miércoles, 13 de agosto de 2014

Iglesias germinantes (III): Nuestra Señora de Nuria

Desde el inicio de mi colaboración con Germinans he tenido especial interés en destacar a aquellas iglesias barcelonesas que se han decidido a no cerrar sus puertas en todo el día. La verdad es que hacía tres años no había ni una. En anteriores columnas pude señalar la Parroquia de la Miraculosa o la de Sant Isidre en Hospitalet de Llobregat. Aunque cierre el templo principal, también debo traer a colación la Parroquia de la Concepción, que mantiene la capilla contigua de la Virgen de Montserrat abierta al mediodía. Mi satisfacción ha sido enorme al comprobar que otra parroquia se añade a la lista: la de Nuestra Señora de Núria, sita en la Calle Bon Pastor 7-9, justo detrás de la intersección entre la Diagonal y la Calle Aribau. De libre acceso de 9 a 21 horas. 
 
La alegría por el renacimiento de esta parroquia es mayor, sí se advierten las penosas vicisitudes que ha tenido que pasar los últimos años. En especial, tras caer en una grave enfermedad su anterior párroco, Mossèn Artur Martín Ejarque. Un santo. Desde entonces, la parroquia fue administrada con   bluetooth por el eterno arcipreste de Sant Gervasi, Mossèn Carles Sauró Calzada. Así transcurrieron más de seis años, en los que se adscribía a la parroquia un sacerdote, que fue cambiando casi cada curso.

Mn. Santiago Bueno Salinas
El último año fue designado rector Mossèn Santiago Bueno Salinas. En pocos meses el cambio ha sido radical. No solo la iglesia se halla todo el día abierta, sino que se ha remozado y aparece limpia y luminosa. Se han incrementado las actividades y ya se halla presupuestada la reforma del presbiterio, la construcción de un nuevo órgano, incluso la de un carillón. Y no se trata de un párroco al que le sobre el tiempo: catedrático de derecho canónico en la Universidad de Barcelona y miembro del Tribunal Eclesiástico de la diócesis entre otros cargos. Ello desmiente tajantemente a aquellos sacerdotes siempre faltos de tiempo en atender su parroquia (...)

No se trata de una mera anécdota. He visitado estas iglesias non stop. Siempre hay alguien rezando, a la hora que sea. Es más, cada vez hay mayor número de personas que, por cuestiones laborales, come fuera de casa. No saben como aprovechan estos momentos libres del mediodía. Cuanto bien hace el buen ejemplo.(...)

Vienen tiempos difíciles y ante ellos, en lugar de hacernos los ofendidos, tenemos que mostrar nuestro gran tesoro. No tengamos los templos cerrados. Mostrémoslos limpios, abiertos, luminosos. En Barcelona, ya hay parroquias que lo hacen. Curiosamente germinantes. Pero tiene que haber más. Aquí siempre las destacaremos. Así, cuando se recupere la serenidad, podremos seguir mostrando la cantidad y la calidad del bien que lleva a cabo la Iglesia. Seamos activos en ello. 

Oriolt (Artículo publicado el 30 de marzo de 2010)

2 comentarios:

  1. El Dr. Bueno suelta unos sermones interminables.

    ResponderEliminar
  2. Conocí a Mn. Santi cuando era vicario de la parroquia de Santa Tecla.Me pareció un sacerdote excelente, lástima que allí no podía ejercer todas sus cualidades porque el que mandaba era Mn. Joaquiim.
    Ahora ya lo han nombrado párroco, en este caso de la parroquia de Nuria y estoy convencido de que también lo hará de una forma excelente.

    ResponderEliminar