros nunca nos hemos considerado castellanos, y es por varias razones:

      La cultura, y costumbres es totalmente diferente, el folklore, el carácter de sus gentes, incluso el habla, predomina más el astur leonés que el castellano; aunque este último ha influído en el dialecto montañés, pero queda el subtracto.

      Las villas marineras fueron puerto de Castilla, pero como lo fueron también las vascas y asturianas, y más tarde Sevila y Cádiz de la Castilla Novísima.

      Eliminar
    2. Esas religiosas de seudo claúsura que se congratulan de la muerte de unos banqueros y empresarios, resulta que no dicen nada de otros, debe ser que a un patrocinador se le considera mejor que a otro que no es patrocinador.
      VI Fòrum Alqvimia de la Felicitat: Sor Lucia Caram Fundació Rosa Oriol -Tous i Joan Antoni Melé de Triodos Bank
      http://agenda.pimec.org/ca/actes/vi-forum-alqvimia-de-la-felicitat-sor-lucia-caram-fundacio-rosa-oriol-tous-i-joan-antoni-mele-de-triodos-bank#.VBalGmPFMg8
      Estos TOUS son los socios en Toledo de la ex del católico de referencia de los socialistas, Sr. Pepe Bono?? O estoy equivocado?
      Que cara tienen algunos y algunas!!

      Eliminar
    3. El Sr. Botín daba trabajo a 180.000 personas en diversos países del mundo, y era un mecenas de la educación y de otras iniciativas solidarias. El presidente del Corte Inglés daba trabajo a 97.000 personas en España. Los dos eran personas de fe y sus familias han dado testimonio de ello a su muerte. Han dado un buen ejemplo con su vida, en su actividad de empresarios, y con su muerte, que el Señor les haya acogido en su gloria.

      Es una pena que haya religiosas que hayan sustituido la fe por el marxismo trasnochado de la lucha de clases. Su falta de fe se manifiesta en el hecho de que vean la muerte como el castigo de los malvados.

      Recemos por estas hermanas nuestras que han perdido la fe, probablemente como fruto de la soberbia y haberse separado de la fe de la Iglesia, es lo peor que puede sucederle a una persona.

      Eliminar
  4. Yo en el populismo no veo ninguna obra de arte.

    ResponderEliminar
  5. Pragmatismo realista y laboriosidad pastoral, profundidad intelectual y profundo recogimiento interior: 1/315 de septiembre de 2014, 1:05

    En ciencia existen las variables ocultas, antaño llamado lo incognoscible, que puede ser de tamaño considerable y altera inevitablemente los resultados y previsiones científicas: el universo oscuro (materia y energía oscuras) equivalen a 6 veces el universo visible, la zona oscura del genoma (ADN basura) es de unas 4 veces mayor que el genoma operativo, el inconsciente es muchísimo mayor que el consciente...

    Me acercaré a unas 5000 misas en las que he asistido, como para que de forma automática, sin quererlo, sepa por dónde irá un sacerdote; aunque con fallos, suele anticipar almenos el horror que vendrá. Todo empezó así: el sacerdote oficiante de la parroquia de Barcelona [nombres suprimidos para proteger a los inocentes y a los derechos del acusado], protagonizó en esta misa dominical una barrabasada litúrgica y teológica.

    Entró, y por un detalle indumentarial, ¡zas!, mi duende gritó: "Ja, un progre como los de antes, así que prepárate, rito libre y barbaricio doctrinal de ca l'ample". Y ¡boom!, así pasó: abrir la boca, el primer segundo, y ¡hurra!, ahí está, ahi está la Puerta de Alcalá: ceremonia "inspirada" en el ritual vigente y fuego de artillería -del bueno- en la homilía.

    Antes de todo, hay que darle las gracias, sinceramente, porque almenos, ha sido sincero y "honrado", ha dicho explícitamente lo que otros muchos de su especie se lo callan, pues los consagrados herejes modernos fundamentan sus enseñanzas o bien en la misericordia -como ha hecho él- o bien omiten por silencio la doctrina verdadera, por lo que los fieles desconocen que están pecando gravemente.

    ¿Y que dijo? Nada, una fruslería, que así como Jesús iba con publicanos y prostitutas, nosotros no somos nadie para impedir que un católico divorciado, una pareja de hecho o un homosexual puedan comulgar libremente, sin necesidad de confesar sus pecados y llevar una vida de santidad. ¡Juá, tócate los pies, María Inés!

    Tanto en la Palestina de ayer, como hoy y siempre, una prostituta atenta contra el amor a Dios, al prójimo y a sí misma. Ultraja a sus padres porque vive inmoralmente; destruye a un matrimonio corrompiendo al marido -primer corrupto-, bañando en dolor a la esposa y dañando afectivamente a los hijos; ladrona del patrimonio de la familia que la empobrece; mentirosa como su padre satanás; homicida y deicida de sí misma, porque resucitará a la muerte eterna y no será divina por participación; deicida de Dios, porque clava a Jesús de nuevo en la Cruz; y sobre todo, asesina, ¡siete veces asesina! de sus propios hijos, a los que aborta porque son un estorbo. La prostitución es un doble crimen contra la Humanidad, porque destruye la fuente de la vida -el niño por nacer- y del amor -el matrimonio.

    Los publicanos, a su vez, eran ladrones y mentirosos, como Zaqueo, unos verdaderos corruptos; ambos, publicanos y prostitutas, corrompen y empobrecen por partida doble a las familias y al pueblo. Y en la perícopa de Jesús con publicanos y meretrices, hay que advertir que iban sólo quienes querían ir, y Jesús les enseñaba la verdad, perdonaba y decía al final “...y no peques más”, nunca dijo “...bendigo tu pecado, sigue pecando, así irás a la Gloria”. Precisamente la misericordia de Jesús se demostró superlativamente a estos dos personajes durante la Pasión y Resurrección: perdonó en la Cruz al buen ladrón y le prometió el Reino cuando muriera (no al malo, que no se arrepintió), y se apareció durante la Resurrección en primer lugar a la antigua prostituta María Magdalena.

    Pero se observa un insignificante detalle que no ven estos indignos sacerdotes: la misericordia de Jesús implica arrepentimiento, confesión, perdón, conversión y vida de santidad; la misericordia de Jesús no es la bendición de un pecado y la glorificación de un pecador que sigue violando empedernidamente la ley de Dios: el que ama a Dios cumple sus mandamientos (Carta de Juan).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bon dia. Estic totalment d'acord amb el que manifestes. Estoy totalmente de acuerdo en lo has manifestado en tu comentario. No se puede decir mejor y con mayor claridad. Me acuerdo, hace ya algunos años de esto, que en una de las reuniones de maestros de colegios confesionales, salió el tema que acabas de exponer. Yo, como siempre, no quiero dejar de manifestarme a favor de la verdadera Iglesia y su mensaje. A una de las señoritas, profesora de religión como la mayoría de los que estaban allí, sacó el tema del perdón por la Misericordia de Jesús, arguyendo el pasaje bíblico al que Ud. hace referencia y que por desgracia muchos olvidan. Jesús perdona pero nos dice que no PEQUEMOS MAS. Que María Auxiliadora nos ilumini a TODOS. Amé.

      Eliminar
    2. Bon dia o bona tarda. Comences en català...podries seguir en català. la Verge Auxiliadora ( A.A. Salesià o salesiana) t´ajudarà i els lectors segurament que en clau "glossolàlia" també entendran.

      Eliminar
  6. Pragmatismo realista y laboriosidad pastoral, profundidad intelectual y profundo recogimiento interior: 2/315 de septiembre de 2014, 1:13

    Juan Pablo II, en Familiaris Consortio 84, especificó que los católicos divorciados vueltos a casar sólo pueden comulgar si hay confesión con absolución; convivencia more fraterno (¡nunca more uxorio!); rite dispositus, estado de gracia y comunión sacramental privada para evitar escándalos y confusiones (comunión espiritual libre). Espero que el Sínodo de las Familias confirme esta doctrina, y otras más, pues de lo contrario, habrá en los sinodales un pecado grave de omisión de la enseñanza verdadera, y para los obispos, de omisión del cumplimiento debido. Los tiempos actuales son para valientes; para quienes dicen ser los Apóstoles de Cristo, los obispos; y para los que visten de color sangre martirial por la confesión de la fe, los cardenales (Juan Pablo II).

    Los hay empeñados en dar la razón a Marcel Lefebvre, quien a pesar de su evidente error cismático, profetizó la interrelación entre las irregularidades litúrgicas progresistas y las falsedades doctrinales de la hermenéutica de la ruptura (Benedicto XVI) que conducirían a un cisma y apostasía de facto dentro de la Iglesia, y puso en evidencia que la misa hecha por Bugnini, el Novus Ordo Missae de Pablo VI -¡que es plenamente válida!-, ha representado un completo retroceso en relación con la misa tradicional de Trento, el Missale Romanum de San Pío V, y que sería ya hora de realizar una reforma de la reforma: la misa actual está colapsada por todos sitios, hace aguas, naufragó, se estrelló.

    En efecto, esto se observa en la propia comunión de esta misa vaticanosegunda:

    los sacerdotes no evangelizan para que los fieles no sepan sus propios pecados, no sea que le pidan una confesión individual personalizada y tengan que estar horas en el confesionario; la comunión se da a católicos sin ninguna disposición interna y sin estado de gracia alguno (divorciados casados, parejas de hecho);

    la consagración aún sigue conteniendo la incorrección “por todos”, y se realiza sin ser fiel al rito de consagración (por ejemplo, Jesús no dijo “derramada por vosotros y por vosotras”, "todos los hombres y todas las mujeres" o “por toda la humanidad”, ni añadió morcillas progresistas diversas, no);

    la comunión no se da, si el fiel lo quiere en derecho y libertad, de rodillas en un reclinatorio y en la boca;

    los fieles se intintan por sí mismos la hostia en el cáliz, por lo que caen gotas que pisa la gente; la materia del pan y del vino (pan de trigo y vino de vid) a veces no es la correcta;

    los fieles cogen la hostia de todas las maneras posibles excepto en la forma autorizada;

    hay ministros laicales de la administración de la eucaristía que son indignos (divorciados, emparejados);

    hay mujeres rondando y merodeando el altar durante el oficio divino (confunde a los fieles, ¿así que la Iglesia autoriza a las mujeres a oficiar?);

    el sacerdote ofrenda a la vez la patena con la hostia y el cáliz, metiendo morcillas de toda clase en la fórmula de presentación (de veras, Jesús fue carpintero, pero no militaba con el carnet en la boca dentro de un partido marxista, ¡por favor!);

    la participación de los fieles durante las lecturas es horrorosa por la falta de dicción y declamación: nada se entiende, y menos si es en catalán;

    las intenciones de misa no siguen el orden correcto que expresa el Rito y contienen peticiones inadecuadas, largas, incomprensibles y extemporáneas.

    ResponderEliminar
  7. Pragmatismo realista y laboriosidad pastoral, profundidad intelectual y profundo recogimiento interior: 3/315 de septiembre de 2014, 1:18

    Marcel Lefebvre caló la misa de Bugnini y advirtió que toda ella era antropocéntrica:

    el sacerdote se gira hacia el fiel, por lo que su cara centra inevitablemente la atención del fiel porque es un poderoso foco de atracción;

    el altar separado con el cura de cara elimina a Jesús crucificado, que queda lateralizado, marginado a un rincón y su tamaño queda empequeñecido, o bien se lo suprime y queda una protestantizada cruz;

    el sagrario, incomprensiblemente, queda eliminado del altar y se lo esconde en una capilla invisibilizada;

    todos los vestidos, indumentarias, gestos, utensilios sagrados, imágenes, estatuas, cuadros, decoración, palabras, oraciones secretas del sacerdote, música, ritos y ceremonias que antes verdaderamente conducían a lo sagrado por su belleza, todas ellas se han suprimido o reducido, y se han secularizado y pasado a un moderno estilo arquitectónico clerical brutalista, entre iconoclasta y sala de quirófano, que no mueve en absoluto a la espiritualidad;

    al pasar el rito de lengua latina a vernácula, sólo ha hecho que la ceremonia quede bajo la manipulación de los malos sacerdotes y se introduzcan libremente las morcillas y fervorines que se quieran.


    Como afirmó Lefebvre, la misa moderna, al empeñarse en querer hacer comprensible unos ritos mistéricos y hacer participar materialmente (pero no espiritualmente) a los fieles, ha conducido en el decurso de los años, a una misa donde algunos sacerdotes y fieles han perdido completamente las verdades de fe católica:

    1. el sacerdote ordenado es el único sacerdote válido para consagrar;

    2. la misa es sacrificial y propiciatoria (la consumición en la comunión de la Víctima, a la vez Sacerdote y Altar, es una consecuencia); y la más importante,

    3. la presencia real y substancial de la Víctima, la renovación incruenta de su sacrificio, la realidad de la transubstanciación y la conmixtión.

    La fácil vulnerabilidad de la misa moderna hacen inevitables que no exista en el sacerdote oficiante la intención de hacer la misa con los efectos y ritos que la Iglesia ordena, cosa que se demuestra con la la modificación de la consagración y la comunión sacrílega a sujetos inidóneos, entre otras abyecciones, despropósitos e ignominias de diversa índole, fuste y pelaje.

    A ver si despiertan los dormilones del Vaticano de esta larga siesta teológico-litúrgica, en que se encuentran desde hace décadas, y ¡olé!, por fin se ponen las pilas del conejito. ¡Ánimo, chicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A algunos anónimos precedentes: con todo el respeto pediría que los comentarios no fueran tan largos; creo que fatigan. Dudo que los lectores con poco tiempo puedan leer y saborear" tan preciosos y..."extensos" comentarios.
      Lo bueno si breve....

      Eliminar
    2. Muchas gracias por sus tres comentarios, son magníficos.

      Eliminar
    3. Recuerdo hace tiempo que Mons. Lefebre mencionó la conexión liturgia-dogma, que se observa en la misa-homilia (la misa como liturgia y la homilia donde se habla del dogma), y cómo la liturgia, acción vivida entre sacerdote ordenado y bautismales, acaba influyendo en el dogma, abstracción teológica: tal como se vive la misa, tal se vive el dogma, tanto de fe como de moral.


      Mencionaré unos hechos más sobre la misa de 1969 de "San" Bugnini:

      --- Su Canon Romano es un resumen del Canon Romano tridentino: no es lo mismo, es parecido y abreviado: es el Pseudocanon Romano

      --- Hay un exceso de Plegarias Eucarísticas, nada menos que 13 (el pseudocanon romano, I a IV, V a-d, 2 de reconciliación y 3 para niños), que en mi opinión, sólo ha contribuido a la degradación y minusvaloración de las mismas: psicológicamente, se rompe la unidad y memorización del rito, que expresa además la palabra Canon. La corrupción se ha concretado en el hecho de que sólo se practica la II, la más breve, y además, corrompida por añadidos, supresiones y resúmenes.

      --- Está el despropósito de Bugnini en la plegaria eucarística II, Plegaria de la Tradición Apostólica o Canon de San Hipólito: 1. un arqueologismo del siglo III, 2. sobre un canon reconstruido modernamente de forma hipotética (carece de documentos históricos), y 3. que tiene orígenes dudosos de autenticidad y de Tradición.

      --- Se asevera que la misa con la plegaria eucarística II se le dio un enfoque "protestantizante", sin referencia sacrificial ni transubstancial. Se afirma que Bugnini orientó esta misa para integrar ecuménicamente a los protestantes, para que se sintieran como en casa.

      --- Si alguien quería bajar la fuerza de la misa, sólo debía de actuar a través de la psicología. La fuerza de las palabras y su significado en las mentes de los fieles, la fuerza de los gestos, la fuerza de la aparición de personas alrededor del altar (mujeres, indignos), y sobre todo, la fuerza de la falta y omisión de los elementos sagrados propios de lo religioso natural y católico (dorado de los vasos, preservar los dedos de todo contacto profano después de la consagración, incienso, genuflexiones, abluciones, reliquias en el altar)

      --- En algunos lugares y en algunas nuevas comunidades, el altar es un vulgar altar de madera, sin la reliquia, incluso es un altar formado por una mesa para comer o para otros usos profanos (carpintería)

      --- La misa de 1969 se enfoca hacia el banquete eucarístico, aparcando su aspecto de Sacrificio.

      --- ¿Por qué se eliminaron al final de la misa, la oración final de la oración exorcismal de Leon XIII al Arcángel San Miguel y la lectura del prólogo del Evangelio de San Juan? ¿No es esto dictadura totalitaria clerical?

      Hay que repensar la misa de 1969.

      Eliminar
    4. Comentarista 1/3, 2/3 y 3/3

      Sus tres comentarios están elaborados fuera del estándar bastante habitual de lo “políticamente correcto”.

      Su discurso intenta describir todos los escombros que están ocultando la pureza de la Fe.

      Gracias por su esfuerzo ya que necesitamos de forma continua seguir siendo evangelizados.

      Eliminar
  8. No veo que importància pueda tenir el derecho a decidir (o el no derecho) en relación con la Iglesia. No pierdan el tiempo intentando relacionar las dos cosas. Como dijo la inclita y funesta Botella, "una cosa son peras y otra son Manzanas". Pues eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo ha dicho el obispo de San Feliu, que un obispo de no tiene autoridad para decantarse ni por la unidad ni por la independencia ni -añado yo- por la multitud de términos medios entre ambas. La Iglesia tiene que respetar la legítima autonomía de las realidades temporales. Ni en un sentido ni en otro tendría que intervenir para coartar la conciencia de nadie en temas tan alejados de la competencia de la Iglesia como éste. A lo sumo puede enunciar los principios de la doctrina para que los creyentes los conozcan y los puedan aplicar, pero esa aplicación concreta ya pertenece a la libertad de los laicos.

      Eliminar
  9. Las recientes palabras del obispo Novell a favor del independentismo se pueden calificar de cualquier cosa menos de inocentes e improvisadas. Hasta ahora entre los sectores más "progres" y radicales del catolicismo catalán no se le perdonaba su"centrismo equidistante". Ahora es muy probable que le hayan dado aviso desde Roma de que si quiere ser cardenal de Barcelona tiene antes que allanarse el camino y ganarse a todo el sector independentista: y ese sería el sentido y la finalidad de sus recientes y extrañas manifestaciones en favor del independentismo. Que nadie olvide que el director de su tesis doctoral en la Gregoriana fue el arzobispo jesuita Ladaría, hoy hombre importante en la curia actual, que además le acompañó en su consagración episcopal en Solsona. Y como todo el mundo sabe, ahora los jesuitas tienen muchísimo poder, vamos, más poder que nunca.
    Que a nadie le sorprenda, pues, que tras estas palabras, el actual obispo de Solsona esté mucho más cerca de conseguir el cargo de arzobispo de Barcelona. Tiene impronta jesuítica y padrinazgo jesuítico de mucho peso. Atención, pues, a estos datos.

    ResponderEliminar
  10. En los cuatro nombres + uno añadido hace unos dias no esta.
    Con el tiempo puede que venga a la sede episcopal de Barcelona, pero aún es muy joven, dentro de unos años podria ser si el Señor lo quiere.

    ResponderEliminar
  11. Pues sería otro grave error por parte del Vaticano,si le dan a Novell la ciudad de Barcelona.
    Lo harían en contra de la mitad de los católicos de Barcelona,muy mal iría .Sería el finiquito de la Iglesia Católica en Barcelona.
    Si no son capaces de encontrar un hombre de paz que no tenga inclinaciones de división entre los fieles,pasando por encima de políticos y demás intermediarios que no tienen mas interés que los votos,importandoles un pimiento los fieles y sus crencias.
    Por lo tanto,toménse el tiempo necesario y busquen a la persona que pueda salvar ésta diocesis de la desertización total.

    ResponderEliminar