miércoles, 11 de junio de 2014

Quieren prohibir la procesión de los legionarios de l'Hospitalet de Llobregat

Procesión de los Legionarios por las calles de L'Hospitalet de Llobregat (2014)
La vanidad nos puede a todos; y cuando tenemos algo de que presumir, presumimos. Cómo no va a ser así, con lo inclinados que estamos incluso a ponernos medallas que no nos corresponden. Digo esto porque se cuenta en los mentideros políticos que los que tienen el poder municipal en Hospitalet van todo ufanos presumiendo de que han puesto fin a la procesión del pasado jueves santo con los legionarios. Que no están dispuestos a soportar esa humillación por parte de la Iglesia. Y que obviamente el Jueves Santo de 2015 no saldrán los legionarios en procesión con su Cristo por las calles de Hospitalet.
¿Y cómo es posible eso, si no pueden prohibir ninguna manifestación pública si no es motivando la prohibición en las probables y prácticamente probadas alteraciones del orden público? Prohibición que puede ser recurrida ante la justicia, que debe responder con urgencia, puesto que se trata de un derecho fundamental.
La alcaldesa de l'Hospirtalet Nuria Marín con dos Mossos d'Esquadra
Pues a pesar de que no pueden prohibir ni procesiones ni cualesquiera otras manifestaciones, los políticos están seguros de que el próximo Jueves Santo no saldrá en procesión el Cristo de los Legionarios. En Hospitalet, por supuesto. Pero alardean de que ningún otro municipio acogerá esa procesión. ¿Y cómo pueden estar tan seguros? Elemental, mi querido Watson: como el poder religioso está totalmente permeado, los políticos se han cuidado de que sea éste el que les haga el trabajo sucio, prohibiendo algo que es ilícito prohibir. Así no son ellos los que incurren en prevaricación. Dicen que han apuntado a lo más alto: se supone que al cardenal. Será él, dicen los rumores, quien se cuidará de prohibir esa procesión. Cuentan con su fina sensibilidad y la del resto de obispos de Cataluña con respecto al tema de la construcción nacional. Y una procesión de legionarios, sea en el municipio que sea de Cataluña, es sentida por todos ellos, en plena sintonía con los políticos que mandan a casa nostra, como una afrenta para la Nación.  
El obispado parece que lo tiene muy fácil, que le sopla el viento a favor: justo en ese municipio de Hospitalet, los curas cerraron las puertas de las iglesias a las cofradías y a sus procesiones. Les torpedearon cuanto pudieron. Por eso ahí llaman “laicas” a las procesiones de Semana Santa. Así que será el mismo ambiente clerical el que aislará al cura procesionero que les lleva la contraria. Reducirán al cura rebelde con eso y con algunas hábiles gestiones; quizá llamándole incluso a capítulo para afearle su deslealtad para con unos políticos tan bien avenidos con los obispos.
El caso es que a los políticos se les ve muy ufanos, con aires de victoria. De ahí es fácil deducir que el conflicto no se ha sustanciado entre personajes de segunda fila, sino que el pacto entre Iglesia catalana y Estado catalán, va más allá de un solo municipio porque ha tenido lugar en las más altas instancias de ambas instituciones: la Iglesia, que es la que se encargará de hacer ese trabajo, es obvio que extienda su prohibición a toda la circunscripción de la archidiócesis. Esto sí que es resolver los problemas de raíz. Es que, tratándose de cuestiones tan esenciales para el bien de las almas, no pueden andarse con paños calientes. ¡Es que ellos son así!
No obstante, aunque no tengo la menor duda sobre la perfecta sintonía entre el obispado y las autoridades políticas, en este caso el Ayuntamiento de Hospitalet, avalando aquél la decisión de éste y haciendo todo lo que está en su mano para no defraudar la voluntad política, me quedan algunas dudas sobre el margen de maniobrabilidad del obispado. Es cierto que todos los sacerdotes le deben obediencia al obispo en las cuestiones propias del ejercicio sacerdotal. Por eso no me cabe la menor duda de que si el cardenal ordena o prohíbe algo a un sacerdote diocesano, éste acatará la voluntad del cardenal.
Pero me asalta una seria duda sobre la capacidad y la competencia del cardenal para prohibir una procesión en su diócesis, como no sea única y exclusivamente la del Corpus Cristi, porque ésta es la única en la que es imprescindible el sacerdote, puesto que sin él no hay Cuerpo de Cristo.
En las procesiones, exceptuada la del Corpus, el sacerdote es tan prescindible, que ni siquiera está en la inmensa mayoría de ellas. Y en cualquier caso, si está es con carácter de invitado. Y es aquí donde surge la dificultad. Las cofradías y hermandades, sobre todo en Hospitalet, son toleradas de mala gana por el clero (lo quiera o no, queda incluido ahí el cardenal, que es el jefe del clero). Eso hace que no haya una relación de jerarquía y ni tan siquiera de autoridad moral entre estas instituciones y el obispado o la parroquia. No hay por tanto canales de diálogo.
Procesión laica en l'Hospitalet de Llobregat
¿Cómo hace pues el cardenal para prohibir una procesión en su diócesis? Ni él ni los párrocos tienen autoridad directa sobre las cofradías como para prohibirles procesionar. ¿Ofrecerá el obispado al Ayuntamiento el pretexto para que sea éste quien impida la celebración de esa procesión? ¿Llamará el Ayuntamiento a los Mozos de Escuadra para que disuelvan la procesión en este caso de los Legionarios por petición expresa del obispado? ¡Uy, qué lío! Eso, eso, “Hagan lío”.
Es evidente que al obispado no le falta voluntad de prestarle este buen servicio al poder político. Pero ¡ya podían haberle pedido al cardenal algo más fácil! Prohibirle al párroco la procesión no lleva a ningún sitio, porque se puede celebrar perfectamente sin él. Aparte de que tampoco está nada claro que se le puedan prohibir actos religiosos sólo porque el poder político prefiere tener a los curas encerrados en la sacristía. Semejante prohibición apesta a la legua a injerencia del poder político en el poder religioso justo para vulnerar ambos dos en complicidad el derecho constitucional de libertad religiosa (que incluye la manifestación pública de las propias creencias).
Yo creo que lo único que puede prohibir el obispo, es el acceso de los legionarios a la iglesia. Pero me temo que es bastante peor el remedio que la enfermedad. No sé cómo se ha dejado atrapar el cardenal en esta ratonera, con lo atento que está a no meterse en líos. De todos modos, habilidad no le falta para delegar en otro cualquiera, tan pronto como percibe que se puede pringar. Prometiendo lo imposible y escaqueándose detrás de otro a la hora de cumplir la promesa, ha alcanzado brillantemente su objetivo: quedar bien con los políticos a pesar de haberles prometido algo que no podía cumplir.

Virtelius Temerarius

23 comentarios:

  1. También puede ocurrir que para la próxima Semana Santa haya otro Arzobispo en Barcelona...

    ResponderEliminar
  2. A ver, esto es absurdo. ¿Qué obispo, qué cardenal, qué alcalde o qué Presidente Honorable de lo que sea va a prohibir a la Legión que salga a la calle ?

    Grotesco. Las Fuerzas Armadas son fuerzas de orden público de primera magnitud, por lo que garantizan la seguridad allá donde estén. Y los demás (Nunca mejor dicho) ya pueden decir misa.

    No se manifiestan realmente, salen en procesión. No están bajo el mando directo militar, ya que son una Hermandad de legionarios, pero tampoco son civiles.
    Si el cardenal, cualquier obispo o cualquier otra autoridad de la Iglesia prohíben al Sr. Párroco que salga la procesión, habrán de tener en cuenta que yo sí voy a salir, soy un fiel al que ya pueden decir misa, pero nada más; lo otro me entra por una oreja y me sale por la otra. Saco al Cristo con párroco o sin él, de la parroquia o de una furgoneta. Que lo tengan presente el obispo, el alcalde y -como está de moda decir ahora- su porquero.
    La Legión no puede prohibirse, ni mucho menos se puede prohibir que los legionarios den pública muestra de su devoción. Pero lo inimaginable es prohibir que la sientan y que lleven al Santo Cristo.
    Recuerdo aquello de cuando vino el Papa a Madrid y se celebró un Via crucis con nuestras mejores imágenes (Faltando el Santo Cristo de Lepanto, todo sea dicho). Como eran tiempos de Zapatero y de represión, hubo cuatro rojos chalaos que se hicieron los zaheridos por una demostración de fe en donde se veía que no todos los españoles somos ateos, por lo que salieron a la calle, a intentar meternos miedo. Montaron un poco de trifulca ante el recorrido que debía hacer el Santo Cristo de Mena, por lo que un Policía Nacional dijo al Sargento de la Legión que "No respondía de la gente, si pasaban por ahí". Todo se terminó cuando el Sargento contestó que "no respondía él de sus Legionarios" si no se les respetaba.
    Al Santo Cristo y a la Legión, el más alto honor.
    Ahora bien, hace falta tener más valor para plantarse en la calle con una casulla que con un fusil.
    También se intentó prohibir a esta parroquia la procesión de la Virgen de las Angustias, que nada tiene que ver con la Legión. La excusa era "que con una en Semana santa ya había suficiente", como si una alcaldesita de tercera regional estuviera por encima de la Constitución y los derechos que en ella se reconocen. Andan buscando por dónde tirar y tirar, empezando por un dedo y llegando hasta el hombro.
    Recuerdo que a la salida de los pasos de la Santísima Virgen se toca el Himno Nacional de España, según es costumbre y tradición.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cataluña Cristiana o Cataluña Protestante? i/iii12 de junio de 2014, 0:59

    En Cataluña Cristiana del 8 de junio ha salido el artículo titulado “Mirada sobre Mateo. La Facultad de Teología de Cataluña organiza una jornada sobre este evangelio” [1]. La primera ponencia, “La ambivalencia Israel-Mundo del mensaje salvífico de Jesús”, del teólogo italiano Rinaldo Fabris, leída por Agustí Borrell, menciona la hipótesis de que una parte del evangelio de San Mateo pertenece a un segundo nivel literario y redaccional del primer evangelio canónico, para resolver una crisis interna de las comunidades primitivas entre cristianos hebreos rigoristas de la exclusión y cristianos laxistas de la misericorida.

    Me parece un ejemplo de la extensión en parroquias, comunidades de religiosos (incluso Montserrat) y la facultad de teología, de la herejía de la división de Jesús en uno verdadero y en otro falso (no la he visto entre los neocatecumenales, dado que interpretan la Palabra en su pura literalidad interpretada por la Iglesia, razón que explica su crecimiento: no adulteran ni corrompen... aún).

    Esta herejía que niega a Jesús como Dios y Hombre históricamente encarnado, corresponde a la moderna tercera búsqueda del Jesús histórico, generado a través del método histórico-crítico y comparativo (creados por Lessing y Troeltsch), y nacido del protestantismo liberal y del modernismo católico, que intenta separar el Jesús de la Historia (verdadero y real) del Cristo de la Fe (ficticio e inventado).

    El resultado final de este proceso es la destrucción de la literalidad de las Palabras de Jesús, negándoles la historicidad, la veracidad y la realidad. Colateralmente, se destruye completamente la bimilenaria interpretación de los evangelios realizada por el Magisterio, los Padres, Doctores, teólogos, místicos, profetas y el sensus fideilium, junto con todas las verdades divinamente reveladas, definitivas y seguras.

    Paralelamente, niega la veracidad histórica de la institución de la eucaristía, de la resurrección, de las apariciones [2] y de la ascensión de Jesús. Los Evangelios serían una mezcla de verdad y manipulación inextricable, oscurecida por las alteraciones efectuadas los discípulos y las comunidades primitivas cristianas por causa de una serie de intereses [3].

    El reciente libro de José Antonio Pagola, “Jesús, aproximación histórica”, es representativo de esta visión herética del Jesús bipartito en verdadero y ficticio. La Pontificia Comisión Bíblica  publicó un documento llamado "La interpretación de la Biblia en la Iglesia" (15 de abril de 1993), instructivo para conocer la polémica del método histórico-crítico [4].

    Un resumen personal que, salvo error u omisión, aproxima a esta herejía difundida entre la Iglesia y conocida por el Vaticano, pero aún no detenida tanto por el Papa y la Curia:

    A. Búsqueda del Jesús histórico

    La "Investigación sobre la vida de Jesús" (Geschichte der Leben-Jesu-Forschung) o "Búsqueda del Jesús histórico", se inició en 1778 con la publicación póstuma de la obra del profesor y orientalista alemán Hermann Samuel Reimarus (1694-1768), y desarrolló tres etapas:

    1. Primera búsqueda u Old Quest (Reimarus, s. XVIII)

    2. Segunda búsqueda o New Quest (Käsemann, 1953, discípulo de Bultmann)

    3. Tercera búsqueda o Third Quest (entorno a 1980; Jesus Seminar, 1985, The Five Gospels; John P. Meier, "Un judío marginal. Nueva visión del Jesús histórico". Tomos I-IV (previstos V-VII)", summa del Jesús histórico; E.P. Sanders, La figura histórica de Jesús; James D. G. Dunn, Trilogía "El Cristianismo en sus comienzos": Tomo I "Jesús recordado"; Tomo II y volúmenes 1 y 2 "Comenzando desde Jerusalén")

    Para esta tercera búsqueda, existe una serie anárquica de imágenes o reconstrucciones del supuesto Jesús de la Historia:

    1. Mesías restaurador de Israel (Meier, Wright)
    2. Profeta escatológico (Casey, Sanders)
    3. Profeta del cambio social (Theissen, Horsley, Kaylor)
    4. Profeta de la sabiduría (Schüssler Fiorenza, Witherington III)
    5. Carismático del Espíritu (Borg, Vernes, Twelftree)

    ResponderEliminar
  4. ¿Cataluña Cristiana o Cataluña Protestante? ii/iii12 de junio de 2014, 1:02

    B. El método histórico-crítico y comparativo

    Divide a Jesucristo en dos tipos:

    - el Jesús de la Historia, quien pronunció las supuestas ipsissima verba Jesu auténticas y que integran el Evangelio Q

    - el Cristo de la Fe, una construcción ficticia o hecho reflexivo elaborada de acuerdo con el género literario de la época, por la que se crean unos ficticios episodios de la vida de Jesús o perícopas, con una finalidad teológica, espiritual o catequética determinada: el tema del despertar a la fe, el poder, la salvación, el amor, el mesianismo o la justicia de Dios.

    Entre estos teólogos de esta gran discessio de Cristo o el Jesús bipartito, a su vez el Jesús de la Historia se vuelve a escindir en dos, según la relevancia de los hechos: 

    - Hecho histórico, verificado y constatado por un análisis empírico en su realidad total

    - Hecho real, no verificado pero tenido por auténtico. Por ejemplo, la crucifixión de Jesús es un hecho histórico, pero la resurrección de Jesús sólo es un hecho real, dado que, a pesar de estar atestiguada dicho fenómeno, no obstante no puede verificarse empíricamente al vulnerar una ley científica: la absoluta irreversibilidad de la muerte cumplidas unas condiciones médicas.

    Según este método, los cuatro evangelios de Jesucristo tienen tres estratos de tradición:

    - Estrato A, el Jesús de la Historia, determinado por una supuesta vida verdadera e histórica, que coincidiría con las supuestas ipsissima verba Jesu del Evangelio Q

    - Estratos B y C, el Cristo de la Fe, inventado para finalidades teológicas y para solucionar problemas, hacer compromisos y satisfacer intereses, realizado por los discípulos y las comunidades de la 2ª generación (estrato B) y de la 3ª generación (estrato C)

    Los estratos B y C, por lo tanto, estarían compuestos por un bloque de reflexiones, meditaciones, experiencias, recordatorios, pensamientos, mociones, revelaciones mentales, intuiciones e inspiraciones carismáticas, resolución de conflictos, satisfacción de intereses e interpretaciones de los dichos y hechos del Jesús histórico, con la finalidad de profundizar en la fe y en sus consecuencias.

    Pueden ser hechos y dichos verdaderos, pero dilucidar su realidad es muy difícil, debido a la gran cantidad de mutaciones sufridas durante el tiempo por la pluralidad de autores.

    Un cuadro resumen:

    1. Jesús de la Historia. Estrato A:

    a) Hecho histórico: comprobado y verificado empíricamente (la crucifixión)

    b) Hecho real: no verificado empíricamente (la resurrección)

    2. Cristo de la Fe. Estratos B y C:

    a) Estrato B: la 2ª generación de los discípulos y las comunidades cristianas (hasta la destrucción del Templo y la Diáspora del año 70 d.C. durante la primera guerra judeo-romana)
       
    b) Estrato C: la 3ª generación de los discípulos y comunidades que va desde el año 70 d.C. hasta el 150 d.C, pasada la  Rebelión de Bar Kojba de 132-135 d.C. (ocasionó la segunda Diáspora, la fusión de Judea en la provincia de Siria-Palestina y la transformación de Jerusalén en Aelia Capitolina). En el 150 d.C, según Bauer, se consuman las confrontaciones del cristianismo con sus competidores, y para Weiss de establecen las orientaciones y tendencias permanentes del cristianismo, y ambas teorías son apoyadas por Dunn en “Jesús recordado".

    Para este método, la Biblia, tanto el Antiguo Testamento como los Evangelios, están formada por un conjunto de leyendas religiosas que contienen un núcleo histórico, ampliado en mayor o menor grado con episodios recreados o inventados para una finalidad teológica o catequética. Son, en definitiva, una composición literaria sui generis, un género literario especial.

    ResponderEliminar
  5. ¿Cataluña Cristiana o Cataluña Protestante? iii/iii12 de junio de 2014, 1:05

    Ejemplos de relativización de los Evangelios

    1. Las siete palabras de Jesús en la cruz no tienen base histórica ni científica alguna (un moribundo en la cruz no podía decir nada), excepto algunas, como el grito final y quizás el Elí, Elí. El resto de palabras fueron creadas por las comunidades cristianas primitivas y se basaron en el Antiguo Testamento (salmos), con el fin de dotar de un perfil biográfico coherente del Jesús de la Cruz para poder ser comunicado a los nuevos catecúmenos del resto del Imperio Romano.

    A pesar de estar recreadas, responden a la lógica de la actitud interior de Jesús. Cuando la comunidad primitiva hace decir a Jesús una frase que no dijo como ésta: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen", aunque es una palabra que está elaborada y carece de realidad en la biografía real de Jesús, no obstante es coherente con el pensamiento de Jesús, que es el perdón del enemigo.  

    2. La resurrección de Jesús se reinterpreta como una "resucitación" (Küng, y en la misma intención Pagola). Así, en un principio, estos autores sostienen que la resurrección no es una fantasía ni tampoco una imaginación, reflexión o metáfora para despertar la fe, ni es el retorno a la vida biológica o una reanimación de un cadáver al estilo de la revivificación de Lázaro para volver a ser un cuerpo físico sometido a la muerte, ni es una supervivencia misteriosa del alma inmortal sin corporeidad como piensan los griegos.

    A continuación, de una forma subrepticia, dicen que la resurrección se ha dado en un cuerpo glorioso peculiar, conceptuado como una personalidad que no es persona (resurrección efectuada por la fuerza gloriosa de Dios y por el espíritu de Dios) y como un cuerpo espiritual (vivificado por el espíritu de Dios), negando acto seguido completamente las apariciones y la ascensión de Jesús, que se aprecian como creadas por las comunidades primitivas de los años 70 y 90.

    3. Los exorcismos no son históricos, como afirma John P. Meier, "Un judío marginal. Nueva visión del Jesús histórico", al afirmar que el demonio no existe y carece de realidad alguna, sólo es una concepción propia de la cultura de los tiempos de Jesús:

    - Endemoniado de Cafarnaúm (Marcos 1, 23-28; Lucas 4, 33-37)
    - Endemoniado de Gerasa (Marcos 5, 1-20; Mateo 8, 28-34; Lucas 8, 26-39)
    - Endemoniado de espíritu mudo y sordo (Mc 9, 14-29; Mt 17, 14-20; Lc 9, 37-42)
    - Endemoniado de espíritu ciego y mudo (Mt 12, 22-29; Lc 11, 14- 23; Mc 3, 22-27)
    - María Magdalena curada de 7 demonios (Lucas 8, 2)
    - Cananea sirofenicia (Marcos 7, 24-30; Mateo 15, 21-28)


    NOTAS:

    [1] Desde 1:11:20: www.youtube.com/watch?v=wCidUTcYoMU

    [2] infocatolica.com/blog/reforma.php/1406011148-271-2-hoy-se-negara-el-evange#more24026

    [3] P. Iraburu, “Los Evangelios son verdaderos e históricos”, www.gratisdate.org/nuevas/evangelios-jmi/default.htm

    [4] www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/pcb_doc_index_sp.htm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. --- Creo que a esta corriente del Jesús histórico y de la fe, se les puede reconocer desde los púlpitos y las conferencias con las referencias de

      - Comunidad lucana, mateana, joánica y marcana:
      "...y el Evangelio de Lucas pertenece a la comunidad lucana..."

      --- Hablan de:

      "comunidad primitiva cristiana",

      un eufemismo para evitar a propósito la expresión

      "primitiva iglesia católica",

      lo que evidencía en sí mismo un origen protestante y también compartido por los católicos disidentes.

      --- Usan de un lenguaje subrepticio, por el que no hacen mención del Magisterio: cuando hablan de una perícopa evangélica que se refiere a, por ejemplo:

      "Jesús curó, exorcizó, hizo milagros de la naturaleza"

      nunca ser refieren a la literalidad del texto, y lo relativizan diciendo genéricamente que se refiere:

      "... a una experiencia de los apóstoles, los discípulos o la comunidad primitiva cristiana sobre el poder de Dios...",

      no hablan para nada de la realidad de los exorcismos, curaciones, sanaciones y milagros naturales, y no mencionan ningún tipo de Magisterio pontificio (algunos nunca jamás han hablado de las enciclicas de Pablo VI "Humanae Vitae, ni de Juan Pablo II ni Benedicto XVI, y retuercen las palabras de Francisco para sus intereses).

      Eliminar
    2. Soy testigo de ese discurso. En mi parroquia constaté a un fiel lector de Pagola y del catecismo holandés, catalunya cristiana... que se expresaba de esa forma, es decir subjetivamente. Posiblemente herencia del párroco anterior.

      Comentando el texto evangélico de Lucas en que Jesús después de resucitado se aparece a los once, comentaba: “... los apóstoles “sentían” que Jesús estaba allí...”. Cómo es muy expresivo, se acompañaba de gestos muy elocuentes del sentir espiritual: cerró los ojos y desplazó sus manos cruzadas al pecho. A través del texto, él no veía a Jesus.

      Eliminar
  6. Poca información veo en este artículo y mucha especulación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. El título debería ser "La alcaldesa de Hospitalet de Llobregat quiere prohibir todas las procesiones, a raíz de la que hizo la legión en Semana Santa", ya que es lo que está sucediendo.
      Ya intentó prohibir otra procesión posterior con el pretexto de que coincidía con las elecciones, pero se celebró igual. Mientras, se estaban celebrando elecciones ilegales "por la independencia", asesoradas por la Generalitat pese a estar denunciadas por el partido político Vox. Es lo que hay.
      Entrador: Ruego que amplíes todo este tipo de información en la entrada.

      Eliminar
    2. Si en su Pasión Cristo fue acompañado por Legionarios y Él no lo prohibió, ¿Quién es nadie para prohibirlo ahora?

      Eliminar
  7. Ni la alcaldesa de L'Hospitalet es nacionalista ni sabemos que el Cardenal haya desmpeñado el triste papel que el artículo de hoy le asigna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Poca información veo en este artículo y mucha especulación."

      "Ni la alcaldesa de L'Hospitalet es nacionalista ni sabemos que el Cardenal haya desmpeñado el triste papel que el artículo de hoy le asigna."

      "los curas cerraron las puertas de las iglesias a las cofradías y a sus procesiones"


      No me extraña el margen de indefinición de la información del artículo de hoy, pues es compatible con la política de comunicación, información y participación del actual arzobispado del cardenal Sistach, atrapado como parece en un extraoficial oficio de conservador y moderador del statu quo del nacionalprogresismo: parece que quiere retirarse en Barcelona, no ser víctima de las iras instantáneas del progresismo y pasar una mala jubilación en Barcelona: genio y figura hasta la sepultura.

      De otra parte, el supuesto pacto Sistach-PSC es verdaderamente realizado con un pato cojo (Sistach) y un cadáver descompuesto al 80% (PSC).

      Y en cuanto a la prohibición político-episcopal de impedir la procesión de la legión y de los fieles que quieran seguirla, la respuesta es: ¡Ja, ja, ja!.

      No pueden prohibir salir a nadie para hacer una procesión, porque es un doble derecho fundamental, de tipo religioso y también civil: manifestarse y expresarse libremente.

      Además, todo laico, por razón de su sacerdocio bautismal, tiene derechos y libertades para expresar sus creencias libremente, dentro de orden jurídico canónico y civil. ¿No es fruto del espíritu del concilio la plenitud de los laicos?

      Y prohibir que el rector, cura de almas, no salga con una procesión, tampoco es posible según el principio supremo del Código Canónico, que es la misericordia y la salvación de las almas.

      El obispo puede prohibir que un rector participe en una procesión pero de forma expresa y motivada, por causa grave, como principio del derecho canónico administrativo, pues una procesión es una manifestación específicamente católica, que divulga y difunde una devoción popular y las creencias católicas en público, máxime cuando es el propio Jesús crucificado. ¿Van a prohibir que Jesús crucificado sea procesionado por las calles ante sus fieles? ¿Van a prohibir las procesiones y la participación en las mismas?

      Una decisión prohibitiva del obispo hacia los rectores, además, es totalitaria y antidemocrática, propio de un franquismo de signo contrario, esta vez nacionalprogresista. A ver cómo lo cocinan y se lo presentan al Papa Francisco:

      "No queremos que nuestros curas participen en una procesión católica porque es el Cristo de los legionarios, y como los legionarios son españolistas y nosotros somos independentistas, les prohibimos por razones políticas". A ver si se atreven...

      Ni los rectores, ni las iglesias, ni Cristo, ni la cruz, ni las procesiones, ni las devociones, ni los sacramentales, ni las fiestas, ni los fieles, son de propiedad de los políticos en conchabeo con los consagrados de toda especie.

      En cuanto a l'Hospitalet, me gustaría saber la razón del por qué los rectores boicotearon desde sus remotos orígenes a todas las procesiones. No parece lógico ni tiene sentido.

      Pero como nadie dice nada, entonces aquí vivimos con una anomalía que convive cotidianamente con cientos de anomalías más en la Iglesia Tarraconense, la cual se ha convertido en un ente idéntico a la Generalidad: todo son sonrisas, somos los mejores del mundo, como si nada pasara, como si el Titánic flotara, como si fuera primavera todo el año.

      Eliminar
  8. Lo lamentable de todo esto es la sumisión incondicional de la Iglesia en Cataluña, empezando por los señores mitrados y el señor purpurado, a la ideología política del lugar. Lo de la prohibición de una procesión políticamente incómoda a pachas entre el poder político y el poder religioso, no deja de ser una anécdota irrelevante en el océano de la rendición total, absoluta e incondicional de la Iglesia en Cataluña, al poder político. Los campanarios estrellados; la normalización lingüística como primer deber "evangelizador" de numerosos sacerdotes en sus iglesias; el trueque de la fe cristiana por la fe nacionalista en los colegios de la Iglesia; la altísima sensibilidad episcopal, sacerdotal y monacal para las cuestiones "nacionales"; y la simultánea insensibilidad de todos ellos ante los problemas gravísimos de apostasía, herejías, escándalos morales, insubordinación y un largo etcétera que se producen en todas las diócesis de Cataluña, configuran el cuadro completo de la situación de la Iglesia en esta parte de España. Y los obispos, con el cardenal a la cabeza, tocando el violón y echando los restos en la construcción de la nación de promisión, que según predican, manará leche y miel.

    ResponderEliminar
  9. El Arzobispo Cardenal lo tiene fácil para impedir que los que están dispuestos a DAR SU VIDA por DEFENDERNOS desfilen en procesión, como la gran mayoría de los sacerdotes pasan del 65 años, los jubila, cierra las parroquias, clausura sus locales y los curas estelados nazis se lo agradecerán procesionando a SATANÁS cubierto con la cubana, luego "para evitar" disturbios los mozos de escuadra les impiden su procesion, todo muy democrático y obedeciendo al "pruces" como le ordena MAS al Cardenal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. QUIM MARCOS : Nada merece el derramamiento de una sola gota de sangre, legitimarlo EN ALGUNOS CASOS, por extensión es el principio moral que da pié a que el terrorismo legitime sus acciones (moral según conciencia). Cada uno establece sus fronteras. Cada vez más cuando leo .algunos artículos y los comentarios de germinans, me dá la impresión de que hay dos Cataluñas: la Cataluña real y la que sus errores de apreciación les hace ver a uds. Ya sé que Laura me dirá que los médios TV3 ,etc, etc... me tienen comida las ideas y que estoy continuamente siendo manipulado y que la endeblez intelectual de los catalanes nos convierte en una esponja que todo lo absorbe y sucumbe a la manipulación, personalmente leo más germinans que médios veo. Pero la realidad es que la Cataluña real no es la que se dá ha entender através de esta Webb, la distancia es tán grande que es imposible encontrar otra razón, que no sea la de hacer simplemente política y política súcia, de la mala.
      Cintet.

      Eliminar
    2. Así se adoctrina a los niños en Cataluña:
      http://xcarrio.blogspot.com.es/

      Se acabó el mito del déficit fiscal, la gasolina del nacionalismo:
      http://dolcacatalunya.com/2014/06/14/sesguimba-el-mite-del-deficit-fiscal-catala-la-benzina-del-nacionalisme/

      Los académicos de Somatemps le dan un repaso a las fantasmagorías de Cucurull:
      http://dolcacatalunya.com/2014/06/13/los-academicos-de-somatemps-le-dan-un-repaso-a-las-fantasmagorias-de-cucurull/

      Vea a Toni Albà, actor de TV3 y miembro de la ANC, incitando al odio a “Espanya”.
      http://dolcacatalunya.com/2014/06/17/vea-a-toni-alba-actor-de-tv3-y-miembro-de-la-anc-incitando-al-odio-a-espanya/

      etc,
      etc,
      etc...

      Pero para leer estos artículos hay que quitarse las gafas miopes del nacionalismo que son subjetivas. En definitiva hay que reconvertirse en cristiano y una de las herramientas para ver bien cristianamente, es ver con objetividad. Y esa objetividad queda garantizada por la Constitución. Esa, nos defiende a todos y evita que terroristas, separatistas, anarquistas... se alcen dictatorialmente sobre el resto.

      Eliminar
    3. Jesús Laínz, autor de 'España contra Cataluña': el nacionalismo explicado.
      http://youtu.be/PUuBTqlt2g8

      Eliminar
  10. A mí ya no me extraña nada. Mas quiere la independencia para proclamarse rey: Arturito I. La "monja" Forcades también quiere la independencia para autonombrase Papa, o Mama, o "Papisa" o como se diga... Una olla de grillos es lo que hay.

    ResponderEliminar
  11. En HazteOir: Presentación libro "Compromiso y Liderazgo". Hoy a partir de la 19 h.

    http://new.livestream.com/HO/compromiso-y-liderazgo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy es la festividad de Cristo Sacerdote. En la misa de las 8 de la mañana el rector en su pequeña homilía, más que homilía me pareció una opinión herética más hecha pública a un grupo de sus "fieles", la mayoría de los que asisten son unas 20 personas pertenecen a movimientos religiosos, o espiritualidades con sus carismas, y alguna "Rafaela" que está a todas. Este sacerdote "religioso" , profesor de teología en el seminario que tuvieron que cerrar por falta de vocaciones criticó duramente lo de "algunos" seminarios que educan sacerdotes que no son de su sintonía, simplemente porque llevan su distintivo sacerdotal o crean separación entre fieles y sacerdotes. Para mí esas separaciones las veo muy lógicos, y no el jolgorio que se arma en las sacristías, con las catequistas, los esplais, y no digamos las convivencias de verano. Donde una persona que ha optado por el celibato debe saber hasta donde llega esa "separación" que tanto critica. El, igual que Yo, debe saber las deserciones que han sido motivadas por no saber poner límite.

      En fin, los seminarios que él critica se llenan, los otros, los suyos, están vacíos o tienen que cerrar, como ha ocurrido en su Congregación.

      Se me olvidaba, también expresó que Cristo nunca fue sacerdote.

      Eliminar
  12. Ahi tenéis el resultaado del pacto entre Iglesia catalana y Estado catalán.
    ¡¡¡ASCO!!!!

    ResponderEliminar
  13. Sistachssssssss!!!!!! se vende a sus amiguetes ya lo sabemos, es que no me extraña que en nuestra comunidad haya crecido en ezquisofrenia aberrante, están sustituyendo a DIOS por el becerro del sepa-rrata (ismo). En fin que Dios nos coja confesados.
    Manel

    ResponderEliminar
  14. ¡Muchas Gracias! por el artículo, no damos crédito a este proceder inicuo una vez más del Cardenal su excelencia y amiguetes, ay, ay, la eternidad es eterna ;) pero el infierno también. No se puede servir a dos amos a la vez Sistach!

    Anna

    ResponderEliminar