jueves, 3 de julio de 2014

Núria Terribas: El oráculo abortista

Nuestro fallo de segregar a los imbéciles, quienes están aumentado y multiplicándose
– un peso muerto de basura humana – engendra impasiblemente
la clase de los seres humanos que nunca deberían haber nacido”.
Margaret Sanger
Nuria Terribas, hermana de la popular Mónica Terribas, Directora del Institut Borja de Bioética
A mediados de los años treinta, medio mundo aplaudía -y algunos las aplicaban ya- las teorías de “higiene racial” de Margaret Sanger, la loba de la eugenesia, fundadora de la multinacional abortista Plannet Parenthood. Su inquina hacia la proliferación de la raza negra era proverbial: “El enfoque educacional más exitoso para llegar al negro -decía- es a través de un llamamiento religioso. Deberíamos de contratar a tres o cuatro sacerdotes de color, preferentemente con conocimientos del servicio social y con atrayentes personalidades, para que expliquen a los negros las bondades de la anticoncepción”.

Precisamente, el Instituto Borja de Bioética -ahora institución dependiente de la Universidad Ramon Llull- fue fundado en 1976 por un jesuita, el P. Francesc Abel Fabre. Y es que la trayectoria del P. Abel, que abrió el primer centro de “planificación familiar” en Barcelona, le perfila como uno de esos sacerdotes soñados por la paranoia de Margaret Sanger. Al estar entre blancos, no fue necesario que fuera de color: pero resultó igual de útil.  El P. Francesc Abel era un jesuita que se pasó la vida dogmatizando y defendiendo desde el Instituto Borja la despenalización de la eutanasia, el aborto pre-implantacional, la anticoncepción que causa abortos tempranos -la píldora del día después- y la congelación de embriones Este eximio jesuita al que nadie le paró los pies, formaba también parte de la Comisión de Bioética de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia: cuando un ginecólogo pro vida protestaba de alguna propuesta para la destrucción de embriones tempranos o para distribuir abortivos, le remitían al padre Abel, que es jesuita y de la comisión de bioética: “Si él, gran biólogo y miembro de la Compañía de Jesús, no protesta, ¿de qué protestas tú, un laico sin especiales estudios de bioética?".   Ningún meapilas se atrevía  a rechistar sobre eso…
La religiosa Margarita Bofarull
Muy deteriorado físicamente y antes de dejar de pinchar y cortar, en 1999 nuestro jesuita fichó a Nuria Terribas como directora del Instituto Borja. Licenciada en Derecho, ya había sido amamantada en los jesuíticos pechos del P. Abel S. J. desde 1993, cuando empezó a colaborar con él a tiempo parcial. La hermanísima de Mónica Terribas, icono del periodismo oficialista vendido al poder -de él viven-, se convirtió así en La Reina del mambo bioético. Por aquel entonces, la actual presidenta del patronato del Instituto, Margarita Bofarull, participaba ya como vocal en el staff de la institución en la cual nunca protestó por nada y por nadie. Al contrario, aplaudió siempre con las dos orejas. La hna. Bofarull se ha convertido ahora en la cara amable de la institución. Ella es la beatífica mosquita muerta que cita a los Papas, habla con sumo tiento y mide escrupulosamente cada palabra que sale de su boquita. Nuria Terribas, la directora,  es la que hace el trabajo sucio: la que pontifica sin recato contra la doctrina católica y lo hace… ¡a destajo!  La Compañía de Jesús como tal, siempre se cuidó muy mucho de no verse implicada directamente en las rocambolescas doctrinas del Instituto. Sin embargo, nunca desautorizó ni al P. Abel ni a Nuria Terribas ni al susodicho Instituto bioético. Sencillamente, con su célebre estilo jesuítico (no es nuestra doctrina, pero nuestro hermano Abel es un buen hijo de la Iglesia), se mantuvo al margen de todo: como si el P. Abel no fuese un miembro de la Compañía, y ésta no tuviese la obligación de sujetarlo a la doctrina de la Iglesia y a la disciplina de sus superiores. 

El Instituto Borja de Bioética (IBB) tiene miembros en 13 comités de ética asistencial en hospitales y grupos médicos. En estos comités se debaten decisiones éticas cotidianas y a menudo ellos están allí como "cuota cristiana": en San Juan de Dios de Sant Boi (salud mental), en el Hospital del Esperit Sant de Santa Coloma, en San Juan de Dios de Esplugues… El Instituto gasta 200.000 euros en sueldos. Recibe cada año 80.000 euros en ayudas públicas, 175.000 en ayudas privadas, 84.000 euros de "ingresos financieros" y 27.000 de "ingresos extraordinarios". O sea, un mini-holding en el que vivaquean como en su casa unos cuantos paniaguados bio-enchufados

A la necesidad de respetar la vida humana desde su concepción, reiterada en los documentos pontificios y en las intervenciones públicas del Papa, el Instituto Borja de Bioética siempre ha introducido “matices”. Estando los socialistas en plena ofensiva abortista tras la euforia de su llegada al gobierno, el Instituto Borja les echó una mano publicando el panfleto abortista Consideraciones sobre el embrión humano y el Manifiesto para la Despenalización de la eutanasia. Eso sí, sólo en determinados casos.  En el monográfico sobre el embrión de su revista Bioètica & Debat, el Instituto Borja ve “difícil” considerar individuo al embrión antes de su implantación. El texto indica que “antes de la implantación, en ningún caso se puede hablar de aborto porque aún no se ha iniciado la gestación”. ¡Toda una declaración de intenciones! A partir de ahí, como se trata de simple material metabólico o vete a saber qué, queda abierta la veda para hacer con los embriones esos que no son nada, que ni son algo de la especie humana ni tienen nada que ver con el respeto a la vida humana, pueden hacer con ellos todas las monstruosidades que a uno se le ocurran: los tienen a millones… así que no es fácil que se les agote la imaginación. Y lo que hagan, no tendrá nada, absolutamente nada que ver con la dignidad humana: por monstruoso y aberrante que sea. Es eso, ¿no?  

El Dr. Arcadi de Arquer, de Médicos Cristianos de Cataluña, apuntó entonces que los argumentos del Instituto Borja para aceptar la eutanasia eran idénticos a los de "Gnadentod" nacional-socialista, la "muerte por piedad" que aprobaron los nazis en 1938 y que causó unos 300.000 muertos sólo en Alemania: enfermos crónicos, mentales, discapacitados, ancianos, adultos y también niños… y al final, soldados heridos: la piedad es discrecional, y la pone generosamente el que aplica la eutanasia.
El jesuita P. Francesc Abel, ya fallecido
Por fin, en 2009 la Conferencia Episcopal Tarraconense emitió una nota desautorizando al Instituto Borja. Para entonces, el jesuita Francesc Abel era ya un veterano defensor del aborto pre-implantacional (en los 14 primeros días de vida del nuevo ser humano). Desde hacía tiempo iba diciendo por la prensa que “el concepto de dignidad humana no es aplicable al embrión humano in vitro” (ni a las indignidades y aberraciones que se puedan hacer con él, puesto que no hay nada que lo impida) y que “es lógico proteger al embrión una vez implantado, pero no antes”.   
   
Sin embargo, en aquel entonces nadie tomó medidas disciplinarias, y eso que el Patronato del Instituto estaba integrado por los jesuitas Francesc Abel, Joan Carrera, Lluís Magriñà y los hermanos hospitalarios Miguel Martín Rodrigo y Pascual Piles Ferrando. Ahora, con la nueva presidenta, la santurrona Margarita Bofarull y la incombustible abortista Núria Terribas, el Instituto Borja ha seguido en la misma línea.  Cada año, 60 alumnos pasan por sus cursos de bioética relativista y eugenésica. “Falsos profetas, vestidos con piel de oveja, pero que por dentro son lobos rapaces” (Mt 7, 15). Relativistas descarados -eclesiásticos también- que, subvencionados por el poder, conciben el bien de la humanidad como el asalto salvaje a la vida y a la dignidad de los más débiles, de los más indefensos, de aquellos que por ser los más inocentes no pueden resistir ni protestar ante los oráculos de la muerte. Y consideran que es bueno para la humanidad que los científicos puedan manipular a su antojo el “material genético” (por lo visto, no humano) que guardan en los congeladores del Hospital de San Juan de Dios: por el que ellos han decidido que sea “el bien de la humanidad”. Si el aborto (primera fase de la descarada manipulación de la vida humana) es espeluznante, lo que pueden llegar a hacer con la manipulación de los embriones congelados, nos congelará la sangre en las venas. 

Custodio Ballester Bielsa, pbro.
www.sacerdotesporlavida.es

26 comentarios:

  1. ¿de qué protestas tú, un laico sin especiales estudios de bioética? - i/ii -4 de julio de 2014, 1:31

    La nueva ideología abortista frente a la nueva ley del aborto conduce directamente a la eutanasia y el suicidio asistido.

    El homicidio de niños no nacidos por aborto es moralmente lícito en el caso de que estén enfermos, porque al nacer no podrán ser autónomo e iguales al resto de niños sanos.

    Dejar que nazcan, vivan y se desarrollen atenta y viola los principios de la autonomía de la persona, de la igualdad y de la dignidad humanas.

    Este argumento es universal: legitima el aborto de niños no nacidos y la eutanasia inmediata de niños recién nacidos: al ser enfermos, no tendrán autonomía, perderán su dignidad y no serán iguales a los sanos, luego hay que matarlos. Y lo mismo a los niños, adultos, enfermos.

    Incluso legitima la muerte voluntaria asistida: yo veo que no soy digno, ni autónomo ni igual, luego pido morir.

    Pero el feto y embrión humanos tienen la condición y dignidad humanas.

    Hay un continuum entre el embrión, feto, niño, joven, adulto, anciano: son biológicamente humanos (ADN) y por ello son jurídicamente y éticamente humanos, por lo que tienen derechos humanos y tienen derecho a la vida, salud, desarrollo.

    Zapatero legalizó una aberración: el aborto libre por un sistema de plazos concebido como un derecho y libertad humanos.

    El embrión es un ser diferente a la madre y es autónomo de la madre. Según los progresistas, se da libertad sobre algo (el feto y embrión) que no es de uno (de la madre).

    Las causas reales del aborto son laborales, económicas, las parejas que abandonan la afectividad a la madre, el chantaje emocional y económico. El 46% de las mujeres que abortan son trabajadoras por cuenta ajena; el 2% son autónomas.

    El progresismo y en Cataluña el nacionalismo vende como la solución de un problema... ¡el homicidio de tu hijo!

    Y cual militaristas, a través del constructo social de los derechos y libertades afectivos, sexuales y reproductivos, enseñan en las escuelas a los niños, adolescentes y jóvenes, las técnicas de homicidio de que dispone el arsenal médico-farmacéutico.

    Pero en la educación de las chicas jóvenes, si no hay verdad en la información, entonces no hay libertad.

    La verdad hace libres; la mentira que viene de satanás hace esclavos del pecado, y el salario del pecado es la muerte eterna, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna.

    La izquierda y el nacionalismo, lamentablemente, están desconectados de la sociedad real, de la mujer embarazada.

    Una joven con embarazo no deseado tiene un problema grave, que se lo solucionan con la perversión de hacer un homicidio sobre su propio hijo: “Has lo que te dé la gana, que nada va a pasar; mira, hasta te lo pagamos y legalizamos.”

    ResponderEliminar
  2. ¿de qué protestas tú, un laico sin especiales estudios de bioética? - i/ii -4 de julio de 2014, 1:32

    La prensa ha dicho que la nueva ley tiene un tercer supuesto, una enfermedad incompatible con la vida. Se justificaría en la no exigibilidad de actos heroicos del seno de la madre.

    Pero la Convención ONU sobre discapacidad prohíbe la discriminación sobre discapacitados, que sean personas de segunda, subpersonas o simples bienes jurídicos.

    Pero el lenguaje vuelve a engañar: no son enfermedades incompatibles con la vida... porque el feto sigue vivo; lo correcto es que es incompatible con la vida extrauterina, pero son vidas que nacen, pero que tienen una vida corta postnatal.

    Es decir, los niños nacen vivos unos minutos, pero tienen derecho a nacer, aunque sea anticipadamente, y con el derecho al cariño y al amor de sus padres.

    Tienen una enfermedad "limitante" de la vida, como los enfermos terminales adultos, pero no "incompatible" con la vida: viven, pero viven poco.

    A un enfermo terminal no se le dice que su enfermedad es incompatible con la vida, porque lo correcto es que le limita el tiempo de vida: es limitante.

    Hay que dar el derecho al acompañamiento en la vida del niño con vida limitada, darle posibilidades a este tipo de vida terminal.

    Son muchas las posibilidades dadas a la nueva vida limitada:

    - Cuidarla, no matarla, pues para esto existe el Estado del Bienestar que se lleva la mitad de la riqueza nacional

    - Tratamiento prenatal

    - Planificar el parto: preparación, reanimación, especialistas (obstetra, ginecólgo neonatólogo)

    - Acompañamiento en la muerte, parto personalizado, familiares presentes, recuerdos, abrazos, nombre, acogida y despedida del hijo, bendición, duelo y entierro


    La nueva ley del aborto del 2014 dará un trato favorable al feto y embrión por primera vez en la democracia (aunque no del modo más deseable), por desarrollo de los principios constitucionales a la vida, dignidad, salud, integridad y desarrollo humano.

    El aborto será un hecho antijurídico, sólo despenalizado en dos supuestos: grave peligro para la salud psíquica y física de la madre y violación.

    La actividad del aborto es, por tanto, un hecho antijurídico, y se dará doble protección tanto a la madre como al niño por nacer, acabando con el masivo fraude de la ley.

    Juan Pablo II advirtió en la Evangelium Vitae que una democracia se convierte en totalitaria cuando niega el derecho a la vida en el aborto y la eutanasia, cuando se legaliza la cultura de la muerte y el relativismo.

    Y Benedicto XVI asentó los cuatro principios irrenunciables de los católicos en la vida pública: vida, familia, educación y bien común.

    ResponderEliminar
  3. tod un programa de manipulación de la condición humana que Dios creo para bien y que esta casta de rudimentarios anti-cristianos usan a través de sus falsos conocimientos de ética y moral cristiana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un misterio el por qué el P. Francesc Abel mantenía estas posiciones que, además, eran contradictorias con su mismo pensamiento, tal como lo ví al leer sus propias obras, porque mientras decía que los inicios de un embrión podían ser objeto de muerte, por otro lado, afirmaba su humanidad y su protección.

      Hay algo de misterioso en el P. Abel, pues decía A y no-A a la vez, y me parece que debía de tener como dos personalidades éticas, una aparente y pública de progresista, y otra interna y conflictiva de católico ortodoxo.

      La razón de sus contradicciones me parece que como católico y científico veía claramente que si el embrión, en su primer día, tiene el genoma y epigenoma humanos, entonces en el plano ético y jurídico tenía el estatuto de humanidad: si hay biologicidad humana, entonces hay eticidad y juridicidad humana.

      Pero por otro lado, debía de satisfacer un criterio mundano de progresismo, así como el desarrollo profesional y empresarial de muchos de sus colegas médicos, dándoles esta ventana de oportunidad para sus experimentos y actividades en estos pocos días en que decía que los embriones humanos "no" eran portadores de derechos humanos (reproducción humana asistida, contracepción, aborto en ciertos casos que veía conflictivos).

      Eliminar
  4. Muchas gracias, padre Custodio `por el análisis. No conozco a las personas que usted cita, salvo indirectamente al padre Abel, a través de los jesuitas de Sant Cugat cuya opinión sobre la capacidad intelectual de este médico jesuita no era especialmente entusiasta. Pero no iré más lejos porque es asunto personal y ha fallecido.

    Como siempre, me atengo a los hechos, a la documentación escrita. Esta es penosa. Creen que con una descripción de manual de los procesos embriológicos de trazo grueso, pues desconocen la epigenética, una especialidad en la que los médicos españoles suelen andar ayunos, pueden arrogarse conocimiento de causa.

    Si en lo científico andan menesterosos, no digamos en lo moral. Les pasa como a los secesionistas: interpretan mal la doctrina pontificia que en esto precisamente no suele ser ambigua. Y en bioética, en filosofía moral, los disparates son conformes con un relativismo y utilitarismo atosigante.

    Estoy convencido de que Don Agustín Cortés leerá con interés su post. Estoy convencido de que algo habrá hecho ya. Pero me temo que sus reconvenciones se las pongan por montera. Ya sabemos cómo se las gastan en lo doctrinal estos protegidos de Sistach, lo mismo la Forcades que la Bofarull.

    Hay mucha shit doctrinal que una capa longa lo tapa, a modo de manta zamorana. Cuique suum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La responsabilidad de los obispos4 de julio de 2014, 11:25

      “Estoy convencido de que Don Agustín Cortés leerá con interés su post. Estoy convencido de que algo habrá hecho ya. Pero me temo que sus reconvenciones se las pongan por montera. Ya sabemos cómo se las gastan en lo doctrinal estos protegidos de Sistach, lo mismo la Forcades que la Bofarull.”

      Ha dado en el clavo.

      En el obispado de Sant Feliu hay un grave problema; la segunda grave responsabilidad recae en su metropolitano de Barcelona; y la tercera, en la Conferencia Episcopal Tarraconense.

      La salvación de las almas es la primera acción preferente y prevalente: por eso son gobernadores y maestros santificadores.

      Dos son, como mínimo, las congregaciones que están destruyendo a la fe y moral católicas en la Tarraconense: jesuitas y benedictinos.

      Los dos curiosamente están muy próximos, Manresa (jesuitas, con Sor Caram), y Montserrat (benedictinas de Sor Forcades, con el abad Soler), y curiosamente dependen de dos obispos, Vic y Sant Feliu, lo que impide un tratamiento unitario de la problemática.

      1. Los benedictinos de Montserrat: sor Forcades propone un proyecto de constitución contrario a la fe, a la vida y a la verdad en el grupo que impulsa, Procés Constituent, sin que su superiora la abadesa M. Montserrat Viñas haga absolutamente nada, ni su otro superior, el obispo de Sant Feliu Mn. Agustí. Además, sor Forcades mantiene una postura teológica disidente y en oposición a la sana doctrina fideística y moral.

      2. Los jesuitas de Manresa y del Centro Borja de Sant Cugat (ITF, Instituto de Teología Fundamental): en la Cova/Cueva de Manresa se desarrolla espiritualidad Nueva Era (eneagrama, interioridad...). En este caso, la responsabilidad recae sobre el obispo de Vic Mn. Romà. Tiene una verdadera cueva de ladrones espirituales en su territorio (deducido de su programa disponible en red y de los documentos vaticanos).

      El Centro Borja, por las noticias recibidas, se ha convertido en un Fort Apache de la teología de la disidencia y de la hermenéutica de la ruptura.

      Vic y Sant Feliu tienen graves problemas, se divulgan enseñanzas contrarias a la fe, moral y espiritualidad católicas.

      La dispersión de los responsables episcopales, si no hay error, es evidente:

      - Montserrat: caso Sor Forcades, obispo de Sant Feliu Mn. Agustí Cortés
      - Manresa: caso jesuitas Cueva San Ignacio, obispo de Vic Mn. Romà Casanova
      - Instituto Borja de Bioética: cardenal de Barcelona Mn. Sistach
      - Hospital San Juan de Dios: obispo de Sant Feliu Mn. Agustí

      El sistema episcopal de la Tarraconense está en colapso y desintegración, tal como su sistema político. Los obispos deben de actuar.

      Eliminar
  5. Con estos cristianos, que se empeñan en la demolición de la Iglesia desde dentro ¿para que hacen falta los anticristianos? Y conste que la demolición desde dentro la hacen tanto los que deforman y manipulan las enseñanzas de la Iglesia, como los pastores que lo consienten con su silencio e inacción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se solucionaría con un examen de conciencia individual y también con una corrección fraterna colectiva: "Debemos mejorar las homilías y prédicas introduciendo Magisterio"; "Apartemos tal autor que no da una buena opinión"; "Enfoquemos nuestra acción también en la oración contemplativa"...

      Eliminar
    2. somos peores que los griegos, al menos ellos querían ver al nacido por si les gustaba, sino lo tiraban al rio y ya esta...¡¡ a que grado de imbecilidad y cortedad de entendederas hemos llegado que lo matamos antes de ver la carita que tiene; estos son los Herodes del siglo xxi, y encima se llaman cristianos, pero de verdad piensan en cristiano? de verdad que a mi se me escapa, lo siento no llego a tanto.

      Eliminar
  6. Estamos en lo de siempre: moral acomodaticia, especialmente en las capas altas, tanto las políticas como las eclesiásticas. Y unos y otros, encantadísimos de haberse conocido. Todos ellos respiran oronda satisfacción por lo "hábiles" que son nadando con tanto estilo en esas aguas putrefactas. Ellos, tanto los jerarcas eclesiásticos como los políticos, están por encima del bien y del mal, y tan por encima del común de los mortales, que se pueden permitir insultar su inteligencia y tratarlos como idiotas.

    Y aprovechando la atinada intervención de JMVG, que cruza las conductas de los políticos respecto a la defensa de la vida y respecto a la secesión (hay que incluir en la defensa de la vida también a los eclesiásticos: muy pocos por acción; pero la inmensa mayoría por omisión explícita). La barbarie de que son capaces en una materia, no nos quepa la menor duda de que la emplearán también en la otra. Los unos (va sin h, ¿no?) y los otros. Que Dios nos coja confesados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "moral acomodaticia, especialmente en las capas altas, tanto las políticas como las eclesiásticas"

      Para esto están las visitas apostólicas, antiguamente llamadas "visitación del Inquisidor", el cual trataba de averiguar la verdad auténtica bajo el principio inquisitivo, entendido sólo como "busca la verdad real", la verdad que hace libres, en lugar de esperar a que se la den con queso, tal como sería el encontrar la verdad bajo el principio dispositivo: las partes le "ponen" y le "esconden" lo que les interesa. Y así, da las recomendaciones de rectificación para que los mismos interesados las apliquen bajo el principio de autonomía, excepto si hay asuntos graves que merecen una denuncia.

      Evidentemente, en un ambiente tan promiscuo como el catalán es necesaria la visitación de un tercero extraño; sobre todo para evitar la perpetuación de una situación de degradación o acomodación, donde por otro lado, por razones lógicas y comprensibles, los parientes, amigos y conocidos no van a denunciar nada en absoluto, a lo más se van a inhibir.

      Aunque un visitador puede ser visto como una causa de desconfianza, en las empresas se busca el consejo profesional de un tercero ajeno a todos los lazos emocionales y de intereses que se desarrollan en todo grupo humano, para tener una visión objetiva y ofrecer mejoras.

      Una parte de esta función de visitador puede ser hecha por GG, y al margen de las críticas, les sería muy bueno repasar lo que se debe de mejorar.

      De lo contrario, quien sale perdiendo es la Iglesia, aunque no se sepa.

      Eliminar
  7. Mn. Custodio, muchas gracias por si valentía en exponer, claramente lo el Papa Pablo VI, ya empezó a insinuar que en la Iglesia Católica había entrado el "humo de Satanás"

    PABLO VI Y EL DIABLO

    ¿Cómo se ha podido llegar a esta situación?

    Ésta es la pregunta que se hacía el Papa Pablo VI, algunos años después de la clausura del Concilio Vaticano II, a la vista de los acontecimientos que sacudían a la Iglesia. "Se creía que, después del Concilio, el sol habría brillado sobre la historia de la Iglesia. Pero en lugar del sol, han aparecido las nubes, la tempestad, las tinieblas, la incertidumbre. "

    Sí, ¿cómo se ha podido llegar a esta situación?

    La respuesta de Pablo VI es clara y neta: "Una potencia hostil ha intervenido. Su nombre es el diablo, ese ser misterioso del que San Pedro habla en su primera Carta. ¿Cuántas veces, en el Evangelio, Cristo nos habla de este enemigo de los hombres?". Y el Papa precisa: "Nosotros creemos que un ser preternatural ha venido al mundo precisamente para turbar la paz, para ahogar los frutos del Concilio ecuménico, y para impedir a la Iglesia cantar su alegría por haber retomado plenamente conciencia de ella misma".

    Para decirlo brevemente, Pablo VI tenía la sensación de que "el humo de Satanás ha entrado por alguna fisura en el templo de Dios".

    Así se expresaba Pablo VI sobre la crisis de la Iglesia el 29 de junio de 1972, noveno aniversario de su coronación. Algunos periódicos se mostraron sorprendidos por la declaración del Papa sobre la presencia de Satanás en la Iglesia. Otros periódicos se escandalizaron. ¿No estaba Pablo VI exhumando creencias medievales que se creían olvidadas para siempre?

    Una de las grandes necesidades de la Iglesia contemporánea

    Sin arredrarse ante estas críticas Pablo VI volvió sobre este tema candente cinco meses más tarde. Y lejos de contentarse con reafirmar la verdad sobre Satanás y su actividad, el Papa consagró una entera catequesis a la presencia activa de Satanás en la Iglesia (cfr Audiencia general, 15 de noviembre de 1972).

    Desde el inicio, Pablo VI subrayó la dimensión universal del tema: "¿Cuáles son hoy afirma las necesidades más importantes de la Iglesia?". La respuesta del Papa es clara: "Una de las necesidades más grandes de la Iglesia es la de defenderse de ese mal al que llamamos el demonio".

    Y Pablo VI recuerda la enseñanza de la Iglesia sobre la presencia en el mundo "de un ser viviente, espiritual, pervertido y pervertidor, realidad terrible, misteriosa y temible".

    Después, refiriéndose a algunas publicaciones recientes (en una de las cuales un profesor de exégesis invitaba a los cristianos a "liquidar al diablo"), Pablo VI afirmaba que "se separan de la enseñanza de la Biblia y de la Iglesia los que se niegan a reconocer la existencia del diablo, o los que lo consideran un principio autónomo que no tiene, como todas las criaturas, su origen en Dios; y también los que lo explican como una pseudorealidad, una invención del espíritu para personificar las causas desconocidas de nuestros males".

    De todo esto puedo deducir que la Iglesia Católica, esta dividida en dos. La cosa no es nueva, tenemos antecedentes como arrianos, los cátaros, los albigenses.

    Ahora la división es más sutil, la diferencia de los que intentamos vivir, a pesar de nuestros pecados, buscando la VERDAD de un Dios MISERICORDIOSO, con otro grupo que buscan a Dios misericordioso sin verdad.

    Por lo cual es necesario beber el agua cristalina de las buenas fuentes, que las hay, y muchas !!! y pedir a Dios que nos libre de los FALSOS PROFETAS o falsos conferenciantes, falsos teólogos, etc.

    Hemos que tener en cuenta que los fieles católicos necesitamos una recta formación para saber decir "SI" o "NO", sin titubeos

    De ahi la diferencia entre estas CON DIOS y por tanto A FAVOR DE LA VIDA, como no puede ser de otro modo y estas SIN DIOS y por tanto A FAVOR DE LA CULTURA DE LA MUERTE, relativismo, edonismo, Nueva Era, etc.

    ResponderEliminar
  8. Simplemente informar que CIVICA http://www.investigadoresyprofesionales.org/drupal/ están los verdaderos biólogos, que no reciben momios de nuestro dinero se lo pagan TODO DE SU BOLSILLO y por supuesto no admiten a los tontos que ni saben biología como los de BORJA y solo les interesa robar mucho del dinero publico y de los tontos del privado. Las Terribas son TERRIBLES, nos salen a mas de 400.000 euros cada una y de nuestros ahorros, luego dirán que son el "pruces" y tu ni mereces respirar sin su consentimiento.

    ResponderEliminar
  9. Dios me lo guarde Padre Custodio, gracias por poner a relinchar al demonio, usted es autoridad y los vencerá, en nuestras oraciones está.

    ResponderEliminar
  10. El Espíritu Santo está con usted Padre Custodio, es el mismo el que le da la fuerza para denunciar el mal, por donde voy pido oraciones para usted, porque sin que me exprese está expuesto al mismo, pero si Dios está con nosotros quien contra nosotros.
    Dios le guarde,
    Marina

    ResponderEliminar
  11. A todas los y las proabortistas les digo: "lástima que tu madre no abortó, no habríamos ahorrado argumentar en pro de la vida"
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvador Biarnés: Quiza esto te sirva de respuesta:
      http://barcelonavida.wordpress.com/2013/05/22/porque-han-de-vivir-los-medicos-abortistas/

      Eliminar
  12. El horrible problema de la promoción del aborto, de la eutanasia y de la destrucción de la familia (empleando como ariete la homosexualidad promocionada desde todos los medios, y últimamente también desde las escuelas), es que todas estas maldades llevan unos ostentosos ropajes de bondad. Todos los que compran la mercancía, saben que está averiada; pero el envoltorio humanitario en que se la ofrecen, les sirve a todos ellos de pretexto y de silenciador de sus conciencias, que les advierten de la maldad intrínseca de esas prácticas.

    ¿Y qué ocurre cuando es la propia Iglesia la que viste con ostentosos ropajes de bondad, de generosidad y de infinita misericordia esas miserias y perversiones? Es evidente que con la ayuda inestimable de la Iglesia (la promoción descarada de unos y el silencio connivente de otros), la coartada alcanza la pluscuamperfección. Así es como nuestro clero y nuestro monacato, valientemente capitaneado por sus obispos, arzobispos y cardenales (aquí sólo uno, y nos sobra) va edificando el Pueblo de Dios.

    ResponderEliminar
  13. El documento "Consideraciones sobre el embrión humano" tiene un nivel científico ínfimo. Prescinde de la genética, porque es contraria a las tesis que quiere defender. Esto, desde el punto de vista estrictamente científico, desacredita al documento por completo. Desde el punto de vista moral, prescinde de la Sagrada Escritura y de los documentos del Magisterio Pontificio, para elaborar una postura que es totalmente opuesta a la Doctrina de la Iglesia.
    Es un documento de ínfima calidad científica, ya sea médica o moral, que carece de cualquier valor.
    Desgraciadamente los responsables centrales de su orden no hicieron nada. Sólo cesaron al P. Abel varios años más tarde, cuando apenas faltaban dos meses para que muriera. Ante Dios tendrán que responder por omisión.

    ResponderEliminar
  14. Entre los superiores del P. Abel, ¿no está el Papa Francisco, también jesuita? Quiero decir si entre los responsables hoy del documento "Consideraciones sobre el embrión humano" del Instituto Borja, y todo lo que ello comporta en cuanto al posicionamiento ya sea explícito, ya tácito de la Compañía de Jesús en cuanto a la defensa de la vida, no hay que contar también con el Papa. ¡Es que es tan jesuítico eso de mirar para otro lado cuando no se tiene el valor de mirar de frente! No sé, no sé... Hoy importa mucho más llevar una cartera raída o renunciar a los zapatos rojos. Es lo que produce titulares y aplausos.

    ResponderEliminar
  15. Quizás este enlace le aclare a más de un abortista lo que es, conozco amigas que lo han hecho y a pesar de que pasan los años, más recuerdan esa tragedia que algunas acuden a psiquiatras para intentar buscar ayuda a tan hondo dolor, más siempre les recomiendo buscar a Dios, ir a la Iglesia, pero claro si tenemos en Cataluña algunos pastores que les importe un pimiento de verdad aplicar y seguir la doctrina ¿Qué nos podemos esperar?
    Este enlace que les comparto espero no hiera vuestra sensibilidad :( a mi ya me la hirió y cambió mi pasividad ante este gran demonio llamado....
    https://www.google.es/search?q=im%C3%A1genes+del+aborto&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=J125U8O5KKOAywPOx4GoBw&sqi=2&ved=0CAYQ_AUoAQ&biw=1280&bih=689#q=el+aborto+en+im%C3%A1genes&tbm=isch

    ResponderEliminar
  16. Me guardo muchos de los artículos que publicáis, los mismos tienen tal calado que solo me queda rezar para que sigáis denunciando el mal, pero sobre todo anunciando el Evangelio, le saludo Padre Custodio Ballester.

    ResponderEliminar
  17. ¡Muy bueno! sí señor, las cosas claras, hay que desenmascar a satanás que se encuba en los flojos que se vuelven sosos, déviles, tenemos una Iglesia que flaquea y que da náuseas algunos de sus curas, monjas, y feligreses, por supuesto mi respeto a todos los que trabajan por la Palabra de Dios de verdad, deberíamos empezar a sembrar en serio antes que llegue el día del juicio y nos encuentren junto al desierto agonizante por pura avaricia, vaguería y más.....

    ResponderEliminar
  18. Margarita Bofarull, estás a tiempo de arrepentirte, y reparar tanto daño y no solo a ti, si no a todos los que os habéis metido con lo más importante del Reino de los Cielos.
    ¡LOS NIÑOS!

    ResponderEliminar
  19. Buenos dias.
    No comprendo como pueden ser ustedes tan manipuladores. No merece la pena ni que les conteste. Lo hago porque me da vergûenza ajena este artículo. Por un lado el IBB ha trabajado como pocos en este país por el desarrollo de la bioética. En segundo lugar lo que defienden responde a la realidad, a la mejor manera de afrontar los problemas y no a esa doble moral que da tufillo por aquí.
    MIs felicitaciones al IBB y a todos sus trabajadores y, a los de este foro: piensen en lo mejor para todos, estudien bioética, abran sus ojos y sus mentes.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo, te pediría que dejases de hablar como si tuvieras la razón absoluta, por lo que acabo de leer, NO TIENES NI IDEA de lo que es el día a día de l'institut Borja de Bioética, que trabaja para intentar hacer un mundo mejor y no retroceder a épocas donde gente de tu pensamiento, quemaban en la hoguera i/o torturaban si no pensaban como ellos.

      saludos

      Eliminar