lunes, 2 de junio de 2014

Taltavull consigue la friolera de 51 firmas

El nacional-progresismo eclesial ha decidido hacer campaña a favor de Taltavull como próximo obispo de Barcelona, con un indudable éxito de crítica y público: desde el mes de noviembre de 2013 ha conseguido la friolera de 51 firmas, que se han enviado a Roma, como fiel paradigma del fervor popular con respecto al prelado menorquín. ¡51 firmas! Ese es el extraordinario resultado que se ha obtenido desde el colectivo Dones en l’Esglèsia per la paritat . En Esglèsia Plural han sido más cucos y han iniciado una campaña negativa, titulada “A Catalunya, ni Cañizares, ni cap bisbe de tradició toledana . Los de Esglèsia Plural son más brutos y permiten toda clase de firmas. ¡No van a hacer ellos el ridículo! Si uno entra en su web, podrá votar, como ha hecho este ciudadano, sin que se le pida el DNI, con tres mails diferentes, aunque sea la misma IP. Es la manera de aumentar votos. ¡Así cualquiera! ¡Viva el rigor de Esglèsia Plural!

La promoción del buen obispo auxiliar de Barcelona está resultando patética y viene lastrada por el exiguo número de sus partidarios. Mandar 51 firmas a Roma o enviar una encuesta con IPs repetidas, no parece que vaya a quebrantar los muros de la Ciudad Leonina. Al revés, mientras el Papa está pidiendo obispos que no representen a ninguna bandería; esa bandería tiene la ridícula endeblez de 51 firmas, con lo cual el efecto boomerang de la causa resulta palmario.


http://donesesglesia.cat/wp_cde/wp-content/uploads/wppa/167.jpg?ver=1
Las artífices de las 51 firmas
51 pobres firmas. Una simple misa de 8 en una capilla del Santísimo de una parroquia germinante. Esa es la fuerza del nacional-progresismo eclesial en la actualidad.

El otro día, en el nuevo canal de televisión El Punt/Avui (que se nutre de la red de la Xarxa, el medio de comunicación de las Diputaciones, es decir pagado por el contribuyente) tuvo lugar un hermoso debate sobre la sucesión de Sistach. El cuadro no podía ser más plural y representativo: Llisterri, Josep Torrens de Esglèsia Plural, Mn.Joan Bada y Roser Solé de Dones en l’Esglèsia.  Les enlazo el video para que se deleiten con este ambiente de funeral de tercera, en el que no se entienden entre ellos. ¡Cuatro y mal avenidos! Ahora bien, el momento más delicioso es cuando Llisterri (el menos tonto de los cuatro) advierte que si existiese democracia en la Iglesia, el resultado que se obtendría sería el contrario del que ellos propugnan. ¡Qué grande Llisterri! Efectivamente, él sabe que sus huestes son precarias. Más que precarias, ridículas (¡51 firmas!) y si hoy se plantease una elección democrática de obispo, los fieles que llenan las iglesias votarían al prelado más ortodoxo. Consecuentemente, aquí no hay derecho a decidir que valga.
A esto se dedica actualmente Josep Torrens
Este es el estado de fuerzas del nacional-progresismo eclesial: 51 firmas. Sólo 51 personas se han movilizado a favor de un determinado obispo. Eso sí, Josep Torrens se multiplica en todos los medios como representante de una corriente de opinión. Una corriente tan plural, que parece que sólo tiene dos nombres: Josep y Torrens. Esglèsia Plural convertida en una sociedad unipersonal. No hay nadie más que Josep y Torrens. Desconozco si ha percibido una herencia, si se ha jubilado o ha logrado la invalidez, pero de unos meses acá Josep Torrens se prodiga en todos los medios como si no tuviere nada que hacer. ¿A qué se dedica Josep Torrens? El arcano de los medios progres. Lo cierto es que Torrens abandonó Esglèsia Plural en 2008 y dejó el colectivo a Salvador Sol. ¿Dónde está Salvador Sol? ¿Y Adelaide Barocco Colombo? ¡O Lluis Mujol, Salvador Rocabert y Francesc Bragulat? Ellos eran la nueva Junta. Nunca más se supo. Volvió Torrens. Y Josep. 51 firmas. Y a algunos les infunde respeto. ¡Ingenuos! 

Oriolt

16 comentarios:

  1. Pfú, pues anda que como a Sistach le dé por llevarle a juicio, se las va a ver y desear para conseguir que alguien le ayude a pagar abogados...
    Y con esto quiero decir que hay otras formas en que se ve el poderío, sin necesidad de hacer el ridículo de esta manera.

    ResponderEliminar
  2. Parece que hay un fin de una generación, quizás de dos generaciones, ambas nacidas al entorno de 1960: la de la transición, representada por la abdicación del rey, y la del concilio, significada por estas 51 firmas.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡QUE ZAFIO TODO ESTO¡¡¡¡Me dan arcadas ver en que están convirtiendo la Iglesia de Jesucristo.Suerte que los creyentes no creen ni reconocen a todos éstos personajillos y van en otra dirección completamente opuesta,por lo tanto ni tienen autoridad ni representan a los fieles y supongo que eso también lo saben en Roma y no se van a dejar enredar .

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Dios, los católicos que consideramos nuestra Iglesia, como la Esposa de Cristo, como la que sigue a Jesucristo, Camimo, Verdad y Vida; no podemos ni pensar, que la gracia del Espíritu Santo, venga a los fieles como si se tratara de las primarias a candidatos para ejercer una función pública en un partido político.

    ResponderEliminar
  5. Que imágen transmitimos!

    ResponderEliminar
  6. En TORRENTS parece más delgado, menos mal, porqe la última vez que lo vi parecía que le iba a dar una envolia. Lo que no sé qué es lo que hacía en San Felipe Neri. ¡Debe tener allí su guarida...?. Mucho han cambiado los "oratonianos", pues en el Oratorio de Barcelona quedan 1 ó 2, cuando en los 60 eran como 20. Ahora sólo hay "Rafaelas" o personajes como el hereje Torrents.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de mirar al aspecto del personaje, para poder nombrarlo candidato a ser quemado en la hoguera, como buen hereje, le ruego que lea y copie correctamente el nombre del presunto hereje. Su nombre es "Torrens" no "Torrents".
      Si me permito hacer este comentario, es porque mi apellido es Torrents y no tengo ninguna relación familiar con Josep Torrens".

      Eliminar
    2. A los herejes ahora no se les envía a la hoguera, se les deja propagar sus herejías, ahora es más suave decir "heterodoxo". Y nadie les dice nada, van como "pedro por su casa". Pero el daño queda bien plasmado en sus bocas.

      La Inquisición protestante fue mucho más feroz que la católica, por eso de las hogueras,¿no lo sabía?, también los nacionalismos han causado muchas víctimas inocentes. Y aquí, a "casa nostre", de momento han vaciado las Iglesias. Lo siguiente te lo puedes figurar.

      Eliminar
  7. Pobre obispo Taltavull, vaya amigos le salen.

    ResponderEliminar
  8. La caridad contra la fe3 de junio de 2014, 17:47

    Sobre el cartel de Josep Torrens:

    "Una mirada a las posibilidades que ofrece la independencia para reducir la pobreza y la marginación" (Ponentes: P. Manel...)

    Típico del nacionalprogresismo eclesial catalán: uso del amor al pobre para destruir la fe y hacer política izquierdista e independentista.

    ResponderEliminar
  9. Hay mujeres sacerdote consagrando en la misa en Cataluña3 de junio de 2014, 18:45

    Existen mujeres ordenadas que están celebrando en Cataluña y Barcelona (¿mujeres sacerdote que celebran la misa y consagran el pan y el vino?). Esto está sancionado con excomunión, me parece.

    Oído en el minuto 8, y dicho por Roser Soler Besteiro, portavoz del colectivo Mujeres en la Iglesia (Dones a l'Església), en la tertulia con Joan Bada, Jordi Llisterri, Josep Torrens y Roser Soler Besteiro.

    http://www.xiptv.cat/el-punt-al-dia/capitol/tertulia-amb-el-joan-bada-el-jordi-llisterri-el-josep-torrens-i-la-roser-soler-besteiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo que " Som Ésglésia", no son Iglesia, "Dones a l'Esgléis" tampoco los son.

      Por tanto si se hacen llamar "sacerdotisas" o "pastoras o pastorcitas", allá ellas.

      Supongo que sabrán a que iglesia pertenecen, pero no la Católica.

      También hay quien profana Sagrarios para hacer "misas negras".

      Que Dios les tenga compasión y misericordia, porque de buen seguro que "no saben lo que hacen"

      Eliminar
  10. Las habrá consagrado algún obispo, ¿no? ¿Quién ha sido ese valiente? ¿O se han consagrado ellas solas? Si no hay consagración canónica (ni consagrante), no hay sacerdotes ni sacerdotas. ¿O les gusta más que las llamemos sacerdotisas? ¡Solemne esperpento!

    ResponderEliminar
  11. pobre Sebastian Taltavull, mejor que lo dejen tranquilo,,,,,ojala no tenga que reemplazar a Martinez Sistach, porque le caeria un marron de los grandes, con el personal que hay en el nacional...etc....Tendria un gran problema en mantener las cosas en su lugar.

    ResponderEliminar
  12. Taltavull es buena persona pero mal obispo. De aspecto cercano y cálido, en él se dan cita todos los peores demonios del nacional-progresismo. Su idea pastoral es totalmente contraproducente y creo que su nombramiento como arzobispo de Barcelona será un factor desestabilizador y perturbador muy grave. ¿Se habrá preocupado Roma de conocer la verdadera opinión del obispo auxiliar sobre temas esenciales de la Iglesia? Porque verdaderamente es para temblar...

    ResponderEliminar
  13. No sabía que este respetable anónimo sabe tanto sobre el Obispo Mons.Sebastià Taltavull. No sabía que sabía tanto sobre este tena, de si sería contraproducente o no...¿De dón de le viene a este respetable anónimo de las 13.21, "esta sabiduría, este talento, Yo voy a afirmar:"Sólo sé que no sé nada.; ya sé algo.: que no sé nada.

    ResponderEliminar